Página 11 de 11

Re: La Gran Guerra día a día

Publicado: 05 Jul 2020 02:12
por estebanj
15 de diciembre de 1.914.

Julien Davignon, ministro belga de Asuntos Exteriores le envía un telegrama al barón Grenier, embajador de Bélgica en Madrid:"...Tengo el honor de adjuntarle: 1. Una copia de la declaración hecha por el doctor Stainforth, cirujano general de la plaza fortificada de Amberes y, 2. Una copia de una nota complementaria del teniente segundo Fierens de la Reserva. De estos documentos se desprende que los médicos militares que permanecieron en el hospital de Amberes después de la evacuación de ese lugar fueron enviados a Alemania, desafiando las convenciones internacionales relacionadas con el tema. Me alegraría si presentara este asunto urgente al Gobierno español y les señalara que, según los términos del Artículo 9, párrafo i, del Convenio de Ginebra del 6 de julio de 1900, los médicos y el personal de los hospitales no pueden ser tratados como prisioneros de guerra. Insista también en la liberación del cirujano general Stainforth y sus asistentes de Amberes. La condición de las cosas que acabo de relatar no es la única. El doctor Henrard de Bruselas, de acuerdo con información confiable, está internado en Halle, al igual que su esposa también (esta última está separada de su esposo y no puede comunicarse con él). El Dr. Henrard ha sido internado desde el 11 de octubre con el Dr. Van Assche de Bruselas, y está reducido a la inactividad. Sería bueno solicitar la intervención del Gobierno español para obtener la liberación de estos médicos, también de conformidad con las estipulaciones de la Convención de Ginebra de 1906 y del Reglamento de La Haya de 29 de julio…".

Julien Davignon, ministro de Relaciones Exteriores de Bélgica, envía un telegrama a todas las embajadas belgas: "…Como continuación de mi carta del 4 de diciembre pasado referida a las alegaciones del Gobierno alemán sobre un supuesto acuerdo militar anglo-belga, tengo el honor de dirigir su atención a la publicación del Times del 7 de este mes, que da cuenta de la conversación que tuvo lugar entre sir E. Gray y el conde de Lalaing el 7 de abril de 1913. Adjunto, para su información y uso, una traducción del comunicado inglés: Con referencia a las declaraciones que sugieren que Gran Bretaña alguna vez contempló una violación de la neutralidad belga, el Ministerio de Asuntos Exteriores emite para publicación el siguiente registro de una conversación con el embajador belga el 7 de abril de 1913. Fue enviado al embajador británico en Bruselas y un registro fue comunicado por él al ministro belga de Asuntos Exteriores en ese momento:"...Al hablar hoy con el embajador belga, dije, hablando extraoficialmente, que me habían informado que había aprehensión en Bélgica para que no seamos los primeros en violar la neutralidad belga. No pensé que esta aprehensión pudiera haber venido de una fuente británica. El ministro belga me informó que se había hablado, con una fuente británica que no pudo nombrar, del desembarco de tropas británicas en Bélgica, para anticiparse a un posible envío de tropas alemanas a través de Bélgica a Francia. Dije que estaba seguro de que este Gobierno no sería el primero en violar la neutralidad de Bélgica, y no creía que ningún gobierno británico fuera el primero en hacerlo, ni la opinión pública aquí lo aprobaría. teníamos que considerar, y era una pregunta un tanto embarazosa, qué sería deseable y necesario para nosotros hacer, como uno de los garantes de la neutralidad belga, si alguna Potencia violara la neutralidad belga. Ser los primeros en violarlo y enviar tropas a Bélgica sería dar a Alemania, por ejemplo, justificación para enviar tropas también a Bélgica. Lo que deseábamos en el caso de Bélgica, como en el de otros países neutrales, era que se respetara su neutralidad y, siempre que no haya sido violado por ningún otro Poder, ciertamente no deberíamos enviar tropas a nuestro territorio. Edward Gray"…".

El periodista guatemalteco Enrique Gómez Carrillo, escribe para el diario español El Liberal:"…Durante diecinueve días los alemanes ocuparon la plaza (Raon l'Étape) −Fue en los primeros días de la guerra, cuando no teniamos aquí sino la guarnición ordinaria−nos dice el doctor Rivet−. Una noche, el 25 de agosto exactamente, la división entera del famoso general Deimling atacó nuestros escasos defensores, y en poco tiempo los deshizo. Los soldados que quedaron vivos fueron llevados prisioneros a Alemania, y las tropas enemigas entraron a la ciudad al paso de parada, más orgullosas que si hubieran vencido a todos los ejércitos de los franceses. El jefe…ordenó que alojaran a los oficiales en las mejores casas, y que prepararan víveres para los soldados…Nuestros paisanos se resignaron a su suerte y mostraron la más perfecta calma…Los que tenían fusiles o pistolas fueron a depositarlos al Ayuntamiento, y la vida de cautivos comenzó. Durante los primeros días no tuvimos que quejarnos sino de las maneras insolentes de los oficiales…Al cabo de una semana las mujeres empezaron a llegar. Los capitanes y los tenientes hacían venir a sus mujeres para aisistir a su triunfo y también para participar de él. Todos nos figuramos que aquello calmaría la grosería de los invasores, y que los oficiales sadrían menos de paseo. Lo que sucedió fue lo contrario. Las casas que hasta entonces no habían sufrido sino en sus bodegas, tuvieron que abrir sus armarios. Las señoras alemanas querían ponerse trajes franceses, sombreros franceses, y si no hubiera sido odioso el espectaculo de aquellas capitanas y de aquellas tenientas…nos habría divertido mucho. Aún tengo presente la facha de una buena teutona, gorda, rozagante y rubia, que se puso un vestido de mi esposa y que iba por allí ahogándose y preguntando dónde podría encontrar un corsé parisiense…So pretexto de que los habitantes de un barrio habían atacado a los soldados, los incendios comenzaron, sistemáticos y metódicos…En cuanto los soldados franceses aparecieron por el sur, los alemanes salieron corriendo hacia el norte. Las damas con sus vestidos y sus sombreros, fueron las últimas en marcharse…Los maridos se fueron primero…".

Los aliados cruzan el Canal del Yser y van hacia Lombartzyde.

Un soldado francés escribe en su diario:"...Fuimos bombardeados en Bernécourt. Todas las noches ahora estamos iluminados por bengalas. Nuestra pelea se informa en los periódicos. En Woëvre tomamos varias trincheras... Por la noche, cuando regreso a Ansauville, veo un automóvil cargado de cuerpos que íbamos a poner alrededor del pequeño cementerio. Cada cadáver está enrollado en una manta. Qué impresión ver a estos jóvenes sangrientos con caras de color cera que van a descansar sin ataúd uno encima del otro en una fosa común. El cielo está rojo. ¡Qué responsabilidad tiene Guillermo…!.".

El mariscal Foch escribe en sus memorias:"…El 15 de diciembre el ataque (del Segundo Cuerpo de caballería la este de Nieuport) partió en dirección general de Westende - Ostende. Hicimos pie en las primeras casas de Lombartzyde y de Polder, pero sin poder progresar sensiblemente a lo largo mismo de la costa, en razón de las poderosas instalaciones hechas por el enemigo en las dunas de arena, y llegamos a 600 metros de Saint Georges, mientras los marinos franceses y los soldados belgas en doris, tomaban algunas chacras al sudoeste de la localidad…"

El Gobierno francés informa desde París, a las cinco de la tarde:”…Entre el mar y el Lys, los ingleses se han apoderado de Petit-Cois, al oeste de Bixschoote. El terreno conquistado ayer por nuestras tropas a lo largo del canal de Ypres y al oeste de Hollebecke ha sido conservado, a pesar de los vigorosos contraataques de los alemanes. Desde la frontera belga hasta el Somme, nada que señalar. Del Somme al Argonne, un cañoneo intermitente de poca intensidad, salvo en la región de Crony. En Argonne hemos realizado algunos progresos y fortificado los avances de los días anteriores. En los Vosgos, la estación de Saint-Leonard, al sur de Saint-Dié, ha sido violentamente cañoneada desde gran distancia por los alemanes.En Alsacia, la artillería enemiga ha deplegado gran actividad, salvo en Steinbach, donde un destacamento de infantería, procedente de Ulffkoltz, ha conseguido instalarse. En el resto del frente hemos conservado nuestras posiciones…”.

El Gobierno francés informa a las diez de la noche:”…En Bélgica, las tropas franco-belgas han desembocado de Nieuport, y ocupan en la línea del sendero oeste de Lombartzyde la granja de Saint-Georges. Al Sur de Ypres hemos atacado en dirección de Kleinzllebeke y ganado 500 metros. En Alsacia, continuamos teniendo las alturas que dominan Steinbach. En el resto del frente, nada que señalar…”.

Sir J. French visita el II Cuerpo de la Fuerza Expedicionaria Británica en Flanders y afirma que el terreno de las trincheras es solo un cenagal.

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"...Al día siguiente llovió más y las trincheras se inundaron. Durante la tarde me quité el abrigo para raspar el barro que se estaba adheriendo y hacía que el abrigo pesara mucho. Debo haberlo levantado un poco en el aire porque lo había puesto encima de mi excavación cuando, "ping", fue alcanzado por una bala que se hundió a un pie o dos en el barro. Saqué esa bala para guardarla como recuerdo...Un gran número de hombres en este momento sufren de enfermedades tales como reumatismo, congelamiento, pies de trinchera, y similares, lo que provoca que sean retirados de las trincheras y muchos regresen a Inglaterra. El frío es muy intenso y estuvimos con los pies en el agua, a veces hasta las caderas, mientras el resto de nuestra ropa está empapada. Dormimos en este estado y no nos hemos lavado desde que entramos en las trincheras, por lo que difícilmente se puede preguntar si no había una enfermedad...Es maravilloso que al menos no todos tuviéramos fiebre reumática, y aunque tuve un toque de reumatismo, no fue lo suficientemente grave como para tener que abandonar la trinchera, solo agregué un poco más de miseria a mi ya infeliz condición…".

La Oficina de Prensa británica informa:”…después de un período de relativa calma en el norte de Francia, los aliados han reanudado varios ataques combinados sobre la línea que va de Hollebeke a Wyteschelec…”.

El personal del RNAS suma 4.245 hombres.

Un dirigible de la marina de guerra alemana es avistado en la costa este de Inglaterra, realizando tareas de reconocimiento.

Los británicos atacan a los alemanes que ocuparon el Westeinde holandés con fuego de artillería desde el mar.

El rey de Inglaterra envía un telegrama a los trabajadores de Newcastle:"...El Rey aprecia el servicio leal e incansable que están prestando al país los trabajadores calificados en las grandes empresas de construcción naval y armamento. Su Majestad admira enormemente ese espíritu de patriotismo que despierta en ellos el deseo de alistarse y luchar en el frente, pero Su Majestad desea recordarles que por medio de su trabajo asisten más éxito y al desarrollo de la guerra igual que sus camaradas que sirven por tierra y mar... ".

Se conoce el resultado de la investigación realizada por el hundimiento del crucero británico Bulwark mientras estaba amarrado en el estuario del río Medway: sobre calentamiento de las cargas de cordita apoyadas contra una pared de la sala de máquinas.

En el condado escocés de Banff, se celebra una reunión para promover la templanza y la abstinencia del alcohol y establecer una Logia local del Orden Internacional de los Buenos Templarios. La respuesta obtenida no es suficiente para lograr algún avance.

Los austriacos, en su fracasada invasión a Serbia, sufren más de 225.000 bajas, incluidos 40 000 prisioneros. El triunfante ejército serbio, aproximadamente 170.000.

El rey Pedro regresa a Belgrado y lo celebra con un Tedeum en la catedral de Belgrado; la invasión de Austria a Serbia termina. El mariscal Putnik, con el territorio serbio despejado, tiene más de 40.000 prisioneros y cerca de 200 armas de fuego.

El mariscal Radomir Putnik declara:"...La recuperación de Belgrado marca el final exitoso de un gran y magnífico período en nuestras operaciones. El enemigo fue golpeado, dispersado, derrotado y expulsado de nuestro territorio de una vez por todas…".

Desde Serbia se informa oficialmente:"... los Cuerpos de Ejército austríacos huyen desordenadamente. Evacuaron Belgrado y todo el territorio servio, con excepción de Chavats y Loznica; pero se espera que estas ciudades sean recuperadas en breve por los servios. La entrada triunfal del Ejército servio en Belgrado ha sido ovacionada con gran entusiasmo por la población...".

Se informa oficialmente de Viena del teatro de guerra del sur:"...La situación operativa creada por la necesidad de recuperar el ala derecha hizo que fuera aconsejable abandonar Belgrado primero. La ciudad fue despejada sin luchar. Las tropas han sufrido dificultades y luchas que han resistido, pero están inspiradas por el mejor espíritu…".

Los monitores austríacos Szamos y Maros y el vapor armado Samson, destruyen las embarcaciones empleadas para el franqueo aguas arriba del puente de pontones en Belgrado. Después embarcan a las tropas de la retaguardia.

El batallón asutríaco XVII logra salir de Przemysl.

Desde Viena se informa oficialmente:"...La ofensiva de nuestros ejércitos obligó al enemigo a retirarse y también hizo que el frente ruso en el sur de Polonia se tambaleara. Nuestras tropas que perseguían incansablemente al enemigo en el oeste de Galicia desde el sur llegaron ayer a la línea Jaslow-Rajbrot. Según los informes, 31.000 rusos han sido capturados en esta persecución y en la última batalla…".

La batalla de Lodz termina después de un mes de combates. El resultado no es concluyente; los rusos han repelido a los alemanes y resguardado Varsovia; los alemanes, por su parte, han obligado a los rusos a abandonar su ofensiva en Silesia.

El IX Ejército alemán toma Lovich (Polonia). Hay fuertes enfrentamientos en la región Sokhachev, mientras los alemanes se acercan a Varsovia.

El Gran Cuartel alemán, informa a la mañana:"...Los franceses atacaron en vano en varios lugares ayer. Un ataque contra nuestras posiciones al sureste de Ypres colapsó con grandes pérdidas para el enemigo. Un ataque enemigo desde el área al noreste de Suippe fue rechazado, así como un ataque enemigo al noreste de Ornes (al norte de Verdun) con graves pérdidas enemigas. En el área de Vailly - Apremont (sur de St. Mihiel), los franceses intentaron tomar nuestras posiciones en cuatro lugares; los ataques fallaron. Otro avance en Flirey (al norte de Toul) falló. La lucha todavía continúa en los Vosgos. Durante la reconquista de la aldea de Steinbach (al oeste de Sennheim) hicimos 300 prisioneros. Nada nuevo de Prusia Oriental. La columna alemana, que había avanzado desde Soldau a través de Mlawa hacia Ciechanow, vuelve a ocupar su antigua posición frente a un enemigo superior. Nada significativo ha sucedido en la Polonia rusa. El clima desfavorable influye en nuestras medidas…".

El oficial británico Bernard Pares observador del ejército ruso en el campo, escribe en su diario:"...Desde Kiev. Acabo de hacer un viaje por Rusia. La opinión promedio parece ser la misma en todas partes. El sentimiento expresado es tranquilo y sobrio; no se escucha jactancia de ningún tipo en ningún lado; las noticias de la guerra se tratan según sus méritos, y cualquier cosa que parezca insatisfactoria se enfrenta y se le da un valor razonable. En cuanto al tema final, se siente una total confianza y, en este sentimiento, la satisfacción con lo que se ha hecho y la determinación de seguir adelante con el asunto parecen tener una participación equitativa. Todos tienen claro que no pueden detenerse a mitad de camino con la tarea sin terminar; y la tarea, tal como se presenta al hombre o mujer promedio, es que la crisis que se les impuso no debe volver a ocurrir. Digo “impuso" porque, con la gente promedio incluso quizás más que en los círculos oficiales, y con el campesino más que todos, existe el sentimiento más fuerte de que Alemania ha perturbado deliberadamente la paz, y que Rusia no tuvo más remedio que devolver el golpe tan fuerte como pudo. Un taxista campesino, fraternizando conmigo…en el curso de nuestra conversación…resumió muy bien el instinto común diciendo: "…Qué desagradable es…". ("Él" es siempre el enemigo), "…se pone desagradable con todos…", lo que seguramente es la razón principal por la que "Él" está pasando un mal momento ahora. "…Podría haberte destrozado a ti o a los franceses…". Mi taxista continúa: "…a nosotros solo nos puede golpear un poco…"; su actitud es la de un animal grande y amable que se defiende a sí mismo y a los demás… …existe el sentido pleno y silencioso de todos los sacrificios que se piden y un orgullo silencioso de hacerlos…".

Desde San Petersburgo se informa oficialmente:"...Las tropas rusas prosiguen su acción en la región de Mlawa, con el mismo éxito comenzado. El día 14 del corriente, por la mañana, entre Lowicz, el Vístula y la orilla izquierda del Bzura, se entablaron combates que permitieron a las tropas rusas obtener cierta progresión. Se ha comprobado con certeza que los alemanes están considerablemente debilitados entre Czenstochowa y Cracovia, en donde las tropas enemigas acaban de trasladarse, por ferrocarril, hacia los Cárpatos…".

Maurice Paleologue, enbajador francés en Rusia, escribe en su diario:"…En la Galitzia occidental los rusos retroceden en toda la línea hacia el Vístula. Esta retirada arruina definitivamente el proyecto de ofensiva hacia Silesia. El príncipe de Bülov ha sido nombrado embajador en Roma. Va a jugarse la gran partida entre Alemania e Italia…".

En Turquía el parlamento reelige a Halil Bey como presidente con 126 votos a favor y uno en contra. Emir Ali Pasha, hermano del líder de los insurgentes en Marruecos, y Hussein Jahid son elegidos vicepresidentes.

Tropas turcas comandadas por el coronel alemán Christian August Stange, toman la ciudad de Ardahan.

El Cuartel General turco informa:"...En la frontera de Vilajetsvan continúa la lucha contra los rusos, habiendo obtenido ventajas los turcos en los diferentes encuentros. Cerca de Sari, en la frontera persa, la caballería turca rechazó un ataque de la caballería rusa, dispersándola en un contraataque…".

El Gobierno turco, sin esperar el informe de las autoridades de la población de Hodeidah, ordena que el cónsul inglés capturado en el consulado italiano el 12 de noviembre pasado -George Richardson- sea restituido a Italia, en cuyo consulado había pedido asilo.

En Sudáfrica, una fuerza de caballería bajo el mando del teniente coronel N.J. Pretorius, abandona Pretoria con el propósito de enfrentarse con el grupo del rebelde Josef Johannes "Jopie" Fourie.

El Almirantazgo británico comunica que el capitán del navío inglés Patterson ha sido hecho prisionero por los tripulantes del crucero alemán Koenigsberg.

A las 3 de la mañana, el crucero de batalla alemán Seydlitz, el buque insignia del almirante Hipper, zarpa de Wilhelmshaven, seguido de cuatro cruceros de batalla adicionales, cuatro cruceros ligeros y dieciocho destructores. A medida que la fuerza de Hipper navega a través del Mar del Norte hacia la costa británica, la Flota de Alta Mar sale del puerto, ochenta y cinco buques de guerra, es la fuerza naval alemana más poderosa que jamás haya navegado. Ingenohl tiene la intención de que su flota llegue al Dogger Bank al amanecer, al mismo tiempo que la de la fuerza de Hipper es llevar a cabo el bombardeo de Scarborough y Hartlepool.

Dos horas y media después de la partida de Hipper, el segundo Escuadrón de Batalla del almirante Warrender, junto con cuatro cruceros ligeros, zarpa de Scapa Flow. Media hora después, los cuatro cruceros de batalla y los ocho destructores de Beatty salen de Cromarty, y a las 11 de la mañana las dos fuerzas se encuentran en el fiordo Moray. Su objetivo es un punto a unas 100 millas al sureste de Scarborough, que esperan alcanzar a las 730 a.m. mañana. No intentan evitar que los cruceros de batalla de Hipper bombardeen la costa británica; en cambio, planean atrapar a la fuerza alemana desprevenidos cuando regresen más tarde en la mañana. Al colocar la fuerza de Beatty y Warrender entre Hipper y Alemania, esperan aniquilar a los alemanes. Ignoran la actividad de la Flota de Alta Mar.

El plan británico supone que Hipper podrá bombardear la costa inglesa sin obstáculos, pero para el Almirantazgo este es un precio justo que pagar por la oportunidad de enfrentar a los alemanes una aplastante derrota en el Mar del Norte.

El Almirantazgo británico se entera que el Dresde se está escapando y ordena su destrucción, no su internamiento.

Los cruceros británicos Blanche y Boadicea están muy dañados por la navegación en un mar muy turbulento, mientras acompañaban a la segunda escuadra de combate en un barrido en la zona de Pentland Firth desde Sacapa. La escuadra continua hacia el sur para reunirse con los cruceros apostados en Cromarty. (Escocia).

El submarino francés Arcimède deja Harwich siguiendo al británico E15, comandado por el teniente comandante Theodor Brodie.

En el Mar Báltico, buques de guerra alemanes reconocen el terreno en las islas Aaland, pero la presencia de pequeños submarinos rusos los obligan a retirarse. (Finlandia).

El vapor británico Exford es dejado en Singapur. Había sido capturado por el Emden y usado como auxiliar y recuperado por el mercante auxiliar inglés Empress of Asia quien lo dejó en Singapur.

El rey de Italia recibe al embajador de Turquía, quien le asegura que la guerra santa no va dirgida contra Italia, y que los habitantes de Libia son considerados por parte de Turquía como súbditos italianos.

Antonio Salandra hace declaraciones en el parlamento italiano:"...Italia tiene tantas glorias en su pasado, hizo tanto en pro de la civilización universal, tiene tantos intereses personales y tantas aspiraciones, que la labor del Gobierno se encaminará completamente a proteger el nombre de la nación y el porvenir de la Patria…”.

El jefe del Estado Mayor Italiano general Cadorna y el ministro de Guerra Victor Zupelli le informan al primer ministro del Reino de Italia Antonio Salandra y al ministro de Relaciones Exteriores Sydney Sonino que el Ejército no estará listo hasta abril de 1.915.

El rey de Suecia, invita para el viernes 18 de diciembre a una reunión a realizarse en Malmö, a los reyes de Dinamarca y Noruega. La reunión se propone como una expresión de la buena relación entre los tres imperios nórdicos y del acuerdo completo entre ellos para mantener la política de neutralidad observada hasta ahora. El objetivo principal de la reunión es brindar la oportunidad de consultar sobre los medios que podrían usarse para limitar e inhibir las dificultades económicas que el estado de guerra plantea para los tres países.

En Japón, explota en Kyushu, por un escape de gas, la mina Mitsubishi Hōjō. Mueren 687 personas.

El New York Times reporta la gan demanda europea de películas de comedias.

En México, en medio de la revolución mexicana, Zapata toma la ciudad de Puebla.

Saludos
estebanj

Re: La Gran Guerra día a día

Publicado: 20 Jul 2020 02:32
por estebanj
16 de diciembre de 1914.

El mariscal Joffré le envía un mensaje al Gran Duque Nicolás explicándole los dos objetivos principales de las ofensivas francesas que comienzan mañana: 1) Mantener al enemigo frente a nosotros para facilitar la acción general de las fuerzas aliadas. 2) Hacer una brecha en uno o más puntos en el frente, luego explotar este éxito con las tropas de reserva tomando al enemigo en la retaguardia y obligándolo a retirarse.

El 21º Cuerpo de Ejército, la División 58º de Reserva atacan el ferrocarril Vermelles - La Bassée, al norte del cruce de Annequin. El objetivo principal de esta acción es desviar la atención del enemigo del frente real y obligarlo a mover sus reservas. No se obtiene nada.

En Abeele, Bélgica, es fusilado el soldado francés Maurice Cleche, un zuavo del Tercer Regimiento de zuavos. Fue acusado de ofender gravemente mediante palabras y gestos a un oficial mientras estaba de servicio.

Los británicos atacan al VII Cuerpo alemán en el frente Richebourg-Festubert.

Un soldado francés escribe:"...Un gran duelo de baterías. Nuestro teniente Danan fue muerto por un proyectil...la mitad de la cabeza le fue quitada. Asisto al funeral. El cuerpo está depositado en un ataúd. El coronel Mochot hace un buen discurso. Dana tenía 28 años…".

El Cuerpo indio, que ya había sufrido la muerte de 2.000 hombres, es enviado cerca de Givenchy para capturar una trinchera alemana en la línea del frente. Cincuenta y cuatro hombres mueren en un intento que falla.

Los alemanes atacan en la región de Woevre y en Alsacia.

En París se ven dos dirigibles alemanes. Se ordena apagar todas las farolas durante esta noche y también la noche de mañana.

El Gobierno de Francia informa a las tres de la tarde:“…En Bélgica, Westende (al Norte de Lombartzyde) ha sido violentamente cañoneada por la escuadra inglesa. El Ejército belga ha rechazados contraataque al sur de San Jorge y na ocupado los caseríos de la orilla izquierda del Yser. Nuestras tropas, que ya habían ganado terreno en Kleinzillebeke, han avanzado nuevamente, aunque más despacio, en la región de Saint-Eloi. En la región de Arras, en la del Aisne y en Champagne sólo hubo combates de artillería, donde hemos alcanzado una notable ventaja. En el Argonne, nada que señalar. En Woevre hemos rechazado algunos ataques alemanes en el bosque de Montmartre y hemos fortificado las trincheras que tomamos el día 13 de diciembre. En la Alsacia hemos rechazado un ataque al Oeste de Cernay…".
El Gobierno francés informa durante la noche:”… Hemos progresado ligeramente hasta el mar, el nordeste de Nieuport, al sureste de Ypres y a lo largo de la vía férrea, en dirección de La Bassée. Ningún incidente notable en el resto del frente…”.

El Gobierno francés informa:”… «A pesar del mal estado de la atmósfera nuestras escuadrillas han volado sobre el campo enemigo a menos de mil metros, arrojando bombas con éxito, especialmente en la región de la selva de Houtenlst…”.

Se discute en Londres la movilización de las mujeres.

El New York Times publica una carta encontrada en el uniforme de un soldado alemán muerto que había estado defendiendo las canteras de Aisne:"...Si los franceses no hubieran estado tan cansados, casi ninguno de nosotros habría escapado. Tuvimos la suerte de encontrar estas canteras inexpugnables, que los idiotas franceses nos permitieron preparar en tiempos de paz. Esperemos que la campaña rusa vaya mejor que esto. Nos dijeron que los franceses estaban podridos, pero no es cierto. Con frecuencia atacan con la bayoneta. ¿Qué pasa con nuestros ataques en Flandes? ¿Crees que están ganando? Aquí no se nos dice la verdad, pero los aviones del enemigo arrojan papeles suizos e italianos, que hablan de horribles matanzas y fracasos. A menos que avancemos, ¿qué pasará? Los franceses tienen un objeto claro, ya que sus fuerzas aumentan constantemente. Pero con nosotros es diferente. De todos modos, nuestros prisioneros muestran la máxima confianza en una victoria final francesa. De ellos aprendemos que Francia está firmemente unida contra nosotros. Además, sus preparativos no fueron confusos, como nos dijeron. Sin nuestra superioridad en la artillería, el número de ametralladoras y la duración de nuestros preparativos, no me atrevo a pensar qué podría haber sucedido. A pesar de los ataques desesperados de nuestro cuerpo más valiente, definitivamente estamos detenidos. "Gott mit Uns (Dios con nosotros) haremos nuestro deber hasta el final…".

El ministro de Relaciones Exteriores italiano, Sidney Sonino, le envía un telegrama a su embajador en Austria, Giussepe Avarna:"…Me sorprende la propuesta presentada por el conde Berchtold. Apruebo las respuestas que le devolvió Su Excelencia. No podemos aceptar la distinción establecida por el conde Berchtold entre la ocupación temporal y la ocupación momentánea resultante de las operaciones militares. Tal distinción es contraria al espíritu y a la letra del artículo VII. Por el avance de las tropas austrohúngaras en Serbia y por la ocupación de ese territorio hasta tal punto que incluso se ha designado un gobernador militar de Belgrado, ese Gobierno tiene la obligación de llegar a un acuerdo con Italia sobre la base de una indemnización. Tampoco podemos aceptar los argumentos del conde Berchtold sobre el tema del precedente de la guerra libia. En esa ocasión, el gobierno austrohúngaro se basó en el artículo VII para obstaculizarnos no solo de la ocupación temporal y momentánea, sino también simples operaciones militares como bombardeos sin ocupación. Esa actitud por parte de Austria-Hungría fue una fuente de pérdidas muy graves para nosotros, tanto en un sentido militar como político, ya que alentó la resistencia de Turquía, que se sintió indirectamente apoyada y protegida. El argumento que durante la guerra de Libia el status quo fue amenazado por nosotros no puede sostenerse. El artículo VII se refiere expresamente al status quo en el Este y en la región de los Balcanes, y no en el Imperio Otomano. Y la expedición militar de Austria-Hungría a Serbia ha perturbado definitivamente el status quo y el equilibrio previsto en el artículo VII. Repito que no hemos dado al artículo VII la aplicación prohibitiva establecida por ese Gobierno durante la guerra de Libia, pero no hemos tenido la intención ni tenemos la intención de renunciar a los derechos que nos garantiza el artículo en sí. A este respecto, conviene recordar los términos exactos empleados por ese Gobierno en sus comunicaciones durante la guerra de Libia. En su telegrama del 5 de noviembre de 1911, Su Excelencia nos informó que el conde Aehrenthal le había declarado que "nuestra acción en la costa otomana de Turquía en Europa o en las islas del Mar Egeo tampoco podía ser permitida" por Austria o por Alemania, porque se opondría al Tratado de Alianza, se hizo una declaración a Su Excelencia como consecuencia de los rumores actuales de que los buques de guerra italianos habían utilizado los reflectores en los alrededores de Salónica. En el telegrama del 7 de noviembre de 1911, Su Excelencia nos informó que el conde Aehrenthal consideraba los bombardeos de puertos en la Turquía europea, como Salónica, Cavalla, etc., opuestos a las disposiciones del Artículo VII. En abril de 1912 (en el telegrama de su excelencia fechado el 21 de abril), el conde Berchtold presentó fuertes protestas porque el escuadrón italiano ante los Dardanelos había dañado los fuertes al responder a los disparos que le habían hecho; en esa ocasión, el conde Berchtold le declaró que "si el Gobierno Real Italiano deseara recuperar su libertad de acción, el Gobierno imperial y real podría hacer lo mismo. Pero no podía admitir que en el futuro emprendamos operaciones similares o cualquier acción...En caso de que realicemos tales operaciones, podríamos tener graves consecuencias ". A las declaraciones de Su Excelencia de que el Gobierno Real Italiano había declarado repetidamente que no podía admitir que la integridad y la independencia política y económica de Serbia debían ser atacadas, ya que eso se oponía a nuestros intereses y a las disposiciones del Tratado, el conde Berchtold respondió que el imperial y el real Gobierno no tenía intención de aniquilar a Serbia. No puedo considerar esta respuesta satisfactoria. Entre el mantenimiento de la integridad y la independencia política y económica, por un lado, y la aniquilación, por otro, existe un amplio margen, y es precisamente este margen el que debe convertirse en el tema y la base de la negociación y el acuerdo entre nosotros y Austria de conformidad con las disposiciones del Tratado. Las ocupaciones permanentes o temporales del territorio, aunque solo sean parciales, o cualquier ventaja de un carácter que no sea territorial, incluso si solo implican influencia política o privilegios económicos, deben ser objeto de un acuerdo previo. Por lo tanto, no es suficiente que el conde Berchtold le haya declarado que está dispuesto a llegar a un acuerdo en el caso de una ocupación real, aunque sea solo temporal. Y lamento que el conde Berchtold no piense que este es un caso que requiere un intercambio de opiniones con nosotros. Le ruego a su excelencia que insista en mantener nuestro punto de vista. El acuerdo, de conformidad con el Artículo VII, debe hacerse antes y no ser contemporáneo o posterior al hecho o hechos que pueden dar lugar a negociaciones o al acuerdo en sí. Le ruego a su excelencia que tenga en cuenta que consideramos gravemente perjudicial para nuestros intereses la posibilidad de conversaciones prolongadas con Viena sobre la interpretación del artículo VII mientras los eventos están madurando, eso puede llevar a que nos encontremos confrontados por un hecho consumado. En su conferencia con el conde Berchtold, confirme todo lo que le comuniqué en mi telegrama del día nueve pasado sobre el tema de las tendencias que se observarán aquí tanto en el Parlamento como en la opinión pública, y también sobre el tema de gran importancia, en nuestro interés común, de establecer relaciones entre nuestros dos países sobre una base sólida y permanente de confianza y amistad duradera…".

El monitor Szamos, de la flotilla austriaca del Danubio, es enviado a Brod para hacerse cargo del servicio de protección del Save.

El teniente coronel austríaco Theodor Ritter von Zeynek, escribe desde Limanova:"…La escena era fantástica: un laberinto de trincheras, todas llenas de cartuchos gastados, fusiles rotos, bayonetas dobladas, fragmentos de madera, paja podrida, aguas subterráneas, basura. Había libros de oraciones, gorras austríacas, cascos prusianos, gorras rusas…Pueblos enteros habían quedado asolados…grupos de campesinos que lloraban y gemían, y venían con sus hijos porque no sabían dónde ir; aquí había un montón de soldados muertos, allá una hilera de tumbas recién excavadas, muchos cadáveres de caballos…".

Desde Viena se informa oficialmente:”… "Según los últimos partes recibidos con fecha 15 de diciembre, se ha sabido que las fuerzas austro-húngaras han obligado al enemigo a retirarse, tanto en la Galitzia occidental como en la Polonia del Sur, donde los rusos cedieron también. Las tropas austro-húngaras, que persiguen incesantemente a los rusos en la Galitzia occidental, desde el sur, han llegado ayer hasta la línea de laslo-Rajbrot. Durante esa persecución y la última batalla han sido hechos prisioneros (según los últimos partes) 31.000 rusos. Hoy se han recibido informes comunicando que el retroceso de los rusos se extiende sobre todo el frente de Rajbrot-Niepolamice-Volbrom-Nowo-Radom-Petrokow. En las regiones forestales de los montes Cárpatos han sido tomadas medidas convenientes para contrarrestar el avance del enemigo…".

En Polonia, el 1º Ejército ruso, en la gran curva del río Vístula, se retira velozmente hacia el este sobre el río Bzura, tal como había ordenado el Gran Duque Nicolás. Más al sur, los ejércitos rusos segundo y quinto solo han comenzado su retirada, lo que significa que su flanco norte está descubierto por rapidez del primer ejército.

El general Mackensen del IX Ejército alemán cree que existe una oportunidad para envolver a los Ejércitos rusos Segundo y Quinto, ordena a su ala norte que intente flanquear al enemigo al sur de Sochaczew y solicita que el II Ejército austrohúngaro envíe un destacamento hacia el noreste hacia Lubochnia para formar la otra mitad del movimiento de pinzas.

Al sur del Vístula, la persecución austrohúngara de los ejércitos rusos en retirada continúa obstaculizada por las fuertes acciones de la retaguardia que limitan su avance y resultan una dura lucha. Además sugiere que los rusos no tienen la intención de retirarse muy lejos. Conrad cree que la batalla de Limanowa-Lapanow fue una victoria aplastante, y su mayor preocupación hoy es cómo llevar a los rusos a la batalla antes de que puedan retirarse a través del río San.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...En el oeste, el enemigo intentó nuevamente avanzar por Nieuport, fue apoyado por el fuego de sus barcos desde el mar. El fuego fue completamente ineficaz. El ataque se rechazó; 450 franceses fueron capturados. En el resto del frente solo vale la pena mencionar el ataque a una altura al oeste de Sennheim, en el que el enemigo ha sido duro desde anteayer. No hay nada nuevo que informar desde la frontera de Prusia Oriental. En el norte de Polonia, nuestros movimientos de ataque son normales. Se tomaron varias bases fuertes del enemigo y alrededor de 3000 prisioneros, y se capturaron cuatro ametralladoras. En el sur de Polonia, nuestras tropas que luchaban allí en asociación con sus aliados ganaron terreno…".

El almirante von Tirpitz le escribe al almirante von Pohl:"...soy totalmente de la opinión de que la armada debe preparar un ataque sistemático a gran escala contra el comercio inglés por medio de submarinos con la mayor energía y todos los recursos posibles…".

En el frente del Cáucaso, el zar llega a Derbent desde Kars. (Rusia).

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe en su diario:"…Los repetidos éxitos que los alemanes han obtenido de cuatro meses a esta parte en Masuria y en Polonia fueron producidos todos a "golpe de ferrocarril", es decir, por el transporte rápido y secreto de masas de maniobra para un choque imprevisto sobre otro punto del frente. La múltiple red de vías férreas que surca la Prusia, la Posnania y la Silesia paralelamente a la frontera, permite realizar en pocos días esas grandes traslaciones laterales, mientras que para el Estado Mayor ruso el menor cambio en la repartición de los efectivos sobre la línea de batalla exige varias semanas…".

El Gobierno turco deroga el Acuerdo de Reforma armenio. Este tratado lo había firmado con Rusia en Febrero de 1.914 con el fin de reorganizar las provincias armenias más orientales, limítrofes con Rusia.

El Ejército turco informa:"...Una brigada de caballería rusa, reforzada por un batallón de infantería, atacó un destacamento enviado desde nuestra ala derecha en una posición importante el 13 de diciembre, pero fue rechazado. Nuestras tropas tomaron la ofensiva en la frontera en Wilajets Wan. En Sarai atacaron algunas bases enemigas que fueron tomadas. Uno de nuestros departamentos en Azerbaiyán se ha movido hacia Selmas (Diliman) en Persia. En Seldos, en la costa sur del lago Urmia, la caballería turca y persa luchó contra un regimiento cosaco que sufrió 40 muertos y muchos heridos. El enemigo fue perseguido en Urmia. Un barco de vapor ruso y las tiendas de municiones en Urmia fueron tomadas y destruidas. Los detalles seguirán. Las tribus persas luchan hombro con hombro con nosotros con entusiasmo contra el enemigo centenario; sabemos de hechos heroicos de esta pelea…".

El Gobierno turco informa:"...La lucha que ha estado ocurriendo durante algún tiempo en la frontera oriental del Wilayets Wan ha terminado a nuestro favor. La posición en Sarai, defendida por el enemigo, cayó en nuestras manos después de un gran movimiento de nuestras tropas. El enemigo se retiró hacia Kotur, perseguido por nuestra caballería. Nuestras tropas se han mudado a Sarai. Un crucero inglés disparó sin éxito a una de nuestras torres de vigilancia entre Jaffa y Gaza. El crucero ruso "Askold" perforó dos pequeños barcos en Beirut. Después de una investigación final, la pérdida del antiguo "Messudije" puede atribuirse al contacto con una mina abortada o un torpedo lanzado contra ese barco…".

Durante la tarde, en Sudáfrica, la fuerza de caballería bajo el mando del teniente coronel N.J. Pretorius, se encuentra con el grupo rebelde de Josef Johannes "Jopie" Fourie en la chacra Nooitgedacht, donde se produce un duro enfrentamiento que concluye con la derrota y captura de Fourie y la mayoría de su banda.

Desde el campo de Mena, en El Cairo, un soldado australiano -Vern Smythe- le manda una carta a su hermana:"...Esta es una foto de la Esfinge que está a una milla del campamento. No tiene nariz ahora porque cuando Napoleón estuvo aquí hace más de 100 años disparó...con los cañones y, por supuesto, ahora no es tan guapa como solía ser. Pero supongo que sabes más sobre estas cosas de tus libros escolares, de lo que podría decirte. Nuestro campamento está a unas 8 millas de El Cairo, y cerca de las pirámides, sobre lo cual te contaré en otro momento. Te divertirías mucho si pudieras estar aquí y ver a las personas y su forma de vida, que es completamente diferente a la nuestra. Tendré mucho que contarte cuando regrese. Espero que tengas una hermosa Navidad y recibas muchos regalos del viejo Papá Noel…".

El canciller japonés declara que Japón no va a renunciar a las islas alemanas que ocuparon al norte del Ecuador.

En las primeras horas de la mañana, los cruceros de batalla de Hipper y sus escoltas se acercan a la costa este británica. El plan es dividirse en dos fuerzas, la primera para bombardear Scarborough y Whitby, la segunda para atacar a Hartlepool justo al norte. Sin embargo, el clima se vuelve lo suficientemente complicado como para representar un riesgo para los cruceros ligeros y los destructores, por lo que a las 6.53 a.m., Hipper les ordena que regresen y naveguen hacia el este hacia el Dogger Bank donde esperan Ingenohl y la Flota de Alta Mar.

Cuando la Flota de Alta Mar se acerca a Dogger Bank, los cruceros de batalla británicos bajo el comando de Beatty y los acorazados del 2º Escuadrón de Batalla de Warrender están al noroeste de Dogger Bank, navegando hacia el sureste. El curso de las dos flotas los acerca, sin que ninguna lo sepa. A las 5:15 de la mañana, los siete destructores británicos que escoltan las fuerzas de Beatty y Warrender se topan con varios cruceros y destructores ligeros alemanes, pantalla del avance de la Flota de Alta Mar. Durante los siguientes cuarenta minutos hay combates confusos de corto alcance entre las dos fuerzas, siendo los británicos los que más sufren: tres de sus destructores están gravemente dañados.

La lucha continúa, los capitanes involucrados informan a sus flotas principales que están enfrentando al enemigo. A las 5:23 a.m., Ingenohl, a bordo de su buque insignia, el Friedrich der Grosse, es informado de la situación. Los destellos de los disparos son visibles en el horizonte. No conoce la composición de la fuerza británica que se opone a él, ¿Qué pasa si estos destructores británicos son la pantalla de avance de toda la Gran Flota? . Si fuera así, la Flota de Alta Mar navega hacia su destrucción. Decide seguir la indicación del káiser: no se arriesgará ninguna batalla naval general. A las 5:30 a.m. Ingenohl le ordena a todos sus escuadrones que inviertan el rumbo y giren hacia el sureste para volver a Alemania.

Mientras Ingenohl tomaba su decisión, reina la confusión en la fuerza británica. El almirante Warrender, quien como superior de Beatty estaba al mando general de la operación, es informado de que varios de sus destructores estaban atacando al enemigo, pero no se ha podido señalar posiciones, cursos o velocidades. Warrender decide que en lugar de girar hacia el este hacia la lucha, sus acorazados continúen hacia el sureste, su original destino. A las 7:30 de la mañana, los acorazados de Warrender, los cruceros de batalla de Beatty y los cruceros ligeros del contralmirante Goodenough han llegado a su punto de patrulla cerca del Dogger Bank. Continúan llegando señales confusas de los destructores británicos hacia el este. Justo cuando Beatty decide navegar hacia el este para atacar a los alemanes, llega la noticia de que la costa británica está siendo bombardeada. Beatty abandona la persecución, y los buques de guerra británicos en el mar viran hacia el oeste para interceptar a Hipper.

El bombardeo alemán había comenzado en la ciudad de Scarborough -donde han colocado además alrededor de 100 minas- a las 8 de la mañana, llevado acabo por los cruceros de batalla Derfflinger y Von der Tann, más el crucero ligero Kolberg. Los tres buques dispararon durante media hora. Cuando se alejan, a las 8:30 de la mañana, hay diecisiete personas muertas y noventa y nueve heridas, todos civiles. Los tres barcos alemanes navegan luego veintiún millas por la costa hasta el pueblo pesquero de Whitby, que bombardean durante diez minutos. Dejan allí dos personas muertas y dos heridas.

Por su parte, los cruceros de batalla Seydlitz, Moltke y Blücher se acercan a la ciudad de Hartlepool -donde se construyen barcos-. A las 7.50 de la mañana se encuentran con cuatro destructores británicos que patrullan en alta mar. Aunque uno logra acercarse lo suficiente como para disparar un torpedo, falla y, por el contrario, los cuatro buques ingleses se retiran bajo una lluvia de proyectiles alemanes. En Hartlepool, un crucero ligero intenta acercarse, pero es golpeado por dos proyectiles y encalla. Esta es la única resistencia naval que los tres buques de guerra alemanes encuentran en Hartlepool y, aunque varias baterías de la costa mantuvieron un fuego constante, sus proyectiles de 6 pulgadas no pueden perforar la protección de la armadura de los cruceros enemigos. El bombardeo alemán de Hartlepool dura de 8.10 a.m. a 8.52 a.m., durante el cual los tres cruceros de batalla disparan 1150 proyectiles en la ciudad. La mayoría impactan en el astillero y la acería, pero también dañan más de trescientas casas. Ochenta y seis civiles mueren y 424 resultan heridos. El daño a los seis buques de guerra fue mínimo, y solo ocho marineros murieron y doce resultaron heridos.

A las 9:30 de la mañana, la fuerza de Hipper se reúne y se dirige a Alemania, también se entera que la retirada apresurada de Ingenohl los ha abandonado a su suerte.

Los ingleses se ven afectados por el mal tiempo en el Mar del Norte y por la confusión de mensajes y señales dejan escapar a los buques alemanes que Hipper había mandado de vuelta a Alemania y que e Southampon había observado.

Beatty a bordo de su buque insignia Lion, cree que los buques de guerra alemanes avistados y luego perdidos por Goodenough y Warrender son la pantalla de Hipper, y que los cruceros de batalla alemanes deben estar justo detrás de ellos. A las 12:30 p.m. Beatty ordena a su escuadrón que gire hacia el este, creyendo que solo sus barcos tienen la velocidad para cortar a los alemanes de su base de operaciones. Finalmente Beatty se da cuenta de que los cruceros de batalla alemanes no estaban en realidad delante de él, Hipper se había escabullido hacia el norte. En varias horas de frenética búsqueda, Beatty y Warrender no encuentran nada y concluyen, sobre el final de la tarde, que los alemanes han escapado.

La persecución fallida muestra las limitaciones de la Sala 40: aunque había detectado correctamente la incursión de los alemanes, no pudieron advertir que toda la flota alemana estaba en el mar, y el retraso del descifrado de señales también jugó un papel importante: una señal de Hipper dando su posición a las 12.45 p.m., cuando todavía podría haber sido interceptado, fue captda, pero no descifrada y recién retransmitida a Beatty y Warrender a las 2.50 p.m., momento en el que Hipper ya se había ido.

Entre los muertos en el ataque a Hartlepool y Scarborough se encuentra el soldado Theophilus Jones (Infantería ligera de Durham). No solo es el primer soldado británico en morir en suelo británico en la Gran Guerra, también es el primer soldado en morir en suelo británico en acción en casi 200 años.

Los pesqueros británicos Constanza y Wayside Flor son bombardeados y hundidos en el Mar del Norte, Hartlepool, County Durham, Inglaterra, por buques de guerra de la marina alemana.

El almirantazgo británico informa a las 9.20 p.m.:"...Esta mañana, una fuerza de cruceros alemanes hizo una manifestación sobre la costa de Yorkshire, en el curso de la cual bombardearon Hartlepool, Whitby y Scarborough. Varios de sus barcos más rápidos fueron empleados para este propósito, y permanecieron aproximadamente una hora en la costa. Fueron contactados por las patrulleras en el lugar. Tan pronto como se informó de la presencia del enemigo, un escuadrón de patrulla británico se esforzó por golpearlos. Al ser avistados por buques británicos, los alemanes se retiraron a toda velocidad y, favorecidos por la niebla, lograron escapar. Las pérdidas en ambos lados son pequeñas, pero aún no se han recibido informes completos. El Almirantazgo aprovecha la oportunidad para señalar que las manifestaciones de este tipo contra ciudades no fortificadas o puertos comerciales, aunque no es difícil de lograr siempre que se acepte una cierta cantidad de riesgo, carecen de importancia militar. Pueden causar algunas pérdidas de vidas entre la población civil y algunos daños a la propiedad privada, lo cual es de lamentar mucho; pero en ningún caso se les debe permitir modificar la política naval general que se está aplicando…".

Winston Churchill escribe en sus memorias:"...En la mañana del 16 de diciembre, alrededor de las ocho y media, me estaba bañando, cuando se abrió la puerta y un oficial entró corriendo desde la Sala de Guerra con una comunicación naval que agarré con la mano goteando. "Cruceros de batalla alemanes bombardeando Hartlepool"…".

El público británico está indignado por la violación alemana del Tratado de La Haya que ha generado muchos muertos y heridos no militares.

En Gran Bretaña, la incursión de Scarborough, como se la conoce, se presenta rápidamente como otro ejemplo más de barbarie y perfidia alemanas.

En Londres se informa:"...Según los informes recibidos aquí, más de 20 personas murieron y 80 resultaron heridas en Hartlepool. Se ha hecho un daño considerable. El gasómetro en Hartlepool está ardiendo. El bombardeo de la fortaleza de West Hartlepool comenzó entre las 8 a.m. y las 9 a.m. Dos iglesias están dañadas en Scarborough y varios techos se derrumbaron. En Whitby, se dice que la abadía histórica fue parcialmente destruida. La población huye al interior del país…".

En Alemania se celebra la incursión, pero la decisión de Ingenohl de retirarse, recibe muchas críticas, inclusive del káiser.

En Alemania se informa oficialmente:"...Partes de nuestra fuerza naval avanzaron hoy en la costa este de Inglaterra y dispararon a dos sitios costeros fortificados: Scarborough y Hartlepool al principiar del 16 de diciembre. No se pueden hacer anuncios sobre el curso posterior de la empresa…".

El Glyndwr, primer transporte de hidroaviones alemán es puesto oficialmente en funciones. Inicialmente sirve como barco de entrenamiento de pilotos de hidroaviones.

Los destructores rusos Letuchi e Ispoluitelni se hunden en el golfo de Finlandia.

El buque de carga británico Elterwater choca contra una mina y se hunde en el Mar del Norte a 5,6 kilómetros al este de Scarborough, Yorkshire, Inglaterra.

El buque de carga británico Princesa Olga choca contra una mina y se hunde en el Mar del Norte, a 9,3 kilómetros al este noreste de Scarborough, Inglaterra.

EL HMS Inflexible está avanzando por la costa de Chile en su búsqueda de SMS Dresden.

Hellmut von Mücke decide junto con la tripulación que queda del Emden, ahora a bordo del buque Choising, regresar a Europa por tierra a través del Imperio otomano. Navegan entonces hacia Arabia y enmascaran al Choising para que parezca el vapor italiano Shenir.

El gobernador estadounidense del Canal de Panamá solicita a la Marina de los EE.UU. que envíe destructores para ayudar a reforzar la neutralidad en las aguas de la zona del Canal.

Saludos
estebanj

Re: La Gran Guerra día a día

Publicado: 20 Jul 2020 12:35
por Lutzow
estebanj escribió:
20 Jul 2020 02:32
El daño a los seis buques de guerra fue mínimo, y solo ocho marineros murieron y doce resultaron heridos.
Todas las bajas se produjeron en el SMS Blucher, un buque sin suerte, aunque las fuentes varían, Tarrant ofrece la cifra de nueve muertos y tres heridos. El SMS Seydlitz también fue alcanzado en tres ocasiones por los proyectiles de 152 mm que causaron daños menores (cuatro días en astillero para su reparación).

Saludos.

Re: La Gran Guerra día a día

Publicado: 22 Ago 2020 18:55
por estebanj
17 de diciembre de 1.914.

Comienza la primera batalla de Artois. En la orden del día el general Joffré escribe:"...Ha sonado la hora del ataque. Después de haber contenido el ataque de los alemanes, es necesario ahora aplastarlos y liberar por completo el territorio nacional ocupado…".

El general de Maud'huy ataca a los alemanes al norte de Arras.

El 10º Ejército tiene asignados tres cuerpos en la operación: los cuerpos 21, 33 y 10, alineados de norte a sur. El ataque principal lo llevará a cabo el 33º Cuerpo, bajo el mando del general Philippe Pétain, que abrirá una brecha al sur de Souchez y tomará el terreno elevado ante del propio pueblo de Vimy. Al norte, el 21º Cuerpo capturará Souchez y avanzará hasta el extremo norte de la cresta cerca de Givenchy, mientras que al sur el 10º Cuerpo atacará hacia el noreste desde Arras para proteger el flanco del 33º Cuerpo a medida que avanza.

El objetivo es Vimy Ridge, que se extiende desde el pueblo de Souchez hacia el sureste hasta un punto al noreste de Arras. Al este de la cresta hay una llanura larga y plana que se extiende veinte kilómetros hacia Douai, y se cree que al apoderarse de la cresta, la artillería francesa podría dominar la llanura y obligar a los alemanes a retirarse quizás más allá de Douai.

En un intento por asegurar el apoyo más fuerte para cada avance, el general Maud'huy tiene el ataque del 33º Cuerpo retrasado hasta mañana, por lo que la artillería francesa hoy puede brindar la máxima ayuda a los ataques de los dos cuerpos flanqueantes. A pesar de esto, el bombardeo preliminar de artillería resulta insuficiente y las fuertes lluvias han convertido el campo de batalla en un campo de barro, frenando a la infantería francesa. Como resultado, los ataques de hoy del 21º Cuerpo al norte y del 10 Cuerpo al sur logran solo ganancias mínimas: el primero ocupa menos de un kilómetro de la primera línea de trinchera alemana, mientras que el segundo avanza todavía menos.

Al mismo tiempo, al norte, en Flandes, los ataques emprendidos por los franceses al sur de Ypres para distraer a los alemanes de las principales operaciones en Artois y Champagne han seguido sin éxito. No solo no han logrado que los alemanes deban desviar sus reservas de Artois y Champagne, sino que tampoco consiguen ganar ningún terreno significativo. Como resultado, los ataques franceses en Flandes se detienen.

En Argonne, después de haber detonado varias minas, tres o cuatro batallones alemanes logran romper la primera y segunda línea del 2º Cuerpo francés y cruzan el barranco de Mortier ocupando la cresta occidental de este barranco. Seis compañías del 9º Batallón de cazadores son destruidas o tomadas prisioneras. A pesar de los contraataques franceses, algunas ametralladoras alemanes consiguen aferrarse a la vertiente occidental del barranco de Mortier. Las pérdidas son importantes, alrededor de 1.500 hombres. Para apoyar al 2º Cuerpo, el comandante en Jefe le añade a la Legión Garibaldina.

El francés Louis Barthas escribe:"...De repente un centinela que iba ocupado y con prisa, pasó y nos dijo estas palabras terribles —¡ Prepárense porque atacaremos más tarde, a las tres en punto!. Nos contemplamos, boquiabiertos. ¿Otra vez íbamos a vivir un instante de horror, como en la víspera? ¿Otra vez veríamos correr la sangre, oiríamos gritos de dolor y lamentos de agonía? ¿Seríamos acaso, al caer la noche, un frío cadáver olvidado en aquella triste planicie?...Eran las tres menos diez cuando nos hicieron poner las mochilas al hombro...El subteniente Rodère vino para tomar el mando de la sección que encabezaría el ataque, en reemplazo del teniente...quien con sabia prudencia le cedía este honor...Un cuarto de hora después (el subteniente Rodère) estaba muerto. Una bala le atravesó la cabeza en el momento en que salía de la trinchera...nuestro ataque se lanzó en un vasto frente y las metrallas alemanas se enfurecieron abatiendo a quienes, ubicados fuera de las trincheras, no podían ocultarse...cuando nuestro grupo se encontró muy delante de los demás, nuestro capitán declaró que no se movería...hasta que no nos alcanzasen las restante compañías...Un centinela nos trajo la nota escrita de atacar inmediatamente...entre la obligación de acatar y su conciencia de jefe responsable de las vidas de sus hombres, no dudó... y se negó a cumplir la orden del comandante...El capitán de esta compañía (la 24º donde se hallaba el comandante)...protestó contra este ataque organizado contra el sentido común y condenado al fracaso...obligdo a obedecer, cogió impulso y cayó muerto, fulminado tras haber dado unos pasos...Pero el comandante, revólver en mano, fuera de sí, empujaba a los timoratos al suplicio, con insultos y amenazas...al ver unos soldados tras un repliegue del terreno...los intimó a avanzar. Dado que no se movían, se arrojó encima de ellos y los amenazó con su arma, pero cayó de repente con la cabeza agujereada por una bala enemiga...".

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"…De ninguna manera menciono todas nuestras bajas porque entonces sería una lectura demasiado dolorosa, pero digno de mención fue un camillero que fue muerto el jueves 17 de diciembre por un obús, mientras atendía a un compañero herido…".

Armentieres es bombardeada por los alemanes.

El Gobierno francés informa desde París, a las 6 de la tarde:”… Desde el mar hasta el Lys hemos tomado algunas trincheras a la bayoneta. Hemos fortificado nuestras posiciones en Lombartzyde y Saint-Georges y organizado el terreno conquistado al Oeste de Cheluvelt. Hemos progresado sobre algunos puntos en la región de Vermelles. No hubo acciones de infantería en el resto del frente; pero sí un tiroteo muy eficaz de nuestra artillería pesada en las inmediaciones de Tracy-le-Val. Sobre el Aisne en Champagne, en Argonne, Lorena y Alsacia, nada que señalar…".

El Gobierno francés informa a las 10 de la noche: “…En Bélgica, nuestras tropas han ganado terreno en el norte de la carretera de Yprés a Menin, así como en el sur de Bixchoote. Hemos salido en el nordeste de Arras, y hemos llegado hasta las primeras casas de Saint-Laurent Blangy. Sensibles progresos en Ovillars, La Boisselle, Mametz y Maricourt, en la región de Bapaume-Peronne. Del Somme a los Vosgos, nada que señalar…”.

El dirigible del ejército francés Conte deja caer 15 bombas sobre la estación de ferrocarril de Sarrebourg. (Lorena - Francia).

El piloto francés Eugene Gilbert se convierte en el primero en recibir el crédito de dos victorias aéreas.

El ministro de Hacienda francés, Alexandre Ribot, abandona la idea de un presupuesto definitivo para 1915 ante los crecientes costes vinculados a la guerra.

Se informa que el comandante de escuadrón J. W. Seddon y el líder mecánico R.L. Hartley de la RNAS tuvieron que amerizar con su hidroavión Short 830 (829) cerca del Hook of Holland, en el Mar del Norte. Tanto el barco como los pilotos son rescatados por el barco sueco SS Orn.

El gabinete británico se reúne hoy en sesión plenaria para discutir la incursión de buques de guerra alemanes en la costa británica ayer.

Después del ataque alemán a Hartlepool, comienzan a subir los precios de las tasas de los seguros de guerra de las propiedades en la costa inglesa.

Se completa el traslado de los ingenieros canadienses y las brigadas de infantería 2º y 3º de las carpas a las cabañas, en Larkhill. (Inglaterra).

El dirigible alemán LZ33 realiza su primer vuelo.

Se le ordena a la flotilla austriaca del Danubio salvar los vapores que quedaron en el bajo Danubio o inutilizarlos para que los serbios no puedan servirse de ellos. El monitor Bodrog escolta a tres vapores y 16 chatas.

Desde Viena se informa oficialmente:"...Las últimas noticias no dejan lugar a dudas de que la resistencias...rusas se han roto. En el ala sur, en la batalla...de Limanowa, en el norte por nuestros aliados en Lodz y ahora completamente derrotados en Bzura; amenazados por nuestro avance sobre los Cárpatos desde el sur, el enemigo, que luchó tenazmente, ha comenzado la retirada general...La persecución continúa en el resto del frente…".

En Polonia, los alemanes se asientan en la ocupada Petrokov.

El general Mackensen (IX Ejército) después de luchar las batallas de Wloclawek, Kutno, Lodz y Lowicz, obliga a los rusos a retirarse detrás de la línea Bzura, Rawka, Pilitza, quienes sufren ya una pérdida estimada de más de 250.000 soldados entre prisioneros y muertos.

El general Falkenhayn, el general Ludendorff y el canciller Bethmann-Hollweg se reúnen hoy en Berlín para discutir las operaciones en el frente oriental. Con informes que indican que los rusos están en plena retirada a lo largo de todo el frente del IX Ejército, se decide que la ofensiva en Polonia debe continuar hasta que se ocupe Varsovia y se alcance el Vístula medio.

Una fuerza de Przemysl inicia una salida hacia Lisko. Los rusos, que han recibido refuerzos, no solo hacen retroceder a estas tropas sino que también obligan al III Ejército austríaco a retroceder al sur de Lisko.

El clima a lo largo del frente oriental empeora. Los fuertes vientos y las fuertes lluvias hacen que las condiciones para la infantería sean miserables, mientras que el lodo profundo imposibilita la reubicación de la artillería.

Termina la batalla de Lowicz-Sanniki . (Polonia).

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...En Nieuport, los franceses continuaron sus ataques sin éxito. También se intentaron ataques en Zillebeeke y La Bassée, pero fueron rechazados con pérdidas muy importantes para el enemigo. La intención de los franceses de construir un puente sobre el Aisne en Soissons fue frustrada por nuestra artillería. Un movimiento francés fue perturbado al este de Reims. No hay nada nuevo que informar desde la frontera este y oeste de Prusia. La ofensiva contra Silesia y Poznan anunciada por los rusos se ha derrumbado por completo. Los ejércitos enemigos se han visto obligados a retirarse por toda Polonia después de una dura lucha frontal. El enemigo es perseguido por todas partes. En las batallas de ayer y anteayer en el norte de Polonia, la valentía de los regimientos de Prusia Occidental y Hesse fue decisiva….".

El general Nikolai Russki no le tiene confianza a la capacidad de sus ejércitos para contener los avances del IX Ejército alemán y desea retirarse más allá de la línea de los ríos Bzura y Rawka inferiores y de regreso a la misma Varsovia. Para ello, las tropas del frente sudoeste también se retirarán más hacia el este. El general Ivanov se opone a la propuesta de Russski. El Gran Duque Nicolás decide a favor de Ivanov.

El zar llega a Vladikavkaz donde inspecciona las tropas cosacas de Terek.

El Estado Mayor del generalísimo ruso informa que "...El enemigo fue lanzado hacia atrás contra la frontera en el área de Mlawa. En la orilla izquierda del Vístula, los ataques persistentes de los alemanes tuvieron lugar durante todo el día en la dirección general de Kernosia a Sochaczew. Nuestras tropas se vieron obligadas a resistir estos ataques en condiciones locales desfavorables y retrocedieron un poco hacia la noche. En otras partes del frente continúan los contraataques de nuestras tropas contra el enemigo y sus posiciones, impidiendo así su movimiento de tropas hacia la zona donde se desarrolla su ataque principal. Nuestros movimientos obstaculizaron el gran avance de los austriacos que venían del otro lado de los Cárpatos. Sin cambios importantes en los otros frentes…".

El embajador francés en Rusia, Paleologue, escribe en su diario:"...El gran duque Nicolás me informa "con dolor" que se ve obligado a suspender sus operaciones: funda esta decisión en las pérdidas excesivas que acaban de sufrir sus tropas y por el hecho, aún más grave, de que la artillería ha consumido todas las municiones. Me quejo a Sazonov de la situación que me revela; me expreso en tono bastante vivo:―El general Sukhomlinov ―digo― me ha declarado veinte veces que todas las precauciones estaban tomadas para que la artillería rusa estuviera siempre provista abundantemente de municiones. He insistido cerca de él en el enorme consumo que constituye la ración normal de las batallas. Me ha afirmado que se había puesto en situación de satisfacer todas las exigencias, todas las eventualidades. Hasta he obtenido una atestación escrita...Le pido que informe de mi parte al Emperador. ―No dejaré de transmitir a Su Majestad lo que acaba de decirme. Quedamos en eso, Los sentimientos que inspira a Sazonov el carácter de Sukhomlinov me garantizan que sacará todo el partido posible de mi queja...".

El jefe del Estado Mayor ruso en el Ministerio de la Guerra, el general Belyaev, informa a Paleologue que el Ejército necesita 45.000 proyectiles de artillería por día, pero la producción diaria máxima actual es sólo de 13.000. Belyaev tiene la esperanza de que a mediados de febrero 1915 la producción rusa podría llegar a 20 mil por día, y que en marzo de 1915 podrían comenzar a llegar las ayudas del extranjero.

Las fuerzas turcas, unos 150.000 hombres comandados por Enver Pasha, comienzan una ofensiva contra los rusos, cuyas fuerzas consistían en el 1º y 2º Cuerpos Europeos del Turkestán -unos 100.000 soldados- al mando del general Vorontsov-Dashkov, con el jefe del Estado Mayor general Yudenich. En duros combates los turcos recuperan Koprukoi (Armenia). Los rusos se ven obligados a retroceder.

Alrededor de 6.000 judíos son expulsados de Jaffa por las autoridades turcas.

Desde Constantinopla se afirma que el levantamiento de las tribus mahometanas en la frontera persa crece a diario.

Las relaciones griegas y otomanas se deterioran después de que un agregado naval griego en Constantinopla es condenado a muerte por cargos de espionaje.

El secretario de Estado de Relaciones Exteriores del Gobierno británico hace saber "...que, en vista del estado de guerra resultante de la acción de Turquía, Egipto se encuentra bajo la protección de Su Majestad y en lo sucesivo constituirá un protectorado británico. Se pone así fin a la soberanía de Turquía sobre Egipto y el Gobierno de Su Majestad adoptará todas las medidas necesarias para la defensa de Egipto y la protección de sus habitantes e intereses...".

Se nombra al teniente coronel sir Arthur Henry McMahon, como Alto Comisionado de Su Majestad británica para Egipto.

Un teniente austríaco -Paul Fiedler- bombardea un campamento militar sudafricano en la estación de tren de Tschaukaib, África del Sudoeste alemana.

Los buques del almirante Hipper llegan en la mañana a Wilhelmshaven

El almirante Jellicoe escribe:"...Durante el 17, los mensajes inalámbricos interceptados en el Iron Duke mostraron que la fuerza de asalto enemiga había colocado un gran número de minas frente a la costa de Yorkshire y que, como resultado, algunos buques mercantes británicos y neutrales se habían hundido…".

El crucero explorador británico Bellona y el destructor Broke se encuentran seriamente dañados por una colisión en el Mar del Norte.

El mercante auxiliar alemán Beethoven choca contra una mina en el mar Adriático y se hunde.

El crucero ligero Lübeck se acerca a Utö, Suecia, divisa tres submarinos rusos: Alligator, Drakon y Kaiman. Los tres sumergibles se aprestan para el ataque. El comandante alemán se retira habiendo localizado la base enemiga en Utö.

El submarino francés Curie, comandado por el teniente primero John O'Byrne, parte con intenciones de atacar Pola.

El Estado Mayor de la flota rusa del Mar Negro informa:” …En la noche del 14, varias unidades navales rusas apercibieron cerca del litoral algunos navíos turcos de dos chimeneas y dos mástiles, lanzándoles varios torpedos. Dos explosiones seguidas de llamas se produjeron en los buques enemigos…”.

Comienza la búsqueda del carguero australiano Endeavour por parte del Werribee, que parte desde Melbourne. Había desaparecido el 4 de agosto luego de abandonar la isla Macquarie, donde funciona una estación meteorológica.

El embajador alemán en Italia, príncipe Bernhard von Bulow, intenta mantener a Italia neutral en la guerra, pero su trabajo se ve dificultado por la continua negativa del emperador Francisco José a hacer concesiones territoriales a Italia, lo que constituiría el movimiento esencial para la neutralidad italiana.

El embajador belga en Madrid barón A. Grenier le envía un telegrama a Julien Davignon, ministro belga de Asuntos Exteriores:"...El ministro de Estado me acaba de enviar, y tengo el honor de adjuntar a la presente, copia de una carta dirigida por el embajador de España en Berlín al secretario de Estado de Alemania sobre el trato al que están sometidos los súbditos de los países beligerantes, y particularmente nuestros compatriotas, en Alemania. Al comunicar este informe al marqués de Lema (ministro de Estado español), el señor Polo de Bernabé (embajador español en Alemania) le informó que las gestiones realizadas por él han tenido, al menos por el momento, el efecto deseado, al inducir a las autoridades militares a aplicar con menos severidad las órdenes impartidas. El embajador agrega, sin embargo, que no cree que sean efectivamente suprimidas; estas autoridades opinan que la única forma de obtener un buen trato para los alemanes en Francia y Rusia es ser riguroso con los franceses y rusos en Alemania, y esto a pesar de la opinión del Ministerio de Relaciones Exteriores y del profesor Zittelmann, han llamado la atención sobre el peligro de esta práctica. El embajador español concluye reconociendo que las denuncias, sin duda exageradas, que prevalecen en el país sobre el maltrato al que son sometidos los alemanes en países enemigos, han excitado a la opinión pública, que exige medidas severas para acabar con este estado de cosas. Nota del embajador Polo de Bernabé:"...Querido secretario de Estado: Acabo de leer que las autoridades militares han tomado medidas más severas que las que existían hasta ahora con respecto a los súbditos de los países enemigos que residen en Alemania y que les hacen la vida imposible. Conociendo como conozco sus iluminados puntos de vista, no tengo ninguna duda de que estará de acuerdo con que estas chicanas, perdón la palabra pero no puedo encontrar una más diplomática, pueden tener un efecto contrario y desafortunado sobre los alemanes asentados en el extranjero, que son infinitamente más numerosos que los extranjeros asentados en Alemania, y le ruego que advierta al responsable de la inutilidad práctica de las medidas adoptadas y de los peligros que entrañan. Los arreglos existentes son especialmente dolorosos para los sujetos belgas que no pueden regresar a su país, donde, además, la vida sería difícil para ellos debido al estado de guerra; por tanto, se ven obligados a permanecer en Alemania. La obligación de presentarse dos veces al día en la comisaría, no salir del distrito de su residencia y permanecer encerrados a partir de las 8 de la noche hasta las 7 a.m. equivale a encarcelamiento disfrazado. Le ruego, por tanto, que tenga la bondad de señalar a las autoridades militares la conveniencia de reconsiderar la utilidad de estas medidas que, aunque no equivalen a crueldad, constituyen un tormento intolerable y hacen que para muchos sea una imposibilidad ganarse la vida...".

Los americanos Herbert Dargue y Joseph Mauborgne realizan la primera comunicación de radio bidireccional entre un avión y una estación terrestre.

En EE. UU. el presidente Woodrow Wilson firma la Ley de Impuestos sobre Narcóticos. La ley regula y grava la producción, importación y distribución de opiáceos. Dispone el registro de recaudadores de impuestos internos y la imposición de un impuesto especial a todas las personas que producen, importan, fabrican, componen, comercian, dispensan, venden, distribuyen o regalan opio u hojas de coca, sus sales, derivados o preparaciones. La distribución, venta y uso de cocaína sigue siendo legal para empresas y personas registradas.

El papa Benedicto XV decide destinar toda la recaudación del Óbolo de San Pedro para las víctimas de la guerra, hasta que el conflicto termine.

Saludos
estebanj

Re: La Gran Guerra día a día

Publicado: 05 Sep 2020 23:56
por estebanj
18 de diciembre de 1.914.

Julien Davignon, ministro belga de Asuntos Exteriores le envía un telegrama al barón Grenier, embajador de Bélgica en Madrid:"...Tengo el honor de informarle que, independientemente de los médicos de cuyo injustificable encarcelamiento le informé a través de mi telegrama del 15 de este mes, hay muchos otros cuyos nombres me acaban de transmitir y que se mantienen como prisioneros de guerra en Alemania en violación de los artículos 9 y 12 de la Convención de Ginebra del 6 de julio de 1906. Ellos son: Dr. Corbey, cirujano de regimiento; doctores Henri Wimer, Gerard, Richard Erpicum, cirujanos auxiliares, detenidos en Stendal (Prusia); el ayudante Govaerts, Berte, Evrard y el cirujano auxiliar Goemans, detenidos en el campamento de Altengrabow (Prusia); cirujanos asistentes Destrée y Boland, detenidos en Wittemberg. Estos médicos no atienden a ningún herido. Escuché de una fuente autorizada que los oficiales médicos franceses han sido puestos en libertad. Le ruego que no escatime esfuerzos para que nuestros oficiales médicos sean liberados de manera similar. No sólo fueron hechos prisioneros en contravención del artículo 9 de la Convención de Ginebra, sino que tienen derecho a exigir, como lo hacen, que sean devueltos a "su propio ejército, porque...el artículo 12 de la Convención de Ginebra es explícito en este punto…".

En Bélgica, los aliados ocupan Roulers.

Los franceses presionan sobre Peronne.

Comienza la batalla de Givenchy. Tropas indias empiezan un ataque contra los alemanes en los alrededores de Givenchy, La Bassee. Durante el ataque, un grupo de Highlandres adyacentes al Cuerpo indio no puede disparar, porque la mayoría de sus rifles se atascan con barro y son capturados por los alemanes.

Aunque las líneas alemanas son más delgadas -por sus despliegues en el frente oriental- aún pueden rechazar fácilmente operaciones planificadas apresuradamente y mal ejecutadas. Hoy, un ataque británico contra la línea alemana en Ploegsteert Wood es un fracaso sangriento, con parte de la infantería que avanzaba muerta por su propio fuego de artillería.

El Cuerpo 33 lanza el ataque principal de la ofensiva en Artois del 10º Ejército francés. Sin embargo, las mismas condiciones que impidieron el progreso ayer -fuertes lluvias y fuego de artillería insuficiente- también frenan el avance de hoy. Este ataque asegura solo ganancias insignificantes.

El general Pétain decide que en lugar de continuar atacando a lo largo de todo el frente de su cuerpo, concentrará su fuerza solo en la parte de la línea que se corresponde con la aldea de Carency, en un intento de abrumar a los defensores alemanes.

El 11º Cuerpo del Segundo Ejército francés logra atravesar el muro del cementerio de La Boisselle; pero es detenido inmediatamente por un atrincheramiento protegido por redes de alambre de púas. Mientras tanto, los alemanes vuelven a ocupar con granadas incendiarias la trinchera que les habían arrebatado al norte de Maricourt.

El francés Louis Barthas escribe:"…mientras gozábamos de un merecido descanso en la trinchera calentándonos con el sol pálido de diciembre, deseando que hubieran concluido esos inútiles asaltos…apareció un centinela y le entregó al capitán un sobre lacrado. Contenía estas palabras:"Hoy, la misma orden de ataque que ayer; la hora será anunciada posteriormente". La mala noticia, que corrió como reguero de pólvora, despertó murmullos y vivas protestas. Ya nadie tenía miedo de decir que nos dirigían unos asesinos, unos carniceros, y que hacía falta que el general y el coronel se pusieran a la cabeza de las tropas, en vez de enconderse detrás; en caso contrario no nos desplazaríamos. El comandante del 4º Batallón…declaró frente el coronel que, bajo esas condiciones, no asumía la responsabilidad de un ataque. Hasta tuvo la audacia de exigir que el general viniese a comprender la situación. El general…vino. Y admitió que el comandante…tenía razón al preferir maniobrar de noche en vez de hacerse masacrar de día. El ataque no se produjo y fue el final de los asaltos asesinos…":

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"… Fuimos relevados de las trincheras la noche del viernes 18 de diciembre por los Royal Fusiliers, después de un período de nueve días que fue suficiente para mí. En ese momento estábamos adscritos a la 7º División hasta que nuestra brigada pudo hacer los arreglos para que nos uniéramos a ellos y, apenas habíamos entrado en alojamientos (casas vacías llenas de agujeros de bala) en Chappelle d'Armentieres, surgió una gran actividad enfrente de la parte de la línea que ostentaba la Segunda División. Tuvimos que "ponernos de pie" lo que significaba otra noche sin quitarnos las botas y la ropa y dormir con el equipo, como en las trincheras…".

El Regimiento 33 de Infantería francés se encuentra en la región de Hurlus, al noreste de Châlons-sur-Marne. El teniente de Gaulle es el oficial asistente del coronel Claudel.

El Gobierno francés informa a las tres de la tarde:”… El día 17 ha sido señalado, como ayer, por un avance notable de nuestras tropas en Bélgica, donde todos los contraataques alemanes han fracasado. En la región de Arras, una enérgica ofensiva nos ha permitido apoderarnos de algunas trincheras ante Auchig, La Bassée, Loos, Saint-Laurent y Blangy. Sobre este último punto nos hemos apoderado, en un frente de un kilómetro de extensión, de casi todas las trincheras de primera línea del enemigo. En la región de Tracy-le-Val, sobre el Aisne, y en Champagne, nuestra artillería pesada ha tomado serias ventajas sobre la del enemigo. En Argonne, los alemanes han hecho volar con una mina una de nuestras trincheras, al norte de Four de París, y han intentado apoderarse de ella con tres batallones, pero ese ataque de infantería, lo mismo que otro realizado en Shubert, han sido rechazados. En el Mosa y en los Vosgos, nada que señalar…".

El Gobierno francés informa a las 10 de la noche:”…Hemos ganado un poco de terreno a lo largo de las Dunas, al nordeste de Nieuport. Dos fuertes contraataques del enemigo al norte de la carretera Ypres-Mauin, han sido rechazados. Un ligero avance de las tropas británicas en la región de Armentiers. Nuestra artillería ha destruido dos baterías pesadas en la región de Verdún. En el resto del frente, nada notable que señalar…”.

En Francia se crea la escuadrilla 14 de la aviación militar francesa, bajo el mando del capitán André Brault.

La Sociedad de Ingenieros Civiles de Francia decide borrar de su lista a los ingenieros alemanes. Se encuentra a estudio la misma medida respecto de los profesionales de origen austro-húngaro y turco.

Mary Alsop King Waddington, americana casada con el francés William Henry Waddington ―primer ministro de Francia en 1879 y embajador en Gran Bretaña entre 1883 y 1893― escribe en su diario:"…Escribo de noche. Aunque solo son las 10 en punto, toda la casa está sumida en el sueño, ya que hemos tenido un día agotador. Salimos de Paris, Charlotte, sus muchachos, la criada y yo, a las 9.30, todavía con una buena cantidad de paquetes, en su mayoría provisiones, porque Mme. Gaillard nos escribió que no podíamos conseguir nada en Mareuil salvo pan, mantequilla y manzanas. Ella pensó que el carnicero de La Ferte vendría cuando supiera que estábamos allí, pero no estaba segura. Tuvimos un viaje agotador, una espera larga y fría en Ormoy. Los muchachos quedaron muy impresionados por las diversas huellas de la guerra. En un campo vimos tres tumbas con una pequeña bandera francesa para marcar el lugar. Un poco más adelante, una hilera con una cruz de palos en un extremo. Se veían tan solitarias en medio del campo desnudo. Desde Ormoy hasta Mareuil, en casi todas las estaciones, los techos estaban quitados, las casas —puertas y ventanas desaparecidas— paredes desnudas. Llegamos a Mareuil sobre las 2 en punto. Por supuesto, Mme. Gaillard no había recibido carta ni telegrama, pero el camión había llegado y lo preparó para nuestra llegada. Nuestro amigo, el Sr. Mygatt, nos prestó su auto-camion para bajar todas nuestras cosas. Era mucho más conveniente cargarlo directamente en el obrador. No tuvimos problemas con los baúles y los boletos. En el coche se apiñaban fardos de todo tipo y tamaño; algunas mantas y abrigos gruesos simplemente atados con una cuerda, mientras el auto iba de puerta en puerta. Lo cargamos ayer por la tarde en el "ouvroir" y me quedé bastante sorprendida cuando llegaron todos los paquetes. El chofer, el fiel Marius, ya había descargado cajas y baúles, que habían sido llevados a la casa... Era una tarde hermosa y luminosa, y los chicos fueron de inmediato al jardín para ver si los alemanes había estropeado su jardín y el cuarto de juegos. El pobre jardín se veía horrible, todo excavado, solo quedaban dos o tres macetas de crisantemos en la caseta de herramientas. El cura llegó al té, y nos sumergimos instantáneamente en listas: ropa de abrigo, mantas, etc. doscientos y pico de niños en su lista. Había estado en todas las cabañas de la aldea para asegurarse de que ningún niño se quedara fuera. También alrededor de dieciséis o dieciocho madres jóvenes, con bebés en brazos, niñas y niños de hasta dieciocho años, todos los ancianos. Parecía una empresa vestir bien a tanta gente, pero nuestros bultos y baúles contenían mucho. Decidimos hacer nuestra distribución el domingo, ya que realmente necesitábamos todo el sábado para arreglar las cosas; además, había prometido ir a La Ferte por la tarde a ver al abad Detigne y llevar lana a las hermanas. La casa estaba fría, aunque había incendios por todas partes, ¡pero esos incendios! Todavía no hay carbón, solo pequeños bloques y trozos de madera que obtuvimos del aserradero...Pusimos todas las alfombras y mantas que teníamos en las camas. No eran muchas, ya que los alemanes se lo habían llevado todo…".

En Gran Bretaña, el Tribunal Penal de Apelaciones anula la condena de Nicholas Ahlers, el ex-cónsul alemán en Sunderland, Inglaterra, que había sido sentenciado a morir por alta traición.

Las amenazas de renuncia de lord Kitchener, hacen que se veten las futuras reuniones entre Churchill y sir J. French.

El nuevo embajador ruso en Serbia, el príncipe Troubetzkoï, presenta sus cartas credenciales al príncipe heredero de Serbia, Alejandro:"...Ilustre señor: tengo el honor de entregar a Vuestra Alteza Real la carta mediante la cual Su Majestad el emperador de Rusia se ha dignado acreditarme ante Su Majestad el rey de Servia. Mi augusto maestro me ha encomendado expresarle la viva simpatía y la sincera admiración que Su Majestad siente por el valiente pueblo de Servia, su heroico ejército y su venerable jefe. Permítame expresarle a Su Alteza la alegría que siento al cumplir hoy la comisión imperial cuando su ejército se ha cubierto de gloria inmortal y ha escrito en la historia de Serbia la página más hermosa que un pueblo pueda desear. Separada por una gran distancia, pero atraída por el corazón de su hermana mayor, Servia puede decir que en esta terrible lucha contra un enemigo numéricamente más fuerte pero moralmente más débil, no está sola y no será abandonada. Rezo para que esta convicción pueda duplicar el valor inquebrantable de los servios y llevarlos siempre a nuevas victorias. Al asumir hoy los deberes que me incumben después de la muerte de mi lamentado predecesor, Hartwig, tengo el valor, ilustre señor, de expresar la esperanza de que Su Alteza no me privará de su ayuda, que será absolutamente necesaria para mí para que pueda trabajar lo mejor posible por el bien común de los dos países, y también por la consumación de la paz en la Península Balcánica, esa paz que Rusia considera como el objetivo esencial de sus esfuerzos y sacrificios...".

El príncipe heredero Alejandro responde al nuevo embajador ruso en Serbia, príncipe Alejandro:"...La expresión de la vívida simpatía y admiración que Su Majestad el emperador ha dirigido a través de usted al pueblo y al ejército de Servia es muy bienvenida, ya que personalmente fui testigo de las duras condiciones en las que mi valiente ejército está luchando y las pesadas cargas que oprimen a mi valiente gente. El hecho de que, aunque separada por una gran distancia de Rusia, su hermana mayor, Servia pueda encontrar en su seno un corazón con los mismos sentimientos que el suyo, ha animado a nuestro ejército y a nuestro pueblo a persistir en la heroica lucha que libran contra un enemigo más numeroso. Esta certeza nos dará nuevas fuerzas para llevar la lucha hasta el final. En el cumplimiento de su misión, después de la muerte de su predecesor, una misión que el difunto Hartwig realizó con tanto amor y tanta devoción a los verdaderos intereses eslavos, puede descansar en mi absoluta confianza y el apoyo continuo de mi Gobierno, estando seguro que la grandeza y el poder de Servia están totalmente de acuerdo con la grandeza y el poder de la santa Rusia. El lamentado Hartwig hizo muchos viajes en beneficio mutuo de ambos países, Rusia y Serbia, y sus esfuerzos habían dado como resultado la creación de condiciones estables y la garantía de la paz en los Balcanes. Al aceptar las cartas por las que Su Majestad el emperador le ha acreditado ante Su Majestad el rey de Servia, mi amado padre, le doy la bienvenida, señor Ministro, y le deseo éxito en su misión...".

Se informa oficialmente desde Serbia:”…el 13 de diciembre fue rota la resistencia de los austríacos; el 14, por la tarde, el tercer Ejército servio alcanzaba Barnevebrede, y el segundo Ejército ocupaba las alturas de Jorlak Erisbrede, y los austríacos empezaron su retirada. El día 15, los últimos destacamentos austríacos habían franqueado el Danubio, desocupando totalmente el territorio servio…”.

Desde Viena se informa oficialmente:"...Las fuerzas principales rusas derrotadas están siendo perseguidas a lo largo del frente de batalla de 400 kilómetros desde Krosno hasta la desembocadura del Bzura. Ayer, el enemigo fue expulsado de sus posiciones en las estribaciones del norte de los Cárpatos entre Krosno y Zakliczyn. En el bajo Dunajetz, las tropas aliadas están luchando contra las retaguardias enemigas. En el sur de Polonia, el avance se ha producido hasta ahora sin grandes enfrentamientos...La heroica ocupación de Przemysl continuó con éxito su lucha en la fortaleza posterior…".

Los ejércitos rusos en el centro de Polonia detienen hoy su retirada, tomando posiciones fuertes y preparadas en la parte baja de los ríos Bzura y Rawka, al sur del río Nida. Los ataques del IX Ejército alemán y del II Ejército austrohúngaro no logran romper esta nueva línea, lo que indica que los rusos tienen la intención de permanecer y luchar aquí.

Mackensen decide continuar la ofensiva del IX Ejército en un esfuerzo por capturar Varsovia antes de fin de año, y así inicia una serie de ataques a través de los ríos Bzura y Rawka. La batalla de Rawka-Bzura comienza en Polonia.

El IV Ejército austríaco encuentra su avance detenido por guarniciones rusas en la orilla occidental del río Dunajec. El 3° Ejército ruso, por su parte, tiene la intención de permanecer a lo largo del Dunajec.

En un intento de que los rusos se vean obligados a continuar retrocediendo, el ala izquierda del IV Ejército debe mantenerse en el Dunajec, mientras que el ala derecha gira hacia el sur contra Tarnow; si tiene éxito, cortará la ruta principal del ferrocarril y los suministro al 3° Ejército ruso y forzará su retirada.

Se crea la primera unidad alemana de morteros de trinchera. El armamento lo constituyen seis morteros ligeros.

En Galitzia, el III Ejército austro-húngaro recupera el paso Lupkow en los Cárpatos, obligando al Octavo Ejército ruso a retroceder.

El Gran Cuartel alemán informa:"...La pelea en Nieuport es favorable, pero aún no ha terminado. Los ataques franceses entre La Bassée y Arras, así como en ambos lados del Somme, fracasaron con grandes pérdidas para el enemigo. Solo en el Somme, los franceses sufrieron 1.200 prisioneros y al menos 1.800 muertos. Nuestras propias pérdidas no llegan a 200 hombres. En Argonne, nuestros exitosos ataques hicieron alrededor de 750 prisioneros y algo de equipo militar. No hay eventos especiales que informar del resto del Frente Occidental. La situación no ha cambiado en la frontera este y oeste de Prusia. En Polonia continuamos siguiendo al enemigo en retirada…".

Desde Alemania se informa que "…En Saarburg (Lorena) anoche, alrededor del mediodía, dos aviones enemigos sobrevolaron la ciudad y lanzaron un total de diez bombas. Un sargento y un soldado murieron en la calle y una sirvienta resultó tan gravemente herida.... El daño material causado es bastante significativo. Los aviones también arrojaron dos bombas en Heming, así como en la estación de tren de Rieding…".

Hay informes de motines de contingentes checos en el ejército austríaco.

El zar se detiene brevemente en Rostov en su camino a Novocherkassk, donde inspecciona unidades escolares y militares.

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe:"…Ayer averiguaba que la artillería rusa estaba desprovista de municiones; hoy se me informa que la infantería está desprovista de fusiles…Voy inmediatamente al Ministerio de Guerra a ver al general Bielaiev, jefe del Estado Mayor General del Ejército, y le pido aclaración. Muy laborioso, el honor y la conciencia encarnados, me hace la confesión integral:−Nuestras pérdidas de hombres han sido colosales. Si no se tratara más que completar los efectivos, proveeríamos rápidamente, pues tenemos en reserva más de 800.000 hombres. Pero para armarlos e instruírlos nos faltan los fusiles. Nuestra reserva inicial era de 5.600.000 fusiles. Al menos, así lo creíamos; el gran duque Nicolás lo creía; yo también lo creía. Hemos sido engañados criminalmente: nuestro almacenes están casi vacíos. Excúseme si en asunto tan doloroso no me explico mayormente. Para atenuar este déficit vamos a comprar en el Japón y en América un millón de fusiles, y esperamos llegar a producir cien mil al mes en nuestras fábricas. Tal vez Francia e Inglaterra puedan cedernos algunos cientos de miles. En cuanto a municiones de artillería, la situación no es menos penosa. El consumo ha ultrapasado todos nuestros cálculos, todas nuestras previsiones. Al comienzo de la guerra teníamos en nuestros arsenales 5.200.000 shrapnels de 76 mm. Toda nuestra reserva está agotada. Los ejércitos necesitarían 45.000 proyectiles diarios. Pero nuestra fabricación cotidiana alcanza apena a 13.000; contamos con que para el 15 de febrero llegue a 20.000. Hasta esa fecha la situación de nuestro ejércitos no solo será difícil, sino peligrosa. En el mes de marzo comenzarán a llegar los encargos hechos en el extranjero; presumo que tendremos así 27.000 proyectiles al día el 15 de abril, y que a partir del 15 de mayo tendremos 40.000. He ahí señor embajador, todo lo que puedo decirle, sin ocultarle nada. Le agradezco su franqueza, tomo algunas anotaciones y me retiro. Afuera, bajo el cielo grisáceo, descolorido, como de estaño, un viento glacial barre furioso las riberas del Neva, arrastrando consigo torbellinos de nieve. La desolación invernal del gran río, congelado totalmente entre sus malecones de granito, nunca se me había presentado tan hostil: el paisaje parece expresar todo lo que hay de trágico y de implacable, de fatal y de incorregible en la historia del pueblo ruso…".

El Imperio Otomano permite la salida de representantes consulares y ciudadanos de países neutrales de Siria.

Desde Constantinopla se informa oficialmente:"...Las tropas rusas intentaron avanzar por el margen izquierdo del Chorok bajo la protección de artillería y ametralladoras, pero fueron rechazadas después de cinco horas de combate. Después de la batalla de Sarail, que terminó felizmente para las tropas turcas, continuaron su persecución del enemigo sin cesar. La caballería turca se encontró con el enemigo a diez millas al oeste de Kotur, los atacó sin esperar a que llegara su infantería y los ahuyentó en dirección a Razi y Kotur…".

Desde Constantinopla se informa oficialmente:"...un crucero inglés, que había estado fuera de Akaba por algunos días, desembarcó tropas allí. Fueron atacadas por nuestras tropas que se apresuraron a salir y las obligaron a re-embarcarse. Nuestro fuego destruyó el reflector del crucero...".

En Angola, una fuerza alemana de 500 hombres bajo el mando del mayor Victor Franke ataca a las fuerzas portuguesas en Naulila. Un obús alemán detona el almacén de municiones en Forte Roçadas y los portugueses se ven obligados a retirarse de la región de Ovambo a Humbe, con 69 muertos, 76 heridos y 79 soldados hechos prisioneros. Los alemanes sufren 12 soldados muertos y 30 heridos.

Los británicos destituyen a Abbas Hilmi en su ausencia -está en Constantinopla recuperándose de un intento de asesinato-. Su tío, Hussein Kamil, es declarado el primer sultán de Egipto.

El almirante Jellicoe escribe:"...Durante el 18 de diciembre, los Escuadrones de batalla 1º y 4º, el 1º Escuadrón de cruceros de batalla y el 1º Escuadrón de cruceros ligeros permanecieron en el mar al este de las Orcadas, y por la noche los acorazados tomaron rumbo hacia Scapa…Durante el día...se informó de un submarino dentro de Scapa Flow, el 2º Escuadrón de batalla levantó vapor; pero la investigación mostró que el informe no estaba bien fundado…".

El Estado Mayor de la Marina alemana informa:”…Se ha sabido de los siguientes detalles referentes al bombardeo de la costa oriental inglesa: Al acercase a ella, con tiempo cubierto, los cruceros alemanes han sido atacados por cuatro torpederos destroyers ingleses, sin que dicho ataque les causara daño. Ha sido destruido un destroyer inglés y otro ha recibido graves averías. Las baterías de los fuertes de Hartlepool han sido reducidas al silencio, y los gasómetros de la ciudad destruidos. Desde cubierta de los cruceros alemanes se pudo notar como hubo dos explosiones tremendas y tres violentos incendios en la ciudad. Em Scarborough han sido destruidos los vigías costeros y los conductos del agua, y en Whitby, los vigías costeros y las casillas de los guardas marítimos. Los cruceros alemanes han sido alcanzados por algunos de los tiros disparados desde los fuertes; pero el daño que han sufrido ha sido insignificante. Un poco más tarde se hundió otro de los torpederos destroyers ingleses…”.

En Gran Bretaña se empieza a construir el submarino G8.

El submarino francés Archimède, bajo el mando del teniente de navío Emile Francois Marc Deville, navega en dirección a Heligoland, aunque una serie de infortunios y un temporal le impiden avanzar.

El crucero alemán Friedrich Karl es declarado perdido en el Mar Báltico.

El submarino alemán U5, es destruido por una mina cerca de Flandes (Bélgica) y se hunde junto con toda su tripulación. Su comandante era el capitán de corbeta Johannes Lemmer.

El crucero ligero británico Calliope es botado.

El submarino británico G-8 es botado.

Reunión de reyes escandinavos (Haakon VII de Noruega, Gustavo V de Suecia y Christian X de Dinamarca) en Malmö. (Suecia). Intentan llegar a un acuerdo para proteger sus intereses durante la guerra.

Tomás Masaryk deja Praga para exiliarse en Roma.

Saludos
estebanj

Re: La Gran Guerra día a día

Publicado: 21 Sep 2020 02:53
por estebanj
19 de diciembre de 1.914.

Aviadores aliados bombardean cobertizos de dirigibles alemanes en Bruselas.

En el Somme, los franceses rechazan un ataque alemán cerca de Lihons.

En Argonne el Tercer Ejército francés tiene 12.216 bajas para un ínfimo avance.

Los británicos emprenden otro ataque en Flandes, con el Cuerpo indio, que mantiene la línea entre Cuinchy, al sur del canal La Bassée-Bethune al norte, hasta una posición justo al oeste del pueblo de Neuve Chapelle. Los ataques comienzan a las 4:30 a. m. Se logran éxitos iniciales y la Brigada Sirhind de la División de Lahore ocupa dos líneas de trincheras alemanas. Sin embargo, estos éxitos no se pueden mantener, ya que las unidades que han avanzado se encuentran intentando mantener pequeñas salientes en las líneas alemanas, lo que permite al enemigo contraatacar desde tres direcciones. Al caer la noche, se han devuelto todas las ganancias del día.

El 8º Ejército francés detiene sus ataques.

Contraataque alemán en Givenchy y Festubert. (Francia).

El gobierno francés informa a las tres de la tarde:”…En Bélgica, durante el día 18, hemos organizado el terreno conquistado el día anterior al sur de Dixmude, y llevado nuestro frente al sur de Kortcher. Nuestro avance al sur de Ypres ha continuado en un terreno pantanoso y muy difícil. Entre el Lys y el Oise hemos progresado más de un kilómetro, en la región de Nuestra Señora de la Consolación (al Sur de La Bassée). Durante las dos últimas jornadas hemos igualmente progresado en la dirección de Garancy a Saint-Laurent y Blangy. Durante las dos últimas jornadas hemos igualmente progresado en la dirección de Garancy a Saint-Laurent y Blangy. A pesar de los violentísimos contraataques alemanes, todas las posiciones tomadas el 17 han sido conservadas. En la región de Alberts, en la noche del 17 al 18 y durante el día del 18, hemos avanzado, bajo un violento fuego del enemigo, hasta las alambradas de la segunda línea de las trincheras de los alemanes. Al norte de Maricourt hemos debido abandonar una trinchera, tomada el día anterior, incendiada por el enemigo con granadas de mano. En cambio, algunas trincheras alemanas han sido tomadas en la región de Mamotz y en la de Lihons, donde tres violentos contraataques alemanes han sido rechazados. En la región del Aisne sólo hubo duelos de artillería. En Champagne, la artillería enemiga ha manifestado mayor actividad que durante los días anteriores. En Argonne, en el bosque de La Gruerie, hemos hecho saltar una batería de los alemanes. Cerca de Saint-Hubert, el enemigo, por un ataque muy vivo, ha realizado un pequeño avance. Se ha confirmado que desde los altos del Mosa nuestro tiro, regulado por los aviones, ha aniquilado dos baterías pesadas y causado graves desperfectos a una tercera. Desde el Mosa a los Vosgos, nada que señalar…”.

El Gobierno francés informa durante la noche:”…En Bélgica, en la región de Steenebeek, un ataque del enemigo ha sido rechazado y hemos hecho sensibles progresos en las proximidades de Korteker. Las tropas británicas han perdido del lado de Neuve Chapelie algunas de las trincheras conquistadas ayer, en tanto que el Cuerpo indio ha progresado algunos centenares de metros hacia Richebourg l’Avoué. El enemigo ha mostrado actividad hacia Thietpz y hacia Lihons. En esto último punto, la fuerza enemiga ha sido sorprendida en columna y completamente destruida. Del Oise a los Vosgos, ningún incidente que señalar…”.

Un soldado alemán escribe en su diario:"…La visión de las trincheras y la rabia, por no hablar de la bestialidad de nuestros hombres, que mataban a golpes a los británicos heridos, me afectaron tanto que, durante todo el día, no fui capaz de hacer nada…".

Cerca de Givenchy, durante un ataque nocturno, el teniente escocés William Bruce está al mando de un pequeño grupo que captura una de las trincheras enemigas. A pesar de estar gravemente herido en el cuello, Bruce sube y baja por la trinchera, animando a sus hombres a resistir varios contraataques durante algunas horas hasta que muere. El ejemplo y aliento del teniente Bruce, hasta su muerte, hace que sus hombres puedan aguantar los ataques. Al atardecer, finalmente, la trinchera es capturada por el enemigo. Al teniente William Bruce se le otorga la Victoria Cross.

En Rouges Blancs, Francia, el soldado escocés James MacKenzie rescata a un hombre gravemente herido en frente de las trincheras alemanas bajo un fuego muy intenso y después de que un grupo de camilleros se viera obligado a abandonar el intento. El soldado MacKenzie muere más tarde ese día mientras intenta llevar a cabo un acto similar. Se le otorga la Victoria Cross.

En Neuve Chapelle, Francia, el teniente inglés Philip Neame, frente a un fuego muy intenso, enfrenta a los alemanes...matando e hiriendo a varios de ellos. Frena el avance enemigo durante tres cuartos de hora y rescata a todos los heridos a los que era posible trasladar. Se le otorga la Victoria Cross.

Un ataque de la 11º Brigada (Infantería Ligera de Somerset, Regimiento de Hampshire y Brigada de Fusileros) al este de Ploegsteert Wood falla con gran cantidad de bajas, muchas de las cuales son causadas por la artillería pesada británica que dispara cerca de los objetivos de la tropa.

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"…A la mañana siguiente nos quitamos la ropa mojada, nos lavamos bien, nos quitamos el barro de las chaquetas, abrigos, puños, limpiamos los rifles, abrimos paquetes de casa y comimos bien. (Las cartas y los pequeños paquetes se entregan en las trincheras cuando es posible). Cuando estábamos en medio de estas empresas los alemanes bombardearon los alojamientos ocupados por la Compañía "A", cayendo un obús en medio del lugar en el que se realizaba una inspección de rifles, matando a tres o cuatro e hiriendo a otros. No es solo en las trincheras donde hay peligro, sino en cualquier lugar cerca de la línea de fuego, y uno nunca está seguro de su vida desde el momento en que va por primera vez a las trincheras, hasta que se va a un descanso real, que en nuestro caso no fue así…".

En el The Saturday Evening Post, la corresponsal del diario Corra Harris, escribe:"... Cuando llegaron los alemanes...Los periodistas en Francia suplicaron, negociaron y exigieron permiso para viajar hacia la guerra. Algunos incluso obtuvieron pases de oficiales militares de alto rango en París. Pero solo pudieron viajar unas pocas millas hacia los combates antes de ser detenidos en un puesto de control militar. Pero la corresponsal del Post, Corra Harris, encontró una manera de sortear los obstáculos. Había escuchado que los trenes salían de París todos los días, llevando a los aldeanos de regreso a sus hogares. Una mañana temprano, antes del amanecer, se unió a una gran multitud de mujeres en la estación de tren Gare du Nord y subió a un tren local para la ciudad de Senlis. Nadie la detuvo, ni siquiera le pidió ver sus papeles. El tren salió lentamente de la ciudad y atravesó el campo, sin alcanzar nunca una velocidad más rápida que la de un caballo al trote. Después de dos horas y media, había viajado solo 30 millas. Pero por fin llegó a su destino. No debería haber sabido que estábamos en Senlis si no hubiera escuchado el nombre, y no hubiera visto a las mujeres bajar de los vagones y mirar a su alrededor con lágrimas corriendo por sus rostros. Estos eran algunos de los refugiados de Senlis que habían huido cuando llegaron los alemanes. Recién regresaban a casa. Todos vestían ropa negra, y muchos de ellos llevaban cositas hogareñas en la mano, que habían agarrado en el último momento dos meses antes. Una anciana tenía una maceta con un lirio creciendo en ella. Otra tenía una canasta con un juego de tazas y platillos de porcelana china agrietados que traqueteaban mientras caminaba. Esa muchedumbre silenciosa de 50 mujeres desfiló por las ruinas de la estación de tren. Solo quedaron las paredes. El techo y todos los tabiques yacían en su interior en una masa de metal fundido, piedras y mortero en polvo. Al otro lado de la estación, había tres taxis esperando, pero estas personas eran demasiado pobres para viajar. Los taxis se marcharon vacíos, tirados por caballos...La calle principal de la ciudad… ya no era una calle, solo un montón largo y estrecho de ruinas entre los muros caídos de las casas hasta donde alcanzaba la vista. Las mujeres miraron a su alrededor. Estaban confundidas. Ni siquiera sabían dónde habían vivido. No puedes reconocer tu casa por las paredes ennegrecidas en medio de otras cien paredes como ellas, como tampoco puedes reconocer a un hombre por su esqueleto. Mientras nos abríamos paso entre las piedras y la basura, una mujer cerca de mí vio una cortina de encaje rasgada que entraba y salía por el hueco de una ventana en una de las paredes que aún estaba en pie. Ella dio un grito. Había reconocido su hogar por ese trapo chamuscado de encaje hecho jirones. Ahora no quedaba nada más que eso... El techo había desaparecido, todos los tabiques interiores, todas las cosas queridas que había apreciado. La dejé contemplando la espantosa cortina como si hubiera visto un fantasma. No todos los aldeanos se habían ido de Senlis. Una mujer que se había quedado le contó a Harris cómo ella y su familia escaparon milagrosamente de morir quemados. En el café donde almorcé, la mesera con cara de manzana se mostró muy comunicativa:"Cuando llegaron los alemanes, corrimos al sótano. Mojaron la casa en aceite y luego le prendieron fuego. Estábamos en el sótano". ¿Cuántos de ustedes?, Pregunté. “'Tantos", exclamó, contando con los dedos. "Veintiocho de ellos niños. Estábamos muy quietos. No pudimos salir. De repente, vimos la cabeza de un prusiano atravesar el orificio de ventilación. Estaba escuchando, pero no emitimos ningún sonido. No, los niños no lloraron. Estaban tan asustados que se fueron a dormir ". ¿Con la casa ardiendo sobre sus cabezas? pregunté. "'Pero no; la Santísima Virgen no la dejó arder. Ese aceite, se cambió a agua ". ¿Cuánto tiempo estuviste ahí? "Desde las 2 de la tarde hasta las 5 de la mañana siguiente. Hacía mucho calor y no teníamos agua, ni comida, pero los niños no lloraban. Al día siguiente, los alemanes regresaron y prendieron fuego a la casa nuevamente; pero habíamos escapado, así que se quemó ", agregó simplemente…".

Mary Alsop King Waddington, americana casada con el francés William Henry Waddington ―primer ministro de Francia en 1879 y embajador en Gran Bretaña entre 1883 y 1893― escribe en su diario, en Mareuil:"…Ha sido de nuevo un día hermoso, el sol brillando por todas las ventanas... Todavía estamos lo suficientemente cómodos en nuestro rincón, y supongo que deberíamos estar agradecidos...Tuvimos gente toda la mañana pidiendo ropa y con un aspecto, debo decir, completamente miserable, medios muertos de hambre y congelados. Nuestro pueblo no era tan perfectamente miserable, pero algunos de los refugiados de los alrededores de Soissons y Reims estaban en un estado lamentable, cansados, con frío y aterrorizados. Habían sido expulsados ​​de sus pueblos, sus cabañas quemadas, todos los ancianos, abuelos y abuelas, abandonados probablemente para morir al borde del camino. Incluso en nuestro pueblo, algunas personas nunca han regresado. Nadie sabe qué ha sido de ellas. Los niños tenían una mirada asustada en sus ojos, lo cual fue desgarrador de ver. Las madres no se quejaron; estaban muy agradecidas por todo lo que les dimos, pero todos tenían una expresión desesperada en sus rostros, una aceptación tranquila y medio aturdida de la ruina que se había apoderado de ellos. Desayunamos temprano y partimos hacia La Ferté antes de las 10 en punto…en un carro con lona de la frutería, muy primitivo, sin resortes, muy duro y con asientos muy estrechos...La lona era tan baja que Charlotte tuvo que quitarse el sombrero... El camino se veía exactamente igual que cuando estuve aquí la última vez: no pasaban nada más que autos militares, algunos oficiales a caballo...Había mucho movimiento en La Ferté, soldados, cañones y carros de municiones por todas partes. Primero fuimos a ver al abad. Él no estaba en casa, pero le dijimos a su hermana...que le avisara que esperábamos que viniera a almorzar con nosotros el lunes. Luego fuimos al Hötel-Dieu y dejamos un buen paquete de ropa y lana a las hermanas. La vieja madre superiora, que ha estado allí durante cuarenta años, se alegró mucho de vernos y decirle a los niños que recordaba a su padre cuando era un bebé con ropas largas. Ella les dio una mochila alemana que estaban encantados de tener, ya que están haciendo una colección de todo el material de guerra alemán que pueden encontrar para hacer un museo de guerra. El regreso a casa fue desagradable; tranquilidad natural, ni un sonido, no hay niños jugando en la carretera. El cura vino a cenar con una lista suplementaria y trabajamos duro toda la noche. No fue fácil clasificar y marcar todas las prendas. Los chicos ayudaron al principio, sentados en el suelo entre los montones de mantas, enrollándolas y prendiéndoles carteles hasta que se durmieron…".

El diario escocés Glasgow Daily Record publica:"…Reclutamiento lento en Glasgow. Llamamiento dramático desde las trincheras. No se puede decir que el reclutamiento en Glasgow sea rápido, aunque ayer se informó de una ligera mejora. En la Oficina de Reclutamiento del Ejército, Gallowgate, se alistaron 59 hombres, en comparación con 76 el viernes de la semana pasada. Ayer, solo media docena de reclutas se presentaron para unirse al Batallón de Deportistas. El capitán Westhead, que está a cargo del reclutamiento de este batallón, se expresa abiertamente decepcionado por el resultado de esta segunda visita a Glasgow. Solo ha inscrito a 19 reclutas desde que reabrió su oficina en el Hotel Central Station el lunes. La oficina estará abierta hoy, pero cerrará definitivamente a las 6 p.m. “La queja del 'Daily Record'”, afirmó, “de que el reclutamiento, en general, no es tan rápido como lo exigen las necesidades de la situación, se ve confirmada por mi experiencia esta semana. Probablemente hay muchos hombres elegibles que piensan en esta temporada de descanso y vacaciones. ¿Qué pasa con los hombres en las trincheras? ¿Habrá vacaciones allí?... Aquí hay un extracto de una carta escrita por un soladado directo desde las trincheras: “Estamos sentados al borde de trincheras a prueba de bombas. Todos los oficiales de nuestra compañía están heridos o muertos. Si hay un hombre escondiéndose para preservarse algunos años de vida, que nos imagine enterrando a nuestros muertos y apretando los dientes mientras nos enfrentamos a fuego de ametralladoras en abundancia, innumerables rifles y cientos de proyectiles. ¡Y aún nos mantenemos firmes! ¡Queremos que los hombres llenen los huecos! Queremos que los hombres alivien a los hombres, hombres que necesitan afeitarse y ponerse en marcha de nuevo. Y hago este llamamiento porque estoy con los que luchan más ferozmente en los flancos alemanes ”…".

Gran Bretaña declara la adhesión al Tratado franco-árabe de 1912.

El escritor francés Maurice Barrès, escribe en L'Écho de París:"…Ya no se permite que haya pacifistas…Ojos alerta ciudadanos, y que nadie venga a los pasillos a traernos idea sobre una mejor conducción de la guerra o un más rápido arreglo de la paz; ¡que nadie nos traiga un eco pacifista de las mentirosas insinuaciones de Alemania!…".

El monitor Bodrog, de la Flotilla austríaca del Danubio, escolta a varios remolques desde Kevevara hasta Zemun.

Se anuncia oficialmente desde Viena:"...Nuestras fuerzas que avanzaban sobre la línea Krosno-Zakliczyn se encontraron ayer con una fuerte resistencia. En el bajo Dunajec también se libran feroces combates: la retaguardia rusa, que resistió tenazmente en la orilla occidental del río, ha sido expulsada casi por completo. Hubo batallas de persecución en el sur de Polonia. El enemigo fue invariablemente rechazado. Nuestra caballería, que entró en Jedraejow (Andrejew) ayer por la tarde, llegó al Nida. Más al norte, las tropas aliadas cruzaron la Pilica. En los Cárpatos no pasó nada, salvo pequeñas escaramuzas que fueron resueltas favorablemente por nuestras armas. Después de completar su tarea, las tropas de Przemysl regresaron a la fortaleza, sin ser molestadas por el enemigo, llevándose a varios cientos de prisioneros con ellos…".

Desde Viena se informa oficialmente:”…En la orilla izquierda del Vístula hay calma casi completa, habiendo sido rechazados los alemanes en casi todos los ataques. A consecuencia de movimientos del enemigo en dirección a Bzura y por el refuerzo que han recibido los austríacos en los Cárpatos, hemos tenido que modificar el despliegue de algunos de nuestros ejércitos. Ayer dificultamos la defensa enemiga en la Galitzia occidental, haciendo, con éxito feliz, algunos ataques en el frente de Janok á Lysko, donde tomamos unos mil prisioneros y cañones y ametralladoras…”.

En Polonia, el general alemán Remus von Woyrsch y sus tropas están ocupados en duros combates en Lososina y el río Tsarna.

En Galitzia, el Decimoprimer Ejército ruso rechaza un desesperado intento de los sitiados de salir de la guarnición de Przemysl.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...Ayer tuvieron lugar una serie de ataques enemigos en el oeste. La lucha continúa cerca de Nieuport, Bixschoote y al norte de La Bassée. West Lens, East Albert y West Noyon, los ataques fueron rechazados. Un ataque de la caballería rusa al oeste de Pillkallen fue rechazado en la frontera con Prusia Oriental. La persecución continuó en Polonia…".

Falkenhayn y Conrad se reúnen en la estación de tren de Oppeln para discutir la estrategia en el frente oriental. El jefe de Estado Mayor alemán sigue creyendo que una victoria decisiva en Oriente es imposible porque el ejército ruso siempre podrá retirarse al interior del país. Por lo tanto, el plan de Falkenhayn es avanzar hasta el río Vístula para asegurar una posición defensiva fuerte en Polonia, lo que permitiría el redespliegue de fuerzas significativas en el frente occidental para una operación decisiva contra los franceses en febrero. Conrad no está de acuerdo, en razón de que todavía sostiene que una maniobra de envolvimiento masivo, con las pinzas originarias de Prusia Oriental y Galicia, puede rodear y aniquilar al ejército ruso. Esto sacaría a Rusia de la guerra y llevaría a la victoria a los Balcanes y Occidente. Los dos generales se van sin haber acordado nada.

Alemania levanta la prohibición del idioma polaco y otorga contratos militares a empresas de propiedad polaca con el fin de ganarse su apoyo.

El Estado Mayor ruso informa desde San Petersburgo:"...En la margen izquierda del Vístula, casi en todo el frente, en lugar de los ataques que el enemigo había llevado a cabo durante varios días -todos rechazados- ha habido un silencio casi total. En vista del continuo refuerzo de las tropas austro-húngaras de los Cárpatos, tuvimos en consecuencia que reorganizar ciertos ejércitos. Ayer detuvimos la ofensiva enemiga en el oeste de Galicia. En el frente Sanok-Lisko podemos ver operaciones ofensivas exitosas, tomando 300 prisioneros y varios cañones y piezas de artillería de fuego rápido…".

El Gobierno ruso informa desde San Petersburgo:”…El intento del enemigo de pasar la orilla del Vístula, cerca de Dobrzin, fue rechazado. Los alemanes tuvieron que evacuar rápidamente la isla del río que ocupaban. Los rusos se han apoderado de sus pontones. En el Bzura han rechazado los rusos varios ataques del enemigo. En Galitzia occidental, en la orilla izquierda del Dunaietz, hicieron los rusos en la noche del 17 al 18 del corriente mil prisioneros a una división alemana. Una gran parte de la guarnición de Przemysl trata de abrirse camino hacia Bireza. Los rusos que se encuentran ante estas fuerzas combaten en condiciones favorables…”.

El zar visita un hospital monasterio en Voronezh. (Rusia).

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe:"…Hoy es la fiesta patronímica del emperador. Se celebra un servicio de acción de gracias en Nuestra Señora de Kazán…Al finalizar la ceremonia…tras una columna lo abordo (al presidente del Consejo Goremykin) por el insuficiente concurso militar que Rusia aporta al esfuerzo común. Buchanan y Sazonov, que me oyen, se mezclan en la conversación…Goremykin ensaya defender a Sukhomlinov:−¡Pero en Francia y en Inglaterra también se hallan escasos de municiones! Y sin embargo, ¡cuánto más rica que la nuestra a su industria, cuánto más perfeccionado su plantel mecánico1Además, ¿podía preverse acaso semejante dilapidación de municiones? Le observo: −Yo…le reprocho (al general Sukhomlinov) el no haber hecho nada para conjurar la crisis actual desde hace tres meses que se la señalé, de parte del general Joffré…Goremykin protesta por forma, con palabras evasivas y ademanes indolentes. Buchanan me apoya enérgicamente. Sazonov consiente con su mutismo. Extraña esta discusión entre aliados en la iglesia donde el mariscal de campo príncipe Kutusov vino a rezar antes de partir a la guerra de 1812, a dos pasos de su tumba y ante los trofeos abandonados por los franceses durante la retirada de Rusia…".

Enver Pashá destituye al comandante del III Ejército y se nombra a sí mismo como el reemplazo. Tiene la intención de lanzar los tres cuerpos del III Ejército en una invasión a través de la frontera rusa hacia Sarikamish y Kars, obteniendo una victoria decisiva que demostrará la continua vitalidad del Imperio otomano y unirá a todos los pueblos turcos bajo su estandarte.

En Armenia cae la primer nevada.

El rey de Gran Bretaña dirige al nuevo Sultán el siguiente mensaje:"...Al elevaros a tan algo cargo quiero exponer a V. A . el sentimiento de mi más sincera amistad y la seguridad de mi ayuda para guardar la integridad de Egipto y su futura seguridad y prosperidad. Vuestra Alteza ha sido nombrado para el cargo que ocupa en un momento crítico para Egipto. Tengo la confianza de que, ayudado por vuestros ministros y la protección de la Gran Bretaña, V. A. sabrá vencer todo obstáculo que se oponga a la independencia de Egipto o a la libertad y felicidad de sus habitantes…".

El ex-jedive egipcio, Abbas Hilmi, destituido por Gran Bretaña, publica desde Constantinopla una proclama para sus súbditos:"... ¡A los egipcios y sudaneses! ¡Mis queridos hijos! Una potencia extranjera ha estado ocupando nuestro leal y amado país durante 32 años. Por fin ha llegado la hora de la liberación, tan ansiosamente esperada. Según las repetidas declaraciones del Gobierno inglés y las solemnes promesas de sus principales representantes, la ocupación sería sólo temporal; también debería apuntar a la fortificación del trono del Jedive. El gobierno británico no solo olvida sus promesas de evacuar el país, sino que interfiere ilegalmente en los asuntos administrativos y políticos al derrochar las finanzas del país en las administraciones públicas, desconociendo nuestros derechos soberanos sobre Sudán. Hijos del país reemplazados por ingleses, la independencia de los jueces en peligro por la promulgación de leyes que impiden la libertad de la persona y de pensamiento, de escritura, expresión y reunión al oponerse a nuestros deseos y los vuestros, a los los beneficios de la enseñanza y a difundir la educación impidiendo finalmente el establecimiento de un régimen constitucional compatible con las exigencias del progreso. Como resultado de la declaración de guerra entre las grandes potencias, el Gobierno inglés creyó que podía prohibirnos regresar a Egipto, la sede de nuestro poder, pidiéndonos que saliéramos de Constantinopla y nos fuéramos a Italia. Hemos rechazado enfáticamente esa propuesta, al ver el ataque más duro que ha hecho Inglaterra contra los derechos del jedivato...Dado que el deseo de Su Majestad el Califa y su gobierno es llevar a la felicidad de los habitantes de Egipto y Sudán, el gobernante de los creyentes ha decidido enviar un ejército otomano lo suficientemente poderoso a Egipto para llevar la situación como estaba antes de 1882….Confiados en el éxito, gracias a la ayuda de la Divina Providencia, nosotros, Jedive de Egipto y Soberano de Sudán, proclamamos ahora la concesión de una constitución que establecerá todos los derechos políticos de la nación. También proclamamos la derogación de las leyes restrictivas de la libertad, la reintroducción de las garantías para la independencia del poder judicial y la amnistía para todos los delitos políticos. También proclamamos nuestra voluntad de desarrollar la educación pública, llevar al país por el camino del progreso moral y material y, finalmente, tomar todas las medidas que puedan garantizar la seguridad y la felicidad de todos los habitantes de Egipto y Sudán.
¡Egipcios y sudaneses! Mis queridos hijos. La oportunidad es buena, aprovechémosla. Su lema debe ser la liberación de Egipto y el respeto por la gente y la propiedad de los extranjeros. El único enemigo que tenemos es el ejército de ocupación y todos los que brindan ayuda y asistencia. Que el Altísimo realice Nuestros deseos basados ​​en el derecho, la justicia y la libertad…".

En el diario italiano Giornale d'Italia se escribe:"...Gran Bretaña llevaba unos meses preparando este evento (en Egipto), que regula legalmente una situación que de hecho ha existido. La situación actual se ha producido sin disturbios, como todo lo que hace Inglaterra, en silencio, pulcramente y sin molestar. Nadie puede sorprenderse de la declaración de un protectorado sobre Egipto por parte de Gran Bretaña….".

Sudáfrica: el capitán Fourie y el teniente Fourie son condenados por alta traición.

El secretario del Almirantazgo británico anuncia que no se perdió barco de guerra alguno de ningún tipo en las operaciones recientes. "Todas las declaraciones alemanas en sentido contrario son falsas.".

La Gran Flota retorna a Scapa Flow. Los cruceros a Cromarty.

El submarino francés Archimède, bajo el comando del teniente de navío Emile Francois Marc Deville, arriba a Yarmouth, Inglaterra.

El submarino francés Saphir, cuyo comandante es el teniente Henri Fournier, está en Malta donde le instalan las guardas que lo defenderán de las minas.

A la madrugada, el submarino francés Curie, comandado por el teniente primero John O'Byrne, dirigiéndose a Pola, se cruza con un destructor austríaco que lo obliga a sumergirse. Durante el día reconoce las defensas de la entrada en Pola y los métodos de vigilancia de los buques que la defendían.

El crucero de batalla británico Inflexible, que está buscando al crucero ligero alemán Dresden a lo largo de la costa chilena, es llamado a Gran Bretaña.

El pesquero británico Orianda choca contra una mina y se hunde en el Mar del Norte, cerca de Scarborough, Yorkshire, Inglaterra.

El buque de carga británico Tritonia choca contra una mina y se hunde en el Océano Atlántico a 41 km. al noroeste de la isla de Tory, condado de Donegal, Irlanda.

En Australia es botado el destructor Huon.

El Gobierno italiano publica un decreto autorizando la emisión de un préstamo interno de mil millones de liras en bonos que serán reembolsados ​​en 25 años a partir del 1 de enero de 1915.

El primer ministro italiano Salandra, expresa su esperanza de que 1915 sea un espejo de 1815, cuando las guerras napoleónicas terminaron y llegó la paz a Europa.

Estados Unidos se niega a protestar por el bombardeo de ciudades británicas por buques de guerra alemanes, su pretensión es permanecer al margen de los asuntos europeos.

El líder nacionalista de izquierda irlandés, James Connolly, escribe en el Irish Worker:"..."El conde de Halsbury dijo que, en deferencia a los deseos del Gobierno, no insistiría en sus objeciones, pero pensó que la propuesta de este proyecto de ley era la cosa más inconstitucional que jamás había sucedido. La frase anterior es de un informe de un debate en la Cámara de los Lores sobre la Ley de Consolidación de la Defensa del Reino, el viernes 27 de noviembre. Esta preciosa ley otorga a las autoridades militares el poder de arrestar a civiles y juzgarlos por un tribunal de justicia, deja de lado todas las garantías ordinarias de la libertad civil y faculta a estos tribunales de guerra para imponer la pena de muerte o cualquier pena menor. En otras palabras, y en un lenguaje más claro, establece la Ley Marcial como la ley del país y coloca la vida y las libertades de todos en el poder de un ejército que no está acostumbrado a las restricciones de los tribunales de justicia civilizados e ignora las leyes de la evidencia. Un gobierno alemán, francés, italiano o austriaco habría buscado abierta y honorablemente alcanzar esos fines mediante una declaración de la Ley Marcial; la banda de asesinos hipócritas y cobardes que controlan el Gobierno del Imperio Británico busca lograr los mismos objetivos mediante la destrucción clandestina y traidora de las libertades civiles mientras profesa el deseo de salvaguardarlas y protegerlas. Esto no es más que una culminación adecuada de toda la diplomacia antidemocrática que odia la libertad y que provocó esta guerra, y ahora busca destruir toda agencia que ayude a desenmascarar su dañina conspiración contra la humanidad, o decir la verdad sobre los terrores que la acompañan. Como resultado de esta ley, ya no hay libertad en Irlanda: la libertad de expresión, la libertad de asociación, la libertad de prensa, la libertad del sujeto han desaparecido. Un hombre o una mujer ya no puede exigir ser juzgados por sus iguales en una sala de tribunal abierta, ante los ojos y el oído de sus iguales. En cualquier momento, cualquier hombre o mujer puede ser arrestado, de día o de noche, y arrastrado en secreto, para ser juzgado en secreto y condenado y asesinado en secreto por los sicarios del Imperio Británico. Sí, no hay ruptura en la continuidad de los métodos del dominio imperial británico en Irlanda. El Castillo de Dublín es siempre el Castillo de Dublín, el mismo en todo momento, repugnante, mentiroso, hipócrita, asesino. Por supuesto, tenemos la palabra de este Gobierno de que no se ejecutarán sentencias de muerte hasta que se reúna el Parlamento y, por supuesto, todos sabemos lo que vale la palabra del Gobierno. Bélgica lo sabe ahora, sabe que este Gobierno prometió su honor de mantener la neutralidad belga, y luego maniobró para salir de una Bélgica comprometida irrevocablemente a hundirse o andar con un bando en esta lucha en la que se suponía que debía permanecer neutral. Irlanda lo sabe, sabe que el gobierno liberal prometió su palabra de dar autonomía a toda Irlanda y luego le prometió a Carson no forzar la autonomía, se comprometió a colocar un representante del Partido Laborista en la Comisión de Investigación de la policía de Dublín, pero luego rompió deliberadamente su palabra solemne y no nombró a tales representantes; prometió su palabra de nombrar una comisión de investigación independiente sobre la masacre de Bachelor's Walk y, sin embargo, declaró en el Parlamento de antemano que dicha comisión exoneraría a los asesinos uniformados de ciudadanos pacíficos. ¡Sí, Irlanda conoce el valor de una promesa del gobierno, como lo sabían nuestros padres en el pasado! Pero tengamos cuidado con los 'señores, los asesinos'. Hoy en día en Irlanda hay muchas decenas de miles de hombres serios que no están comprometidos con el Imperio Británico ni con la causa de la revolución. En su mayor parte, se trata de hombres que, cansados ​​del caos de la política irlandesa, se adhirieron a regañadientes al intento parlamentario de asegurar alguna forma de autonomía como expresión legal organizada de la nacionalidad irlandesa. La lealtad al partido al que se le ha confiado esa tarea ha mantenido a estos hombres en silencio e inactivos incluso mientras ese partido traicionaba su confianza y mancillaba sus ideales. Siempre persistió la esperanza de que eventualmente llegaría la autonomía, y luego estos traidores serían castigados por un pueblo indignado. Pero si el Gobierno británico se quita una vez más la máscara del constitucionalismo y lanza sus armas de represión contra quienes se atreven a diferenciarse de él, si una vez más pone en movimiento sus cárceles, su corte marcial... entonces el último lazo que une a esos hombres de la pandilla oficial del Home Rule se romperán. Ese día veremos una vez más a los mejores y más brillantes de Irlanda alineándose definitivamente del lado de la revolución, dándose cuenta de que la libertad y el Imperio Británico no pueden coexistir en este país. La máscara constitucional, el simulacro de la libertad civil, todavía paraliza las actividades y sostiene la mano de muchos verdaderos patriotas irlandeses, ya que la presumida libertad de contratación del sistema salarial aún oculta a muchos trabajadores la realidad de su esclavitud. Pero una vez que dejemos que el Gobierno se quite esa máscara, o abandone esa representación de libertad civil, el resultado será una resurrección del espíritu revolucionario irlandés como no se había visto en generaciones. ¡Una resurrección! Sí, de la tumba del primer hombre o mujer irlandesa asesinado por protestar contra la participación de Irlanda en esta guerra tres veces maldita, surgirá de nuevo el espíritu de la revolución irlandesa.“Las tumbas de los asesinados por la libertad son semilla para la libertad, que los vientos llevan lejos y vuelven a sembrar "...¡nuestras cartas están todas sobre la mesa! Si nos dejas en libertad, mataremos a tu reclutamiento, salvaremos a nuestros pobres muchachos de tu matadero y destruiremos tus esperanzas del Imperio. Si nos atacas, encarcelas o matas fuera de nuestras prisiones o tumbas, aún evocaremos el espíritu que lo frustrará y, tal vez, levantaremos una fuerza que lo destruirá...El que estas sentencias de muerte contra los prisioneros irlandeses de estos nuevos tribunales marciales se ejecute o no dependerá, no del honor prometido o de las solemnes garantías de los ministros del gabinete ya desacreditados incluso en su propio país, ni de ninguna acción de los degenerados miembros irlandeses del Parlamento que se quedaron quietos y ayudaron a destruir los derechos constitucionales de los que tanto hablan; ni tampoco de los laboristas británicos que, como todos los apóstatas, están más dispuestos a apuñalar y destruir a todos aquellos que se mantienen fieles a ese ideal de libertad democrática que han abandonado y deshonrado. No, la cuestión de la vida o la muerte dependerá únicamente del temperamento de la gente de Irlanda. Si permanecen mudos, sin nervios, faltos de intrepidez, temblando demasiado silenciosamente con la correa que les pusieron los apóstoles de la 'precaución y la moderación', entonces el golpe caerá con creciente severidad y ferocidad, el arresto seguirá al arresto, el golpe seguirá al golpe y las sentencias aumentarán en salvajismo en proporción exacta a la mansedumbre del pueblo irlandés, hasta que por fin la pena de muerte golpeará una vez más a aquellos que encarnan al pueblo rebelde de la raza irlandesa. Oh, todo está bien planeado. ¡Sus padres en el infierno no podrían haberlo planeado mejor!…".

La condesa española, Emilia de Pardo Bazán, junto con otras señoras envía un mensaje a “…Carmen Silva , entre los poetas. A S.M. la reina de Rumania, entre las soberanas de Europa. Musa y señora veneradísima: En hora trágica, y ante el sufrimiento de tantas otras mujeres, acudimos a ti las españolas, y te rogamos que, poniéndote a nuestro lado, juntando a los nuestros tu corazón enternecido, implores de los jefes de pueblos que dirigen los combates, una tregua bien corta; el día y la noche en que nació en carne mortal Jesús, que amó a los hombres hasta morir. Tal vez, señora, sea esta tregua como fulgor misterioso que anuncia el alba de la ansiada paz. Desde luego es nuestro cristianismo, nuestra solidaridad humana flotando sobre el vaho de la sangre vertida. Acaso, señora, en noche tal, si Jesús desciende a la tierra, bendecirá la tregua que por un instante hace hermanos a los enemigos, aun cuando, transcurridas las veinticuatro horas, se lance otra vez la necesidad vestida de hierro. Tu bella alma de poeta, llena de claridad, susurro de abejas y miel de flores, está preparada a la santa obra de piedad y amor. Depositamos a tus reales pies nuestra súplica y con ella el rendido homenaje de esta tierra donde buscaste tu dulce seudónimo literario. Ave, Reina…”.

Saludos
estebanj

Re: La Gran Guerra día a día

Publicado: 08 Oct 2020 03:00
por estebanj
20 de diciembre de 1.914.

El Princess Patricia's Canadian Light Infantry (PPCLI) se embarca en Southampton hacia El Havre.

El Regimiento canadiense de Terranova es llevado a Fort George, Escocia.

Las tropas alemanas abandonan la ciudad belga de Diksmuide ante el avance aliado.

El general británico John French recibe un telegrama del Almirantazgo:"..."Estamos recibiendo solicitudes casi a diario de los franceses por apoyo naval en la costa belga. Lamentamos no poder cumplir. Los pequeños barcos por sí mismos no pueden hacer frente a las nuevas baterías costeras, y no se justifica exponer a los acorazados a peligros submarinos a menos que para apoyar un ataque terrestre de importancia primordial. Si se lleva a cabo tal ataque, todo el apoyo, comentado en mi Memorando enviado a usted a través del Secretario de Estado para la Guerra, por supuesto, será otorgado. Me alegraría si le explicara esto al general Foch, ya que es doloroso para los agentes interesados ​​hacer repetidas negativas …".

La batalla de Givenchy continúa. Fuertes contraataques alemanes contra las tropas indias.

La segunda ofensiva francesa empieza con un ataque en Champagne por parte del 4º Ejército, avanzando en un frente de unos doce kilómetros, a cuarenta kilómetros al este de Reims. La operación es llevada a cabo por cuatro cuerpos: de oeste a este, el 12º, el 17º, el 1º Colonial y el 2º. El 12º y el 17º Cuerpos emprenderán dos asaltos principales, el 1º Cuerpo Colonial lanzará asaltos de apoyo. La esperanza en el Cuartel General del 4º Ejército francés es que, al tener dos ataques principales, controlados cada uno por un comando de cuerpo separado, se duplicarán las posibilidades de éxito. En apoyo, los franceses cuentan con más de setecientas piezas de artillería de distintos calibres.

La operación en Champagne replica la operación en Artois, al dividir los ataques en fases para permitir una concentración suficiente de fuego de artillería. El objetivo es asegurar una brecha en la línea alemana, y para hacerlo, el plan es alimentar constantemente con nuevos soldados durante la batalla para mantener el impulso del ataque. Esta táctica busca romper la línea enemiga manteniendo una presión constante para desgastar al oponente, en lugar de abrumar al enemigo con una concentración masiva de infantería y artillería en un solo punto.

Los ataques se inician a las 9.30 horas. A pesar del fuerte bombardeo de artillería, la infantería que avanza encuentra las alambradas de púas del enemigo y las líneas de trincheras prácticamente intactas, esto permite asegurar solo pequeñas ganancias.

El Gobierno francés informa a las 5 de la tarde:”…Desde el mar hasta el Lys hemos ganado un poco de terreno al este de Nieuport y de San Jorge. Al este y sur de Ypres, donde el enemigo ha reforzado sus organizaciones defensivas, hemos librado combate de artillería, y nuestra progresión ha sido muy poca. Desde el Lys al Oise, las fuerzas aliadas se han apoderado de una parte de las trincheras de la primera línea de los alemanes, en el frente Richeburgo-Lavoue-Givenchy-La Bassée. Al sudeste de Albert, la trinchera que tomamos el día 17 cerca de Maricouri y que perdimos el 18, ha sido recuperada ayer. En la región de Lihons, los alemanes han atacado dos veces y muy violentamente para recuperar las trincheras que les tomamos el 18, pero siempre han sido rechazados, con grandes pérdidas. Del Oise al Argonne, la superioridad de nuestra artillería se ha manifestado por la interrupción del tiro del enemigo y por la destrucción de un depósito de ametralladoras y de puestos de observaciones, así como la dispersión de un núcleo importante de tropas. En Argonne, en el bosque de La Gruñe, hemos rechazado tres ataques: dos sobre Fontaine Madame y uno en Saint-Huberí. Entre el Argonne y los Vosgos, ningún incidente importante que señalar…" .

Un soldado francés escribe en su diario:"...La vida transcurre monótonamente todavía sin cartas. Todos estamos un poco furiosos con la administración. Los diarios anuncian las numerosas donaciones hechas por particulares y glorifican la organización del servicio postal. ¡Lo que veo es que no hemos recibido nada de nada!. Siempre será lo mismo…".

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"...nos entregaron ropa y botas nuevas y nos sentimos más cómodos de lo que nos habíamos sentido durante mucho tiempo. A las 4:00 p.m. nos llamaron para actuar como reserva en la línea de fuego y marchamos a un granero 50 yardas detrás de las trincheras del frente. Dormimos allí durante la noche, y nos fuimos a la mañana siguiente…".

El teniente general sir David Henderson es designado jefe del RFC debido a la insistencia de lord Kitchener.

John Fisher va a Walmer, Inglaterra y se entrevista con Asquith y Kitchener.

21 de 28 palomas mensajeras enviadas desde Cuartel General de la Fuerza Expedicionaria Británica a Bélgica -desde el 2 de noviembre- han regresado.

Un Jero/Farman F.23 bis, de la Fuerza Aérea belga, luego de haber hecho un aterrizaje de emergencia y mientras se descarga una bomba, explota y mata a cinco civiles y al piloto, el capitán François Dechamps.

El capitán Wilfred Picton-Warlow, del 6º escuadrón, desaparece en el Canal de la Mancha mientras volaba un Bleriot de Francia a Inglaterra.

El comandante de escuadrón J. W. Seddon y el líder mecánico RL Hartley, que se habían estrellado en el mar el 17 de diciembre y habían sido rescatados por el vapor noruego Orn, luego de estar internados en Holanda regresan a Inglaterra.

Kitchener duplica el plan de expansión del RFC llevándolo a 35 escuadrones.

Winston Churchill le envía una carta al alcalde de Scarborough:"…Mi querido señor Alcalde, le envío un mensaje de condolencia, no sólo por mi propia cuenta, sino también por la Marina, por las pérdidas que ha sufrido Scarborough. Lamentamos con ustedes los pacíficos habitantes que han sido asesinados o mutilados, en particular las mujeres y los niños. Admiramos la dignidad y fortaleza con las que Scarborough, Whitby y Hartlepools han enfrentado al ataque. Compartimos su decepción porque los malhechores escaparon impunes. Esperamos con paciencia la oportunidad que seguramente llegará. Pero visto en su aspecto más amplio, el incidente es uno de los más instructivos y alentadores que han ocurrido en la guerra. Nada prueba más claramente la eficacia de la presión naval británica que el furor de odio que se suscitó contra nosotros en los pechos del enemigo. Este odio ya ha traspasado las fronteras de la razón. Nubla su visión, oscurece sus consejos, convulsiona sus movimientos. Vemos una nación de militares calculadores lanzando el cálculo a los vientos; de estrategas que han perdido el sentido de la proporción; de intrigantes, que han dejado de sopesar la pérdida y la ganancia. Prácticamente toda la fuerza de cruceros rápidos de la Armada alemana, incluidos algunos grandes barcos vitales para su flota y absolutamente insustituibles, se ha arriesgado por el placer pasajero de matar a tantos ingleses como sea posible, independientemente de su sexo, edad o condición, en el tiempo más limitado disponible. A este acto de locura militar y política, fueron impulsados ​​por la violencia de sus sentimientos que no pudieron encontrar otro escape. Esto debería confirmarnos en nuestro camino. Su odio es la medida de su miedo. Su expresión sin sentido es la prueba de su impotencia y el sello de su deshonra. Cualquiera que sea la hazaña que la Armada alemana pueda realizar aquí, el estigma de los asesinos de bebés de Scarborough marcará a sus oficiales y hombres mientras los marineros naveguen por los mares…".

El hidroavión alemán FF29, de Zeebrugge, lanza 2 bombas en el puerto de Dover y otra bomba de 22 libras cerca del castillo de Dover.

Hay rumores en Gran Bretaña de que la infantería alemana está planeando cruzar el Canal en submarino e invadir las islas.

Sufragistas británicas escriben una Carta Abierta de Navidad dirigida a las mujeres de Alemania y Austria, en la que se hace referencia a los horrores de la guerra moderna y a la necesidad de la paz.

Los alemanes realizan ataques aéreos sobre Reims. (Francia).

El artillero alemán Herbert Sulzbach, escribe en su diario:"...Es domingo de oro, el último domingo antes de Nochebuena! Dios, ¡qué recuerdos de tiempos de paz! Sientes que la paz es algo que dejó de existir hace mucho tiempo y que la guerra es la situación permanente de la humanidad. Llegan los primeros paquetes navideños…".

El comandante alemán en Mulhouse publica una orden:"...Todos los carteles en francés e inglés deben desaparecer de las calles y lugares públicos en un plazo de diez días. Está prohibido utilizar sobres con membrete francés. También está prohibido utilizar formularios o impresos escritos en francés. Todos los negocios deben realizarse en alemán…".

Mary Alsop King Waddington, americana casada con el francés William Henry Waddington ―primer ministro de Francia en 1879 y embajador en Gran Bretaña entre 1883 y 1893― escribe en su diario:"…Hemos hecho nuestra distribución y creo que no sólo ha dado placer, sino que ha alentado a las
personas. Fuimos a la iglesia esta mañana y el cura anunció desde el púlpito que habría una distribución de ropa de abrigo en el castillo, a la que se invitó a todos los niños de Mareuil, también las niñas y los jóvenes que aún se encuentran en el pueblo. Esperaba que todos se reunieran en silencio y puntualmente en el patio, a las tres menos cuarto, directamente después de las vísperas. Limpiamos el comedor, sacamos todo, alfombras, sillas y mesas, luego abrimos las puertas plegables que daban al fumoir y pusimos una mesa al otro lado. Charlotte estaba en el fumoir detrás de la mesa. A un lado había un montón de ropa que Mme. G. le pasó... En el otro, dos cestos llenos de tortas y bombones que repartrá nuestra criada…".

Desde Viena se informa oficialmente:"...En los Cárpatos ayer, las tropas de avanzada enemigas fueron rechazadas al área de Latorcza. Las principales batallas se desarrollan al noreste del paso de Lubkower. Nuestro ataque en el frente de Krosno-Zakliczyn ganó espacio en todas partes. En Biallatale nuestras tropas avanzaron hacia Tuchow. Continúan los combates en el bajo Dunajec. Los rusos se han rendido recientemente a Galicia. En el sur de Polonia llegamos al Nida….".

El Estado Mayor austro-húngaro informa:"...Las fuerzas austro-húngaras que han avanzado más allá de la línea Krosno Zakliczyn han encontrado ayer una tenaz resistencia por parte del enemigo. También se lucha con tesón a orillas del río Dunajec inferior (afluente del Vístula). Contingentes rusos que habían opuesto una tenaz resistencia en la orilla occidental de dicho río se han retirado casi totalmente. En la Polonia del sur ha habido escaramuzas propias de los movimientos persecutorios; los rusos han sido vencidos en toda la línea. Más al norte, las tropas austro-alemanas han pasado el rio Pilica. La guarnición de Przemysl ha hecho otra salida, apresando a algunos centenares de rusos, y se reintegró a la plaza sin ser molestada por el enemigo…".

El III Ejército austrohúngaro quiere reunir entre ocho o nueve divisiones de infantería y cinco de caballería, con el objetivo de flanquear la totalidad de la posición enemiga en Galicia y llegar a Przemysl. Con ese fin Conrad ordena que se suspenda el avance sobre Tarnow. El IV Ejército y el ala oeste del III Ejército permanecen a la defensiva hasta que se reúnan las fuerzas destinadas al ala este.

El Gran Cuartel alemán informa:"...En el oeste, el enemigo detuvo sus infructuosos ataques en Nieuport y Bixschote. Los ataques en la zona de La Bassée, dirigidos tanto por franceses como por británicos, fueron rechazados con grandes pérdidas para el enemigo. 200 prisioneros (de color e ingleses) cayeron en nuestras manos. Alrededor de 600 británicos muertos están al lado de nuestro frente. En Notre Dame de Lorette, al sureste de Béthune, el enemigo perdió una trinchera alemana de 60 metros de longitud. Nuestras pérdidas son muy bajas. En el Argonne hicimos avances menores y capturamos 3 ametralladoras. Nada nuevo de la frontera prusiana oriental y occidental. En Polonia, los ejércitos rusos intentaron mantener una nueva posición preparada en Rawka y Nida. Fueron atacados por todas partes…".

Alemania anuncia medidas para internar a todos los franceses en el país que tengan entre 16 y 60 años.

Los rusos sostienen la línea del río Bzura contra asaltos de alemanes hacia Varsovia.

En Galitzia, los rusos realizan contraataques en un esfuerzo por recuperar los pasos en los Cárpatos.

Intento fallido de Rusia para cerrar el puerto de carbón Zonguldak mediante su bloqueo con cuatro barcos. Uno de ellos es capturado por el Breslau.

En Armenia los rusos derrotan a los rusos cerca del lago Van.

El jefe de la misión militar británica en Rusia, general John Hanbury-Williams, escribe:"… Le escribí a Lord Kitchener de la siguiente manera: La demora en los movimientos y los rumores de que las pérdidas rusas eran muy fuertes me hicieron sentir ansioso por la situación aquí. Mis inquietudes fueron confirmadas por una charla con el general marqués de La Guiche, agregado militar francés, quien me dijo que escuchó que había una gran escasez de armas, municiones y rifles, especialmente armas y municiones. Al no tener un código decente, decidí ir a Petrogrado, ver qué podía hacer y hablar con el embajador. En consecuencia, solicité una entrevista con el jefe del Estado Mayor, el general Yanushkevich... le dije que me alegraría recibir cualquier información...Yanushkevich habló con bastante libertad y franqueza, diciéndome que la escasez de armas y municiones retrasaron el avance ruso: que las autoridades de la intendencia general estaban amargamente decepcionados por no poder avanzar, pero que obviamente era inútil hacerlo bajo estas circunstancias. Es una lástima que nunca antes hablara con tanta libertad. Sin embargo, no sirve de nada llorar por la leche derramada, y todo lo que uno puede hacer ahora es esperar que nos tengan más confianza, en lugar de decirle repentinamente a uno los problemas después de haber creído que todo iba bien. Salí para Petrogrado esa tarde (el domingo pasado), llegué el lunes. Cuando le conté al embajador lo sucedido él envió un mensaje al Foreign Office, que redacté y que sin duda ustedes vieron. Sir George Buchanan estaba en contacto con el embajador japonés cuando me fui, y espero que puedan hacer algo para ayudar, aunque, por supuesto, va a producirse una demora. Ninguno de los aliados sabe exactamente lo que se ha perdido aquí en personal o material, pero los combates se han comido armas, rifles y municiones, y los rusos tendrán que permanecer más o menos a la defensiva hasta que se satisfagan sus necesidades. Regresé...el jueves e inmediatamente llamé al jefe del Estado Mayor, a quien le conté lo que había pasado, y le sugerí que enviara un cable al agregado militar ruso en Londres, exponiendo con bastante claridad cuáles eran los requisitos reales y urgentes. Me temo que incluso si pudieran ayudarlos, eso significaría una gran demora y, por supuesto, existen dificultades de comunicación con este país ahora que ha comenzado el invierno. Japón y Canadá podrían ayudar a través de Vladivostock. De todos modos parece un retraso algo largo y muy irritante. De la Intendencia general dijeron aquí esta mañana que tenían 800.000 hombres listos para entrar en las filas, pero fue suspendido por falta de municiones…".

Desde Petrogrado el Estado Mayor Naval ruso informa:"...El comandante del crucero Askold, que ha llegado a Port Said, informa que mientras su barco exploraba la costa siria capturó en el puerto de Haifa un barco alemán llamado Haifa, y lo llevó a Port Said bajo el mando de un oficial. En Beirut, el Askold hizo estallar un vapor turco y hundió otro. El crucero envió a tierra a un grupo de gente en pinazas de vapor para realizar reconocimientos en seis puntos de la costa…".

El zar le envía una carta a la zarina:"...Gracias por las novedades. Por la mañana hice una gran inspección. Me quedé muy satisfecho con el aspecto valiente y saludable de las tropas. El clima no es frío. Las carreteras son buenas…Nicky…".

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe:"…Me impongo, por varios conductos, que en los centros intelectuales y liberales se expresan respecto de Francia con tanta malevolencia como injusticia y acrimonia. Ya cuatro a cinco veces, después del reinado de Catalina la Grande, Rusia ha atravesado crisis de galofobia. Periódicamente, las ideas, las modas, las maneras francesas desagradaron a los rusos. La última crisis, a la que se ligan los actuales síntomas, no afectó sino a las clases de la Intelligentzia, que no nos perdonan el haber prestado al zarismo nuestro concurso financiero y consolidado así el régimen autocrático…Hoy se añade al agravio de los empréstitos financieros una acusación estúpida: Francia es quien ha arrastrado a Rusia a la guerra, para hacerse devolver Alsacia y Lorena a costa de la sangre europea. Reacciono como puedo contra estas tendencias, pero mi acción es necesariamente restringida y secreta. Si amplío demasiado mis relaciones con los centro liberales, me vuelvo sospechoso al partido gubernista y al emperador; proporciono, además, un arma terrible a los reaccionarios de la extrema derecha, a la camarilla de la emperatriz, que predica que la alianza con la Francia republicana es un peligro mortal para el zarismo ortodoxo y que la salvación no puede venir sino de una reconciliación con el kaiserismo alemán…".

El III Ejército otomano bajo el mando en Enver Pasha está a punto de lanzar su invasión al Cáucaso ruso.

El IV Ejército otomano, con base en Siria y Palestina, está planeando una invasión a Egipto, su avance estará asociado con el llamado a la yihad, con la esperanza de que impulse a la población egipcia a alzarse su apoyo. Para ello se dispone que el IV Ejército reciba todos los adornos de una cruzada religiosa, inclusive una bandera sagrada traída de La Meca, que luego de desfilar por Jerusalén, acompañará al IV Ejército, junto con varios clérigos islámicos.

El Gobierno otomano informa:”…Las fuerzas turcas que avanzan victoriosamente en la dirección de Kotur se han apoderado de las colinas que dominan dicha ciudad…”.

El nuevo sultán de Egipto, Hussein I, hace su entrada oficial en el Palacio Abdin, en El Cairo. Las calles están llenas de tropas y el nuevo gobernante es observado por miles de espectadores.

En Tanzania, 1.800 soldados británicos recuperan la costa del río Umba.

En Sudáfrica el capitán Fourie es fusilado y convertido en un mártir afrikaaner, mientras que la condena de su hermano, el teniente Fourie es conmutada. Ambos habían sido detenidos el 16 de diciembre.

El almirante Jellicoe escribe:"...se recibió un informe de que la obstrucción submarina en Hoxa Sound había sido perforada; esto condujo a que todos los barcos levantaran vapor en Scapa, y se ordenó la búsqueda habitual con embarcaciones pequeñas; también se enviaron barcos para hacer estallar cargas en el fondo en las proximidades de la parte dañada de la obstrucción submarina, donde se pensó que un submarino podría haberse enredado. Más tarde se produjo otra alarma, debido a que algunos arrastreros dentro de Scapa Flow confundieron los golpes debido a la explosión de estas cargas con torpedos y en consecuencia dispararon señales de advertencia…".

El almirante Burney llega a Scapa para asumir el mando del Primer Escuadrón de Batalla. El vice-almirante Bayly, es transferido a la flota del Canal.

A raíz de la incursión en Scarborough, el Almirantazgo ordena que el Primer Escuadrón de Cruceros de Batalla y el Primer Escuadrón de Cruceros ligeros se basen en Rosyth.

En el Adriático, el dreadnought francés Jean Bart es dañado por un torpedo del submarino austríaco U-12, comandado por el teniente Egon Lerch.

El crucero ligero británico Doris bombardea la vías del ferrocarril cerca de Alejandreta. El comandante del Doris exige a las autoridades turcas que se les entreguen todos los útiles y materiales bélicos para destruirlos en la playa. Los otomanos se niegan y amenazan con fusilar ciudadanos ingleses. Debe intervenir el cónsul americano en Alejandreta.

El submarino francés clase Brumario, Curie, es echado a pique en Pola, Austria-Hungría. Tres miembros de su tripulación mueren, el resto es tomada prisionera.

El submarino francés Archimede deja Yarmouth y cinco horas después amarra en Harwitch.

El pesquero británico Garmo choca contra una mina y se hunde en el Mar del Norte.

El vapor alemán Seydlitz queda internado en Bahía Blanca, Argentina.

El transatlántico Montrose, utilizado en Dover para bloquear el paso, se suelta de sus amarras durante un vendaval y se hunde en Goodwin Sands.

El ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Sidney Sonino, le envía un telegrama a los embajadores italianos en Viena y Berlín:"...Ayer recibí por primera vez la visita del príncipe von Büllow. Me informó que había venido a Italia con el propósito de estar en una mejor posición para informar a Berlín nuestro actual estado de ánimo y punto de vista, y para explicarnos el punto de vista de Alemania. Su intención era esforzarse por mejorar las buenas relaciones y el entendimiento entre las dos naciones. Antes de salir de Berlín había recibido noticias de las informaciones hechas por nosotros en Viena con miras a una discusión sobre el tema del artículo VII del Tratado de la Triple Alianza. Había dicho en Berlín que teníamos razón y que teníamos todos los motivos para desear esta discusión sobre la compensación que se nos concedería cuando Austria hubiera obtenido determinados resultados. Y afirmó que su opinión había surtido efecto también en Viena. Le comenté al príncipe von Büllow que la situación en Italia podía ser resumida en muy pocas palabras. Que la mayoría de la nación estaba a favor de la preservación de la neutralidad y estaba dispuesta a apoyar al Gobierno en esto, pero sólo bajo el supuesto de que mediante la neutralidad sea posible lograr la realización de determinadas aspiraciones nacionales. Esta tarea, cuyas dificultades prácticas reconocí plenamente, era lo que el Gobierno se proponía realizar. Su logro puede implicar consecuencias perjudiciales que van mucho más allá de un asunto tan insignificante como el mero destino de un Ministerio. La monarquía de Saboya obtiene su mayor fuerza en su representación del sentimiento nacional. Y el príncipe von Büllow, que está familiarizado con nuestro país, fácilmente podría verificar por sí mismo la verdad de esta afirmación. Había dicho en una ocasión en el Reichstag que la Triple Alianza era el mejor medio para evitar la guerra entre Austria-Hungría e Italia. A esto, el príncipe von Büllow comentó que había citado una sentencia del conde Nigra en el sentido de que Austria-Hungría e Italia no podían ser más que aliados o enemigos. Le respondí que si en tal afirmación hay un poco de exageración, también hay mucho de verdad. La alianza, sin embargo, no podría ser ventajosa y fructífera si existiera una falta de perfecta cordialidad entre las partes y si fuera necesario detenerse en cada paso para verificar los términos de los acuerdos firmados. Incumbía prever el futuro, incluso más allá de la presente guerra, y era nuestro deber, por tanto, colocar las cosas sobre una base más sólida y permanente. Por tanto, era necesario eliminar todas las posibles fuentes de malentendidos y fricciones, de modo que las futuras relaciones con Austria, cuya existencia también era necesaria en el interés de Italia, pudieran llegar a ser tan cordiales y naturales como las que prevalecen entre nosotros y Alemania. El príncipe von Büllow me agradeció mi franqueza y reconoció la necesidad de trabajar para este objeto. Su deseo era que las relaciones entre Alemania e Italia fueran aún más cordiales. Hoy he visto al barón Macchio. Me dijo que habiendo sido obligado en agosto de repente a dejar Viena y venir a Roma para reemplazar a Herr von Merey, está aprovechando el actual tiempo de vacaciones para hacer una breve visita a su casa. Respondí que me complacía pensar que así podría informar mejor al conde Berchtold de la situación en Italia, y aludí a las presentaciones que hicimos en Viena sobre el tema de la aplicación del artículo VII del Tratado de la Triple Alianza. El barón Macchio dijo que estaba al tanto de las manifestaciones hechas por nosotros y que, en consecuencia, su Gobierno contemplaba entablar una discusión sobre el tema, a menos que se le permitiera resolver el asunto de la manera más satisfactoria de inmediato, como resultado del desarrollo de la guerra. Nuevamente señaló que en las operaciones austríacas en Serbia no había ninguno de los elementos de una "ocupación temporal" en el sentido del artículo VII. Le dije que esto no parecía ser así. Incluso, ya había sido designado un gobernador para la ciudad de Belgrado. Y si se hiciera una comparación entre la invasión de Serbia y todo lo que había ocurrido durante la guerra de Libia cuando Austria había planteado su veto sobre nuestro bombardeo de Salónica y los Dardanelos, no cabía duda sobre nuestro derecho actual a exigir la aplicación del artículo VII. Era mi deseo crear una situación que pusiera las relaciones entre Austria e Italia sobre la base de una mayor cordialidad, de modo que fuera posible evitar los incidentes cotidianos que en la actualidad tienden a alterarlos, incidentes que se agravan como consecuencia de este mismo estado de desconfianza mutua…".

Giussepe Avarna, embajador italiano en Austria, le envía un telegrama al ministro de Relaciones Exteriores italiano, Sidney Sonino:"...Transmití al conde Berchtold la sustancia de las instrucciones. Me informó que estaba dispuesto a realizar de inmediato un cambio de opinión con Su Excelencia sobre el tema del artículo VII para determinar las indemnizaciones a las que tiene derecho Italia en caso de cualquier ocupación temporal o permanente en los Balcanes realizada por Austria-Hungría. Por lo tanto, declaró que estaba de acuerdo con lo siguiente: (1) Que entre el mantenimiento de la integridad de la independencia serbia y la aniquilación de ese Estado había un amplio margen que debería convertirse en el tema y la base del acuerdo entre nosotros y Austria-Hungría según lo dispuesto en el Tratado; (2) Que de acuerdo con las disposiciones del Tratado, incluso las ocupaciones parcialmente permanentes o temporales de territorio, o cualquier ventaja de carácter distinto al territorial, aunque sea meramente de influencia política o privilegios económicos, serán objeto de acuerdos previos sobre la base de una compensación; (3) Que el acuerdo previsto en el artículo VII debiera ser anticipatorio y no contemporáneo o posterior al hecho o hechos que dieron lugar a las negociaciones y al propio acuerdo. Cuando finalmente había confirmado todo lo que le había comunicado el conde Berchtold me recordó cómo en el pasado se había esforzado constante y asiduamente para hacer cada vez más íntimas nuestras relaciones recíprocas. Ha habido, es verdad, ciertos incidentes, algunos de ellos extremadamente desagradables, como los decretos Hohenlohe, que él había deplorado profundamente, pero que no podían dañar los lazos en los que estaban unidos los dos países. Además, la cuestión de Albania, a pesar de las graves vicisitudes por las que ha pasado y las dificultades a las que ha dado lugar, ha hecho que los dos Gobiernos cooperen en una acción común y ha sido la base de un entendimiento. Por tanto, en interés común, no podía dejar de estar de acuerdo con Vuestra Excelencia en la suprema importancia de establecer entre las dos naciones relaciones basadas en la confianza duradera y la amistad constante, siendo este el objeto que siempre había tenido a la vista….".

El general italiano Luigi Cadorna prepara un plan de campaña contra Austria, 2 batallas y 60 días llevarán a los italianos a la llanura de Laibach para marchar sobre Viena.

El general búlgaro, Mihail Savoff, declara al periódico austríaco Reichspost:"...Teniendo en cuenta las operaciones militares hasta la fecha, es fácil concluir que las dos monarquías centrales tienen ventaja respecto de los aliados. Alemania ha demostrado al mundo su enorme fuerza, mientras que Austria-Hungría se ha mostrado realmente como una gran potencia. Austria-Hungría debe estar orgullosa de su ejército y de los brillantes éxitos que ha obtenido contra la colosal organización militar rusa. Bulgaria se mantendrá neutral tanto tiempo como pueda. Las fuerzas responsables del país enfrentarán todas las influencias y actuarán de acuerdo con los mejores intereses de la patria. Debemos insistir en la corrección de los errores cometidos por el Tratado de Bucarest. Estamos resueltos, en caso de que sea necesario, a recuperar por la fuerza de las armas los territorios que nos pertenecen y que nos han sido arrebatados. El ejército búlgaro está listo y cumplirá con su deber hasta el final cuando los intereses del país lo exijan…".

El periódico búlgaro Volja, del partido Stamboulovist, publica el siguiente editorial:"...Se ha planteado la cuestión de si en realidad se están llevando a cabo negociaciones entre los estados balcánicos, es decir, Bulgaria y Serbia, Grecia y Bulgaria, Bulgaria y Rumania. Cuánto de esto es verdad? Tales negociaciones no se están llevando a cabo, ni creemos que sea posible que existan, porque no sabemos qué nos exigen nuestros vecinos. La única parte verdadera de esta historia es que los poderes de la Triple Entente se esfuerzan por arrastrar a la guerra a Grecia, Bulgaria y Rumanía, algo que no solo les sería rentable, sino incluso necesario para ellos mismos. Y mientras Bulgaria ya no esté habitada por imbéciles, que emprenderán una vez más una guerra por la promoción de la gloria y los intereses de quienes por todos los medios se esforzaron por arruinarnos, estas potencias piensan hoy, movidas por algunos sentimientos de humanidad, que deben hacerse ciertas concesiones a Bulgaria, pero con la condición de apoyo militar. Y en lo que respecta a Servia, que hace solo unos días estaba al borde del precipicio y que, dentro de poco, se encontrará en una peor situación, es evidente que, sin la ayuda de Bulgaria, su ruina será segura. Esto, sin embargo, no impide que Servia, así como la Triple Entente, insistan en darnos lo menos posible, y sólo después de que los serbios hayan tomado Bosnia y Herzegovina. Rumania y Grecia desean un entendimiento en aras de su tranquilidad. Y se dijo que Rumania está dando a Dobrudja, pero Grecia no quiere ni oír hablar de la cesión de Cavalla Drama y Serrés, sino que, por el contrario, exige, en caso de que Bulgaria obtenga la Macedonia servia, obtener para ella Doïrani, Ghevgeli y Monastir. Grecia y Rumania están de acuerdo en un punto: mantenerse al margen de la guerra, mientras inducen a Bulgaria a luchar. Pero Bulgaria insiste en obtener una compensación, no por la guerra sino por su neutralidad. Por tanto, las aspiraciones de los Estados interesados ​​son totalmente diferentes y, en tales circunstancias, no es posible ningún entendimiento. El objeto de la Triple Entente es claro. Pero esto no es asunto nuestro ni de ninguno de los demás Estados balcánicos, con la excepción de Servia. Por lo tanto, para hablar con claridad, el entendimiento será posible solo cuando se tengan en cuenta los intereses. Y sobre esta base se encontrarán algunos medios para un entendimiento con nuestros vecinos, lo quieran o no…".

Saludos
estebanj

Re: La Gran Guerra día a día

Publicado: 13 Nov 2020 17:48
por estebanj
21 de diciembre de 1914

"...Ayer Bruselas despertó de la calma en la que se había sumido desde hace algún tiempo, cuando un par de aviadores franceses llegó navegando por encima y bajó seis bombas en la carretera en Etter Beck. Las fuerzas alemanas hicieron lo posible para derribar a los aviones con metralla, pero ellos estaban volando lo suficientemente alto por su seguridad…". Del diario de Hugh Gibson, secretario del consulado americano en Bruselas, Bélgica. Gibson, además, pasa varias horas en reunión con Brand Whitlock, el embajador estadounidense en Bélgica, y Herbert Hoover, presidente de la Comisión para el Alivio en Bélgica, para hacer frente a la grave escasez de alimentos, ropa, vivienda y otras necesidades en la Bélgica ocupada.

Cable enviado al New York Times:"...Durante varios días he estado en posesión de una autorización del comandante francés que me permite penetrar en Nieuport. Esta ciudad ha sido bombardeada por los alemanes desde el 20 de octubre. Sin embargo, hubo días en que no cayeron proyectiles en la ciudad y un paseo por las calles no representaba ningún peligro, aunque este no fue el caso de la semana pasada, cuando, después de un período de calma, ocurrió un hecho de considerable importancia. Los aliados tomaron la ofensiva en un esfuerzo por expulsar a los alemanes de la costa y recuperar Ostende y Zeebrugge. A lo largo de todo el frente desde el Yser hasta el mar hubo importantes movimientos de tropas. No tengo la libertad de describirlos, pero en su mayor parte sólo tienen un pequeño significado en relación con los eventos descritos en esta carta. Durante ocho días la lucha ha sido muy severa en el Yser, y noche y día cientos de cañones han estado enviando proyectiles por el espacio que divide a los dos ejércitos. Desde finales de octubre, los alemanes se habían establecido en St. Georges y Lombartzyde, cerca de Nieuport, y sus trincheras entre Nieuport y Nieuport-les-Bains estaban separadas de las de los franceses y belgas solo por un canal de veinte metros de ancho que corría desde Furnes a través de Nieuport hasta el mar. Dejé a Furnes en un camión francés que llevaba pan y carne a las tropas en Nieuport. Durante unas tres millas, el camión siguió el canal, pasó por el pueblo de Wulpen y luego se detuvo. Llegamos cerca del puente por el que debemos pasar para llegar a Nieuport. Mientras nos acercábamos lentamente al puente le pregunté al chofer: "¿Qué nos está retrasando?" "Por el momento está todo un poco caliente", respondió. Cuando un soldado admite que las cosas están calientes, es seguro que se está produciendo una lucha seria. A derecha e izquierda sobre los campos pudimos ver las inundaciones. En las carreteras nuestros soldados se movían y los cañones de los aliados llenaban el aire con truenos. En los intervalos se podía oír el escupir de los disparos rápidos y el coro menor de disparos de rifle. Justo delante, en un pequeño puente, estaban algunos soldados del cuerpo de ingenieros trabajando afanosamente bajo la dirección de un teniente. De repente los vi caer al suelo. En el mismo momento, un proyectil silbó sobre sus cabezas y se hundió en la orilla del canal a sólo cuarenta metros de nosotros. "Guarde su camión detrás de la casa", gritó el teniente, y el chófer no tardó ni un segundo. Retrocedió el camión unos metros para colocarlo contra una casa frente al puente en la esquina de la carretera de Ramscapelle. Dejé el camión y me quedé con algunos soldados pegado a la pared. En cinco minutos, quince proyectiles cayeron en un radio de 100 yardas del puente, pero ninguno alcanzó el puente en sí. Podíamos oírlos venir chillando hacia nosotros, y el único comentario de los soldados cada vez era "aquí viene otro". Cruzamos el puente y avanzamos por la orilla del canal en dirección a los alemanes. Al acercarnos a las trincheras cerca del puente ferroviario de Dixmude pudimos inspeccionar la llanura de St. Georges, que ahora está completamente bajo el agua. Por un momento cesó el fuego entre las trincheras y pudimos contemplar tranquilamente la escena desde la altura del puente sobre un área de media milla cuadrada. El agua tiene un metro de profundidad y en el centro del lago se encuentra una granja rodeada de árboles. Soldados franceses y belgas habían cruzado el agua, avanzando bajo la protección del fuego de artillería, y habían capturado las casas que estaban al otro lado. Volviendo a nuestro camión, llegamos rápidamente a Nieuport. El aspecto del lugar era extraño. Las casas, como en todas las antiguas ciudades fortificadas, se aprietan unas contra otras. Las calles, sin embargo, son anchas y regulares. Estaban tan vacías como las calles de una ciudad muerta. En los techos de las casas había grandes agujeros. Las ventanas y puertas habían sido destruidas y las persianas y cortinas flotaban en el viento. Para mi gran sorpresa, supe que todavía había cuatro o cinco casas ocupadas. Una veintena de habitantes, me dijeron, seguían viviendo en sus sótanos después del bombardeo de dos meses. Los soldados hicieron lo que pudieron para alimentar a estas personas, quienes dijeron que en lugar de abandonar sus hogares perecerían en las ruinas. El resto de los habitantes, unos 4.000, habían huido, llevándose solo lo que podían llevar en sus manos. En cada casa se podían ver muebles rotos cubiertos de polvo. En muchos de ellos, los proyectiles habían abierto grandes agujeros, mientras que algunos de los muros frontales habían sido llevados enteros. Los somieres y los armarios se veían torcidos en los pisos superiores, listos para caer a la calle. De otras casas, reducidas, se puede decir, a polvo, sólo quedan montones de basura, en los que se distingue entre piezas de tejas y ladrillos y cajoneras de yeso, pianos, aparadores, máquinas de coser, etc., rotas y mezcladas con lo que queda de la ropa blanca y de la vajilla. Retratos de familia, retratos familiares, casi una burla, permanecen colgados en algunos lugares y contemplan la escena de la ruina. El contenido de las tiendas se ha esparcido por los pisos, y lo que no ha sido destruido por proyectiles, metralla y bombas, se ha dejado pudrir bajo la lluvia que entra por los techos y tejados. Todo tipo de mercadería estaba mezclada en las aceras. La iglesia, uno de los monumentos góticos más antiguos del país, ha sido completamente demolida. La torre del campanario está rota y una campana rota yace en el suelo al borde de un pozo de unos diez metros de ancho, provocado por la explosión de un enorme proyectil alemán. Un gran crucifijo de madera al lado de la iglesia ha sido arrancado del suelo y yace en una zanja. Hay una capa de tres pies de profundidad de trozos de madera que cubren el piso de la iglesia. Esta fue una vez el techo y el mobiliario del antiguo templo gótico. El cementerio, surcado por proyectiles, contiene tumbas frescas cubiertas de flores. Son tumbas de oficiales y soldados. En una de ellos hay un abrigo y una gorra de soldado; en otra, una pequeña bandera belga. La segunda tumba fue cavada esta mañana, el joven soldado, me dijo un sargento, había llegado a las 8 en punto y había muerto por un obús alemán a las 10. Solo una estructura en Nieuport permaneció intacta, la Torre de los Templarios, una pieza de mampostería muy sólida, de cinco siglos de antigüedad. Grupos de oficiales y hombres se movían entre las ruinas de la ciudad. Todos eran jóvenes, cuyas risas y bromas contrastaban lúgubremente con el terrible aullido de los cañones y el estruendo de los proyectiles que aún caían en la ciudad. Las baterías francesas se sumaron al ruido. Nada puede describir el terrible poder de la artillería pesada francesa. La voz de las armas atravesó mis tímpanos. Aunque estaban apostados a una distancia considerable, casi se podría pensar que están cerca. Cuando una bomba pasa sobre tu cabeza, te recuerda a un huracán que sopla a través de las ramas desnudas de un bosque. Acompañado por mi chofer, corrí por calles que él señaló como más peligrosas que otras. Los alemanes las estaban bombardeando desde el flanco y, según me dijeron, a veces se producían accidentes; es decir, alguien sería muerto por un proyectil que vuela por la calle de un extremo al otro. Uno se siente mucho más a gusto en las calles que cruzan estas vías en ángulos rectos. En un lugar me encontré con una ambulancia de la Cruz Roja cargada de heridos y que iba en medio del peligro más grave, en dirección a Furnes. En otro punto vimos a un capitán francés, quien, con voz severa, ordenó a sus soldados que se mantuvieran alejados del medio de la calle. Estos hombres no estaban de servicio por el momento y charlaban tan alegremente como si no corrieran peligro…".

En la Gaceta del Ejército belga un oficial del Estado mayor proporciona la siguiente información:”…Toda la región paralela al Yser, en una extensión de cinco a seis kilómetros, puede ser calificada de zona de la muerte. Las casas, en sus tres cuartas partes, han quedado arruinadas; no se encuentra un habitante. En el campo tampoco ha quedado un árbol en pie. El inmenso llano está surcado de pozos llenos de agua, que constituyen huellas visibles de la inundación. Por todas partes se tropieza con cadáveres de caballos, y en el suelo con los numerosos agujeros producidos por las caídas de proyectiles. Continuamente cruzan el espacio nubes de proyectiles de obús. En el aire se respira la muerte. Esto no obstante, la moral de las tropas no puede ser mejor…”.

Georges Weill, miembro socialista del Reichstag alemán por Metz (Lorena) se encuentra combatiendo en las filas del Ejército francés.

El Princess Patricia's Canadian Light Infantry (PPCLI) desembarca en Francia.

En Champagne, el 12º Cuerpo del 4º Ejército francés lanza su ataque contra las líneas alemanas. Igual que ayer con el 17º y el 1º Cuerpo Colonial, el 12º Cuerpo no consigue avanzar. Los pocos huecos que hay en el alambre de púas alemán están cubiertos por ametralladoras enemigas y se convierten en zonas de matanza cuando la infantería francesa se congrega allí para luego intentar llegar a la línea de trinchera enemiga.

Después de la lucha del día, el comandante del 4º Ejército francés decide suspender temporalmente los asaltos de la infantería y, en su lugar, hacer que los soldados realicen operaciones mineras mientras el fuego de artillería se dirige a conocidos puntos fuertes alemanes. Se espera que tras el bombardeo los ataques posteriores tengan mayor éxito.

En el diario del 10º Ejército francés se escribe:"...En los cuerpos 21 y 10, a pesar de la valentía de las tropas, los ataques no pudieron progresar debido al estado del terreno. En Artois, las trincheras se inundan casi constantemente; es casi imposible que la infantería salga...Más allá del parapeto, los hombres se hunden hasta las rodillas en un verdadero lodazal: se necesitan tres minutos para avanzar cien metros... los cañones del 37 se atascan, los cerrojos de los fusiles, invadidos por el barro, ya no funcionan. Nuestras pérdidas rápidamente se volvieron muy pesadas y tuvimos que renunciar a continuar con esta ofensiva…".

En el Aisne, el 6º Ejército francés ataca Plateau des Loges, en su diario se escribe:"... La 37ª división lideraría el ataque con dos batallones del 2º regimiento Zouavo y dos batallones del 2º regimiento de infantería, cada uno dejando una compañía en la línea del frente. El efecto sorpresa, con el que contamos para el éxito de la operación, no pudo lograrse, ya que dos exploradores se cruzaron hacia el enemigo en la tarde del 20 de diciembre. Sin embargo, las dos compañías de la derecha logran apoderarse de la "trinchera del barbudo"; pero las dos compañías de la izquierda, clavadas al suelo por un violento fuego de ametralladoras, sufren pérdidas muy graves (160 hombres y todos los oficiales). No pueden progresar…".

Las tropas británicas ayudan a los indios en Givenchy para repeler a los alemanes.

En el regimiento francés de infantería 118, se dispone que los oficiales avisarán mañana 22 a las 12 del mediodía a más tardar cómo desean recibir su tabaco: 1° en paquetes de 40 g. - 2° en paquetes de cigarrillos. - 3° si quieren paquetes reembolsables y, que para evitar el desperdicio de agua, en adelante los caballos de tropa serán lavados únicamente con agua de lluvia de los techos o cisternas; se advierte a los residentes que proporcionen los contenedores necesarios…".

Un soldado francés escribe en su diario:"...¡Los periódicos informan de disturbios en Berlín! Si el pueblo alemán sabe la verdad sobre su situación, es posible que se rebelen. Eso simplificaría la situación. La guerra no parece larga para todos…".

El soldado francés Frederic Branche escribe en su diario:"...Ayer por la noche, violentos cañonazos y tiroteos a la derecha, en el lado de Herleville (Somme). Estaba durmiendo profundamente, cuando de repente, alrededor de las diez de la noche, un tiroteo bastante violento me despertó sobresaltado. Stefanaggi sale a ver qué es. No pudo saberlo exactamente; además, la calma se restablece muy rápidamente: un centinela, sin duda, se habrá sorprendido: de ahí el tiroteo. De todos modos, no sé el final de la historia. No descansé bien anoche. Estaba lloviendo, hacía frío; esta mañana, me desperté rígido. Pedí trabajar en la manguera para calentarme; pero no siento el mismo valor que ayer. El cambio de trabajadores se produce después de una hora ...Llueve ! ¡Qué tristes son las trincheras cuando llueve! ... ¡Qué barro! Todos permanecen en cuclillas en el fondo de su madriguera y yo me voy a casa como todos los demás. Aprovecho para tomar un refrigerio: mantequilla, jamón, chocolate y fumar en pipa. Mientras tanto, en el mismo lado que ayer por la noche, cañonazos muy violentos. Mediodía: el cielo se aclara, el sol nos calienta un poco. Por la noche, una hora y media de trabajo en la manguera...pero me estoy empezando a cansar. No estoy acostumbrado a pala y pico. Tengo hambre; saco una caja de callos al estilo Caen de mi bolso y lo disfruto…".

El Gobierno francés informa a las tres de la tarde:”…En el día 20 no hay nada que señalar en Bélgica, salvo algunos progresos que hemos realizado en las regiones de Lombartyzde, Saint Georges y al sudeste de la taberna de Karteker. También al sudeste de Bixschoote hemos ocupado algunas casas de Zwartolon, y otras al sur de Zillebecke. El enemigo ha bombardeado el hospital de Ypres. Desde el Lys al Aisne hemos tomado un bosque cerca de la carretera de Aix-Noulette a Souchez; ahora ocupamos así toda la primera línea de las trincheras alemanas, entre esa carretera y las primeras casas de Nuestra Señora de Lorette. En el sudoeste de Loos, el enemigo ha bombardeado Arras; pero nuestra artillería pesada ha reducido al silencio algunas veces las baterías enemigas. Al norte de Albert destruyó las trincheras alemanas e inutilizó dos piezas de una batería establecida cerca de Tom, al sudeste de Carnoy. También ha tomado una franca ventaja en el Aisne y en el sector de Reims. En Champagne, en las regiones de Prosnes, Derthes y Baeausejour, así como en Argonne, hemos realizado sobre nuestro frente ventajas apreciables, muy particularmente en el norte de Beausejour, donde hemos conquistado más de 1.300 metros de trincheras enemigas. En el bosque de La Gruerie hemos hecho estallar cuatro galerías amuradas y nos hemos establecido en ellas. Entre el Argonne y el Mosa hemos progresado en todo el frente, especialmente en la región de Varennes, donde hemos pasado de 500 metros el río de Oteppes, y en la región de Gercourt y Beltancourt. Sobre la orilla derecha del Mosa hemos ganado terreno sobre La Croupe, a dos kilómetros al noroeste de Brabante, y en el bosque de Consenvayo. Finalmente, en los altos del Mosa hemos hecho ligeros progresos en el bosque Des Chevalliers, al noroeste del fuerte de Troyon…”.

El Gobierno francés informa a las diez de la noche:”…Las tropas británicas han atacado y esta mañana habían recuperado la mayor parte de las trincheras perdidas. Delante de Lihons el enemigo ha dado cuatro ataques sucesivos para recuperar las trincheras que parece entender le habíamos conquistado en esta región y todos han sido rechazados. Hemos atacado en el nordeste de Puisaleine, al sur de Noyon, entrando en las trincheras enemigas de primera línea y progresando en el bosque de Stinard. No ha llegado aún ningún otro informe importante sobre las operaciones del día…”.

El soldado inglés Edward Roe, del regimiento East Lancashire, escribe en su diario:"…Se acerca la Navidad en un mar de barro, lluvia, heladas, nieblas, alimañas y muerte súbita. A las 2.00 pm, mi Compañía 'A' se señala como apoyo a los Somerset y un batallón de la Brigada de Fusileros que van a tomar una línea de trincheras alemanas frente al bosque de Le Gheer. Esta trinchera es un paraíso para los francotiradores, desde ella también se puede llevar fuego...a una porción o sector de nuestras trincheras... Tomamos posición en una línea de parapetos en el borde del bosque. Nuestra artillería comienza el bombardeo a las 17.00 horas. A las 17.30 se ataca. Fueron recibidos por un infierno de metralla, rifles y ametralladoras del enemigo. Lucharon por el campo fangoso lleno de proyectiles y los sobrevivientes saltaron a la trinchera. No había alemanes en ella. Se habían retirado a su línea principal y habían convertido en agua la trinchera. El agua ocultaba capas de alambre de púas en el fondo de la zanja. Los alemanes seguían gritando desde detrás de su formidable conjunto de alambre de púas y ametralladoras: "¡Vamos, los sets! ¡Vamos, los sets!". Nuestra artillería hizo un' blooper 'ya que en lugar de aumentar su alcance, lo redujeron, y lo que quedaba del grupo atacante luchó por volver a su primera línea original. Las sombras de la noche caían sobre el bosque de ‘Plugstreet’ y sobre la tierra de nadie, sobre los heroicos muertos y sobre los quejumbrosos heridos que se habían metido en cráteres de bombas llenos de agua para cubrirse. Grupos de voluntarios y camilleros llevaron a los heridos durante toda la noche. Mención especial merecen los camilleros de Londres. Un valiente alemán cargó en la espalda a un Somerset gravemente herido. Se le agradeció y se le concedió un pasaje seguro de regreso a sus propias líneas. Sin duda, en los lados británico y alemán del alambre de púas hay hombres educados; hombres que temen a Dios; hombres que tratan de vivir a la altura de las doctrinas de su religión, fe, esperanza y caridad. Por otro lado, hay brutos que no poseen ni a Dios ni al Diablo, que se burlan de la religión, pisotean el nombre de Dios en el barro y la suciedad bajo sus pies, y que viven sus vidas únicamente para satisfacer sus pasiones carnales. Citaré lo siguiente como ejemplo. Un proyectil arranca la pierna o el brazo de un hombre en las trincheras alemanas o en la nuestra. No hay salvación para él a menos que caiga en manos del MO [Oficial médico] de inmediato. Dos hombres tiran su equipo y se ofrecen como voluntarios para llevarlo... Tan pronto como salen de la trinchera, son derribados como perros rabiosos. ¿Es esta la humanidad? Somos civilizados, al menos se supone que lo somos. ¿Está siguiendo las enseñanzas de Cristo? ¿Por qué murió el Redentor de toda la humanidad clavado en una cruz entre dos ladrones en la colina del Calvario? Hace dudar si alguna vez hubo un Cristo o un monte del Calvario…".

El artillero alemán Herbert Sulzbach, escribe en su diario:"...Algunos de mis compañeros... tienen cámaras y la gente está ocupada tomando instantáneas. Por la noche organizamos una serenata para Reinhardt, ya que es su cumpleaños: la música resuena bajo el brillante cielo iluminado por la luna. Otra orden de advertencia a las 10 p.m.: no parece que nos quedemos aquí mucho más tiempo. Los próximos días antes de Navidad nos traen más correo y tantos paquetes de comida que no podemos comernos de todo. La gente en casa debe pensar que estamos a punto de morir de hambre…".

De acuerdo con los partes de los oficiales británicos enviados a su Cuartel General, la lucha de las fuerzas inglesas se desarrolla de la siguiente manera:"...Por lo que se refiere a nuestra derecha, donde el domingo se libraron fuertes combates, se recordará que en esta zona la mayor parte de nuestra línea había sido restaurada a primera hora de la mañana del lunes 21. Este día la acción continúa con determinación por ambas partes. Nuestros esfuerzos se dirigieron principalmente a reducir una pequeña brecha que aún existía en el centro de esta sección de nuestro frente y, a medida que se lanzaban refuerzos a la lucha, los alemanes fueron expulsados gradualmente de las trincheras que tenían. Durante la tarde hicieron un nuevo esfuerzo, tratando de sortear los flancos de las tropas que sostenían una aldea. Aquí nuestros hombres hicieron una defensa muy valiente y obstinada bajo un fuego muy severo dirigido contra ellos desde tres lados a la vez, pero su posición finalmente se volvió tan precaria que se ordenó una retirada. Sin embargo, el éxito del enemigo fue de corta duración. Llegaron refuerzos, asaltaron la aldea y se establecieron firmemente en las trincheras que la rodeaban. En esta acción, los franceses cooperaron y nos brindaron la ayuda más valiosa. Los combates de esta tarde y durante la noche se desarrollaron en un perfecto huracán de lluvia torrencial y aguanieve. La noche no detuvo la lucha desesperada, y las luces de búsqueda y las bengalas del enemigo cortaron la oscuridad. Amigo y enemigo ahora luchaban cuerpo a cuerpo, en un laberinto de trincheras, corriendo en todas direcciones, que era difícil distinguir la posición de una de la otra. En el resto de nuestro frente no ocurrió nada de importancia. Nuestras trincheras en el centro y la izquierda estaban siendo más fuertemente bombardeadas de lo que habían estado durante algunos días, mientras que en el centro derecho, el área detrás de nuestra línea del frente fue registrada por la artillería enemiga, que parece haber sido reforzada en cierta medida. En el centro seguimos consolidando la posición ganada el día día. En un momento, nuestros cañones respondieron con considerable efecto contra algunos grupos de trabajo alemanes. Los franceses continuaron presionando al norte y al sur de nosotros y lograron avances sustanciales….".

Los soldados ingleses John Alexander Smith y Abraham Acton reciben la Victoria Cross. En Rouges Banks, abandonan su trinchera para rescatar a un compañero herido que había estado expuesto al fuego enemigo por más de 15 horas. El mismo día vuelven a repetir la acción con otro herido. En total se exponen más de una hora al fuego alemán.

En Trinqueux, Marne, es fusilado Octave Nocton, civil, acusado de traición, violación de sepultura y tentativa de robo.

El ministro de relaciones exteriores francés, Théophile Delcassé informa a Rusia:"…El Ejército francés no limitará su esfuerzo ni siquiera a la frontera de Alsacia-Lorena, sino que seguirá adelante hasta el día en que los gobiernos aliados puedan obtener para sus naciones todas las reparaciones legítimas e instruir en Europa una nueva administración que garantice la paz del mundo durante muchos años…".

El comodoro británico Charles Rumney Samson, comandante del 3º escuadrón de la RNAS, realiza sobre Ostende el primer bombardeo nocturno.

Tres aviones del RNAS Avro 504 bombardean los cobertizos de dirigibles en Friedrichshafen.

El mariscal de campo lord Kitchener decreta que los planes de expansión para aumentar el Royal Flying Corps a 35 escuadrones son demasiado modestos y planifica llevar la fuerza a 60 escuadrones.

Mary Alsop King Waddington, americana casada con el francés William Henry Waddington ―primer ministro de Francia en 1879 y embajador en Gran Bretaña entre 1883 y 1893― escribe en su diario:"...suministramos las agujas y la lana, que se pesó cuidadosamente, y cada mujer recibió la misma cantidad. Algunas de los mayores sabían tejer calcetines, pero las más jóvenes no estaban dispuestas... Charlotte fue muy severa con ellas, les dijo que ella tampoco sabía tejer medias hasta la guerra, pero que había aprendido y ahora hacía todos los calcetines de su marido. Una de las señoras del pueblo dijo que cualquier mujer que quisiera una lección podía acudir a ella cualquier día entre las 1 y las 2, y que ella la ayudaría. Charlotte dejó un calcetín como modelo. El abad de Detigne, cura de la Ferté fue a desayunar con nosotras…Se comportó espléndidamente durante toda la ocupación alemana. Tuvieron alemanes durante diez días en La Ferté. Casi toda la gente del Consejo Municipal se fue. El alcalde fue detenido de inmediato, encarcelado, y el cura y un consejero municipal tenían toda la responsabilidad. Dijo que en general se portaron bien; pero sus revólveres siempre apuntaban ante la menor discusión o demora. Comenzaron pidiendo un rescate de 20.000 francos que la pequeña ciudad no podía pagar. El cura pidió un poco de paciencia, dijo que haría lo que pudiera y, escoltado por cuatro soldados alemanes con bayonetas fijas, dio la vuelta al pueblo llamando a todas las puertas. Consiguió 7.000 francos con los que quedaron satisfechos. Tenía soldados en el presbiterio y en sus iglesias (hay dos hermosas iglesias antiguas en La Ferté), a quienes pidió que respetaran el lugar, y lo hicieron...Pensó una o dos veces que había llegado su última hora cuando algunos de los oficiales no entendían todo lo que decía (aunque dijo que la mayoría hablaba bien el francés) o no estaban satisfechos. Al instante le apuntaban con el revólver y daban una orden cortante a los hombres. Esperó con calma y valentía...hasta que escuchaba las palabras de bienvenida: "Vous êtes libre, Monsieur le Curé". El último día, mientras los soldados se preparaban para partir, entró un joven oficial al que no había visto antes. Vio de inmediato que era un personaje. Los hombres parecían petrificados. Dio algunas instrucciones, luego se dirigiéndose al cura, se sentó en un sillón y dijo: "Causons un peu, Monsieur le Cure" ("Hablemos un poco"), e instantáneamente se sumergió en una discusión sobre la guerra. "¿Qué piensa usted de la guerra, M. le Curé? "" Monsieur, ¿qué espera que diga un sacerdote? Una guerra es una cosa perversa. "" Sí, pero la guerra es una guerra, y está. No queríamos la guerra ". Luego, volviéndose hacia sus hombres:" Eso es cierto, ¿no es así, mis hombres? Los alemanes no queríamos la guerra; fue impuesta sobre nosotros". Hubo un gruñido de asentimiento por parte de los hombres. Luego continuó:"La guerra siempre trae horrores y miseria. ¿Tiene alguna queja que hacer de mis hombres? ""Ninguna en absoluto; respetaron mi iglesia, no abusaron de las mujeres y los niños". "Me alegro de oírle decir eso, señor Cura." Luego se levantó y extendió la mano, diciendo: "Au revoir"; pero eso fue demasiado para el abad. —Eso, señora, no lo pude hacer ... darle la mano a un alemán. Me puse de pie, lo miré a la cara e hice el saludo militar. Él retrocedió, vaciló un momento y luego hizo el saludo militar...diciendo: "Yo lo comprendo, Monsieur l'Abbé", dio media vuelta y salió de la habitación. Después se enteró de que era el príncipe Eitel Fritz, a quien nunca había visto; habrá sido la primera vez en su vida, probablemente, que alguien rechazaba su mano. Los chicos, por supuesto, se quedaron sin habla... Nos contó cientos de detalles demasiado largos para escribir; pero dijo que no hubo atrocidades ni violencia de ningún tipo en La Ferté, aunque en algunas de las fincas y pueblos cercanos se habían hecho cosas horribles pero él personalmente no había visto ningún acto de crueldad…".

Se aprueba en Australia la ley de pensiones de guerra. Prevé la concesión de pensiones en caso de muerte o incapacidad de los miembros de las Fuerzas de Defensa del Commonwealth y los miembros de las Fuerzas de Reserva Imperial residentes en Australia, cuya muerte o incapacidad se deba a su empleo en relación con operaciones bélicas.

El monitor austríaco Köros, de la flotilla del Danubio, protege a un vapor y 8 chatas desde Pancsova hasta Zemún.

Desde Viena se informa oficialmente:"...En los Cárpatos, nuestro ataque en la parte superior de Latorcza avanza a buen ritmo. Los combates continuaron al noreste del paso de Lupkower, en el frente al norte de Krosno-Tuchow y en el bajo Dunajec. La situación en el sur de Polonia no ha cambiado…".

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...Los ataques franceses en Nieuport también fueron rechazados ayer. Entre Richebourg - L´Avoué y el Canal d´Aire - La Bassée nuestras tropas atacaron la posición de los ingleses y los indios. Las trincheras enemigas fueron asaltadas, el enemigo arrojado de sus posiciones con grandes pérdidas. Capturamos 1 pieza de artillería, 5 ametralladoras, 2 lanzadores de minas y 270 británicos e indios, incluidos 10 oficiales. Las trincheras del enemigo perdidas en Notre Dame de Lorette el 18 de diciembre han sido recapturadas. En la zona de Souain - Massiges (noreste de Châlons) los franceses atacaron violentamente ayer y penetraron en un punto en nuestra línea. Sin embargo, todos sus ataques colapsaron por nuestro fuego; 4 oficiales y 310 hombres, dejaron los franceses en nuestras manos, un gran número de franceses caídos yacen ante nuestras posiciones. En el Argonne tomamos una altura de un importante bosque en Le Four de Paris, capturamos 3 ametralladoras, 1 cañón e hicimos 275 prisioneros franceses. Los ataques de los franceses al noroeste de Verdún, librados con gran violencia, fracasaron por completo. La gran actividad de los franceses frente a todo nuestro frente se explica por la siguiente orden del ejército del general Joffre fechada el 17 de diciembre de 1914, que se encontró sobre un oficial francés caído:"Orden del Ejército de 17 de diciembre de 1914. Desde hace tres meses los feroces e innumerables ataques no han podido abrirse paso. En todas partes los hemos resistido victoriosamente. Ha llegado el momento de aprovechar la debilidad que nos ofrecen... Ha llegado la hora del ataque. Ahora que hemos mantenido a las fuerzas alemanas bajo control, es cuestión de romperlas y que nuestro país pueda deshacerse finalmente de los intrusos. Soldados, Francia cuenta más que nunca con su coraje, su energía y su voluntad de ganar a toda costa. Ya ha ganado en Marne, Yser, Lorraine y Vosgos. Sabrás conquistar hasta tu eventual triunfo. Joffre ". La situación no ha cambiado en Prusia Oriental y Occidental. En Polonia hubo un ataque en curso contra las posiciones que el enemigo había hecho en el frente…".

En Galicia, los rusos detienen su retirada y, gracias a los refuerzos extraídos de otros lugares del frente, inician un contraataque. Mientras dos cuerpos mantienen la línea del río Dunajec, cinco más atacan a lo largo del frente entre Tarnow en el oeste y Besko en el este, golpeando el ala derecha del 4° Ejército austrohúngaro y la izquierda y el centro del 3° Ejército austrohúngaro.

El comandante del 1º Ejército ruso informa sobre la cada vez mayor propaganda marxista entre sus tropas.

En Polonia, el IX Ejército alemán continua –sin éxito- tratando de cruzar el río Bzura.

Desde San Petersburgo se informa:”…En la región de Mlava han retrocedido los alemanes hacia el frente Lautenburg-Neidenburg. Los rusos han puesto un a traba definitiva a la ofensiva austríaca en Galitzia y las operaciones moscovitas toman un carácter perfectamente favorables. Una de las divisiones austríacas que operan en la región de Dukla fue derrotada por un ataque a la bayoneta de los rusos y dejó en el campo de batalla 500 muertos, de los cuales 10 eran oficiales. Los rusos hicieron, más de 1.000 prisioneros. Las tentativas de la guarnición de Przemysl par a romper el bloqueo han sido definitivamente rechazadas. La guarnición sufrió pérdidas importantes y fue arrojada sobre tas fortificaciones de la plaza…”.

Desde San Petersburgo se informa:”…El combate entablado en la región de Van se ha desarrollado favorablemente. Hemos rechazado un ataque nocturno cerca de Alagnez, haciendo grandes estragos en las filas enemigas…”.

El zar llega a Moscú, habla en la Duma, inspecciona a los jóvenes reclutas y visita a los heridos en los hospitales.

Desde Turquía se informa oficialmente que ayer un barco francés bombardeó las costas al norte de Alexandretta sin hacer ningún tipo de daño.

La Cámara de Diputados otomana le envía un mensaje de aliento al Ejército:"…El día de la venganza, que había sido esperado por siglos, tanto por los jóvenes como por los ancianos de la nación, por los mártires y por los vivos, ha llegado finalmente. Ustedes se encuentran a sí mismos enfrentando a los moscovitas y sus aliados, los británicos y los franceses, los mayores enemigos del Imperio otomano y del Islam…Tomen revancha por los hogares que han hecho arder, por las heridas que han causado, por los mártires que han muerto aplastados bajo sus pies…".

Una fuerza sudafricana deja Ciudad del Cabo hacia bahía Walvis.

El teniente general Birdwood es designado comandante del Cuerpo de Anzac en Egipto.

En el Mar Negro, los rusos ponen un total de 680 minas fuera de la entrada del Bósforo.

En el Océano Pacífico el HMS Bristol y el HMS Glasgow navegan lentamente por la costa chilena, buscando todas las bahías y ríos donde se podría ocultar SMS Dresden.

Personal de Austria encuentra el pecio del submarino francés Curie y comienzan las tareas para reflotarlo.

Bulgaria asegura a Gran Bretaña, Francia y Rusia que permanecerá neutral en la guerra.

Los reyes de Suecia, Noruega y Dinamarca acuerdan permanecer unidos y preservar su neutralidad en la guerra.

El Papa Benedicto XV ordena que todos los obispos de las naciones beligerantes proporcionen capellanes que hablen el mismo idioma de los prisioneros de guerra.

El teniente SC Parr de la Indian Central Flying School llega a Egipto por carretera con tres máquinas adicionales, una BE2a y dos Maurice Farman Longhorns.

2.800 mineros sudafricanos inician una huelga en las minas de Van Rhyn Deep (Sudáfrica).

Saludos
estebanj