Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Alemania, EE.UU, Gran Bretaña, Italia, Balcanes, Africa del Norte..etc

Moderador: Japa

Responder
Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo al respecto...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

Marco estratégico.

La campaña italiana hasta el momento había sido larga, ardua y frustrante. En septiembre de 1943, los ejércitos de los Estados Unidos y Gran Bretaña y la Commonwealth, recién salidos de las victorias en el norte de África y Sicilia, invadieron el sur de la península de Italia en tres lugares. Las predicciones aliadas de que el ejército alemán se retiraría rápidamente a los Alpes después de que Italia abandonara la guerra el 08 de septiembre resultó errónea. Las fuerzas del Eje defendieron tenazmente cada cima de montaña y valle en medio del deterioro del clima invernal desde detrás de una serie de líneas fortificadas que se extendían a través de Italia desde el Mar Tirreno hasta el Adriático. Después de pasar el invierno de 1943-44 estancado en la Línea Gustav y dentro de una pequeña cabeza de playa en Anzio al sur de Roma, los Ejércitos Quinto y Octavo lograron arrollar a las defensas enemigas en mayo, avanzaron por el Valle del Liri y liberaron a Roma en Junio.

Luego, en una campaña de verano de dos meses que no era característica de las operaciones italianas hasta ese momento, las fuerzas aliadas empujaron al enemigo 150 millas hacia el norte hasta el río Arno a mediados de agosto. Sin embargo, las fuerzas del Eje comenzaron nuevos preparativos para frustrar cualquier continuación del impulso aliado mediante la construcción de otro cinturón de fortificaciones, la Línea Gótica. La nueva línea generalmente consistía en una serie de pasos fortificados y cimas de montañas, de unas quince a treinta millas de profundidad al norte del río Arno y se extendía hacia el este desde el mar de Liguria a través de Pisa, Florencia y más allá. Más al este, a lo largo de la costa adriática, donde los Apeninos septentrionales se inclinaban hacia una amplia llanura costera, las defensas de la Línea Gótica generalmente estaban ancladas en los numerosos ríos, arroyos y otras vías fluviales que fluyen desde las montañas hasta el mar. Una de las claves de la línea parecía ser la ciudad central italiana de Bolonia, un importante centro de comunicaciones ferroviarias y viales ubicado a solo unas pocas millas al norte del cinturón defensivo.

Las intensas operaciones de combate del verano no estaban destinadas a continuar hasta el otoño. Con la liberación de Roma el 04 de junio y la invasión de Normandía dos días después (Operación OVERLORD), los recursos aliados destinados a las operaciones italianas, ya consideradas de importancia secundaria, disminuyeron constantemente. La invasión aliada del sur de Francia (Operación ANVIL-DRAGOON) el 15 de agosto redujo aún más los recursos limitados disponibles para el teatro italiano. Más importante aún, ANVIL-DRAGOON despojó a los ejércitos en Italia de 7 divisiones de primera clase, 3 estadounidenses y 4 francesas, confirmando en la mente de muchos soldados aliados que Italia era una acción de poca importancia.

Una vez que los aliados llegaron a la línea gótica, podrían haberse quedado allí por el resto de la guerra. Los planificadores, sin embargo, estaban convencidos de que los comandantes del Eje podían mantener sus posiciones con una fuerza mínima, liberando así unidades para el servicio en otros lugares, en particular en el noroeste de Europa. Incluso supusieron que los alemanes intentaban llevar a cabo una acción de aferramiento de retaguardia en Italia atando a un mayor número de tropas aliadas de las que se vieron obligados a empeñar. Además, el primer ministro británico Winston S. Churchill estaba cada vez más alarmado por la velocidad de los avances soviéticos en el frente ruso, que sentía amenazado los intereses occidentales en Europa del Este y, en particular, los intereses británicos en el Mediterráneo.

Durante el verano de 1944, por lo tanto, hizo un llamado a los Aliados para redoblar sus esfuerzos en Italia, para avanzar hacia el Valle del Po, y presionar hacia el este hacia los Balcanes y el norte a través de la Brecha de Ljubljana, llegando al Valle del Danubio, Austria y Hungría antes que el Ejército Rojo. Los estadounidenses, sin embargo, permanecieron centrados en el noroeste de Europa. Si bien acordaron continuar las operaciones italianas con un compromiso mínimo de las fuerzas estadounidenses, no compartieron las preocupaciones de Churchill sobre las intenciones soviéticas ni su celo por las campañas en Europa del Este. Sin embargo, los Aliados planearon continuar las operaciones ofensivas en los Apeninos del norte con la esperanza de atravesar la Línea Gótica y avanzar hacia el norte de Italia. Esperaban que una continuación de la ofensiva al menos evitaría que los alemanes transfirieran sus fuerzas de Italia a otros lugares.

Imagen
Zona de interés en el norte de Italia............................................................

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.



APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13996
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 52 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por APV »

Tras los desembarcos de Francia podían haberse animado a intentarlo en Liguria y rodear por detrás la línea gótica, aprovechando Córcega como base y el mejor clima de la región para una campaña de otoño-invierno.
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

Operaciones.

En agosto de 1944, el Mariscal de Campo Sir Harold R. L. G. Alexander comandó el 15º Grupo de Ejércitos en Italia, una fuerza angloamericana que finalmente incluyó tropas de dieciséis naciones aliadas. Dentro del 15º Grupo de Ejércitos estaba el Quinto Ejército del Teniente General Mark W. Clark, compuesto por el IV Cuerpo de los Estados Unidos, comandado por el Teniente General Willis D. Crittenberger (tres divisiones), y el II Cuerpo de los Estados Unidos, comandado por el Mayor General Geoffrey Keyes (tres divisiones). Las fuerzas de Clark mantuvieron la porción occidental de la línea aliada desde el mar de Liguria en la desembocadura del río Arno hasta un punto al oeste de Florencia. Al este, el Octavo Ejército del Teniente General Sir Oliver Leese, que consistía en el II Cuerpo polaco (dos divisiones), el I Cuerpo canadiense (dos divisiones), el V Cuerpo británico (seis divisiones), el X Cuerpo británico (dos divisiones) ), y el XIII Cuerpo británico (tres divisiones), mantuvieron la línea desde el área de Florencia hasta el sur de Fano en la costa del Adriático.

Las fuerzas del eje en Italia, designadas Grupo de Ejércitos C, estaban bajo el mando general del Mariscal de Campo de la Luftwaffe Albert Kesselring. En oposición al Quinto Ejército de Clark estaba el Decimocuarto Ejército del Teniente General Joachim Lemelsen, que contenía diez divisiones pertenecientes al I Cuerpo Aerotransportado y al XIV Cuerpo Panzer. Al este, oponiéndose al Octavo Ejército británico, estaba el Décimo Ejército al mando del General Heinrich von Vietinghoff. Este ejército constaba de doce divisiones pertenecientes al LXXVI Panzer y al LI Cuerpo de Montaña. Las otras dos fuerzas del Eje en el norte de Italia, el Ejército de Liguria y el Comando Adriático, controlaban cuatro divisiones más y generalmente realizaban misiones aantiàrtisanas y de reserva.

Poco después de que las fuerzas británicas llegaran al río Arno el 04 de agosto de 1944, el General Leese, señalando la superioridad del blindaje del Octavo Ejército y la pérdida de siete divisiones del Quinto ejército, incluidas las experimentadas tropas de montaña del cuerpo expedicionario francés, recomendó que su fuerza atacara la a lo largo de la costa del Adriático hasta Rimini. Una vez que este ataque alejara a las unidades del Eje del frente del Quinto Ejército, el General Clark podría atacar la Línea Gótica en un asalto secundario desde Florencia directamente al norte hacia Bolonia con su fuerza más limitada. Los ejércitos Quinto y Octavo podrían converger y capturar Bolonia y moverse para rodear y destruir las fuerzas del Eje en el valle del Po, colocando a las fuerzas del Octavo ejército en una posición favorable para moverse hacia los Balcanes y el valle del Danubio.

La propuesta, cuyo nombre en clave era la Operación OLIVE, apeló a Alexander, quien había defendido operaciones del tipo "golpe uno-dos" similares en el pasado. Clark, sin embargo, deseando un papel más independiente y decisivo para el Quinto Ejército, inicialmente estuvo de acuerdo, pero solicitó el control del X Cuerpo británico para mejorar su esfuerzo principal. Su solicitud revivió los resentimientos que surgieron de las diferencias anteriores con el General Leese, y este último protestó vehementemente por colocar a las tropas británicas bajo el mando estadounidense. Alexander, sin embargo, anuló las objeciones de su compatriota, y los Aliados se pusieron manos a la obra para resolver varios problemas operativos importantes.

El mayor dilema que enfrentaban los Aliados se refería al engaño. A medida que las fuerzas británicas se trasladaron de las posiciones en el centro de Italia para prepararse para la ofensiva costera, las unidades del Quinto Ejército tuvieron que mantener la presión sobre el enemigo para convencer a los comandantes del Eje de que el impulso principal todavía estaba llegando al área de Florencia, mientras que simultáneamente extendían sus propias líneas para ocupar puestos vacantes por el Octavo Ejército sin llamar la atención. El cambio de las fuerzas británicas sobre rutas montañosas dañadas por la batalla y tortuosas comenzó el 15 de agosto. Si bien este movimiento se hizo más fácil por la falta casi total de reconocimiento aéreo enemigo, al Octavo Ejército le llevó ocho días, hasta el 22 de agosto, volver a desplegar once divisiones y nueve brigadas separadas en un frente de 25 millas de ancho anclado en el Adriático.

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

Operación Olive.

Para enmascarar la verdadera naturaleza de la Operación Olive, Alexander decidió hacer parecer que los ejércitos Quinto y Octavo estaban haciendo un acercamiento rutinario sin combate a la línea gótica en lugar de lanzar una ofensiva total. Cuando los 2 cuerpos polacos se acercaran a la línea gótica en la costa, las fuerzas de reserva de Alexander reunidas detrás de los polacos debían lanzar un ataque repentino y relámpago a través de las posiciones polacas y romper la línea defensiva enemiga. Tan pronto como esto sucediera, las fuerzas del Quinto Ejército, que ya habrían cruzado el Arno y aproximado a los escarpados Apeninos septentrionales, atacarían la Línea Gótica al norte de Florencia.

Las comunicaciones de radio alemanas y los informes de orden de batalla, interceptados y descifrados por los operadores de descifrado de códigos ULTRA en julio y agosto, revelaron a Alexander, Clark y Leese que ni Kesselring ni ninguno de sus subordinados habían detectado el desplazamiento hacia el este de las unidades del Quinto y Octavo Ejército. Del mismo modo, el comando del Eje no se dio cuenta de que se había producido un cambio en la estrategia operativa de los Aliados o que un ataque a lo largo de la costa era inminente.

La operación Olive comenzó el 25 de agosto de 1944 cuando el V Cuerpo británico y el I Cuerpo canadiense atacaron a través de dos divisiones polacas en un frente de 17 millas de ancho a lo largo del Adriático. La ofensiva, apoyada por la Fuerza Aérea Británica del Desierto, rápidamente ganó terreno con la 5ta División Blindada canadiense avanzando muy lejos contra resistencia ligera. Originalmente creyendo que el asalto del Octavo Ejército era una diversión para atraer tropas del centro de Italia, Kesselring retrasó los pasos para reforzar las unidades en la costa durante cuatro días, a pesar de que los polacos y los canadienses habían penetrado en la línea gótica cerca de la ciudad costera de Pesaro el 30 de agosto, amenazando con envolver todo el frente del Eje. Sin embargo, aprovechando el tiempo brindado por la conocida proclividad del Octavo Ejército para ejecutar movimientos lentos y pasos firmes, y aprovechando adicionalmente su fracaso en proporcionar reservas blindadas adecuadas para explotar el avance inesperado, Kesselring pronto logró taponar la brecha con las divisiones 26. Panzer, 29. de Granaderos Panzer y 356. de Infantería. Maximizando las ventajas defensivas proporcionadas por el mal tiempo y numerosos ríos y crestas, las unidades del Eje infligieron un total de 8.000 bajas a los atacantes y paralizaron las fuerzas del Octavo Ejército por debajo de sus objetivos de Rimini y la llanura Romagna antes del 03 de septiembre. A pesar de no explotar las ganancias del I Cuerpo canadiense y quizás terminar con la guerra en Italia, Alexander se mostró optimista de que el segundo golpe del Quinto Ejército tuviera éxito.

El General Clark planeó abrir su fase de la Operación Olive el 10 de septiembre de 1944 con un asalto de los tres cuerpos bajo su mando. En preparación, había extendido el frente de su IV Cuerpo (formado por la Fuerza de Tarea 45, la Primera División Blindada de los EE. UU. Y la 6º División Blindada sudafricana) hacia el este desde la costa de Liguria hasta aproximadamente cinco millas al oeste de Florencia mientras anclaba el ala oriental del XIII Cuerpo Británico (con la 1º División Británica, la 8º India y la 6º División Blindada Británica) al este de Florencia. En el medio estaba el II Cuerpo estadounidense, que comprendía las divisiones de infantería 34º, 91º, 85º y 88º, concentradas en un estrecho frente de cinco millas.

Imagen
Aproximación a la línea gótica y concepto de la Operación Olive...........................................................................
https://history.army.mil/brochures/nap/map1.JPG

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

Operación Olive.

Por las interceptaciones de ULTRA, Clark sabía que el Alto Mando alemán había ordenado a Kesselring que se preparara para un ataque en el Paso Futa en el centro de la línea defensiva del Decimocuarto Ejército. El general estadounidense ordenó así un avance inicial hacia el norte por sus dos cuerpos de flanco a través del río Arno hacia la Línea Gótica tras las huellas de las fuerzas del Eje que ahora se retiraban. Mientras tanto, las divisiones 34º, 91º y 85º del II Cuerpo de los EE. UU., seguirían avanzando hacia el norte por la autopista 65, la carretera principal a Bolonia a través del Paso Futa. Cuando se encontrara la resistencia enemiga esperada, la 34º División lanzaría un fuerte ataque de diversión al oeste del Paso Futa, mientras que las unidades restantes del II Cuerpo, lideradas por la 91º División con el apoyo de la 85º División, evitarían el Paso Futa hacia el este y atacarçian el Paso de Il Giogo ligeramente defendido en la ruta 6524 cerca del límite de los ejércitos Decimocuarto y Décimo. Una vez que se tomara el Paso Il Giogo, se presionaría el flanco alemán en el Paso Futa, lo que obligaría al enemigo a retirarse. El II Cuerpo podría reanudar el avance hacia el norte por la Carretera 65 a Bolonia con el apoyo de todas las fuerzas del Quinto Ejército, que ahora suman un total de casi 250.000 hombres.

Como se esperaba, los alemanes comenzaron a retirarse a la Línea Gótica días antes de que el Quinto Ejército comenzara su avance el 10 de septiembre. La resistencia inicial fue, por lo tanto, ligera, pero a medida que las fuerzas que avanzaban llegaron a las montañas, la intensidad del combate aumentó. El ataque del Octavo Ejército en el este había logrado desviar a la mayoría de las unidades enemigas de las áreas del Paso Futa y Paso II Giogo, excepto tres regimientos de la 4º División de Paracaídistas del I Cuerpo de Paracaidistas. En el oeste, solo las divisiones de infantería 362º y 65º enfrentaron al IV Cuerpo de los EE. UU., Mientras que solo una división, la 715º de Infantería, se opusieron al ataque del XIII Cuerpo británico.

Las divisiones 34º y 91º de EE. UU., con el apoyo de la artillería del cuerpo, asaltaron la Línea Gótica el 12 de septiembre. La lucha fue típica de la campaña italiana. El terreno frente a las unidades del Quinto Ejército consistía en numerosos picos de montañas, arroyos, valles profundos, crestas quebradas y espuelas escarpadas, todos ofreciendo excelentes posiciones defensivas para el enemigo. Aunque un número significativo de tropas estaban empeñadas en ambos lados, predominaban las acciones de unidades pequeñas y rara vez eran unidades más grandes que un batallón comprometido en cualquier momento. El terreno compartimentado tendía a erosionar la ventaja de tres a uno de los Aliados en personal militar, y cualquier éxito que se obtuviera se debía en gran medida al valor, la resistencia y la determinación de los soldados individuales.

Aunque los alemanes habían fortificado en gran medida el Paso Futa, se sorprendieron por los ataques de las Divisiones 91º y 85º contra el Paso Il Giogo y los cercanos Monte Monticelli y Monte Altuzzo. Durante seis días de intensos combates entre el 12 y el 18 de septiembre de 1944, la 91º División se apoderó del Paso Il Giogo y Monte Monticelli, mientras que la 85º División aseguró Monte Altuzzo. Estos éxitos flanquearon el Paso Futa pero costaron más de 2.730 bajas del II Cuerpo. Al ver la inutilidad de continuar defendiendo esa parte de la Línea Gótica, el I Cuerpo de Paracaidistas se retiró al siguiente conjunto de crestas para establecer otra línea defensiva. Animados por haber penetrado la línea Gótica en al menos un sector, los estadounidenses comenzaron un continuo avance de montaña en montaña, cresta por cresta y valle por valle hacia Bolonia. En respuesta, el enemigo defendió tenazmente cada posición en una serie de acciones cortas, intensas y de pequeñas unidades.

Imagen
Ataque del II Cuerpo de Ejército...........................................................................
https://history.army.mil/brochures/nap/map2.JPG

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

Operación Olive.

En tales operaciones, el trabajo de pequeñas unidades de combate fue fundamental. Por ejemplo, las acciones de la Compañía B., 363º de Infantería, 91º División de EE. UU., llevaron a la captura del II Paso Giogo. Formando el flanco izquierdo del asalto de la 91º División, la Compañía B había subido por la cresta de Monticelli con vistas al paso el 14 de septiembre, utilizando todos los restos de escasa cobertura disponible. Los dos pelotones que lideraron el ataque pronto fueron detenidos por el fuego enemigo en el crepúsculo. Más tarde esa noche, un oficial y seis hombres avanzaron, encontraron la posición del arma enemiga e informaron su ubicación a la Compañía B. A la mañana siguiente, el 15 de septiembre, la artillería destruyó el punto fuerte, lo que permitió a la compañía reanudar su avance a una posición justo debajo de la cresta. En ese momento, la unidad se había adelantado a sus unidades flanqueantes y, en consecuencia, estaba recibiendo fuego enemigo desde tres lados. Temiendo que el enemigo inmovilizaría a su unidad si el asalto disminuía, el líder del pelotón en el flanco izquierdo decidió llevar una carga de bayoneta a la cumbre a cincuenta yardas de distancia. Si bien la atención del enemigo se centró momentáneamente en otra parte, el pelotón cargó y capturó el extremo noroeste de la cresta de los sorprendidos defensores alemanes. Sin embargo, para cuando toda la compañía había alcanzado la cumbre, solo tenía setenta hombres y una cantidad limitada de municiones restantes.

Los alemanes contraatacaron tres veces, pero fueron expulsados ​​con grandes bajas por fuego de artillería bien ubicado y la resistencia decidida de la Compañía B. Durante la noche, esporádicos disparos de armas pequeñas enemigas salpicaron la cumbre, hiriendo al comandante de la compañía pero no pudieron detener las actividades de reabastecimiento estadounidenses. Durante los siguientes dos días, los alemanes intentaron recuperar la cresta a través de repetidos contraataques en el flanco izquierdo de la Compañía B, un área en poder de menos de veinticinco hombres. De nuevo fallaron.

Por la obstinada defensa, mucho crédito fue para el Soldado Oscar G. Johnson. Ubicado en una posición avanzada con otros cinco soldados, Johnson dirigió un fuego directo devastador contra cada ataque enemigo con municiones y armas recogidas de los muertos y heridos, canibalizando las armas dañadas para reparar las que no funcionaban. Incluso después de que el fuego enemigo había matado o herido a toda su escuadra y otros enviados para ayudar, Johnson mantuvo su posición. Temprano en la mañana del 17 de septiembre, los ataques enemigos se detuvieron. Johnson recibió la Medalla de Honor por sus acciones. Pero la Compañía B, ahora reducida a cincuenta hombres con todos los oficiales de la compañía muertos o heridos, era demasiado débil para despejar el resto de la cresta y se consolidó con la Compañía G. A través de tales acciones, las unidades del II Cuerpo atravesaron la Línea Gótica en un frente de siete millas, logrando el objetivo del Quinto Ejército de flanquear el Paso Futa.

Mientras el Quinto Ejército continuaba su ofensiva, el Octavo Ejército británico reanudó la Operación Olive el 12 de septiembre. En una demostración clásica de guerra de desgaste que aprovechó al máximo la abrumadora potencia de fuego de los aliados, los blindados y la infantería, del V Cuerpo Británico y el I Cuerpo Canadiense destrozaron las defensas ocupadas por las 29. División Panzer Grenadier y 1. Paracaidista para capturar Rimini, la puerta de entrada a la llanura Romagna el 21 de septiembre. Sin embargo, el Octavo Ejército había avanzado solo treinta millas en veintiséis días frente a la resistencia obstinada, las fuertes lluvias, las inundaciones y el barro. Sin embargo, a pesar de la presión sobre sus tropas, el 22 de septiembre el Octavo Ejército profundizó su ataque hacia el norte, comenzando una operación de tres meses conocida como la "batalla de los ríos". Durante esta serie de enfrentamientos, el Octavo Ejército, aprovechando nuevamente su abrumadora superioridad de material, se movió de río a río, bajo condiciones climáticas extremadamente adversas, superando gradualmente la resistencia del Eje.

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

En el frente del Quinto Ejército, la captura de los Pasos Il Giogo y Futa puso fin a la fase estadounidense de la Operación Olive. Mientras tanto, el General Clark sopesó dos cursos de acción futuros. Podía seguir su plan original y atacar hacia el norte por la autopista 65 a Bolonia o explotar aún más el límite de los ejércitos Decimocuarto y Décimo avanzando hacia el noreste hacia Imola con dos divisiones apoyadas por tanques y artillería. Decidió la última opción, ya que explotaría la confusión en la organización alemana y apoyaría mejor la ofensiva continua del Octavo Ejército al amenazar con comprimir al enemigo entre las dos fuerzas aliadas.

Sin embargo, después de inspeccionar la ruta 6528 a Imola, Clark se dio cuenta de que el camino angosto no podía soportar más de una división en condiciones de combate. Por lo tanto, decidió enviar a las divisiones estadounidenses 34º, 91º y 85º hacia el norte por la autopista 65 como se planeó originalmente. Pero no queriendo renunciar a la posibilidad de lograr un avance entre los ejércitos alemanes Decimocuarto y Décimo, también ordenó a la 88º División de EE. UU., apoyada por el Comando de combate A (CCA) de la 1º División blindada de EE. UU., marchar a lo largo de la ruta 6528 hacia Imola.

Reconociendo el impulso sobre Imola como la amenaza más peligrosa, el comando alemán reforzó los elementos de tres divisiones que ya estaban en el área con la 715. División de Infantería y la 44. División de Granaderos (44. Reichs-Grenadier-Division "Hoch und Deutschmeister"). El avance estadounidense, por lo tanto, degeneró rápidamente en una serie de pequeñas acciones que pugnaban por cada cima de montaña y línea de cresta. Sin embargo, la 88º División avanzó de manera constante, y para el 27 de septiembre los estadounidenses habían avanzado la mitad del camino hacia Imola, capturando en el proceso todo el terreno elevado que rodeaba sus posiciones con la excepción de un pico.

Sin embargo, tomar el objetivo no siempre significaba que el territorio estaba permanentemente asegurado. Por ejemplo, aunque el 2do Batallón, 350º de Infantería, 88º División de EE. UU., con la ayuda de partisanos italianos, había tomado fácilmente la cumbre del Monte Battaglia de 2.345 pies de altura al este de la Ruta 6528 en la tarde del 27 de septiembre, el enemigo inmediatamente bombardeó la posición del batallón y montó contraataques repetidos para retomar la montaña. Cuando un determinado ataque de nivel regimiento por parte de las tropas de la 44. División de Granaderos amenazó con expulsar al 2do Batallón de la cumbre o aniquilarlo, el Jefe de la Compañía G del 350º de Infantería, el Capitán Robert E. Roeder, inspiró a los defensores. Moviéndose constantemente entre sus hombres, alentándolos y dirigiendo su fuego contra el enemigo, mantuvo a su unidad unida durante una serie casi continua de batallas.

Durante el sexto contraataque, el enemigo, usando lanzallamas y aprovechando una densa niebla, casi logró superar la posición de la Compañía G. Pero Roeder dirigió a sus hombres en una feroz batalla a corta distancia para vencer el ataque enemigo con grandes pérdidas. A la mañana siguiente, mientras rechazaba otro contraataque, Roeder fue gravemente herido por fragmentos de proyectiles, quedó inconsciente y fue llevado de regreso al puesto de mando de su compañía. Allí rechazó la atención médica y, en cambio, se arrastró hasta la puerta del puesto de mando para defenderlo, disparando su arma al enemigo que avanzaba y gritando palabras de aliento y dando órdenes a sus hombres antes de ser asesinado por fragmentos de proyectiles. El valiente liderazgo del Capitán Roeder galvanizó el espíritu de sus hombres y fue reconocido por el premio póstumo de la Medalla de Honor.

Después de recibir refuerzos y apoyo de artillería masiva que abrumaron a las unidades enemigas atacantes, el 2do Batallón finalmente aseguró la "Batalla de la Montaña", como ahora se llamaba al Monte Battaglia. Aunque hubo más contraataques alemanes en los días siguientes, todos fueron rechazados, y los restos del 2do Batallón fueron finalmente relevados por la 1ª Brigada de Guardias británica el 05 de octubre.

Mientras la 88º División estaba luchando para romper a través de las unidades alemanas que bloqueaban el camino hacia Imola, las tres divisiones restantes del II Cuerpo continuaron su avance a lo largo de la Carretera 65 hacia Bolonia. Después de asegurar el Paso Futa, las Divisiones 85º, 91º y 34º, en línea de este a oeste, se movieron para capturar el Paso Radicosa, y finalmente tomaron tres picos principales en la cresta. Estos éxitos, junto con la captura de Monte Battaglia, obligaron a los alemanes a retirarse de sus posiciones flanqueadas.

Imagen
Ofensiva de la 88º División USA hacia Imola...........................................................

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

Pero el trayecto había sido difícil para las unidades estadounidenses. Desde el 22 de septiembre hasta fin de mes, las unidades del II Cuerpo se habían acercado solo seis u ocho millas más cerca del valle del Po. El mal tiempo que ya había frenado el avance del Octavo Ejército más al este ahora disminuyó la intensidad del ataque del Quinto Ejército. La niebla y la neblina disminuyeron drásticamente la visibilidad, mientras que las lluvias torrenciales hicieron crecer arroyos, arrasaron puentes y crearon atolladeros que hicieron que los movimientos de tropas y suministros sobre senderos de montaña fueran difíciles y traicioneros. Cuando se enfrentó con los factores adicionales del endurecimiento de la resistencia enemiga y la falta inmediata de reemplazos para compensar las 2.105 bajas sufridas por los tres regimientos de la 88º División, Clark decidió abandonar el ataque hacia Imola el 1º de octubre. Movió la división hacia la autopista 65, reemplazándola con elementos del XIII Cuerpo británico.

Determinado a mantener una presión constante sobre el enemigo, Clark ordenó al II Cuerpo que avanzara por la Carretera 65 con toda su fuerza de cuatro divisiones, con las Divisiones 85º y 91º a la cabeza, seguidas por la 34º y 88º. La 6º División Blindada de Sudáfrica y el Comando de Combate B (CCB), de la 1º División Blindada de EE. UU., Apoyaría el flanco izquierdo del asalto, y la 78º División de Infantería británica fue transferida del Octavo Ejército para apoyar el flanco derecho. El avance comenzó el 1º de octubre y ganó cuatro millas en tres días con la 91º División llevando la peor parte del ataque directamente a lo largo de la Carretera 65. Al visitar el Cdo de la 91º División el primer día del ataque, Clark vio el valle del Po y los Alpes nevados más allá y creía que ambos estaban ahora a su alcance.

Pero los alemanes todavía demostraron ser obstinados enemigos. Las tácticas, el terreno, el clima y la severidad de la resistencia enemiga a principios de octubre se parecían mucho a la mayoría de las batallas anteriores del Quinto Ejército. Los soldados de la 85º División deben haber reconocido estas similitudes tan pronto como se encontraron con los defensores alemanes. Un grupo, bajo el mando del sargento Christos H. Karaberis, Compañía L, 337º de Infantería, 85º División, acababa de abrir el camino para el avance de su compañía al este de la Escarpa de Livergnano cuando su pelotón fue atrapado por morteros enemigos y fuego de ametralladora fulminante. Karaberis, moviéndose solo delante de su grupo, eliminó rápidamente la primera ametralladora enemiga, tomando ocho prisioneros en el proceso. Al ver una posición similar, Karaberis se puso de pie y corrió en una posición agazapada, matando a cuatro miembros de la tripulación y obligando a un quinto hombre a rendirse. Con su unidad aún recibiendo fuego de otras tres ametralladoras, Karaberis apuntó la primera arma con un grito que hizo temblar los nervios y un estallido de fuego que llevó a los cuatro miembros de la tripulación atónita y asustada a rendirse de inmediato. Continuando, Karaberis apuntó la siguiente arma, matando a cuatro hombres y capturando a otros tres. Al presenciar el rápido despacho de sus camaradas y la audacia de Karaberis, los seis miembros de la última ametralladora enemiga se rindieron rápidamente. Por sus acciones solitarias para despejar la cresta y permitir que su unidad avance, el sargento Karaberis recibió la Medalla de Honor.

Sin embargo, a pesar de tales actos individuales de valentía, los factores combinados de terreno difícil, empeoramiento del clima, resistencia obstinada del enemigo y más de 1.730 bajas estadounidenses sufridas en solo cuatro días detuvieron el avance de la 91º División el 04 de octubre. Cuando la segunda fase del asalto comenzó al día siguiente, con la 85º División como líder, la resistencia enemiga no disminuyó. Entre el 05 y el 09 de octubre, las unidades del Quinto Ejército avanzaron solo tres millas más, con 1.400 bajas adicionales.

Las pérdidas enemigas también fueron altas, especialmente durante los frecuentes contraataques ordenados por la doctrina defensiva alemana. Al quedarse peligrosamente corto de reservas, Kesselring ordenó a sus subordinados conservar sus efectivos minimizando los esfuerzos para recuperar las cimas de las montañas perdidas y, en cambio, cavar y conducir una defensa en profundidad. Para reforzar sus unidades de primera línea agotadas, transfirió la 65º División de Infantería previamente no comprometida del frente del IV Cuerpo de los EE. UU. al frente del II Cuerpo. El comandante de teatro alemán sabía que si los estadounidenses avanzaban fuera de los Apeninos y entraban al valle del Po antes del invierno, las fuerzas del Eje en Italia estarían condenadas.

Imagen
Ataque a la Escarpa de Livergnano...................................................................

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

La tercera y última fase del asalto del II Cuerpo comenzó el 10 de octubre contra la escarpa de Livergnano de diez millas de largo, una empinada línea este-oeste de picos montañosos solitarios que constituyen la posición natural más fuerte del enemigo en los Apeninos del norte. La 85º División lideró el ataque principal contra el Monte delle Formiche en el centro de la escarpa, mientras que las Divisiones 91º y 88º mantuvieron la presión sobre los flancos enemigos. Por primera vez en una semana, el tiempo se despejó lo suficiente como para permitir que el Quinto Ejército utilice eficazmente caza-bombarderos y bombarderos medianos y pesados ​​de las Fuerzas Aéreas Tácticas y Estratégicas Aliadas del Mediterráneo (MATAF y MASAF) contra los defensores de la 4. Cazadores paracaidistas, 94., 362. y 65. Divisiones de Infantería en una serie de ataques aéreos denominados Operación PANCAKE. En las subsiguientes intensas acciones terrestres, la 85º División logró tomar Monte delle Formiche el 10 de octubre, mientras que la 91º División flanqueó la escarpa de Livergnano desde el oeste, lo que obligó a las unidades del Eje en el área a retirarse el 13 de octubre. Aquí, como en otros lugares, sin embargo, la resistencia sostenida del Eje, el agotamiento de las tropas estadounidenses, el terreno accidentado y el mal tiempo detuvieron el avance del II Cuerpo a diez millas al sur de Bolonia.

El Mariscal de Campo Alexander decidió ahora hacer otro intento de capturar Rávena y Bolonia usando el Quinto y el Octavo Ejércitos en conjunto. Según su plan, el Quinto Ejército de Clark saldría de los Apeninos y rodearía al Décimo Ejército desde el noroeste, mientras que el Octavo Ejército de Leese continuaría la "batalla de los ríos" hacia el este a lo largo del Adriático. El éxito parecía problemático, considerando el gran número de víctimas sufridas durante operaciones anteriores que fueron similares y las dificultades encontradas con las líneas de suministro que se extendían sobre un terreno accidentado, que se vio afectado negativamente por el clima invernal.

Mientras tanto, a través de las líneas, el Cdo de Kesselring presionó a sus comandantes para que retrocediera hacia los Alpes, que eran más fáciles de defender. Hitler, sin embargo, enfrentando los avances del Ejército Rojo en el Frente Oriental y las crecientes presiones en el noroeste de Europa, se mostró reacio a ceder cualquier territorio voluntariamente y ordenó a Kesselring que mantuviera su línea actual. El Mariscal de Campo, temiendo oponerse a Hitler, obedeció y colocó dos unidades de su reserva, la 16. División de Granaderos Panzer SS y la 94. División de Infantería, frente al II Cuerpo, dando a los defensores seis divisiones disminuidas contra cuatro divisiones más fuertes, pero cansadas, estadounidenses.

La 34º División de los Estados Unidos lanzó la fase estadounidense del plan de Alexander al continuar los intentos de abrirse paso hasta Bolonia el 16 de octubre de 1944. El ataque fue rápidamente detenido por una combinación de terreno accidentado y una dura oposición enemiga. Luego, mientras el XIII Cuerpo Británico aferraba las Divisiones de Infantería 334, 715 y 305, las unidades de la 91º División de los EE. UU. avanzaron en el flanco izquierdo del II Cuerpo, apoyadas por la 1ra División Blindada de los EE. UU., pero nuevamente la intensidad de la resistencia enemiga detuvo a ambas unidades. En otros lugares, sin embargo, la 85º División avanzó, dando a los estadounidenses un breve motivo de optimismo, pero el II Cuerpo no tenía reservas para explotar sus ganancias o reforzar las otras unidades estancadas. Toda esperanza de lograr un avance rápido finalmente terminó cuando Kesselring comenzó a trasladar las Divisiones Panzer Grenadier 29 y 90 al frente amenazado.

Sin desanimarse, el General Clark ordenó otro intento de romper la línea del Eje el 19 de octubre. Las defensas alemanas justo al sur de Bolonia estaban ancladas, de este a oeste, en Monte Adone, Monte Belmonte y Monte Grande. El plan requería que las Divisiones 85º y 88º del II Cuerpo lanzaran un ataque hacia Monte Grande con el IV Cuerpo y el XIII Cuerpo británico ejerciendo presión sobre los flancos. Simultáneamente, las Divisiones 91º y 34º de los EE. UU. Renovarían su avance en asaltos secundarios en Monte Belmonte y Savenna Creek. El ataque se inició en la noche del 19 de octubre bajo una lluvia torrencial tras un intenso bombardeo de artillería. La 88º División capturó Monte Grande, pero la 34º División no logró tomar Monte Belmonte. Clark, sintiendo una acumulación de enemigos en el flanco izquierdo del II Cuerpo, decidió atacar en el flanco derecho donde creía que la resistencia alemana sería más débil. En la noche del 22 de octubre, las divisiones 85º y 88º atacaron desde Monte Grande, pero fueron detenidas por unidades alemanas fuertemente reforzadas. El 26 de octubre, lluvias torrenciales arrasaron los puentes, cortando las líneas de suministro ya tensas y sobrecargadas del Quinto Ejército. Las líneas de suministro cortadas y la alta tasa de bajas llevaron al General Keyes, el comandante del II Cuerpo, a ordenar a sus unidades que retrocedieran a posiciones más fáciles de sostener entre Monte Grande y la colina de Monterumici en el oeste.

Mientras los estadounidenses luchaban en su camino de montaña en montaña, unidades polacas, canadienses, indias y británicas del Octavo Ejército atacaron el norte de Rimini el 15 de octubre en una continuación de la "batalla de los ríos". A pesar del agotador combate que duró hasta el final del mes, las unidades del Octavo Ejército no lograron abrirse paso en ningún lugar a lo largo de su frente de 30 millas. Sin embargo, se las arreglaron para crear una nueva línea desde un punto justo al sur de Ravenna en la costa del Adriático a través de Forli y al oeste hasta Faenza en el flanco derecho del Quinto Ejército.

Imagen
Mientras los estadounidenses mejoran la senda, una columna de mulas de una unidad india lleva suministros al frente......................

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

El 27 de octubre, el General Sir Henry Maitland Wilson, Comandante Supremo aliado en el Mediterráneo, ordenó el cese de estas ofensivas. Muchos factores influyeron en su decisión, incluida la resistencia cada vez más dura del enemigo, la escasez de municiones y embarcaciones aliadas, el agotamiento de las tropas, la falta de reemplazos y el deterioro aún más rápido de las condiciones climáticas. Cuando se combinó con el continuo énfasis aliado en las operaciones de combate en el noroeste de Europa y el sur de Francia y la prioridad dada a esas áreas en términos de personal, municiones y suministros, Wilson tuvo pocas opciones.

La intensidad de los combates de septiembre y octubre de 1944 tuvo un efecto perjudicial sobre la moral, la preparación y la capacidad de las fuerzas aliadas en Italia. La escasez de efectivos ya crítica en el Quinto y Octavo Ejércitos se estaba volviendo tan grave que sus comandantes predijeron que si continuaban perdiendo hombres al mismo ritmo, ambos ejércitos tendrían que cesar sus operaciones por falta de reemplazos. Entre el 10 de septiembre y el 26 de octubre, las cuatro divisiones del II Cuerpo habían sufrido más de 15.000 bajas, y la 88º División de los EE. UU. perdió más de 5.000 hombres. Durante aproximadamente el mismo período, las bajas del Octavo Ejército se acercaron a los 14.000 hombres.

Las pérdidas fueron tan graves que el 10 de octubre, el Primer Ministro Churchill pidió a Estados Unidos que enviara al menos dos divisiones más al frente italiano. Su solicitud fue rechazada por el Jefe de Estado Mayor del Ejército de los EE. UU., General George C. Marshall, quien prefirió enviar nuevas unidades estadounidenses a Francia, donde se estaban logrando avances significativos, en lugar de a Italia para una campaña cada vez más sangrienta y estancada en un teatro secundario. Aunque la 10º División de Montaña de los EE. UU. estaba programada para el servicio en este frente y la 92º División de Infantería negra de los EE. UU., Así como la Fuerza Expedicionaria Brasileña, habían llegado al sector del IV Cuerpo, todos estaban en entrenamiento y aún no estaban listas para el despliegue de primera línea.

El Mariscal de Campo Alexander, que todavía se esforzaba por lograr un avance en la última hora antes del invierno, decidió que ambos ejércitos deberían realizar otro intento contra las defensas alemanas con toda la fuerza que pudieran reunir. Según su plan, el Quinto Ejército rotaría las unidades del frente para descansar y reacondicionarse y luego las devolvería a la línea antes del 15 de noviembre en preparación para la nueva ofensiva. El General Clark cumplió rápidamente con su parte de este plan después de recibir 3.000 reemplazos entre el 2 y el 22 de noviembre. Incluso con estas tropas adicionales, a las unidades del Quinto Ejército todavía les faltaban unos 7.000 hombres. Mientras tanto, los planificadores del Octavo Ejército delinearon otro "golpe doble", ordenando a sus unidades atacar hacia el noroeste hacia Imola y Budrio, y hacia el norte hacia Ravenna y más allá, al menos alejando a las unidades enemigas del área de Bolonia. Después del 07 de diciembre, o después de que el Octavo Ejército hubiera tomado Imola, lo que ocurriera primero, Clark lanzaría el asalto del Quinto Ejército con dos divisiones del II Cuerpo. Alexander ordenó que la ofensiva comenzara el 02 de diciembre de 1944, si el clima lo permitía.

Las fuerzas del Octavo Ejército atacaron según lo programado con un fuerte apoyo aéreo cercano, pero inmediatamente se encontraron con una dura resistencia enemiga de las Divisiones 90. de Granaderos Panzer y 98. de Infantería. Aunque la 5º División Blindada canadiense entró en Ravenna, una ciudad liberada en gran parte por partisanos italianos el 04 de diciembre, los alemanes lograron estabilizar su frente a lo largo del río Senio, diez millas más al norte, y rechazaron todos los ataques posteriores lanzados por canadienses, polacos, Unidades de India y Nueva Zelanda. Al mismo tiempo, Wilson retiró varias unidades británicas y griegas del frente de batalla y las envió a Grecia, disminuyendo las capacidades ofensivas del Octavo Ejército. Cuando la parte británica de la ofensiva no logró producir más ganancias, ya que el clima invernal continuó deteriorándose, y cuando se informó que los alemanes no habían reducido su fuerza en el área del II Cuerpo como se anticipó, Alexander, el 07 de diciembre, anunció el primero de varios aplazamientos de nuevas operaciones ofensivas aliadas mientras el frente se calmaba temporalmente.

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

El 15 de diciembre de 1944, se produjo una importante reorganización del alto mando aliado debido a la muerte del Mariscal de Campo Sir John Dill, jefe de la Misión Militar Británica en Washington. El Comandante Supremo aliado en el Mediterráneo, el General Wilson, fue seleccionado para reemplazar a Dill, y el puesto de Wilson fue asumido a su vez por el Mariscal de Campo Alexander. Posteriormente, el General Clark tomó el mando del 15º Grupo de Ejércitos en lugar de Alexander, mientras que el Mayor Gen. Lucian K. Truscott, Jr., regresó de Francia para conducir el Quinto Ejército. El General Sir Richard L. McCreery, que había reemplazado al General Leese como Comandante del Octavo Ejército el 1º de octubre, permaneció al mando de esa fuerza.

También se produjeron importantes cambios de mando dentro de las fuerzas del eje durante el mismo período de tiempo en general. El 23 de octubre de 1944, el Mariscal de Campo Kesselring resultó gravemente herido cuando su coche de estado mayor chocó con una pieza de artillería remolcada en una carretera de montaña abarrotada; su posterior recuperación virtualmente puso fin a su mando efectivo de las fuerzas del eje en Italia. Aunque volvió al servicio a finales de enero de 1945, a principios de marzo Hitler le dio el mando del Grupo de Ejércitos B en Europa Occidental, en sustitución del Mariscal de Campo Gerd von Rundstedt. El General Vietinghoff estuvo al mando del Grupo de Ejércitos C hasta que fue transferido al Frente Oriental a fines de enero y luego regresó para reemplazar permanentemente a Kesselring en marzo de 1945. El General Lemelsen reemplazó a Vietinghoff en el Décimo Ejército hasta el 17 de febrero de 1945, cuando fue reemplazado por el Tte. Gen. Traugott Herr. En el Decimocuarto Ejército, el Mayor General Fridolin von Senger y Etterlin reemplazó a Lemelsen antes de ceder el mando al Tte. Gen. Kurt von Tippelskirsch, quien a su vez le dio a Lemelsen su antiguo mando en febrero. Los rápidos cambios entre los comandantes del Eje fueron obviamente más desconcertantes que los que se produjeron en el campo aliado.

El General Truscott llegó a Italia el 15 de diciembre de 1944 e inmediatamente recibió informes de inteligencia, basados ​​en interceptaciones ULTRA descifradas del tráfico de radio alemán, de una sospecha de acumulación de fuerzas del Eje frente al IV Cuerpo. La concentración consistió en las Divisiones 148 de Infantería y 157 de Montaña alemanas y las Divisiones de Infantería de Marina fascistas italianas Monte Rosa y San Marco. También se pensó que era inminente la transferencia de la 16. SS Panzer Grenadier, la 26. Panzer y la 5. División de Montaña al frente del IV Cuerpo. Como medida de precaución, Truscott agregó los regimientos 339º y 337º, la 85º División y la 2ª Brigada, la 8.º División india, al IV Cuerpo el 23 de diciembre, donde estarían en condiciones de reforzar a la relativamente inexperta 92º División estadounidense, entonces sosteniendo un sector de seis millas entre el Mar de Liguria y el Valle del Río Serchio.

Truscott completó estos cambios justo a tiempo. El 26 de diciembre de 1944, las fuerzas del Eje lanzaron la Operación WINTERGEWITTER, un ataque devastador contra la 92º División, veinte millas al norte de Lucca. Utilizando ocho batallones de infantería apoyados por morteros y artillería, el enemigo esperaba destruir completamente la capacidad ofensiva de la 92º División y al mismo tiempo aliviar la presión que la Fuerza Expedicionaria Brasileña estaba ejerciendo sobre la División Fascista Italiana Monte Rosa al este en el alto Valle del Serchio.

El General Crittenberger, el comandante del IV Cuerpo, reaccionó rápidamente al ataque enviando refuerzos con las 1º Blindada y 34º Divisiones estadounidenses y 8º División india para repeler una penetración del eje en el frente de la 92º División cerca de Barga, una aldea al este del valle, en la tarde del 26. Las fuerzas del Eje, sin embargo, avanzaron solo unas pocas millas más allá de Barga, antes de comenzar una retirada el 27 de diciembre. Los soldados en avance de la 8º División India, apoyados por aviones del XXII Comando Aéreo Táctico, comenzaron cuatro días de intensos combates en un clima riguroso y lograron empujar a las ahora agotadas fuerzas del eje a sus posiciones originales.

A principios de enero de 1945, los aliados en Italia cesaron las operaciones militares a gran escala. Además del clima invernal, cinco divisiones del Octavo Ejército y un cuartel general de cuerpo de ejército se habían trasladado al noroeste de Europa y Grecia, disminuyendo aún más las capacidades aliadas en Italia. Alexander, Clark, Truscott y McCreery, por lo tanto, acordaron ir a la defensiva y usar los meses de invierno para prepararse para nuevas operaciones ofensivas programadas para el 1º de abril de 1945. A pesar de dos meses de planificación, ofensivas limitadas y muchas maniobras, las unidades aliadas llegaron al descanso en una línea invernal que había cambiado muy poco desde finales de octubre de 1944.

Las fuerzas del Eje, que mantuvieron con éxito la Línea Gótica durante el otoño y principios del invierno, también utilizaron la tregua para descansar y reacondicionarse, enviando dos divisiones, la 356. de Infantería y la 16. SS Panzergrenadier, para reforzar sus frentes húngaro y occidental, respectivamente. Otras dos unidades, las Divisiones de Infantería 278 y 710, reemplazaron a las unidades que partían. Si bien Kesselring esperaba asaltos aliados limitados durante los meses de invierno, calculó mal tanto su tiempo como su fuerza.

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

A principios de año, Clark decidió lanzar tres pequeños ataques para obtener los mejores puntos de partida posibles para la planificada ofensiva de primavera. Los canadienses del Octavo Ejército comenzaron el primer ataque el 02 de enero de 1945 a lo largo del Adriático, eliminando rápidamente dos cabezas de puente enemigas en el río Senio antes de consolidar sus ganancias y atrincherarse para el invierno.

El segundo ataque, un asalto en dos fases llamado Operación CUARTO TÉRMINO, duró del 04 al 11 de febrero de 1945 y vio a la 92° División de los EE. UU. logró hacer retroceder a las fuerzas fascistas italianas en el área del Valle del Río Serchio perteneciente al IV Cuerpo. La operación probó dos regimientos inexpertos de la 92° División, el 365° y el 366°. Aunque avanzó contra los italianos, que se desvanecieron ante el avance estadounidense, la ofensiva se desaceleró cuando se encontraron con las fuerzas alemanas. Los campos minados, la dura resistencia y los fuertes contraataques, que arrollaron varias unidades, finalmente hicieron que el asalto estadounidense se viniera abajo. La acción ofensiva adicional de la 92° División fue imposible, y la unidad se retiró a su posición original, habiendo sufrido más de 700 bajas en cuatro días.

El tercer ataque limitado, la Operación ENCORE, fue el resultado de un cambio en la estrategia operativa aliada que eliminó la ciudad fuertemente fortificada de Bolonia como un objetivo de primavera y, en cambio, se centró en asegurar las salidas del norte de los Apeninos directamente en el propio Valle del Po. La 10° División de Montaña de los Estados Unidos comenzó a llegar a Italia el 27 de diciembre de 1944. Su misión era capturar el terreno elevado en el ala derecha del IV Cuerpo y eliminar las posiciones enemigas que dominaban las fuerzas aliadas para que la ofensiva de primavera pudiera desplazarse hacia el oeste para evitar Bolonia. Aunque solo una pequeña fuerza del Eje controlaba el área, la 10° División de Montaña recibió refuerzos de artillería, blindados y armas antitanques, así como apoyo de infantería de la Fuerza Expedicionaria Brasileña.

La primera fase del asalto comenzó el 19 de febrero de 1945 con un batallón de la 10° División de Montaña escalando con éxito el acantilado de Riva Ridge, sorprendiendo a las fuerzas enemigas allí y obligándolas a retirarse. Continuando con sus ataques hacia el noreste, los estadounidenses capturaron Monte Belvedere y Monte delta Torraccia el 23 de febrero. Un segundo ataque de la 10° División de Montaña contra posiciones alemanas recientemente reforzadas en las crestas más al noreste comenzó en medio del empeoramiento de las condiciones climáticas el 03 de marzo, pero también tuvo éxito. Para el 05 de marzo, la 10° División de Montaña había ocupado una línea sólida de estribaciones y crestas de montañas que colocaba a las fuerzas aliadas en excelentes posiciones para futuras operaciones ofensivas en la primavera.

Excepto por estos ataques limitados, los aliados se contentaron con descansar, recibir refuerzos y almacenar municiones, especialmente proyectiles de artillería y otros suministros. Durante el mes de enero de 1945, un reemplazo por turnos de unidades en el Quinto Ejército les dio a todos un breve descanso del servicio de primera línea. A finales de marzo, el Equipo de Combate Regimental 442 de estadounidenses de etnia nipona, regresó de Francia y el Grupo de Combate Legnano italiano pasó del control del Octavo al Quinto Ejército. También llegó un número adicional de unidades de artillería y antitanques aliadas. A medida que se acercaba la primavera, el 15° Grupo de Ejércitos, completamente descansado y reabastecido, se preparó para reanudar la ofensiva en una campaña que la mayoría anticipaba llevaría al valle del Po y marcaría el último empujón aliado de la guerra en Italia.

Imagen
Operación Encore.......................................................................................

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
virtusfidelitas
General de División
General de División
Mensajes: 5778
Registrado: 18 Sep 2004 10:32
Ubicación: España
Agradecido : 24 veces
Agradecimiento recibido: 23 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por virtusfidelitas »

Tigre escribió:
31 Ago 2020 16:22
La primera fase del asalto comenzó el 19 de febrero de 1945 con un batallón de la 10° División de Montaña escalando con éxito el acantilado de Riva Ridge, sorprendiendo a las fuerzas enemigas allí y obligándolas a retirarse. Continuando con sus ataques hacia el noreste, los estadounidenses capturaron Monte Belvedere y Monte delta Torraccia el 23 de febrero.
En esos ataques la 10ª de Montaña sufrió 197 muertos y unos 650 heridos
Imagen



Mapa de la batalla:

Imagen
"Recuerda lo que veas..."
"Los perros ladran, la caravana pasa"
"Vivir para servir. Servir para luchar. Luchar hasta morir"
"Cultivan nuestra ignorancia para hacernos olvidar nuestra grandeza"

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Muchas gracias por el aporte :dpm:. Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
virtusfidelitas
General de División
General de División
Mensajes: 5778
Registrado: 18 Sep 2004 10:32
Ubicación: España
Agradecido : 24 veces
Agradecimiento recibido: 23 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por virtusfidelitas »

Simplemente apuntar que en estos combates, donde los alemanes opusieron más resistencia fue en Monte della Torrraccia

Imagen

Para más información sobre esta batalla:

http://www.skylerbaileyauthor.com/battl ... -division/
http://www.skylerbaileyauthor.com/battl ... battalion/
"Recuerda lo que veas..."
"Los perros ladran, la caravana pasa"
"Vivir para servir. Servir para luchar. Luchar hasta morir"
"Cultivan nuestra ignorancia para hacernos olvidar nuestra grandeza"

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; gracias de nuevo ,-).Algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

Valle del Po. 05 de abril al 08 de mayo de 1945. Marco estratégico.

Al comienzo del año 1945, los aliados todavía se enfrentaban a un enemigo organizado y decidido en Italia que consistía en veinticuatro divisiones alemanas y cinco italianas. Las unidades del Eje se dividieron entre los Ejércitos Décimo, Decimocuarto y Liguria, todos bajo el mando del Grupo de Ejércitos C y comandados po el General Heinrich von Vietinghoff. El Teniente General Joachim von Lemelson estaba al mando del Decimocuarto Ejército, que consistía en el L Cuerpo de Montaña y el XVI Cuerpo Panzer, que se oponían al Quinto Ejército de Truscott en el oeste. Frente al Octavo Ejército Británico al este estaba el Décimo Ejército Alemán, comandado por el Teniente General Traugott Herr, con el I Cuerpo Paracaidista y el LXXVI Cuerpo Panzer. La ciudad de Bolonia, todavía en manos del Eje, constituía la línea fronteriza para ambos bandos.

La mayoría de las tropas del Eje en Italia eran veteranos experimentados que pertenecían a unidades relativamente intactas. Aunque estaban bastante bien provistos en 1944, carecían de vehículos, potencia de fuego y apoyo aéreo, y a principios de 1945 estaban experimentando situaciones cada vez más problemáticas en casi todas las categorías de equipos debido a su reciente fabricación. Sin embargo, el respiro del invierno les había dado la oportunidad de descansar y construir un sistema defensivo en tres líneas que maximizaba el potencial táctico del accidentado terreno italiano.

Su primera línea defensiva, a lo largo de los Apeninos del norte, protegía a Bolonia y bloqueaba la entrada al valle este-oeste del Po, a unas ochenta millas más al norte. El Decimocuarto Ejército había construido fortificaciones en empinados estribaciones de montaña que estaban anclados en crestas más altas y consistían en posiciones de apoyo mutuo para proporcionar una observación y campos de fuego óptimos. Aunque los estibaciones de las montañas se ensancharon a medida que se acercaban a los terrenos planos del valle, los valles mismos estaban cercados por árboles, setos y diques, que restringían la movilidad a campo traviesa y proporcionaban una excelente cobertura. Además, los afluentes del sur del río Po emergieron de las montañas para cruzar los suelos del valle, cruzando las posibles rutas de avance y sirviendo como posiciones defensivas.

Los generales del Eje planeaban anclar su segunda línea defensiva a lo largo del río Po. Desde su origen en el noroeste de Italia, el Po serpenteaba hacia el este hasta el mar Adriático. El río variaba en ancho de 130 a 500 yardas y a menudo estaba bordeado por diques que servían como fortificaciones naturales fortalecidas por los trabajos de campaña en ambas orillas. Como en el norte de Europa, las ciudades y pueblos a lo largo del río proporcionarían fortificaciones naturales, mientras que el sistema de carreteras este-oeste más desarrollado facilitaría los movimientos de reabastecimiento de los defensores.

La tercera línea, en las estribaciones de los Alpes, se extendía al este y al oeste del lago de Garda. Apodada la Línea Adige, por el nombre del río del mismo nombre, estas defensas fueron diseñadas para cubrir una retirada desesperada del Eje hacia el noreste de Italia y Austria. La Línea Adige, con su intrincado sistema de trincheras, refugios y emplazamientos de ametralladoras, recordaba a la Primera Guerra Mundial. Si se defendía con firmeza, podría ser la línea más dura que se había encontrado hasta ahora en Italia.

A pesar de estas aparentes ventajas, el Eje operaba con importantes desventajas impuestas por Adolf Hitler, por el Alto Mando de la Wehrmacht y por la creciente escasez de personal y equipo de Alemania. Los principales comandantes del Eje en Italia habían pedido repetidamente retirarse de los Apeninos a las posiciones más fuertes a lo largo del río Po antes de la esperada ofensiva aliada. El permiso siempre fue denegado rotundamente y las directivas posteriores de Hitler obligaron a los comandantes locales a mantener sus posiciones hasta que la acción enemiga los obligara a retirarse. La estricta adherencia a esta política planteó muchos riesgos para los defensores y dificultó, si no imposibilitó, realizar retiradas organizadas frente a la abrumadora superioridad aliada en movilidad terrestre y poder aéreo.

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

Valle del Po. 05 de abril al 08 de mayo de 1945. Marco estratégico.

Mientras el Eje se fortificaba febrilmente, el Quinto Ejército de los Estados Unidos y el Octavo Ejército británico se preparaban para la batalla que se avecinaba. Las tropas aliadas estaban agotadas después de meses de lucha a fines de 1944, y los primeros cuatro meses de 1945 estuvieron marcados por intensos esfuerzos para reconstruir la fuerza y ​​la moral de combate. Las unidades de primera línea rotaron hacia las áreas de retaguardia para descansar, relajarse y entrenar; se trajeron reemplazos en unidades cansadas; y el equipo dañado o gastado fue reemplazado o reconstruido. Los administradores y logísticos requisaron, acumularon y almacenaron equipos y suministros, especialmente municiones de artillería. Se construyeron oleoductos, se ejecutaron reconocimientos, se planificaron puntos de suministro y se acumularon trenes de puentes. Sin embargo, debido a la escasez causada por la demanda de equipos y personal de otros teatros, este proceso tomó tiempo. Al final, la superioridad de la artillería y soldados aliada, fundamental en el accidentado terreno italiano, no fue más de dos o tres a uno.

A principios de 1945, el Quinto Ejército contenía unos 270.000 soldados (con más de 30.000 más en espera de asignaciones en depósitos de reemplazo), más de 2.000 piezas de artillería y morteros y miles de vehículos, todos colocados a lo largo de un frente de 120 millas que se extendía al este desde la costa de Liguria, a través la cresta de los Apeninos, hasta un punto al sureste de Bolonia. Las principales unidades de combate incluían cinco divisiones de infantería de EE. UU. (34, 85, 88, 91 y 92), la 10° División de montaña y la 1° División blindada estadounidenses, el 442° Regimiento Japonés-Americano, así como la 1° División de Infantería de Brasil, el Grupo de Combate Legnano italiano libre y la 6° División Blindada de Sudáfrica. El IV Cuerpo de Estados Unidos en el oeste, bajo el mando del Mayor General Willis D. Crittenberger, y el II Cuerpo de los Estados Unidos en el este, bajo el mando del Mayor General Geoffrey Keyes, compartieron el control del equivalente a diez divisiones.

En el flanco derecho del Quinto Ejército estaba el Octavo Ejército británico, comandado desde el 1° de octubre de 1944 por el General Sir Richard L. McCreery. Con el 2º Cuerpo polaco y el 5º, 10º y 13º Cuerpo británicos, el Ejército controlaba ocho divisiones de cuatro naciones diferentes, así como cuatro grupos de batalla italianos libres y una brigada judía. En abril de 1945, su línea se extendía desde el área de Bolonia al este hasta el Adriático, diez millas al norte de Rávena.

El General Clark programó una nueva ofensiva general que debía comenzar a principios de abril de 1945. A diferencia de las campañas anteriores en Italia, claramente asignó el papel principal a las fuerzas estadounidenses. Antes de la ofensiva principal, el día D menos 5, la 92° División de Infantería de los EE. UU. Iba a lanzar un ataque de distracción, la Operación SECOND WIND, para capturar Massa a lo largo de la costa de Liguria. Luego, el 9 de abril, el Octavo Ejército debía penetrar las defensas enemigas al este de Bolonia, atrayendo reservas enemigas del vital centro de comunicaciones.

Después de estas desviaciones, el esfuerzo principal del 15° Grupo de Ejércitos, la Operación CRAFTSMAN, sería lanzado por las fuerzas del Quinto Ejército alrededor del 11 de abril. Inicialmente, las unidades del Quinto Ejército debían penetrar las defensas enemigas al oeste de Bolonia, moverse hacia el sur del valle del Po y luego capturar la propia Bolonia. En lugar de destruir las fuerzas alemanas, la fase inicial de CRAFTSMAN se centró en penetrar el frente del Eje y tomar suficiente terreno para proporcionar una base para futuras operaciones en el Valle del Po. Truscott tenía la intención de atacar con fuerzas de ambos cuerpos avanzando lado a lado a lo largo de dos avenidas principales, escalonando los asaltos para permitir la máxima concentración de apoyo aéreo y de artillería para cada uno. El IV Cuerpo de Crittenberger atacaría primero, al oeste de las carreteras 64 y 65 que conducen al norte a Bolonia. Un día después, el II Cuerpo de Keyes atacaría al norte por la autopista 65 y tomaría Bolonia. Durante la Fase II, ambos ejércitos aliados continuarían hacia el norte hacia el área de Bondeno-Ferrara, treinta millas al norte de Bolonia, atrapando a las fuerzas del Eje al sur del río Po. Finalmente, la Fase III vería a los ejércitos aliados combinados cruzar el Po y avanzar hacia Verona, ochenta millas más al norte, antes de desplegarse en el norte de Italia, Austria y Yugoslavia, completando la destrucción de las fuerzas del Eje en el sur de Europa.

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
http://www.goforbroke.org/learn/history ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9402
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Apeninos septentrionales y el valle del Po.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más...................................

La campaña de los Apeninos septentrionales y del Valle del Po 1944-45.

Valle del Po. 05 de abril al 08 de mayo de 1945. Operaciones.

El 05 de abril de 1945, la 92° División de Infantería de EE. UU. Inició su ataque de distracción en la costa de Liguria. Probada en combate por una contraofensiva del Eje en diciembre de 1944 y nuevamente durante una ofensiva en el valle del río Serchio en febrero de 1945, la ahora veterana 92° ​​División, precedida por bombardeos aéreos y de artillería, atacó antes del amanecer con el 370° de Infantería y el 442° Equipo de Combate Regimental agregado. Mientras las tropas del 370° avanzaban por las colinas a lo largo de la carretera costera hacia Massa, recibieron un fuerte fuego enemigo y se detuvieron.

Más hacia el interior, sin embargo, los soldados nisei del 442° escalaron los Alpes Apuanos para flanquear Massa desde el este. Durante el avance cerca de Seravezza, la Compañía A del 100º Batallón del regimiento fue inmovilizada por un intenso fuego enemigo. Cuando su líder de escuadra resultó herido en acción, el Soldado de 1° Sadao S. Munemori se hizo cargo. En varios ataques frontales y solitarios a través del fuego enemigo directo, inutilizó dos ametralladoras enemigas con granadas. Al retirarse bajo el fuego mortal a su propia posición, Munemori casi había alcanzado la seguridad de un cráter de proyectil ocupado por dos de sus camaradas cuando una granada sin explotar rebotó en su casco y rodó hacia ellos. Elevándose de nuevo hacia el fuego fulminante, se lanzó hacia la granada y sofocó la explosión con su cuerpo. Con su acción rápida y heroica, salvó a dos de sus camaradas a costa de su propia vida y recibió póstumamente la Medalla de Honor. Después de varios días de una lucha tan salvaje, el 442° capturó Massa y el 11 de abril se dirigió hacia el norte, hacia las famosas canteras de mármol de Carrara. Aquí, la decidida resistencia enemiga detuvo el avance estadounidense durante más de una semana.

Al este, en la costa del Adriático, los soldados polacos, indios, neozelandeses y británicos del Octavo Ejército avanzaron el 09 de abril tras un bombardeo masivo de artillería y aéreo. Durante los siguientes días se enfrentaron a las fuerzas del Eje de las Divisiones 26. Panzer, 98. de Infantería, 362. de Infantería, 4. de Paracaidista y 42. Jäger en todo el frente, empujándolos gradualmente hacia el norte, hacia la brecha vital de Argenta, justo al oeste de la intransitable Laguna Comacchio. A pesar de la tenaz resistencia de los soldados del Décimo Ejército alemán, la 78° División británica se apoderó de la brecha de Argenta el 18 de abril, amenazando con envolver todo el flanco del Eje.

Los éxitos del Octavo Ejército sentaron las bases para el esfuerzo principal del Quinto Ejército. Planificada para el 12 de abril, la ofensiva se pospuso cuando una densa niebla envolvió la mayoría de los campos aéreos aliados. Dado que las condiciones del 13 de abril no eran mejores, las previsiones para el día siguiente eran igualmente desalentadoras. El 14 de abril de 1945, el IV Cuerpo todavía estaba esperando por la orden de avanzar, pero las primeras actualizaciones meteorológicas de esa mañana fueron sombrías. Cuando salió el sol, comenzó a disipar la niebla y los cazabombarderos del XXII Comando Aéreo Táctico pudieron levantar vuelo. Poco después, alrededor de las 09:00 horas, Truscott ordenó que comenzara el ataque terrestre del Quinto Ejército.

Crittenberger, el Comandante del IV Cuerpo, inicialmente planeó avanzar hacia el norte contra el Decimocuarto Ejército con la 10° División de Montaña y la 1° División Blindada moviéndose en paralelo entre los valles de los ríos Panaro y Reno. Escalonarían sus ataques para permitir un apoyo de fuego concentrado para cada unidad y facilitar la toma del macizo de Rocca Rofferno por parte de la 10° División de Montaña, al norte de la cuenca de Pra del Bianco, un pequeño valle en forma de cuenco que marcaba la posición inicial de la división. El control de estas y sucesivas alturas facilitaría el ataque de la 1° División Blindada hacia el este y allanaría el camino para la toma de la aldea de Ponte Samoggia, veinte millas más al norte, a mitad de camino en la carretera Módena-Bolonia en el extremo sur del valle del Po.

El cruce de Pra del Bianco fue un primer paso fundamental para romper las defensas del Eje. Asegurado por campos de minas y numerosos puntos fuertes, las alturas dominantes proporcionaron a los soldados enemigos de las Divisiones de Infantería 334 y 94 y Granaderos Panzer 90 del LI. Cuerpo de Montaña y el XIV. Cuerpo Panzer excelentes posiciones defensivas y campos de observación. No obstante, después de cuarenta minutos de ataques aéreos y treinta y cinco minutos de preparación de artillería, la 10° División de Montaña inició su avance. Aunque los estadounidenses descubrieron rápidamente que las defensas del Eje todavía estaban en gran parte intactas, siguieron adelante con obstinación. Gracias al esfuerzo de sus soldados, la 10° División de Montaña se apoderó de la cuenca y las colinas del norte en la tarde del 14, pero sus ganancias se habían logrado a costa de más de 550 bajas.

Imagen
Ruptura en el Valle del Po............................................................................................
http://www.army.mil/cmh-pg/brochures/po/map1.jpg

Fuentes: https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://history.army.mil/html/bookshelv ... sec01.html
https://www.goforbroke.org/learn/histor ... paigns.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Responder

Volver a “Frente del Mediterráneo”