Acerca de la Operación Bagration

La Unión Soviética y aliados vs Alemania y sus aliados

Moderador: Tirador

Responder
josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Acerca de la Operación Bagration

Mensaje por josé luis »

¡Hola a todos!

En términos numéricos la Operación Bagration del verano de 1944 infligió a los alemanes mayores pérdidas que la Operación Urano del otoño de 1942, si bien es verdad que la situación del VI Ejército de Paulus y el IV Ejército de Hoth era bien diferente a la que tenía el Grupo de Ejércitos Centro de Busch, y también era muy diferente la situación estratégica de los frentes en esos dos períodos de la guerra. Tampoco tenían la misma calidad, organización y armamento las formaciones soviéticas de 1942 y las de 1944. Urano supuso la eliminación del teatro de la guerra de unos 250.000 oficiales y soldados alemanes y unas veinte divisiones. Bagration eliminó más de 300.000 oficiales y soldados, y unas 25 divisiones. Urano comenzó el 19 de noviembre de 1941, y la capitulación del VI ejército, sus últimas bolsas de resistencia, se produjo el 3 de febrero de 1943. Las pérdidas de Bagration se produjeron entre el 22 de junio y el 4 de julio de 1944. Contra el VI E los rusos desplegaron y tuvieron clavados 6 ejércitos durante el cerco en Stalingrado y hasta la rendición de los alemanes.


El 20 de junio de 1944, según David M. Glantz, los cuatro frentes envueltos en Bagration, a excepción del ala izquierda del 1º Frente Bielorruso, incluían 14 ejércitos de armas combinadas, 1 ejército de tanques, 4 ejércitos aéreos, 118 divisiones y 2 brigadas de fusileros (casi todas organizadas en 40 cuerpos de fusileros), 7 regiones fortificadas, 2 cuerpos de caballería (6 divisiones), 8 cuerpos mecanizados y de tanques (4 independientes), y varias docenas de formaciones de artillería. Un total de 1.254.000 hombres, 4.070 tanques y cañones autopropulsados, 24.363 piezas de artillería, y cerca de 5.330 aviones de combate.

El ala izquierda del 1º Frente Bielorruso incluía más de 416.000 hombres, 1.748 tanques y cañones autopropulsados, 8.335 cañones y morteros, y 1.456 aviones de combate, organizados en 5 ejércitos de armas combinadas, 1 ejército de tanques, 1 ejército aéreo, 36 divisiones de fusileros (11 cuerpos), 2 cuerpos de caballería y 4 cuerpos mecanizados y de tanques.

En total 1.670.000 hombres, que ascenderían a 2.331.000 si sumamos a la ofensiva bielorrusa la de Lublin-Brest de 18 de julio. Sin embargo, los alemanes vendieron cara su derrota: juntas estas dos ofensivas, los soviéticos tuvieron 178.507 muertos o desaparecidos y 587.308 heridos. Perdieron 2.957 tanques y cañones autopropulsados y 2.447 cañones y morteros.

La ofensiva soviética cayó como un jarro de agua fría sobre el OKH y sobre el GEC, pues nunca se habían esperado un golpe soviético contra el GEC, sino al sur, en Polonia Meridional y los Balcanes. Esta alternativa no habría sido mala para los soviéticos, pero extendería en demasía sus fuerzas y dejaría zonas de la URSS sin limpiar. Sea como fuere, los soviéticos lanzaron cinco ofensivas en el verano del 44, incluyendo Bagration, la primera en Karelia/Finlandia el 10 de junio, y la última en Iassy-Kishinev el 20 de agosto.

El traslado del LVI Cuerpo Panzer del GEC de Busch para el GE Ucrania Septentrional de Model poco antes del inicio de Bagration no hizo sino empeorar la situación del GEC, que quedó prácticamente sin unidades blindadas que hubieran podido formar una reserva para un contraataque.

En junio del 44 el GEC tenía asignados el 2º Ejército de Weiss [VIII CE de Höhne, LVI CP de Block (pero había sido transferido a Model) y XXIII CE de Tiemann], el 4º Ejército de Heinrici (XXVII CE de Völckers, XXXIX CP de Martineck, XXII CE de von Tippelskirch y la 286ª DI), el 9º Ejército de Harpe (XXXV CE de Wiese, XXXXI CP de Hoffmeister y LV CE de Herrlein), y el 3º Ejército Panzer de Reinhardt [IX CE de Wuthmann, LIII CE de Edwin Graf von Rothirch und Trach, y el VI CE de Pfeiffer]. Era prácticamente un grupo de ejércitos de infantería con poco apoyo mecanizado y aéreo. En números redondos, unas 52 divisiones con unos 888.000 hombres.

Saludos cordiales
José Luis


“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16305
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por Urogallo »

Si, pero en las historías al uso ya sabes que el frente del este se termina en Stalingrado, sin tener en cuenta las grandes ofensivas que reconquistaron toda la rusia occidental en el 44.
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

RAM
Teniente
Teniente
Mensajes: 1806
Registrado: 27 Nov 2003 22:23

Medallas

Parches

Re: Acerca de la Operación Bagration

Mensaje por RAM »

josé luis escribió: La ofensiva soviética cayó como un jarro de agua fría sobre el OKH y sobre el GEC, pues nunca se habían esperado un golpe soviético contra el GEC, sino al sur, en Polonia Meridional y los Balcanes. Esta alternativa no habría sido mala para los soviéticos, pero extendería en demasía sus fuerzas y dejaría zonas de la URSS sin limpiar. Sea como fuere, los soviéticos lanzaron cinco ofensivas en el verano del 44, incluyendo Bagration, la primera en Karelia/Finlandia el 10 de junio, y la última en Iassy-Kishinev el 20 de agosto.


Eso no se yo q decirte, Jose Luis. Que yo recuerde (hace muuuuuuucho que no leo sobre esta ofensiva) Busch si que se esperaba esta ofensiva, y de hecho pidió permiso al OKW para retirar la mayoria de las formaciones del frente y mandarlas a fortificarse un par de kilometros por detras, dejando en el frente tan solo unas pocas tropas para enmascarar el movimiento. El objetivo era que la esperada barrera de artilleria soviética cayera en una zona ya abandonada y mantener así a las formaciones frescas para parar el ataque en la medida de lo posible.

Hitler denegó la petición (porque el si q no se esperaba el ataque), y cuando el 22 de Junio los soviéticos lanzaron su ofensiva (precedida por el bombardeo de artillería más intenso y espectacular de la historia hasta el momento) formaciones enteras alemanas se desintegraron para todo efecto práctico...y todos sabemos como acabó la historia.

Repito, hace un monton q no leo sobre esta ofensiva en particular asi que puede que mi memoria me falle.


Respecto a las pérdidas soviéticas...no es tanto que los alemanes vendieran cara su victoria, sino que los soviéticos las "compraban" a costa de derramar la sangre de sus propios soldados en ataques ejecutados de forma criminal sin respeto alguno por las vidas de los soldados del propio bando.
Pero ya sabes lo que opino al respective asi que no me extenderé más en ello :).
Sobre Hitler:
Mi humilde opinión es que mucho no se le debía levantar. De ahí a invadir Polonia sólo hay un paso.

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Mensaje por josé luis »

¡Hola, Ram!

Es cuestión de matices y de espacio. Intentaré explicarlo, pero antes una corrección (aunque, sin duda, se trata de un gazapo por tu parte): todas las formaciones alemanas en el Frente Oriental dependían del OKH, no del OKW. Este último, a partir de 1942, sólo se dedicó a los teatros europeo y mediterráneo. Así, si Busch quería solicitar un cambio de posición de alguna de sus formaciones debía dirigirse al OKH. Aunque bueno, ya sabes que era Hitler, y más en 1944, quien tenía la última palabra. Pero vamos al asunto de la sorpresa de la Operación Bagration.

Para hablar con propiedad debería haber matizado el nivel de la sorpresa: estratégico, operativo y táctico. La Operación Bagration fue una sorpresa estratégica y operativa en toda regla. ¿Por qué? Intentaré señalar los motivos utilizando como fuente “When Titans Clashed. How the Red Army Stopped Hitler”, de Glantz y House.

El plan soviético de engaño (maskirovka) estaba dirigido a aumentar las preocupaciones alemanas con sus aliados en los flancos septentrional y meridional. El coronel Gehlen, jefe del Fremde Heere Ost (Ejércitos Extranjeros del Este), el mismo que al acabar la guerra se encargó de montar el servicio de contraespionaje estadounidense en la URSS, había llegado insistentemente durante mayo y junio a la conclusión de que los rusos atacarían en el norte y en el sur. Los oficiales alemanes de inteligencia a todos los niveles habían recogido datos que le ofrecían un cuadro muy real del despliegue de vanguardia de la infantería y artillería soviéticas, pero tenían muy poca información sobre las fuerzas estratégica y operativa de su retaguardia. El reconocimiento terrestre fue incapaz de alcanzar las áreas de retaguardia soviéticas, y, además, el silencio radial ruso en las partes más importantes del frente redujo a nada la inteligencia alemana de señales. El reconocimiento aéreo alemán fue muy poco eficaz, en parte por los muchos compromisos de la Luftwaffe y por su reducción de efectivos operativos, y en parte por la maskirovka rusa. Por todo ello, la inteligencia alemana fue incapaz de percatarse de la llegada y posicionamiento en frente del GEC de tres ejércitos de armas combinadas, un ejército de tanques y varios cuerpos móviles. Por otra parte, la demora rusa en lanzar Bagration hacía misión muy difícil aun para los oficiales de inteligencia más astutos el determinar la fecha de la ofensiva.

Por todo esto, Bagration constituyó una sorpresa estratégica (frente) y operativa (ejércitos) completa, tanto para el jefe del GEC, como para el OKH y Hitler.

Sin embargo, a nivel táctico (cuerpo para abajo) el ataque no fue inesperado, pues muchos comandantes y sus oficiales de inteligencia lo habían anticipado (aunque sin sospechar la envergadura del mismo) y advertido a los cuarteles generales superiores, pero a los jefes de estos últimos les parecieron advertencias exageradas. Una semana antes de comenzar Bagration, un comandante de batallón de la 12ª DI comunicó sus inquietudes por esa amenaza al general Martinek, comandante del XXXIX Cuerpo Panzer, aprovechando que éste estaba de gira de inspección. Martinek estuvo de acuerdo con él, pero le respondió, no sé si con sorna o cansado del alto mando, citando un proverbio griego: “A quienes los dioses quieren destruir, primero le vuelven ciego”. Cuando yo leí esta cita griega en mis años de estudiante de griego, la segunda parte de la cita decía “primero le vuelven loco”. Lo cierto es que el alto cuartel general alemán no reconoció cabalmente la amenaza de la ofensiva de Bagration hasta el día 25 de junio, tres días después de que hubiera comenzado.

En descargo de Hitler sólo puedo decir que por esas fechas previas a Bagration, él estaba obsesionado con la amenaza angloamericana.

Si tengo tiempo, amigo Ram, te pasaré un relato de un soldado de la Grossdeutschland que pone de manifiesto cómo los oficiales soviéticos enviaban a sus hombres (en este caso mongoles) al matadero, a finales del 43 o en el 44, ya no recuerdo.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

jesus2

Mensaje por jesus2 »

Los que realmente querían hacer retroceder a las unidades del Grupo de Ejércitos eran los integrantes del Estado Mayor del G.E.Centro.

Éstos prepararon y presentaron dos planes a Busch para que el Grupo de Ej. tuviera unas líneas de combate más acordes con la realidad: la “pequeña solución”, un repliegue tras el Dnieper; “gran solución” ( y obviamente la deseada ), un repliegue tras el Berezina. En una entrevista con Hitler, el 24 de mayo, Busch expone a Hitler estos planes. Hitler le deja hablar, y responde: “ No sabía, Busch, que perteneciera usted a la especie de los generales que sólo saben mirar atrás”. Causa zanjada.

De todos modos, a espaldas de Hitler y Busch, el Estado Mayor del G.E.C. ( que siempre tuvo un fortísimo carácter revolucionario y antinazi ) preparó una posición defensiva ( débil y carente de soldados ) en el Berezina. El punto fuerte de esta posición, Borisov, tuvo que ser mantenido por la 5 Panzer, que hizo un viaje de ida y vuelta ( se fue con el LVI Panzerkorps ), hasta el 30 de junio, siendo la 5 Panzer redirigida hacia Minsk, en donde la situación estaba incluso peor.

El 14 de junio, en Rastenburg, se reúnen los jefes de estado mayor del grupo Norte, Centro, Ucrania Norte y Ucrania Sur. Intercambian información, y el del grupo Centro hace constar las gigantescas concentraciones de tropas soviéticas en su sector. Los demás, no ven inicios de ofensivas en sus respectivas zonas, al menos de momento. Los finlandeses habrían dicho otra cosa, de estar representados. La ofensiva no era una sorpresa para nadie a muy alto rango.

Tampoco para Hitler. Busch, conocedor de lo que se le iba a venir encima, se pone en contacto con Hitler. Le expone la situación, y pide permiso para retener el LVI Panzerkorps. Hitler rehúsa, y contesta que los movimientos soviéticos son demasiado evidentes: todo lo más, una finta o una operación secundaria.

En el área del 2º ejército alemán, el LVI Panzerkorps ( general Block ) controlaba el 15 de mayo la 4 y 5 Panzer, la 26, 131, 253 y 342 de inf. y la extraña 1ª Brigada de cazadores esquiadores ( Ski Jäger Brigade; una brigada de esquiadores en el área de los pantanos del Pripet en pleno verano. De cachondeo ). Todo esto se fue al 4º Panzerarmee. No estaba mal, pero era insuficiente. Es curioso observar que Model, gran beneficiado por la transferencia del LVI Panzerkorps, cuando se hizo cargo del G.E.Centro, se “llevó” consigo a su nuevo área de operaciones a las dos unidades fuertes del LVI Panzerkorps: la 4 y 5 Panzer. Entre otras.

Martinek. Literalmente, un maestro en el uso de la artillería ( en la escuela de artillería de Viena, pues era austriaco ). De lo mejorcito de la Wehrmacht en ese sentido. Von Manstein le debe mucho a Martinek en Sebastopol. Se merecía algo mejor que un suicidio. Como von Tresckow, jefe de estado mayor del 2º Ejército, que se suicidó el 20 de julio ( “quien se alía con un movimiento de resistencia se viste la túnica de Neso...” )

RAM
Teniente
Teniente
Mensajes: 1806
Registrado: 27 Nov 2003 22:23

Medallas

Parches

Mensaje por RAM »

jesus2 escribió:Los que realmente querían hacer retroceder a las unidades del Grupo de Ejércitos eran los integrantes del Estado Mayor del G.E.Centro.

Como ya digo hace milenios q no leo nada sobre la guerra del Este, asi que probablemente esté mezclando recuerdos de cosas q he leido sobre Bagration con alguna otra batalla, pero recuerdo a ciencia cierta que Busch le propuso a Hitler una retirada.

Leyendo lo que has escrito entonces debes tener razon y Busch propuso a Hitler un repliegue en toda regla, no un repliegue minimo como lo describí yo (y de ahi que diga que lo estoy confundiendo con alguna otra batalla, porque lo de la retirada un par de kilometros para evitar el grueso del bombardeo de una ofensiva sovietica estoy 100% seguro de haberlo leido).

Cielos, tener el 95% de mi bibliografia tan lejos realmente esta afectando a mi capacidad de postear con dos dedos de frente :lol:
Sobre Hitler:
Mi humilde opinión es que mucho no se le debía levantar. De ahí a invadir Polonia sólo hay un paso.

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Mensaje por josé luis »

¡Hola a todos!
¡Hola, Jesus2 y Ram!

Vamos a ver, para que no se dé lugar a la confusión de terceros me veo obligado a reseñar que lo que yo estoy constatando en mi mensaje anterior es la sorpresa estratégica y operativa que supuso la Operación Bagration para Hitler, Zeitzler (OKH) y Busch (GEC). Esto no quiere decir que estos tres caballeros no esperaran una ofensiva soviética, cada uno a su manera. De hecho, Hitler había previsto la fecha del 22 de junio como inicio del ataque soviético (Die Tagebücher von Joseph Goebbels, II. 12.524 22-6-44).

Hitler y Zeitzler esperaban que el principal esfuerzo de la ofensiva soviética, es decir, el objetivo, sería dirigido contra el sur del frente, y por ello habían concentrado en este sector sus reservas y principales divisiones blindadas. Dejaron al GEC de Busch con unas 38 divisiones que apenas pasaban del 50% de su fuerza organizacional, y prácticamente sin blindaje. Es cierto, como señala Jesus2, que Busch recelaba de la amenaza soviética contra su grupo de ejército, y más ante la debilidad y despliegue operativo de su drente, y ante los informes sobre las fuerzas de vanguardia soviética y sus movimientos enfrente de su grupo de ejército. Pero llegó a esta conclusión demasiado tarde y contra el parecer del jefe del OKH (“Hitler’s War”, Irving, 643-644), así que era totalmente lógico que quisiera recortar sus líneas: se lo propuso a Hitler, y la respuesta de éste ya la ha dado Jesus2 (Hans-Adolf Jacobsen y Jürgen Rohwer, “Entscheidungschlachten des Zweiten Weltkrieges”, Frankfurt am Main, 1960, p.452).

Naturalmente, Busch, que era buen adicto a Hitler, acató la idea de su jefe. Cuando comenzaron las operaciones soviéticas contra el GEC, en el OKH estaban convencidos de que se trataba de una operación secundaria, un señuelo. Cuando los rusos rompieron las defensas alemanas en Vitebsk, Busch pidió permiso a Hitler para abandonar las fortificaciones (si tal nombre podían merecer) de Vitebsk, Orsha, Mogilev y Bobruisk (estas defensas habían sido construidas en primavera), pero la respuesta de Hitler fue rotundamente negativa. Busch no rechistó.

Lo cierto es que Hitler y Zeitzler esperaban el principal esfuerzo de la ofensiva soviética contra el grupo de ejército de Model (Grupo de Ejército Ucrania Septentrional), y por ello era éste el sector que contaba con las mejores defensas y las formaciones más poderosas.

Os dejo unos comentarios del teniente coronel Richard N. Armstrong de su “Soviet Operacional Deception: The Red Cloak”, U.S. Army Command and General Staff College, Fort Leavenworth, Kansas 66027-6900:

During April and May, the Eastern Front was relatively quiet as it had been during the previous muddy, thawing seasons. The disposition of opposing forces created the "Belorussian balcony," which was occupied by the German Army Group Center, with Army Group Northern Ukraine in the south. In concerned anticipation, German intelligence began estimating the contours of possible Soviet summer offensives. While the German Armed Forces High Command (Oberkommando der Wehrmacht [OKW]) and the Army High Command (Oberkommando des Heeres [OKH]) disagreed on the Red Army's objectives (the Balkans versus the Baltic), they were convinced that the Soviets' main effort would be against Army Group Northern Ukraine.(1) By early May, the Germans expected a large offensive in the direction of Lvov-Lublin, with a possible swing to the north to cut off the Belorussian balcony. This estimate reflected how the Germans would have attacked the problem themselves.

In preparing for the main effort, the Belorussian operation, the Soviet High Command wanted to create a posture that suggested to the Germans that the Red Army's main attacks would indeed be launched in the south as well as in the Baltic areas in the north. To implement these major diversions, the Red Army's strategic deception plan tasked the 3d Ukrainian and 3d Baltic Fronts to deceive the enemy by creating large concentrations of troops, tanks, artillery, antiaircraft, and other units. These efforts, particularly in the south, attracted German air reconnaissance. Invaluable to the strategic deception was the decision. to leave a large concentration of three tank armies in the 1st Ukrainian Front sector as "a kind of bluff." Correspondingly, commanders of the 1st Baltic and the 1st, 2d, and Belorussian Fronts took the strictest measures to protect the actual preparations of the Belorussian operation.

Late in May, the Germans began to detect some activity opposite. Army Group Center in Belorussia; however, these Red Army activities did not meet German expectations. Earl F. Ziemke, a military historian, concluded from his review of OKH, Army Group Center, and Ninth Army operations and intelligence records, "To a Soviet deception, the German command added an almost hypnotic self-induced delusion: the main offensive would come against Army Group Northern Ukraine because that was where they were ready to meet it."(2) Strategically, hints, German predispositions, and expectations were coming together to conceal the Soviets' main summer offensive.


(1) Colonel H. van Nes, "'BAGRATION': Study of the Destruction of Army Group Centre During the Summer of 1944 as Seen From the Point of View of Military Intelligence," 248, in 1985 AWS.

(2) Ziemke, Stalingrad to Berlin, 316.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
alejandro_
Capitán
Capitán
Mensajes: 2716
Registrado: 24 Abr 2004 00:23
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por alejandro_ »

Hola josé luis

Muy interesante el relato sobre Bagration. Cuesta creer que una operacion tan importante sea tan desconocida.

Saludos.

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Mensaje por josé luis »

¡Hola, Alejandro!

Tiene su lógica; entonces, cuando Bagration se ejecutó, el mundo estaba pendiente de lo que pasaba en Normandía. Después, cuando acabó la guerra, el frente bielorruso y lo que pasó allí en 1944 era una historia que no podía competir (propagandísticamente) con el filón que deparó a esa industria el desembarco aliado y su cruzada en Europa. Luego, la Guerra Fría.... y ahora ¡qué sé yo!

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Mensaje por josé luis »

Por si alguien está interesado, un poco de bibliografía:

Dunn Jr., Walter S. Soviet Blitzkrieg: The Battle for White Russia, 1944. Boulder, CO: Lynne Rienner Publishers, 2000.
ISBN 1-55587-880-6

Hitler's Greatest Defeat: The Collapse of Army Group Centre, June 1944
by Paul Adair

Glantz, D. M. and Jonathan House. When Titans Clashed: How the Red Army Stopped Hitler. Lawrence, KS: University Press of Kansas, 1996.

Niepold, Gerd. Battle for White Russia: The Destruction of Army Group Center, June 1944. London: Brassey's, 1987.

Zaloga, Steven. Bagration 1944: The Destruction of Army Group Centre. Westport, CT: Praeger Publishing, 2004.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

Schwerpunkt
Soldado
Soldado
Mensajes: 33
Registrado: 09 May 2012 16:39

Re: Acerca de la Operación Bagration

Mensaje por Schwerpunkt »

¡ Saludos a tod@s !

Una de las razones del gran éxito soviético en la operación Bagration fue el efecto de la aviación soviética contra el Grupo de Ejércitos Centro (HGM). La guerra aérea es un aspecto poco tratado mas allá de enunciar generalidades como la superioridad táctica alemana y la superioridad numérica soviética. Este cuadro que había sido en esencia correcto hasta 1943, en 1944 había cambiado profundamente.

Tradicionalmente se había considerado que la fuerza aérea soviética (VVS) sólo era capaz en el mejor de los casos de establecer superioridad aérea puntual y al coste de comprometer gigantescos efectivos y sufrir bajas muy elevadas. Y por el contrario se juzgaba que la Luftwaffe pese a su tremenda inferioridad numérica era capaz de efectuar una oposición considerable, infringir elevadas bajas a sus oponentes y podía efectuar misiones de bombardeo, suministro y hostigamiento con relativa impunidad.

A la luz de la experiencia de la operación Bagration parece que hay que reconsiderar algunos de estos puntos de vista. El fundamental es que en la operación de la destrucción del HGM la Luftwaffe quedó reducida a la práctica impotencia desde el inicio mismo de la operación por varias razones. La razón más importante fue la tremenda inferioridad numérica y la casi total ausencia de aparatos de caza para efectuar una mínima protección del espacio aéreo. Y la casi absoluta superioridad aérea soviética tuvo efectos mayores y más destructivos que en campañas anteriores.

Las cifras hablan por si solas…

Los soviéticos disponían de 2.318 cazas, 1.744 aparatos de ataque a tierra (fundamentalmente Shturmoviks o Il-2) 655 bombarderos medios tácticos y 1.007 bombarderos medianos estratégicos junto a 431 bombarderos ligeros nocturnos (con un gran número del ubicuo U-2 o PO-2) así como 179 aparatos de reconocimiento. Así pues, la VVS disponía de 5.327 aparatos bajo control directo de los frentes soviéticos junto a 1.007 bombarderos bajo el mando estratégico aéreo (1). El término estratégico debe utilizarse con precaución pues la VVS no realizaba ningún tipo de bombardeo estratégico en el sentido aliado contra ciudades o fábricas alemanas sino que se limitaba a ataques contra las líneas férreas alemanas y bombardeo de desorganización en la retaguardia del frente.

La estructura de los efectivos aéreos soviéticos era como sigue:

1º Frente Báltico:
- 3º Ejército aéreo (3 VA) con 902 aparatos
3º Frente Bielorruso:
- 1º Ejército aéreo (1 VA) con 1.864 aparatos
2º Frente Bielorruso:
- 4º Ejército aéreo (6 VA) con 528 aparatos
- 16º Ejército aéreo (16 VA) con 2.319 aparatos
Independientemente de los frentes implicados estaba el mando aéreo estratégico con 1.007 aparatos de bombardeo dependientes de la Stavka directamente y que no cumplían misiones de apoyo directas sino labores de desarticulación de comunicaciones, hostigamiento a la retaguardia enemiga en el marco de la operación principal.

Veamos los efectivos de los que disponía la 6. Luftflotte responsable del área del HGM. En total contaba con 829 aparatos. De ellos unos 600 se encontraban en estado operativo cerca del frente con unos 312 bombarderos, 130 aparatos de ataque a tierra y 100 aviones de reconocimiento. Sin embargo en el área táctica del frente tan sólo había unos 100 aparatos de caza, de los cuales tan sólo 66 estaban operacionales. Esta casi total ausencia de aparatos de caza iba a condenar desde el principio cualquier posibilidad de defensa aérea coherente alemana (2)

Por si fuera poco, debido al mal tiempo atmosférico en la primavera de 1944 y a la progresiva superioridad aérea soviética la Luftwaffe era cada vez más incapaz de realizar reconocimiento áreo estratégico teniendo que basarse más en señales de radio. Los soviéticos al imponer un silencio de radio casi total y basar sus comunicaciones en líneas telefónicas terrestres pudieron concentrar una tremenda cantidad de unidades sin casi detección por parte alemana. Dentro del complejo plan de enmascaramiento y engaño “maskirovka” se construyeron falsos aeródromos con aviones falsos para despistar a los alemanes. El resultado fue que entre enero y septiembre de 1944 la Luftwaffe atacó en 128 ocasiones aeródromos soviéticos en la retaguardia soviética del HGM y en tan sólo tres ocasiones atacó aeródromos reales.

También en el apartado cualitativo la Luftwaffe iba sufriendo el efecto del terrible desgaste de una guerra mundial en varios frentes, además de la mejora tecnológica de los aparatos soviéticos ya fueran cazas como el La-5, Yak-9 o aviones de apoyo táctico. Así durante la primavera de 1944 entraron las versiones mejoradas como el La-5FN o el Yak-9U y disminuyó la proporción de los relativamente obsoletos P-39, P-40 suministrados por los angloamericanos. Por otra parte los aviones de ataque a tierra como el Shturmovik Il-2 o el Pe-2 comenzaron a ser fabricados casi íntegramente en metal aumentando su durabilidad, fiabilidad y resistencia al daño en combate. Se mejoró la coordinación con las unidades terrestres y se empezó a dotar a la mayor parte de aparatos hacia mediados de 1944 con receptores-transmisores de radio de los que hasta la fecha se había carecido o padecido escasez. Esto iba a mejorar el desempeño de la VVS y empeorar la situación de la ya desbordada Luftwaffe.


Fuentes:
(1) Steven Zaloga: Bagration 1944: The Destruction of Army Group Center. Osprey Publishing 1997.
(2) Christer Bergström: Bagration to Berlin: The Final Air Battles in the East: 1944-1945. Ian Publishing 2008.

Schwerpunkt
Soldado
Soldado
Mensajes: 33
Registrado: 09 May 2012 16:39

Re: Acerca de la Operación Bagration

Mensaje por Schwerpunkt »

¡ Saludos a tod@s !

Continuando con la exposición del aspecto aéreo de la operación Bagration...

La noche del 22 al 23 de junio las divisiones de bombardeo estratégico de la VVS lanzaron unas 1.000 misiones contra concentraciones de tropas alemanas y posiciones de artillería. Al día siguiente y a pesar de que el tiempo atmosférico no permitía el empleo total de la aviación, se realizó un esfuerzo de una concentración sin igual en sectores concretos del frente. El objetivo era el aplastamiento de las posiciones artilleras alemanas y el ataque directo a objetivos en tierra para facilitar la penetración de equipos de combate soviético. Ya había quedado atrás el ataque lineal y frontal a lo largo de todo el frente y se había llegado a una mejora táctica de la infantería soviética combinada con otras armas. No obstante el aplastamiento de posiciones fortificadas y artilleras alemanas, incluyendo antiaéreas, se realizaba sin ningún miramiento a las bajas que los aviones sobre todo Pe-2 e Il-2 sufrieran a pesar de que la Wehrmacht y las unidades de tierra de la Luftwaffe contaban con excelentes cañones antiaéreos de tiro rápido de 20 y 37 mm motorizados.

El mal tiempo atmosférico relegó la misiones tácticas casi exclusivamente al sector del 1º Frente Báltico y 3º Frente Bielorruso en las proximidades de Vitebsk y especialmente en el trecho de la Rollbahn de Smolensk a Borisov. Aquel día el 3 VA realizó 828 salidas con resultados devastadores sobre las posiciones alemanas. Incluso los servidores de las posiciones antiaéreas alemanas se ponían a cubierto ante la avalancha de aviones soviéticos. En el sector más al norte el 1 VA realizó 877 salidas contra el sector al norte del saliente de Vitebsk. Después de un ataque masivo por parte de 160 Pe-2, se lanzaron oleadas sucesivas de Il-2 que a base de ataques incesantes fueron facilitando la penetración de la vanguardia soviética.

Imagen

¿ Y qué hacía entre tanto la Luftflotte 6 mandada por el general von Greim ? Pues poca cosa como veremos. Por un lado se pensaba que el ataque inicial soviético era una diversión y se decidió mantener al grueso de las fuerzas aéreas a la espera de acontecimientos. Gracias a ésta ausencia de apoyo aéreo, a la devastadora barrera artillera soviética, el 3º Frente Bielorruso logró realizar profundas penetraciones alrededor del saliente de Vitebsk y en el eje de la Rollbahn hacia Minsk. El 1º Frente Báltico hizo lo propio al norte del saliente de Vitebsk quedando ya el primer día de la ofensiva el saliente casi seccionado de la retaguardia alemana. La VVS por su parte reportó una oposición aérea enemiga insignificante y el haber derribado tan sólo 11 aparatos. La Luftwaffe en el sector del 3º Frente Bielorruso no logró derribar ni un solo aparato y todas las pérdidas se debieron a fuego antiaéreo o a accidentes.

Fuentes:
(1) Steven Zaloga: Bagration 1944: The Destruction of Army Group Center. Osprey Publishing 1997.
(2) Christer Bergström: Bagration to Berlin: The Final Air Battles in the East: 1944-1945. Ian Publishing 2008.
(3) Mapas: http://de.wikipedia.org/wiki/Operation_Bagration

Schwerpunkt
Soldado
Soldado
Mensajes: 33
Registrado: 09 May 2012 16:39

Re: Acerca de la Operación Bagration

Mensaje por Schwerpunkt »

¡ Saludos a tod@s !

Prosigamos con el curso de las operaciones y la influencia del arma aérea....
El propósito del 1º Frente Bielorruso era desde la zona de partida en Rogaschev y Shlobin embolsar a los alemanes alrededor de Bobruisk y marchar directamente hacia Minsk. Este movimiento junto con el del sector de Vitebsk-Orsha era el fundamental pues actuaría como gigantesca pinza embolsando a gran parte del grupo de ejércitos alemán en la zona del río Beresina. Sin embargo las malas condiciones meteorológicas impidieron casi las operaciones aéreas. No obstante el 24 de junio los Il-4 y Po-2 del 16 VA comenzaron los ataques de ablandamiento contra posiciones alemanas. Al mismo tiempo la base aérea de Bobruisk fue atacada por bombarderos medios. La visibilidad era casi nula y algunas de las 313 misiones aéreas bombardearon por error a fuerzas de la vanguardia soviética y casi matan al propio Rokossovski, comandante del frente. Entretanto los soviéticos iniciaron una tremenda cortina de fuego artillero.

Imagen

La ofensiva no comenzó demasiado bien; los alemanes del 9º Ejército estaban sólidamente atrincherados, el terreno era pantanoso y los alemanes contaban con observadores que dirigían un tiro artillero muy efectivo contra las fuerzas atacantes. A pesar de ello el tiempo atmosférico experimentó una ligera mejoría y los aparatos soviéticos comenzaron a entrar en acción en creciente número. Los soviéticos empleaban oleadas de 35-40 Shturmovik para facilitar la ruptura por los sectores designados. Los alemanes intentaron hacer entrar en acción a sus escasísimos cazas en este sector pero pronto se vieron envueltos en combate con un gigantesco número de aparatos soviéticos. Para hacernos una idea de la desproporción, el 16 VA efectuó durante todo el día 24 de junio un total de 3.291 salidas y sólo contabilizó 143 de la Luftwaffe.

Imagen

El día 24 fue cuando finalmente el alto mando alemán comprendió que estaba en marcha una ofensiva de gigantescas proporciones. El propio comandante del HGM, mariscal de campo von Busch entre signos de pánico, pidió la retirada del 3º Ejército Panzer. Hitler prohibió cualquier retirada como no fuera para rectificar alguna línea y defender sus ciudades fortificadas a cualquier trance. No obstante se asumió la necesidad de enviar refuerzos y a dos divisiones panzer se les ordenó la marcha inmediata hacia el HGM. Göring que momentos antes se había burlado de la presunta cobardía del Ejército ante la petición de von Busch, comenzó la transferencia de varios grupos de caza de la Luftflotte 1, estacionada en los países bálticos. Se trasladaron incluso varios grupos desde Italia y Francia a pesar de la desesperada inferioridad aérea alemana allí. Pero estos traslados llevarían varios días y entretanto la Luftwaffe iba a tener que batirse bajo una tremenda inferioridad numérica.

El día 25 los soviéticos consiguieron la ruptura operacional completa en el frente del 9º Ejército alemán. El 16 VA efectuó nada menos que 2.737 salidas y alcanzaron el río Druth y Ptisch en Glusk. Bobruisk estaba ya amenazada. Entretanto en el norte el 3º Frente Bielorruso hizo entrar como fuerza de explotación a sus fuerzas acorazadas en la zona de Vitebsk donde los alemanes ya habían quedado cercados. Además de misiones de apoyo táctico la VVS había logrado paralizar todo el transporte ferroviario en la zona hasta Minsk y además entorpecer seriamente el transporte a motor en las cercanías del frente. La Luftwaffe no sólo tenía que luchar contra enjambres de aviones soviéticos con tan sólo unos pocos aparatos sino que sus bases aéreas eran atacadas una y otra vez. Por si fuera poco, las únicas unidades móviles en el HGM mantenidas como reserva, la 20 Div. Pz y la Pz Gr. Div. Feldhernhalle que intentaban sellar algunas de las penetraciones soviéticas eran atacadas sin piedad desde el aire. Aunque un análisis posterior no demuestra la afirmación soviética de que estas unidades fueran destruídas desde el aire, no cabe duda de que sufrieron bastantes bajas y que su capacidad de combate y respuesta quedaron reducidas.

La oposición practicada por la Luftwaffe había sido muy débil y sus fuerzas se debilitaban porque fuerzas acorazadas soviéticas comenzaban a penetrar en aérodromos avanzados alemanes como en Tolotschin, a lo largo de la Rollbahn Borisov-Orsha, donde se perdieron 8 Fw-190 el día 26 de junio. Ese día se perdió Vitebsk y los 12.000 hombres embolsados allí. El 3 VA efectuó unas 1.415 misiones de hostigamiento y apoyo táctico para el 1º Frente Báltico. Se repetía la tónica de días anteriores con escasas bajas por parte de la Luftwaffe y donde el grueso de los aviones perdidos eran debido al fuego antiáereo alemán y accidentes.

Ese mismo día 26 ante el derrumbamiento del 4º y 9º Ejército alemán, el propio Hermann Göring ordenó la entrada en combate de los cuatrimotores He-177 como medida desesperada. Operando desde bases en Prusia Oriental estos bombarderos estratégicos fueron ordenados el efectuar misiones de baja altitud contra puentes y fuerzas acorazadas soviéticas. Estos aviones no estaban diseñados para este tipo de misiones y además resultaban muy vulnerables a las miríadas de cazas soviéticos que pululaban en el aire. De los 40 aparatos empleados unos 10 se perderían en los últimos días de junio y primeros de julio con poco alivio para la desesperada situación alemana.

Fuentes:
(1) Steven Zaloga: Bagration 1944: The Destruction of Army Group Center. Osprey Publishing 1997.
(2) Christer Bergström: Bagration to Berlin: The Final Air Battles in the East: 1944-1945. Ian Publishing 2008.
(3) Mapas: http://de.wikipedia.org/wiki/Operation_Bagration

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13524
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 13 veces

Re: Acerca de la Operación Bagration

Mensaje por APV »

Por no abrir otro tema, todos recordamos la polémica sobre Patton y Montgomery y el mejor eje de avance en el verano de 1944, en el frente del este parece que ocurrió algo parecido.

En el libro de Antonio Muñoz se habla de una reunión el 8 de julio donde Stalin ordenó a Zhukov coordinar la ofensiva de los frentes de Konev y Rokossovski. Ahí surgió el problema de los dos ejes: Prusia o Polonia.
Zhukov defendía centrarse en el norte para caer sobre Prusia Oriental para aislar el norte y marchar por ahí sobre Alemania, Stalin considera que los alemanes se empeñarían en defender Prusia y prefería mantener el eje de Polonia por Lvov.

Zhukov luego culpo a Stalin al considerar que eso supuso un contratiempo al tener Prusia en el flanco en 1945.

¿Qué opináis, quién tenía razón?
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

Responder

Volver a “Frente del Este y Centroeuropeo”