El Islám invade Francia. año 732.

Toda la Historia Militar desde la Prehistoria hasta 1453.

Moderador: Bernardo Pascual

Sergio

El Islám invade Francia. año 732.

Mensaje por Sergio »

En el año 732 una fuerza islámica invade Francia. Le sale al paso una hueste franca a las órdenes de Carlos Martel. En la batalla de Poitiers los cristianos derrotan a los mahometanos. Algunos dicen que es una de las batallas decisivas de la historia mundial, dado que impidió que Europa pasara del cristianismo al islamismo. Otros creen que esto es el conocido chovinismo galo.



Sergio

Año 732.

Mensaje por Sergio »

Corría el año 732. El caudillo musulmán Abderramán decide invadir Aquitania. Su objetivo es tantear las defensas del país, obtener la mayor cantidad posible de botín, pero sin conquistar la totalidad de Francia. Empero, parece que no era reacio a la idea de unir "Italia, Alemania y el Imperio de los griegos a los ya vastos dominios de los paladines del Corán". Concentró el grueso de su ejército en las fuentes del Ebro, siguió la ruta de Pamplona, cruzó el Bidasoa por Irún y avanzó hasta el interior de Gascuña. No es posible que su ejército fuera muy numeroso, porque, según se cuenta, avanzaba en columna. Mientras se desplaza hacia el norte, se destaca una fuerza independiente con la misión de conquistar Arlés, con el fin de distraer al enemigo y sembrar el terror en Aquitania.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Mensaje por harry_flashman »

Es una de las batallas míticas de la historia. Algunos dicen que sí sucedió otras que no.

Parece ser que lo comprobado sobre ello es que los musulmanes estaban haciendo correrías sobre Aquitania y que el conde Eudes, incapaz de hacerles frente, retrocedió y llamó en su ayuda a Carlos Martel, Mayordomo de Palacio y lo más parecido a un poder central en la Francia merovingia, y que ambos contuvieron a los musulmanes.

Lo 'relatado' sobre la batalla de Poitiers señala que Martel contuvo el empuje musulmán, correspondiendo el golpe de gracia a la caballería pesada de Eudes. Los musulmanes, desbarataron, no volvieron a intentar incursiones por esa zona, aunque sí se mantuvieron durante algún tiempo en la costa mediterránea franca.

Sí es cierto que fueron los francos los que contuvieron el empuje musulmán, fijándolos tras los Pirineos. Lo que no queda claro es que se tratase de una verdadera fuerza de invasión o al menos de un gran ejército: por un lado, ya sabemos que las fuerzas musulmanas que conquistaron España no eran ingentes, de tal forma que es improbable que en una fecha tan próxima a la invasión como el 732, no instalado aún el califato Omeya, se hubieran podido movilizar recursos tan importantes para mandarlos al norte.

De todas formas, el triunfo sí es significativo, aunque se tratase de un ejército dedicado al saqueo y hacer incursiones de tanteo, o incluso aunque la batalla no tuviera lugar y se tratara de varias acciones separadas, dado que impidió precisamente que las acciones musulmanas fueran a más.

A destacar el hecho de que los francos presentaran un frente unido en el combate y los musulmanes no contaran con aliados entre ellos, a diferencia de lo sucedido con los visigodos.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

Sergio

El ejército islámico.

Mensaje por Sergio »

No se sabe mucho de la fuerza de la hueste islámica. Se entiende que la mayoría de las tropas eran de caballería, que usaban poco el arco y sí mucho la lanza y la espada, que el grueso de los soldados eran moros, y que prescindían de armaduras. Gran cantidad de mulas acompañaba a la fuerza, más bien para cargar botín que viveres, dado que los guerreros de la media luna vivían sobre el país. Seguía a la fuerza militar regular una hueste de merodeadores. La táctica del ejército eran lanzar impetuosas cargas en línea recta contra el enemigo.

Qadesh

Mensaje por Qadesh »

harry_flashman escribió:Es una de las batallas míticas de la historia. Algunos dicen que sí sucedió otras que no.

.......
Acudamos a un ejemplo: está acompañada la leyenda de la invasión de España por otro hecho maravilloso: la invasión de Francia por los árabes, aniquilados en Poitiers por Carlos Martel. Tuvo lugar el combate en 732. Nuestro autor escribe en 754; es decir 21 años más tarde. Vive en tierra musulmana y es conocido el hecho de que los cronistas bereberes o andaluces de esta religión ignoran o atenúan la pretendida derrota de sus antepasados. Por otra parte, los occidentales que nos cuentan el acontecimiento, los monjes Teófano, Pablo Diácono y el de Moissac, son lacónicos, inciertos y fabulosos: lo que ha inducido a los historiadores contemporáneos franceses, Emanuel Berl entre ellos, a sospechar de tal aventura a pesar de desconocer el alcance de nuestras tesis. En realidad no saben muy bien estos frailes lo que ha ocurrido. Escriben de acuerdo con ciertos rumores, un son que no podía menos de serle agradable porque se esforzaban con ello por anima a su fe y a la de su parroquia. Nuestro Anónimo sabe muy bien lo ocurrido y no ignora los detalles importantes. No cae en fábulas infantiles como Pablo Diácono. ¿No asegura éste que 375.000 árabes, es decir la totalidad probablemente de los habitantes de Arabia en aquel tiempo han perecido en la batalla? Describe las operaciones preliminares de los asaltantes y los movimientos tácticos de Carlos Martel. En una palabra, hace obra de historiador que se esfuerza en ser objetivo contando lo que ocurre en los dos campos enemigos. ¿Por que? No sólo porqué tiene mayor genio que los cronistas anteriores, sino también porque goza de la perspectiva que da el tiempo transcurrido, lo que los más ancianos no podían alcanzar.

¿Cómo desde su lejana Andalucía está mejor enterado que el monje de Moissac? Sugiere Tailhand que ha podido recibir alguna información oral o escrita de algún galo-franco, testigo ocular del acontecimiento... y ¿por qué no de algunos de los derrotados? Nada en su texto deja traslucir el testimonio del que ha presenciado un hecho importante; lo que siempre desprende un tufo sugestivo.

Es probable, si no seguro, que ha manipulado textos árabes, latinos o bizantinos que desconocemos. Lo indudable está en la objetividad del intelectual que desde su alta torre domina el rumor popular. Y esto... porque el tiempo ha deshecho las fábulas inverosímiles que el cronista más cercano de las campanadas populares, crédulo, ha creído con toda ingenuidad.

De haber escrito nuestro Anónimo su crónica en el año 754, no hubiera podido sustraerse al ambiente de los vencidos con que tropezaría por la calle. Siendo cristiano ¿cómo no desacredita a los enemigos de su fe? Mas no lo ha hecho. ¿Cómo no indisponerse con la autoridad y los intelectuales musulmanes, doloridos por desastre tan cercano, si hubiera descrito la paliza sufrida por sus conciudadanos herejes? ¿Por qué, dadas estas circunstancias, no ha reducido el episodio a algunas palabras breves y concisas? No le vemos, al contrario, arriesgarse en larga parrafada que no podía menos que comprometerle. Sencilla es la respuesta a tal pregunta: escribe el Anónimo en una época en que la batalla de Poitiers, transfigurada por el mito, ha quedado en lejano episodio guerrero. No suscita el hecho pasión alguna.

Si se acepta la interpretación tradicional acerca de la fecha de nuestra crónica, hay entonces que admitir que el relato más importante y objetivo de la batalla de Poitiers tiene su origen en el campo de los vencidos, mientras que los vencedores no nos han transmitido más que relatos fabulosos. ¿No es esto extraordinario? Si la crónica ha sido escrita dos siglos más tarde, todo cambia. Ha podido el autor desempeñar el papel de un historiador. Tan sólo por imposición del mito ya cuajado quedaba desvirtuado el sentido de los acontecimientos. La incursión hacia la llanura francesa emprendida por pirenaicos había sido transfigurada en una invasión de Occidente por los árabes, como la prolongación natural de la de España.
Extraído de http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=863 artículo sobre la "Crónica Latina" cuya lectura total recomiendo.

Saludos.

Acheron

Mensaje por Acheron »

Segun mis fuentes Martell fue derrotado y su campamento estaba siendo saqueado y sus fuerzas se replegaban mientras los skirmishers musulmanes les atacaban.


En los mas critico de la batlla eude of aquitane llega con refuerzos de caballeria pesada justo detras de la linea de combate musulmana . Con una brutal carga cae en la retaguardia .


Martell reagrupa sus tropas y carga asu vez sobre los desmoralizados musulmanes trapandolos entre 2 fuerzas.


La verdad yo creo que fue la llegada de aude lo que salvo a martell de una estrepitosa derrota.

Qadesh

Re: El Islám invade Francia. año 732.

Mensaje por Qadesh »

Sergio escribió:En el año 732 una fuerza islámica invade Francia.....
Compañero Sergio, hasta hace un momento te apreciaba. Ahora te odio profundamente. Acabas de chafarme un artículo sobre la batalla de Poitiers, tanto desde la óptica estrictiramente "militar", como haciendo un especial hincapié en las fuentes documentales y su verosimilitud.....

Nada otro día será.


PD. Compañero Sergio, obviamente lo del odio es broma :lol: no vayamos a ver lo que no hay....

Sergio

Año 732.

Mensaje por Sergio »

Amigo Qadesh: sigo con el cuento, fábula, relato o historia.

Avanzan los mahometanos por los fértiles campos de Francia. Penetran en Gascuña, se internan en Aquitania. Una tropa del duque Aquitania, Eudo, les sale al paso cerca de Burdeos y es completamente derrotada. Los musulmanes atacan Burdeos, la toman al asalto, la saquean e incendian. Abderramán decide avanzar hacia el norte, hacia Tours, dado que está informado que allí hay una abadía que guarda inmensos tesoros.
Para darle más flexibilidad a su avance divide su hueste en varias columnas. En el camino llegan a Poitiers. Ante la resistencia que se les opone, los guerreros de Mahoma rebasan simplemente el punto y se dirigen a Tours, unos 90 kms. al norte de Poitiers.

Sergio

Ayuda.

Mensaje por Sergio »

Ante el imparable avance de las tropas islámicas, el duque de Aquitania, Eudo, se resigna a pedir ayuda. Acude a la ciudad de París, demanda al poderoso caudillo franco Carlos Martel su cooperación y éste le exige a cambio se sometimiento a la autoridad franca. Celebrado el pacto, Carlos Martel, con un poderoso ejército, cruza el Loira, al parecer por Orléans, y se dirige contra la hueste musulmana. Ante esto Abderramán retrocede hasta las cercanías de Poitiers.

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16305
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por Urogallo »

¿Caballería pesada, infantería, fuerzas musulmanas de saqueo?. Como no enviemos la máquina del tiempo...Adelante con ese artículo Quadesh, mas vale que sobre que no que falte.
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

Qadesh

Mensaje por Qadesh »

Urogallo escribió:...Adelante con ese artículo Quadesh, mas vale que sobre que no que falte.
Si, claro, y ahora ya sabeis como acaba, y que el asesino es el mayordomo (uy, se me ha escapado).

Saludos.

Sergio

Huestes francas

Mensaje por Sergio »

(Sólo un ego frágil se inhibe ante las críticas. Sigo con el relato de la campaña del año 732.)

El ejército franco tenía, como arma principal, la infantería. Estaba dividida en dos clase de combatientes: la hueste particular del general que debía emplearse de continuo dado que su recompensa era el botín obtenido, y las levas locales, milicias de hombres imperfectamente armados. La hueste era una fuerza de mucha experiencia dadas las numerosas campañas en que había participado; las levas se componían de forrajeros o poco menos. La organización de la fuerza era primitiva y sólo podía mantener cohesión en tanto se dispusiera de víveres suficientes. De no ocurrir así, se disolvía. La disciplina brillaba por su ausencia.

Las tropas francas usaban muy poco la caballería, exceptuando los nobles y aún así sólo en las marchas. Las armaduras se estaban poniendo otra vez de moda. Corazas protectoras del torso, yelmos, salvaron muchas vidas. El escudo era de uso general, y las armas consistían en espadas, puñales, venablos y dos clases de hacha, una para hendir y la otra arrojadiza: la francisca.

HabsGold
Brigada
Brigada
Mensajes: 588
Registrado: 19 Jul 2005 11:46
Ubicación: Por los alpes...
Contactar:

Parches

Mensaje por HabsGold »

y me parece que antes de llegar a Poiters lucharon en El paso de Roncesvalles (creo), donde no me acuerdo si fueron vencidos o derrotados los musulmanes.

Imagen

Imagen

Batalla de Potiers
Hail, hail Freedonia, land of the brave, and Free...
¡Caer está permitido! ¡¡Levantarse es obligado!!
proverbio ruso

Qadesh

Mensaje por Qadesh »

Habsburgo escribió:y me parece que antes de llegar a Poiters lucharon en El paso de Roncesvalles (creo), donde no me acuerdo si fueron vencidos o derrotados los musulmanes.
Se trata de la Chanson de Roland:
El Emperador Carlomagno lucha contra los moros de España mandados por el rey de Zaragoza, Marsilio. Se hace la paz, y el ejército carolingio regresa a Francia; pero al pasar por el desfiladero de Roncesvalles, la retaguardia francesa, mandada por Roland, es atacada por los moros. En la preparación de esta emboscada ha intervenido el traidor Ganelon.

Roland, valiente y temerario, no quiere llamar en su auxilio al grueso del ejército, que ha pasado ya el desfiladero; pelea bravamente asistido por la flor de la caballería francesa. Uno a uno van cayendo los caballeros ante el número incalculable de moros que les acosan. Roland se decide, por fin, a tocar el cuerno para avisar a su tío, el Emperador Carlomagno; pero era demasiado tarde, quedándose sólo en la pelea y sucumbe, como los demás de cara al enemigo.

Cuando Carlomagno oye el tañido del cuerno en demanda de socorro, vuelve a Roncesvalles, al frente de sus tropas, ahuyenta a los moros y contempla desesperado el campo ensangrentado donde yace su sobrino Roland con los más bravos caballeros de su hueste. Regresa abatido a Francia; Ganelon muere como traidor; Carlomagno ve en sueños anuncios de victoria y desquite.
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Canci%C3%B ... old%C3%A1n

Más información y más exhaustiva en: http://www-rohan.sdsu.edu/dept/frenital/chanson.htm

Loïc
Teniente
Teniente
Mensajes: 1848
Registrado: 20 Feb 2005 03:14

Medallas

Parches

Mensaje por Loïc »

45 años separan los dos acontecimientos, me temo que los verdaderos responsables de la destruccion de la retaguardia sean màs los antepasados de Bixente Lizarazu que de los de Zidane
Imagen

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Mensaje por harry_flashman »

Lo de Roncesvalles es posterior. Históricamente, lo más probable es que fueran los vasco-navarros los que destruyeran la retaguardia de Carlomagno, que volvía de combatir a los musulmanes, habiendo alcanzado el Ebro pero no pudiendo ocupar Zaragoza.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

Sergio

Carlos Martel

Mensaje por Sergio »

La súbita aparición de Carlos Martel, con su poderosa hueste, causó consternación entre los musulmanes, cuyo botín ya era tanto que habían perdido toda movilidad. Abderramán penso en abandonarlo, pero no se atrevió a cursar las órdenes, temeroso de que sus hombres rehusasen obedecerle, y al parecer dado que el caudillo franco no presionaba demasiado sobre él. Según se asegura, los dos ejércitos permanecieron siete días frente a frente, sin atacarse. Lo ocurrido en esa pausa es obvio: Abderramán hizo trasladar su botín al sur, mientras, por su parte, el general cristiano esperaba la llegada de las levas.

Sergio

Batalla

Mensaje por Sergio »

Poseemos escasos detalles de la batalla de Poitiers. No se sabe donde se libró concretamente. Se da como fecha octubre del año 732.Probablemente los ejércitos establecieron contacto cerca de Tours y durante algún tiempo se libraron algunas escaramuzas. Luego Abderramán retrocedió hasta Poitiers y al comprobar que su botín no había podido llegar más al sur, decidió presentar batalla, para proteger la retirada de aquél.

Como la fuerza musulmana tenía un carácter puramente ofensivo, careciendo de poder de defensa, ello significaba que cualquiera que fuese la situación, Abderraman debería atacar. Consciente de lo anterior, Carlos Martel formó a su ejército en una sólida falange, cuyo núcleo estaba formado por sus tropas francas.

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16305
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por Urogallo »

Aún podríamos precisar más. Dificilmente la fuerza musulmana sería una fuerza de invasión, simplemente una partida de saqueo a gran escala dispuesta solo a obtener el mayor botín posible al menor esfuerzo.
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

Sergio

La Batalla. II.

Mensaje por Sergio »

Como era costumbre entre los musulmanes la batalla de Poitiers se inició con una furiosa carga de caballería, que se repitió una y otra vez; pero aún así, la falange franca permaneció inconmovible. Los hombres de Carlos Martel permanecieron firmes cual un muro que los comprendiera a todos y que no se pudiera disolver en tanto sus espadas diezmaban a los mahometanos. Los austrasianos de hombros robustos y mano poderosa, atacaban con furia; fueron ellos los que ubicaron e hicieron pedazos al rey sarraceno. Cuentan las crónicas que , a la caída de la tarde, el duque Eudo con sus aquitanos envolvieron uno de los flancos de los árabes, lanzando un ataque contra el campamento de Abderramán, en el que se hallaba todavía gran parte del botín. Los islámicos retrocedieron, descubriendo entonces que su caudillo había muerto. La batalla terminó al llegar la noche.

Sergio

La batalla III

Mensaje por Sergio »

Al día siguiente Carlos Martel formó nuevamente su ejército para reemprender el combate, pero sus exploradores le informaron que los musulmanes habían abandonado el campo. Al parecer, presas del pánico por la muerte de su jefe, Abderramán, los mahometanos habían huido hacia el sur, abandonando el grueso del botín.

Acheron

Re: La batalla III

Mensaje por Acheron »

Sergio escribió:A la muerte de Abderramán, los mahometanos habían huido hacia el sur, abandonando el grueso del botín.

¿Abderraman no murio en cordoba de avanzada edad ?.

Sergio

otro

Mensaje por Sergio »

Es otro personaje histórico del mismo nombre.

Qadesh

Re: otro

Mensaje por Qadesh »

Sergio escribió:Es otro personaje histórico del mismo nombre.
Efectivamente. El de Poitiers era Abd al-Rahmán al-Gafiqi.

Al que te refieres que murió en Córdoba sería Abd al-Rahman III, que nació en 891 y murió en la ciudad andaluza en 961.

Saludos.

Noviscum Deus
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 3589
Registrado: 10 May 2006 10:25
Ubicación: Madinat al-Turab, Balad Balansiya

Medallas

Parches

Re: El Islám invade Francia. año 732.

Mensaje por Noviscum Deus »

A raíz de lo que se ha venido comentando sobre Poitiers en el hilo “La más grande batalla medieval” quería hacer algunos comentarios. Pero al final el texto ha salido bastante largo y visto que ya existe un hilo sobre la batalla creo que es mejor postear aquí.

Todas las naciones tienen sus “fechas claves”, sus grandes batallas “decisivas” alrededor de las que, de manera inevitable, crece un halo de epopeya. Poitiers para los vecinos del otro lado de los Pirineos o Covadonga para los de éste lado son dos claros ejemplos. Pero en ambos casos, a poco que se rasque y se estudien en su contexto se puede llegar a la conclusión de que… “hombre, tampoco es para tanto”. Me centraré en Poitiers (por no echar piedras sobre el propio tejado).

En el año 720 el gobernador al-Sahm ibn Malik toma Narbona. El trato recibido por los habitantes de la ciudad es terrible: los hombres son asesinados mientras que las mujeres y niños son reducidos a la esclavitud. El victorioso ejército no se conforma con dominar la antigua Septimania visigoda sino que rápidamente atraviesa Aquitania y pone sitio a Tolosa (Toulouse). La ciudad pertenecía al duque Eudo de Aquitania que organiza un ejército y acude a levantar el cerco. En la batalla los musulmanes fueron derrotados muriendo el propio al-Sahm.

Vemos pues que la primera gran derrota de los musulmanes al otro lado de los Pirineos se produce en el 720 ¿por qué los historiadores modernos no consideran la batalla de Tolosa como la derrota decisiva que “salvó la civilización occidental y el cristianismo”? Sencillamente porque los protagonistas de la victoria no son los adecuados: Francia no es hija del ducado de Aquitania sino del reino franco. Hay que esperar un poco para encontrar una “batalla decisiva” que sea más “políticamente correcta”.

Durante casi todo el periodo de gobierno de Ambasa ibn Suhaym al-Qalbí, sucesor de al-Sahm, las acciones de los ejércitos musulmanes al norte de los Pirineos se limitan a pequeñas incursiones comandadas por jefes subalternos, lo que no impide que en el año 724 caiga en sus manos Carcasona. El último año de vida de Ambasa (725) verá la organización de una gran expedición que culminaría con la captura y el saqueo de Nimes (que sin embargo los musulmanes no quisieron o pudieron conservar). Durante todo el resto de la década no se volverán a producir acciones militares de importancia.

Como vemos antes de Poitiers los logros de las armas musulmanas al norte de los Pirineos no son excesivamente espectaculares, se había perdido ya el gran empuje que les había llevado a conquistar el Magreb y el reino visigodo en pocos años. Se hacía necesaria una ralentización para consolidar y organizar los frutos de las conquistas de las décadas anteriores.

El contexto inmediato de la batalla de Poitiers ya no es uno de invasión, de expansión “rápida” del Islam. En el año 731 las guarniciones bereberes de los Pirineos orientales se alzan en rebeldía contra el gobernador Abd al-Rahman al Gafiqui. Los bereberes estaban al mando de un tal Munnuza y parece que la sublevación nacía de la injusticia en el trato (y en el reparto del botín y de las tierras de asentamiento) entre árabes y bereberes, diferencias que iban contra el principio igualitario del Islam. Abd al-Rahman reaccionó con rapidez y marchó contra los rebeldes asediándolos en su fortaleza de Cerdanya (¿Llivia?). Munnuza logró escapar a las montañas pero el gobernador le siguió hasta allí dándole muerte.

En la fortaleza de Cerdanya Abd al-Rahman capturó a la esposa de Munnuza, a la que envió como presente al califa. La mujer resultó ser la hija del duque Eudo de Aquitania, lo que, a los ojos de Abd al-Rahman era prueba de la existencia de una alianza entre Munnuza y Eudo encaminada a consolidar en el Midi un poder independiente de al-Andalus (y del reino franco). Al año siguiente Abd al-Rahman organizó una expedición de castigo contra los aquitanos como represalia por su alianza con los bereberes rebeldes. Queda claro pues que se trataba de una expedición punitiva, no de conquista.

Abd al-Rahman atravesó los Pirineos por los pasos occidentales y cruzó el Garona. Al otro lado del río le esperaba el ejército aquitano, que fue derrotado completamente. Por alguna razón que desconocemos (tal vez persiguiendo al duque que huía) el victorioso ejército musulmán se internó mucho hacia el norte, en dirección a Tours. Antes de llegar a esa ciudad, a la altura de Poitiers, les salió al encuentro un ejército franco. El duque Eudo, al verse derrotado no había tenido más remedio que pedir ayuda a su viejo enemigo franco, el mayordomo de palacio Carlos “el martillo”. En la batalla los musulmanes fueron derrotados y Abd al Rahman perdió la vida. Durante la noche los restos del ejército lograron escabullirse y regresar a al-Ándalus sin demasiados problemas. Los historiadores franceses ya tienen su “batalla decisiva”. Por cierto, la fecha tradicional para la batalla es la del 732, aunque algunas fuentes hacen pensar que es más probable que tuviera lugar el año 733.

¿Pero realmente cambió mucho la situación tras la batalla de Poitiers? Desde el punto de vista de los francos si: ahora tenían por fin un pié en el Midi, y ya no soltarían la presa. El ducado aquitano estaba muy debilitado y ya no pudo resistir más al poderoso vecino del norte. La actividad de los musulmanes en la zona en cambio no cesó: al año siguiente de la derrota un nuevo jefe musulmán llamado Yusuf ibn Abd al-Rahman se hizo cargo de la frontera. En el año 735 tomó Arlés y, según la Crónica de Moissac “despobló y devastó Provenza durante cuatro años”. Incluso recibieron Aviñón de manos de sus propios habitantes que, al parecer, preferían el dominio de los muslimes al de los muy cristianos francos de Carlos Martel. Parece claro que Poitiers, aun siendo una gran derrota, no puso fin a las ofensivas musulmanas en tierras galas.

En el año 737 el mayordomo de palacio franco lanzó una gran campaña contra la Provenza Occidental contando, al parecer, con el auxilio de un ejército lombardo. Los aliados recuperaron Aviñón y pusieron sitio a Narbona, pero, pese a que lograron derrotar a un ejército musulmán de socorro, la ciudad resistió. Durante su retirada Carlos ordenó la destrucción de Maguelonne y del anfiteatro de Nimes (que había sido trasformado en una fortaleza). Dos años más tarde (739) el mayordomo de palacio franco efectúa una segunda ofensiva dirigida esta vez contra el duque Mauronto de Marsella, que logra salvarse refugiándose en una isla.

Como respuesta a estas campañas el gobernador Uqba ibn al-Hayyay as-Saluni organiza una expedición a gran escala, la primera desde la derrota de Poitiers. Pero cuando el ejército estaba en Zaragoza preparándose para cruzar los Pirineos llegó la noticia de un gravísimo levantamiento bereber en el norte de África. Los africanos habían derrotado al ejército del gobernador de Ifriqiya y Uqba se vio obligado a posponer la campaña contra los francos para dirigirse inmediatamente hacia África. El gobernador de al-Andalus aunque logró alguna victoria sobre los rebeldes no pudo acabar con el levantamiento y volvió a la península falleciendo poco después.

Los bereberes del Magreb parecían imparables y habían sido capaces de derrotar a un ejército sirio (la élite de las fuerzas omeyas) enviado contra ellos. Por si fuera poco el fuego de la rebelión se extendió a al-Andalus donde las guarniciones bereberes se levantaron contra los árabes expulsándolos del norte de la península y el valle del Ebro y amenazando Toledo. No voy a extenderme ahora sobre los enfrentamientos entre bereberes y árabes, solo decir que los bereberes “españoles” fueron derrotados finalmente gracias a la llegada desde el norte de África de lo que quedaba del ejército sirio. Durante siete años (741-747) al-Andalus fue escenario de feroces enfrentamientos entre musulmanes: bereberes contra árabes baladíes (“los primeros llegados”), bereberes contra sirios, sirios contra baladíes, sirios kelbitas contras sirios caisitas… En ese contexto era completamente imposible enviar un ejército que pudiera frenar a los francos. De hecho incluso en el 742 el gobernador kelbita de Narbona pasó al sur de los Pirineos con sus tropas para luchar contra un gobierno caisita.

El escenario tras el temporal era desolador: miles de bereberes habían muerto durante las guerras civiles debido a los combates y a la epidemia que asoló gran parte del norte peninsular. Otros muchos habían regresado a África. Amplias regiones que antes habían sido ocupadas por los bereberes quedaron desguarnecidas (lo que será aprovechado por Alfonso I para fortalecer su reino asturiano). El ejército andalusí, cuyo núcleo hasta ahora había estado formado por tropas bereberes, pasaba ahora a estar integrado por jundíes sirios, asentados en las fértiles regiones del sur y del este y poco dispuestos a participar en inciertas campañas por las montañas del norte o al otro lado de los Pirineos.

El punto de inflexión del avance de los ejércitos musulmanes en occidente no hay que buscarlo en Poitiers, sino la terrible crisis interna que sacudió al occidente omeya en la década del 740, aunque parece claro que el empuje de los ejércitos musulmanes ya se había frenado bastante tiempo atrás.

El poder musulmán en al-Andalus no quedaría restaurado hasta que el omeya Abd al-Rahman I se consolidase como emir independiente. Pero ya era tarde para los territorios al norte de los Pirineos: Narbona se rendía a Pepino el Breve en el año 759.
Como el sastre se sirve de la aguja para juntar retazos, así usé yo de mi espada para unir provincias separadas. Desde que la razón me despuntó, nada me pareció tan odioso como la fragmentación del imperio. Pregunta a mis fronteras si queda algún lugar en poder enemigo. Te contestarán que no; pero si afirmativamente te dijeran, presto allí llegaría enlorigado, empuñando mi espada. Interroga también a los cráneos de los súbditos rebeldes, que brillan a la luz del sol, esparcidos sobre la llanura como calabazas hendidas, te dirán que los he abatido sin descanso.
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13495
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 11 veces

Re: El Islám invade Francia. año 732.

Mensaje por APV »

El punto de inflexión del avance de los ejércitos musulmanes en occidente no hay que buscarlo en Poitiers, sino la terrible crisis interna que sacudió al occidente omeya en la década del 740, aunque parece claro que el empuje de los ejércitos musulmanes ya se había frenado bastante tiempo atrás.
En ese caso habría que analizar la crisis general en que entró el Califato Omeya, no sólo en Occidente sino también en Oriente y que daría lugar a la larga al triunfal levantamiento Abbasida.

El frenazo ya se haía produciendo en el desastroso asedio contra bizantinos y búlgaros ante Constantinopla, cuyas pérdidas fueron enormes y que daría pie a la recuperación bizantina infligiendo la aplastante derrota de Akroinon en 739.
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

flpe
Sargento
Sargento
Mensajes: 262
Registrado: 30 Oct 2007 00:07

Re: El Islám invade Francia. año 732.

Mensaje por flpe »

http://classicalhack.com/article/aids/0085/1/" onclick="window.open(this.href);return false;

hola, perdonan que os moleste, mirad esta pagina dedicada a un wargame que habla sobre esta batalla...........

un saludo

Noviscum Deus
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 3589
Registrado: 10 May 2006 10:25
Ubicación: Madinat al-Turab, Balad Balansiya

Medallas

Parches

Re: El Islám invade Francia. año 732.

Mensaje por Noviscum Deus »

flpe escribió:http://classicalhack.com/article/aids/0085/1/

hola, perdonan que os moleste, mirad esta pagina dedicada a un wargame que habla sobre esta batalla...........

un saludo
El artículo es bueno... muy bueno. Una pena lo del idioma. Gracias flpe.
Como el sastre se sirve de la aguja para juntar retazos, así usé yo de mi espada para unir provincias separadas. Desde que la razón me despuntó, nada me pareció tan odioso como la fragmentación del imperio. Pregunta a mis fronteras si queda algún lugar en poder enemigo. Te contestarán que no; pero si afirmativamente te dijeran, presto allí llegaría enlorigado, empuñando mi espada. Interroga también a los cráneos de los súbditos rebeldes, que brillan a la luz del sol, esparcidos sobre la llanura como calabazas hendidas, te dirán que los he abatido sin descanso.
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

flpe
Sargento
Sargento
Mensajes: 262
Registrado: 30 Oct 2007 00:07

Re: El Islám invade Francia. año 732.

Mensaje por flpe »

gracias, esta es una batalla que me llama mucho la atencion.

hay un grupo en yahoo, de este juego, "classical hack", en la que hay unas fotos, por si quereis loguearos, que es gratis, de esta batalla......................son espectaculares.

http://groups.yahoo.com/group/Classical-Hack/summary" onclick="window.open(this.href);return false;


hay una foto del ala derecha del ejercito musulman, que si bien no me acuerdo mal, estaba compuesto de godos que estaba bastante bien.


un saludo

Fernando Martín
Capitán
Capitán
Mensajes: 2580
Registrado: 16 Abr 2009 17:26
Ubicación: Colonia Faventia Julia Augusta Pia Barcino

Medallas

Parches

Re: El Islám invade Francia. año 732.

Mensaje por Fernando Martín »

Tras leer el brillante post de Noviscum Deus no puedo menos que felicitarle. No cabe duda que la batalla de Poitiers se nos ha vendido como el freno límite de la expansión islámica, parece que nos han vendido un mito.
De todos modos prometo informarme más al respecto por si puedo hacer alguna aportación. Al parecer las crónicas más antiguas referidas a esta batalla contienen la primera referencia escrita a los "europenses" para describir a los francos.
Aunque solo sea por eso creo que vale la pena el examen lo más detenido posible de este suceso.
Saludos a todos y gracias a Noviscum.
a por ellos que son pocos y cobardes

Responder

Volver a “Historia Militar Antigua y Medieval”