JEFE DE ESCUADRA FELIPE GONÁLEZ DE HAEDO

"Personajes" que han dejado o pretendido dejar huella en la Historia siempre dentro de un contexto militar.

Moderador: Hans Joachim Marseille

Responder
Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

JEFE DE ESCUADRA FELIPE GONÁLEZ DE HAEDO

Mensaje por laguno »

Vino al mundo Felipe González de Haedo y Pérez de Haedo en la villa del Puerto de Santoña, Cantabria, en mayo de 1714, siendo bautizado con el nombre de Felipe Manuel en la parroquia santoñesa de Santa María la Real del Puerto el siguiente día 13 de mayo. Fueron sus padres José González de Haedo y María Pérez de Haedo,

Para dar comienzo a su vida profesional y personal, diremos que el año de 1727 supone el primer hito de su vida, pues inicia su carrera naval como ayudante de ailoto en la urca San Bernardo, a las órdenes de su padre, realizando distintos transportes entre diferentes puertos de la costa cantábrica, siendo su primer viaje el realizado entre Santander y el puerto de Pasajes. Esto fue hasta el año de 1728, que trasbordó al San Francisco Javier e hizo la ruta Santander - La Habana - Santander - Pasajes, para en 1729 transbordar al navío Santiago, con el que dio convoy al navío La Reina.

Imagen

Primera página de su hoja de servicios. Archivo "Álvaro de Bazán"

El siguiente año de 1730 lo mandan a Cartagena de Indias a bordo de la fragata Aránzazu, y estuvo haciendo en ese barco varias salidas hasta que a bordo del navío Constante lo despachan para Cádiz, en donde mientras permaneció tuvo distintos trasbordos y salidas para Ferrol, Nápoles, Liorna, Barcelona, Ceuta y otros puertos del Mediterráneo, regresando a Cádiz en el año de 1736. El anterior 23 de Marzo de 1733 es ascendido a segundo piloto, dándosele en Mayo destino en el paquebote San Diego, haciendo la campaña de Nápoles, regresando a Cádiz el año siguiente, y el 1 de Junio fue ascendido a primer piloto.

Embarcó ese año para Veracruz a bordo del navío Incendio con azogues y de donde volvió acompañando a la flota del jefe de escuadra Manuel López, para en 1738 y a bordo del navío Europa, de la Escuadra de Benito Espínola, partir a América y pasando al navío San Juan, realizó la Aguada de Puerto Rico, Veracruz, La Habana, Cartagena de Indias y otros puertos de aquel continente.

Luego de esta misión, volvió nuevamente al navío Europa, siendo destinado a los viajes de Guarda Costas de Tierra Firme, en América, suponiendo este paso el segundo hito de su carrera militar, pues se halló en los dos intentos de invasión realizados por el general inglés Vernon a Cartagena de Indias, sobre todo el que se produjo entre el 13 de Marzo y el 20 de Mayo de 1741, donde los españoles mataron a más de seis mil piratas británicos, hundieron bastantes de sus barcos y rindieron por hambre al resto de la flota británica, que hubo de retirarse, todo lo cual supuso la mas estrepitosa derrota naval británica conocida, pues los piratas de Su Graciosa Majestad intentaron la conquista de la ciudad con la mayor flota jamás vista hasta entonces: 186 naves, 2.620 piezas de artillería y 27.600 piratas británicos entre marinería e infantería.

Más o menos la cosa pudo haber sido así:

En Octubre del año de 1739 Inglaterra declara a España la guerra llamada de la “Oreja de Jenkins” y decide un plan por el cual va a intentar apoderarse de la ciudad a la cual confluyen la mayor parte de los tesoros y riquezas que de las colonias de Nueva España: Cartagena de Indias, en la actual Colombia, llave de aquel inmenso territorio, y de camino controlar de una manera definitiva el comercio en el mar Caribe. Esto se haría a la vez que las naves al mando del comodoro Anson atacarían las costas del Pacífico Sur, donde había importantes colonias españolas y de esta manera destruir el Imperio Español en aquellas latitudes.

Pero tenemos que esta operación en el Pacífico Sur les salió mal, pues resultó que los españoles no estaban durmiendo y al ser avistadas las naves de los piratas al mando de Anson cuando intentaban pasar por el Estrecho de Magallanes, fueron interceptados por las naves que bajo el mando de José Pizarro les estaban esperando para hundirlas y liquidar a todos los piratas británicos. De todas esas naves piratas solo una consiguió llegar a Inglaterra después de atravesar el Pacífico, el Índico y el Atlántico.

La causa real de esta guerra no era otra que la rivalidad comercial entre España e Inglaterra para hacerse con el dominio de los mares y por tanto del comercio. Así, tenemos que el origen de la guerra estuvo en una circunstancia que se dio en 1738, en aguas cercanas a La Florida, entonces colonia española, cuando un barco español al mando del Guardacostas Juan León Fandiño, capturó un navío pirata que mandaba el oficial de la Armada Británica Robert Jenkins, al cual el español le hizo cortar la oreja, se la lió en un paquetito y lo puso en libertad, con el siguiente encargo para su Rey: “Ve y dile a tu Rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve”. Un poco irrespetuoso si que fue el mensaje, la verdad, ¿pero qué otra cosa se le podía decir al rey de los piratas?

Bueno, para que dio aquel recadito. Aquello supuso que el pueblo se subiera por las paredes clamando venganza y un durísimo castigo a los “papistas”, de modo que el Parlamento, acatando la voluntad popular, declaró la guerra a España, presionado, aparte de por el pueblo, por los poderosos comerciantes de la ciudad de Londres, ávidos de nuevos territorios a los que esquilmar, saquear y esclavizar a sus habitantes (3)
Última edición por laguno el 08 Ene 2021 17:52, editado 2 veces en total.


"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: JEFE DE ESCUADRA FELIPE GONÁLEZ DE HAEDO

Mensaje por laguno »

Así pues, con estas ideas en mente, en 1739 se le encargó al almirante Edward Vernon que iniciara los hostilidades, lo cual ocurrió en noviembre de aquel año, cuando atacó la ciudad de Portobelo con seis buques, doscientos soldados y bastante suerte, tomándoles a los españoles 68 cañones y 4 morteros, a la vez que les inutilizaba a los españoles 80 cañones de hierro y les robó un más que suculento botín.

Esta victoria ensoberbeció sobremanera a Vernon, al cual se le suministró un material bélico como nunca antes se había visto, el cual estaba compuesto por lo siguiente:

- 8 grandes navíos de tres palos,
- 28 de línea,
- 12 fragatas de combate,
- 130 transportes,
- algunos brulotes,
- 9.000 hombres de desembarco,
- 2.000 negros macheteros jamaicanos,
- 15.000 marineros,
- más de 2600 cañones,
- y la escuadra angloamericana, compuesta por 2.763 marines, comandadas por Lawrence Washington, el hermano del Libertador de los futuros Estados Unidos de Norteamérica.

O sea, cerca de 30.000 hombres de guerra y una poderosa flota contra 20.000 habitantes, 1.100 soldados veteranos, 400 bisoños, 600 marineros, milicianos alrededor de 300 y sobre 600 efectivos compuestos por indios, negros y mulatos y todo esto defendido por tan solo 6 barcos. Según se dice era la mayor flota que se había formado hasta la fecha para la más importante batalla naval de la historia, solo superada por el desembarco de Normandía, cuando la Segunda Guerra Mundial.

No por esta inferioridad numérica y armamentística se amilanaron los españoles, antes al contrario, pues haciendo gala del valor, la valentía, la constancia y la tozudez y dirigidos por hombres decididos a luchar hasta la muerte, plantaron cara a los piratas y, ¡vive Dios que sí! aniquilaron la arrogancia y soberbia inglesa.

Estaban los españoles gobernados por el virrey Sebastián de Eslava, el cual era Almirante de los Reales Ejércitos y con mucha experiencia militar y que tenía a su mando a un genio de la estrategia, de las armas, de la guerra, a un coloso entre héroes, a uno de esos individuos que no se detienen a refugiarse mientras llueven bombas si no que las atrapa con los dientes mientras avanza decidido a la conquista de los baluartes enemigos, al egregio guipuzcoano Blas de Lezo, el vencedor de Vernon. Un autentico lobo de mar que ya había participado en 22 batallas y expediciones navales, que había perdido un brazo, una pierna y un ojo y que seguía siendo el terror de los mares.

Bajo su mando estaba nuestro Felipe González de Haedo, al cual se le asignó el mando del fuerte de San Pedro, y que tanto se destacó en la defensa de este y del Castillo de San Lázaro que por los méritos contraídos y el valor demostrado, se le ascendió el 23 de marzo de 1741 -pocos días después de iniciados los combates- a alférez de navío (4)

Imagen

Ataque británico en Bocachica - Defensa de Cartagena de Indias por Blas de Lezo. Pintado por Luis Fernández Gordillo.

Los enfrentamientos empezaron el 13 de marzo, a las nueve de la mañana y para el día 15 ya tenían los piratas desplegada su flota en plan de cerco, demostrándose la superioridad británica mediante acciones fáciles que les permitieron hacerse con facilidad con los alrededores de la ciudad fortificada, pero esto solo fue un espejismo, pues a pesar de los éxitos iniciales británicos, cuando estos intentaron hacerse con el Castillo de San Felipe la noche del 19 al 20 de abril, sufrieron una estrepitosa derrota y perdieron a muchos hombres en la carnicería que con ellos hicieron los españoles.

No sabían los piratas donde se metían, pues lo mejor de Cartagena de Indias eran sus defensas, ya que era la plaza mejor fortificada, y con diferencia, de toda América, donde la bahía que precedía al puerto era una más que peligrosa “…cazuela flanqueada de fortalezas artilladas y listas para achicharrar vivo al que se internase de matute en aquel desventurado brazo de mar…” Las fortalezas de San Felipe, San Luis, San Pedro y San Lázaro son testigos de ello, así como de que llevaban treinta y cinco días recibiendo cañonazos desde los barcos piratas.

Esta derrota del Castillo de San Felipe, marcó un antes y un después en esta expedición, pues tras el castigo sufrido continuaron los piratas durante un mes merodeando por los alrededores de Cartagena sin objetivos claros, siendo presa del escorbuto y de la malaria, de la falta de provisiones y objetivo de las guerrillas que no dejaban ni un solo momento de presionarlos impidiéndoles sus suministros. A la vez, Blas de Lezo no dejó de hostigar a cañonazo limpio a los barcos piratas, consiguiendo hundirles bastantes inutilizarles otro tanto -en total 50, más los que se hundieron en el camino de vuelta a Europa- (4), pues ordenó la fabricación de balas encadenadas, las cuales destrozaban todo el aparejo de los barcos. Así mismo fortificó las murallas con sacos de arena, de manera que los impactos de los cañonazos eran absorbidos por la arena y las piedras no dañaban a sus soldados.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: JEFE DE ESCUADRA FELIPE GONÁLEZ DE HAEDO

Mensaje por laguno »

Al final, tras ser derrotada y humillada la soberbia británica por el pundonor, el honor, la valentía y la bravura de los españoles, volvieron los piratas a Inglaterra y en boca de John Pembroke, un inglés de Jamaica y testigo presencial de los sucesos, narra en el libro que escribió que la bahía de Cartagena era un cementerio de ingleses pudriéndose, dando una cifra elevada de muertos, incluyendo los soldados traídos de las colonias de América del Norte:

“…Siendo honestos perdimos a 18.000 hombres, muertos, y según un soldado español que capturamos, ellos solo perdieron 200… El Almirante español, con una sola pierna, ejerció un liderazgo excelente y su fuego mató a más de 9.000 de nuestros hombres y la fiebre mató un número parecido…Cuando vi el puerto de Cartagena, su superficie estaba cubierta con los cuerpos de nuestros hombres pudriéndose, y murieron tan rápidamente que nosotros no pudimos enterrarlos…De los agricultores pobres y débiles de nuestras colonias norteamericanas murieron cuatro de cada cinco…” (3)

Así mismo, el novelista escocés Tobias Smollet -que participó en esa expedición- la presenta en su novela Las aventuras de Roderick Random, como un terrible desastre inglés y a los Oficiales de la Royal Navy como unos canallas. ¡Normal, que se puede esperar de piratas!

La Batalla de Cartagena de Indias fue, junto a la de la Contraarmada de 1589, la peor derrota de la historia de la Armada Real Británica.

Tras echar a pique los navíos piratas, Felipe, que el anterior 23 de marzo había sido ascendido a alférez de navío, recibió el mando del fuerte de San Pedro Mártir cuando el asalto del castillo de San Lázaro, estando ahí hasta 1742, que siendo ya oficial y habiendo pasado a La Habana se embarcó en el navío España, formando parte de la flota de Rodrigo de Torres, haciendo tres salidas a la Sonda de la Tortuga, hasta el año de 1747, que embarcado en el navío La Reina, de la Escuadra de Andrés Reggio, dio convoy hasta Cádiz a cuatro Regimientos.

En 1748 se embarcó en la tartana francesa San Luis, para observar si en los alrededores de los cabos de San Vicente y Cantín había alguna Escuadra inglesa, por hallarse pronto el envío de los azogues para Veracruz.

En el año de 1749, hallándose embarcado en el navío América, hizo un viaje a La Guaira, Cartagena de Indias y La Habana, tras el que regresó a Cádiz, habiendo hecho desde entonces y hasta 1756 distintos corsos y cruceros por el Cabo de San Vicente, Ferrol, Cartagena de Levante, y otros. Antes, el 28 de Octubre de 1751 fue ascendido a teniente de fragata y el 20 de Mayo de 1754 a teniente de navío.

Ese año de 1756, embarcado en la fragata Hermiona fue a Veracruz con azogues y regresó a Cádiz, donde trasbordó al Castilla rumbo a Ceuta con la guarnición que había de relevar a la que allí estaba y partir acto seguido para Canarias a por caudales y otras comisiones.

En el año de 1758 hizo distintos corsos y cruceros embarcado en el Poderoso, con la Escuadra de Andrés Reggio, hasta que habiendo trasbordado en el año 1759 al Guerrero, de la Escuadra de Juan José Navarro, pasó a Nápoles para conducir a España al rey Carlos III.

En el año de 1760 se le confió el mando de la fragata Arrogante para custodiar en Ferrol 18 navíos que se hallaban en aquella bahía, estando ejerciendo el mando hasta el año siguiente, que embarcado en el navío Dichoso, de la Escuadra de Luis de Córdova, hizo viaje a Cartagena de Indias transportando Tropas. Al llegar a dicho puerto, fue nombrado capitán de maestranza para la carena de los navíos que allí había, labor que realizó a satisfacción de los mandos superiores, labor que una vez concluida le permitió regresar a Cádiz el año de 1764 a bordo del navío Rayo, de la escuadra de Juan José Navarro. Al llegar a Cádiz, lo primero que hace es, como tenía previsto, contraer matrimonio con María Josefa de Sarraoa y Valdés, hija de marino y, como él, de estirpe santoñesa.

El año de 1765 y a bordo del navío Princesa pasó a Génova y de ahí a Nápoles para recoger y traer a España a la reina Maria Amalia y su hija, regresando a Cádiz por Palermo.

El siguiente 25 de enero de 1766 le trae su ascenso a capitán de fragata y posteriormente, embarcado de 2º comandante en el navío Firme, pasó a Veracruz con azogues, dándosele a su regreso a Cádiz el mando del navío, con el que hizo un corso al cabo de San Vicente para perseguir seis jabeques argelinos, los cuales avistó pero que perdió posteriormente de vista por la diferencia de andar, teniendo que entrar en Ferrol.

En 1769 se le confirió el mando del navío San Lorenzo, con el cual transportó al puerto del Callao, Perú, tropas y pertrechos, después de haber tenido un accidentado viaje por las costas de Argentina, para una vez allí cambiar de barco, pasando con pliegos cerrados a la fragata Rosalía, de 26 cañones y el San Lorenzo, de 70 cañones, para realizar lo que supuso el tercer hito de su carrera, pues con por orden del virrey del Perú fue a buscar la Isla de David, conocida hoy como Isla de Pascua.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: JEFE DE ESCUADRA FELIPE GONÁLEZ DE HAEDO

Mensaje por laguno »

Esta expedición tenía por objeto averiguar si había tropas o colonias extranjeras en esas islas, o en la costa del sur de Chile, así como averiguar donde fondeaban u operaban naves francesas o inglesas que estorbaban el tráfico comercial entre Ecuador, Perú y Chile.

También era objetivo de esta expedición la búsqueda y exploración de esa isla, levantar un plano y posesionarse de ellas para España en nombre de Carlos III.

Así, el 22 de octubre, ascendido a capitán de navío, parte del puerto del Callao la expedición, y para seguir la derrota correcta hubo de hacer uso de más de cincuenta cartas marinas, pues la longitud en la que la isla se halla no estaba clara.

No obstante, el 15 de Noviembre consiguen avistarla, pasando a bajearla, marcar su longitud y latitud correctas y hacer un riguroso inventario de todos sus puertos, ensenadas y caletas, averiguar la calidad de sus fondos, así como cartografiar la isla y averiguar que contiene, tanto en flora como fauna, así como si está habitada, que lo estaba y cuyos habitantes entablaron relación con los españoles, llegándose a recopilar el primer vocabulario español - rapanui, con ochenta y dos palabras y los primeros números diez números.

Imagen

Regalaron los naturales a los españoles plátanos, camotes y gallinas y estos a ellos ropas, sombreros y quincallería. Felipe había ordenado que se les tratara con la mejor de las cortesías y amabilidades.

Se avistaron unos elementos de la isla que fueron identificados como árboles, pero estos resultaron ser estatuas de piedra y

“…los árboles que les parecían pirámides son estatuas o imágenes de los ydolos que adoran estos naturales, son de piedra, tan elevados y corpulentos que parecen colunas mui gruesas, y según después aberigué, examiné y tomé su dimensión, son de una pieza todo el cuerpo…”

Causó mucha admiración a los españoles que unas personas que carecían de maquinaria y herramientas adecuadas hubieran sido capaces de haber elevado esas gigantescas estatuas.

Los naturales, que vivían en cuevas naturales o artificiales, excepto los que tenían la autoridad que lo hacían en casas, invitaron a los españoles a visitar una casa

“…que tenía 27 pasos de largo, de alto en el medio 2 ½ varas y 1 ¼ en las cabezas…En el medio había una puerta del alto de una vara, que estaba construida con seis palos del largo de 4 varas y un xeme de ancho…”

Así mismo, vieron también

“…plantaciones de caña dulce, platanares, camote, yuca, ñame, calabaza blanca y mates de los que en El Callao sirven para lastrar…”

Según las anotaciones que hizo Felipe, los hombres estaban bien proporcionados, de buena talla y fuertes, y las mujeres más bajas pero de aspecto más atractivo. Así mismo anota que llevaban el cuerpo pintado y como única ropa un taparrabos.

La costa resultó ser bastante accidentada, con muchos arrecifes y roqueos, habiendo únicamente dos ensenadas aptas para echar el ancla los barcos, llamando a una “Ensenada de González” y a la otra “Ensenada de San Juan”. El terreno resultó ser bastante árido y de escasa vegetación, con algunos pequeños arbustos formando bosquetes.

También escaseaban los animales, pues de estos, los españoles solo dan fe de gallinas, ratones y aves marinas.

Con todos estos datos, Felipe ordena el día 20 que un destacamento de doscientos cincuenta hombres se interne en la isla, reconozca el terreno, a la vez que otro grupo junto con los capellanes elevaron tres cruces en tres cerros para, en un ceremonia solemne proceder ante el escribano real tomar posesión de la isla para España en nombre del rey Carlos III. A la isla se le puso por nombre San Carlos.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: JEFE DE ESCUADRA FELIPE GONÁLEZ DE HAEDO

Mensaje por laguno »

De ella se partió se partió el siguiente día en busca de otra isla llamada Nueva o de Luján, pero resultó que no existía, tras lo cual regresó a El Callao vía Chiloé, desde donde Felipe envió cartas al secretario de estado para las Indias y al virrey Amat -al que le incluyó los planos levantados, los diarios y noticias más relevantes- notificándoles que la expedición había concluido con éxito, alcanzándose sin problemas los objetivos marcados. Acabó esta misión el 29 de Marzo de 1771, día en que atracaron en el puerto de El Callao (2)

Imagen

Tras esta misión partió a Cádiz con caudales, ciudad en la que el cuatro de julio de este año el rey le concede el destino en Cádiz.

Aparte de navegar, también realizaba Felipe otras tareas, como por ejemplo la que realizó en el año de 1775, la cual consistió en realizar labores de comparación entre barcos para ver las características de cada uno, lo cual hizo a bordo del navío San Miguel, que estuvo comparándolo con el San Eugenio y el Oriente, labor supervisada por Juan Cayetano de Lángara y Huarte, marino, militar, matemático y cartógrafo español que ejerció el cargo de Ministro de Marina y Director General de la Armada con el rey Carlos IV.

Ya posteriormente tuvo en 1778 el mando del navío San Isidoro; en el 79 el mando del navío Serio, de 74 cañones, con el que realizó corsos y salidas con la Escuadra de Luis de Córdova, hallándose en línea en el combate del 20 de Octubre del 82 en el cabo de Espartel y fue tanto el daño que su barco recibió que a su vuelta a Cádiz se desarmó. Aparte de todos estos servicios, en los intermedios de desembarco realizó tareas como el servicio en Batallón, la Comisión de Vagos y otros.

El 21 de Diciembre de 1782 es ascendido a brigadier (5), pues pasó a situación de retiro, aunque dada su condición de militar, siempre que tenía que salir de Cádiz para la Corte debía solicitar permiso del rey, como le ocurrió en febrero de 1789, que tuvo que ir a Madrid por un asunto particular y pidió permiso, teniendo que renovarlo en junio porque no lo pudo resolver en los cuatro meses anteriores (5)

No obstante su situación de retiro, esta era en la reserva, pues siguió ascendiendo en el escalafón, pasando en 1788 a jefe de escuadra (6)

Falleció en Cádiz el 26 de octubre de 1802, siendo enterrado al siguiente día en esa misma ciudad.

Fuentes Documentales:

1- Partidas de Bautizados, Casados y Confirmados de la Parroquia de Santa María la Real de Santoña, bajo la Signatura 3209, de fechas 1669 - 1720, 1669 - 1700 y 1676 - 1712 respectivamente, en el folio 214 vto. (bautismo), cuyo original se haya depositado en el Archivo Histórico Diocesano de Santander.

2- Francisco Mellén Blanco. Revista Monte Buceiro 2, Curso 1998. Páginas 201 - 216

3- Historia Extensa de Colombia. Academia Colombiana de Historia - Director Coordinador Luis
Martínez Delgado. Vol. IV, Tomo 2. Bogotá - Ediciones Lerner, 1965.

4- Sociedad Geográfica Española (2009) - Atlas de los Exploradores Españoles - geoPlaneta –
Historias de Iberia Vieja, Nº 40/2008

5- Para toda su vida militar: Archivo - Museo “Don Álvaro de Bazán”, Sección: Cuerpo General,
Legajo Nº. 620/500, Asuntos Personales.

6- Revista Estado Militar de España, para los años de 1790 a 1802

7- Cuadro de la Batalla de Cartagena de Indias: Ataque británico en Bocachica - Defensa de Cartagena de Indias por Blas de Lezo. Pintado por Luis Fernández Gordillo. 1994, que se puede ver en la siguiente dirección de internet:

https://artsandculture.google.com/asset ... IGrg?hl=es

8- Plano: Plano de la Isla de San Carlos, descubierta por don Phelipe González Haedo. Archivo General de Indias, MP-PERU_CHILE,52BIS

9- Plano color: https://www.elcorreodepozuelo.com/wp-co ... aedobr.jpg
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Avatar de Usuario
18 Delta
Teniente
Teniente
Mensajes: 1990
Registrado: 20 Abr 2011 18:43
Ubicación: Tây Ninh
Agradecido : 29 veces
Agradecimiento recibido: 20 veces

Re: JEFE DE ESCUADRA FELIPE GONÁLEZ DE HAEDO

Mensaje por 18 Delta »

Muy buen hilo Laguno. Está claro que fueron los marineros del mar Cantábrico los que más gloria llevaron la Imperio durante 300 años. Muy interesante lo de Lawrence Washington que no sabía o había olvidado.
En Nam a los soldados los llamaban reyes. Yo caminaba entre reyes. En medio de un tiroteo se ve exactamente quién es quién. No había trampa posible, allí todo era real, lo más real que he hecho en mi vida. Desde entonces todo me parece completamente superfluo.

"el AK-47 es un cacharro tosco y rudo, hecho para vascos, rusos y demás burros de pueblo" - Jack Hicks - 15-III-2020
----------------------------------------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
laguno
Teniente
Teniente
Mensajes: 1735
Registrado: 20 Jun 2010 21:12
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 14 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: JEFE DE ESCUADRA FELIPE GONÁLEZ DE HAEDO

Mensaje por laguno »

Gracias por haberlo leído 18 Delta y me alegro que le haya resultado interesante.

Aunque sea un poco falta de modestia por mi parte, este marino es antepasado mío por línea paterna, por lo cual siento cierto orgullo.
"Buena parte de los escritos propagandísticos son simple falsificación.
Los hechos materiales son suprimidos, las fechas alteradas y las citas sacadas de contexto y manipuladas para cambiar su significado"
George Orwell

Responder

Volver a “Personajes de la Historia de España y Países Hispanohablantes”