Foo fighters

¿Que hubiese pasado si...? Situaciones hipotéticas de la Historia Militar.
Reglas del Foro
¡¡¡ Atención !!!
Este subforo está pensado para analizar sucesos históricos y el rumbo de los acontecimientos en base a decisiones que se tomaron o no. Aunque es hilo para teorías e hipótesis, siempre se ha de hacer con un mínimo de seriedad y lógica en base a la información real existente del periodo a analizar. Por abusos tomados por algunos usuarios, aquellos hilos que desemboquen en una dinámica de fantasía sin objetividad podrán ser cerrados sin previo aviso por el moderador correspondiente.
Cerrado
RupaElOriginal
Sargento 1º
Sargento 1º
Mensajes: 417
Registrado: 14 Sep 2003 13:20
Ubicación: Pozuelo de Alarcón(Madrid)

Foo fighters

Mensaje por RupaElOriginal »

Foo fighters

Esta información esta sacada de un artículo de la página www.IIgm.sitio.net, del foro de la cual soy moderador:

Los Foo Fighters o bolas de fuego, fueron descritas como
bolas luminosas capaces de perseguir a los aviones aliados.

Se desarrollaron en Wiener-Neustad y se controlaban via radio, hasta situarlos cerca de los aviones aliados, y una vez allí, estos se orientaban automáticamente mediante unos sensores infrarrojos, siguiendo el calor expulsado por los gases de escape de los motores de los aviones.

El objetivo principal era provocar interferencias en los radares.

¿Sabeís algo más sobre esta tecnología?

Un saludo:
Rupa



Avatar de Usuario
fae
Teniente
Teniente
Mensajes: 1693
Registrado: 06 Sep 2003 15:49
Ubicación: Madrid

Medallas

Parches

Mensaje por fae »

Echale un vistazo a esta página a ver si ves algo....es muy interesante pero está en inglés y con algunas cosas no me entero...bye

RupaElOriginal
Sargento 1º
Sargento 1º
Mensajes: 417
Registrado: 14 Sep 2003 13:20
Ubicación: Pozuelo de Alarcón(Madrid)

Mensaje por RupaElOriginal »

Fae no me has puesto el nombre de la página.

Un saludo:
Rupa

Avatar de Usuario
fae
Teniente
Teniente
Mensajes: 1693
Registrado: 06 Sep 2003 15:49
Ubicación: Madrid

Medallas

Parches

Mensaje por fae »

Joder me ha costao dios y ayuda encontrarla en mi historial. Aquí te va.

http://www.warbirdsresourcegroup.org/LRG/Secweap.htm

luego me cuentas. bye

RupaElOriginal
Sargento 1º
Sargento 1º
Mensajes: 417
Registrado: 14 Sep 2003 13:20
Ubicación: Pozuelo de Alarcón(Madrid)

Mensaje por RupaElOriginal »

:oops: Me temo que mis conocimientos en Inglés no alcanzan el nivel suficiente como para moverme por una página de estas características, de todas maneras, muchas gracias.

Un saludo:
Rupa

Avatar de Usuario
fae
Teniente
Teniente
Mensajes: 1693
Registrado: 06 Sep 2003 15:49
Ubicación: Madrid

Medallas

Parches

Mensaje por fae »

Yo le pasé un traductor automático y fué peor.

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16375
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Agradecido : 76 veces
Contactar:

Mensaje por Urogallo »

Lo que yo conozco es la historia "paracientifica", que afirma que ninguno de los 2 bandos tenia ni repajolera idea de que eran esas cosas... No sabia que hubiese novedades sobre el tema.

Chickeeper

Mensaje por Chickeeper »

No sé si lo que voy a decir os parecerá una tonteria o no, pero tal como dice Urogallo parece que ninguno de los dos bandos tiene ni idea de que era "eso", la descripción coincide con la que la gente da de los "OVNIS" y bueno, si el "trasto" en cuestion inutilizava los radares pues otra supuesta coincidencia, por otra parte, y teniendo en cuenta la tecnologia que tenian los aviones de la epoca, pues no sé yo como pudieron inventar/tener esas "bolas de fuego"....

En fin, si ahora encima quedaré como el loco de este lugar, y siendo recien llegado jeje

Chickeeper

Mensaje por Chickeeper »

Y bueno, ahora que lo recuerdo, sobre este asunto hay un muy buen articulo, ahi va:

El fraude de los OVNIs nazis

Por Manuel Carballal
En otras ocasiones hemos demostrado que muchos OVNIs avistados tras la segunda guerra mundial eran de origen terrestre. Aeronaves no convencionales que, en los ultimos años, han sido mitificadas por tendencias politicas extremistas como muestra de la superioridad intelectual de sus científicos. Pero no todo el monte es orégano. Y no todos los platillos volantes eran nazis.


Tengamos presente que inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial llegó a Estados Unidos, y de allí al resto del mundo, el moderno fenómeno OVNI y la psicosis platillista. Indudablemente, las informaciones sobre "armas secretas nazis" relacionadas con esos platillos eran periodísticamente comerciales... y lo siguen siendo.

Es indiscutible que los alemanes primero, y americanos, canadienses, ingleses, etc., después, diseñaron y fabricaron platillos volantes. La historia aeronáutica tiene sobradamente documentados muchos de esos "platillos terrestres" y serios indicios sobre la existencia de otros. Sin embargo, es justo escuchar también las voces más críticas sobre las exageraciones (e incluso fraudes) que se han elaborado a partir de esa realidad.

Uno de los proyectos discoidales más discutido y polémico es el de la "peonza voladora" de Schriever y otros diseños similares, como los de Habelmohl, Miethe y Bellonzo, mencionados por el mayor Lusar en su libro sobre armas secretas nazis antes citado.

Según opiniones autorizadas que he consultado, "realmente Schriever y Habelmohl eran expertos en autogiros y diseñaron un ala rotante. Miethe era experto en deflectores de chorro (tecnología que hoy se conoce muy bien). Y Belluzzo era un técnico metalúrgico especializado en altas temperaturas relacionadas con las toberas regulables". Pero la pregunta es ¿realmente se construyeron platillos de alta tecnología nazi?.

En su número 9, correspondiente a mayo-junio de 1975, la revista aeronáutica alemana Luftfahrt International publicaba un artículo crítico al respecto que ahora reproduzco:

"¿EXISTIERON REALMENTE LAS PEONZAS VOLADORAS ALEMANAS?
Cuando, al término de la Segunda Guerra Mundial, los aliados procedieron a analizar y publicar parcialmente la enorme documentación sobre armas secretas alemanas, en la prensa se sucedieron artículos sobre "platillos volantes" supuestamente desarrollados y ensayados por los alemanes. Después de la guerra, en una época en que los alemanes quisieron poner definitivamente en claro la naturaleza de las misteriosas "armas V", era muy comprensible tal interés por estos desacostumbrados objetos voladores. Y en el caso de las "peonzas voladoras" este interés se vió reforzado aún más por coincidir con una oleada sobre el avistamiento de foo fighters y OVNIs, a los que se atribuía, sin embargo, un origen completamente distinto.

Antecedentes
Parece ser que, en el caso de las peonzas voladoras, se trataba de objetos formados por un cuerpo central inmóvil, rodeado de un sistema exterior de discos o rotores en rápido movimiento de giro capaces de despegar y aterrizar verticalmente, así como de volar a grandes velocidades tanto en el plano horizontal como diagonal en cualquier dirección. Como es natural, un vehículo de tales características había de tener importancia capital para fines militares.

En los artículos de prensa publicados a partir de 1950, se habla esencialmente de dos tipos diferentes de discos voladores, así como de una mina antiaérea denominada V-7. Y se afirmaba que una de tales peonzas había sido ideada por el capitán de vuelo Schriever y la otra por el ingeniero doctor Miethe. A ambas peonzas se les atribuían unas velocidades indescriptibles.

Según estos mismos artículos, la idea de la peonza de Schriever nació en la primavera de 1941, lográndose en junio de 1942 poner en vuelo un prototipo (inspirado en el conocido juego infantil), lo que en opinión de Schriever confirmó la exactitud de sus cálculos. Se afirma igualmente que en agosto de 1943 el inventor y tres de sus más íntimos colaboradores construyeron en terrenos de la BMW, cerca de Praga, una maqueta gigante del nuevo ingenio volador, sustituyendo en el verano de 1944 las hélices originales por turbinas a reacción. Así, parece ser que en abril de 1945, este disco volador estaba a punto de ser ensayado, aunque antes del final de la guerra sólo se llegó a efectuar un lanzamiento de ensayo (8 de mayo de 1945, a las 20 h), sin llegar a un vuelo, y el 9 de mayo de aquel mismo año, se destruyó el artefacto. Su inventor y constructor se pasó entonces a Occidente llevándose consigo todos los planos del invento.

Contradicciones
Rolf Schriever murió en los años cincuenta. Entre sus papeles se encontraron -aparte de una descripción provisional de construcción no fechada, aunque probablemente posterior a la terminación de la guerra- algunos borradores y esquemas de su artefacto volador, así como recortes de prensa sobre el tema. Las primeras de estas notas de prensa están fechadas el 30 de marzo y el 2 de abril de 1950. Los diligentes reporteros de Der Spiegel, habitualmente acostumbrados a dar las primicias, en este caso sólo consiguieron publicar la sensacional noticia sobre la peonza de Schriever unos tres días antes de que fuera publicada por el semanario Heim und Welt, y probablemente a partir de la misma fuente de información. Ambos artículos, de contenido evidentemente coincidente, podrían haber servido de base para otros reportajes de este tipo que, sin embargo, se diferenciaron bastante, incluso en aspectos básicos, de las dos notas ya citadas.

Tras un examen crítico del material disponible, es fácil detectar una serie de incoherencias. Así, según una de las fuentes, la idea de la peonza de Schriever nació en 1942, mientras que otras afirmaciones hablan de 1941 y otra fuente distinta cita una fecha muy concreta: el 15 de julio de 1941.

Según una noticia, el prototipo de Schriever efectuó un vuelo el 1 de junio de 1942; otros dan como fecha dos días más tarde. Parecidas incoherencias aparecen en relación con el comienzo de la construcción del aparato propiamente dicho: unas veces se cita el año 1943, y otras el 1944.

Pero la emoción todavía aumenta más en lo referente a la terminación del objeto volador. Así, mientras un pretendido testigo presencial -un tal ingeniero Klein- afirma haber visto el vuelo inaugural el 14 de febrero de 1945, el constructor Schriever indica que su ingenio no estaba preparado para el vuelo hasta abril de 1945, pero fue destruido antes de poder efectuar el primer vuelo.

Las declaraciones del "testigo presencial" pierden credibilidad cuando leemos en el diario de guerra de la 8ª flotilla aérea que el servicio meteorológico del 14 de febrero de 1945 anunciaba una capa de nubes muy baja, lluvia, nieve y escasa visibilidad. Parece, por tanto, que la situación meteorológica era difícilmente propicia para efectuar un vuelo experimental con un aparato tan revolucionario, pues con una capa de nubes a partir de 400-800 m de altitud y un cielo cubierto entre 8/10 y 10/10, el aparato habría desaparecido muy pronto de la vista de los observadores.

Ahora bien, las incoherencias no acaban aquí. Según una de las fuentes, en la huida se utilizó como medio de transporte un avión, mientras que otra información cita un automóvil. En el primero de los casos, el destino era Munich y la empresa Dornier, mientras que algunos hablan de la selva bávara, junto a la frontera checoslovaca y otros citan concretamente la población de Regen.

La misma confusión de fechas se produce en torno a la desaparición de la documentación de Schriever. Así, mientras Der Spiegel cita el 4 de agosto de 1948 y la ciudad de Bremerhaven, otras fuentes sitúan el robo el 14 de mayo de 1945, es decir, pocos días después de la huída de Praga. Mientras, otras informaciones lo sitúan unas semanas más tarde.

Técnicamente imposible
Como puede verse, no hay ningún dato que coincida. La historia entera parece muy poco verosímil y probablemente ya habría sido asunto muerto en los años cincuenta si por aquel entonces los técnicos hubieran analizado algo más de cerca el extraño objeto volador.

Porque, con unos cuantos cálculos, habría quedado demostrado muy pronto que con 1.800 revoluciones por minuto se presenta una inmensa aceleración centrípeta que, en tal tamaño (26.200 g), sólo se da en la técnica armamentista; e incluso en este campo es privativo de los proyectiles de pequeño calibre. Con un peso de 560 kg (BMW 003) en el motor de propulsión, para instalar los motores habrían sido necesarias unas espigas de acero muy rígido que, presuponiendo una equilibrada distribución de fuerzas con dos puntos de fijación, exigirían 142 mm. de diámetro y 116 mm. de diámetro con tres puntos de fijación. Pero incluso así, esta pesada fijación sólo habría sido suficiente para la turbina a propulsión que no estuviera en funcionamiento, pero no para aquella que estuviese en marcha, pues en ésta se presentarían pares de inversión del orden de los 110.000 mkp. Así pues, el disco volador concebido por Schriever resultaba imposible de realizar en la configuración prevista.

Aparte de esto y del imposible dato del peso, la imposibilidad estaba dada también por otra circunstancia: con un peso de vuelo de unas tres toneladas, Schriever y sus colaboradores tendrían que haber utilizado unas dos toneladas de material valioso, numerosos instrumentos y nada menos que cinco turbinas de propulsión. Sin embargo, en aquella época tales materiales y turbinas escaseaban, y no era posible adquirirlos ni con dinero ni con buenas palabras. El que quisiera llevar un proyecto de tal envergadura debía comunicar ofcialmente sus pretensiones con la correspondiente justificación. Y sólo en caso favorable podría llegar a obtener los papeles necesarios para el suministro de los materiales. En todo caso, cualquier nuevo proyecto era conocido por los departamentos correspondientes y quedaba registrado oficialmente.

Y resulta que, a pesar de los avatares de la guerra, todas las actas y documentos del ministerio de Speer se conservan íntegramente, así como los registros taquigráficos de todas las conversaciones, además de todos los detalles sobre la distribución de materias primas, personal, dirección de proyectos, etc, correspondientes a los diversos departamentos del Ministerio de Defensa. Y, sorprendentemente, ninguna de estas documentaciones contiene la menor referencia a la peonza voladora de Schriever, el disco volador de Miethe o el proyectil antiaéreo V-7. En otras palabras, ninguno de estos ingenios existió realmente, ninguno de ellos llegó a construirse y, menos aún, llegó a volar.

Durante los primeros años de la postguerra, cuando todavía no se disponía de documentos auténticos acerca de las armas secretas del III Reich, florecieron las fantasías de los investigadores fracasados y de los reporteros exagerados, pues el lector se "tragaba" incluso las más aberrantes historias. Sólo de esta forma resulta explicable que los innumerables artículos -como los referentes a la peonza voladora- pudieran ser publicados sin ningún criterio selectivo y aceptados con la misma falta de criterio por el público. Y algunas personas, por lo visto, siguen creyendo en tales historias, como nos lo prueba una nota publicada a manera de broma en el número de abril de 1972 de la revista interna de la fábrica aeronáutica Fokker, de Bremen.

Dicha noticia, titulada "Descubiertos unos discos voladores en la empresa Fokker", tuvo un éxito inmediato. Fueron muchos los que pidieron más detalles sobre el "arma secreta" presentada en el artículo. Pero, en realidad, se trataba de una simple maqueta elaborada con ayuda de dos manguitos de plástico para clavijas unidos por la parte plana, tres puntas de bolígrafo a modo de patas, así como algunas partes menores. Pintada de forma muy marcial con colores de camuflaje y la cruz de la Luftwaffe, la maqueta parecía auténtica. Y como quedó demostrado, a algunos les pareció demasiado auténtica...

Descripción provisional de la construcción de la peonza voladora de Schriever.

(Datos reunidos sobre la base de un manuscrito del inventor)

El cuerpo del artefacto consiste en una cabina de bola achatada, situada en el centro de un disco plano que hace de ala y que consta de una mitad superior y otra inferior.

En la mitad superior está alojada la cabina de mando para una tripulación compuesta por varias personas, y dispone de instrumental de servicio, navegación, y control de motores.

En la parte inferior, capaz de ser girada en 360º con respecto a la parte superior, se encuentran dos turbinas a reacción con sus respectivos tanques de combustible. Unos elementos elásticos situados debajo de los propulsores sustituyen al habitual tren de aterrizaje.

A la altura del centro de gravedad de este artefacto se encuentra, rodeando la cabina de mando, una especie de anillo en el que, sobre unos cojinetes especiales, gira un disco, una rueda de palas. Las puntas de las 21 palas están encerradas por un aro que no sólo sirve de estabilizador, sino también para reducir la resistencia inducida.

Tres propulsores situados debajo de este disco sirven para propulsar el ingenio. Los propulsores están fijados a unas placas de soporte que sirven al mismo tiempo de tanques de combustible. Para el despegue, el aterrizaje y el vuelo vertical, el disco gira a 1.650-1.800 revoluciones por minuto. Con un peso de tres toneladas, el aparato sube verticalmente a una velocidad de unos 100 m/s. Para el vuelo de crucero, la velocidad de giro se reduce a 500 revoluciones por minuto, y la inclinación de las palas se sitúa de tal forma que no exista empuje ascendente ni descendente; además, se ponen en marcha dos propulsores de la parte inferior del aparato. En vuelo inclinado se ponen en marcha los cinco motores simultáneamente. El gobierno por el eje vertical se efectúa girando la mitad inferior en dirección contraria a la superior."

Resulta evidente que las incongruencias aeronáuticas de "la peonza voladora" en función de los planos que poseemos harían imposible su vuelo en 1944-45. Parece obvio que los "platillos volantes" observados por Klein y fotografiados por Egg, avistados en Praga, simplemente no obedecían al diseño de Schriever, sino a algún otro de los 15 tipos de aeronaves discoidales diseñadas por los nazis.

El descubrimiento del fraude de "los platillos de la Focker" también es un oportuno matiz. La maqueta a la que se alude en el artículo de Luftfahrt continúa, no obstante, apareciendo en los libros de ufología. Recientemente, aparece un tanto retocada y reconvertida en la portada del libro Cosmic Top Secret, de William F. Hamilton III.

Pero el fraude del "platillo Focker" no es más que uno entre tantos. Otros, como "la farsa del Sonder Buró núm. 13" ya han sido denunciados por ufólogos críticos. En este caso, fue Giuseppe Stilo quien afrontaba este affaire en el número 268 de la revista italiana Il Giornale del Misteri, en la cuarta entrega de una interesante serie de reportajes bajo el título de UFO e Nazismo.

El documento definitivo
El último fraude sensacionalista relacionado con los "Platillos Nazis" llegó a España en 1993. A finales de ese año, varias televisiones autonómicas, como Canal-9 o Canal-Sur, emitieron la serie de televisión Noche de Misterio, una producción de La Trinca que contó con importantes personalidades y valiosos documentos.

La serie, dedicada íntegramente a los fenómenos paranormales y misteriosos, dedicó un capítulo al fenómeno OVNI y, entre otros documentales, emitió un breve reportaje (de una productora alemana, según me informaron los responsables) sobre los "platillos volantes nazis". El reportaje se presentó como el documento "definitivo", y esa fue la impresión que dio a muchos investigadores españoles, entre los cuales me incluyo.

El guionista había fusionado en una misma crónica elementos esotéricos, políticos y aeronáuticos. Sabido es que el Reich, especialmente las SS, estaba profundamente influenciado por la simbología esotérica más hermética, y ese atractivo argumento fue hábilmente utilizado por la productora.

Según el guionista, a finales de 1919 un grupo de adeptos a la Sociedad Thule (orden esotérica a la que estuvo vinculado Hitler) se reunió en una sesión mediúmnica para interpretar unos textos en sumerio y en el código templario que la médium Maria Ostig había recibido de "los dioses". En esos mensajes se desarrollaba el concepto de naves circulares y de "platillos volantes". A partir de este momento se iniciaron experimentos que dieron como fruto la construcción del primer platillo propulsado por "energía vril" (concepto extraído de los mitos esotéricos del Mundo Subterráneo) llamado FRZ-1. A ese supuesto platillo le sucederían los FRZ-2, FRZ-3, etc.

En un momento dado se mencionan misiones del FRZ-2 en la Antártida (elemento fundamental en la leyenda del emplazamiento secreto de los supervivientes del Reich). También se cita la legendaria V-7, y llega a mencionarse una supuesta nave interplanetaria, la Haunebu-2, que habría de salir del Sistema Solar, así como la "Máquina Andrómeda", una supuesta nave nodriza con la típica forma de cigarro puro...

Todo el texto del vídeo está ilustrado con una hábil combinación de películas de archivo del Reich y de elementos aeronáuticos (cazas, V-2, zeppelines, etc), simulaciones por ordenador, dibujos de naves discoidales y fotos auténticas y trucadas. Entre las fotos verdaderas aparecen errores que sólo alguien familiarizado con el tema reconocería (por ejemplo: la supuesta imagen del FRZ-2 es, en realidad, el AS6 que describí anteriormente. Tampoco el supuesto plano de la V-7 nada tiene que ver con el diseño original de Schriever...). Muchas de las otras fotos de supuestos platillos son modelos tirados al aire, deliberadamente desenfocados. Entre las pocas cosas reales del vídeo está la declaración de Andreas Egg, aunque también sospecho que ha sido hábilmente montada por el realizador para así poder introducir declaraciones sobre proyectos posteriores a la guerra dentro del contexto del disparatado documental. Sin embargo, no es algo que pueda demostrar.

El efecto del reportaje en cualquier persona mínimamente documentada es de desconcierto, ya que reconoce términos, conceptos y argumentos familiares como la Sociedad Thule, la energía Vril, la orden Sol Negro de la SS, auténticos platillos nazis (como el AS6), verdaderas armas secretas alemanas (la V-2), etc. Y sólo un análisis más detenido de los documentos gráficos delata el fraude. Al margen de que existan incoherencias obvias, como el hecho de que, utilizando películas de aviones, dirigibles o bombas volantes, no exista ni una sola filmación de algo tan importante como esos platillos construídos desde 1934, según el propio documental.

Al margen de exámenes de las supuestas fotos de platillos en vuelo (modelos arrojados y/o suspendidos de hilos), de las actividades achacadas a organizaciones alemanas históricas, o de los diseños y gráficos de las supuestas aeronaves, sometí el vídeo al examen de expertos aeronáuticos e historiadores. En base a ello fue posible detallar un minutado de los fotomontajes y manipulaciones reconocidos a lo largo del documental, en este caso, a cargo de Justo Miranda:

2:00. El Doctor Schumann lleva una capa de caballero templario. El personaje situado a su derecha es una imitación muy buena de Albert Einstein.
3:08. Aviones Heinkel He 46 de la Luftware, 1932, avión de observación lento y de tecnología atrasada para la época. Este aparato participó en la Guerra Civil Española.
3:17. Avión desconocido. Probablemente se trata de una maqueta de las utilizadas en los túneles de viento. Tiene flotadores y un ala delta. El timón de cola tiene la forma característica de los Messerschmitt-Lippisch de la "Serie P.01".
3:37. Secuencia de la película Frau im Mond (1938).
3:44. Nave desconocida.
3:45. Vista inferior de una maqueta de aeromodelismo (se ven las nervaduras de la estuctura radial bajo el papel tenso).
3:46. Ilustración desconocida.
3:56. Parece una maqueta a escala real del artefacto que voló en Praga. La torreta artillera es irreal y parece instalada para impresionar a los militares y obtener fondos. Las ametralladoras son simuladas.
4:06. La misma maqueta que la aparecida en 3.45.
4:07. Nave desconocida.
4:16. La misma maqueta aparecida en 3.56. (obsérvese el tren de aterrizaje no retráctil sólidamente sujeto y el vehículo semioruga SD.kFZ.11 utilizado para remolcar aviones pesados. Para comparación de escalas, el semioruga mide 5.50 m de largo).
4:26. Ilustración desconocida.
4:31. Ilustración desconocida.
4:43. El "motor Thule" es el diagrama para la instalación del tanque de peróxido de hidrógeno en un cohete V-2 (A4).
4:46. El platillo de Brandiss. Obsérvese en el timón la inscripción AS 6V1 (V1 por Versuch = prototipo).
4:58. Ilustración basada en el "Platillo de Adamski", basada a su vez en un aspirador casero de los años cuarenta.
5:13. Nave desconocida, tal vez una maqueta para pruebas aerodinámicas del artefacto ilustrado en 3.56.
5:24. Ilustración desconocida.
5:36. Ilustración desconocida.
5:42. Secuencia del primer vuelo del prototipo Messerschmitt Me 262 V3 (Versuch 3) matriculado PC+UC el 18/07/42.
5:45. Submarino alemán Tipo VII.
5:47. Bombardero de la Armada Imperial Japonesa Mitsubishi G4M1.
5:49. Lanzamiento experimental de una de las primeras armas V-1 (Fieseler Fi-103) desde el polígono experimental de Peenemünde West en Diciembre de 1942.
5:51. Ilustración del "V-7" (Le dossier des Soucoupes Volantes, Dargaud, 1972).
5:52. Nave desconocida.
5:59. Ilustración del V-7 con los propulsores erróneamente situados (en uno de los trabajos publicados en Argentina).
6:10. Hovercraft de Andreas Epp (seis hélices sustentadoras y otra bipala grande para crear succión sobre la cara superior del disco). No llegó a volar.
6:34. Maqueta a escala 1/10 del disco de Andreas Epp.
6:42. Ilustración de una versión más avanzada del disco de Epp, con ocho hélices sustentadoras y un diagrama de flujo del motor principal.
6:52. Uno de los primeros modelos a escala del platillo de René Couzinet (1951. El disco exterior es de paletas que giran).
7:32. El mismo ingenio (se ven abiertas las tomas de aire de los motores de sustentación).
7:53. Nave desconocida.
8:08. Nave desconocida.
8:16. Nave desconocida.
8:20. Maqueta de aeromodelismo similar a la aparecida en 3.45.
8:25. Idem.
8:30. Nave desconocida.
8:38. El buque alemán porta-hidroaviones Schwabenland, que explora los territorios antárticos de Nueva Suabia en 1939. La cola es de un hidro Dornier Do 18.
8:43. Nave desconocida.
8:47. Nave desconocida (parece la maqueta de Lindberg sobre la serie Los Invasores.
8:50. Ilustración del libro de R. Lusar.
8:57. Ilustraciones aparecidas en su artículo de AÑO/CERO.
9:02. Ilustraciones aparecidas en su artículo de AÑO/CERO.
9:29. Ilustración desconocida.
9:37. Ilustración desconocida.
9:51. Ilustración desconocida.
10:09. Nave desconocida.
10:18. Ilustración desconocida.
10:23. Ilustración desconocida.
10:28. Ilustración desconocida.
10:32. Nave desconocida.
10:40. Ilustración desconocida.
10:47. El mismo artefacto de 3.56, pero sin patas.
10:55. Ilustración basada en el "Platillo de Adamski". Las torretas artilleras son irreales y se hallan en mala posición.
11:06. Otro platillo de Adamski, con torretas simuladas en las semiesferas inferiores.
11:09. Ilustración desconocida.
11:12. Ilustración desconocida.
11:31. Montaje fotográfico hecho con la maqueta de Lindberg de la serie Los Invasores y una torreta artillera ventral de un bombardero Junkers Ju86 de 1936.
11:56. Nave desconocida (probablemente una maqueta).
12:00. Idem 10.47.
12:03. Idem 10.47.
12:05. Extrapolación de 10.55 en versión gigante. Las torretas defensivas son pesados armatostes inútiles en una época en que existían treinta y dos proyectos de misiles aire-aire sólo en Alemania.
12:10. Nave desconocida.
12:14. Nave desconocida.
12:20. Ilustración desconocida, basada en las Naves Nodriza de Adamski.
12:28. Zeppelin británico "R-34" de 1919.
12:36. Otra vez 12.20.
12:48. Ilustración desconocida (Animación Macintosh).
13:03. Nave desconocida.
13:06. Es un globo; véanse las cuerdas de amarre sueltas (las runas de las SS están realmente pintadas sobre la maqueta, no son un truco fotográfico).
13:08. Nave desconocida.
13:11. Nave desconocida.
13:16. No sé qué puede ser. El coche del fondo es un Opel de los años 30. Un amigo me ha sugerido que puede ser un elemento de turbina de una central hidroeléctrica.

La pregunta es ¿cuál es el objeto de este montaje? ¿Simplemente el sensacionalismo comercial?. La verdad es que incluso se podría pensar que la intención de este disparatado relato era la de desacreditar el tema de los "platillos nazis" intentando limitar el problema histórico de esas armas secretas a un absurdo relato de contactos mediúmnicos y sectas esotéricas...

No caigamos en la trampa. Al margen de las manipulaciones y "chanchullos" oportunistas que han intentado explotar el mito de los "platillos volantes" alemanes, éstos existieron antes y después de la guerra... y todavía existen hoy. Y ese es un hecho absolutamente indiscutible.

Paul Hausser

Página en inglés.

Mensaje por Paul Hausser »

He estado leyendo de esa página y de los misiles aire-aire y tierra-aire. Según esta ningún misil aire-aire ni tierra-aire guiado fue puesto en combate por parte alemana en la 2GM por lo que lo de las bolas de fuego... Eso sí en las páginas viene que les faltó muy poco para ponerlos al servicio de la Luftwaffe, podría realmente haber sido un arma que cambiara el curso de los acontecimientos...
Hasta otra!

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16375
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Agradecido : 76 veces
Contactar:

Mensaje por Urogallo »

De hecho en algunos libros sobre los AA te siguen incluyendo los tratos nazis como totalmente operativos...a pesar de que nunca lo estuvieron en nación alguna...que sepamos :D
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

Avatar de Usuario
nachete
Sargento
Sargento
Mensajes: 320
Registrado: 18 Dic 2007 21:49
Ubicación: Huesca

Mensaje por nachete »

Bueno, aquí tenemos una polémica foto. ¿Foofighter? ¿Montaje? :pre: ¿Una prueba más de la adelantada tecnología alemana (aunque no creo)? Yo me decanto por un montaje, aunque no sé, mejor si lo corroborais vosotros.
Imagen
Imagen
El esfuerzo ahorra sangre.

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13995
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 52 veces

Mensaje por APV »

Son los hermanos Horten hicieron diseños de aviones de esa forma.
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

Quinto_Sertorio
General de División
General de División
Mensajes: 5965
Registrado: 06 May 2005 21:46

Parches

Mensaje por Quinto_Sertorio »

La foto en cuestión, parece un montaje fotográfico sobre los hermanos Horten y sus trabajos, no sé si esa foto está hecha a los Horten sobre un fondo que representa sus aparatos, o hecha posteriormente a base de photoshop.

Pero desde luego, tanto este par de manitos, como sus trabajos, son absolutamente reales e interesantísimos. Y no tienen nada que ver con OVNIS, foo fighters, marcianos verdes, o nazis en la cuarta dimensión.

Ejerciendo mis potestades de moderador, cierro este hilo.

Si alguien está interesado en Horten, procede usar algún hilo ya dedicado a ellos (utilicese el buscador para ello), o si no hay ya hilo que trate sobre ese tema, ábrase uno.

Pero OVNIS no, please. Este área es de tecnología aérea, no de "tecnología intergaláctica"

Saludos
¡¡A España, servir hasta morir!!

Los hombres se cansan antes de dormir, de amar, de cantar y de bailar que de hacer la guerra -- Homero.

Cerrado

Volver a “Historia Alternativa”