LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

"Personajes" que han dejado o pretendido dejar huella en la Historia siempre dentro de un contexto militar.

Moderador: Hans Joachim Marseille

Responder
Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

En mayo de 1509 las tropas españolas, con el apoyo político-militar de Fernando el Católico y con la financiación económica del cardenal Francisco Jiménez de Cisneros se levantó un ejército de dieciséis mil hombres que entraban triunfantes en la plaza de Orán, en la costa oriental de la actual Argelia, dando paso a casi trescientos años de presencia española en aquellas costas -exceptuando el intervalo de veinticuatro años que permaneció bajo poder turco-argelino-, eso sí, bajo la jurisdicción de la archidiócesis de Toledo, por condición impuesta por el cardenal Cisneros para financiar la expedición.

Previas a esta conquista fueron las de Mazalquivir, muy próxima a Oran, en 1505 y en el verano de 1508 la del Peñón de Vélez de la Gomera en la costa mediterránea del actual Marruecos.

Una vez conquistada Orán, está se fue poblando con las familias de los militares que formaban la guarnición, de los funcionarios, de comerciantes, etc, dando lugar a estirpes familiares que en muchas ocasiones perduraron hasta enero de 1792, cuando España abandonó Orán y Mazarquivir tras los catastróficos terremotos que las asolaron, principalmente a Orán, pues el coste de su reconstrucción iba a ser de tal magnitud, que resultaba, en esos momentos, mejor abandonarlas, acabando así una heroica página de la historia de España.

Este breve trabajo se va a centrar en una de esas estirpes familiares, la familia Villalba, presente en Orán casi desde los comienzos del establecimiento de la colonia española.

Según el documento que he tomado como base para realizar este trabajo, parece ser que el primer Villaba del que tenemos noticia es del maestre de campo Juan de Villalba, uno de los coroneles que designó Cisneros para el ataque y conquista de la plaza.

El documento usado me dice que este Juan, era hijo del capitán Cristóbal de Villalba -vecino de Plasencia y que estimo debió nacer alrededor de 1455- y de quien se tiene constancia los siguientes servicios militares:

1- Durante la primera guerra de Nápoles -los documentos usados no me dan fecha concreta, aunque ocurrió antes de 1495-, hallándose en Roma, se enfrentó en combate singular a caballeros franceses y un sardo, en defensa del honor de los reyes de España, saliendo victorioso de todos ellos.

2-Se halló en el asedio de Cefalonia que tuvo lugar entre el ocho de noviembre y el veinticuatro de diciembre de 1500, donde se distinguió en el combate, cuando se dio el último asalto, el veinticuatro de diciembre, fue el primero que penetró las murallas a través de una mina colocada por los cristianos, pero al entrar por ella, los turcos la contraminaron, hiriendo y quemando a nuestro, lo cual no impidió que culminara su tarea, contribuyendo así a las operaciones que dieron lugar a la caída ese mismo día.

3- Entre octubre de 1501 y mediados de 1502, se halló combatiendo contra los moriscos por tierras almerienses, a los que se enfrentó y derrotó, tomándoles una bandera.

4- Se halló en la batalla de Ceriñola del veintiocho de julio de 1503, donde demostró su arrojo arremetiendo briosamente, lanza en ristre, contra los franceses, contribuyendo a la victoria española.

5- Entre junio y diciembre de 1503 estuvo acantonado con tropa a su mando, en la plaza de Roccasecca, a unos sesenta kilómetros al noroeste de Gaeta, donde sufrió por tres veces el asedio de numerosa tropa francesa, la cual contaba con artillería, resistiendo en las tres ocasiones y manteniendo la plaza en manos españolas.

Imagen

Escudo concedido a Cristóbal de Villalba

Como ya se ha dicho, este Cristóbal de Villalba era padre deJuan de Villalba, uno de los coroneles designado por el cardenal Cisneros para el ataque y conquista de Orán. Este Juan a su vez era padre de otro Juan de Villalba que en 1517 era alcaide de Orán.

Bueno, toda esta introducción la he hecho por lo siguiente. El documento base utilizado para la redacción de este trabajo, dice que Cristóbal de Villalba, por los grandes servicios prestados, fue agraciado por los reyes Fernando el Católico y Juana con un escudo de armas, el cual era de las siguientes características:

"...Por la present vos damos por armas vna Aguila dorada fasta los pies en campo colorado e vna vandera que vos ganastes en la dicha Andarax por horladura en Señal e memoria que por batallas e desafios e conbates e çercos e minas vos la ganasetes segund horden e costubre de cavallería e exerçiçio militar..."

Este dato me hace dudar un poco acerca de que este Cristóbal sea realmente el tronco de la familia que voy a desarrollar, pues en otro documento se informa que Gaspar de Villalba Ponce de León ya tenía su escudo de armas en 1637, cuando contaba veinticinco años de edad, siendo lo más seguro que ya lo tuviera su padre.

Lo normal es que cuando se concede un escudo, este ya queda fijado como el del linaje del apellido al que se le da y que lo puede usar a partir de entonces, de modo que me resulta un poco raro que si el linaje ya tenía un escudo de armas desde 1506, nos aparezca en 1637 con otro escudo diferente, lo cual me hace dudar de que la familia que paso a desarrollar sea descendiente de Cristóbal de Villalba.

Desde luego no pretendo enmendarle la plana al autor del artículo base de nuestro trabajo, pues se trata de un investigador reconocido, pero apunto esto como teoría acerca del origen de esta familia. No dudo que el Juan de Villaba que en 1517 era alcaide de Orán mencionado antes si sea antepasado, solo manifiesto mis dudas sobre Cristóbal de Villalba.

Bien, tras esta introducción paso a desarrollar en la siguiente entrada las breves biografías de esta familia Villalba que he conseguido encontrar.


"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

Gaspar de Villalba Ponce de León

Nació en Orán, donde fue bautizado el treinta de enero de 1611, hijo del capitán de la compañía de infantería española de Orán Antonio de Villalba, natural de esa plaza, quien casó con la también oranesa Catalina Ponce de León.

La primera noticia que de él tenemos es la de que en 1643, siendo alférez, sustituyó a su padre en el mando de la compañía de infantería de la plaza. Tras esto pasamos a la que nos lo sitúa en 1652, cuando al mando de una significativa tropa compuesta por infantería y caballería salió de la plaza para hacer acopio de leña y al regresar a la plaza fueron sorprendidos por una tropa mora de más de seiscientos jinetes que se hallaban emboscados, a los que hizo frente con los mosqueteros que llevaba, manteniéndolos a raya. Ante el ruido ocasionado por la mosquetería, las pocas tropas que quedaban en la plaza acudieron de inmediato, mandadas por el sargento mayor García de Navarrete y ya todas juntas lograron poner en retirada al enemigo y regresar si más novedad que la de algunos heridos a la plaza.

Contrajo matrimonio con Ana Antonia Ponce de León Negrete, también natural de Orán, donde fue bautizada el trece de mayo de 1603, hija de Miguel Ponce de León y de Ana Negrete.

Imagen

Puerta de España, en Orán

Baltasar de Villalba Ponce de León

Nació Baltasar en la plaza y presidio de Orán, donde fue bautizado el seis de enero de 1642, hijo de Gaspar de Villalba y de Antonia Ponce de León. Parece ser que empezó a servir en la compañía de su padre, alcanzando con el tiempo el empleo de brigadier.

Los documentos usados me informan que en octubre de 1703 realizó una salida de la plaza de Orán al mano de una tropa de infantería y caballería para reclamar por medio de las armas las contribuciones anuales que una serie de tribus no quería pagar. Viéndose atacados, los moros se retiraron a Mostagán, pero tras pasado un tiempo, cayeron sobre los españoles en las cercanías del aduar llamado Benerajes, pero estos se revolvieron y contraatacaron, haciéndoles a los moros unos ochenta muertos y ciento cuarenta y cinco prisioneros, retirándose hacia Orán, pero el alcaide de Mostagán les atacó al frente de mil soldados, a los que Baltasar de Villalba hubo de hacer frente, derrotándolos y haciéndoles bastantes muertos y trayéndose para la plaza bastante botín entre ganado y despojos.

Habiendo hecho defección el gobernador de la plaza, marqués de Valdecañas, se hizo Baltasar con el gobierno de forma interina, pero tras capitular ante los turcos las tropas españolas, tras cuatro años de dura defensa y con escasez de gente y víveres, entregó a los turcos la plaza el veinte de enero de 1708, retirándose a Mazarquivir, donde se hizo cargo de su gobierno y donde pudo resistir hasta el siguiente cinco de abril, que siendo imposible continuar con la defensa, terminó por capitular.

Como los moros no respetaron las capitulaciones firmadas, fue hecho prisionero y conducido cautivo a Argel, donde permaneció los siguientes veintiséis años y aunque se consiguieron reunir los veintiún mil pesos para su rescate, decidió que dado lo avanzado de su edad y que estaba casi ciego, lo mejor es que no se le rescatara.

Falleció en el hospital de los trinitarios, habiendo otorgado testamento el catorce de junio de 1728, volviéndolo a otorgar el siguiente cuatro de junio de 1731, ante el trinitario Francisco Navarro, administrador de los hospitales de la orden en Argel. El anterior año de 1727, el rey le concedió el grado de brigadier, supongo que para que su viuda tuviera mejor pensión de viudedad.

Contrajo matrimonio con Juana Angulo Velázquez Gaztelu, nacida en Orán el trece de agosto de 1662, con quien tuvo a Gaspar, José, Antonio, Juan, Baltasar, Jorge, Alonso, Antonia y María.

De este Villalba es de quien he obtenido la información que me dice cual es el escudo de armas de su linaje, probablemente ya lo tendría su padre y que luego heredaron sus descendientes:

"... certificación heráldica alusiva a este apellido de Villalba, dada por Domingo Gerónimo de Mata, rey de armas de Felipe IV, al Alférez de Infantería Española Baltasar de Villalba, natural de Orán -Madrid 11 de agosto de 1637; «escudo que tiene en el centro una torre con su color natural en campo de oro a la ribera de un río y una mano de hombre en lo alto señalando con el dedo hacia el Cielo y una orla de orla con ocho aspas encarnadas».

Nota: La verdad es que esto también me plantea dudas, pues como se puede leer dice que la certificación está dada el once de agosto de 1637 en Madrid, y Baltasar no nacería hasta 1642, cinco años después, lo cual me lleva a pensar que o bien el nombre está equivocado o que el Baltasar a que se refiere sea su tío o su abuelo.

Imagen

Escudo heráldico correspondiente a este linaje de los Villalba
Última edición por laguno el 09 Feb 2021 18:14, editado 2 veces en total.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

Antonio de Villalba y Angulo

Nació en Orán, donde fue bautizado el tres de diciembre de 1684, hijo del brigadier Baltasar de Villalba Ponce de León y de Juana de Angulo Velasco y Montesinos.

Para el año de 1708, cuando la caída de Orán en poder turco, ya tenía el empleo de capitán y en octubre de ese año fue recibido por caballero de la Orden de Santiago.

Para estas fechas debió de contraer su primer matrimonio, con María Morea, natural de la isla de Cerdeña, de cuyo matrimonio no hubo hijos.

La siguiente noticia que de él tenemos nos lo sitúa en Melilla, cuando en agosto de 1723 y bajo el mando del gobernador Alonso de Guevara, se halló en la salida que se hizo sobre los ataques moros sobre el cubo y desde donde realizaban permanentes ataques a la plaza, logrando vencerlos y llevar como trofeo "...once cabezas y dos moros muertos"

A primeros del año siguiente, el alcaide y comandante moro Taxar había logrado hacerse con el control de un fuerte que aunque se hallaba arruinado representaba un peligro para Melilla, de modo que el veintisiete de febrero se realizó una salida que tuvo por resultado el desalojo de dicho fuerte y la captura de prisioneros, armas, banderas y estandartes.

El catorce de agosto de 1730 es nombrado gobernador de Alhucemas, cargo que ocupó hasta el veintidós de agosto de 1732 que ascendido a brigadier y enviado a Melilla como gobernador, ocupando el cargo hasta el veintidós de abril de 1757, que falleció. Antes de eso, en diciembre de 1754 fue nombrado mariscal de campo. Durante su mandato en Melilla se acometieron las obras de construcción de los fuertes de Victoria Grande, Victoria Chica y Rosario, con las cuales se ampliaba el perímetro defensivo del presidio, la reconstrucción del fuerte de San Miguel y de la iglesia parroquial y la construcción del Hospital del Rey.

En esta plaza de Melilla contrajo su segundo matrimonio con Rosalía Ávarez de Perea Groso, natural de esa plaza, al igual que sus padres, el veedor Nicolás Álvarez de Perea y Josefa Groso.

Volviendo a enviudar, contrajo en Melilla el veinticinco de marzo de 1753 un tercer matrimonio en Melilla, con Antonia Cortés López de la Mota, natural de Melilla, donde fue bautizada el dieciocho de octubre de 1732, y con quien tuvo tres hijos, Francisco, nacido el cuatro de enero de 1754, María Atocha y Ramón, hijo póstumo que nació en Málaga, el diecisiete de octubre de 1757 y que fue teniente general.

Otorgó testamento y falleció el veintiuno de abril de 1757, en Melilla.

Imagen

Dragones de Lusitania

José de Villalba y Angulo

Natural de la plaza y presidio de Orán, hijo del brigadier Baltasar de Villalba Ponce de León y de Juana de Angulo Velasco.

El año de 1752 está al mando de una compañía del regimiento de dragones de Lusitania. Contrajo matrimonio con la ceutí Manuela de Andrade y Peñalosa (o Guevara). Tuvieron un hijo llamado Juan Antonio, que nació el año de 1739 en San Martin de Casal de la Selva, provincia de Gerona y que ingresó en la Real Compañía de Guardiamarinas el quince de julio de 1752.

También tuvieron a uno llamado Joaquín, que al igual que su hermano ingresó en la Real Compañía de Guardiamarinas el veinte de mayo de 1760.

Alonso de Villalba y Angulo

Nacido en Orán, alcanzó el empleo de mariscal de campo. Tengo razones para creer que fue coronel del regimiento de infantería de Guadalajara, con el cual se trasladó en noviembre de 1757 a Navarra, de guarnición en Pamplona. Y creo que fue porque su hijo Francisco nació en San Sebastián y su hijo Baltasar lo hizo en Fuenterrabía.

Contrajo matrimonio con Teresa González Grigny, natural de Palermo y hermana de Francisco González de Grigny, conde del Asalto. Otorgó testamento en la ciudad de Valencia el veintinueve de octubre de 1773.

Gaspar de Villalba y Angulo

Nació en Cartagena, hijo del brigadier Baltasar de Villalba Ponce de León y de Juana de Angulo Velasco. Fue teniente coronel del regimiento Fijo de Orán. Casó con su prima Leonor Velázquez Gaztelu e Ibero.

Baltasar de Villalba y Angulo

Hijo del brigadier Baltasar de Villalba Ponce de León y de Juana de Angulo Velasco. Teniente coronel de infantería, murió durante las operaciones de reconquista de Orán en 1732.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

Juan de Villalba y Angulo

Nació en la plaza de Orán el veintiuno de enero de 1691. Hijo del brigadier Baltasar de Villalba Ponce de León y de Juana de Angulo Velasco.

Tras recuperarse las plazas de Orán y Mazarquivir en 1732, se entablaron conversaciones con los jeques de las cabilas y aduares, -parcialidades, como se les llamaba por parte de España- del reino de Beniamer, para firmar unas capitulaciones, por las cuales estas se convertían en vasallas de España y Juan de Villalba fue de los que en nombre del general de la plaza, José Vallejo, se halló en dichas conversaciones y firma de capitulaciones, apareciendo su nombre en el texto de la carta que los moros firman para enviar al rey Felipe V, la cual comienza así:

Gracias a Dios Todopoderoso

A ti, el rey de las Españas e Indias guarde y prospere dios en su mayor grandeza, y exalte sobre todos: saludan jeque Mosuar, Damaút y Ben-Huadth y toda la junta de sus tercias, nobles y plebeyos y decimos, hemos vuelto a tus tierras de todo corazón, sin que en nosotros haya lo contrario (dios nos sea testigo) y todo cuanto hemos comunicado es de todo corazón y siendo nosotros cuñados del bey pasado Mostafá Ben-Jucef, y los que han tenido mayor grandeza y caballeros los mas parciales, siendo el todo sobre nosotros dios y tu, que eres nuestro rey, esperamos de ti nos engrandezcas, exaltes y pongas en la mayor grandeza, conforme lo hubieron nuestros padres, y abuelos de ti y de tus antepasados, que eran los que engrandecían tu reino, en tiempos que ya han pasado.

Luego que llegamos á las cercanías de la plaza, se le avisó al general y a don Juan de Villalva y salió este con orden de su general a cumplimentarnos; y experimentados de él, por su buen tratamiento ser hombre de razón y cabal juicio, con quien comunicamos y quedamos contentos por la expresión que de parte del general y suya nos hizo.

Y después de haber comunicado lo conveniente, pedimos suplicase al general se lo comunicase como cabeza y gobierno de esta plaza y también a Don Juan de Villalva. Ellos, señor, te lo comunicarán y te suplicamos se lo mandes a tu general de Oran, que cuando nos convenga salir á nuestros enemigos rebeldes tu mandado, que salgan yendo nosotros delante y dejando nuestras familias en rehenes en la plaza y de esta manera con tu tropa sujetaremos todo rebelde, dejando en sosiego del todo el reino y la ciudad muy feliz, sin que nadie alce la cabeza que no se le haga humillar a la tierra, siendo Dios servido. Por lo que hemos venido a tu obediencia, como vasallos y criados y si llegase el caso de salir tropas, te suplicamos hagas salir a Don Juán, hijo de Villalva. Y salud en Dios

El Damús. El Mesuár. Ben-Huadéech.


Tras la firma de los acuerdos, los turcos, en represalia, organizaron una expedición de castigo contra los moros, con la intención de robarles los ganados y liquidar a cuantos pudieran. Enterados de lo que iba a ocurrir, pidieron ayuda los moros a los españoles, quienes respondieron que mientras no tuvieran la aceptación por parte del rey a los pactos firmados en marzo, no podrían salir a campo abierto contra los turcos.

Imagen

Escudo del regimiento Fijo de Orán

Presentados los turcos el catorce de abril en las llanuras de Orán, capturaron a varias decenas de miles de cabezas de ganado, no atreviéndose los moros a hacerles frente por ser inferiores en número, pero ante la respuesta de los españoles, se determinaron a atacar a los turcos, realizándolo con tanto ímpetu que lograron rechazarlos y recuperar el ganado.

Pero una vez repuestos los turcos, en número de dos mil quinientos hombres de infantería y caballería, volvieron al poco al ataque, solo que esta vez resultó que la respuesta del rey aceptando los pactos había llegado y de forma inmediata se dispuso que saliesen a hacer frente a los turcos unos dos mil hombres desplegados en columnas y con cuatro cañones, todo ello bajo el mando de Juan de Villalba, avanzando hacia el enemigo y creyendo este que quedaba fuera del alcance de los cañones de la ciudad, acometieron con la caballería a los españoles, pero recibieron la sorpresa de los cañonazos de nuestros hombres, frenando la carga turca con bala menuda, haciendo gran destrozo y poniéndolos en fuga camino de Argel, perseguidos por los moros amigos de Orán, los llamados Moros de Paz.

"Habiendo sabido los turcos, acérrimos enemigos de los moros del reino de Beniamer, que esos, por exonerarse del insoportable yugo de las crecidas contribuciones que por el Rey de Argel se les impusieron, habían intentado eximirse de él aclamando por rey y dueño suyo a nuestro católico monarca, a cuyo fin dichos moros imploraron el auxilio de las tropas del rey, amparándose de las murallas de Orán. Zaheridos los turcos de esta impensada determinación, juntaron sus tropas v con ánimo de degollar a los que tomaron amparo de la piedad de su Majestad.

Por lo que en el día 14 de abril próximo pasado presentándose los turcos en las llanuras de Orán, al siguiente día apresaron los ganados que apacentaban en aquellas cercanías, en número de más de 70 mil cabezas, para que incitados los moros de esta acción, lograsen los turcos acometerlos en campo raso. Y no determinándose los Moros a la defensa por ser menos en número, acordaron pedir favor al gobernador de Orán, en conformidad de lo antes capitulado, quien se lo denegó, respondiendo, no tenía orden para ello de su Majestad. Con esta respuesta, hicieron consejo los moros (al que concurrieron dos hijos de Bigotillos, el Mesuar & c.) en el que determinaron atacar a los turcos el mismo día 15, lo que ejecutaron con tanto ímpetu, que lograron rechazarlos, y recuperar la pérdida de los ganados, con tan solo seis hombres muertos, y un hijo del Mesuar peligrosamente herido. De los turcos fue grande el número, según informaron tres que se pasaron a nuestro campo.

El día 16 llegó a Orán el correo con la respuesta de la carta que los moros escribieron a su Majestad, quien admitiéndolos bajo su Real protección, ordenaba al gobernador que les asistiera con gente, armas y municiones, lo que ejecutó así. A este tiempo (insistiendo los turcos en su primer dictamen ) volvieron sobre los moros y no con tanta ligereza que no diesen lugar a salir de la plaza 2000 hombres, que formados en columnas y mandados por Don Juan de Villalva, quien con orden del gobernador sacó cuatro cañones, fue a encontrar los turcos, los que reconociendo, que nuestras tropas estaban fuera del tiro de los cañones de la plaza, alcanzaron furiosamente con su caballería, pero presto rindieron su orgullo a una carga cerrada de bala menuda que se les dio con los cuatro cañones que iban en el centro de dicha columna, logrando con esto hacer en ellos un gran destrozo hasta ponerlos en precipitada fuga, siguiéndoles el alcance los Moros de Paz, los que se retiraron sin más pérdida que la de uno, levemente herido.

Por espías nuestras se tiene noticia de haber retrocedido los turcos la vuelta de Argel, así por el grave estrago, con que fueron acometidos de los aliados moros (cuyo número se componía de 2500) como por la espantosa timidez q les asaltó al ver de nuestras banderas siempre triunfantes) españolas sus invencibles victoriosas hazañas, asegurándose hoy de Oran en sus habitantes las más tranquilas posesiones, tanto por el vigoroso formidable valor de su guarnición, cuanto por lo poco costosa abundante copia de bastimentos"


En febrero de 1734 se halló en la toma de la plaza italiana de Tortona.

El dos de abril de 1741 asciende a brigadier de infantería y coronel del regimiento de Navarra, hasta que el tres de abril de 1743 asciende a mariscal de campo y el doce de abril de 1747 a teniente general, siendo destinado a Castilla.

El doce de marzo de 1748 es nombrado gobernador militar de Cádiz corregidor de la misma el siguiente día catorce de abril, siendo elegido el primero de octubre de 1755 comandante general del ejército y provincia de Extremadura, plaza que no llegó a ocupar por haberla permutado el siguiente veintitrés de diciembre con el comandante de general interino del ejército y costa del océano de Andalucía, aunque el treinta y uno de enero de 1760 se le concede la propiedad de dicha comandancia.

Es recibido por caballero de la Orden de Santiago el año de 1756. El veinte de febrero de 1764 es nombrado gentil hombre de cámara del rey.

Tras haberse comprobado -y padecido- la facilidad con la que los británicos se habían apoderado de las plazas de La Habana y Manila motivado, en parte, por la mala organización y adiestramiento de las tropa radicada en el virreinato de Nueva España, recibe el mando de una comisión regia que iba con el encargo de realizar una reforma del sistema defensivo de las plazas del virreinato, zarpando de Cádiz y arribando al puerto de Veracruz el primero de noviembre de 1764. Iba con el cargo de comandante general y de inspector general de las tropas, tanto veteranas como de las milicias de infantería y de caballería.

También ordena realizar obras de defensa de determinadas plazas, como, por ejemplo, la obra proyectada en el revellín de San José del castillo de San Juan de Ulúa o el proyecto de defensa de Veracruz , su puerto y castillo, para lo cual trabajó en tres proyectos diferentes. Así mismo, se trabajó en la implantación de nuevos uniformes para varios regimientos de infantería.

Junto a él viajan cuatro mariscales, seis coroneles, cinco tenientes coroneles, diez sargentos mayores, tenientes, ayudantes, cadetes sargentos, cabos, doscientos sesenta y siete soldados y criados, donde todo el personal militar iba con el encargo de trabajar como instructores militares y con el objetivo de convertir a las milicias urbanas en un auténtico ejército, asumiendo el mando de este nuevo ejército en tanto durara dicha instrucción.

Todo este "ejército" fue sacado de quince regimientos de infantería, seis de caballería, tres de dragones y de las guardias de corps y embarcados a bordo de los navíos Dragón, Glorioso y Astuto, las fragatas Soledad y La Juno y el barco llamado El Dinamarqués.

Tras cumplir con considerable acierto su comisión (1), regresa a España, pasando a ser nombrado el primero de junio de 1767 capitán general de las costas y ejército de Andalucía, permaneciendo en el cargo hasta el año de 1769, que falleció, siendo enterrado en la capilla de Nuestra Señora del Rosario, del convento de Santo Domingo, en el Puerto de Santa María, y cuya lápida estaba timbrada con sus armas heráldica y con una inscripción en la que entre otras cosas se podía leer:

"...terror del alemán y moro, aliento vencedor de la Parca..."

Contrajo matrimonio en Ceuta en febrero de 1733, con la ceutí Ana de Mendoza Pacheco y Correa, hija de un oficial de una de las más antiguas familias españolas de esa plaza norteafricana y con quien tuvo, al menos, dos hijos, Baltasar y Juan, ambos también militares.

(1) Para quien quiera abundar sobre su comisión en Nueva España, puede leer un interesante artículo aparecido en la Revista de Historia Militar Nº. 91, de la página 84 a la 88. Madrid, 2001.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

Antonio de Villalba y Álvarez de Perea

Nació en Melilla el año de 1741 y hijo de Antonio de Villalba y Angulo y de Rosalía Álvarez de Perea y Graso.

Ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas el veintidós de febrero de 1755, ascendiendo a alférez de fragata el diecisiete de septiembre de 1760, habiendo estado embarcado en diferentes buques a lo largo de este tiempo, siendo uno de ellos, el navío Félix, el que el veintiocho de agosto de 1759 fue a Nápoles a recoger a Carlos III y a su familia, partiendo de aquel puerto italiano el siguiente seis de octubre, atracando en Barcelona el dieciséis.

Los tres años siguientes anduvo embarcado en naves dedicadas al corso, ascendiendo a alférez de navío, pasando el primero de abril de 1762 al navío Serio, barco encargado de transportar al segundo batallón del regimiento de Cantabria para guarnecer Cartagena de Indias, ante las noticias de invasión del Reino Unido de La Habana y una vez desembarcada la tropa, pasó Antonio de Villalba al jabeque Galgo para navegar al corso, enfrentándose en tres ocasiones con los enemigos.

Tras el Galgo pasó nuevamente al navío Serio, con los que transportó al puerto de Veracruz a varias compañías de los regimientos de Cantabria y Navarra, permaneciendo en este buque hasta mayo de 1764, que llegó a La Habana y tras un par de trasbordos más arribó a Cádiz el agosto siguiente.

Los años de 1765 y 1766 anduvo al corso y en agosto de 1768 embarca en el navío Dragón, con el que viajará a América, donde permanecerá un par de años, regresando a España en agosto de 1770. En el interín, había recibido su patente de teniente de fragata.

La fuente consultada, nos informa que de forma inesperada nos aparece como oficial de infantería y que el dos de septiembre de 1775 obtiene el corregimiento de la provincia de Andaguailas, obispado de Guamanga, virreinato del Perú, donde en noviembre de 1780 realizó una recluta de mil individuos para hacer frente a la rebelión de José Gabriel Tupac Amaru. El veintiuno de ese mes llegó con la gente reclutada a la ciudad de Cuzco, donde organizó la defensa, el almacenamiento y distribución de víveres y municiones y mandó fundir tres cañones que situó en lugares estratégicos de la plaza, haciendo frente al enemigo hasta que llegaron tropas al mando de Gabriel Avilés, poniéndose de inmediato Antonio de Villalba a sus órdenes.

El siguiente seis de enero de 1781 debió hacer frente a una nueva sublevación de los indios, quienes tomaron posiciones en el cerro llamado de Puquín y atacaron nuevamente Cuzco, pero Antonio de Villalba organizó nuevamente las defensas y saliendo con una fuerza de trescientos hombres logró frenar el avance enemigo y ponerlos en retirada, a la vez que conseguía liberar a un destacamento que había caído prisionero de los rebeldes.

En octubre de 1783 asciende a teniente coronel y en agosto de 1787 a coronel, a la vez que desempeñaba el cargo de subdelegado del partido de Aymarez, intendencia de Cuzco, desde 1785.

Baltasar de Villalba Álvarez de Perea

Vio Baltasar por primera vez la luz en el presidio de Melilla, alrededor de 1743, hijo de Antonio de Villalba y Angulo y de Rosalía Álvarez de Perea y Graso, natural él de Orán y ella de Melilla, ingresando en la academia militar de Orán el diez de septiembre de 1757, en clase de cadete y en el regimiento de Toledo, que se hallaba de guarnición en ese presidio norteafricano desde el año anterior, pasando de inmediato con el regimiento a Málaga, donde queda de guarnición. Hay que hacer notar que toda su carrera militar la realizó en dicho regimiento.

Imagen

Escudo del regimiento de infantería de Toledo

El veinte de febrero de 1764 asciende a subteniente de infantería y el siguiente dos de junio de 1767 a subteniente de granaderos.

El quince de febrero de 1768 se embarca en La Coruña, formando parte de la expedición que se dirige a Puerto Rico para relevar al regimiento de León que marcha a contener la sublevación que había en Nueva Orleans, permaneciendo en esa isla hasta 1770, que pasa a La Habana y de ahí a Cádiz al año siguiente.

El anterior diecinueve de abril de 1768 había ascendido a teniente, el diecisiete de abril de 1772 a ayudante, el trece de febrero de 1774 es graduado de capitán y, por último, el veinticuatro de agosto de 1776 a capitán vivo.

El trece de noviembre de 1776, se embarca en la expedición del general Pedro Ceballos con destino a Suramérica, hallándose al año siguiente en la conquista de la isla de Santa Catalina, en las costas brasileñas , en la ocupación de la colonia del Sacramento y en la expedición a Río Grande y tras concluir todas estas operaciones, embarca en Montevideo el once de marzo de 1778 para regresar a España.

En 1780, embarca con todo el regimiento en barcos de la escuadra para dar guarnición a los buques de la Real armada, hallándose el dieciséis de enero y al año siguiente parte para América, aunque no se especifica si va en la parte del regimiento que va a pasar a la reconquista de Panzacola o en la parte que se queda en la isla de Santo Domino.

El veintidós de octubre de 1782 se halló en la batalla del cabo Espartel, donde se halló al mando de la segunda batería del navío Galicia -de setenta cañones, construido en La Habana y operativo desde agosto de 1750-, pasando de ahí al sitio de Gibraltar y después a la reconquista de la isla de Menorca y toma de Mahón.

El primero de enero de 1783 es graduado de teniente coronel como consecuencia de la gracia real de la concesión de un grado a la mayor parte de los oficiales y sargentos primeros como testimonio al valor y coraje del regimiento, tras lo cual pasó a Estepona, Málaga, donde quedó de guarnición, donde el doce de noviembre de 1785 se pone enfermo y fallece.

Contrajo matrimonio con Rosa Valentín de Urquizo, hija del capitán de milicias de Puerto Rico Luis Valentín, y con quien tuvo, al menos, cuatro hijos, el mayor de los cuales nació en Puerto Rico y los otros tres en España. Tras fallecer su marido, decide regresar a Puerto Rico con tres de sus hijos, pues al mayor, Baltasar, lo dejó al cargo de un pariente en España para que se encargara de su educación y una vez en Puerto Rico, solicitó para los otros dos varones, Manuel y José, se les admitiese como cadetes en el regimiento Fijo de Puerto Rico, cosa que al final parece ser que consiguió.

Nicolás de Villalba y Álvarez de Perea

Nació en Melilla alrededor de 1751 y era hijo de Antonio de Villalba y Angulo y de Rosalía Álvarez de Perea y Graso.

Ingresó en la real Compañía de Guardias Marinas el veintitrés de noviembre de 1764. No sabemos nada de su trayectoria militar, salvo que asciende a capitán de fragata en 1783, a capitán de navío en 1791 y una noticia me lo sitúa como brigadier de la Real Armada desde el año de 1809.

Contrajo matrimonio con Francisca Pasalagua Martínez, con quien tuvo un hijo llamado Antonio, q1uien ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas el veinte de marzo de 1716.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

Ramón de Villalba y Cortés

Imagen

Escudo de armas de Ramón de Villalba Cortés

Nace Ramón en la ciudad de Málaga el diecisiete de octubre de 1757, hijo del mariscal de campo Antonio de Villalba y Angulo y de Antonia Cortés y López de la Mota.

Con nueve años recién cumplidos, el doce de noviembre de 1766 pasa a ser paje del rey Carlos III, de donde pasó el quince de julio de 1774 a ser caballerizo del rey y dos años más tarde, el quince de junio de 1776 obtiene patente de capitán de caballería, pasando a servir en el regimiento de dragones del Rey.

Con el empleo de capitán de granaderos en el cuerpo de dragones desmontados del mando de Ventura Cano se halló en el sitio de Gibraltar entre el veintisiete de mayo de 1782 y el dos de febrero de 1783, donde estuvo dando guarnición a la Torre del Diablo. Esta torre formaba parte de un proyecto de de noviembre de 1727 para establecer una línea que fuese de un extremo al otro del istmo "...de Mar a Mar...", con el objeto de cerrar la plaza de Gibraltar e impedir tanto el contrabando como las deserciones, poniendo cuerpos de guardia y reparos en esta torre y en la del Molino, que se hallaba en el otro extremo.

Imagen

Torre del Diablo

El primero de enero de 1783 se le concede el grado de teniente coronel y desde el quince de abril hasta el veintiséis de junio del año siguiente se halla destinado en Cataluña, donde estuvo al frente de tropas dedicadas a la persecución y captura de contrabandistas que operaban impunemente a través de los Pirineos.

El cinco de enero de 1792 asciende a comandante de batallón y con este nuevo empleo se halló desde el comienzo de la Guerra del Rosellón en diferentes acciones militares, como en la batalla de Masdeu del diecinueve de mayo de 1793, en el bloqueo de la fortaleza de Bellegarde en junio, en la acción de Pontella del siete de julio y en la del Perpignan del siguiente diecisiete. También se halló en la conquista de Elne y Colliure y por los méritos contraídos en estas acciones fue ascendido a teniente coronel vivo de dragones de Sagunto el siguiente veintiocho de octubre.

Con este empleo pasó a operar bajo las órdenes del general Cuesta y así, se halló en las acciones llevadas a cabo en la segunda expedición a la Cerdaña francesa los días siete y veintiséis de junio de 1794, que se repliega sobre la ribera del Segre, frenando a los franceses que devastaban la región y en los ataques que se dieron contra Bellver de Cerdaña.

Ya en 1795, se halló en la acción de Sistiella del cinco de mayo, en los combates habidos con el enemigo en las riberas del río Fluviá el veinticinco de mayo y el siete de junio, así como en la batalla de Pontón del día catorce de junio, permaneciendo sobre las armas hasta la firma de la paz.

El cuatro de septiembre de 1795 recibe el empleo de brigadier, siendo destinado junto con su regimiento al Campo de Gibraltar, permaneciendo en dicho lugar hasta finales de 1797. Antes, el cinco de julio, obtiene licencia para poder contraer matrimonio con María de la Concepción Díaz Canalizo de Orta, y el doce de octubre es nombrado coronel del regimiento d dragones del Rey.

El primero de agosto de 1800 regresa nuevamente al Campo de Gibraltar, prestando nuevamente servicios militares enfrentándose a los británicos en Algeciras, dejando el lugar el siguiente doce de noviembre de 1801.

Es recibido por caballero de la Orden de Santiago el cuatro de junio de 1803.

Tras salir del Campo de Gibraltar, pasa destinado a Úbeda, donde permaneció una temporada dedicado a la formación de un establecimiento de remonta para la caballería, tras lo cual, el veintiocho de julio de 1807 es nombrado inspector general de la caballería ligera y dos meses después, el cinco de septiembre, asciendo a mariscal de campo.

El cuatro de abril de 1808 ocupa plaza en el Consejo Supremo de la Guerra y tras la jornada del 2 de Mayo sale con su regimiento hacia Sevilla, donde una vez llegado fue inmediatamente destinado a integrarse en el ejército del general Castaños, con quien va a Madrid, entrando en la capital el veintitrés de agosto, pasando a habilitar algunos cuerpos, pasando a formar parte de la Junta de Defensa, siendo el dos de noviembre reafirmado en su cargo de inspector general de la caballería.

Hallándose en la defensa de Madrid fue hecho prisionero el tres de diciembre y aunque el siguiente día cinco, tras haberse presentado ante la nueva autoridad francesa, quedó en libertad, lo que aprovecho para disfrazado de arriero huir de Madrid el día veinticuatro en dirección a Cuenca, donde el duque del Infantado le proporcionó pasaporte para pasar a Sevilla, donde la Junta Central le destinó a incorporarse al ejército del general Gregorio García de la Cuesta, con el cual se halló en la retirada del Tajo y en la Batalla de Medellín del veintiocho de marzo de 1809 y aunque a batalla se saldó con una derrota, por sus acciones, méritos y capacidades fue ascendido a teniente general el siguiente ocho de abril.

Ocupando el cargo de mayor general de la caballería del Ejército de Extremadura, se halló en la Batalla de Talavera del veintisiete y veintiocho de junio, en la del Puente del Arzobispo del ocho de agosto y en la retirada a Mesas de Ibor el siguiente día once, tras lo cual retorna a Sevilla, donde permaneció por espacio de cuatro meses, al cabo de los cuales, el tres de enero de 1810, se le ordena retornar a Extremadura, pero debido a la retirada del duque de Alburquerque recibe orden de dirigirse a Tarifa y de ahí al Campo de Gibraltar, donde el dieciocho de febrero y por orden del general Adrián Jacomé se hace con el mando de todas las tropas allí reunidas, con las cuales pasa a la Isla de León.

Imagen

Documento firmado por Ramón de Villalba Cortés

Permaneció en la zona resistiendo los embates de los franceses y el veinticinco de enero de 1811, por orden de la Regencia, realiza el alistamiento del Batallón Distinguido y de las milicias de Cádiz.

El veintiséis de septiembre de 1812 es nombrado capitán general intendente de Andalucía, volviendo el primero de junio de 1813 a ser nombrado inspector general de caballería, permaneciendo así ya hasta el fin de la guerra. Previamente, el día seis, juró la Constitución.

Entre los días ocho y doce de noviembre de 1813, actuó como defensor del marqués de Sobremonte por los sucesos ocurridos los años de 1806 y 1807 cuando los británicos atacaron y ocuparon la ciudad de Buenos aires. El resultado del juicio fue la absolución del marqués, su ascenso a mariscal de campo y su nombramiento como individuo del Consejo de Indias y el abono de los sueldos que se le debían.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

Al regresar a Madrid, obtuvo un puesto como vocal en la Junta de Generales, puesto que ocupó hasta diecinueve de septiembre de 1814, que fue enviado a Tarifa, plaza en la que el veintisiete de mayo de 1816 recibe la Gran Cruz de San Hermenegildo y pasando a quedar cesante, situación en la que permaneció hasta el triunfo de los constitucionalistas en 1820, que de nuevo ocupó la plaza de inspector general de la caballería -el veintidós de marzo-, pasando el siguiente treinta de noviembre a ser capitán general de Castilla la Nueva, aunque en mayo de 1821 es exonerado del cargo, que ocupó el general Pablo Morillo.

"El Rey se ha servido exonerar del. empleo de capitán general de Castilla la Nueva al teniente general D. Ramón de Villalba ; y ha tenido á bien nombrar para que le substituya al de igual clase conde de Cartagena"

El nueve de agosto de 1822 es nombrado comandante general de Andalucía, cargo que mantuvo hasta abril de 1823, cargo que tras el triunfo del absolutismo perdió, así como todos sus grados y honores, debiendo poner tierra de por medio emigrando a Londres, capital a la que fue a unirse con los exiliados españoles liberales. Todavía en 1823, antes de tener que exiliarse, dio orden de que no se expidiese pasaporte a las tropas procedentes de América que desembarcaban en Cádiz para evitar que se unieran a las tropas realistas.

Siendo presidente de la Junta Auxiliar del arma de Caballería, redactó un pequeño libro titulado Reflexiones Generales sobre la organización del Ejército, que iba acompañada de un reglamento para la caballería, así como propuestas de resolución de problemas y un discurso acerca de la cría de caballos y su fomento, que el diecisiete de junio de 1820 remitió al marqués de la Reunión, presidente de la Junta de Generales para su aprobación y adopción.

Una vez en el exilio londinense, se unió a los liberales emigrados a aquella capital, representados por personas de la talla de José María de Torrijos, Evaristo de San Miguel, Antonio Quiroga, ..., quienes puestos de acuerdo en llevar a cabo acciones que permitieran reunir bajo una misma dirección a todos los exiliados, unas setenta personas se reunieron en la London Tavern, presidiendo la reunión Ramón de Villalba como el teniente general más antiguo de entre los emigrado y tras ser oídos todos los discursos se formó la Junta directiva del alzamiento de España, en la que se acordó convocar a todos los exiliados a una reunión general, para lo cual se redactó un texto, firmado por Ramón de Villalba, del siguiente tenor:

"Lóndres 10 de Enero de 1829. — Sr. D .............

Muy señor mio: El deseo de proveer la unión y de obrar de acuerdo con lo que ahora ó mas adelante exija de nosotros el bien de nuestra patria, ha hecho que en el dia de ayer se reuniese un número considerable de españoles que una especie de impulso espontáneo, hijo de las circunstancias, había conducido á la reunión, y á quienes conversaciones casuales habían sugerido el pensamiento.

Y notándose inmediatamente la falta de otros muchos que deben contribuir á objeto tan interesante, y á los que sin duda la noticia no ha podido llegar, se acordó darles el correspondiente aviso para que puedan concurrir si gustan, en el lunes inmediato, al lugar que en el margen se indica, donde se verificará á las doce del dia una reunión mas completa.

En consecuencia de esta determinación, y á nombre de todos los allí reunidos, invito á V. para el efecto, conforme al encargo que se me ha dado, esperando que tenga V. la bondad de acusarme el recibo de esta.—B. L . M. de V. su atento servidor,—Ramón de Villalba."


Otras de las acciones propuestas por la Junta fue el envío de un español a Portugal con la comisión de negociar un auxilio de reciprocidad fraternal en sus actuaciones políticas, pues recientemente el país luso había recibido del emperador del Brasil ese mismo año de 1829 una Carta constitucional, apoyada por Gran Bretaña.

A partir de aquí se empezaron a tomar las decisiones a tomar, que entre otras llevaron a Torrijos a Gibraltar en 1730, donde contactó con las asociaciones que debían tomar la iniciativa de sublevarse, pero fracasadas las intentonas de levantamiento contra el absolutismo, se reunió una junta de exiliados en París para ver qué rumbo se tomaba y solicitar a los que se hallaban exiliados en Inglaterra, Bélgica, Suiza Argel y Gibraltar para que con ellos se formara una comisión que representara a los emigrados y actuaran de conjunto, resultando elegidos el treinta de junio de 1830 José María de Torrijos, Álvaro Flórez Estrada, Manuel Flores Calderón, Vicente Cabanillas, nuestro Ramón de Villalba, Juan López Pinto y José María Peón y Mier.

Todos ellos se pusieron a trabajar para organizar mejor los alzamientos, pero tras el apresamiento y muerte de Torrijos en Málaga, perdió fuerza y hubo que esperar al fallecimiento del tirano y la promulgación de la ley de amnistía de 1833 para que los exiliados pudieran volver a España, como Ramón de Villalba, quien entró en España a través de Gibraltar, reintegrándose de nuevo al servicio el nueve de mayo de 1834.

Debió fallecer el año de 1838, pues en el Estado Militar de España de 1839 ya no aparece.

Francisco de Villalba Cortes.

Nació en la plaza de Melilla el dos de enero de 1754, hijo del mariscal de campo Antonio de Villalba Angulo y de Antonia Cortés y López de la Mota.

Huérfano de padre, con cuatro años marchó a Madrid con su madre. Fue caballerizo de campo del rey Carlos III.

El doce de febrero de 1782 contrajo matrimonio con Nicolasa Díaz Santana, natural de Melilla e hija del teniente coronel de infantería Nicolás Díaz Álvarez de Perea, de cuyo matrimonio hubo, al menos, dos hijos, Joaquín, que ocupó la plaza de caballerizo de campo del rey de su padre e ingresó en la Orden de Carlos 3º en 1831, y Francisco, que fue paje del rey.

En junio de 1791 ingresó como caballero en lo Orden de Carlos 3º. Fue secretario por el rey y consiliario perpetuo de la Junta de Dirección y Gobierno de los reales hospitales General y de la Pasión de Madrid. Testó en Madrid el veinte de diciembre de 1815 y la última noticia que de él he encontrado es la aparecida el año de 1821, donde continúa con el cargo de consiliario perpetuo.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

Baltasar de Villalba Mendoza

Parece ser que nació en la plaza de Orán el trece de diciembre de 1737, hijo de Juan de Villalba y Angulo y de Ana de Mendoza y Pacheco.

En 1756, siendo alférez del regimiento de caballería de Alcántara, es admitido como caballero de la Orden de Santiago. En 1776, siendo teniente coronel agregado su regimiento de Alcántara, pasa al Perú, donde se haría cargo del corregimiento de Chancay, en el distrito de la Audiencia de Lima. En enero de 1789 asciende a coronel de caballería.

Estaba casado con Juana Eyquiz.

Baltasar de Villalba González

Nacido en Fuenterrabía e hijo del mariscal de campo Alonso de Villalba y Angulo y de Teresa González Grigny. Fue coronel de infantería. Contrajo matrimonio con María Juana Hore Hore, natural de Calzada de Calatrava (En algunos textos ponen sus apellidos como Ore Ore), con quien tuvo tres hijos: María Luisa, Luis y Baltasar.

Falleció Baltasar de Villalba González antes de 1794.

Francisco Villalba González

Nació en San Sebastián 1734 y era hijo del mariscal de campo Alonso de Villalba y Angulo y de Teresa González Grigny, hermana del primer conde del Asalto. Sobre su fecha de nacimiento tengo dudas, pues en un documento me aparece como nacido en 1634, en una hoja de servicios de 1795 aparece como nacido en 1635 y en otra hoja de servicios de 1800 aparece como nacido en 1631.

Ingresó en el ejército en clase de cadete el veintidós de mayo de 1748, en el regimiento Fijo de Orán, hallándose entre ese año y el de 1750 en tres funciones contra los moros de guerra, permaneciendo de guarnición en la plaza los siguientes nueve años y dos meses y medio, ascendiendo a subteniente el cinco de marzo de 1752.

En veintitrés de febrero de 1754 pasa con igual empleo al regimiento de Guadalajara, en el cual permaneció hasta fin de 1790, que pasó a Nueva España.

En este dilatado periodo de tiempo tuvo sucesivos ascensos, los cuales fueron de teniente el dieciséis de noviembre de 1754, de teniente de granaderos el veintinueve de enero de 1760, graduado de capitán el trece de diciembre de 1760, capitán de compañía el primero de noviembre de 1763, de capitán de granaderos el diez de octubre de 1776 y con este último empleo, acudió en 1779 en el bloqueo dado a Gibraltar, donde junto a su compañía de granaderos se halló en dos funciones particulares.

Entre esos años, los de 1769, 1773 y 1774 los pasó persiguiendo contrabandistas y malhechores.

Entre marzo y mayo de 1781 le vemos en América, en el ejército de operaciones del general Bernardo de Gálvez, concurriendo al sitio y toma de Panzacola, en la cual, hallándose con su compañía de granaderos en las trincheras rechazó un ataque dado por los enemigos a los que frenó y puso en retirada, realizándolo mientras su compañía recibía un intenso fuego desde las baterías del fuerte de la Herradura con bala y metralla.

Continuando en dicho sitio, ocurrió que habiéndose de sacar de la trinchera principal un ramal a quinientas toesas de ella donde colocar un fuerte y batería para batir en breca al de los ingleses, a pesar de no estar con su escala la acción, salió con su compañía a sostener con su fuego a los trabajadores que hacían el ramal y al no poderse terminar la obra aquella misma noche, se situó al amanecer con su compañía para desviar hacia ellos el fuego de los enemigos y permitir que continuaran los trabajos, recibiendo el fuego durante más de dos horas, hasta que se terminaron los trabajos.

Imagen

Escudo del regimiento de Guadalajara

Estas dos acciones mencionadas, mando Bernardo de Gálvez que quedaran reseñadas en su hoja de servicios y el siguiente veintitrés de agosto recibe el grado de teniente coronel.

En 1782 acompañó con su compañía de granaderos a Bernardo de Gálvez a cabo Francés, en la actual República Dominicana, permaneciendo en dicho punto de guarnición hasta la conclusión de la guerra y posterior firma del tratado de paz con Gran Bretaña. El veintinueve de julio de ese año pasa a ser sargento mayor de su regimiento de Guadalajara.

Tras esto, en 1785 pasa a España, marchando al distrito de Andalucía, donde completa su dotación y en 1790 pasa a Barcelona de guarnición, donde el siguiente veintiséis de noviembre recibe el empleo de teniente coronel y pasa a servirlo a un nuevo regimiento, el de la Corona, en Nueva España, de modo que a finales de enero de 1791 embarca en Cádiz con destino México, vía La Habana.

Iba acompañado por cinco de sus hijos, dos varones, Ramón, que era cadete en el regimiento que su padre, el Guadalajara, y Manuel, y tres mujeres, Ana, María del Carmen y Joaquina. Tenía dos hijos más, José y Joaquín, militares también y que prestaban sus servicios en el regimiento de Guadalajara y que posteriormente pasaron también a Nueva España. Viajaba sin su mujer porque para esta fecha ya estaba viudo y no he logrado averiguar cuál era su nombre.

El veinticinco de julio de 1791 recibe su graduación de coronel y el siguiente primero de septiembre solicitó se le concediera el gobierno de Nuevo México, pero no se le concedió. No por ello cejó en su empeño de solicitar un mejor destino y solicito el mando del regimiento de infantería de México, el cual obtuvo por patente de treinta y uno de octubre de 1792.

En 1793, por un Real disposición, salió con su regimiento con destino a La Habana, para ponerse a las órdenes de Luis de las Casas, capitán general de dicha isla, al objeto de reforzar militarmente la plaza y estar prevenidos por si eran atacados por los franceses, pues en marzo de ese año había empezado la Guerra del Rosellón y en el marco de dicha guerra, fue destinado al mando de cuatro compañías a Nueva Orleans, donde permaneció durante un año y tres meses, en el transcurso de los cuales ocurrió un tremendo incendio que arrasó un tercio de la población y temiendo que las llamas alcanzaran un almacén de pólvora situado dentro de la plaza, de forma resuelta organizó un pelotón con el cual se dirigió al edificio, ordenando que se derribaran las puertas y se empezara de forma rápida, aunque ordenada, a sacar la mayor cantidad de barriles de pólvora posibles, pero estando ya próximas las llamas y, sobre todo, ascuas que traía el viento que apagaba conforme caían cerca y estimando que ya quedaba poca cantidad de pólvora, mandó al pelotón que se retiraran los más aprisa que pudieran, haciéndolo por poco, pues seis minutos después las llamas alcanzaban el almacén, saltando por los aires.

El cuatro de septiembre de 1795, asciende a brigadier.

De su primer matrimonio, del que desconocemos el nombre de su madre, tuvo, al menos cuatro hijos, tres varones: Francisco, José y Ramón, de los cuales José, cuando su padre fue destinado en noviembre de 1790 al regimiento de la Corona en Nueva España era teniente en el regimiento de Guadalajara, solicitó en febrero de 1791 pasar con igual empleo al mismo en que servía su padre, lo que le fue concedido el siguiente mes de abril.

La información que he hallado de estos tres, las desarrollamos en la siguiente entrada.

El veintinueve de mayo de 1798, contando ya con sesenta y cuatro años, solicita licencia para contraer matrimonio con Lucía García.

Luis y Baltasar de Villalba Hore

Hijos de Baltasar Villalba González y María Juana Hore Hore. El primero capitán y el segundo teniente, ambos en el regimiento de infantería de Murcia, en el ejército de Cataluña en 1794.

Baltasar contrajo matrimonio con Bernardina Irazabal y Guillelmi, cuya hija Josefa contrajo matrimonio con Felipe de Canga_Argüelles y Ventades, hijo del político, estadista y archivero José Canga-Argüelles y Cifuentes.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

Joaquín de Villalba

Nació el año de 1767, en Cartagena, hijo del coronel Francisco de Villalba González.

Ingresó en clase de cadete de menor edad el cuatro de agosto de 1771, en el regimiento de Guadalajara, en el que permaneció prestado sus servicios los siguientes diecinueve años y tres meses, en el transcurso de los cuales se halló en la expedición a La Habana del año de 1780. Después de eso no se tiene constancia de que se haya encontrado en ninguna otra acción de guerra, comisión u otro, al menos hasta fin de diciembre de 1798.

El cinco de noviembre de 1790, partió hacia Nueva España acompañando a su padre, que había sido destinado al regimiento de la Corona, donde también fue destinado Joaquín.

En el transcurso de estos años tuvo los siguientes ascensos: subteniente de menor edad, el veinticuatro de agosto de 1776, salió de la menor edad el dieciocho de agosto de 1780, teniente, el quince de enero de 1785, capitán, el trece de enero de 1796.

En su hoja de servicios de final del año de 1800, constaba que tenía muy mala nota en actitud y ninguna aplicación, aunque no obstante siguió escalando puestos en el escalafón y así, en 1815 le vemos como teniente coronel de su regimiento de la Corona.

Imagen

Escudo del regimiento de la Corona, de Nueva España

José de Villalba

Nació el año de 1772, en Mallorca, hijo del coronel Francisco de Villalba González.

Ingresó en el ejército en clase de cadete diecisiete de noviembre de 1783, en el regimiento de Guadalajara, donde servía su padre, donde permaneció durante los siguientes siete años y cinco meses, al cabo de los cuales fue destinado al regimiento de la Corona de Nueva España.

En ese espacio de tiempo, ascendió a subteniente el quince de enero de 1785, a teniente de fusileros el diecinueve de julio de 1789, a teniente de granaderos de la segunda compañía del primer batallón el treinta de enero de 1796 y a capitán el siguiente treinta de noviembre.

Este cambio de destino vino motivado por que solicitó ser transferido al regimiento de la Corona porque su padre había sido destinado a servir en dicho regimiento, lo cual se le concedió, embarcando en Cádiz en abril o mayo de 1791.

Ramón de Villalba

Nació el año de 1774, en Cataluña, hijo del coronel Francisco de Villalba González.

Ingresó en clase de cadete el doce de abril de 1787, en el regimiento de Guadalajara y al ser destinado su padre a continuar sus servicios en el regimiento de la Corona de Nuevas España, partió con él a finales de enero de 1791 y continuó su mérito en ese regimiento novohispano.

El treinta de diciembre de 1792 asciende a subteniente de la quinta compañía del segundo batallón de ese regimiento y el diez de julio de 1796 a subteniente de granaderos.

El diecisiete de mayo de 1797 se embarcó en el bergantín corsario llamado El Volador, armado con dieciocho cañones de a seis libras, para perseguir y expulsar a una goleta enemiga que merodeaba por las inmediaciones del puerto de Veracruz

El treinta de diciembre de 1797 solicita pase con agregación al regimiento de infantería de México, del que su padre es coronel, respondiéndosele que se le concedería siempre y cuando hubiera alguien en ese regimiento que quisiera permutar con él el empleo de teniente. Para fin de 1800 aun permanecía en el regimiento de la Corona.

Juan de Villalba y Velázquez

Hijo del teniente general Gaspar de Villalba y Angulo y de Leonor Velázquez-Gaztelu Ibero, su prima. Teniendo el empleo de capitán y alcalde mayor de Xalapa, fue nombrado corregidor de la ciudad de Queretaro, en Nueva España, en enero de 1778. Sirvió en el ejército cerca de cincuenta y cuatro años. Murió antes de 1794.


Estaba casado con Micaela Vidal.

Imagen

Escudo de Querétaro. Siglo XVIII
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: LOS VILLALBA, UNA ESTIRPE MILITAR DE RAÍCES ORANÍES

Mensaje por laguno »

Fuentes Documentales

- Unas notas sobre los Álvarez de Sotomayor y Antonio de Villalba, gobernadores de Melilla, ps. 15 a 28. JUAN CORBALÁN DE CELIS DURÁN. Melilla, 2015.

- Historia de el Señor Cardenal Don Francisco Ximenez de Cisneros escrita por el Illmo. y Rmo. Señor Sprit Flechier, Obispo de Nimes, p. 201. Traducida por el Dr. D. Miguel Franco de Villalba. Zaragoza, 1696.

- https://www.culturaydeporte.gob.es/cult ... armas.html

- Para el primero de los escudos heráldicos: Archivo Histórico de la Nobleza, LUQUE,CP.517,D.19 (http://pares.mcu.es/ParesBusquedas20/ca ... 7249418?nm)

- Caballeros de la Orden de Santiago. Siglo XVIII. Vol. 4, pag. 203. VICENTE DE CADENAS Y VICENT. Madrid, 1979.

- Extractos de los expedientes de la Orden de Carlos 3º. 1771-1847. p. 146. Vicente de Cadenas y Vocent. Madrid, 1988.

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7227,68

- Real Compañía de Guardias Marinas y Colegio Naval. V. 3, p. 72, exp. 2217. RAMIRO DE LA VALGOMÁ Y BARÓN DE FINESTRAT. Madrid, 194

- Para escudo de los Villalba real: http://heraldicahispana.com/npds/static ... lalba%2019

- Datos para la historia de Melilla, 1497-1909, Vol. II, pags. 522 y 529. GABRIEL DE MORALES. Melilla, 1992.

- Archivo Histórico Nacional, ESTADO-CARLOS_III,Exp.571, ps. 51v.-52, 57-58., 90, 91v., 96 y 98

- Descripción de los sucesos acaecidos en la plaza de Orán desde marzo de este año de 1735 hasta 16 de abril, sobre el vasallaje y obediencia que rindieron a nuestro católico monarca los jeques de las parcialidades del reino de Beniamer. (Sevilla. En la Imprenta Real. Casa del Correo Viejo)

- https://archive.org/details/A10903647/mode/2up

- Revista de historia y de genealogía española, p. 79. 15-2-1916.

- https://peoplepill.com/people/juan-de-v ... e-de-leon/

- Archivo General de Indias, CONTRATACION,5507,N.2,R.26

- Archivo General de Indias,GUADALAJARA,511,N.30

- Archivo General de Indias, MP-MEXICO,227

- Archivo General de Indias, MP-MEXICO,228

- http://dbe.rah.es/biografias/54059/juan ... a-y-angulo

- Real Compañía de Guardias Marina y Colegio Naval. T. 2.1, ps. 33 y 34.

- Real Compañía de Guardias Marina y Colegio Naval. T. 2.2, ps. 161 y 162.

- Real Compañía de Guardias Marina y Colegio Naval. T. 6, p. 93

- Historia orgánica de las armas de infantería y caballería ... T. 9, ps. 264 y 285. Serafín Mª. d Sotto Ab Ach. Madrid

- http://documentsnapoleoniens.ulagos.cl/ ... Guerra.pdf

- https://gw.geneanet.org/flofer28?lang=e ... p=baltasar

- Viajeros por América: textos y estudios, p. 42. EDBERTO ÓSCAR ACEVEDO. Mendoza, Argentina,2007.

- Mercurio histórico y político, 9-1776, T. III, p. 420

- Mercurio de España, 1-1789, ps. 75 y 76

- Archivo General de Simancas,SGU,LEG,7271,16

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,6964,18

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7272,6

- Archivo General de Indias, ARRIBADAS,516,N.20

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7320,56

- https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9 ... cite_ref-3

- Diccionario histórico-biográfico del Perú, Volumen 2, p. 495 MANUEL DE MENDIBURU. Lima, 1876

- Real Compañía de Guardias Marina y Colegio Naval. T. 2.1, p. 88. DALMIRO DE LA VALGOMAT Y BARÓN DE FINESTRAT. Madrid, 1944

- Historia orgánica de las armas de infantería y caballería ... T. 9, ps. 489 a 491. SERAFÍN M. DE SOTTO AB ACH. Madrid, 185

- Archivo General de Simancas,SGU,LEG. 7147, 53 (antiguo 268)

- https://todoavante.es/index.php?title=Galicia_(1750)

- Archivo general de Simancas,SGU,LEG,7136,80

- Estado Militar de España, 1790, p. 89.

- Estado Militar de España, 1808, p. 207

- Real Compañía de Guardias Marina y Colegio Naval. T. 2.2, p. 205. DALMIRO DE LA VALGOMAT Y BARÓN DE FINESTRAT. Madrid, 1944

- Archivo Histórico Nacional, ESTADO-CARLOS_III,Exp.571, p. 90v.

- Diario de Madrid, 20-2-1805, p. 205.

- Kalendario manual y guía de forasteros en Madrid, p. 101. 1808.

- Guía de litigantes y pretendientes de Madrid, 1821, p. 92.

- Real Compañía de Guardias Marinas y Colegio Naval. V. 3, p. 72, exp. 2217. RAMIRO DE LA VALGOMÁ Y BARÓN DE FINESTRAT. Madrid, 194

- Diccionario biográfico del generalato español. Reinados de Carlos IV y Fernando VII (1788-1833), ps. 927 y 928. ALBERTO MARTÍN-LANUZA MARTÍNEZ. Navarra, 2012.

- Archivo Histórico Nacional, OM-CABALLEROS_SANTIAGO,Mod.38

- Archivo Histórico Nacional, CONSEJOS,13561,Exp.5,N.70

- Archivo Histórico Nacional, DIVERSOS-COLECCIONES,133,N.45

- Archivo Histórico Nacional, DIVERSOS-COLECCIONES,159,N.23

- Archivo Histórico Nacional, DIVERSOS-COLECCIONES, 159, N. 25

- Caballeros de la Orden de Santiago que efectuaron sus pruebas de ingreso durante el siglo XIX. p. 46. VICENTE DE CADENAS Y VICENT. Madrid, 1993.

- El Conciso, 8-6-1813, p. 1.

- Revista de historia militar, p. 175. Madrid, 1980

- Gaceta de la Regencia, 26-9-1812, p. 1072.

- Conclusión fiscal en el proceso militar formado contra el Excmo. Señor Marqués de Sobre-Monte, como virey y capitán general de las provincias del Río de la Plata en los años de 1806 y 1807, y sentencia definitiva pronunciada por el Consejo de Guerra de Oficiales Generales celebrado en esta plaza en los días 8,9, 10, 11 y 12 del presente mes, ps. 6, 11, 12. Madrid, 1852.

- Gaceta de Madrid, 5-5-1821, p. 646.

- Catálogo de documentos. Segunda sección (Asuntos), p. 194. Archivo general militar de Segovia. Madrid, 1989.

- Vida del General D. José María de Torrijos y Uriarte, escrita y publicada por su viuda Doña Luisa Sáenz de Viniegra y Torrijos, condesa de Torrijos, T. 1, ps. 306 y 307 y T. 2, ps. 193 y 194. Madrid, 1860.

- Torrijos. Opúsculo biográfico de este preclaro mártir de la patria don José María de Torrijos y Uriarte, sacrificado el 11 de diciembre de 1831. Escrito en el centenario de esta tragedia nacional por Luis Cambronero, p. 130. Málaga, 1931.

- Escudo Ramón de Villalba Cortés: www.todocoleccion.net/manuscritos-antig ... ~x19095578

- Plano, Perfil y Elevacion de la Torre del Diablo donde está señalado con amarillo los reparos que se proponen. Antonio de Montaigu de la Perille.

- AGS, Signatura: MPD, 61, 095.

- Hoja con la firma de Ramón de Villalba Cortés: https://www.valka.cz/Zasluzni-kriz-za-b ... 15-t231772

- Revista de historia y de genealogía española, 15-2-1916, p, 79.

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7227,68

- Mercurio histórico y político 1-778, p. 83.

- Esclavos negros y mulatos en Querétaro, siglo XVIII: antología documental, p. 105. LUZ AMELIA ARMAS Querétaro, México, 2001.

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7271,3

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7275,3

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7277,3

- Archivo General de Indias, ARRIBADAS,516,N.45

- p. 35 (No he tomado nota del libro ni del autor donde he obtenido la información de que Joaquín de Villalba era en 1815 teniente coronel del regimiento de la Corona, en Nueva España. Solo me quedé con la página.

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7271,3

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,6988,13

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,6997,EXP.2

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7275,3

- Archivo General de Indias, ARRIBADAS,516,N.45

- Escudo de la Corona: https://i.pinimg.com/originals/d0/0d/9c ... a3086d.jpg

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7271,3

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,6992,EXP.1

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,6977,18

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7275,3

- https://todoavante.es/index.php?title=Volador_(1790)

- Archivo General de Simancas, SGU,LEG,7277,3

- Archivo General de Indias, ARRIBADAS,516,N.20

- Escudo de Querétaro: https://www.webqueretaro.com/pag/histor ... -queretaro
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Responder

Volver a “Personajes de la Historia de España y Países Hispanohablantes”