Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Toda la Historia Militar desde la SGM hasta el 2006.

Moderador: 18 Delta

Avatar de Usuario
cañaytapa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4919
Registrado: 23 Nov 2006 00:20
Ubicación: Del Foro al Mediterráneo
Contactar:

Parches

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por cañaytapa »

Los T33 Texan eran más bien aparatos de entrenamiento. En España se llegaron a utilizar en el Sahara.


"El ajedrez es muy complicado" (Napoleón Bonaparte)
________________________________________________

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

El T-33 empleado en Bahia de Cochinos no es el Texan sino el Lockheed, un jet, una variante de entrenamiento del P-80 Shooting Star:

Imagen

Imagen

Aqui con las marcas de la fuerza aerea del antiguo ejercito de Cuba: FAEC, luego cambiadas por FAR (fuerza aerea revolucionaria)
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

En esta foto, además de la viuda de Wade Gray vemos a Janet Ray, hija de Pete Ray, de seis años de edad cuando murió su padre, junto a su familia:
Imagen

… en el sexto grado, ella empezó a ir a la biblioteca a buscar en los periódicos y revistas sobre la historia de Bahía de Cochinos. Y en la escuela secundaria y la universidad, ella empezó a bombardear a todos, desde su congresista a Castro con cartas, pidiendo ayuda a ellos para traer a casa el cuerpo de su padre.

"No era más que un chico promedio de Alabama, nada especial en él", dice. "Él no era un piloto de combate super. No era más que mi papá, y yo lo amaba."

Su padre, ella se enteró más tarde, había sido ejecutado, y Castro había mantenido su cuerpo congelado en una morgue de La Habana, usándolo como un "trofeo" para demostrar que Estados Unidos había estado involucrado en Bahía de Cochinos.

Aunque la gente le había dicho a J. Ray que estaba loca al pensar que alguna vez obtendría el cuerpo de su padre, su perseverancia dio sus frutos. En diciembre de 1979, más de 18 años después que el avión de Pete Ray cayera, ella lo trajo a casa.

"Cuando un comandante envía a sus hombres al peligro, él tiene el deber moral de llevar casa a su familia los cuerpos de los que caigan, para un entierro digno", dice.

"Alguien olvidó el código de lealtad, pero yo no lo hice. Y usted sabe, estoy muy orgullosa de eso".

El cuerpo del compañero de vuelo de Ray, Leo Baker, se cree que ha sido enterrado en una fosa común en La Habana, y nunca regresó.

Ray fue enterrado en un panteón familiar en el cementerio de Forest Hill, cerca del aeropuerto, no muy lejos de donde obtuvo sus alas con la Guardia Nacional Aérea de Alabama.

En esta foto vemos a Janet Ray junto a la tumba de su padre, junto a otros compañeros de armas.
Imagen

En 1978, la CIA entregó la Cruz Distinguida de Inteligencia, su máximo galardón, a los cuatro aviadores Alabama muertos en Bahía de Cochinos - Baker, Gray, Shamburger y Ray -, por su valentía, pero pidió a los miembros de la familia no decir nada acerca de cómo fue que murieron.

Y en 1999, 38 años después del hecho, la CIA finalmente reconoció públicamente que habían caído en una misión para la agencia.

Dos años más tarde, en el 40 aniversario de la invasión, los representantes de la CIA llegaron a Birmingham para presentar el Medallón del Sello de la agencia a Shannon y su compañero de vuelo Carl "Nick" Sudano, así como medallas póstumas a los familiares de los pilotos Billy Goodwin y Livingston Dalton .
Finalmente, el reconocimiento había llegado.

"No hay duda de que fue un fracaso y una tragedia, lo de Bahía de Cochinos" dice Trest, el historiador de la Fuerza Aérea. "Pero estos hombres deben ser honrados."

Wilson, de 82 años, y Yates, de 74 años, asistieron a una ceremonia de dedicación en Miami el año pasado del Memorial de la Fuerza Aérea de Liberación, de la Brigada de Asalto 2506, en honor a los cuatro aviadores de Alabama y los exiliados cubanos que murieron en Bahía de Cochinos.

A medida que vuelven a conectar con algunos de los aviadores cubanos de los que se habían hecho amigos en el 1961, los recuerdos vienen de golpe.

"Te metes en esas situaciones, y hay una gran cantidad de espíritu de cuerpo", dice Yates. "Entonces afloran algunos de esos viejos sentimientos de nuevo.

"Fue bueno ver a algunas personas", añade. "Todos estamos más viejos. “

“Si Kennedy no hubiera ordenado a la CIA a reducir las misiones, Wilson y Yates saben que las cosas habrían sido distintas.

En vez de luto por la pérdida de sus compañeros pilotos, lo que podrían estar celebrando era una victoria.

"Yo no creo que haya ninguna duda en la mente de nadie que estaba en esa misión que podría haber sido un éxito", dice Yates. "Ahora estaríamos desfilando por el malecón de La Habana."

Fuente: El periódico The Birmingham News
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Los muertos de Girón: Crispín García y Juan de Mata González

Crispín Lucío García Fernández nació el 23 de mayo de 1934 y vivía en San Antonio de Los Baños, La Habana, Cuba, antes de la revolución de Fidel Castro. Fue entrenado para ser piloto militar por la Fuerza Aérea de Estados Unidos entre noviembre de 1957 y febrero de 1959 y se graduó en la Academia de la Fuerza Aérea de Fulgencio Batista. Había permanecido en la Fuerza Aérea entre septiembre de 1956 y febrero de 1959, dos meses después del triunfo de la revolución de Fidel Castro. Después fue reclutado por el gobierno de Estados Unidos en La Habana y arribó a Miami el 26 de septiembre de 1960. Su esposa Nora Capote y su hijo Franklin, de cuatro años, arribaron a Miami el seis de octubre de 1960.

En Cuba, Juan de Mata González Romero había volado una avioneta Cessna con su sobrino González Rotella sobre las plantaciones de azúcar y de tabaco que rodeaban su pueblo natal de Camajuaní, en la provincia de Las Villas. (nació el ocho de febrero de 1934)
"Era nuestro ídolo", dijo González Rotella. "A él le encantaba hacer acrobacias con ese avión. Era inteligente y un gran mecánico, muy versátil."
Cuando Castro y su banda de rebeldes comenzaron a reunirse en la Sierra Maestra, González Romero los ayudó trayéndoles suministros. Después de que la revolución triunfó Juan de Mata González permaneció como piloto de Fidel Castro hasta mediados de 1959. Sin embargo, se sintió traicionado por el viraje de Castro hacia el comunismo. Fue arrestado en diciembre de 1959 bajo cargos de actividades contrarrevolucionarias, pero después liberado. Un amigo le aconsejó abandonar Cuba para evitar ser arrestado nuevamente. González pilotó desde Manzanillo a Santa Clara un Cessna 180 robado y luego voló a Fort Lauderdale, Florida, vía Bimini, Bahamas. En los USA solicitó asilo político. Fue enlistado como piloto para la Brigada 2506.

García como piloto y González como navegante tripularon uno de los primeros B-26 (nº 933) que atacaron Bahía de Cochinos procedentes de Puerto Cabezas en Nicaragua la madrugada del 17 de abril de 1961. Escasos de combustible para regresar a Nicaragua, después de patrullar el lugar de la invasión durante varias horas, realizaron un aterrizaje de emergencia en la Base Aeronaval de Boca Chica, cerca de Cayo Hueso, USA. Los funcionarios de la CIA y del gobierno, que se hallaban tramando una historia para dar la impresión de que las misiones de bombardeo estaban siendo llevadas a cabo por desertores de la propia fuerza aérea de Castro, no se alegraron mucho de verlos.
A los dos hombres se les permitió descansar un par de horas, y luego se les ordenó realizar un vuelo de 700 millas de vuelta al campo de aterrizaje clandestino de la CIA Happy Valley, (Puerto Cabezas), en el noreste de Nicaragua.
Desde aquí solo podemos especular sobre lo ocurrido: al parecer volaron la mayor parte del tiempo en medio de una tormenta. Al llegar a Nicaragua ya había oscurecido y no pudieron localizar la pista de la base, y comenzaron a buscarla sobrevolando las montañas de Jinotega. No se sabe ciertamente si por falta de combustible, una avería (por los restos encontrados se ha deducido que funcionaba con un solo motor) o por falta de visibilidad, una de las alas del avión chocó contra un gran árbol de un cerro a 1,000 pies de altura. El ala se desprendió del fuselaje y el avión se estrelló, quedando sus restos esparcidos por un área de 200 metros de selva.
Se ve que la CIA les dio seguimiento, pero no se les localizó. Incluso se estudió la posibilidad de una deserción. También se temía que los bombarderos castristas hubiesen localizado la base enemiga y la atacaran.
Como nada mas se supo del avión, el asunto fue dejado en el olvido mientras la Agencia lidiaba con el colapso del resto de la invasión. No fue sino hasta comienzos de noviembre de 1961, 7 meses después, que el jefe de la estación de la CIA en Managua cablegrafió a Washington con la noticia de que se habían hallado restos de un avión en la provincia de Jinotega.
Incluso entonces, la sospecha seguía siendo que el accidente nada tenía que ver con la CIA, sino que era el de un genuino avión de la fuerza aérea castrista en una misión subrepticia de desquite contra Nicaragua por la ayuda prestada por este país a la invasión de Bahía de Cochinos. Anastasio Somoza, posteriormente presidente, pero en ese entonces comandante del ejército de Nicaragua, voló allí a inspeccionar los restos en compañía del jefe de la estación de la CIA.
Ambos confirmaron que se trataba del avión de la CIA desaparecido. "De la tripulación se han encontrado solamente tres zapatos, trozos de un paracaídas y una vaina de cuchillo'', cablegrafió el jefe de la estación a Washington. Para mas INRI, los habitantes del lugar barrieron con muchas piezas del armazón del avión así como equipamiento para utilizarlos en sus precarias viviendas. "Gente del lugar enterró los cuerpos descabezados, desmembrados, escasamente reconocibles como cuerpos humanos. No hay ropas ni papeles de identificación. . . Los restos de los pilotos se hallan enterrados en el sitio del accidente. El deterioro, los animales y los insectos han contribuido a la destrucción de cualesquiera restos identificables. Hemos arreglado, a través de relaciones locales, traer un misionero católico al área para que venga a pronunciar los ritos fúnebres apropiados''. El informe de la CIA señala que la identificación del compañero de tripulación del Capitán Crispin García no fue fácil, ya que en los archivos de la operación solamente se le identificó como “Nabel”. Mediante un proceso de eliminación de quienes murieron en Bahía de Cochinos se llegó a la conclusión de que se trataba de Juan M. González, lo cual fue confirmado por el libro de Eduardo Ferrer, “Operación Puma”.

Frank García, hijo de Crispín, recuerda que cuando su madre Nora se enteró de que los restos del avión habían sido avistados, solicitó que el cuerpo de su marido fuera traído a Miami. Se le dijo que ello era imposible.

Fuentes:
Diario nicaragüense La Prensa, SáBADO 11 DE NOVIEMBRE DEL 2000

Artículo de GLENN GARVIN del 16 de marzo de 1998 en El Nuevo Herald de Miami.

TRACE REQUEST ON CUBAN PILOTS (documento desclasificado de la CIA)
www.foia.cia.gov/docs/DOC_0000141228/DOC_0000141228.pdf

Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Sin cuerpo ni tumba sobre los que llorar, Frank García, hoy cartero en Miami, se aferró a la esperanza de que algún día vería a su padre entrar caminando por la puerta de nuevo. García sabía, por supuesto, que su padre, el piloto Crispín Lucio García Fernández, se había estrellado con su B-26 en una montaña de Nicaragua en 1961 después de una misión en Bahía de Cochinos en Cuba. Pero más allá de esto, todo era un vasto espacio vacío, sin respuestas. Por lo tanto, a veces, García se permitiría el lujo de imaginar que tal vez su padre no estaba muerto. Crispín García Fernández se convirtió en un hombre reconstruido a partir de fotografías, recuerdos y una carta enviada a su hijo a menos de un mes antes del accidente que lo mató a él ya su copiloto, González Romero. "En pocos días tendrás tu 5 º cumpleaños y tu padre no va a estar a tu lado", escribió García Fernández a su joven hijo. "pero recibirás el regalo de tu padre al volver a Cuba y ser capaz de pensar libremente, sin miedo a la represión, cuando puedas estar con tus abuelos y ver que en Cuba ya hay libertad. Ese será mi regalo para ti: una patria libre”
Estas palabras hicieron que vivir sin un padre fuese más fácil, pero García no pudo reconciliarse con el hecho de que el cuerpo de su padre y el de González Romero se hubiesen perdido, sumidos en trámites burocráticos y el barro de una montaña…
A pesar de que sus familias habían buscado respuestas desde hace años, la búsqueda de Crispin Lucio García Fernández y González Romero, quienes murieron a la edad de 25 y 26, respectivamente, había sido en vano. Pero comenzó de nuevo en 1994, cuando sus familias se reunieron con Janet Ray Weininger…
Weininger , hija, esposa y hermana de pilotos militares americanos, había logrado recuperar el cuerpo de su padre “Pete” Ray, que permaneció por 18 años en los congeladores de una morgue habanera. Ella juró entonces que si alguna vez se encontraba con una familia en una situación similar les ayudaría a recuperar a sus muertos.

"Después de 18 años de buscar a mi papá me dije que si encuentro a alguno en esta situación… voy a ayudarlos", dijo Weininger. "Soy una firme creyente de que cuando alguien da su vida sirviendo a su país los restos mortales deben volver al país". Con el tiempo, Weininger, la familia García e Isaac Rotella González, sobrino de González Romero, se convertirían en un formidable trío con la idea fija de recuperar los cuerpos perdidos en la selva nicaraguense.

Los cuerpos de sus tres familiares serían los únicos que regresaron a los Estados Unidos de los muertos de la Brigada 2506, el grupo de unos 1.500 exiliados entrenados por Estados Unidos que invadió Cuba… "Mucha gente no nos entiende", dijo Nora García, viuda a los 24 años. "… Si no hubiera conocido a Janet los restos de mi marido aún estarían en la cima de esa montaña."

Cuando comenzaron su búsqueda, las familias sólo sabían que García Fernández y González Romero se habían estrellado en su B-26 en una montaña densamente arbolada cerca de la ciudad rural de San José de Bocay en Nicaragua. Weininger hizo el primero de cinco viajes a la cima de la montaña en 1995 (4 horas en mulo) y logró deducir aproximadamente el lugar del accidente, al hablar con los pobladores de la zona y por la investigación realizada en documentos clasificados de la CIA. Durante su segundo viaje ese año, en el que estuvo acompañada por Frank García, encontraron un ala del B-26 enterrada en el barro. También encontraron un motor del avión y hasta un cubo de la rueda que se había convertido en un lavabo para los aldeanos.

"Nunca en mis sueños más salvajes pensé que me encontraría en el lugar del accidente donde murió mi padre", recordó García. "Yo dije una oración por ellos."


Los cuerpos no fueron encontrados en ese viaje. No fueron encontrados hasta la primavera de 1998, después que Weininger voló a Washington para plantear el caso personalmente, la CIA por fin cedió y acordó gastar los $70,000 que cuesta la misión y pedir ayuda al Laboratorio Central de Identificación del Ejército en Hawai (CILHI), que utiliza técnicas forenses y arqueológicas para identificar los restos de combatientes norteamericanos en Indochina y otros sitios.
El equipo CILHI, compuesto por ocho hombres y una mujer, trabajó en el lugar del accidente, 12 millas al norte de la ciudad de San José de Bocay. El equipo tuvo que trasladar 7,000 kilos de equipo por helicóptero, para comenzar a limpiar vegetación en el área y realizar la tediosa y ardua labor de cavar y buscar, que tomó un todo mes.

"Fue toda una hazaña llevarlo a cabo", recordó Lino Gutiérrez, el ex embajador americano en Nicaragua (de origen cubano), que visitó el lugar en aquel momento. "Hay gente que tenía dudas sobre si esta operación podría llevarse a cabo porque había bandidos en la zona." El sitio de excavación hizo extraños compañeros de cama: la policía y oficiales del ejército de Nicaragua, en su mayoría con raíces sandinistas, vigilaban el área junto a ex contras. "El día que encontraron los restos todos se abrazaron", dijo Weininger. "Había lágrimas en los ojos de todos, todos nos convertimos en hermanos." En 1998 los restos de García Fernández y González Romero fueron llevados en avión al Laboratorio Central de Identificación del Ejército de los EE.UU en Hawai para la identificación positiva. El proceso tardó casi un año. Weininger, quien financió muchas de las expediciones a Nicaragua con ahorros de su familia, trabajó con los grupos de exiliados para recaudar los $ 6,000 necesarios para llevar a los restos desde Hawai a Miami y para pagar el funeral.
Crispin L. Garcia Fernandez y Juan de Mata Gonzalez despues de 39 años
al fin regresaron a casa. La casa de la Brigada en Miami se vistió de gala para recibir a sus dos hermanos. Impresionante la exposición del féretro, (ambos vinieron en un solo puesto que lo que se encontró fueron pocos huesos y el "dog tag" de uno de ellos (Nabel)). El féretro se exhibió en el salón de los mártires, cubierto por la bandera cubana, con guardia de honor permanente por veteranos brigadistas, sencillamente impresionante.

Ambas familias dicen que si el gobierno de Castro cae algún día, planean llevar los restos a Cuba. Esta es la promesa que han hecho a sus muertos.

Estos dos, junto al padre de Janet Ray Weininger, son los unicos tres cadáveres de brigadistas que se han podido recuperar.

Fuentes:
Articulo de VANESSA BAUZA en el Sun-Sentinel 18 de octubre 2000

Nota de Esteban L. Bovo en la web del partido Autentico.
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Los Muertos de Playa Girón: La Travesía del “Celia”

Sobre las 3 de la tarde del 19 de abril de 1961, en Playa Girón, el Jefe de la Brigada 2506, José Pérez San Román, se dirigió a la tropa, notificándole que todo estaba perdido y que cada uno quedaba en libertad de escoger el camino apropiado para proteger sus vidas. Los obuses caían por toda la zona turística de Playa Girón. San Román, Erneido Oliva, el Dr. Artime (Jefe político de la invasión) y otros optaron por internarse en la ciénaga o tratar de abrirse paso hacia las montañas del Escambray, en espera de la ansiada intervención americana. Sin embargo un grupo, entre los que se encontraban Roberto Pérez San Román, Jefe del Bon de Armas Pesadas y hermano del comandante supremo de la Brigada, y Alejandro del Valle, jefe del Bon de Paracaidistas, al ver anclado un pequeño barco de pesca como a 100 metros de la orilla, decidieron intentar escapar por mar y alcanzar alguno de los destructores estadounidenses que se encontraban cerca.
Alcanzaron el barco a nado un total de 22 hombres, sedientos y hambrientos, sofocados de calor, con un sol que rajaba tablas. Como es de suponer con pocas o ningunas provisiones. En el barco, llamado Celia, había muy poca agua y comida. Para mas desgracia el motor no funcionaba. Izaron la vela y trataron de remar con tablas y con lo que pudieron y pusieron proa hacia los barcos americanos, pero al parecer estos no los vieron, se alejaron y pronto quedaron fuera de su vista.
Cuando cayó la noche, se levantó un fuerte viento que los ayudó a alejarse de las costas cubanas. Como la persona responsable, encargada de dar las órdenes en la nave, se eligió a Alejandro del Valle, Jefe del Batallón de Paracaidistas. Alejandro decidió tomar rumbo Oeste. Dijo que tal vez pudrian arribar a las costas de México, a Yucatán, ayudados por la brújula del barco y los conocimientos marineros de Vicente García, a quien le decían el Tío, por su edad. Era miembro del Batallón de Paracaidistas, veterano de la II Guerra mundial. Todos se sentían dichosos de haber escapado, pensaban que en Girón, debido al fuego de artillería, el ataque de los tanques y de los aviones, muchos de sus compañeros habrían perecido.
La realidad fue otra muy triste: Al cabo de varios días, la falta de agua y comida comenzó a hacerse sentir. Desesperados, muchos nadaban para refrescarse. Pescaron algunos peces y los comieron crudos. Pasaron aviones, y les hacían señales con las pocas ropas que les quedaban. Vieron algunos barcos. De noche notaban las luces. Gritaban, hacían señales, pero nada. Era muy difícil ver una nave del tamaño del Celia (6 metros de eslora), en ese mar inmenso.

Cuenta José Emilio Dausá, sobreviviente del “Celia”:

“El primero en caer rendido fue el “tío”. Se tendió en el piso de la nave y comenzó a emitir sonidos roncos e incoherentes. Lo chequeamos, y vimos, que de sus ojos, nariz y boca, salía un líquido amarillo-verdoso. Su agonía duró solo unas horas. Cuando nos cercioramos que estaba muerto, un estremecimiento inundó a todos los que integramos aquella caravana. Esperamos un día después de su muerte. Se decidió echarlo al agua.

Me eligieron para despedir el duelo. Impresionante fue cuando lanzaron el cadáver al agua. Fue el único que vi. Se hundió lentamente en el mar. Recuerdo esa imagen: un compañero muerto, dentro de su tumba de agua , los brazos levantados, el cabello largo, flotando por encima de su cabeza. Jamás podré olvidarlo mientras viva. De ahí en adelante, el tema de la muerte se apoderó de todos. Como sobrevivir era la interrogante. Unos se tomaban sus propios orines. Otros se refrescaban en el agua.

El salitre y el sol, se impregnaban en nuestra piel. El frío de la noche, y las gotas de agua que nos salpicaban, eran como látigo mortal. Una latica que encontró en el bote, me sirvió para echarme agua en la cabeza. El agua rodaba desde mi cabeza hasta la boca. Me tomé alguna de esa agua. Otras veces, hacia gárgaras. Cuando sentía que la garganta se acostumbraba a la sal, me la tomaba. También recogía algas marinas, que flotaban en el mar. Las masticaba, tomándome el jugo que producían. A veces me las tragué. Sabían a rayo.… Sólo una noche nos llovió. Nos volvimos locos. Tratamos de tomar toda el agua posible y mojarnos el cuerpo. En esa locura, se nos olvidó almacenar agua.

Después de la muerte de Vicente, la desesperación comenzó a apoderarse de todos nosotros. Todos se tocaban los ojos, la nariz y la boca, preguntándose si se veía alguna supuración. La muerte empezó a recolectar entre aquellos que más fuerzas perdían, nadando y moviéndose intranquilos. Así fueron muriendo uno a uno, hasta un total de 10.

El mismo proceso de supuración o secreción y un ronquido por voz. Iban perdiendo el control. Se quedaban postrados hasta que morían.”

En los 15 días que duró la travesía del “Celia”, murieron deshidratados 10 de los brigadistas a bordo. Se cuenta, aunque nunca se ha comprobado, que para sobrevivir recurrieron a la antropofagia, como el caso de accidente de aviación en los Andes. Prácticamente a la deriva, trataron de mantener un rumbo hacia el Norte, auxiliados por la brújula.
Finalmente fueron rescatados por la motonave americana Atlanta Seaman el 4 de Mayo de 1961 a unas 100 millas al Sur de la desembocadura del río Mississippi. Habían estado perdidos en el mar 15 días, en los cuales dieron la vuelta a la mitad Occidental de la Isla de Cuba. En la travesía murieron 10 de los 22 brigadistas, mas 2 que fallecieron a bordo del barco rescatador, aunque hicieron todo lo posible por salvarles sus vidas. Solo hubo 10 sobrevivientes.

Uno de los fallecidos fue Alejandro del Valle, jefe del Bon de Paracaidistas. Solo tenía 22 años de edad:
Imagen

Fuente: Artículo: EL BARCO DE LA MUERTE. Por: José. E. Dausá
http://brigada2506derechoshumanosydemoc ... dausa.html
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Las fotos de Castro en Giron:

(Testimonio del ex militar castrista Juan Vives)

“Los días siguientes las tropas cubanas peinaban el terreno capturando los últimos combatientes que vagaban aislados por una zona cenagosa e inhospitalaria. Al quinto día cuando todo combate estaba liquidado y no quedaba ningún enemigo en vista, se dio la orden de ir hasta Playa Girón y montar a todo lo largo un semicírculo de seguridad con tropas de milicianos cada dos metros y vinieron dos compañías de seguridad del Ministerio del Interior que cubrían dos semicírculos al borde de la playa. Todos se preguntaban qué pasaba.
Algunas horas antes de la llegada del Comandante en Jefe, llegó Santiago Álvarez del ICAIC con sus camarógrafos y sus ingenieros de sonidos. Se había puesto en los alrededores un tanque SAU 100 y Santiago lo hacía ir venir hasta la playa y tomaba medidas y efectuaba los enfoques preparando la apoteosis. Un murmullo se escuchó y era Fidel que había llegado a la playa, acompañado de un Batallón de Seguridad, viajando en una tanqueta blindada BTR. Los del Batallón de Seguridad preguntaron si no había problemas y sólo entonces Fidel salió del BTR. Se puso a conversar con Santiago Álvarez que le describía su rol en el acto que se iba a filmar. Se realizaron tres tomas y Fidel como un artista de cine repetía de nuevo y de nuevo hasta que Santiago le dijo que ya lo tenía todo en la película. Es la escena que le dio la vuelta al mundo, en donde Fidel para con la mano un tanque y se encarama arriba con el torso fuera en la escotilla, después indicaba con el brazo tendido hacia el medio de la Bahía en donde estaba medio hundido el barco Houston y el cañón tiraba.

En el montaje se insinuaba que era Fidel quien había hundido el navío.”

Imagen
Imagen
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Los prisioneros de Giron:

Los prisioneros castristas que tenía en su poder la Brigada 2506, fueron liberados o simplemente abandonados por sus custodios a medida que se retiraban de sus posiciones.
El prisionero más importante, el comandante Félix Duque, al comenzar el derrumbe de la Brigada, logró con promesas convencer a sus custodios a que lo acompañaran con armas y todo hacia las filas comunistas.

En cuanto a los brigadistas, se encontraban en muy malas condiciones físicas después de 3 días de combates y 2 de navegación, casi sin comer ni dormir, estaban sin provisiones y apenas sin municiones. El inhóspito terreno de las ciénagas en que se internaron, con abundantes mosquitos y un sol abrasador, contribuyeron a deteriorar más su estado físico y su moral. Las tropas de Castro cercaron la zona y comenzaron a “peinarla” con la ayuda de helicópteros de fabricación soviética. Muchos se entregaron y otros fueron capturados en los días siguientes, aunque algunos permanecieron escondidos hasta 11 días.
Según la segunda parte de la entrevista realizada al General de División (r) José Ramón Fernández por Magali García Moré del periódico Granma:
“no se tomó represalia alguna con ellos. Ninguno resultó maltratado ni ofendido. Se le dio agua al sediento y se les alimentó de acuerdo con las posibilidades. Todos los heridos y lesionados recibieron prioritariamente asistencia médica.”

En la foto J.R. Fernández con un prisionero:
Imagen

Sin embargo hay que hacer el doloroso señalamiento de que a la hora de transportarlos a La Habana se utilizó un tráiler “rastra” como se le conoce popularmente en Cuba, cerrado herméticamente, y producto al calor y al hacinamiento murieron 9 prisioneros asfixiados (muchas horas de sol en la carretera). Según testimonios de exbrigadistas el responsable de este hecho fue el comandante castrista Osmany Cienfuegos.

Imagen
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Los prisioneros de Giron:

En la segunda parte de la entrevista realizada al General de División (r) José Ramón Fernández por Magali García Moré del periódico Granma, este habla sobre su entrevista con el 2º Jefe d ela Brigada 2506, Erneido Oliva:

“Al triunfo de la Revolución, Oliva pasaba un curso en una Escuela del Ejército de Estados Unidos, en Panamá. Regresó a Cuba en enero o febrero de 1959 y nos vimos en una visita que él hizo al campamento de Managua. Pasó el tiempo y cuando el Comandante en Jefe me asignó la tarea de organizar la Escuela de Responsables de Milicias, yo solo tenía un grupo de profesores, ya insuficiente, para cumplir su misión en la Escuela de Cadetes.
El Compañero Fidel había organizado en el Instituto Nacional de Reforma Agraria un grupo de cuarenta o cincuenta oficiales del antiguo Ejército que habían pasado a trabajar a sus órdenes como inspectores.
Pedí a Fidel que me facilitara unos quince de aquellos oficiales para que sirvieran como profesores en la Escuela. Y, entre ellos, escogí a Oliva, inteligente, preparado, negro y aunque prepotente, no fácil en su trato y un tanto resentido, estimé que podría ser útil.
Fidel ordenó que aquellos oficiales seleccionados se me presentaran y en las entrevistas que sostuve con ellos les explicaba la misión que teníamos por delante en la formación de oficiales para las Milicias.
Con Oliva tuve un trato especial, pues no asistió a la reunión colectiva y lo recibí solo. Le expliqué la tarea en detalle y le pregunté varias veces si aceptaba. Insistí en que era voluntario lo que le pedía, que podía aceptar o no. Aceptó.
Se acercaba el inicio del curso y Oliva, aduciendo problemas familiares, pidió un permiso de dos o tres días para ausentarse de la Escuela. Le concedí el permiso y cuando se cumplió el plazo, llamó por teléfono para solicitar una prórroga. Se la concedí, no sin advertirle la fecha de inicio del curso y de lo imprescindible que resultaba que estuviera presente.
Llegó el día que comenzó el curso y Oliva no llegó. Mandé que lo localizaran en su casa. No estaba y los familiares alegaron que desde dos días antes no sabían nada sobre él. En resumen, Oliva había abandonado el país.
Cuando concluyeron las acciones de Playa Girón se dispuso que los mercenarios, a medida que fueran capturados, se les internara en los vestidores (taquillas) del centro turístico, situados entonces en el área donde ahora está el bar del Hotel Playa Girón y locales de oficinas que le siguen.
Se colocó a un alumno de la Escuela de Responsables de Milicias de Matanzas, José Guarino Castillo González, quien en la puerta custodiada tomaba el nombre de cada capturado que llegaba. Cada dos o tres horas me informaba y yo me daba una vuelta por el lugar a fin de conocer cuántos y quiénes habían sido capturados.
Está establecido que el prisionero, con independencia de su grado, rinda cortesía militar al oficial que lo capturó o que bajo su custodia se encuentre.
En una de mis visitas al vestidor, advertí a alguien que no se puso de pie a la voz de "atención". Permaneció sentado con los codos apoyados en las rodillas y la cabeza entre las manos. Me paré frente a él.
Prisionero ¿usted no sabe que tiene que ponerse de pie?
El hombre, un poco reticente, levantó la cabeza. Era Oliva. Había dado un nombre falso en la entrada a fin de evadir su responsabilidad. Se puso en atención al instante.
-Me hicieron prisionero porque se me acabaron las balas de la pistola –me dijo.
Saqué mi pistola y se la tendí.
-Toma la mía.
Reaccionó de inmediato:
-Esto es un abuso por parte suya.
Ese fue el único abuso cometido con los prisioneros.
En verdad, lo reconozco, era un abuso. Pero creo que tenía algún derecho ante la traición personal de que fui objeto por parte de un hombre que fue mi alumno y a quien brindé la opción voluntaria de servir a la Revolución y estar a mis órdenes en una tarea digna. En cambio, me engañó, desertó y vino a enfrentarse a su pueblo en nombre de una potencia extranjera.”

Otro interrogatorio a E. Oliva, esta vez por el “Che” Guevara:
“Sin embargo cuando el Che se plantó delante de él, para entrevistarlo, aquel oficial de academia no pudo guardar la compostura y se le vio balbuceante, vacilante ante las preguntas del Che que versaron desde si por su condición de negro no había sentido la discriminación en la Cuba pre revolucionaria, en Miami o en la fiesta de graduación. También abordó con él cuestiones de táctica y estrategia referidas al lugar de desembarco, a las armas que traían .etc., realizadas todas al prisionero en forma respetuosa.
Recuerdo que el Che terminó con esta frase:”Bueno teniente, nuestros tribunales son muy justos pero muy severos y de nosotros no espere clemencia” a lo que aquel ex oficial contestó.”Yo lo sé comandante”
Su entrevista con uno de los dos curas católicos que acompañaban a los mercenarios es también digna de contarse.
Este sacerdote se deshizo en justificaciones de porqué había venido y hasta le regaló una estampita de un santo que no pude precisar cual era, que el Che aceptó guardándosela en un bolsillo del uniforme.
Entre las cosas que le dijo el sacerdote era que él estaba muy arrepentido al comprender la realidad de Cuba. El Che entonces le preguntó si estaba dispuesto a confesar ese arrepentimiento públicamente a lo que aquel cura asintió con vehemencia agregando que estaba dispuesto a oficiar misas por la Revolución todos los domingos.”

Fuente:
Recuerdos de un combatiente de Girón
Por Dr. Sc Ing. Ismael González Baldriche
Economista cubano

Imagen
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Continúa relatando el economista Ismael González Baldriche:

“…hallándose mi Cia muy cerca, y por pura casualidad, fue seleccionada por el comandante Vilá para custodiar los presos que estaban siendo concentrados en el motel frente al mar, lo que me permitió obtener vivencias muy directas de la composición y comportamiento en la derrota de los mercenarios. Mientras estuvimos allí pasaron por ese motel cerca de 1000 mercenarios.
En cada habitación introducíamos 25 prisioneros más o menos.”

Hace referencia al suceso de la muerte de los prisioneros asfixiados en el “tráiler de la muerte”:

“En cuanto se llenaba el motel se presentaba un dirigente con varias rastras en las cuales los introducían para trasladarlos a la fortaleza de la Cabaña en la Habana. El primer día me pidieron la mitad de la Cia para custodiar este traslado parcial.
Y he aquí un hecho que sucedió y que no trascendió a la luz pública por un pacto de silencio que hicimos con aquellos milicianos.
A su regreso de este primer traslado, varios combatientes se me acercaron para informarme que debido al hacinamiento en las rastras, habían llegado 9 mercenarios muertos por sofocación.
Comprendimos de inmediato la manipulación que podía hacer el enemigo de este desagradable incidente y les hice prometer un pacto de silencio que se cumplió hasta el día de hoy por parte nuestra.”

Reconoce que el pensamiento general, tanto de prisioneros como de captores, era que pronto iban a ser fusilados todos, esto es explicable por la sangrienta trayectoria del régimen castrista hasta ese momento (ejemplo: ese mismo dia 19 de abril 1961 habian sido fusilados 9 opositores detenidos dias antes por "traicion y actividades contrarrevolucionarias", entre ellos un ex comandante de la Revolucion):

“Por cierto que los mercenarios comenzaron a hacer una gran resistencia cuando se les iba a sacar de los moteles y yo estaba seguro de que no conocían lo que había pasado en el primer traslado por lo que traté de averiguar la causa y hela aquí.
En varias ocasiones se sentía ráfagas de ametralladora y otras armas debido a que se hacían pruebas con algunas de la inmensa cantidad de todo tipo tomadas al enemigo y cuando un mercenario preguntó cuál era la causa de aquellos disparos a algún “jodedor” se le ocurrió decir que era que los estaban fusilando.
El comportamiento de mis compañeros con los mercenarios era verdaderamente ejemplar; ni un insulto, ni un maltrato de obra o de palabra por lo que no me fue difícil convencerlos para que no volvieran a hacer correr ese tipo de rumor que, dicho sea de paso, era lo que creíamos todos que iba a pasar con todos ellos después de los juicios correspondientes.”

Anota el sentimiento generalizado entre los brigadistas de que habían sido traicionados y abandonados a su suerte por quienes los habían embarcado en esta expedición. Esto dio origen a una frase popular en Cuba que ha perdurado hasta nuestros días: cuando algo sale mal es un “embarque” y se ha convertido hasta en un sustantivo, alguien poco de fiar es un “embarcador” y su verbo correspondiente, “embarque”=fracaso.

“Alegaban que los habían embarcado, que venían engañados … Se sentían engañados, traicionados por sus jefes, por la CIA, por el Sistema que les dijo que el pueblo cubano los recibirían como héroes… que todo consistía en llegar a la carretera Central, poner el indicador y doblar a la derecha hasta la Habana sin parar.
El único caso que no fue así, fue con este Oliva, oficial de academia, que era teniente o capitán del ejército, y a quien se le habían mantenido los grados y un año antes había desertado.
Este mulato, alto, bien plantado, cuando llegó a nosotros y le preguntaron, dijo con firmeza que él no estaba engañado ni lo habían embarcado, que él vino a pelear y a ganar y que peleó y perdió por lo que asumía toda la responsabilidad por eso. Era el primer adversario con un comportamiento respetable.”

Hace referencia también a la liberación por parte de los brigadistas del comandante castrista Felix Duque, quien convenció a sus captores a que se entregaran y lo acompañaran hacia las filas castristas, promesa por lo que se ve no cumplida por este oficial. Estos brigadistas:

“…declaraban ya prisioneros que ellos le propiciaron la fuga a Duque y huyeron también con él.
El comandante Duque los visitó en el motel en el que estaban presos y estos le pedían que intercediera a su favor en los tribunales debido a esa supuesta ayuda.
Duque les respondió en aquella ocasión que él no les debía nada, que lo que hicieron fue porque sabían que ya la invasión había sido derrotada.”

Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Documentales sobre Giron, realizados a ambos lados del estrecho de la Florida:
Girón en la memoria, corresponsales de guerra (fotorreporteros):
http://www.youtube.com/watch?v=XEJx4nMF ... re=related

Entrevistas a veteranos de la brigada 2506:
http://www.youtube.com/watch?v=lXOBEXyhVlM

Imagen

El comandante revolucionario Pedro Miret con un prisionero:
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

1,193 prisioneros de guerra de la Brigada 2506 fueron trasladados al Castillo del Príncipe en La Habana. Unos meses más tarde, el 6 de septiembre de 1961, catorce de ellos fueron trasladados a la provincia Las Villas para ser juzgados en una corte militar, por viejas cuentas pendientes con el gobierno de Castro, algunas desde la época insurreccional. Tras el juicio sumario, cinco de estos presos fueron fusilados. Otros nueve fueron sentenciados a 30 años de privación de libertad. Dos de ellos murieron en prisión antes de terminar la condena.
El 29 de marzo de 1962 otro juicio sumario (Causa 111) contra los prisioneros de guerra tuvo lugar en “La Estrella”, el patio central del Castillo del Príncipe. Los jueces de ese tribunal militar fueron “comandantes revolucionarios”. La sentencia fue dada el 7 de abril de 1962: “Por traición a la patria, pérdida de ciudadanía cubana, pago de una indemnización, o a 30 años de trabajo forzado, mientras no se pagaran las multas impuestas.” Es decir se exigió un rescate por los prisioneros. ¿Por qué no fueron fusilados? Quizá Castro no quería dar el espectáculo de una ejecución masiva de tal magnitud (aunque bien podría haberlos hecho cumplir enteramente la condena de 30 años, como a muchos otros opositores). A mi me gusta pensar que tal vez le impresionó la forma en que combatieron en las arenas de Girón.
En total, los tres jefes de la invasión (San Román, Oliva y Artime) fueron condenados a $500,000 cada uno, 230 de los prisioneros a $100,000, 597 a $50,000 y 371 a $25,000, haciendo un total aproximado de $62 millones de dólares. Unos días después, el 2 de mayo de 1962, los tres jefes de la invasión y aquellos 230 prisioneros de guerra multados con $100,000 (los más valiosos) fueron trasladados al Presidio Modelo en Isla de Pinos.

Imágenes del juicio y de los “Shows” televisivos. Castro aprovechó su victoria y bombardeó a la población con discursos kilométricos de muchas horas.
Imagen
Imagen

Aquí el Dr. Artime, jefe civil de la Brigada, declarando en el juicio (foto del Miami Herald):
Imagen

Durante los días de la Crisis de los Misiles de 1962, según testimonios de ex prisioneros, las galeras donde se encontraban recluidos fueron preparadas para volarlas con dinamita por los comunistas, en previsión de un intento de rescate o de invasión.
Castro había dejado que un pequeño grupo de estos presos viajaran en 1962 de regreso a Miami, en señal de buena voluntad hacia el Comité de Familiares, que gestionaba el pago y para que colaboraran en la recogida de fondos. Entre estos y Bob Kennedy se les ocurrió llamar al abogado James Donovan, defensor del espía soviético Rudolf Abel y artífice de su canje, para que mediara con Castro.

Revista cubana Bohemia de aquellos días:
Imagen
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

En septiembre de ese año el Cuban Families Committee for the Liberation of the Bay of Pigs Prisoners of War, Inc., anunció a los prisioneros que se estaban llevando a cabo negociaciones con el gobierno cubano y que escapar en esos momentos sólo iba a traer mas represalias a los prisioneros y podían inclusive dañar las negociaciones.
Gracias a las negociaciones conducidas por el Comité se obtuvo a crédito la salida en un avión prestado para ese propósito por Pan American Airlines de 60 prisioneros de guerra heridos el 14 de abril de 1962, los cuales fueron atendidos en el Hospital Mercy en Miami. También se negoció la salida de uno de los prisioneros, Jorge Alonso Pujol Bermúdez, el cual voló directamente a Panamá el día 18 de abril de 1962: su multa de $100,000 fue pagada por su padre. Tanto él como su hermano que estaba preso en Cuba por otra causa, junto a su padre, Guillermo Alonso Pujol, el cual había sido vice-Presidente, durante la Cuba republicana. El día 29 de julio salieron los prisioneros Fabio Freyre Aguilera ($100,000), Jorge Govin Throckmorton ($50,000), los cuales fueron liberados gracias al rescate que pagó su familia, y Ernest Fitzgerald ($25,000), cuya multa fue pagada por William D. Powley, uno de los 52 Patrocinadores del Comité de Familiares. El día 31 de julio también fueron liberados luego de que sus familiares pagaran las multas impuestas Alfredo González Durán y Nelson Carbonell Vadia. Todos ellos llegaron a Miami usando vuelos regulares. Con la excepción de Jorge Alonso Pujol, el resto de los prisioneros liberados así como los heridos, ayudaron en numerables ocasiones al Comité de Familiares a través de las diferentes entrevistas en las que ellos participaron, en TV, radio, periódicos y eventos sociales, para recaudar fondos e influenciar a las compañías farmacéuticas a que hicieran las donaciones necesarias a través de la Cruz Roja Americana, para de esta forma conseguir la liberación del resto de sus compañeros.
Finalmente, en diciembre 23 y 24 de 1962, gracias a los tremendos esfuerzos del Comité de Familiares, de su abogado James B. Donovan y de la Cruz Roja Americana, los prisioneros de guerra fueron trasladados del Castillo del Príncipe y del Presidio Modelo de Isla de Pinos al Aeropuerto Militar de San Antonio de los Baños, con excepción de los juzgados el 6 de septiembre de 1961.
Ese día (23 de diciembre de 1962), en cinco aviones contratados por la Cruz Roja Americana, salieron hacia Miami 484 prisioneros de guerra, y al día siguiente (24 de diciembre), en otros nueve aviones, salieron los 719 prisioneros restantes, más los miembros del Comité de Familiares.
Es muy importante mencionar, que también gracias a esas negociaciones, el mismo día 23 de diciembre, a sugerencia de la Coordinadora en Cuba del Comité de Familiares Berta Barreto de los Heros, al abogado del Comité de Familiares, James B. Donovan, se le propuso a Fidel Castro (en el mismo aeropuerto militar) que dejara también salir de Cuba en los mismos barcos y aviones que traían o traerían la medicina, equipo quirúrgico y comida negociada para el rescate de los prisioneros de guerra, a las familias de los prisioneros… En otro viaje que hizo a Cuba, Donovan pudo también negociar la liberación y eventual salida de Cuba de 23 ciudadanos americanos, que sufrían prisión. En otras palabras, fueron un total adicional de 7,857 personas que también obtuvieron su libertad (en diferentes fechas) entre diciembre 27 de 1962 y Julio 4 de 1963., los cuales salieron de Cuba en diferentes fechas durante los próximos seis meses, en 20 aviones, volando directamente a Miami y en 8 barcos fletados por la Cruz Roja Americana, que atracaron en Port Everglades en diferentes fechas y fueron recibidos por la Cruz Roja Americana y el Departamento de Inmigración de los Estados Unidos. El último barco (S. S. Maximus) llegó a Ft. Lauderdale, Florida, el 4 de julio de 1963.

Pablo Pérez-Cisneros Barreto
Miami

Fotos del Miami Herald:
Imagen
Imagen
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

San Román, el comandante de la Brigada 2506, en su artículo Respuesta, realizó esta evaluación sobre la actitud de los hombres que combatieron en Bahía de Cochinos bajo su mando:

“Ejemplar durante el desembarco, durante el recio combate, durante la traición aliada, nuestra estancia en prisión. Ejemplar por la dignidad y hombría de todos sus miembros durante la farsa del juicio masivo (marzo 29, 30 y abril 1 de 1962) del Castillo del Príncipe, donde el”show” propagandístico que Castro tenía preparado, se volvió en contra suya y tuvo que correr a sacar del recinto (patio-La Estrella) las cámaras de televisión; ejemplar por la moral, dedicación y sentido de compañerismo de los brigadistas que escaparon de Cuba después de terminado el combate. Ni un solo miembro de la Brigada se escapó durante los tres días de combate. Solo escaparon algunos después que di la orden de retirada. Solo escaparon aquellos que por problemas de comunicación no recibieron mis órdenes de retirada organizada. Aquellos soldados que llegaron a mi puesto de mando, después de que sus unidades habían sido destrozadas, encontraron que allí ya no había Jefe de Brigada que les diera instrucciones, pues mi Estado Mayor y yo, confiados en que mis órdenes habían sido recibidas, nos habíamos retirado con el Dr. Artime y la Compañía de Jefatura, o a lo que quedaba de ella, hacia los pantanos de Zapata, a esperar la llegada de la tan prometida ayuda aliada. Pero este grupo que escapó ante el caos reinante, no escapó en desesperado egoísmo, sino que los brigadistas sanos ayudaban a los heridos, los que sabían nadar sostenían hasta el bote a aquellos que no sabían hacerlo, los que atrapaban a un pez, lo compartían, los que tenían sed esperaban a que sus compañeros tomaran primero. Los dos oficiales Jefes de Batallón que escaparon, dando instrucciones en el bote de fuga (Celia), mantenían la disciplina. Los soldados deshidratados y desnutridos, al borde de la muerte, las cumplían porque los oficiales que las impartían eran ejemplo de personalidad, preparación militar, dedicación y valentía. De 22 escapados en el bote, solo 10 llegaron vivos… y en cuanto recibieron dos sueros intravenosos, ya estaban de pie, montados en barcos de infiltraciones a Cuba o conversando con la prensa o miembros del gobierno norteamericano, para ayudar al Comité de Familiares Cubano Para la Liberación de los Prisioneros de Guerra de Bahía de Cochinos, Inc., para poder sacar de las cárceles d Cuba a sus compañeros presos y al mismo tiempo, continuar la lucha contra Castro.”

Es cierto que ninguno se pasó al enemigo, a pesar de la situación bien comprometida en que se vieron, durante el combate y después en prisión, donde todos pensaban que serian fusilados o que tendrían que cumplir largas condenas. Entre todos acordaron no declarar durante el juicio nada que pudiera seguirle el juego a Castro; esto solo fue violado por uno, que lo hizo a cambio de ventajas y otro que no pudo resistir el torrente de difamaciones que se vertían allí y contestó exaltado. Tuvo que ser llamado al orden por sus superiores.

San Román en prisión:
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Los USA, la URSS y Castro después de Bahía de Cochinos:

Sin duda el gran beneficiado del desastre de Bahía de Cochinos fue Fidel Castro, como bien lo dejó plasmado San Román, comandante de la Brigada 2506 en su artículo Respuesta, al enumerar una serie de consecuencias del “fiasco”:

a) Para Fidel Castro: El triunfo le hizo ganar confianza en sí mismo, tornándolo más agresivo e irrespetuoso de la amenaza exterior.

b) Para los cubanos en Cuba: Ayudando a Fidel Castro por ideales o porque no les quedaba más remedio; ya que los EE.UU. habían sido derrotados y no eran tan omnipotentes. Así que, quizás, fuese mejor para ellos permanecer con Castro, el cual había demostrado más determinación. Playa Girón se convirtió para Castro en un símbolo y bautismo de fuego.

c) Para los cubanos dentro de la Isla opuestos a Castro, para los miembros de la Brigada y para los cubanos del exilio, su fe en el gobierno de los EE.UU. se debilitó mucho.

d) Para Latinoamérica y el resto del mundo: La figura de Castro creció gigantescamente como líder fuerte y decidido, mientras la de los EE.UU. perdía prestigio.


El propio Castro envalentonado no dudó en afirmar que Girón fue: “La Primera Derrota del Imperialismo Yanqui en Latinoamérica”, augurando que vendrían muchas derrotas más, y convirtió esta frase en una de sus consignas favoritas.
En agosto de 1961, en una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Punta del Este, Uruguay, el Che Guevara se aproximó del Secretario de la Casa Blanca, Richard N. Goodwin y le entregó un mensaje chulesco para Kennedy. Decía: "Gracias por Playa Girón. Antes de la invasión la revolución era débil. Ahora es más fuerte que nunca". Fuente: documento desclasificado por el gobierno americano:
http://www.gwu.edu/%7Ensarchiv/NSAEBB/N ... 610822.pdf

Kruschov y los dirigentes de la URSS tuvieron la percepción de que el recién estrenado presidente americano era un joven inexperto y débil, y decidieron sacar partido: la prueba es que al año siguiente en colaboración con Castro montaron sus misiles nucleares en Cuba, desde donde dominaban prácticamente todo el territorio americano (solo el lejano Seattle escapaba de su alcance) dando origen a la famosa Crisis de Octubre.

En cuanto a Kennedy, no dudó en aceptar su responsabilidad: “¿Cómo pude ser tan estúpido?” “La victoria tiene cien padres, en cambio la derrota es huérfana- dijo- Yo soy el oficial responsable del gobierno.” Calificó la opèracion de "fiasco". Con declaraciones tan sinceras como estas pudo calmar las repercusiones en el ámbito nacional, e inclusive elevar su índice de popularidad hasta un increíble 83%.
Kennedy pudo haber asumido su responsabilidad, pero eso no significaba que no habría consecuencias para aquellos que él consideraba corresponsables, en primer lugar la CIA, la cual fue reorganizada ampliamente y su jefe Dulles y subjefe Bisell tuvieron que renunciar. Otra consecuencia fue el ascenso en la escala de poder de su hermano Robert Kennedy, que se convirtió en su principal consejero. “Bob” tuvo conocimiento de la invasión solo una semana antes de que ocurriera, por lo que no tuvo culpa apenas en su planificación y ejecución.
Se volvió mucho más cauteloso y estricto con las operaciones en el exterior, se limitó mucho la implicación directa de fuerzas norteamericanas en la Guerra Fría (caso de Laos), y se recurrió cada vez más a la “guerra sucia”, mediante operaciones encubiertas y con la utilización de fuerzas nativas para contrarrestar la creciente presión del comunismo sobre el 3º mundo. Creo que esto de negar la implicación americana en la multitud de conflictos que proliferaron por el mundo en aquellos días a la larga perjudico a la causa de la Libertad, ya que su contraparte no se limitaba de realizar su injerencia descarada, ya directamente o a través de peones como Castro. Algunos creen ver la génesis del fracaso de Vietnam en el "fiasco" de Bahia de Cochinos.
En cuanto a Cuba, no abandonó los planes para derrocar al comunismo en la Isla, pero estos fueron a partir de entonces operaciones negras, no reconocidas abiertamente a los contribuyentes americanos. Se pretendía “provocar, acosar o destruir el gobierno revolucionario cubano”: subversión, atentados, hasta planes para matar a Castro. Guerra de baja intensidad, costosa y llena de sufrimiento para la población civil, conocida como “Operación Mongoose (mangosta)”. Todo esto fracasó, como tristemente conocemos hoy. Si se hubiese actuado con firmeza en Bahía de Cochinos todo esto se hubiese evitado.

Fuente: libro: John F. Kennedy: Su liderazgo
Escrito por John A. Barnes

Valla publicitaria de la Cuba actual:
Imagen
Última edición por apatrida el 23 Sep 2011 21:28, editado 1 vez en total.
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Ceremonia en el Miami Orange Bowl:

Kennedy se sentía responsable por los miembros de la Brigada 2506 que languidecían en las cárceles de Castro. Por medio de la gestión personal del hermano del presidente y ministro de Justicia, Robert Kennedy, ante las compañías farmacéuticas y de alimentos, se cumplió el acuerdo con Castro: 53 millones de dólares en compotas, vacunas para niños, medicinas, equipo agrícola y alimentos por el valor que Castro quería. El primer contingente de brigadistas liberados llegó a los Estados Unidos el 23 de diciembre de 1962. Con bastante valentía y en contra del consejo de sus asesores, que temían ser abucheados o algo peor por la multitud de exiliados que se sentían traicionados, estuvo de acuerdo en aparecer en el estadio Orange Bowl de Miami 6 dias después, el 29 de Diciembre de 1962 para dar la bienvenida a los miembros supervivientes de la Brigada 2506. La aparición, con Jacqueline Kennedy dirigiéndose a la multitud de 40 000 personas, en un fluido español, fue un triunfo: Dijo que pedía en sus rezos que su hijo John, entonces un niño, pudiera crecer para ser tan valiente como los hombres de la 2506, “un grupo de los hombres más valientes del mundo”.
Por su parte el Presidente dijo"Les aseguro que esta bandera regresará a la Brigada en una Habana libre", les dijo al recibir el símbolo que le regalaron los brigadistas, encabezados por José Pérez San Román, Jefe de la Brigada, Erneido Oliva, su 2º al mando y el Dr. Manuel Artime Buesa, Jefe Civil de la invasión.

Fuente: libro: “John F. Kennedy: Su liderazgo” Escrito por John A. Barnes
Artículo “Respusta” de J. P. San Román.

Video de Youtube sobre el acto del Orange Bowl:
http://www.youtube.com/watch?v=bgWRxNUR494

Fotos de la ceremonia:
Imagen
Imagen

Oliva entrega la bandera de la Brigada 2506 al Presidente, en presencia de San Roman y Artime:
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

Noviscum Deus
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 3589
Registrado: 10 May 2006 10:25
Ubicación: Madinat al-Turab, Balad Balansiya

Medallas

Parches

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por Noviscum Deus »

Es increible el trabajo que estás haciendo en este hilo apatrida. En dos palabras IM - PRESIONANTE :-p~ .

:Bravo :Bravo :Bravo
Como el sastre se sirve de la aguja para juntar retazos, así usé yo de mi espada para unir provincias separadas. Desde que la razón me despuntó, nada me pareció tan odioso como la fragmentación del imperio. Pregunta a mis fronteras si queda algún lugar en poder enemigo. Te contestarán que no; pero si afirmativamente te dijeran, presto allí llegaría enlorigado, empuñando mi espada. Interroga también a los cráneos de los súbditos rebeldes, que brillan a la luz del sol, esparcidos sobre la llanura como calabazas hendidas, te dirán que los he abatido sin descanso.
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Lopez 72
Cabo
Cabo
Mensajes: 104
Registrado: 12 May 2010 14:22

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por Lopez 72 »

Antes le dije que debía usted escribir un artículo sobre el tema, ahora creo que debería escribir un libro. :Bravo

Lo que más me ha llamado la atención es que casi la mitad de sus fuentes son publicaciones cubanas.

Excelente trabajo. :dpm:

PD: Tiene usted alguna información sobre el supuesto vínculo de cubanos exiliados en USA con el asesinato de Kennedy. :arrow:

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Muchas gracias amigos por vuestras palabras. Al parecer el tema ha gustado, veo que tiene muchas visitas a pesar del relativamente poco tiempo que lleva abierto. Esto y vuestros post son un estimulo para continuar trabajando.

Hace aproximadamente 10 años, a partir de la desclasificación de documentos de la CIA, y el gobierno americano, ha salido mucha información sobre los sucesos de Bahia de Cochinos, libros, artículos, etc… Castro también se ha sentido arrastrado por esta ola y ha realizado muchas declaraciones, y permitido a sus subordinados que hablen también sobre aquellos días. Ha raíz del reciente 50 aniversario Se han publicado varios libros y entrevistas. Yo solamente he tratado de comparar las versiones de ambos lados del estrecho de la Florida, limpiar un poco de la paja ideológica y tratar de aclararme y compartir con ustedes lo que realmente pasó allí.

Aunque este no sea el hilo, pondré algo sobre la muerte de Kennedy para el amigo Lopez72. Ante todo hay que decir, que como todo lo relacionado con la muerte de Kennedy, no hay pruebas de nada, solo declaraciones, libros, suposiciones y extrañas coincidencias.
El supuesto vínculo de cubanos exiliados en USA con el asesinato de Kennedy pertenece a la llamada “Teoría de la Conspiración”, que plantea que para llevar a cabo el magnicidio fueron necesarias de 15 a 20 personas entrenadas. Ha sido apuntado muchas veces por voceros oficiales del régimen castrista, y fuentes allegadas a la izquierda en general que la CIA y cubanos exiliados estuvieron detrás del asesinato. Se apunta como móvil el sentimiento de traición entre el exilio por el abandono en Bahía de Cochinos. En cuanto a la CIA, además de este móvil, tenía otro motivo: Kennedy la convirtió en el chivo expiatorio del “fiasco” y acometió una profunda reestructuración de la Agencia. Se dice que le expresó a su ayudante Clark Clifford, su deseo de desaparecer a la Agencia: “Algo muy malo está ocurriendo dentro de la CIA y quiero saber qué es. Quiero desmantelar en mil pedazos a la CIA y moverlos a los cuatro vientos.”
El general Fabián Escalante Font, ex viceministro del Ministerio del Interior de Cuba, ha ofrecido, en varios libros y entrevistas, la última versión que he escuchado sobre la confabulación del CIA con la contrarrevolución cubana para cometer el magnicidio de Dallas. Tal es el caso de "La Guerra Secreta: Operaciones Encubiertas de la CIA Contra Cuba, 1959-1962", y "El Complot", escritos por Escalante en los últimos años. Yo no he leído estos libros, pondré lo que dicen las reseñas que conozco:
Según este general, cubanos pertenecientes a la CIA, infiltrados y capturados en Cuba, le confesaron la participación en la muerte de Kennedy de miembros del grupo creado por la CIA con el objetivo inicial de colaborar en el derribo de Castro: Operación 40. Los tiradores serían:

Eladio del Valle: cubano, piloto miembro de Operación 40, cuando iba a testificar ante un Comité del Congreso que investigaba la muerte de Kennedy, fue asesinado el 22 de Febrero de 1967.

Herminio Díaz García: Cubano, miembro de Operación 40, tenía ya una larga historia de violencia desde antes de la llegada al poder de Castro. Díaz García murió en una misión de la CIA, en Monte Barreto en Miramar , en La Habana Cuba el 29 de Mayo de 1966.

La base de operaciones fue una casa situada en el 3126 Harlandale Avenue, en Dallas, gestionada por el también cubano Manuel Rodríguez Orcarberro. Los jefes del operativo serian los norteamericanos agentes de la CIA Howard Hunt y Frank Sturgis, también de Operación 40.

Es cierto que estos agentes, especializados en la “guerra sucia”, nunca mejor dicho, estuvieron siempre entre los que hicieron el trabajo más sucio durante la guerra fría en escenarios como Vietnam e Indochina en general, África, Centroamérica. En cuanto se investiga un poco en cualquiera de los conflictos que ensangrentaron estas regiones en esos años, aparecen siempre los cubanos y americanos integrantes de este grupo. También es cierto que estuvieron implicados en el escándalo Watergate. Las mismas fuentes señalan vínculos de Operación 40 con la mafia y el crimen organizado. En este tema encontraras información sobre Operación 40.
Pero bueno todas estas declaraciones hay que tomarlas con pinzas, porque como ya te dije no hay pruebas de nada, y en muchos casos las fuentes están muy parcializadas.
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Aquí fragmentos de una declaración publicada por el General retirado del US Army y 2º jefe de la Brigada 2506 Erneido A. Oliva, en Febrero de 2005. En ella se aclaran muchas cosas sobre la posición de Kennedy y la lucha contra Castro, como que continuó la lucha por derrocarlo a través de la Operación Mangosta (Mongoose) y que fue realmente Jonhson el que mandó a suspender esta lucha:

¿Porqué la Brigada de Asalto 2506 entregó su bandera al Presidente Kennedy para su custodia temporal?

“Desde mi regreso de las cárceles cubanas después de nuestro fracaso en la Bahía de Cochinos el 17 de abril del 1961, me han preguntado cientos de veces el porqué la bandera de la Brigada de Asalto 2506 fue entregada al Presidente John F. Kennedy en el Orange Bowl de Miami el 29 de diciembre del 1962. Hasta estos momentos, a muchos que desconocen los hechos, les parece que eso fue una acción paradójica, pues Kennedy es frecuentemente culpado por nuestra derrota en Bahía de Cochinos y como resultado de ser el responsable por casi cinco décadas de la dictadura de Fidel Castro y por añadidura del sufrimiento del pueblo cubano…
Muchos opinan que la entrega de la bandera de la Brigada fue motivada por disculpas y halagos. Sin embargo, yo pensé en aquellos momentos como pienso ahora, que la entrega de la bandera al Presidente estuvo plenamente justificada, que fue correcto y patriótico lo que hicimos. Hasta estos momentos, no he discutido este tópico… porque el tema incluía mucha información confidencial y no creí era el momento apropiado para discutirlas. Bueno, esa información ha sido desclasificada y deseo ahora poner nuestras acciones en su debida perspectiva.
El 22 de diciembre del 1962, la mayoría de los miembros de la Brigada fueron liberados porque el gobierno de Estados Unidos había pagado el rescate demandado por Castro por nuestra libertad y se había ordenado nuestra salida de la isla. Antes de partir de la base aérea militar de San Antonio de los Baños, Castro tomó su tiempo para visitar privadamente a los tres líderes de la Brigada: el Dr. Manuel Artime, José Pérez San Román y a mí. Sus palabras de despedida incluyeron no solo reproches por lo que nosotros habíamos realizado - algo que habíamos escuchado en varias oportunidades durante nuestro cautiverio - pero en esta ocasión nos amenazó de que si regresábamos de nuevo a Cuba con un arma en nuestras manos, seríamos fusilados de inmediato en el mismo lugar de nuestra captura. Nuestra partida fue retrasada por ocho horas hasta que el millón y medio de dólares en efectivo que pagaron por los tres líderes fueran depositados en la cuenta bancaria personal de Fidel Castro.
Cuando finalmente aterrizamos en la base aérea militar de Homestead en la Florida, no había puesto un pie en territorio libre cuando un estadounidense se acercó a mí corriendo y me informó que alguien había llamado a un teléfono de la base y deseaba hablar urgentemente conmigo. Yo me pregunte quien pudiera estar tan ansioso de hablar conmigo porque mi esposa, Graciela, se encontraba aún en Cuba con mi pequeña hija. Cuando pude llegar al lugar señalado y levanté el teléfono, al otro lado de la línea se encontraba el Secretario de Justicia y hermano del presidente, Robert F. Kennedy. Con palabras calurosas me dio la bienvenida a Estados Unidos y dijo que en los días subsiguientes discutiríamos tópicos de gran importancia para ambos.
Cuando, dos días después, Artime, San Román y yo nos reunimos con Robert Kennedy en la Ciudad de Washington, él nos proporcionó información sobre las operaciones que estaban realizando para precipitar el derrocamiento del régimen de Castro. Sus palabras nos hicieron olvidar de inmediato las amenazas de despedida del dictador y nos motivó a comenzar de nuevo planes para combatir otra vez por la liberación de nuestra patria nativa. Kennedy mencionó que los planes operacionales estaban ya siendo implementados, que quería asegurarse de que nosotros éramos incluidos en el proceso si así lo decidíamos. La operación llamada "Operación Mongoose" había sido aprobada por el Presidente Kennedy en noviembre del 1961, solo seis meses después de la invasión de Bahía de Cochinos. Las regulaciones de Operación Mongoose, recientemente desclasificadas, establecían dos puntos muy importantes: "(a) llevando a efecto el derrocamiento del gobierno de Castro, los Estados Unidos utilizarán recursos nativos, internos y externos, pero reconoce que el éxito final requerirá una intervención decisiva de EE.UU. (b) Al mismo tiempo que se identifican los recursos nativos, estos serán utilizados para preparar y justificar la intervención, y más tarde facilitarla y apoyarla."
Durante los días que siguieron a nuestra reunión con Robert Kennedy, los tres líderes de la Brigada pasamos largas horas, en Washington y Miami, discutiendo los planes que nos habían presentado. Finalmente llegamos a la unánime conclusión de que por el bien de nuestra patria teníamos que olvidarnos de nuestras amargas experiencias con el Presidente Kennedy… y que teníamos que aceptar la nueva oportunidad que se nos ofrecía. Nosotros también acordamos seguir los consejos de uno de nuestros nuevos asesores norteamericanos y no compartir esa información con nadie, ni siquiera con nuestros amigos más cercanos de la brigada.
Para demostrar al Presidente nuestra firme decisión de cooperar, así como también hacerle saber de nuestra disposición de combatir de nuevo por la liberación de Cuba, Artime sugirió que hiciéramos un gesto simbólico y presentáramos públicamente la bandera de la Brigada al Presidente Kennedy. También decidimos que yo hiciera la entrega después que San Román concluyera sus breves palabras de bienvenida. Cuando informamos al Secretario de Justicia de nuestra decisión, funcionarios de la Casa Blanca comenzaron inmediatamente a preparar los planes que culminaron en una extraordinaria ceremonia en el Orange Bowl de Miami, la que fue presenciada por miles de cubanos exiliados. Fue durante ese evento histórico que le entregué la bandera al Presidente Kennedy diciendo: "Señor Presidente, los hombres de la Brigada de Asalto 2506 le hacen entrega de su bandera, nosotros se la entregamos para su custodia temporal. El Presidente entonces desdobló la bandera, hizo una pausa de unos segundos, y con voz emocionada declaró: "Comandante, le aseguro a ustedes que esta bandera será devuelta a esta Brigada en una Habana Libre".
Durante las semanas siguientes, varios funcionarios del gobierno, y en especial Robert Kennedy, nos informaron que la "Operación Mongoose" no estaba obteniendo los resultados previstos y que estaba siendo reemplazada por otra nueva operación encubierta. Se nos aseguró que los nuevos esfuerzos eran considerados de alta prioridad y que la administración estaba comprometida con la liberación de Cuba. También nos enteramos que cientos de hombres se encontraban implementando los nuevos planes y que decenas de operaciones psicológicas y paramilitares se estaban realizando contra el régimen de La Habana. Nosotros estábamos convencido que en esa ocasión, el resultado sería una victoria definitiva.
A fines de enero del 1963, Artime y yo nos reunimos de nuevo con Robert Kennedy en su residencia de McLean. Kennedy comentó que nosotros lucíamos completamente recuperados del duro tiempo pasado en las prisiones e indicó que había llegado la hora que nos uniéramos a las operaciones del gobierno contra Castro. A Artime se le proporcionarían todos los fondos necesarios para que comenzara operaciones paramilitares desde otro país, él dijo, y a mí se me permitiría, dentro de las Fuerzas armadas estadounidenses, entrenar y organizar las fuerzas convencionales necesarias para lograr la meta establecida por el Presidente. Dos meses más tarde, Artime partió para Nicaragua con cientos de hombres. Yo me dirigí a Fort Benning, Georgia, con 207 oficiales de la Brigada que habían recibido unos días atrás sus comisiones como oficiales del ejército, la fuerza aérea y la marina de EE.UU. Otros 500 miembros de la Brigada fueron asignados al Fuerte Jackson, Georgia, donde se unieron a miles de cubanos voluntarios que se habían alistado durante la crisis de los cohetes de Octubre.
En una conferencia de prensa en enero, el Presidente anunció el ingreso en el ejército de los miembros de la Brigada y mi nombramiento como Representante de todos los cubanos americanos alistados en las Fuerzas Armadas de EE.UU. Todos estos eventos se desarrollaron con una velocidad increíble después de lo que muchos creyeron fue un firme compromiso firmado por el Presidente de Estados Unidos y el Primer Ministro de la Unión Soviética después de la crisis de los cohetes de no invadir militarmente a Cuba. A través de los años, muchos han mantenido firmemente este criterio. Académicos, periodistas, historiadores y algunos cubanos americanos han culpado a John F. Kennedy por cancelar todas las operaciones contra Castro después de la fallida invasión de Bahía de Cochinos. Yo puedo asegurar, como testigo presencial, de que no fue así.
Como el resto del país, el asesinato del Presidente el 22 de Noviembre del 1963 fue un tremendo golpe para mí. Me encontraba en Fort Sill, Oklahoma, trabajando con otro oficial cubano asignado a esa base militar en planes para organizar una brigada de infantería dentro del ejército de EE.UU., cuando escuché la trágica noticia. Los oficiales de la Brigada se encontraban en esos momentos dispersos en varias bases de EE.UU. Yo no pude imaginarme en aquellos momentos la tremenda repercusión que tendría la pérdida del Presidente Kennedy en nuestros planes y que todos nuestros esfuerzos y sueños por ver a una Cuba Libre iban a desvanecerse prontamente. El 14 de enero del 1964, fue el nuevo Presidente Lyndon B. Johnson quien en la Casa Blanca, en presencia de Robert Kennedy, me informó de su decisión de terminar todas las acciones contra Cuba. Yo tuve que trasmitir personalmente la devastadora noticia a los cubanos exiliados que ostentaban el uniforme militar norteamericano. Realmente Castro fue el único que se benefició del acto criminal acontecido en Dallas.
… Confío sinceramente que los miembros de la Brigada y el público en general comprendan que la culpa por los 46 años de dictadura en Cuba no debe recaer exclusivamente sobre los hombros de John F. Kennedy. Es una realidad ineludible que nuestra derrota en las playas cubanas consolidó el régimen de Castro. Pero también tenemos que admitir que el Presidente Kennedy quería continuar su lucha para derrocar al tirano. El Presidente que nos falló en la Bahía de Cochinos estaba realmente arrepentido por no apoyarnos y quería rectificar su error histórico y liberar a Cuba de la dictadura castro comunista.
….Es muy posible que un día, que me parece muy cercano, los ex-miembros de la Brigada de Asalto 2506, sus familiares y el resto de la comunidad cubana, pudiéramos reunirnos nuevamente. Esta vez, no en el Orange Bowl de Miami, pero en una Habana Libre, en un lugar hoy conocido como "Plaza de la Revolución" y que nosotros llamaremos "Plaza de la Libertad". Y vislumbro ver y oír en esa plaza, a otro Presidente de Estados Unidos diciendo: "Miembros de la Brigada de Asalto 2506, estoy aquí en una Cuba Libre, devolviéndole a esta Brigada la bandera que nos fue entregada para nuestra custodia en diciembre del 1962".
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Quince años después, la asociación de ex brigadistas pidió al Museo Kennedy que le fuera reintegrada la bandera del Orange Bowl, pues la palabra no había sido cumplida.

Parches de la Brigada 2506:

Imagen
Imagen

Este de los paracaidistas, al parecer el pajaro negro fue un intento de halcon, pero que no les salió..
Imagen

Imagen
Imagen

Aqui sobre el brazo de Erneido Oliva se ve el parche de la Brigada:
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Sello de correos cubano de 1964, conmemorando la victoria de Girón:
Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13674
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 26 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por APV »

Lopez 72 escribió:Antes le dije que debía usted escribir un artículo sobre el tema, ahora creo que debería escribir un libro.
Cierto, estámuy bien; quizás al menos reagruparlo en PDF
apatrida escribió:Es cierto que estos agentes, especializados en la “guerra sucia”, nunca mejor dicho, estuvieron siempre entre los que hicieron el trabajo más sucio durante la guerra fría en escenarios como Vietnam e Indochina en general, África, Centroamérica. En cuanto se investiga un poco en cualquiera de los conflictos que ensangrentaron estas regiones en esos años, aparecen siempre los cubanos y americanos integrantes de este grupo. También es cierto que estuvieron implicados en el escándalo Watergate. Las mismas fuentes señalan vínculos de Operación 40 con la mafia y el crimen organizado. En este tema encontraras información sobre Operación 40.
¿Volvieron a medirse los cubanos de ambos bandos en alguna de esas luchas durante la guerra fría fuera en América o en África?
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Ya son varios compañeros que me sugieren hacer un articulo, aunquye habría que comprimir y "podar" bastante. Si los moderadores creen que se pueda publicar un articulo extractando este tema (por la reiteracion, digo), me pondré a la tarea.

Aqui este post que publiqué en este tema hace algun tiempo:
apatrida escribió:Los participantes en ambos bandos en esta batalla de Bahía de Cochinos jugaron posteriormente papeles de primera línea dentro de sus respectivos bloques enfrentados durante la Guerra Fría. Por ejemplo el entonces capitán Victor Dreke, mencionado en el post anterior, pocos años después fue el 2º al mando de la tropa cubana del Che Guevara en el Congo, tal vez escogido por ser de raza negra, como la mayoría de los cubanos enviados allí.

En esta foto de izq a dcha Víctor Dreke, un médico cubano y el Che Guevara en el Congo:
Imagen

Por la otra parte, en ese mismo teatro africano (Congo), combatieron miembros de Operación 40 como el mencionado anteriormente Félix Rodríguez y varios de los pilotos de Girón:
• CAPITAN JOAQUIN VARELA VIEYTES
Este piloto de la Fuerza Aérea Cubana tenía 28 años cuando fue entrenado en la U.S. Naval Academy en Pensacola. Participó en los vuelos de los B-26 Invaders de la CIA sobre las playas de Bahía de Cochinos. Logró sobrevivir a este desastre.
El Capitán Joaquín "Jack" Varela, luego fue comisionado por la CIA para comandar una misión para “estabilizar” el Congo en África. Fue uno de los pilotos cubanos asignados por la CIA para ayudar en la supresión de una revuelta en Katanga. Varela pasó alrededor de 2 semanas en Leopoldville antes de encabezar las operaciones aéreas de la CIA y junto a otros pilotos cubanos trabajó bajo la cobertura de la Congo Air Force. Varela voló en B-26 y T-28 en África y entrenó al personal. Sus aviónes en África eran conocidos como Makasi.
Otro piloto participante en Girón que también combatió contra los “simbas” en el Congo fue el Capitán René García.
Joaquin "Jack" Varela murió en Enero 21, 1992.
Fuente: MiamiHerald.com/obituaries.

Imagen

Imagen

Quizá algún compañero versado en estas campañas en África pueda ampliar sobre el tema.

Otro de los protagonistas mencionados anteriormente, el jefe del batallón de la Policía castrista en Bahía de Cochinos, Efigenio Amejeiras comandó en octubre de 1963, uno de los primeros experimentos militares castristas de envergadura en África, al intervenir con 3 batallones de infanteria motorizada y una brigada de 50 tanques en el conflicto fronterizo argelino marroquí, del lado argelino.
Imagen
Tambien hice mencion del agente de la CIA Felix Rodriguez, miembro de Operacion 40, el cual se desempeñó en frentes de la Guerra Fria tales como Indochina (Vietnam, Laos, "Operacion Fenix"), Centroamérica (el fue aquel Max Gomez de cuando salio a la luz toda la trama del caso Iran-Contras) mientras de la otra parte asesores cubanos de Castro asistian a sandinistas y guerrilleros salvadoreños. Pero la actuacion mas destacada de Felix sin duda fue en la caza, captura y muerte del Che Guevara. En esa guerrilla boliviana se encontraba el cubano Dariel Alarcón Ramírez, conocido como Benigno, guerrillero castrista, y junto con el Che en el Congo y Bolivia. Fue de los unicos 3 sobrevivientes cubanos de Bolivia. Siguió su carrera dentro de la seguridad cubana en numerosos escenarios mundiales, hasta que desencantado con Castro a raiz del fusilamiento del general Ochoa, desertó en la decada de los 1990´s en Paris. Aqui unos fragmentos del articulo de Marcelo Fernández-Zayas http://www.negreisurfer.8k.com/traicion.htm

"Terminada la aventura de Bolivia, Félix al igual que Benigno, asumen nuevos nombres y aceptan nuevas misiones. Ambos conocían sus respectivas historias y andanzas por reportes de inteligencia. Sabían que estaban sentados en la misma mesa de tapete negro jugando cuidadosamente las cartas. Nunca se habían visto personalmente, pero conocían y estudiaban respectivamente sus rostros, vida y acciones. Fidel y Raúl Castro, habían ordenado la muerte de Félix. Benigno, lo hubiera ejecutado sin pensarlo dos veces y Félix hubiera hecho lo mismo. Este último, se encontraba en Viet Nam luchando, cuando escapa un intento de asesinato ordenado por La Habana. Mientra tanto, Benigno luchaba en Siria contra los israelitas...

En París, en junio de 1996, Benigno expresó su deseo de conocer personalmente a Félix Rodríguez. Curiosamente, el laborioso arreglo para el encuentro fue propiciado por la prensa. La compañía de televisión Telemundo de Miami, convence a Félix Rodríguez, a que aparezca en cámara con su antiguo adversario. Finalmente, el 14 octubre del 1996, se encontraron cara a cara. Después de 29 años de la muerte del Che, estos grandes oponentes se abrazaron en París. Hablaron por horas, recordando días pasados, cuando jugaban sus cartas en el tapete negro. Aclararon dudas, llenaron lagunas vacías en las memorias, confesaron la mutua admiración que sentían. Fue un momento emocionante e inolvidable en la vida de los dos. Se abrazaron fuertemente..."

Estos son algunos ejemplos (de los muchos que debe haber) de la presencia de cubanos en los bandos enfrentados durante la Guerra Fria. Aqui un video de Youtube con entrevistas a estos dos personajes:
http://www.youtube.com/watch?v=uf5gjwCg ... re=related
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Imagen de Felix Rodriguez y Benigno, antiguos enemigos, durante su encuentro en Paris:

Imagen
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

Tosk
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9921
Registrado: 03 Ago 2005 14:43

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por Tosk »

Apátrida, creo que en los hilos acerca del Congo en los ´60s (fueron creados por Mencey hace ya un buen tiempo, si la memoria no me falla), hay más datos del empleo de B-26s y T-28s. Yo lo que puedo ofrecer, si te interesa, es el perfil del avión B-26 de la unidad de Varela, con un búfalo dibujado en la trompa y la leyenda Makasi, que era una marca de cerveza local (la otra es Primus, que sigue existiendo). - Perdón por el off-topic-.

Y sobre si debería ser un artículo, si te animas a ordenarlo y darle formato de artículo, creo que no habría problema, háblalo con algún integrante del Consejo Editorial.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Tosk escribió:Apátrida, creo que en los hilos acerca del Congo en los ´60s (fueron creados por Mencey hace ya un buen tiempo, si la memoria no me falla), hay más datos del empleo de B-26s y T-28s. Yo lo que puedo ofrecer, si te interesa, es el perfil del avión B-26 de la unidad de Varela, con un búfalo dibujado en la trompa y la leyenda Makasi, que era una marca de cerveza local (la otra es Primus, que sigue existiendo). - Perdón por el off-topic-.

Y sobre si debería ser un artículo, si te animas a ordenarlo y darle formato de artículo, creo que no habría problema, háblalo con algún integrante del Consejo Editorial.
Si que me interesaria la imagen del avion, te lo agradezco, y tambien por lo del dato de la marca de cerveza, no lo conocia. Ya buscare los hilos del Congo. En cuanto tenga un tiempito, le doy forma de articulo a este tema y lo enviaré.
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Hace algunos años, cuando McCain estaba en campaña, salieron a relucir las memorias del piloto americano y prisionero Everett Alvarez de que en su campo de prisioneros en Vietnam muchos fueron interrogados y torturados por asesores cubanos, al jefe de los cuales bautizaron como "Fidel". Esto por supuesto fue negado por las autoridades vietnamitas.

En Indochina hubo cubanos en los dos bandos: elementos de Operacion 40, fuerza creada por la CIA para luchar contra Castro, fueron trasladados a Indochina, luego de que Jonhson, al llegar a la presidencia, suspendiera las operaciones secretas contra Cuba. Participaron en operaciones en Vietnam y tambien la operacion Fenix en Laos.

Recuerdo hace muchos años haber asistido a una conferencia del director del Hospital Provincial de Santiago de Cuba, de apellido Maninidra o algo asi, que pronunció a su regreso del Vietnam, donde estuvo como medico en hospitales durante la guerra.
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

Tosk
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9921
Registrado: 03 Ago 2005 14:43

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por Tosk »

apatrida escribió:Si que me interesaria la imagen del avion, te lo agradezco, y tambien por lo del dato de la marca de cerveza, no lo conocia. Ya buscare los hilos del Congo. En cuanto tenga un tiempito, le doy forma de articulo a este tema y lo enviaré.
Ahí están, en el hilo apropiado :wink:

apatrida
Coronel
Coronel
Mensajes: 4809
Registrado: 15 Mar 2008 20:01
Ubicación: España
Agradecido : 2 veces

Re: Bahía de Cochinos o Playa Girón:

Mensaje por apatrida »

Para los que preguntaron sobre la presencia de cubanos en los teatros de la Guerra Fria, esta curiosa imagen, los tres priemros son cubanos, el del medio es Benigno, en los dias d ela guerrilla del Che en Bolivia:
Imagen

El otro cubano agente de la CIA que estuvo junto a Felix Rodriguez en esto de Bolivia se llama Gustavo Villoldo. Ambos miembros de Operacion 40 y de la Brigada 2506.
"Sin Patria pero sin Amo"

La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra.
Rafael Sánchez Ferlosio

"Me incomodan las "manifestaciones", la pertenencia masiva a grupos. Considero que lo más valioso que poseo es mi criterio y mi opinión" E. F.

Responder

Volver a “Historia Militar posterior a la Segunda Guerra Mundial”