La Gran Guerra día a día

Historia Militar 1914-1918

Moderador: Schweijk

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

28 de noviembre de 1.914.

El general alemán Moritz von Bissing reemplaza a Goltz como gobernador general de Bélgica.

Los alemanes concentran fuerzas para atacar Arras.

Hay combates en los bosques de Argonne.

El 2º Ejército francés lanza un ataque contra las líneas alemanas opuestas, ocupadas por dos divisiones del XIV Cuerpo alemán. Ganan trescientos metros.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las tres de la tarde:”…En Bélgica, los combates de artillería han continuado todo el día 27, sin incidentes particulares. La artillería pesada alemana manifiesta menos actividad. Un solo ataque de Infantería ha sido intentado por los alemanes al Sur de Ypres, y ha sido rechazado por los aliados. Por la tarde, nuestra artillería ha alcanzado y derribado a un biplano alemán tripulado por tres aviadores. Uno se mató en la caída, y los otros dos fueron apresados. En la región de Arras, y más al sur, ningún cambio. En la región del Aisne, en Champagne, nuestra artillería pesada causó a la artillería enemiga serias pérdidas. En Argonne y Vosgos, nada que señalar…”.

El Gobierno francés publica una nota:” …Según ciertas informaciones, de origen alemán, se ha dicho que los israelitas súbditos otomanos residentes en Francia, han sido expulsados, y según otras del mismo origen, se ha realizado en París ante el Ministerio de Hacienda, una manifestación para pedir la paz. Estas informaciones son completamente falsas…”.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a la noche:”…La jornada ha sido análoga a la anterior. Nada hay que señalar…".

El francés Francois Mayer escribe:"…No nos ocupamos de los que han muerto; solo nos cuidamos de los vivos..Nadie ha visto nada si no ha visto la guerra, no ha comido al lado de cadáveres en los que los cuervos están picoteando, y todo se hace riendo y charlando…es aterrador…".

El poeta francés Jean de La Ville de Mirmont muere por la explosión de una mina en Verreiul, a los 27 años.

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"...No podemos decir honestamente que éramos soldados bien entrenados, y de hecho, nos sorprendió bastante que el Batallón hubiera sido enviado rápidamente al frente, en lugar de (como se esperaba) en líneas de comunicación. Como un ejemplo, un hombre que estaba cargando su rifle como preparación para partir hacia las trincheras lo sostenía con el cañón apuntando hacia arriba en lugar de hacia el suelo. Apretó el gatillo y una bala salió volando que por poco se perdió en la cabeza del Sargento Colour, quien me temo que tuvo miedo de tener su bautismo de fuego antes de lo esperado. Durante la noche, los alemanes se pusieron muy pesados y comenzaron a bombardear cerca de nosotros. No salimos, pero los 'Buffs' (Regimiento del Este de Kent) fueron bombardeados... donde estaban teniendo un merecido descanso de las trincheras...".

El soldado británico John Lawrence le escribe una carta al Sr. W. Storey:"...Recibí su paquete, que fue muy bienvenido. Los calcetines son enviados por Dios, ya que uno necesita un par todos los días. El país está inundado aquí, y estamos hasta las rodillas en el barro. Estuvimos 28 días y noches en las trincheras, peleando todo el tiempo y durmiendo cuando tuvimos la oportunidad. Nos sentimos aliviados y descansamos unos días. Estamos a unas doce millas detrás de la línea de tiro...El 1º Cuerpo de Ejército ha soportado la peor parte, y los alemanes no nos han olvidado. Han estado lanzando bombas manuales en las trincheras, así que tiene una idea de cuán lejos hemos estado el uno del otro. Los alemanes, creo, se están hartando y tirando sus vidas por nada. De cerca parecen no tener corazón. Muchos se metieron en nuestra trinchera en la niebla. Ninguno de nosotros pudo usar las bayonetas, así que fue a patadas, puños, dientes, cabezas y todo. Ninguno de ellos salió. Perdimos 16 hombres, pero capturamos a 53 prisioneros y 20 heridos. La trinchera estaba medio llena de muertos alemanes, así que simplemente la llenamos y los dejamos allí...".

El soldado británico Isaac Hogg, del 1º Batallón, del Real Regimiento de Liverpool, escribe una carta al Sr. Joseph Patterson:"...Acabamos de salir de las trincheras después de estar allí durante 23 días, y puedo decirles que nos alegramos al sentirnos aliviados. Los últimos cinco días estuvimos acostados en el agua, porque llovió todo el tiempo, y nosotros no podíamos mantener el agua afuera. Éramos como una gran cantidad de alondras de barro, y para empeorar las cosas, los alemanes nos bombardeaban todo el tiempo. Tuvimos que avanzar a lo largo de aproximadamente tres cuartos de milla, y los alemanes seguían atacando. Esperaba que me dieran en cualquier momento, pero debo haber sido uno de los afortunados, porque escapé sin lesiones. Un día o dos después tuve otro escape afortunado. Estaba cruzando unos 50 metros a campo abierto para preparar un trago de té para mis compañeros y para mí y un alemán me disparó tres veces. Uno de mis compañeros lo atrapó poco después. Se rumorea aquí que 15.000 alemanes se nos han entregado. Escuchamos tantos rumores. Esperábamos estar en casa para Navidad, pero no lo veo claro ahora...".

El comandante del Regimiento francés de Infantería 118º dispone que deberá recogerse todo el pan sobrante de sus hombres -todos los días-, y distribuirlo como suplemento a los caballos de tiro del batallón; estos caballos se alimentan insuficientemente con la ración reglamentaria.

Se elabora el menú para los soldados ubicados en las barracas de Norton, Condado de Durham, Inglaterra:"...Domingo. Desayuno: A, salchichas; B, tocino hervido. Cena: A, carne al horno, guisantes, verduras mixtas, manzanas y natillas; B, estofado y arroz al curry, o carne al vapor, verduras mixtas, manzanas y natillas. Té: A, pasteles mixtos; B, pasteles mixtos. Para el desayuno y el té, se proporciona pan, mantequilla y té todos los días. Lunes. Desayuno: A, tocino hervido; B, salchichas. Cena: A y B, carne al horno, guisantes, verduras mixtas, manzanas y natillas. Té: A, croquetas y salsa; B, variedad de carnes en conserva. Martes. Desayuno: A, hígado al curry; B, abadejo frito. Cena: A, pasteles de carne, frijoles de mantequilla; B, carne hervida o carne al vapor, rollo de grosella. Té: A, una variedad de carnes en macetas. B, croquetas y salsa. Miércoles. Desayuno: A, abadejo frito; B, hígado al curry. Cena: A, carne hervida o carne al vapor, rollo de grosella; B, pasteles de carne, frijoles de mantequilla; Té: A, filete frito y cebolla; B, conservas de pescado. Jueves. Desayuno: tocino hervido y salsa de tomate; B, chuletas de cerdo; Cena: A, rosbif y budín de Yorkshire; B, carne hervida, guisada o al vapor, verduras mixtas, rollo de mermelada. Té: A, pescado enlatado; B, bistec frito y cebolla. Viernes. Desayuno: A, chuletas de cerdo; B, tocino hervido y salsa de tomate. Cena: A, carne hervida, guisada o al vapor, vegetales mixtos, rollo de mermelada; B, rosbif y pudín de Yorkshire. Té: A, mermelada y mermelada; B, salmón en lata. Sábado. Desayuno: A, conserva de Yorkshire. Cena: A, estofado marrón y judías verdes; B, carne al vapor o carne hervida, vegetales mixtos. Té: A, salmón enlatado; B, mermelada y mermelada. Papas todos los días con la cena. Para la cena se sirve sopa a las 7:30 p.m. los lunes, martes, miércoles, jueves y viernes, y pan y queso todas las noches a las 7:30 p.m...".

La empresa de explosivos Rainham Chemical Works es expropiada por la Oficina de Guerra sobre la base de la Ley de Defensa del Reino.

A pesar de las protestas, el fútbol profesional sigue convocando multitudes en Gran Bretaña.

En Gran Bretaña, todas las personas que ingresan en hoteles deben registrar sus movimientos en la Policía.

El periódico americano The Deseret News, de Utah, publica una declaración de Winston Churchill en la Cámara de los Comunes:"...Podemos permitirnos perder un super acorazado todos los meses durante 12 meses sin una sola pérdida para el enemigo y, sin embargo, estar en una posición de superioridad tan buena como la que tuvimos al estallar la guerra... ”.

El científico británico Sir Oliver Lodge recomienda que los espías alemanes sean fusilados y que los delincuentes británicos sean ahorcados.

En Gran Bretaña, la Cámara de los Comunes aplaza sus sesiones hasta el día 2 de febrero del año que viene. La Cámara de los Lores hace lo propio pero hasta el 6 de enero.

Romain Rolland escribe en su diario:"…Por primera vez desde hace cuatro meses…escucho música. No podía, antes, la música me hacía daño…Los aires de Mozart me hacen saltar las lágrimas. La obertura Leonora ya me hace sentir en Beethoven la fuerza germánica, el reino de la fuerza, Faustreicht. Solo que el puño (Fausto) era entonces honesto. Pero pensando en ello me decía que es siempre el mismo espíritu de una raza que inspira, aquí, sus obras maestras artísticas y allá sus acciones (a veces malas acciones). Una inmensa Chacona con varaiaciones para órgano, J. S. Bach, cantaba en mi espíritu. Oía en el bajo eterno, dominante, imperial, que se desarrollaban los juegos de la imaginación libre. Y me decía que ése es el ideal del imperialismo alemán, tal cual lo sueñan los grandes intelectuales. El orden soberano que quía la libertad del espíritu. Y también me decía que todo el que ha bebido el espíritu de un pueblo por sus obras maestras de arte, queda impregnado para siempre y estará más cerca de comprenderlo, hasta en su política…".

Luchas entre austriacos y serbios en la localidad de Lazarevac. (Serbia).

En Serbia, a pesar de una primera impresión victoriosa, los esfuerzos del V Ejército austrohúngaro para cruzar el río Kolubara, donde se encuentra con el río Sava, han encontrado una feroz resistencia serbia. En un contraataque los serbios causa un 50% de bajas del total de tropas enemigas.

En razón de la retirada de su Primer Ejército y ante el temor de la sobrecarga de la línea del frente, el general Putnik ordena a sus ejércitos que se retiren hoy mismo.

Belgrado es evacuado -de acuerdo a lo ordenado por Putnik- en la medida en que se retiran las fuerzas serbias.

Los ejércitos serbios quedan dispuestos de la siguiente manera: El Segundo Ejército, de Vechani a Vagan; el Tercer Ejército, desde Kalanjevchi hasta Kelja; el Primer Ejército, de Silopaj a Galich; el Ejército de Uzitsha, de Kita a Markovitza.

Desde Viena se informa al mediodía:"...La situación no ha cambiado. Ayer en Rusia y Polonia también estuvo en general tranquilo. Los débiles ataques individuales de los rusos fueron rechazados. La lucha en los Cárpatos continúa...".

Desde el teatro sur de la guerra los austríacos informan oficialmente:"...Los combates tuvieron lugar en casi todos los frentes ayer en el teatro de guerra del sur. Se asaltaron varias posiciones atrincheradas importantes, especialmente la posición dominante en el Siljak. Se tomó un total de alrededor de 900 prisioneros y se capturaron tres armas. La victoria anunciada por la oficina de prensa serbia sobre una columna austro-húngara cerca de Rogacica se transformó ayer en la entrada de nuestra columna en Uzice. El nieto de 16 años del general Radomir Putnik fue atrapado...En vista de su corta edad y su parentesco con el comandante serbio, se ordenó tratar al prisionero con especial cuidado...".

El Gobierno austro-húngaro informa:”…"El resultado hasta ahora obtenido con la suscripción del empréstito de guerra austro-húngaro es en extremo favorable. Hasta el mediodía del 26 del corriente había suscritos 2.500 millones, aproximadamente…”.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...La situación no ha cambiado en el teatro de guerra occidental. Los avances franceses en el bosque de Argonne fueron rechazados. En el bosque al noroeste de Apremont y en los Vosgos, algunas trincheras fueron arrancadas de los franceses a pesar de la resistencia violenta. Peleas insignificantes tuvieron lugar en Prusia Oriental. En Lowicz nuestras tropas atacaron de nuevo; la pelea aún continúa. Fueron detenidos los fuertes ataques de los rusos en el área al oeste de Novoradomsk. En el resto de Polonia, no ha cambiado nada...".

Muere en Cheppy, Lorena, el general alemán Herman von Osswald, comandante de la LIII Brigada Landwehr. Mientras inseccionaba a sus tropas recibe un disparo de un francotirador francés.

Los alemanes son derrotados cerca de Brzezany.

En Viena, hay rumores de que las tropas rusas se encontraban a alrededor de 12 kilómetros de Cracovia.

Después de semanas de lucha infructuosa en Galitzia, los austriacos se retiran hacia el este de Cracovia, mientras que Conrad de Hötzendorf lo hace con su Cuarto Ejército al sur del río Vístula. El Gran Duque Nicolás se reúne con sus comandantes en Siedice para planear una ofensiva rusa en Cracovia.

El 8º Ejército ruso, bajo el mando del general Brusilov, continúa avanzando en los Cárpatos, venciendo la débil resistencia del III Ejército austrohúngaro. Los rusos se apoderan de los pases Lupkow-Beskid y Uzsok y, durante la mañana atraviesan las líneas austrohúngaras que sostienen el Paso Dulka. Los combates en los Cárpatos son feroces, con frías y fuertes nevadas. Si el 8º Ejército de Brusilov consigue abrirse paso a través de los Cárpatos, podrá invadir Hungría y marchar sobre Budapest, lo que sacaría a Austria-Hungría de la guerra.

Desde Petrogrado el Gobierno ruso informa:” … Las tropas del zar obtuvieron un éxito decisivo el día 26 del corriente. En ese día, en un violentísimo ataque, arrollaron los rusos al ejército austríaco que, en su retirada, dejó en poder de las tropas moscovitas 7.000 prisioneros, 30 cañones, 6 de los cuales estaban enganchados y acompañados de los carros de municiones, y, además, 20 ametralladoras. Las tropas rusas continuaron progresando en el combate de Lodz…”.

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe:"…Los cuerpos alemanes que estaban semienvueltos cerca de Lodz han conseguido escapar a costa de espantosas hecatombes. La maniobra rusa ha fracasado en el último instante por culpa del general Rennenkampf, cuyo golpe de vista y actividad han fallado. El Estado Mayor publica una nota así concebida:" Los rumores esparcidos sobre las proporciones de nuestra victoria entre el Vístula y el Wartha provenían de correspondencias particulares y deben ser acogidas con reserva. Está fuera de duda que el plan alemán, consistente en rodear al ejército ruso sobre la ribera izquierda del Vístula, ha fracasado completamente. Los alemanes han debido replegarse en condiciones desventajosas, sufriendo pérdidas inmensas. La batalla se desenvuelve favorablemente para nosotros, pero el enemigo continúa su resistencia obstinada." En el público la decepción es grande…".

El oficial británico Bernard Pares, observador del ejército ruso en campaña, escribe en su diario:"...Un hospital de campaña ruso. Un edificio grande, bajo y blanco con un patio cubierto de hierba y dependencias; cuatro grandes carpas se paran en el patio. Después de un maravilloso viaje iluminado por las estrellas en un carrito formadoka o de doble caballo con un cortés y humilde campesino canoso, llego a este edificio alrededor de las dos y media de la mañana...donde recibí una cordial bienvenida de los dos sanitarios de guardia y me acomodaron con una cama en una de las grandes carpas, que estaba vacía y lista... El Lazareto fue equipado principalmente por la energía y la liberalidad del príncipe Volkonsky, vicepresidente de la Duma y uno de sus miembros más respetados y populares. Todas las partes se unen en el trabajo; el príncipe Volkonsky, que es conservador, ha contado con la valiosa ayuda del eminente radical, el Dr. Shingarev, quien anteriormente se ganó una gran reputación como organizador del sistema sanitario en la provincia de Voronezh. Las reuniones de un comité se llevan a cabo en la Duma, y ​​últimamente otros dos lazaretos han sido equipados y enviados, uno al frente de Prusia y otro al Cáucaso...El primer Lazareto fue una de los primeros en llegar detrás del frente durante los tremendos combates en el sur de Polonia y en Galicia. En Brody, camino a Lvov, dio tratamiento preliminar a miles de heridos en el transcurso de unos días. Más tarde fue trasladado a Lvov, Sokal y Belzec, donde ahora lo encontré...El lazareto estaba equipado para doscientos pacientes. pero en el momento de mi visita solo tenía cuarenta, ya que estaba a punto de ser trasladado al frente. Las operaciones se realizan diariamente, para estar listos para la mudanza. Vi a un pobre hombre, muy frágil y ya no joven, justo después de que le amputaron la pierna; estaba llamando de manera lamentable a su madre. En una sala, los pacientes estaban en una etapa tardía de convalecencia por tifus...En una esquina lejana yacía un pobre hombre con una herida en la cabeza; su caso no tenía remedio, y el sacerdote se lo comunicó en un intervalo de conciencia. Las salas centrales estaban llenas de hombres fuertes...la mayoría jóvenes, algunos con heridas graves, pero casi todos iban a sanarse. Eran en muchos sentidos como dormitorios de grandes colegiales, todos ellos buenos camaradas; durante mi estancia de algunos días solo escuché un altercado y fue leve y muy breve...Fue mientras estaba aquí que llegó la orden de avanzar. Los heridos restantes fueron atendidos en hospitales vecinos...Hubo una cortesía peculiar y delicada de parte de los más fuertes... que movían sus extremidades heridas con un gesto acogedor de la mano, haciéndome espacio para sentarme en sus camas; y luego surgía una corriente general de narrativa donde todos se unían sin que parezca que se interrumpieran entre sí, cada uno contando alguna hazaña atrevida de un compañero contra viento y marea. Uno no olvidará las figuras recostadas en la cama y las caras jóvenes y radiantes; muchos de estos hombres eran lisiados que nunca volverían a pelear, pero todo sobre ellos estaba lleno de salud, aire fresco y victoria...Una de las figuras más comprensivas del lazareto era el sacerdote, un hombre de la época y con muchas de las características de una imagen rusa del Cristo. Era un monje del famoso monasterio de Pochayev en Volyn, enviado aquí por el arzobispo Eulogius. La suya era una naturaleza totalmente gentil, buena y completa; y la atención que le dio a los moribundos fue como la mejor combinación de hombre y mujer... Echamos un vistazo a uno de sus servicios en la pequeña iglesia de madera más pintoresca, donde el canto era congregacional y como triste. Nuestro sacerdote todos los días leía un breve servicio ortodoxo en la sala central, y los sábados y domingos celebraba la misa completa en una de las carpas más grandes. Unos seis de los soldados eran cantantes entrenados; el sacerdote mismo no cantó, y las palabras del servicio llegaron con mayor realidad, especialmente las alusiones frecuentes al "ejército que ama a Cristo". En un momento el sacerdote atravesó las salas para repetir una parte del servicio; porque, como él dijo, "nuestros soldados son profundamente religiosos, y los pacientes sentirán que están excluidos". Al final, todos en la tienda besaron la cruz, y el sacerdote fue a abrazar a cada uno de los pacientes. Nos dijo que en la movilización y antes de la batalla las comuniones eran frecuentes...".

La zarina, desde Tsarskoe Selo, le escribe una carta al zar:"...No deseo daño a Sukhomlinov, por el contrario, pero su esposa...ha hecho que todos, especialmente los militares, se enojen con ella cuando "me metió" con su colecta el día 26. El día estaba bien y los cantantes deseaban cantar gratis en los restaurantes para obtener dinero para su tienda. Y lo permití. Para mi horror, vi el anuncio en los periódicos, que en todos los restaurantes y cabarets (de mala reputación) se venderían bebidas para beneficio...(mi nombre en letras grandes) hasta las 3 de la mañana (ahora todos los restaurantes están cerrados a las 12) y que el tango y otros bailes se bailarían para el beneficio; causó una impresión impactante: tú prohíbes (gracias a Dios) el vino, y yo, por así decirlo, lo aliento...horrible...".

Anuncian los turcos que avanzan hacia el Canal de Suez.

El almirante King-Hall informa que el Ejército de África del Sur está listo para reanudar la campaña en África suroccidental.

Se inicia un levantamiento de las tribus Khostwals contra los británicos, en la frontera entre Afganistán y la India, a raíz de la predicación de los mulás, que a su vez estarían influenciados por los alemanes

Los austriacos venden a Alemania 5 submarinos que se estaban construyendo para ellos en Kiel.

En el África Oriental alemana el SS Kinfauns Castle llega a Durban.

A las 10 de la mañana, el escuadrón del vicealmirante Sturdee sale de la Roca Abrolhos hacia Puerto Stanley en las Islas Malvinas. Se extienden en una línea con doce millas entre cada barco para maximizar la cantidad de océano bajo observación.

El Escuadrón de Spee navega más tranquilo porque la tormenta de ayer se calma.

A la mañana, el Ayesha, con una pare de la tripulación del Emden, cruza las aguas territoriales holandesas. En consecuencia, von Mücke ordena izar la bandera de guerra alemana. Von Mücke es recibido por el capitán del bique holandés Lynx.

El Ayesha entra en el puerto de Padang y es aprovisionado por los buques comerciales alemanes allí atracados. Luego abandona el puerto.

El submarino austro-húngaro k.u.k. U4 -bajo el comando del teniente Hermann Jüstel- torpedea y hunde al velero albanés Fiore del Mare, cerca de Montenegro.

El acorazado Goliat y el crucero Fox -ambos británicos- bombardean Dar-es-Salaam (Africa Oriental alemana) durante 15 minutos. El palacio del gobernador es destruido.

Se inauguran las sesiones ordinarias del parlamento de Bucarest, Rumania. Fernando I, en su discurso, afirma:"...Al abrir la sesión ordinaria del parlamento por primera vez, mis pensamientos están con mi querido tío...A través de sus virtudes, su trabajo constante e implacable dedicado al bien común, el rey Carol escribió una de las páginas más gloriosas de nuestra historia...Durante la guerra condujo al valiente ejército a la victoria. En paz se preocupó incansablemente por el desarrollo del estado y bajo su gobierno fundó un reino en menos de medio siglo cuando la situación internacional mostraba una seriedad inusual. El rey Carol fue llamado para superar estos tiempos difíciles...".

El diario griego Le Messager d'Athènes, publica el siguiente artículo:"...Según las estadísticas publicadas en un periódico rumano, cuando la prensa extranjera habla de las aspiraciones rumanas, resume toda la cuestión en la palabra Transilvania. Quizás no sea innecesario señalar que esta palabra tiene en este caso un significado más bien político y etnológico que puramente geográfico. Esta palabra abarca todos los territorios austro-húngaros ocupados por rumanos, con el entendimiento de que Transilvania es la más importante en cuanto a área y popularidad rumana. En realidad, las afirmaciones rumanas sobre los territorios austro-húngaros son las siguientes: Transilvania: área de 57.250 kilómetros cuadrados, 2.850.000 habitantes, de los cuales 1,750,000 son rumanos. Banat: área de 28.510 kilómetros cuadrados y 1.730.000 habitantes, de los cuales 700.000 son rumanos. Chrishana: área de 41.338 kilómetros cuadrados y 2.920.000 habitantes, de los cuales 1,100,000 son rumanos. Mamoaresh: área de 9.720 kilómetros cuadrados y 360,.00 habitantes, de los cuales 120.000 son rumanos. Bukowina: área de 10.471 kilómetros cuadrados y 900.000 habitantes, de los cuales 300.000 son rumanos. Área total, 147.280 kilómetros cuadrados y 8.760.000 habitantes, de los cuales 3.970.000 son rumanos. En consecuencia, de 8.760.000 habitantes de la Rumania transcarpática, casi 4.000.000 son rumanos, 2.200.000 húngaros, 1.000.000 de serbocroatas y 730.000 alemanes,

La Bolsa de Nueva York reanuda sus negocios después de un paréntesis de casi cuatro meses. Con el estallido de la guerra, un gran número de inversores extranjeros habían comenzado a vender sus tenencias, lo que obligó a la Bolsa de Nueva York a dejar de comerciar el 31 de julio de 1914.

Jacob Schiff, banquero y filántropo americano, nacido en Alemania, le escribe una carta a Charles W. Eliot, presidente emérito de Harvard."..Creo que, al igual que usted, lo que más debe hacerse es inducir a Alemania a modificar su opinión actual de que la nación debe luchar por su vida hasta...la última gota de su sangre. Ahora, cada carta privada que he recibido de Alemania, y cada circular, panfleto o libro impreso sobre la guerra que me han llegado de fuentes alemanas insiste en la opinión de que, para Alemania, es una cuestión entre el imperio mundial o la completa caída. No tiene sentido ni razón este punto de vista, pero los filósofos, historiadores y estadistas alemanes lo mantienen en este momento. Inglaterra, Francia y Rusia no tienen tales expectativas o deseos con respecto al destino de Alemania. Lo que proponen hacer es detener el plan de Alemania de alcanzar el imperio mundial mediante el militarismo. ¿Tiene algún medio para meterse en la mente de algunos de los gobernantes actuales de Alemania con la idea de que no se presenta a Alemania una alternativa como la vida o la muerte en esta guerra, y que la gente solo necesita abandonar sus ambiciones del imperio mundial mientras se asegura la seguridad en el corazón de Europa y la oportunidad de desarrollar todo lo que es bueno en la civilización alemana?…".

Saludos
estebanj


«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51079
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 97 veces
Agradecimiento recibido: 54 veces

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por Lutzow »

estebanj escribió:En la Roca Abrolhos, en la costa brasileña, el vicealmirante Sturdee celebra una conferencia de capitanes para planificar la búsqueda del Escuadrón alemán de Asia Oriental. Tiene la intención de navegar a las Islas Malvinas y usarlas como base para el caso en que los alemanes decidan navegar por el medio del Atlántico. Además, también envía sus cruceros ligeros para inspeccionar los diversos puertos y bahías a lo largo de la costa sureste de América del Sur por si los alemanes intentan permanecer cerca de la orilla. Por último, anuncia que el escuadrón zarpará dentro de dos días. El capitán del Glasgow objeta esto último, temiendo que los alemanes intenten llegar a las Malvinas antes que los británicos. En definitiva, convence a Sturdee de adelantar la fecha de salida para mañana.
Este resulta un dato poco conocido y que describo en mi libro, está muy bien que lo saques a la luz... Entre el día ganado por el Capitán Luce y los dos de adelanto con los que zarparon los buques de Sturdee debido a un comentario supersticioso de Fisher, se selló el destino del Escuadrón de Asia Oriental. El diablo a veces juega a los dados, en este caso cargados a favor de los británicos...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

29 de noviembre de 1.914.

En el cuartel general del ejército francés, la Oficina de Operaciones presenta un informe a Joffre sobre la próxima fase de la guerra en el frente occidental. Afirma que el mes pasado ha demostrado que los ataques parciales y locales son ineficaces en las nuevas condiciones de la guerra de trincheras, y que la preparación y concentración de fuerzas es esencial para el éxito en tales condiciones. También se descarta una ofensiva general porque disiparía la fuerza del ejército francés a lo largo de toda la línea. Comunica que el curso preferido es centrar los esfuerzos ofensivos en puntos particulares del frente alemán. Idealmente, se podrían llevar a delante varias ofensivas concentradas de este tipo, de manera simultánea, para estirar a los alemanes y forzar el compromiso de reservas que serían incapaces de enfrentar otros ataques. Sin embargo, la Oficina también afirma que el ejército francés carece de la fuerza suficiente, no solo en cantidad de soldados sino también en municiones, para llevar a cabo operaciones de tal tamaño simultáneamente. El informe concluye que la mejor oportunidad de romper la línea alemana está en Artois, y argumenta que un fuerte ataque hacia Cambrai, si tiene éxito, obligaría a los alemanes a retirarse al río Mosa.

El cuartel general francés se muda de Vitry-le-François a Chantilly.

En Artois el general Fayolle escribe "...Me pregunto si esos grandes líderes que empujan hacia adelante ... no son los que no tienen en cuenta ... las vidas humanas que se les encomiendan...."

En Ypres, un fuerte ataque alemán es rechazado.

En el Somme, los franceses avanzan en la zona de Chaulnes.

En los Vosgos, los franceses rechazan ataques en Ban-de-Sapt.

En Argonne (Bagatelle) las fuerzas francesas recuperan casi todo el territorio que habían tomado los alemanes entre el 15 de septiembre y el 21 de octubre.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las 3 de la tarde:”…El día 28, el cañoneo del enemigo ha sido más activo, pero ejecutado principalmente con piezas de 77. Su artillería gruesa ha hecho sentir muy poco sus efectos; así, que en esas condiciones la lucha de artillería ha sido toda con nuestra ventaja. En Bélgica, nuestra infantería se ha apoderado de algunos puntos de apoyo al norte y al sur de Ypres. En la región al norte de Arras, un ataque enemigo, realizado por unos tres regimientos, ha fracasado finalmente, después de algunos contraataques, llevados a cabo por ambas partes. Entre el Somme y Chaulnes hemos realizado sensibles avances. En las proximidades de Vailly, nuestras tropas han llegado a establecer su contacto con las alambradas de defensa del enemigo. En la región del Aisne, entre Vailly y Berry-au-Bac, un grupo de ametralladoras y la cúpula de una pieza de 30 centímetros han sido destruidas por nuestros obuses, y uno de éstos ha determinado una explosión en una batería enemiga. En los Vosgos, tres contraataques ale- manes, que intentaban recuperar terrenos conquistados por nosotros días pasados en Ban-de-Sapt, han sido sucesivamente rechazados…".

El Gobierno francés informa desde Burdoes a las 11 de la noche:”…Calma completa en todo el frente, salvo en el Argonne, donde los ataques franceses no han tenido más éxito que en los días anteriores…".

Paul Hess, director del Crédito Municipal de Reims, escribe en su diario: "...día y noche tranquilos. He visto, en estos días, varios entierros que el asedio y bombardeo hacen todavía infinitamente más tristes de lo habitual. Unos pocos asistentes siguieron a los cortejos; para uno, tres hombres y dos mujeres, para otro, dos hombres y otras mujeres…".

Para colaborar con el Fondo de Ayuda Belga, se lleva a cabo -por la noche- una reunión social en Birdport Schoolroom, Worcester, Inglaterra. La sala está abarrotada. La presencia de dos de los refugiados belgas, con la enfermera a cargo del Hogar de Santa Catalina, añade mucho interés a la reunión. El Sr. Thomasson y la enfermera cuentan lo que estaba sucediendo en el frente. El Sr. Thomasson y algunos concurrentes cantan su Himno Nacional. La sala está decorada con los colores belgas, todo organizado por la señorita A. Gee y los miembros de su clase de Biblia.

Una vecina de Worcester, F. Lessingham Spreckley, describe en una carta el Servicio de Mujeres Voluntarias:"...El objetivo de la formación de este Cuerpo es proporcionar un grupo de mujeres físicamente en forma, capacitadas y altamente eficientes, cuyos servicios se pueden ofrecer al Estado en cualquier momento que parezca necesario. Es indudable que las mujeres que han sido entrenadas como señalizadoras, telegrafistas, despachadoras y automovilistas, etc. podrían ser, en caso de emergencia, de la mayor utilidad para tomar el lugar de los hombres que actúan en estas capacidades, de modo que los liberen para tomar parte en la defensa del país. El tiro con rifle, aunque está incluido en el plan de estudios, es un objeto bastante secundario y es solo uno de los muchos medios por los cuales se puede lograr la eficiencia del cuerpo. El cuerpo en ningún caso actuará como una unidad independiente, pero, si es necesario, estará completamente a disposición y bajo el control del Estado…".

El rey Jorge V deja Inglaterra para visitar al Ejército británico en Francia.

A raíz de la detención del ataque alemán se presenta como evidente para las autoridades británicas, ubicar a los escuadrones del RFC más cerca de la línea del frente y de manera permanente. Este movimiento hacia una organización más descentralizada se formaliza hoy, con la creación de dos Alas separadas: La Nº 1 (que comprende los escuadrones 2 y 3) bajo el mando del teniente coronel H.M. Trenchard con su sede en Merville al servicio del Primer Ejército, y la Nº 2 (que comprende los escuadrón 5 y 6) bajo el mando del teniente C.J. Burke al servicio del Segundo Ejército. El escuadrón 4 y la Unidad de Telegrafía Inalámbrica quedan en St. Omer.

El teniente Frederick A. Wanklyn llega a St. Omer con un Be2b de reemplazo (676).

El ministro servio en Atenas, Sr. Baluhtchich, declara que "...todas las conversaciones sobre concesiones servias de cualquier tipo a favor de Bulgaria son prematuras. El Gobierno de Servia considera que es imposible proceder a cualquier concesión territorial o moral, mientras Servia se encuentre en estado de guerra. El Gobierno búlgaro no ha hecho, y son imposibles de formular, sus demandas directamente a Servia, porque es imposible prever el resultado de una lucha tan violenta y aparentemente destinada a ser larga. Para Servia es imposible entablar negociaciones de indemnización o concesiones por la neutralidad de Bulgaria antes de poner fin a la situación actual. Lo único cierto es que los gobiernos de la Triple Entente se están esforzando por reconstituir la Liga de los Balcanes, que se compondrá de tres Estados de los Balcanes, a saber, Servia, Grecia y Bulgaria. Pero, como tuve la ocasión de decir hace algún tiempo, las demandas territoriales búlgaras, con respecto a la reconstitución de la liga, han sido tan absurdas que ni Grecia ni Servia podrían comenzar las discusiones sobre esa base. Niego, de la manera más enfática, la noticia de que Servia va a ceder, o que Bulgaria exige directa y formalmente de mi Gobierno, cualquier franja del territorio macedonio, al menos por el momento. Del mismo modo, no es cierto que el Primer Ministro búlgaro, el Sr. Radoslavoff, exigiera a los embajadores de la Triple Entente que se le garantice la compensación por su neutralidad a partir de ahora para el futuro. Es cierto que ahora está ocurriendo un inquietante fermento político en la península de los Balcanes, pero es difícil expresar opiniones en este momento. Sin embargo, antes de que termine la guerra, no se pueden hacer concesiones ni tener discusiones, al menos en lo que respecta a Servia, y parece que la Triple Entente está de acuerdo con esta opinión…".

Durante la noche los serbios evacuan Belgrado.

El general serbio Radomir Putnik reemplaza al comandante del Primer Ejército con el general Mishitch, miembro del Estado Mayor General.

El monitor de la flotilla austro-húngara del Danubio, Enns, dispara algunos cañonazos contra Zemun.

Desde Viena se informa oficialmente del teatro de guerra del sur:"...El enemigo se opone desesperadamente en el frente de batalla actual y está tratando de detener nuestro avance mediante violentos contraataques...Las propias tropas que se encuentran en la orilla oriental de Kolubara han recuperado algo de espacio. Las columnas que avanzan sobre Valjewo y al sur...han alcanzado la altura del río Ljiq y la línea Suvobor y el triángulo al este de Uzice. Un total de dos comandantes del regimiento, 19 oficiales y 1245 hombres fueron capturados ayer…".

Desde Viena se informa oficialmente:"...Ayer fue un día muy tranquilo en todo nuestro frente en la Polonia rusa y el oeste de Galicia. En los Cárpatos, las fuerzas que habían penetrado en Homonna fueron golpeadas y rechazadas. Nuestras tropas tomaron 1500 prisioneros…".

Los alemanes bombardean Lodz.

Las tropas bávaras crean el primer batallón de esquiadores.

El káiser le impone la Pour le Merité al teniente general Karl Litzmann.

A pesar de la promesa del fabricante de entregar 200 aviones por mes a partir de mediados de agosto, el Servicio Aéreo Militar alemán ha recibido sólo 462 aviones desde el 3 de agosto.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"…Lo único que puede informarse de ayer del Ejército del oeste es que los intentos del enemigo de atacar en el área, al sureste de Ypres y al oeste de Lens, fracasaron. En el este, la situación a la derecha del Vístula no ha cambiado. Los avances de los rusos en el área de Lodz fueron rechazados. Los contraataques iniciados allí fueron exitosos.No hay nada esencial que mencionar del sur de Polonia….".

El Gran Cuartel alemán informa:"...Su Majestad el Emperador está ahora en el teatro oriental de la guerra…".

El káiser alemán le envía un telegrama a su canciller con motivo de su cumpleaños:”…Quiera Dios guiar por buen camino la nave de la unidad alemana hasta buen puerto, a través de las actuales tormentas. Para ello se necesita buena suerte, y Ia providencia se sirve de hombres que anteponen a todo el amor a la patria, y que están convencidos de que sin lucha y sin sacrificios no se llega a la meta deseada. Eso lo sabe el pueblo alemán y su canciller. Que Dios lo bendiga…”.

El Gran Duque Nicolás está reunido con el general Ivanov del frente sudoeste y el general Ruszkii del frente noroeste. Ivanov está ansioso por seguir avanzando contra Austria-Hungría, con el 3º Ejército avanzando en Cracovia y el 8º Ejército empujando a través de los Cárpatos. Sostiene que, dada la fuerza del ejército alemán, "el camino a Berlín se encuentra a través de Austria-Hungría". Para continuar su ofensiva, Ivanov necesita a Ruszkii en el frente del noroeste, para mantener su posición en el centro de Polonia; si se retira, el flanco norte del frente sudoeste quedaría expuesto. Ruszkii, por su parte, quiere hacer exactamente eso: los ejércitos 2º y 5º han sufrido cien mil bajas en los combates alrededor de Lodz, y el cuerpo enviado desde el frente occidental por Falkenhayn ahora está llegando frente, a Lodz, para reforzar el 9º Ejército alemán. Ruszkii argumenta que no se puede llevar a cabo una invasión de Alemania hasta que Prusia Oriental esté ocupada, ya que de lo contrario los alemanes siempre podrán contraatacar el flanco norte contra cualquier avance ruso hacia el oeste, como sucedió en el último mes alrededor de Lodz. Nicolás no puede mediar en la disputa, los dos generales están decididos a atacar como mejor les parezca y no a cooperar.

Desde San Petersburgo el gobierno ruso informa:”…Las tropas rusas alcanzaron a los alemanes en la orilla izquierda del Vístula . En el centro los rusos capturaron Brzeziny y unas aldeas en un asalto a la bayoneta. La caballería rusa atacó con éxito a la infantería alemana en su retirada y tomó muchos cañones, algunos de ellos con sus equipos. La batalla en todo el frente Vístula-Wartha continúa favorable a las armas rusas. En el frente Czenstochowa-Cracovia los rusos han obtenido importantes éxitos; capturaron más de 4.000 prisioneros. Un batallón entero austriaco se rindió en la región de Sziewiawa. Los rusos tomaron una posición estratégica en la orilla izquierda del río Raha. Hicieron más de 2.000 prisioneros austríaco s y tomaron muchas ametralladoras. Los alemanes se retiran desordenadamente en la orilla derecha del Vístula y son vigorosamente perseguidos. La moral de las tropas rusas es altamente satisfactoria, después de continua lucha durante cuarenta y cinco días. En Cracovia los austríacos han instalado una estación de telegrafía sin hilos y cañones contra los aeroplanos en la catedral…”.

Maurice Paleologue, embajador de Francia ante Rusia, escribe en su diario:"...La opinión rusa es verdaderamente demasiado nerviosa, demasiado imaginativa, muy poco realista. Que esté descontenta, hasta irritada, por haber sido inducida a error sobre los resultados de la batalla de Lodz, es muy natural. Pero en su decepción olvida que si los alemanes han escapado al desastre completo, no por eso han dejado de sufrir una grave derrota. No recojo en todas partes sino impresiones pesimistas, palabras de cansancio y de desaliento. ¿Qué sería si los alemanes hubiesen vencido?...".

El Cuartel General turco comunica desde el frente del Cáucaso: "…Las tropas turcas han rechazado en el valle de Tochorokh los intentos de salida de los rusos. En la región de Batum, cerca de la desembocadura de los ríos, tomaron parte en el combate los cañones que defienden el puerto, pero sin resultado. Nuestras tropas penetraron en la región de Atzohara, a 10 kilómetros al sudoeste de Batum. El Estado Mayor ruso pretende hacer creer por medio de partes oficiales que las fuerzas turcas han sufrido un gran descalabro y que han sido rechazadas hacia Erzerum. Estas noticias son completamente falsas. Las tropas turcas han seguido tomando desde el principio de la campaña la ofensiva contra las fuerzas rusas, las cuales casi no se han movido de sus posiciones fortificadas. Los rusos, siempre que han tenido que luchar con nosotros en campo llano se han visto obligados a retirarse ante el empuje de nuestras tropas victoriosas…".

Enver Pasha, ministro de guerra del Gobierno otomano, quiere que el III Ejército otomano invada el Cáucaso ruso. Lo impulsa no solo la perspectiva de liberar a los musulmanes del Imperio ruso, sino también de traer más pueblos turcos al imperio, avanzando hacia su visión de todos los turcos unificados dentro del Imperio otomano. Sin embargo, las tropas no estarían en condiciones para combatir. Enver envía a Hafiz Hakki, subdirector del personal general, para obtener un informe más afín con sus objetivos.

Halil Pasha ordena al gobernador de Izmit que identifique a los líderes de las unidades de la Organización Especial y que libere a los delincuentes de las cárceles para unirse a estas bandas.

El vicegobernador de Izmit arma a la Organización Especial con armas suministradas por el Ministerio de Guerra.

En la provincia de Van, los convictos liberados intencionalmente están armados por el gobierno.

En Sudáfrica, el general Botha abandona entren Upington en dirección a Kroonstad.

El comandante de la Fuerza Expedicionaria India D envía un telegrama al virrey de la India, informando que con la llegada de los elementos finales de la 6ta División India, tiene suficiente fuerza militar como para tomar y retener Bagdad, pero que tal movimiento no es posible en este momento porque no hay suficiente agua para un avance por tierra, mientras que necesitaría más barcos para transportar a la FEI D por río. Por el momento, afirma, tiene la intención de ocupar Qurna río arriba en la confluencia de los ríos Tigris y Éufrates.

El levantamiento de las tribus Khostwals es sofocado y las tribus rebeldes vuelven a sus territorios.

El HMAS Una deja Sydney navega hacia Nueva Guinea con dos aviones y sus pilotos a bordo, es el primer buque de guerra australiano en transportar aviones. El HMAS Una es el SMS alemán Komet, capturado el 11 de octubre pasado cerca de Rabaul por el HMAS Nusa.

Submarinos alemanes son vistos en el Havre.

Se comienza a construir en Gran Bretaña el submarino E21.

En Gran Bretaña se autoriza la construcción del primer Q-ship.

El submarino a vapor francés Cugnot penetra en las Bocas de Cattaro, pasando a través de dos campos minados. En la Bahía Topla es descubierto por el torpedero austro-húngaro TB 57. Se mantiene en la bahía durante tres horas en búsqueda del acorazado pre-dreadnought austríaco Radetzky. Ante la imposibilidad de conseguir un blanco, el Cugnot decide retirarse, no sin antes verse obligado a emerger al engancharse en una obstrucción, de la que pudo zafarse mientras estaba bajo fuego enemigo.

El submarino francés Archimède fondea en Brest.

Italia envía un crucero a la costa de Siria para proteger a sus ciudadanos en la región.

El Canciller alemán Theobald Theodor Friedrich Alfred von Bethmann Hollweg cumple 58 años.

El ex presidente Roosevelt critica a los Estados Unidos por su "neutralidad mansa y sin espíritu" en la guerra.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
JackHicks236
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 3755
Registrado: 09 Abr 2019 15:34
Ubicación: Castilla
Agradecido : 17 veces
Agradecimiento recibido: 27 veces

Medallas

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por JackHicks236 »

estebanj escribió: El ex presidente Roosevelt critica a los Estados Unidos por su "neutralidad mansa y sin espíritu" en la guerra.
Pues porque ya estaba entrado en años y no tenía el cuerpo para tales aventuras, pero si no, ya me veo a Teddy cruzando el Atlántico cargando con más armas que Rambo y saliendo de las trincheras como si no hubiera un mañana. Menudo tipo. :ok
"Paz a través de la fuerza." Ronald Reagan /// ¿Por qué el cielo es azul? Porque Dios ama a la infantería. /// Anytime, Baby...!
"El fuego puede ser nuestro mejor amigo; ya sea asando unas chuletas, ya sea atacando al VietCong". Sgt. Seymour Skinner US Army
--------------------------------------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51079
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 97 veces
Agradecimiento recibido: 54 veces

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por Lutzow »

Un belicista a ultranza, precisamente en el hilo que estoy escribiendo sobre el bloqueo comento sus palabras cuando se pensaba por error que el candidato republicano había vencido en las elecciones de 1916: "la elección del Sr. Hughes es una reivindicación de nuestro honor nacional". Por entonces había algún motivo para entrar en guerra debido a la campaña submarina de 1915, pero en Noviembre de 1914 es más bien una chaladura por su parte, no tenía ningún sentido entrar en guerra contra Alemania y mandar a millones de hombres a la matanza que se desarrollaba en los campos de batalla europeos...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

30 de noviembre de 1.914.

Duelos de artillería en las zonas de Dixmude, Ypres, y Arras.

Muere en el frente de un disparo de los alemanes, en Miraucourt, el general francés Paul Constant Caudrelier. Estaba inspeccionando los movimientos de los alemanes desde la trinchera más avanzada.

El soldado británico Robert Chawner, le escribe una carta al superintendente Walker de la estación de policía de Ilkeston, Inglaterra. Robert se desempeñaba como agente en la policía de Derbyshire cuando se declaró la guerra:"…Ahora estamos en las trincheras... con algunas balas zumbando a nuestro alrededor...Hemos visto algunas imágenes lamentables entre los que se quedan atrás. Nadie creería que tales cosas podrían suceder. Es demasiado terrible escribir o hablar sobre ellas; la mejor manera es tratarlas es olvidarlas, si uno pudiera hacerlo. Tuve una escapada muy justa el otro día. Un trozo de bomba alemana, que pesaba alrededor de 10 libras sacó un trozo de tela de mi gran abrigo y lo enterró en el suelo a unos dos pies de profundidad...El trozo de tela... cualquiera que lo viera, juraría que había sido cortado con unas tijeras. Todavía tengo la esquirla y la tela, y creo que serían buenas reliquias si pudiera mantenerlas hasta que regrese a Inglaterra. Hace aproximadamente un mes me dieron un balazo en mi gorra y no me hizo daño. No puedo decirte la posición en la que nos encontramos como me gustaría, pero seguimos sorprendiendo a los alemanes con buen estilo y confiamos en una victoria rápida…".

El soldado británico Ronald MacDonald de los húsares de Northumberland le escribe una cara a su padre, Alexander:"… Ahora podré escribirte con bastante frecuencia, ya que estamos en el trabajo de patrulla. Estamos estacionados en una granja y tenemos nuestros dormitorios en un granero, donde hace mucho calor. La luz es mala, no tenemos lámparas y no podemos conseguir velas. Estoy escribiendo esto en otra granja. Hay unos veinte de nosotros en una cocina; algunos escriben, otros juegan a las cartas y todos fuman. Afuera hay una helada dura. Ayer cayó nieve y todo el lugar ahora está blanco... Los amaneceres y puestas de sol son hermosos aquí, especialmente con la nieve. Realmente creo que muchas de nuestras tarjetas de Navidad han sido tomadas de este distrito. Las granjas, los árboles y los campos son iguales. Compramos pan en esta granja. Cuesta un franco por una hogaza de aproximadamente dieciocho pulgadas de diámetro. La mantequilla cuesta 2 francos y medio por aproximadamente una libra y un cuarto. El pan es bastante pesado, pero la mantequilla es muy buena. También obtenemos los dos del Ejército, pero la mantequilla del Ejército está en lata y es muy salada. Siempre tomamos mucho café, y "nos quejamos" porque le pusieron demasiada achicoria, los alemanes se llevaron todo el azúcar. Ese cacao y leche que la tía envió fue espléndido. No hay nada como una taza de cacao en la mañana. Tenemos derecho a una taza de té y azúcar (sin leche), pero el cacao es un cambio agradable. Puede enviar más cuando reenvíe el siguiente paquete. Nuestros caballos son los que más sufren. No reciben alimento lo suficientemente grande como para una rata. El heno es muy escaso y es del tipo comprimido, que no se parece en nada al buen heno inglés. También obtenemos algo de trébol de los nativos. Tinker (mi caballo) todavía se está fortaleciendo, pero a la velocidad con la que se está alimentando, será tan delgado como un listón en breve. Hay una cosa que he notado; Hay muy pocas aves por aquí. Lo que hay en su mayoría son cuervos y algunos petirojos. Hay muy pocos gorriones. Hace unos días pensé que había visto una garza. ¿Son comunes en el norte de Francia?…".

Joffre emite una comunicación a todos los comandantes del ejército indicándoles que caven sus trincheras a 150 yardas de las líneas alemanas.

Se publica en Francia el Libro Amarillo, que carga sobre Alemania la responsabilidad de la guerra.

El Gobierno de Francia informa desde Burdeos a las 3 de la tarde:”…En Bélgica, el enemigo se mantiene a la defensiva. Su cañoneo es débil. Hemos progresado sobre algunos puntos. Hemos consolidado posiciones que habíamos tomado el día 28. En la región de Soissons, el cañoneo contra la ciudad continúa con intermitencias. En Argonne, algunos ataques contra Bagatelle han sido rechazados por nuestras tropas. Reina densísima niebla en los altos del Mosa y en el Woevre. El enemigo ha bombardeado el bosque de Apremont. En los Vosgos, nada que señalar…".

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las 11 noche:”…Nada hay que señalar, fuera de algún ataque enemigo al norte de Arras, sin resultado…”.

Se recupera el tercer libro de códigos alemanes. Durante el naufragio del destructor alemán S119 en la batalla de Texel, el 17 octubre de 1914, el comandante del buque tiró por la borda todos los documentos secretos en un cofre de plomo forrado. El asunto fue desestimado al haberse creído que los papeles se habían destruido junto con los barcos. Sin embargo, hoy, 30 de noviembre, un pesquero británico encontró la caja. Contenía una copia del libro de códigos Verkehrsbuch (VB), normalmente utilizados por los oficiales de la marina de guerra alemana. El hallazgo de la caja es denominado por el Room 40 como "la pesca milagrosa “.

El Consejo Municipal de Lyon, a propuesta del alcalde -M. Harriot- decide crear una escuela para la rehabilitación profesional de los heridos de gravedad en la guerra.

Paul Hess, director del Crédito Municipal de Reims, escribe en su diario: "…Noche tranquila. A las 7 a.m. de esta mañana, salen de Bezannes mi esposa e hijos...llegarán a Bouleuse y Dormans, para regresar a Epernay por la línea oriental. La lejanía impuesta por una necesidad imperiosa de calma para toda la familia, especialmente se hizo necesaria...debido a la permanencia del peligro en Reims... Vivo hoy en 8 rue Bonhomme, donde tomaré mis comidas y desde ahora, vendré a pasar las noches…".

El periodista guatemalteco Enrique Gómez Carrillo, escribe para el diario español El Liberal:"...Hace un instante nos detuvimos en Allemant, con el objeto de contemplar, desde las alturas, los inmensos pantanos en los cuales la Guardia prusiana sucumbió heroica y lastimosamente. El capitán Valotte...nos explicaba la maniobra que había permitido a las tropas francesas detener, en aquel punto, gracias al tiro de su artillería, el avance alemán que amenazaba París. Durante cinco días la minúscula aldea vivió en medio de una tempestad de metralla. En la llanura, hasta el infinito, las cruces rústicas marcan piadosamente las fosas en que duermen su sueño eterno los soldados muertos por el Emperador y los soldados muertos por la República...".

Durante noviembre -en Neuve Chapelle, Francia- aviones del RFC toman las primeras fotografías aéreas.

El rey británico visita el frente occidental.

El sargento británico John Twynam, de los South African Mounted Rifles, muere al recibir la descarga de un rayo.

Durante noviembre el escultor francés Rodin, presenta 20 esculturas en el museo Victoria y Alberto, en Londres, como agradecimiento a la Fuerza Expedicionaria Británica.

El diplomático americano John Gardner Coolidge escribe en su diario, en París:"…El servicio de Boulogne-Folkestone a Londres y viceversa se ha detenido, y la única forma de cruzar el Canal ahora es en el barco diario desde Dieppe; da una sensación extraña, pero la vida aquí, en general, es mucho más alegre que el año pasado. (Es decir, la gente se ha adaptado a las condiciones de guerra)…".

Según los alemanes hoy termina la batalla de Yser.

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"…Nuestros hombres que habían ido a las trincheras el 16 de noviembre, salieron temprano esta mañana, me encontré con algunos de ellos en Armentieres y me dieron su opinión sobre la guerra en un lenguaje que no repetiré aquí, por lo que no me arrepentí tanto de aún no haber ido a las trincheras. Habían tenido alrededor de media docena de bajas y permanecieron en las trincheras durante 14 días, a lo que se suma que el clima era bastante duro para una primera entrada, en cualquier caso, sus opiniones habían cambiado mucho y ninguno quería otra temporada en las trincheras durante algún tiempo…".

En Serbia, Potiorek dispone un alto en la marcha de 4 días para llevar suministros a las fuerzas austriacas.

El Ejército serbio completa su evacuación de Belgrado hoy, cuando elementos del V Ejército austrohúngaro se acercan a la ciudad.

Desde Viena se informa oficialmente sobre el teatro del sur:"…Se continuó luchando en el teatro sur de la guerra. Ayer, el obstinado defensor de Suvobor, punto más alto de la carretera Valjevo-Cacak, fue asaltado después de feroces combates. El Batallón 70 fue particularmente valiente...Ayer, un total de 1254 hombres y 14 ametralladoras fueron capturados, muchas armas y municiones fueron encontradas en Uzice. Nada significativo sucedió ayer en nuestro frente en el norte…".

El emperador austro-húngaro Francisco José le envía un telegrama a von Hindenburg:"..."Es un gran placer poder felicitarlo por su ascenso a la más alta dignidad militar, lo que debe al reconocimiento amable de su glorioso liderazgo del incomparablemente valiente Ejército del Este por parte de Su Majestad, su sublime señor de la guerra…Mi ejército y yo le rendimos homenaje. Parecía claro, firme y leal en las batallas más difíciles, en constante acuerdo con mi ejército y estará orgulloso de saber cuán cerca estamos de Ud...lo nombro a usted como coronel-propietario de mi regimiento de infantería No. 69. Que la hermandad de armas de mi Ejército y el Ejército alemán ayude a ganar la justa causa común en la persistente lucha…".

El emperador austro-húngaro Francisco José le envía un telegrama a Ludendorff:"…Le felicito sinceramente por su promoción, a través de la cual se expresa el más alto reconocimiento de sus brillantes logros por parte de Su Majestad, mi fiel amigo y aliado. Que el Todopoderoso le conceda que continúe trabajando junto a su glorioso general de la misma ejemplar manera…".

El desempleo en Alemania baja al 8,2%.

Alemania envía a Bélgica un cuerpo de ingenieros para estudiar el tema de las inundaciones.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...Nada que informar desde el frente occidental. En la frontera de Prusia Oriental, un intento de las fuerzas rusas de atacar fortificaciones alemanas al este de Darkehmen fracasó con grandes pérdidas. El resto de los atacantes, algunos oficiales y 600 hombres, fueron capturados por nosotros. Al sur del Vístula, los contraataques anunciados ayer condujeron a éxitos notables. 18 armas y más de 4500 prisioneros fueron nuestra presa. No pasó nada especial en el sur de Polonia…".

El Gobierno alemán informa desde Berlín:"...Desde hace algunos días, en los países extranjeros se han publicado recientemente noticias sobre pretendidas grandes victorias rusas en Polonia, contra lo cual conviene hacer constar que los combates alrededor de Lodz continúan aún de manera indecisa. Desde que pasaron la frontera nuestras tropas han hecho de 65 a 70.000 prisioneros ilesos y han tomado 150 cañones y 200 ametralladoras. Nuestras pérdidas han sido solamente de dos cañones de grueso calibre y otros dos de artillería ligera. El hecho de que el Estado Mayor ruso prevenga al público contra las noticias sobre victorias que provienen de fuente particular es muy significativo para la situación. Según los últimos informes del gran Cuartel general, a las cifras mencionadas hay que añadir las de 9.500 prisioneros, 10 cañones y 26 ametralladoras…".

La batalla de Lowicz-Sanniki comienza en Polonia. Se enfrentan el IX Ejército alemán, bajo el mando del general August von Mackensen, y el Primer Ejército ruso dirigido por el general Alexander Litvinov.

La batalla de Lodz aumenta en intensidad.

Mientras el 3º Ejército ruso continúa avanzando hacia el oeste, hacia Cracovia, el jefe del Estado Mayor austrohúngaro emite hoy órdenes para otra ofensiva. A pesar del maltrato que el IV Ejército ha sufrido en las últimas semanas, Conrad ordena que vuelva al ataque: el movimiento del 3º Ejército ruso ha abierto una brecha entre este y el 8º Ejército ruso en los Cárpatos al sureste, y su intención es que el ala sur del IV Ejército se mueva hacia esta brecha y luego gire hacia el norte para golpear el flanco sur del 3º Ejército ruso.

El 8º Ejército ruso del general Brusilov se sitúa al oeste de los Cárpatos, mientras que el Tercer Ejército austro-húngaro planea fijar su posición en Eperjes. (Hungría).

Los rusos ocupan en Prusia Oriental el territorio ubicado entre la frontera y la línea Lagos mazurianos-Angerapp.

El zar Nicolás II dejó Tsárskoye Selo para realizar una nueva gira de inspección de la zona del frente de Armenia. Les dice a los armenios que "...les espera un futuro más brillante...".

El Gobierno ruso informa desde San Petersburgo:”…La situación en los frentes de batalla era el día 29, a las cuatro de la tarde como sigue: En Prusia, los rusos, siguen avanzando de una manera lenta, pero constante y sólida. En Strikof, la lucha continúa. Están llegando refuerzos alemanes; se dice que tienen gran importancia. En Gubinnen, los ejércitos alemanes están muy seriamente comprometidos. El ala derecha alemana, en la que abundan las tropas austríacas, es la que se halla en situación más desesperada. En cuanto a Cracovia, tan seriamente amenazada está, que han salido en su auxilio 30.000 hombres de Breslau. Dícese que están llegando fuerzas germanas procedentes de Bélgica; pero no se da crédito al rumor, porque precisamente en aquella parte los alemanes están reconcentrando fuerzas para dar un nuevo ataque. Los refuerzos que llegan al frente ruso pertenecerán seguramente a nuevas formaciones. Según todos los informes, en Lodz va a recomenzar la batalla con gran furia. En la anterior murieron varios generales alemanes. El frente de estos fue roto por los rusos, que atacaron de una manera imponderable. En una de las fases de la batalla, los rusos cesaron de hacer fuego. Los alemanes avanzaron entonces con gran resolución, no sospechando que se trataba de una estratagema. Esta fue llevada a cabo con éxito completo para sus autores. Cuando los alemanes llegaron al punto preciso, fueron sorprendidos por un fuego tan espantoso de cañones, ametralladoras y fusiles, que tuvieron que emprender una fuga desastrosa, perseguidos por la Caballería moscovita, que hizo cargas terriblemente mortíferas para los alemanes. Lodz fue el centro principal de estas sangrientas luchas. Sobre la población cayeron 18 bombas alemanas, que causaron grandes destrozos y algunas víctimas. Hubo episodios realmente admirables. Un regimiento ruso sostuvo durante siete horas un vigoroso ataque a la bayoneta, que terminó desalojando a los alemanes de las posiciones. Algunos críticos militares conceden a esta batalla tanta importancia como a las más célebres que registra la historia del mundo…”.

En Turquía, después de completar su trabajo en la Organización Especial en Artvin, Behaeddin Shakir recibe instrucciones de trasladarse a Trebizonda.

En Turquía, el comando central de la Organización Especial envía instrucciones para suministrar dinero, vehículos y otros equipos a las bandas chete.

Todas las unidades militares turcas son informadas de que han sido incorporadas milicias irregulares en todos los ejércitos.

Los británicos emiten órdenes para que un destacamento de la Fuerza Expedicionaria India D, incluidos dos batallones y medio de infantería, se embarque en cuatro barcos fluviales de vapor. Deberán desembarcar en la orilla del río opuesta a Qurna, despejar ese lado del río del enemigo y luego avanzar sobre Qurna.

El Ayesha, con parte de la tripulación del Endem establece un rumbo hacia el oeste, hacia el Océano Índico. Tiene esperanza de encontrarse con algún mercante alemán.

En ruta a las Islas Malvinas, el Invincible revisa al carguero SS Milepool.

Se comienza a construir en Gran Bretaña el submarino F2.

El torpedero alemán clase S90, S124, choca contra el barco dinamarqués Anglodane y se hunde en el Mar Báltico.

Los países aliados y neutrales pierden -durante el mes de noviembre- 20.000 toneladas brutas por los barcos hundidos por submarinos, buque y minas.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

1º de diciembre de 1.914.

Un ataque alemán a Berry-au-Bac falla.

Explota una poderosa mina alemana en el bosque de Gruerie (Argonne), de lo que resulta la pérdida de la mayoría de los miembros de la compañía francesa que defendía ese punto. Los contraataques de las unidades vecinas en represalia, no obtienen resultados significativos.

El castillo de Vermelles y su parque, cerca de Bethune, son recuperados por los franceses. El pueblo sigue en manos alemanas.

El francés Louis Barthas escribe en su diario:"…El 1 de diciembre estábamos de descanso, diseminados en los muchos asentamientos de Annequin, donde nos habíamos instalado confortablemente, cuando poco antes del mediodía recibimos la orden de preparar nuestras mochilas, de estar listos para una eventual partida…Algo se estaba maquinando y, sin lugar a dudas alimentaríamos el parte del día siguiente. De inmediato, un oficial de la compañía se subió al ático de nuestra casa y, a través del tragaluz, apuntó con sus gemelos a Vermelles con la intención de informarnos. Íbamos a atacar el castillo de Vermelles, sito a las puertas del pueblo que los alemanes habían convertido en su plaza fuerte. De acuerdo con el resultado de este operativo, se ordenaría luego, o no, un ataque general. Nuestros diestros zapadores llevaban algunos días cavando un camino subterráneo con el fin de hacer explotar el castillo. La detonación sería a las doce en punto del mediodía; el bombardeo y el ataque vendrían a continuación. Nos precipitamos a las ventanas para ver tamaño espectáculo. La idea de ser parte de ello nos hacía temblar. Algunos subían a un muro, otros se treparon a un techo. A la hora convenida, vimos que el castillo desaparecía bajo una nube de humareda y oímos una sorda explosión. De inmediato, todas nuestras batería que en el curso de la noche habían sido instaladas al alcance necesario, hicieron que cayera una lluvia infernal sobre Vermelles. El espectáculo hacía pensar en esa escena de Sodoma y Gomorra en la que un torrente de fuego, piedra y azufre destruye ambas ciudades. Aprovechando el infausto desconcierto alemán, el regimiento vecino…asaltó la fortaleza precedido por un destacamento de tiradores a quienes se había saturado de alcohol, para estimular así su ardor guerrero. El ataque fue parcialmente exitoso. El castillo y el parque circundante cayeron en nuestras manos, pero cuando quisimos entrar en la ciudad chocamos contra unas sólidas defensas…".

En París se informa oficialmente a las tres de la tarde:”…La situación en el frente de los Ejércitos beligerantes no ha sufrido ningún cambio notable entre los días 21 al 27 de noviembre. El enemigo se entretuvo en pequeñas escaramuzas, que rechazamos, infligiéndole grandes pérdidas y alcanzando nosotros algunos éxitos. Desde el mar hasta el Lys, nuestra situación, tanto material como moral, es excelente. Los alemanes dirigieron todos sus esfuerzos a la destrucción de Ypres. Los raros ataques de la infantería alemana los hacían regimientos muy reducidos, con escaso número de oficiales. En contraposición a esa actitud de la infantería alemana, nuestros infantes se muestran cada vez más ardorosos, multiplicando sus hazañas, demostrando gran amor al trabajo y a la defensa. En el sector comprendido entre el Oise y los Vosgos, a pesar de cuanto en contrario dicen los comunicados alemanes, tampoco han mostrado actividad muy grande, y no han logrado éxito alguno. En tanto, nuestra artillería ha logrado importantes éxitos, paralelamente a los alcanzados por nuestra infantería, dando pruebas en esta región de iguales cualidades que en la región del norte. En la alta Alsacia y en los Vosgos no abandona el enemigo sus trincheras, temeroso de nuestros alpinos, que ya les han tomado muchas. En esta parte, así como en Saint-Mihiel, nuestra artillería pesada casi imposibilita el aprovisionamiento del enemigo…”.

Desde Burdeos el Gobierno francés informa a las tres de la tarde:”…En Bélgica, el cañoneo ha sido bastante vivo durante todo el día 30 de noviembre. En cambio, no hay que registrar ningún ataque de la infantería alemana. El enemigo continúa desplegando gran actividad al norte de Arras. Continúa en la región del Aisne el cañoneo intermitente sobre todo ese frente. En Argonne los combates continúan, sin modificar la situación. En el Woevre y en los Vosgos, nadaque señalar…”.

Desde Burdeos el Gobierno francés informa a las once la noche:”…En Bélgica, la infantería alemana ha intentado sin éxito salir de las trincheras, al sur de Bixschoote. Entre Beihune y Lens, después de una acción muy viva, conseguimos apoderarnos del castillo y parque de Vermelles. En el Argonne hemos avanzado sensiblemente en el bosque de Gruerie. En el resto del frente, nada hay que señalar…”.

El rey Jorge V visita las tropas indias y los hospitales de campaña.

El rey Jorge V confiere al general Joffre la Gran Cruz de San Miguel y San Jorge y la Order of the Bath a Raymon Poincare y a René Viviani.

Los aviadores franceses Garros y Saulnier hacen las primeras pruebas de fuego en el aire a través de la rotación de la hélice.

El aviador pionero francés, capitán Saconney, creador la sección de cometas, vuela con éxito en una de ellas durante 5 horas como observador de artillería. La sección de Saconney se conoce como "El Ciervo Volador" (Le Cerf Volant).

El ingeniero francés Paul Frot envía una propuesta al ministerio de guerra francés para un vehículo blindado, diseñado para evitar los efectos del fuego enemigo de ametralladoras y desde las trincheras.

El Vickers EB5 Gunbus, primer avión de combate británico, comienza a incorporarse al Real Servicio Aéreo Naval (RNAS).

El Gran Bretaña el precio de la comida sube un 16% desde el inicio de la guerra.

En Gran Bretaña se forma el Fondo de yuda dental para soldados y marineros.

El primero de cinco hospitales Rey Alberto de Bégica abre en Highgate, al norte de Londres.

El gobierno británico envía un informe a todas sus embajadas, firmado por el ministro de relaciones exteriores sir Edward Grey:"...El parte oficial francés dice que los alemanes siguen manteniéndose a la defensiva en Bélgica. Los aliados progresan en algunos puntos. Los franceses mantienen sus posiciones de Pay. En Argonne fueron rechazados los ataques de los alemanes. No ha habido cambio en el resto del frente. El Cuartel general ruso comunica que los alemanes siguen defendiéndose en sus atrincheradas posiciones cerca de Lodz y que los rusos intentan impedir la retirada de otras columnas. Los rusos hicieron varios cientos de prisioneros. Según declaración de algunos prisioneros, los alemanes sufrieron enormes pérdidas en la orilla izquierda del Vístula. Después de la derrota sufrida por los austríacos en los ríos Srzenian y Raba, fueron obligados a retirarse a Cracovia. En los Cárpatos los rusos hicieron 1.200 prisioneros, y siguen avanzando en la Prusia Oriental. El comunicado oficial de Cetinge dice que una fuerza austriaca, de 1.000 hombres fue rechazada con grandes pérdidas cerca de Vischegrad. Continúa con gran entusiasmo el reclutamiento de tropas indias. En la Somalilandia inglesa se han logrado algunos éxitos contra los derviches. En Shimbert-Berris los turcos fueron vencidos por fuerzas montadas sobre camellos. Fueron capturados todos los fuertes de los indígenas. Dichos fuertes fueron demolidos y las fuerzas se retiraron… Las bajas sufridas por los ingleses fueron cuatro muertos y unos 20 heridos. Este suceso hará buen efecto en el protectorado. El Rey de Inglaterra ha visitado el Cuartel General de las tropas expedicionarias que han de marchar a Francia…”.

Mary Alsop King Waddington, americana casada con el francés William Henry Waddington ―primer ministro de Francia en 1879 y embajador en Gran Bretaña entre 1883 y 1893― escribe en su diario:"...Estamos realizando una gran cantidad de trabajo, y por fin hemos acordado obtener nuestra lana y nuestras cosas de Inglaterra. Aquí todo está fuera de precio, y además es tomado por el Gobierno. Uno de mis amigos fue a comprar algo de lana el otro día, había tomado una gran cantidad, pero mientras la mujer la estaba juntando, dos hombres con braseros militares en sus brazos entraron y le prohibieron a la mujer que se lo diera. Tomaron todo lo que tenía para el ejército. Mi amiga protestó, diciendo que ella también quería la suya para los soldados, pero que no la dejaron tenerla. Es cómodo de una manera estar bajo la ley marcial. Uno se siente absolutamente protegido, pero no es posible apelar si le dicen que algo no puede ser…".

En Australia se establece la Ley de pensión de guerra: "...prever la concesión de pensión en caso de fallecimiento o incapacidad de los miembros de la Fuerza de Defensa de la Comunidad y de los residentes de la Reserva de las Fuerzas Imperiales en Australia cuya muerte o incapacidad se produzca como resultado de su empleo en relación con operaciones bélicas…”.

El Gobierno de Serbia informa:”…Varios y violentos ataques enemigos, especialmente en los pueblos de Goakoche y Dosdovatz, han sido rechazados. El enemigo ha sido empujado más allá del río Ljig, haciéndole 603 bajas entre muertos y heridos, y tomándole en tres puntos del frente, solo el día 27 de noviembre, 20 oficiales y 1.500 soldados…”.

El general serbio Zivojin Mišić emite una proclamación a sus hombres: "...la situación difícil y miserable del enemigo ahora debe ser explotada. Debe ser atacado en todas partes y en todos los lugares, y no se le debe dar descanso ni paz hasta que sea destruido y expulsado de nuestra patria. Ahora usaremos toda nuestra fuerza, todo nuestro coraje y todo nuestro sacrificio, ya que ha surgido la oportunidad más favorable para derrotar a las tropas enemigas que han penetrado en nuestra tierra…".

El Quinto Ejército austriaco ocupa Belgrado.

En su retirada el Ejército serbio no es molestado por los austríacos.

Desde Viena se informa oficialmente:"…Las operaciones en el teatro de guerra del sur han llegado a una conclusión victoriosa. El oponente, que resistió a todas las fuerzas armadas al este de Kolubara y Ljig durante varios días y trató repetidamente de ir a la ofensiva, finalmente fue rechazado de todos lados y obligado a retirarse. Recientemente sufrió pérdidas significativas. Solo en el campo de batalla de Konatice, nuestras tropas encontraron unos 800 muertos. Del mismo modo, los numerosos prisioneros y las pérdidas materiales significan un notable debilitamiento, ya que se han tomado más de 19.000 prisioneros desde el comienzo de la última ofensiva, se han capturado 47 ametralladoras, 46 pistolas y muchos otros materiales…".

El Estado Mayor austro-húngraro informa:”…En el teatro meridional de la guerra continúan los combates. Ayer se luchó tenazmente por la defensa de la bifurcación de los caminos que conducen de Valjewo a Cazac (Servia). Las fuerzas austro-húngaras se apoderaron ayer de 14 ametralladoras, haciendo prisioneros a 1.254 hombres. En Uzice tomamos una gran cantidad de armas y de municiones…".

Desde Budapest se informa oficialmente sobre los combates contra las tropas rusas:"…El fuego de nuestra artillería fue tan certero, que las bajas de los rusos han sido espantosas. Al propio tiempo, el enemigo no pudo resistir la carga a la bayoneta hecha por nuestras tropas de infantería. A consecuencia de todo esto, los rusos emprendieron velozmente la retirada, dejando en poder nuestro 1.500 prisioneros. Los rusos han tenido millares de muertos y de heridos en dicho combate…" .

Un corresponsal de The Associated Press envía desde Rotterdam la siguiente entrevista:"…La psicología del campo de batalla recibe un tratamiento bastante completo y hábil por parte de un oficial de reserva austriaco, quien, después de haber sido herido en un enfrentamiento con los rusos, concedió la siguiente entrevista a un periodista húngaro. El oficial en cuestión estaba con el general Dankl en la lucha al sureste de Krasnik. "Te sientes poco o nada en la batalla", dijo. "Al menos, olvidas cómo las cosas afectan tu mente. Los ojos ven y los oídos oyen, pero esas son percepciones que no dan como resultado impresiones que uno pueda coordinar. Ni siquiera afectan tus sentimientos. Pero no es cinismo, por todo eso, simplemente por la falta de apreciación de lo que sucede. Mi capitán, un tipo muy amable, a quien no solo respetaba como oficial, pero de quien también pensaba mucho, estaba llevando a su compañía al fuego cuando tres balas lo golpearon en el abdomen. Lo vi caer, pero no pensé en ello y seguí adelante. A pesar del hecho de que no tienes malos sentimientos contra el enemigo, y tal vez ni siquiera le tengas miedo, lo destruyes lo mejor que puedes. La noche antes de nuestra primera batalla estábamos sentados...la mayoría de nosotros oficiales de la línea. Ninguno de nosotros había matado a un hombre. Les dije: "Amigos, cuando me encuentre con el primer oficial ruso mañana, mi impulso será estrecharle la mano". Mis camaradas estuvieron de acuerdo conmigo, pero al día siguiente me vi obligado a bajar a varios rusos. Mis eslovacos son las personas más flemáticas del mundo, pero excelentes soldados. Disparan sin ira, simplemente porque son disparados. Uno pelea porque está en el campo de batalla y no puede hacer nada diferente. Lo terrible es que a menudo usted es disparado sin poder devolver el fuego. Esto no es tan inspirador de miedo como desalentador. Aprendes a saber qué es el miedo cuando comienzas a darte cuenta de que puedes ser asesinado sin matar a alguien primero. Por supuesto que me asusté. Eso fue después de haber sido herido. Estuvimos disparando mucho tiempo, y cuando avanzamos nos encontramos con un camino profundo y arenoso, del cual no podíamos salir debido al terrible fuego enemigo. Tuvimos que quedarnos completamente quietos mientras las balas simplemente se vertían sobre nosotros. Eso fue horrible ". El oficial omitió declarar que mientras estaba en esta posición recibió tres disparos en el brazo, pero continuó liderando a sus tropas durante toda la acción. "Es un hecho bien conocido que el soldado ve muy poco de la batalla. El 24 de agosto, temprano en la mañana, volvimos a recibir órdenes de ocupar una colina baja al borde de un tramo cubierto de matorrales. Formando parte de la reserva, se esperaba que permaneciéramos cubiertos. Frente a nosotros había un gran campo de batalla abierto. A cada lado de nosotros había baterías que se habían disparado desde la madrugada. El resultado de esto fue que muchos de los proyectiles del enemigo cayeron a la derecha delante de nosotros. Recuerdo haber notado que mientras el humo de nuestros proyectiles tenía un color lila, el del enemigo era blanco. Hasta ahora no nos habían inquietado los proyectiles. En el borde de la maleza se había plantado una bandera amarilla-negra, que mostraba que en algún lugar de esa vecindad se encontraría nuestro Estado Mayor. Nuestro coronel nos dejó y caminó, posiblemente para recibir órdenes, pero justo cuando llegó allí una metralla explotó un poco delante de él en el aire y vimos a nuestro oficial al mando, en quien pusimos toda nuestra confianza, caer. Después de eso, fue una terrible sensación de quédese quieto. A partir de ese momento, también comenzó a llegar una verdadera lluvia de bombas. Algunos zapadores, que habían estado ocupados cavando una trinchera para proteger al Estado Mayor, comenzaron a correr. Temí que mis soldados siguieran el ejemplo, y comencé a burlarme de los pobres zapadores, reprendiéndolos al mismo tiempo. Gracias a Dios, mi batallón lo encontró divertido y comenzó a reír. Vivieron a través de un fuego de metralla sin ningún cuidado e incluso encontraron ocasión para reír. Un comandante tomó el mando del regimiento y recibimos órdenes de retomar una colina que el enemigo había capturado bajo fuego pesado. Pero al enemigo no se lo veía en absoluto cuando nos acercamos a la posición, aunque la lluvia de proyectiles y metralla aumentó furiosamente. El abanderado marchó a unos 300 pasos de mi lado. Por accidente miré en su dirección, vi la nube blanca de humo de una bomba rusa, y donde había estado el abanderado no había nada más que ver. Mientras tanto, el enemigo había emprendido la retirada, y luego vimos a los rusos vadeando un pantano. Después llegaron al río Por y lo cruzaron; nosotros tras ellos, disparando, vadeando, sin aliento. De repente, una aldea detrás de nosotros se incendió, la luz cayendo sobre nosotros como los rayos de un gran reflector. Entonces recibimos una lluvia de fuego, y vimos que el enemigo había tomado posesión en buen orden del otro lado. Tuvimos que retroceder, no porque teníamos miedo, sino porque esas eran las órdenes. La sensación de estar en peligro de muerte no la teníamos. Las banderas y los tambores son cosas inútiles en la guerra. ¿De qué sirve una bandera que, por sus colores brillantes, revela su posición, que, como muestra la pintura marrón en mi sable, ha sido diseñada para ocultar? En un caso, incluso el más mínimo reflejo de la luz está opacado, mientras que en el otro un gran campo de colores deshace todo lo que se ha deseado lograr. El baterista, por otro lado, debe golpear su tambor mientras va al ataque, y debe correr hacia el enemigo desarmado. Preferiría cambiar su tambor por un rifle, para poder derribar a un soldado. Uno no siente nada de la presencia del enemigo en la batalla y en las marchas. Ser herido tampoco es una experiencia tan mala. Pero uno comienza a pensar después de la batalla. Para soportar los horrores de la guerra es necesario tener una especie de ideal. Una vez, cuando llevé a mis eslovacos a un ataque, cruzamos una cruz en el camino. Muchos de ellos se arrodillaron por un momento y rezaron. Fue sincero y sublime. El ideal que me permite soportar todo es ser un buen oficial en el campo de batalla…".

El artillero alemán Herbert Sulzbach, escribe en su diario:"…Tengo permiso para pasar un día en Lille con dos amigos. ¿Pueden ustedes, en casa, imaginar cómo nos sentimos al salir del lodo de la batalla a una ciudad habitada por civiles y que parece casi en tiempos de paz? Tiendas, restaurantes, cafeterías, civiles y militares con ropa limpia. Nos atiborramos en el Café Mert, pero al mismo tiempo no podemos evitar ver cuán miserables y empobrecidos se ven muchos civiles franceses y cuán afligidos se deben sentir. En el camino de regreso también nos sentamos en un bar en Lomme, donde nos encontramos con varios tipos del 107º. Cantaban canciones patrióticas de casa, pero también algunas sentimentales. Mañana tienen que regresar y acostarse en una trinchera: aquí olvidan la situación y también el hecho de que mañana pueden estar muertos…".

Entra en servicio el primer avión alemán con equipos de radio para la localización de la artillería.

Los alemanes en el este reciben refuerzos desde el frente occidental: cuatro cuerpos encabezados por los generales von Beseler, von Fabeck, von Linsingen y von Gerok.

En Polonia hay fuertes enfrentamientos entre el Noveno Ejército alemán y el Segundo Ejército ruso en las afueras de Lodz.

Los alemanes están rompiendo lentamente las defensas rusas.

Las tropas comandadas por von Mackensen -que luchan alrededor de Lodz y Lowitz- afirman haber capturado un total de 80.000 hombres, 70 cañones, 160 vagones de munición y 150 ametralladoras.

Comienza la Batalla de Limanova-Lapanov. (Ucrania). El grupo del general austríaco Josef Roth (XIV Cuerpo) llega al área entre Chabówka y Mszana, en las estribaciones de las montañas de los Cárpatos, en el valle de Raba: allí establece su base de operaciones para la ofensiva en Limanowa.

El káiser alemán otorga la Pour le Merité al teniente general Kurt Ernst von Morgen.

El Gran Cuartel alemán informa a la mañana:"...No hay nada nuevo en el teatro de guerra occidental, y en general hay calma en Prusia Oriental y el sur de Polonia también. En el norte de Polonia, al sur del Vístula, el botín de guerra aumentó al aprovechar los éxitos reportados ayer. El número de prisioneros aumentó en alrededor de 9.500, el número de armas tomadas en 18. Además, 26 ametralladoras y numerosos carros de municiones cayeron en nuestras manos…".

El Gran Cuartel alemán informa:"...A raíz del informe del Estado Mayor ruso del 29 de noviembre, se aclara un episodio de las luchas cerca de Lodz que fueron éxito para las armas alemanas:...las fuerzas alemanas que luchaban en el área al este de Lodz contra el flanco derecho y la retaguardia de los rusos fueron a su vez de nuevo seriamente amenazadas por las fuertes fuerzas rusas del este y el sur. Las tropas alemanas se volvieron frente al enemigo y se abrieron paso a través del anillo ya formado por los rusos en feroces batallas de tres días. Trajeron con ellos 12.000 rusos capturados y 25 cañones, sin perder una sola arma. Las pérdidas, por supuesto, no fueron simples, pero de ninguna manera fueron enormes. Sin duda una de las campañas más bellas de la campaña…".

En Posen se reúnen Falkenhayn, el káiser, Hindenburg y Ludendorff.

El Gobierno imperial alemán empieza a subsidiar la ayuda a los desocupados.

El alemán Albert Ballin y el danés Hans-Nils Anderson, ambos empresarios navieros, comienzan negociaciones para elaborar una propuesta diseñada para incorporar a los conservadores rusos a la causa de una paz por separado.

Brusilov ocupa Bartfeld en los Cárpatos pero el Tercer Ejército austriaco de Boroevic lo recupera.

En el frente del Cáucaso, las tropas rusas capturan Sarai y Bashkal.

Rusia ordena la movilización de los estudiantes.

Las tropas rusas comienzan a recibir, por primera vez, alambre de púa.

Los depósitos de municiones rusos tienen 300.000 proyectiles para atender a todas sus fuerzas armadas.

El Estado Mayor ruso informa:”…Continúan los combates en dirección de Lowicz; el avance alemán ha sido rechazado. Nuestras tropas se apoderaron el día 28 de las posiciones austríacas de los Cárpatos, tomando a estos numerosos cañones, ametralladoras y trenes de municiones, apresándoles 50.000 soldados y 600 oficiales austro-húngaros. En el Mar Negro no hay señale de ningún buque enemigo…”.

El periódico ruso Russkiye Vedomosti, publica el siguiente artículo:"...Los fabricantes de suministros de guerra están obteniendo grandes ganancias a través de la guerra. Todo lo que necesitan es insinuaciones del gobierno para comprar su materia prima. El gobierno les permite pedir prestado al banco estatal a pedido del gobierno para suministros de guerra. La única dificultad radica en la extensión del crédito. El Gobierno no permitiría pedir prestado más de un tercio del monto de sus pedidos, mientras que los fabricantes solicitan dos quintos. Los fabricantes que utilizan materias primas importadas y trabajan para el consumidor privado están sufriendo mucho por la guerra. La falta de carbón, pieles, lana y algodón amenaza a la industria rusa con una crisis. Hay una gran necesidad de algodón hidroscópico (absorbente), ya que la única fábrica de este producto estaba en Polonia (Ciudad de Zgerzc) y ha sido destruida. La falta de colorantes y otros productos químicos está obstaculizando muchas otras industrias. La importación de té y café se ha reducido considerablemente. Las fábricas de algodón rusas solían obtener el 45 por ciento de su materia prima de los Estados Unidos, ya que solo el 55 por ciento de su demanda puede ser abastecida por Asia Central. Además, este algodón asiático solo puede usarse para las calidades más ordinarios de fabricación. La guerra ha cortado el suministro estadounidense por completo. Además, los fabricantes necesitan efectivo para comprar el algodón disponible. Pero no tienen ninguno. Ya han solicitado un préstamo en oro de unos cien millones de rublos del Tesoro, pero el Gobierno les ha prometido solo unos ocho millones del nuevo préstamo. A los fabricantes de lana no les está yendo mejor que a los intereses del algodón. La única forma de obtener lana cruda parece ser enviarla desde Australia a través de Vladivostok. Pero la falta de divisas les impide utilizar esta fuente. El comercio de té de Rusia se paralizará pronto por la misma razón. Los grandes fabricantes solo ven tres posibilidades de remediar esta situación. El primero sería exportar oro, el otro exportar productos rusos a gran escala y el tercero, obtener un préstamo de oro de Gran Bretaña. La primera proposición es imposible, ya que el Gobierno no permitirá ninguna exportación de oro en este momento. La segunda propuesta no funcionará debido a las dificultades del transporte. Por lo tanto, el único escape de una grave crisis nacional parece estar en un gran préstamo de oro extranjero. Esta idea es favorecida por fabricantes tan prominentes como S.I. Tschetverikov, G.M. Mark y A.E. Vladimirov de Moscú, el primero que habló por los intereses de la lana y los otros dos por los mayoristas de té. El Sr. N.A. Vtovov expresa los mismos sentimientos en nombre de los propietarios de las fábricas de algodón rusas…".

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe en su diario:"…Apenas la autoridad rusa acaba de instalarse en Galitzia, le lleva como don de feliz advenimiento sus más detestables prácticas de rusificación. Al penetrar en territorio galitziano, el gran duque Nicolás había lanzado, hace dos meses, una generosa proclama: A vosotros pueblos de Austria y de Hungría, Rusia trae la libertad y el cumplimiento de vuestro sueños nacionales. Ella quiere que en adelante cada uno de vosotros pueda crecer y prosperar, conservando su preciado patrimonio: su lengua y su religión. De todo este hermoso programa ya no queda nada. El nacionalismo ruso a ultranza impera en Galitzia entera. Los poderes administrativos están concentrados en las manos de un gobernador general, el conde Wladimiro Alexeievich Bobrinsky. Lo conozco mucho: es un hombre inteligente, honrado, simpático; pero tal vez el más reaccionario de todos los nacionalistas. El fondo de su doctrina es el odio a la religión uniata…la Iglesia uniata no cuenta menos de tres millones setecientos mil fieles en Galitzia, en una población total de cinco millones. Bobrinsky tiene costumbre de decir: “Yo no admito en la Europa oriental sino tres religiones: la ortodoxa, la católica y la judía. Los uniatas son traidores a la ortodoxia, renegados, apóstatas. Es menester encarrilarlos a la fuerza en la senda de la verdad pura". Así es que la persecuciones comenzaron inmediatamente. Detención del metropolita uniata, monseñor Szeptyckl; expulsión de los monjes basilianos; confiscación de los bienes religiosos; destrucción de los misales rutenos; substitución de popes rusos a los sacerdotes uniatas; traslado de niños rutenos a Kiev y a Kharkov, a fin de que sean educados en la religión ortodoxa…Hay que agregar, desde el punto de vista político, la supresión de todos los diarios rutenos, la clausura de la universidad y de las escuelas, la separación de todos los funcionarios galitzianos y su remplazo por una turba de burócratas rusos. Le hablo oficialmente a Sazonov de esta situación…Reconozco -me dice- que la política de Bobrinsky es a menudo torpe y que nuestro funcionarios tienen mano pesada. Pero no esperéis de mi que defienda la causa de los uniatas…detesto y desprecio a los uniatas porque son renegados. El gran duque Nicolás se lamentaba el otro día del retraso que sufrían los transportes del ejército de Galitzia:"Yo espero trenes de municiones. ¡Me mandan trenes de popes!"…".

El zar le envía desde Kars un telegrama a la zarina:"...He pasado un día inolvidable. Conduje desde Saryim en un automóvil a Medginghert. Justo en la frontera. Se reunieron todos los rangos inferiores...del ejército caucásico que más se habían distinguido, unos 1200 hombres. Distribuí cruces y medallas de San Jorge entre ellos; habían venido directamente de las posiciones avanzadas y tenían una excelente apariencia, quemados por el sol. El clima ha sido cálido allí durante los últimos días...El camino hasta la frontera es excelente. He pasado por dos hermosas montañas cubiertas de bosques. Ahora estoy volviendo. Abrazos tiernos para todos…".

Desde Tsarskoe Selo, la zarina le escribe una carta al zar:"...Mi amado, esta es mi última carta antes de que nos veamos, Dios nos lo concede en 6 días. Mañana son dos semanas desde que te fuiste y te he extrañado más de lo que puedo decir. La alegría de volverte a ver será intensa, el dolor de dejar a los pequeños durante toda una semana es grande, no puedo acostumbrarme a las separaciones...Oh, estoy tan cansada, hay tanto que hacer y ví a tanta gente los últimos días, que no pude escribirte ayer. Fui al hospital local el sábado, ayer a los Inválidos, hoy a nuestro gran hospital (llevé a Alexei) y les dí medallas en tu nombre, eran tan pobres y miserables y tan felices y agradecidos. Extrañaremos a nuestros enfermos y ellos se entristecieron al despedirnos…".

Siguen llegando informes a Constantinopla que hacen saber que continúan las incursiones de las fuerzas irregulares chete en los pueblos armenios de la provincia de Erzerum.

Las primeras unidades de las Fuerzas Expedicionarias de Nueva Zelanda y Australia llegan a Suez.

Un soldado neozelandés escribe en su diario:"...Llegamos a Suez esta mañana y después de una breve parada nos dirigimos al Canal. Creo que avanzaremos sin parar, por lo que el recorrido será de aprox. 12hrs. Continuamente pasamos campamentos de soldados británicos e indios en las orillas que protegen el Canal contra los turcos, de quienes sospechan que avanzan hacia él. Podemos ver los reflectores en los otros barcos a millas detrás de nosotros. La tierra por millas a cada lado del canal es muy plana y toda de arena, y en la distancia hay montañas. No se ve un árbol en el lado árabe, pero hay algunos en el lado egipcio…".

El general de Wet, líder de la rebelión en Sudáfrica, es capturado por tropas de la Unión.

Los líderes rebeldes Kemp y Maritz proclaman a Sudáfrica independiente.

En Turquía se convoca al parlamento para el 14 de diciembre.

Tras la conclusión del asedio de Tsing-tao, el transportador de hidroaviones japonés Wakamiya entrega las aeronaves navales en Japón, cuatro Maurice Farman.

Desde Japón se informa que el barón de Funakehi ha sido nombrado gobernador de Tsing-Tao.

Diez cañoneras del río de la Royal Navy de Hong Kong proporcionan tripulaciones para los buques de guerra británicos.

Se empiezan a construir en Gran Bretaña cuatro monitores clase Abercrombie, cuyo armamento principal son armas de 8 y 14 pulgadas construídas en la empresa americana Bethlehem Steel.

En Gran Bretaña el submarino E14 es completado.

En Gran Bretaña comienzan a construirse los submarinos: E23, E29, E30, E31, E37, E38, E39, E40, E42, E55, E56, G6 y G14.

El submarino británico B11 navega hacia los Dardanelos.

Los buques británicos Emperor of India y Benbow llegan a Berehaven, Irlanda.

El submarino francés Archimède, bajo el mando del teniente de navío Emile Francois Marc Deville, zarpa de Cherburgo hacia Dover.

El escuadrón de von Spee se encuentra ahora en el Océano Atlántico.

Durante el viaje de Suez a Port Said, los oficiales de Emden aún están a bordo del SS Orvieto, encerrados en sus camarotes.

George Bernard Shaw insta a los irlandeses a luchar contra Alemania, pero plantea reservas sobre servir bajo la bandera de Gran Bretaña.

El ministro de Guerra italiano Zuppelli espera movilizar 1.404.000 de soldados en la primavera.

El Gobierno de Italia envía cinco vapores a las costas de Turquía para repatriar a todos los ciudadanos italianos.

Las autoridades navales italianas notifican que se han colocado minas submarinas en los puertos de Spezia, Magdalena, Tarento y Venecia. Se permite durante el día la navegación de los buques, con la condición de llevar práctico.

Alfieri Maserati establece su fábrica de autos de lujo en Bolonia.

Se crea en Estados Unidos de América la Liga de Seguridad Nacional (National Security League).

Se abre la primera escuela de vuelo de la Marina de los EE. UU. En Pensacola, Florida.

Charles W. Eliot, presidente emérito de Harvard, le escribe una carta al banquero y filántropo americano, nacido en Alemania, Jacob Schiff:"…He recibido hoy su carta del 28 ultimo, y me apresuro a responderla, porque no sé nada que sea más importante que la discusión entre hombres sinceros sobre lo que podría hacerse para poner fin a esta guerra horrible y sin sentido. Creo que está equivocado, aunque en esto no estoy diciendo nada, absolutamente, excepto mi opinión personal, que Alemania no escuchará la sugerencia de restablecer la paz hasta que haya llegado a una posición para dictar los términos o hasta que sea completamente aplastada. De hecho, prefiero sentir, y tengo indicios de que tal es el caso, que Inglaterra no está dispuesta a dejar de aplastar a Alemania, y ahora está utilizando toda la influencia que puede ejercer en este país para evitar que la opinión pública se despierte favor del cese de las hostilidades y el restablecimiento de la paz…".

El costo de flete del grano estadounidense a Inglaterra y del algodón a Rotterdam se cuadruplica.

Hay disturbios antialemanes en Valparaíso (Chile).

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51079
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 97 veces
Agradecimiento recibido: 54 veces

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por Lutzow »

estebanj escribió:Se empiezan a construir en Gran Bretaña cuatro monitores clase Abercombie, cuyo armamento principal son armas de 8 y 14 pulgadas construídas en la empresa americana Bethlehem Steel.
Abercrombie, te has comido una r al escribir (que menos, con los pedazo de post que publicas), te lo edito en el texto original... Curiosamente esos cañones de 356 mm se fabricaron en Estados Unidos para el acorazado griego Salamina, que se estaba construyendo en Alemania, debido al bloqueo obviamente no pudieron ser entregados y finalmente se llegó a un acuerdo para venderlos a los británicos...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

Muchas gracias Lutzow!


Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

2 de diciembre de 1.914.

El periodista Irvin S. Cobb, del New York Times, escribe el siguiente artículo bajo el título "Los efectos de la guerra en cuatro países":...Recientemente he estado en cuatro de los países involucrados en la guerra actual: Bélgica, Francia, Alemania e Inglaterra. También estuve en Holanda, habiéndola atravesado de punta a punta una semana después de la caída de Amberes, cuando todos los caminos que salían del sur estaban llenos de refugiados belgas. En Bélgica vi esto: Hombres, mujeres y niños sin hogar por miles y cientos de miles. Muchos de ellos habían sido prósperos, algunos habían sido ricos, prácticamente todos habían estado cómodos. Ahora, con apenas una excepción, se encontraban en un plano común de miseria. Habían perdido sus hogares, sus granjas, sus talleres, sus medios de vida y sus medios para ganarse la vida. Los vi caminar sin rumbo fijo por caminos barridos por el viento y bañados por la lluvia, huyendo de pueblos incendiados y devastados. Los vi durmiendo en campos abiertos sobre la tierra fangosa, sin cobertura ni refugio. Los vi reunidos en los pueblos y ciudades a los que muchos de ellos finalmente huyeron, existiendo solo Dios sabe cómo. Los vi, harapientos y furtivos espantapájaros, merodeando por las ruinas destrozadas de sus hogares, buscando salvamento donde no había salvamento. Los vi viviendo como las bestias del campo, sobre cosas que las bestias del campo rechazarían. Los vi de pie en largas filas esperando su pobre limosna de una organización benéfica que ya estaba casi agotada. Vi sus pueblos cuando apenas una piedra se alzaba sobre otra. Vi sus tierras agrícolas abandonadas, donde las cosechas se pudrían en los surcos y la fruta colgaba enmohecida y sin ataduras en los árboles. Vi sus ciudades donde el comercio estaba muerto y el crédito era algo que ya no existía. Los vi tambalearse por el cansancio y la debilidad del hambre. Vi todas estas vistas repetidas y multiplicadas infinitamente, sí, y magnificadas también, pero ni una sola vez vi a un hombre o una mujer o incluso a un niño que se desahogaba o lloraba. Si los soldados belgas se ganaron la admiración del mundo por la resistencia que hicieron contra números tremendamente abrumadores, el pueblo de Bélgica, las familias de sus soldados, debería tener la admiración y la lástima del mundo por el coraje, la paciencia y la fortaleza que han demostrado bajo la carga de una aflicción demasiado dolorosa para que cualquier palabra la describa, demasiado terrible para que cualquier imaginación la imagine. En Francia, vi una tierra de pastoreo invadida por soldados y arrasada por la guerra hasta que parecía que la propia tierra clamaría misericordia. Vi un país literalmente despojado de sus hombres para poder llenar los regimientos. Vi mujeres que cada hora se esforzaban por hacer el trabajo ordenado de sus padres, esposos, hermanos e hijos, uniendo cada hora los fragmentos rotos y destrozados de sus vidas. Vi innumerables pueblos convertidos en montones de ruinas humeantes, sucias y malolientes. Vi escuelas convertidas en hospitales y fábricas transformadas en cuarteles. Vi las industrias que fueron abandonadas y las tiendas que no tenían clientes, los comerciantes de pie frente a los estantes vacíos con cara de quiebra. Vi a los muertos no enterrados que yacían entre las líneas de batalla, donde durante semanas habían estado acostados, y donde durante semanas, y tal vez meses después seguirán allí y vi las tumbas de otros muertos que enterrados con apuro y descuidadamente sus extremidades sobresalían del suelo, envenenando el aire con olores horribles y prometiendo abundantemente la peste que seguramente debe seguir. Vi distritos que destacaban por su fecundidad al borde de la hambruna, y un pueblo proverbial por su despreocupación que había olvidado cómo sonreír. En Alemania vi innumerables hombres mutilados, y mutilados de todas las formas imaginables. Vi estas corrientes de heridos saliendo del frente sin cesar. En dos días vi trenes que transportaban a 14.000 hombres heridos que pasaban por una ciudad. Vi a personas de todas las clases sometidas a privaciones y dificultades para que las fuerzas en el frente pudieran tener alimentos y suministros. Vi a miles de mujeres vestidas con harapos y miles de niños que habían quedado huérfanos. Vi grandes huestes de prisioneros de guerra camino a los campos de prisioneros, donde en la naturaleza misma de las cosas deben renunciar a toda esperanza de tener durante meses, y tal vez años, esas pequeñas comodidades que hacen la vida soportable para un ser humano civilizado. Los vi, costrosos de tierra, desgastados con esfuerzos increíbles, vivos como alimañas arrastrándose, sus uniformes ya hechos jirones y sus zapatos rotos saliéndose de sus pies. El día antes de abandonar el suelo alemán (la guerra tenía menos de tres meses) conté, en el transcurso de un corto viaje por la ciudad de Aix-la-Chapelle, dos soldados convalecientes totalmente ciegos, tres que habían perdido un brazo, y uno, un niño de 18 años o más, que había perdido ambos brazos. Cuántos hombres menos gravemente heridos vi esa tarde, no lo sé; incluso dudo en tratar de estimar la cifra total por temor a que me acusen de exageración. En Holanda, vi a la gente de un país ya abarrotado luchando valientemente con el problema de alimentar, alojar y cuidar a la enorme cantidad de refugiados sin dinero que habían salido de Bélgica. Vi grupos de campesinos desgastados acurrucados en las plataformas del ferrocarril y a lo largo de las vías del ferrocarril, demasiado cansados para dar otro paso. En Inglaterra vi aún a más de miles de estos refugiados, desconcertados, destrozados por la desgracia, poseyendo solo lo que llevaban a la espalda, hablando una lengua extraña, extraños en una tierra extraña. Vi, como he visto en Holanda, personas de todas las clases dando su tiempo, sus medios y sus servicios para proporcionar un alivio temporal a estos pobres vagabundos que no tenían un país. Vi a los nuevos reclutas marchando, y supe que para los niños que muchos de ellos dejaban atrás, no habría Santa Claus a menos que el pueblo estadounidense de la plenitud de su propia abundancia llenara las medias navideñas y almacenara las despensas de Navidad. Al ver estas cosas, me di cuenta de lo tremenda que era la necesidad de una ayuda organizada y sistemática en este momento y de cuán enorme sería esa necesidad cuando llegara el invierno, cuando los soldados temblaran en las trincheras y los suministros del hospital se agotaran, como lo han hecho antes... Por mis propias experiencias y observaciones supe que más enfermeras, más cirujanos, más necesidades quirúrgicas, y aún más, más allá de todo cálculo, serían muy necesarios cuando la peste, la hambruna y el frío llegaran a pasar factura entre los ejércitos que ya estaban reducidos por enfermedad y heridas. La Cruz Roja Americana, según los términos del Tratado de Ginebra, brinda ayuda a los soldados inválidos y heridos de cualquier ejército. Si alguna pequeña palabra mía, tratando de describir las condiciones reales, puede ser valiosa para la Cruz Roja Americana en su campaña de misericordia, la escribo con mucho gusto. Solo desearía tener el poder de escribir líneas que hicieran que el pueblo estadounidense viera la situación tal como es ahora, lo que les haría comprender cuán infinitamente peor podrá ser esa situación durante los próximos meses...".

Hugh S. Gibson, secretario del consulado estadounidense en Bruselas, escribe en su diario:"...Hemos tenido un momento agitado. Hoover (Herbert) llegó el domingo por la noche, acompañado por Shaler y por tres representantes de la Fundación Rockefeller. Hemos tenido una avalancha constante de reuniones, conferencias, etc., y Hoover y Shaler se retiraron temprano esta mañana. No hay mucho alivio a la vista, sin embargo, para mañana por la mañana al amanecer, espero comenzar una gira por Bélgica, para mostrarle a la gente de la Fundación Rockefeller cuáles son las condiciones realmente. Nos iremos por varios días y cubriremos bastante bien todo el país. Ayer por la mañana llevé a Jack Scranton a Mons para que trajera a las enfermeras británicas. Se habían hecho todo lo relacionado con los pasaportes y los arreglos con las autoridades militares, y él se fue de buen humor para una pequeña excursión por su cuenta. Esta mañana, a las tres y media, tocó el timbre y entró erizado, el hombre más loco que he visto en mucho tiempo. Había sufrido todo lo que podía pensarse... y para empeorar las cosas, se había visto obligado a esperar y ver a algunos brutos insultar a las chicas que fue enviado a proteger. Cuando llegó a Mons, reunió a las enfermeras y las llevó a la sede, donde explicó que el Ministro lo había enviado con el consentimiento de las autoridades alemanas para llevar a las enfermeras a Bruselas. Esto se afirmó por escrito en el pasaporte que le dieron las autoridades alemanas aquí. En lugar de la cortés recepción que esperaba, el oficial alemán, actuando para el Comandante, se volvió hacia él y le dijo que las enfermeras debían ser arrestadas y que no podían ir a Bruselas. Luego, como una ocurrencia tardía, decidió arrestar a Jack y lo puso bajo vigilancia en un largo banco en el cuartel general, donde estuvo recluido durante tres horas. Afortunadamente, un viejo caballero de la ciudad que conocía a las enfermeras, hizo un recado, y antes de que pudieran callarse, se las arreglaron para decirle cuál era la situación y pedirle que hablara con la Legación. Inmediatamente después de esto, sacaron a las tres mujeres y las pusieron en las celdas de cuarta clase de la prisión militar, es decir, en las mismas habitaciones con delincuentes comunes. Jack se quedó en la sala de guardia. El viejo caballero, que había entrado, se apresuró a hablar con el Burgomaestre y lo puso nervioso sobre el caso, aunque no quería hacer nada, ya que sabía que un representante de la Legación estadounidense no podía ser arrestado. Finalmente llegó al cuartel general, y después de una larga disputa con él ayudante, liberaron a Jack y... lo hicieron regresar a Bruselas. Fue insultado en buena forma y le dijeron que si volvía otra vez, enviado por el Ministro o por cualquier otra persona, sería arrojado a la cárcel y permanecería allí. Antes de que las enfermeras fueran llevadas a su prisión, el ayudante sacudió el puño en la cara de la señorita Hozare y le dijo que iban a darle una buena lección, para que los ingleses pudieran probar el tipo de tratamiento que estaban recibiendo las enfermeras y médicos alemanes que cayeron en sus manos. El alcalde y los concejales tomaron a Jack a cargo cuando fue liberado, y lo mantuvieron en una de sus casas hasta la hora en que el tren partía hacia Bruselas. Estaban convencidos de que sería arrestado nuevamente en la estación, pero...llegó aquí sin contratiempos a las tres en punto...Fui a ver a von der Lancken a primera hora de la mañana y le conté toda la historia para que pudiera pensar qué iba a hacer al respecto antes de que el Ministro fuera a verlo a las once...prometió al Minsitro que se tomarían medidas de inmediato para sacar a las señoritas de la cárcel y llevarlas a Bruselas. Más tarde en el día, von der Lancken llegó con la información de que la acción de las autoridades en Mons fue "debido a un malentendido", y que ahora todo estaba bien. Suponemos que las chicas estarán aquí mañana...Ayer por la mañana estuvimos visitando comedores populares, estaciones de leche y centros de distribución para suministrar ropa vieja a los pobres. Todo está bajo una sola organización y se maneja de manera maravillosa. Es probablemente la cosa más grande que se haya realizado y se está haciendo de manera magnífica. No hay explicación de la partida de von der Goltz. Su sucesor ha salido con una proclamación en tres líneas, como sigue: Su Majestad, el Emperador y el Rey, se dignó nombrarme gobernador general en Bélgica, hoy he asumido la dirección de los asuntos. Barón von Bissing….".

Los alemanes tratan de cruzar el Yser en balsas, al sur de Dixmude; son rechazados.

Los franceses ocupan Lesmenils (Moselle) y Burnhaupt (Alsacia).

Los franceses ocupan Aspach-le-Bas (Alsacia).

El francés Louis Barthes escribe en su diario:"…El propio capitán me enseñó…todas las mejoras que había efectuado con inteligencia en su sector. Durante el paseo me mostró una trinchera abandonada. "Mira", me dijo. Miré frunciendo el seño con horror ante esa lúgubre escena: a un costado de esa trinchera, descubiertos por lo corrimientos de tierra, asomaban cráneos, pies, espinillas y manos descarnadas, entre sacos despedazados y otros jirones y despojos informes…el capitán me contó…que…en medio de la noche, una sección de su compañía se había dirigido ahí para cavar una trinchera…Al alba, entre la neblina, nuestros hombres vieron cómo avanzaban hacia ellos las siluetas de unos tiradores…los asaltantes clamaron:"¡Alto el fuego!¡Somos ingleses!. En efecto, llevaban las gorras de nuestros aliados y, además, a raíz de la proximidad, no era nada inverosímil toparse con una patrulla…los disparos habían cesado. Estos hombres sin embargo, eran esbirros del Káiser que iban disfrazados de ingleses. Irrumpieron de un salto en la trinchera, profirieron gritos salvajes y masacraron a todos sus ocupantes…El capitán ordenó que…recuperase la trinchera ese mismo día…El capitán…fue en persona a Annequin, al mirador instalado en la cumbre de una montaña de carbón. Allí les indicó a los artilleros el punto exacto que tendrían que regar con sus municiones., una batería descargó un fuego infernal y de precisión matemática…Apenas caída la noche, una patrulla…avanzó cuerpo a tierra y…llegó a esa trinchera y la encontró cubierta de cadáveres…se arrojaron los despojos…y se los cubrió insuficientemente con un poco de tierra…las continuas lluvias descubrieron poco a poco esos cadáveres…En un cartel en la entrada podía leerse:"Trinchera de la muerte"…".

El teniente francés Marc Pourpe, conocido piloto de acrobacias en la preguerra, muere en la Escuadrilla N23 en el frente occidental mientras realizaba tareas de reconocimiento. Su avión fue derribado por un Fokker alemán cerca de Villers-Bretonneux.

El soldado francés Albin Edouard Millard, del 49º Batallón de Cazadores de Pies (49º BCP), es fusilado en Trinqueux, Marne.

El mariscal Foch junto con los generales a sus órdenes D'Ural, Maud'huy, Conneau, de Mitry, Grosero y Maistre y parte de su estado mayor concurre al cuartel general de Saint Omer con el fin de entrevistarse con el rey británico. El rey le impone la Gran Cruz de la Order of the Bath.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las tres de la tarde:”… En la región de Saint-Eloy, al Sur de Ypres, un ataque del enemigo, dirigido contra la trinchera conquistada por nuestras tropas por la mañana, ha sido rechazado. Nuestra artillería ha destrozado un grupo de artillería, compuesto de tres baterías de grueso calibre. En Vermelles, el castillo, su parque, dos casas del pueblo y algunas trincheras han sido brillantemente ocupados por nosotros. El cañoneo es bastante vivo en los alrededores de Fay, al Sudoeste de Ponne. En la región de Vendresse y Craonne ha continuado un violento bombardeo enemigo, al que ha contestado nuestra artillería con éxito, destruyendo una batería. En Argonne, un ataque alemán, dirigido contra Madame Froantine ha sido rechazado, y hemos realizado algunos progresos. Entre estos figuran la toma de una trinchera en el bosque de Caurtes Chausses y de un pequeño fortín en Saint-Hubert. Sobre los altos del Mosa, en Woevre y en los Voseos, nada que señalar…" .

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las 11 de la noche:”…En Bélgica ha sido violentamente bombardeado Lampernisse, al Oeste de Dixmude. En el Argonne, los alemanes han hecho saltar con una mina la posición de Salinas, al Noroeste del bosque de la Grurie. En conjunto, consolidamos y desarrollamos nuestros progresos por esta parte del frente. En Alsacia, los franceses han ocupado Aspach-le-Nant y Aspach-le-bas, al Sudeste de Thann. Nada que señalar en el resto del frente…".

La Casa de la Moneda francesa, con sede en París, comienza a funcionar normalmente.

El periodista guatemalteco Enrique Gómez Carrillo, escribe para el diario español El Liberal:"…Un funcionario policial local…nos relata…los detalles de los cinco o seis días que las tropa enemigas pasaron en Esperan…El 7 llega un hijo del emperador y se aloja en casa de M. Aulian Moet. Los oficiales van a visitarlo, y todos juntos bajan a las bodegas famosas del gran cosechero. En pocos días consumen dos mil botellas de champagne…Por todas partes, los guerreros germanos han dejado la misma reputación de bebedores intrépidos. El vino espumoso, especialmente, parece ser la gran pasión de la raza…".

En Gran Bretaña el Fondo Nacional de Alivio suma 4.001.000 libras.

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"…Su Majestad el Rey...inspeccionó algunos de los Westminster justo después de que habían salido de las trincheras en un conjunto de lodo, por lo que vio en cierta medida lo que los londinenses estaban haciendo por él y nuestro país…".

El rey Jorge V y el Príncipe de Gales se encuentran a 70 millas del frente.

El teniente HD Huber Dunsterville Harvey-Kelly regresa de Inglaterra con un Be2b de reemplazo (687).

En el pueblo de Redditch, Worcestershire, Inglaterra, el soldado Jew, relata a sus viejos amigos que se alistó en Norton hace 10 días, comenta que esos 10 días que había estado en Norton Barracks habían sido los más felices de su vida. Además reclama a sus amigos que sigan su ejemplo. Aclara qué la impresión que, desafortunadamente, había llegado al extranjero de que las condiciones allí eran insatisfactorias es totalmente errónea. La comida es excelente, mucho mejor de lo que la mayoría de los trabajadores de afuera, incluida la carne 3 o 4 veces al día. El alojamiento para dormir también fue excelente, y el trabajo, aunque extraño al principio, no fue demasiado exigente.

En la localidad de White Lee, Bradford, Inglaterra, se produce una explosión en la fábrica de productos químicos Henry Ellison Limited. El edificio queda totalmente destruido y mueren diez personas, más allá de los daños en muchas casas del lugar. El gobierno británico había encargado a la empresa que produjera ácido pícrico, para la fabricación de bombas y granadas que usaban lyddita.

El primer avión militar australiano y sus tripulación dejan Australia.

En el campo holandés de internados belgas llamado Zeist, la cantina es saqueada. Los guardias holandeses son abucheados y desafiados. Todo a raíz de la detención de dos internos.

Gravilo Princip es trasladado a la prisión militar de Terezin.

El Estado Mayor austro-húngaro informa:"...La calma en nuestro frente en el oeste de Galicia y la Polonia rusa generalmente continuó ayer. Un ataque ruso al noroeste de Woobrlm fue rechazado anoche. Los combates en el área al oeste de Novoradomsk y cerca de Lodz están en un desarrollo favorable. Los rusos intentaron acercarse a la cintura norte de las fortificaciones de Przemysl, pero las dotaciones de dichos fuertes los rechazaron.Varios aviones enemigos arrojaron sin éxito bombas. Las operaciones en los Cárpatos aún no se han completado. La noticia de la llegada de nuestras tropas a Belgrado provocó vítores indescriptibles en el teatro de guerra del norte…".

Durante la noche del 1 al 2 de diciembre los monitores de la flotilla austríaca del Danubio Bodrog y Enns, bombardean los caminos de retirada de los serbios.

Las tropas austríacas terminan de ocupar Belgrado.

Los monitores austríacos de la flotilla del Danubio Bodrog, Enns y Szamos fondean frente a la fortaleza Kalimegdan a raíz de la ocupación de Belgrado.

En Viena hay celebraciones por la toma de Belgrado.

Con las montañas Suvobor como eje central, el plan austríaco es girar al norte por Mladenovatz y al sur por el valle occidental de Morava, con la intención de rodear a la mayor parte del Ejército serbio, junto con su arsenal en Kragujevatz, de manera tal que la nueva capital serbia Nish cayera fácilmente y Serbia quedaría completamente en manos de Austria.

Los serbios empiezan una contraofensiva en la región Suvobor.

El rey Pedro de Serbia entra en las trincheras con un rifle y 50 tiros para inspirar el sentimiento patriótico.

Desde Viena se informa:"...Desde el sur del teatro de guerra se informa oficialmente: Como el enemigo se está retirando, ayer no hubo enfrentamientos importantes. Los departamentos de noticias enviados encontraron retaguardias enemigas y tomaron varios cientos de prisioneros…".

Batalla Limanova. Al sudeste de Cracovia, tres divisiones de caballería austrohúngara bajo el mando del general Julius Nagy comienzan su avance. Situadas a la derecha del XIV Cuerpo, deben cubrir el flanco sur del IV Ejército a medida que avanza para encontrarse con el 3º Ejército ruso. Una división se dirige hacia Neusandez, una ciudad clave a través de la cual el 8 ° Ejército ruso puede enviar refuerzos al 3 ° Ejército una vez que comience la batalla principal.

Termina la batalla de Cracovia.

El III Ejército austro-húngaro concluye su ataque iniciado ayer obligando al Octavo Ejército ruso a volver a los Cárpatos.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...En el oeste, los avances menores del enemigo fueron rechazados. El Regimiento de Infantería 120 de Württemberg, el regimiento de Su Majestad el Emperador, tomó una base fuerte en el bosque de Argonne. Dos oficiales y casi 300 hombres fueron hechos prisioneros. Nada nuevo de Prusia Oriental. La lucha continúa en el norte de Polonia. Los ataques enemigos fueron repelidos en el sur de Polonia…".

El Gran Cuartel alemán hace saber:"...La noticia en la prensa extranjera de que el número de 40.000 prisioneros rusos que reportamos incluye los 23.000 capturados en Kutno es incorrecta. El Ejército del Este capturó a más de 80.000 rusos heridos en los combates en Wloclawek, Kutno, Lodz y Lowicz del 11 de noviembre al 1 de diciembre…".

En el Reichstag, el canciller von Bethmann-Hollweg pronuncia un discurso:"...El Emperador, que está ausente, con el Ejército, me ha encargado que transmita sus mejores deseos y cordiales saludos al Reichstag alemán, con quien se sabe que está unido hasta la muerte en la tensión del peligro y en la preocupación por el bien común de la patria. Nuestro primer pensamiento es el Kaiser, el Ejército y la Armada, nuestros soldados que están iluminando el honor y la grandeza del Imperio. Llenos de orgullo y una confianza inquebrantable, miramos a nuestros camaradas de armas austrohúngaros, que están firmemente unidos a nosotros, para librar grandes batallas con brillante valentía. Turquía como un aliado: Nuestro aliado más reciente en la batalla, que se ha visto obligado a unirse a nosotros, es el Imperio Otomano, que sabe bien que con la destrucción del Imperio alemán, también perdería su derecho nacional a controlar su propio destino. En la medida en que nuestros enemigos formen una poderosa coalición contra nosotros, espero que encuentren que el brazo de nuestros valientes aliados llega a los puntos débiles en su posición mundial. El 4 de agosto, el Reichstag expresó la firme resolución de todo el pueblo, de emprender la guerra que se les había impuesto y defender su independencia al máximo. Desde entonces se han logrado grandes hechos. La incomparable valentía de nuestras tropas ha llevado la guerra al país enemigo. Allí todavía nos mantenemos firmes y podemos mirar el futuro con toda confianza aunque la resistencia del enemigo no está rota, aún no estamos al final de nuestros sacrificios. La nación continuará apoyando esos sacrificios con el mismo heroísmo que hasta ahora, porque debemos y lucharemos para que finalice con éxito nuestra guerra defensiva por el derecho y la libertad. Entonces recordaremos cómo nuestra defensa en países hostiles maltrató a nuestro compatriotas de una manera que es una desgracia para toda la civilización. El mundo debe aprender que nadie puede lastimar un cabello en la cabeza de un ciudadano alemán con impunidad. Rusia aparentemente responsable de la guerra: Es evidente para nosotros quién es responsable de esto, la mayor de todas las guerras. La responsabilidad aparente recae en aquellos en Rusia que ordenaron y llevaron a cabo la movilización del ejército ruso. La verdadera responsabilidad, sin embargo, recae en el Gobierno británico. Gran Bretaña, el verdadero agresor: El Gabinete en Londres podría haber hecho imposible la lucha si hubiera declarado sin ambigüedad en Petrogrado que no permitiría que se desarrollara una guerra continental a partir del conflicto austro-serbio. Tal declaración también hubiera obligado a Francia a tomar medidas enérgicas para impedir que Rusia emprenda operaciones bélicas. Entonces, nuestra acción como mediadores entre Petrogrado y Viena hubiese sido exitosa y no habría habido guerra. Pero Gran Bretaña no actuó así. Gran Bretaña estaba al tanto de las maquinaciones belicosas del grupo en parte irresponsable pero con todo el poder alrededor del Zar. Vio cómo rodaba la pelota, pero no colocó ningún obstáculo en su camino. A pesar de todas sus garantías de paz, Londres informó a Petrogrado que Gran Bretaña estaba del lado de Francia y, en consecuencia, del lado de Rusia. Objeto de Gran Bretaña: El Gabinete de Londres permitió que esta monstruosa guerra mundial se produjera, esperando, con la ayuda de la Entente, destruir la vitalidad del mayor competidor europeo de Inglaterra en el mercado mundial. Por lo tanto, Inglaterra y Rusia tienen ante Dios y los hombres la responsabilidad de la catástrofe que ha caído sobre Europa. La neutralidad belga, que Inglaterra pretendía defender, no era más que un disfraz. En la tarde del 2 de agosto, en Bruselas informamos que estábamos obligados, en interés de la autodefensa y como consecuencia de los planes de guerra de Francia, que conocíamos, a marchar a través de Bélgica, pero ya en la tarde del mismo el día 2 de agosto, antes de que se conociera algo de nuestra decisión, en Londres, el gobierno británico no prometió a Francia asistencia incondicional en caso de que la flota alemana atacara la costa francesa. No se dijo nada sobre la neutralidad belga. ¿Cómo puede Inglaterra sostener que ella desenvainó la espada y violamos la neutralidad belga? ¿Podrían los estadistas británicos, cuyo pasado es bien conocido, hablar de neutralidad belga? Cuando, el 4 de agosto, hablé del error que se estaba cometiendo con nuestra marcha a Bélgica, aún no se sabía si el Gobierno belga a última hora no querría…retirarse ante la protesta a Amberes…La culpa de Bélgica: En cuanto a la culpa del Gobierno belga, muchos indicios ya se conocían en ese momento, pero no había pruebas positivas y escritas. Ahora, sin embargo, como lo demuestran los documentos encontrados en Bruselas de cómo los belgas entregaron su neutralidad a Inglaterra, el mundo entero conoce dos cuestiones, una, es que cuando nuestras tropas, en la noche del 3 al 4 de agosto, entraron en territorio belga, estaban en el terreno de un Estado que había renunciado a su neutralidad hace mucho tiempo. La otra es: que no por el bien de la neutralidad de Bélgica, que ella misma había socavado, Inglaterra nos declaró la guerra, sino porque creía que sería capaz de dominarnos con la ayuda de dos grandes potencias continentales. Gran Bretaña en guerra desde el 2 de agosto: Desde el 2 de agosto, desde su promesa de ayudar a Francia, Inglaterra ya no era neutral y en realidad estaba en guerra con nosotros, y el argumento de que la declaración de guerra fue una secuela de la violación de la neutralidad belga no es más que un juego... Ahora que los planes de guerra anglo-belgas se desvelan en sus mas pequeños detalles, la política de los estadistas británicos se presenta ante el tribunal de la historia de todos los tiempos. Pero la diplomacia británica fue más allá. A pedido de Inglaterra, Japón arrebata el heroico Kiaoehau y viola la neutralidad de China. ¿Ha interferido Inglaterra en esta violación de la neutralidad? ¿Inglaterra ha mostrado interés por los Estados neutrales en este caso? Cuando, hace cinco años, fui llamado al cargo, la Triple Alianza se opuso a una Entente firmemente unida. El trabajo de Inglaterra fue diseñado para servir al principio conocido del equilibrio de poder, lo que significa en alemán simple que el principio, seguido durante siglos por la política británica y dirigido contra el Poder continental más fuerte, debería encontrar su herramienta más fuerte en la Triple Entente. Esto demuestra desde el principio el carácter agresivo de la Entente hacia las tendencias claramente defensivas de la Triple Alianza. El germen de la explosión: Este fue el germen de la explosión forzada. La política alemana se vio obligada a tratar de evitar el peligro de la guerra mediante un acuerdo con las Potencias individuales de la Entente. Al mismo tiempo, se vio obligada a fortalecer sus fuerzas defensivas para poder estar preparada si la guerra llegara de todos modos. Hicimos las dos cosas. En Francia siempre encontramos ideas de revancha alimentadas por políticos ambiciosos. Con Rusia se concluyeron algunos acuerdos, pero la firme alianza de Rusia con Francia, su antagonismo hacia nosotros y nuestro aliado Austria-Hungría, su deseo paneslavista de poder, su odio artificial hacia Alemania, hicieron imposible concluir un acuerdo que, en caso de una crisis política, excluiría el peligro de guerra. Intelecto insular británico: Inglaterra era comparativamente libre. Aquí podría hacerse el mejor intento de entendimiento que hubiera garantizado efectivamente la paz del mundo. Actué en consecuencia. El camino era estrecho, que yo conocía bien. Durante décadas, el intelecto insular británico ha estado desarrollando el principio político, el dogma de que el arbitraje del mundo se debe a Inglaterra, que solo puede mantener mediante la supremacía indiscutible en el mar y el equilibrio de poder en el continente. Nunca esperé romper el viejo principio inglés por persuasión. Lo que creía posible era que el creciente poder de Alemania y el creciente peligro de guerra podrían obligar a Inglaterra a percibir que este viejo principio era insostenible y poco práctico, y que era preferible un acuerdo pacífico con Alemania; pero ese dogma siempre paralizó la posibilidad de un entendimiento. El acercamiento de 1911: Después de la crisis de 1911, la opinión pública obligó a los gobernantes británicos a un acercamiento hacia Alemania. Mediante un trabajo agotador, finalmente se logró una comprensión de las diferentes cuestiones disputadas de interés económico relacionadas con África y Asia Menor. Esta comprensión debería haber disminuido la posible fricción política si el libre desarrollo de nuestra fuerza no lo hubiera impedido. Ambos pueblos tenían espacio suficiente para medir su fuerza en una competencia pacífica. Este fue el principio siempre sostenido por la política alemana. Pero mientras estábamos negociando, Inglaterra siempre estaba pensando en fortalecer sus relaciones con Rusia y Francia. El factor decisivo fue que los acuerdos militares más vinculantes para el caso, eventual, de una guerra continental se concluyeron fuera de la esfera política. Negociaciones secretas de Gran Bretaña: Inglaterra negoció, si fuera posible, en secreto...No se nos pudo ocultar. Toda la situación era la siguiente: Inglaterra estaba dispuesta a llegar a un acuerdo con nosotros en cuestiones individuales, pero el primer principio siempre fue que el libre desarrollo de la fuerza de Alemania debe ser controlado por el equilibrio de poder. No dejamos de advertir al Gobierno británico. Recientemente, a principios de julio, notifiqué al Gobierno británico que conocíamos las negociaciones navales secretas con Rusia sobre la convención naval. Señalé el grave peligro que significaba la política británica para la paz del mundo. Quince días después ocurrió lo que predije. Cuando estalló la guerra, Inglaterra dejó caer su disfraz. Ella anunció en voz alta que pelearía hasta que Alemania fuera conquistada en un sentido económico y militar. Solo tenemos una respuesta: Alemania no puede ser destruida. Como su fuerza militar ha resistido la prueba, también lo ha hecho la fortaleza financiera de Alemania. Japón se unió a nuestros enemigos con el deseo de aprovechar como botín el monumento de la cultura alemana en el Lejano Oriente. Por otro lado, hemos encontrado un aliado en Turquía, ya que todos los pueblos modernos quieren deshacerse del yugo inglés y romper los cimientos del poder colonial de Inglaterra. Bajo el estandarte de nuestro ejército y la bandera de nuestra flota lo conquistaremos…".

Hugo Haase, socialista alemán, afirma en el Reichstag:"...Tras las observaciones del Canciller sobre Bélgica, en nombre de mi grupo, quisiera decir que estamos convencidos de que los hechos que se han conocido después no son suficientes para apartarse de nuestra posición del 4 de agosto. El Grupo Socialista todavía está en la posición de su declaración de guerra del 4 de agosto...Las fronteras de nuestro país todavía están amenazadas por las tropas enemigas; por lo tanto, el pueblo alemán todavía tiene que usar toda su fuerza para proteger al país. En consecuencia, la socialdemocracia aprueba los nuevos préstamos requeridos. En agradecidos recuerdos, conmemoramos a todos aquellos que han dado vida y salud por el bien de la patria. Como el 4 de agosto, todavía estamos de acuerdo con la Internacional, en el sentido de que todas las personas tienen un derecho imperecedero a la integridad y la independencia. Por lo tanto, nos atenemos a lo que dijimos el 4 de agosto. Exigimos que tan pronto como se alcance el objetivo y el enemigo se incline a la paz, se produzca el final de la guerra y una paz que probablemente conduzca a la amistad con los demás pueblos. Exigimos que todos los familiares y sobrevivientes de los combatientes sean atendidos de la manera más adecuada y que los desempleados y los necesitados económicamente reciban empleo y ayuda. También se debe tener cuidado para garantizar que las personas reciban alimentos y artículos cotidianos de manera adecuada. Las sugerencias de los sindicatos sobre las medidas sociales han caído en parte en buen terreno con el gobierno del Reich, pero aún queda mucho por hacer. Lamentamos la limitación de los derechos constitucionales del pueblo. Especialmente la restricción de la libertad de prensa no está justificada por nada...La censura conduce al abuso y al daño económico. ¡Pedimos el remedio más rápido posible en aras de la defensa cerrada, la reputación y el bienestar de la patria alemana! (Aplausos).

Peter Sphan, representante del Zentrum afirma en el Reichstag:"...tengo que hacer la siguiente declaración:...Estamos decididos a expandir cuidadosamente el bienestar social para todos los participantes de la guerra y para aquellos afectados por la guerra. (Aplausos.) También conmemoramos con gratitud a aquellos que han sufrido heridas graves del enemigo (aplausos). Pero hoy no importa; hoy es importante dejar todo lo demás a un lado en consideración al bienestar de la patria alemana. (Aplausos.) En la guerra que nos ha surgido, queremos perseverar hasta que hayamos obtenido una victoria que corresponda a las inmensas víctimas (aplausos) y que nos garantice protección permanente en todo momento. Con nuestros buenos soldados en el ejército y la armada, que luchan hombro con hombro contra las tropas aliadas, tenemos una confianza agradecida de que la lucha se llevará a cabo con este fin…."(Aplausos).

El Reichstag vota un nuevo crédito de guerra, el segundo, por 5.000.000.000 de marcos. Los socialistas apoyan el crédito. Liebknecht es el único representante que vota en contra.

Se crea en Alemania la Asociación de Amistad Otomana-Alemana.

El general de infantería alemán Reinhard von Scheffer-Boyadel recibe la Pour le Merité.

Adolfo Hitler recibe su Cruz de Hierro.

Se publican en Berlín las listas de bajas alemanas número 88 y 89. Contienen los nombres de 17.689 hombres muertos, heridos y desaparecidos. Esto eleva el total de bajas alemanas hasta 644.762 desde el comienzo de la guerra.

El diario alemán Norddeutsche Allegemeine Zeitung publica el siguiente artículo:"...Nuevos Documentos Sobre La Violación De La Neutralidad Belga por parte de Inglaterra: La evidencia está demostrando que Inglaterra, trabajando en conjunto con Bélgica, había hecho todo lo posible, no solo diplomáticamente, sino también militarmente, para prepararse para la guerra contra Alemania. Nuestras tropas capturaron recientemente manuales militares secretos que tratan sobre las carreteras y ríos de Bélgica, que el Estado Mayor inglés había publicado (Informes de Bélgica, Carreteras preparados por el Estado Mayor, Oficina de Guerra). Tenemos cuatro volúmenes de este manual, de los cuales el primero fue impreso ya en 1912, el segundo en 1913, el tercero (en dos partes) y el cuarto en 1914. Están marcados: Confidencial. Estos libros son propiedad del Gobierno, y están destinados a la información personal de ... quien es personalmente responsable de su custodia segura. El contenido debe divulgarse solo a personas autorizadas. Estos manuales contienen las descripciones de lo más exactas del territorio, basadas en investigaciones militares. El aviso introductorio dice: Estos informes solo pueden proporcionar el estado de las carreteras en el momento en que fueron reconocidas. Siempre será aconsejable reconocerlos inmediatamente antes de usarlos, para asegurarse de que no bloqueen las reparaciones o la colocación de tuberías, aparte de posibles obstrucciones arregladas por fuerzas hostiles o habitantes. Así, por ejemplo, en el volumen I., páginas 130 y siguientes, el camino alto a Nieuport Dixmuide Ypres Menin Tourcoing - Tournai se trata con respecto a la naturaleza del camino, el país atravesado, consideraciones tácticas, puntos de observación y condiciones del agua, e ilustrado por mapas especiales. El informe incluye una enumeración y una descripción de los lugares en el camino. Contiene sus distancias exactas entre sí, así como detalles exhaustivos sobre las carreteras bajo discusión, sus grados, puentes, cruces de caminos, estaciones telefónicas y telegráficas, estaciones de ferrocarril, incluida la longitud de sus plataformas y terraplenes, ferrocarriles de vía estrecha, tanques de petróleo, etc. Siempre se dice si todos o parte de los habitantes hablan francés. Digamos, por ejemplo, literalmente las observaciones tácticas sobre Dixmuide que se encuentran en la página 151: "Dixmuide sería difícil de tomar, ya sea atacado desde el norte o desde el sur. La mejor línea para resistir un ataque desde el sur sería terraplén de ferrocarril W. de y hasta el camino, continuando a lo largo de una línea de montículos al este del camino. Al oeste del camino el campo de fuego es bueno para 1.500 yardas, al este de él los árboles limitan la vista. No hay nada más de importancia táctica, ni hay nada que pueda retrasar la velocidad de marcha. Puntos de observación: (a) el molino en Reencheeck, ve todo; (b) Koelberg (7 millas más allá de Ypres) vista hacia el este y el sur. Por cierto, puede observarse que las torres de las iglesias son, por regla general, señaladas como buenos puntos de observación ". De manera similar, se describe todo el curso del Escalda, con todos los ríos tributarios, pueblos, lugares de desembarque y vadeo, amplitud y profundidad, puentes, botes a mano, etc. Así, los volúmenes prácticos forman una espléndida guía para comandantes, oficiales del Estado Mayor y líderes de cada grado Se adjuntan: (1) Una lista de posibilidades de alojamiento en las diferentes comunas y aldeas, con cifras sobre palanquillas para hombres, instalaciones de transporte disponibles y todos los demás detalles que requiere un comandante; (2) Un informe sobre Bélgica, al sur de la línea Charleroi Namur Liege, y sobre Bruselas desde el punto de vista de la aviación, que contiene información valiosa para los aviadores. Este informe lúcido, compilado con mucho cuidado y complementado por un mapa de lugares de aterrizaje, lleva la inscripción "secreto", y fue redactado en julio de 1914. No, estos manuales elaborados desde el punto de vista militar y geográfico no fueron hechos solo poco tiempo antes o durante la guerra. Excepto quizás la impresión de ellos, eso no hubiera sido posible. El material en el que se basan fue, como puede deducirse de las notas sobre las diversas partes, adquirido desde 1909 a través de investigaciones cuidadosas y separadas. El primer volumen se imprimió en 1912. Por lo tanto, estos informes demuestran que durante los últimos cinco años se ha llevado a cabo una preparación exhaustiva para una campaña en la neutral Bélgica. No hay nada más que un conjunto de regulaciones secretas para el ejército inglés que libra una guerra en ese país. Por lo tanto, el Estado Mayor británico, durante un tiempo considerable, se preparó para esta eventualidad en tal medida y lo previó tan claramente, que llevó a cabo el tedioso trabajo de la compilación de estos manuales militares. Tal trabajo no podría haberse logrado sin el apoyo listo y más extenso del gobierno belga y los oficiales militares. No se puede obtener información estratégica y táctica exhaustiva y detallada como la mencionada anteriormente, ni datos exactos sobre todos los ferrocarriles y todo el tráfico, sobre el material rodante, los sistemas de cerraduras y puentes de otra manera. Las listas de posibilidades de alojamiento elaboradas para el ejército británico y que tratan a Bélgica como si fuera su propio país, solo pueden haber sido suministradas por el gobierno belga. Sin lugar a dudas aquí se utilizó material oficial belga. Fue adaptado para acomodarse al inglés, o en muchos lugares simplemente traducido al inglés. Tal era la minuciosidad con que Inglaterra y Bélgica habían arreglado en tiempos de paz una acción militar conjunta. Bélgica era, políticamente y desde un punto de vista militar, nada más que el vasallo de Inglaterra. Estos documentos demuestran que la indignación exhibida ante el mundo por Inglaterra por la supuesta violación de la neutralidad de Alemania es absolutamente infundada e injustificada. Si alguien tiene derecho a indignarse, es Alemania. Cuando, con motivo de nuestras operaciones en la costa, la prensa inglesa y francesa afirmó despectivamente que no estábamos informados sobre los peligros del territorio sumergible en el llamado Polderland, era correcto en la medida en que conocíamos el territorio belga al comienzo de la guerra solo a través de lo que habíamos podido encontrar en las fuentes disponibles en las librerías. Por esta razón, los informes en inglés de sus investigaciones y sus excelentes mapas fueron un botín valioso para nosotros. Pudimos hacer uso inmediato de este material extraordinariamente valioso para nuestros propios fines y luchar contra Inglaterra con sus propias armas. En este hecho se puede encontrar el mejor homenaje al trabajo minucioso de nuestros enemigos…".

En el Cáucaso los rusos avanzan sobre Kopri. El III Ejército turco contraataca con sus IX y XI cuerpos, causando muchas bajas rusas.

El zar visita el STAVKA y cena con agregados aliados.

El gobierno ruso informa desde San Petersburgo:”…En la noche del 1 al 2 del corriente, hacia las doce, algunas columnas compactas enemigas atacaron fogosamente a las posiciones rusas del norte de Lodz, siendo rechazadas. En la región de Cracovia han entrado los rusos en Velitehka…”

El Estado Mayor General ruso informa desde San Petersburgo:"…En la orilla izquierda del Vístula, en la región de Lovicz, la acción continúa como consecuencia de ataques dirigidos por el enemigo contra el frente de Sobota. Al Norte de Lovicz, los rusos han realizado un ataque con buen éxito. En la región de Lodz no ha habido más que un cañoneo enérgico. En el ala izquierda, los reconocimientos practicados por los rusos durante los últimos días han permitido observar la concentración de importantes contingentes alemanes, llevados por ferrocarril del Oeste de Kalisch. Los rusos han adoptado las medidas correspondientes a los nuevos movimientos realizados por los alemanes. Se han apoderado los rusos de la posición de Szozeroow, desalojando a una brigada de la Guardia prusiana, que, con cinco baterías, la ocupaba. En los restantes puntos del compañíasfrente no ofensiva. ocurre nada esencial. S. M. I. y R. Nicolás II ha llegado nuevamente al teatro de la guerra…".

El zar le envía desde el cuartel general una carta a la zarina:"...La única gran y grave dificultad para nuestro ejército es nuevamente la falta de municiones. Por eso, nuestras tropas están obligadas, mientras luchan, a ser cautelosas y a economizar. Esto significa que la carga de la lucha recae en la infantería. Como resultado, nuestras pérdidas son enormes. Algunos cuerpos del ejército se han reducido a divisiones, brigadas a compañías, etcéOdessatera…".

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe en su diario:"…La posición de los ejércitos rusos en Polonia se vuelve difícil. Al norte de Lodz, los alemanes, que han recibido refuerzos del frente occidental, avanzan sensiblemente. El general Rennenkampf es relevado del mando por haber hecho fracasar por su lentitud la hermosa maniobra envolvente del 25 de noviembre. Los alemanes pretenden haber capturado 80.000 rusos no heridos en estos quince últimos días. De modo que el estado moral está lejos de mejorar en Rusia. El pesimismo que observo a mi alrededor me es señalado también en Moscú, en Kiev y en Odessa. Como es natural, el conde Witte aprovecha para vociferar contra la guerra. Su tema actual es atribuir a "la calculada inercia del ejército francés" la amplitud y la violencia de la ofensiva que los rusos tienen que repelar en Polonia. Con su altivez despreciativa y su rictus sardónico, repite en todas parte:"Los franceses tienen razón de no batirse, puesto que los rusos son bastante tontos para hacerse matar por ellos". Me cuesta mucho hacer publicar en la prensa algunas notas o artículos demostrando la intensidad de nuestro esfuerzo material y moral. Ningún diario tiene la lealtad de poner en evidencia que si los rusos tienen que luchar contra veintiún cuerpos alemanes (sin contar los austríacos) los franceses y los ingleses no tienen menos de cincuenta y dos enfrente de ellos…":

El Cuartel General turco informa:"...Nuestras tropas que avanzan en la zona de Chorok han tenido un nuevo éxito y hoy han ocupado la ciudad de Ardanuch, a 20 kilómetros al este del río Chorok…".

En Turquía se saquean propiedades de ciudadanos de las naciones aliadas.

El agregado militar británico deja Constantinopla.

Monastir (Serbia) es tomada por fuerzas búlgaras.

En Camerún, los franceses ocupan Kribi.

En África Oriental, los alemanes rechazan un ataque belga en Ruanda.

El general Botha con sus fuerzas, avanza en columna desde Waterbury (Sudáfrica). Luego de caminar todo el día bajo la lluvia llega a un punto al norte de Haaksch Siding, junto al ferrocarril Bethlehem-Frankfort.

Según los informes recibidos de Copenhague, la mayoría de los buques de guerra alemanes reunidos en el Canal de Kiel fueron embarcados por sus tripulaciones y prevalece una gran actividad. Se está trabajando en nuevos submarinos. Se cree que todo esto está en preparación de un ataque alemán contra Inglaterra, si los alemanes toman Calais.

El submarino francés Archimède, bajo el mando del teniente de navío Emile Francois Marc Deville, está en Dover.

El velero británico Drummuir es hundido en el Océano Atlántico a 130 km. al este por el norte del Cabo de Hornos, Chile, por el crucero liviano alemán Leipzig.

El vapor sueco Carma zarpa de Amsterdam hacia Byrth (Inglaterra), localidad a la que nunca llega, probablemente debido a la explosión de una mina.

Von Spee decide atacar las Islas Malvinas. (Falkland Islands).

Los oficiales del Emden que aún están a bordo del Orivieto son transferidos al HMS Hampshire. El capitán Grant cede su propio camarote a los oficiales alemanes, y les permite moverse libremente sobre la cubierta.

Se encuentran en Irlanda pruebas de la existencia de una sedición.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51079
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 97 veces
Agradecimiento recibido: 54 veces

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por Lutzow »

El discurso de Bethmann-Hollweg ante el Reichstag coincide plenamente con lo expuesto en sus memorias acerca de los motivos que desencadenaron la Gran Guerra, pero en privado existen testimonios de que era consciente de su parte de responsabilidad durante aquel funesto Julio de 1914... En realidad todos fueron culpables, empezando por los austrohúngaros y terminando con los británicos, sin olvidarnos de alemanes, rusos y franceses.

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

Hola.

Comparto tu opinión plenamente Lutzow.


Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

3 de diciembre de 1.914.

En Bélgica, los alemanes imponen 40.000.000 de francos por mes como contribución de guerra.

Según distintos informes el káiser habría decretado que la ciudad costera francesa de Calais debe tomarse antes del 10 de diciembre.

Buques británicos bombardean la ciudad belga de Lisseweghe, a orillas del canal de Brujas. El objetivo es la base de submarinos que se construye en el canal.

Los franceses avanzan hacia Altkirch (Alsacia).

Franceses y alemanes intercambian los prisioneros que pertenecen a los cuerpos de sanidad de ambos países. En las negociaciones interviene la diplomacia española.

Desde Burdeos, el Gobierno francés informa a las cinco de la tarde:”…"En Bélgica el cañoneo ha sido muy vivo contra Nieuport y al sur de Ypres. La inundación se extiende al sur de Dixmude y desde el Lys hasta el Somme. Un violento bombardeo ha causado daños en Aix-la-Noulette, al oeste de Lens. Reina calma completa en todo el frente desde el Somme al Aisne y en Champagne. En el Argonne, ataques enemigos han sido rechazados y continuamos progresando. En el Woevre, la artillería alemana demuestra gran actividad; pero sus resultados son insignificantes. En Lorena y en los Vosgos, nada importante que señalar…".

Desde Burdeos, el Gobierno francés informa a las 11 de la noche:”… "Las únicas noticias interesantes se refieren al ala derecha y a la jornada del día 2. En la ribera izquierda del Mosela hemos ocupado Lesmenil y Signal-de-Hon. En los Vosgos hemos tomado, enfrente de Faux-Sud, el pueblo de Bonhomme, que domina una cresta de la frontera que servía de punto de observación a los alemanes. En Alsacia hemos ocupado la estación de Burnhaupt, y nos hemos instalado sobre la línea de Aspach, en el puente de Aspach a Burnhaupt…”.

El aviador francés Mac Pourprej, mientras sobrevuela el río Somme realizando tareas de reconocimiento de las líneas alemanas, es herido de un balazo. Luego de aterrizar su avión en territorio francés, muere a causa de las lesiones producidas por el disparo recibido.

Un soldado francés escribe en su diario:"...Soy el oficial de enlace del coronel del regimiento 215...La lucha se reanuda a las 9 a.m. El 215 se comporta como un cobarde y veo esta cosa extraordinaria en que un coronel dispara un rifle en la espalda de sus hombres para hacerlos caminar...Debido a este regimiento...el ataque no tuvo éxito por completo. El coronel Brissant regañó a los soldados del 215. Me resultó desgarrador ver hombres tan cobardes...".

Joffre recibe un mensaje del gran duque Nicolás, comandante en jefe del ejército ruso. Se queja de que la poca presión de los franceses sobre el frente occidental ha permitido a los alemanes transferir fuerzas significativas al frente oriental, y que si se producen nuevos despliegues, el ejército ruso deberá terminar las operaciones ofensivas y cavar trincheras como en el frente occidental.

El Consejo de Ministros francés, presidido por el presidente Poincaré, decide convocar a la Cámara para una sesión extraordinaria el 22 de diciembre en París.

Raymond Poincaré está en París.

Se dispone en Francia que las las tumbas de los soldados musulmanes sean decoradas con lápidas de madera verticales para distinguirlos de los entierros cristianos con cruces latinas.

Un soldado inglés oriundo de Worcestershire comenta una historia de un joven subalterno de infantería. Estaba en una granja abandonada y parcialmente arruinada con media docena de oficiales cuando un proyectil estalló en medio de ellos. Cuando el joven recuperó la conciencia y se dio cuenta de que, aunque aturdido y sacudido, no había sido tocado, encontró a todos los demás muertos, excepto a uno que resultó gravemente herido... Tomó a su compañero herido sobre sus hombros y se dirigió hacia las líneas británicas, caminando lentamente a través del país con su carga. Estaba bastante sorprendido de sentir al hombre herido luchando débilmente y murmurando algo sobre acostarse, pero lo atribuyó al delirio. Cuando llegó a las líneas británicas más cercanas, descubrió que había cruzado ileso una zona de batalla absolutamente barrida por el fuego del enemigo. Estuvo sordo durante quince días, pero su compañero herido había escuchado las balas zumbando todo el tiempo.

Un oficial del Real Cuerpo Médico del Ejército británico escribe en su diario:"...Acababa de comenzar mi diario cuando el enemigo comenzó su bombardeo, casi una hora y media antes de lo habitual, por lo que pospondré mi pequeña caminata y terminaré esto. Ayer tuvimos un hombre muerto y dos heridos, las primeras bajas durante más de una semana. Vale la pena contar la historia de uno de los heridos para mostrarle las agallas de estos hombres. Me dijo que notó que estaban haciendo algunas excavaciones nuevas en el costado del enemigo frente a su puesto de tiro. Uno puede ver las paladas de tierra que se elevan por sobre el nivel del suelo cuando se cavan nuevas trincheras. Aunque esto era a plena luz del día, nuestro hombre pensó que iría a ver qué estaban haciendo los alemanes, así que saltó por el costado de su trinchera y corrió treinta yardas hacia una zanja y se arrastró unos cien metros más o menos. Luego vio un gran agujero de bomba en el campo a un lado de la trinchera por lo que dobló y se metió en él mirando bien a su alrededor. No satisfecho con el punto de vista, corrió hacia una línea de sauces más cercana al enemigo, a menos de 250 yardas de ellos, y se subió a uno de ellos. Mientras hacía esto, recibió un disparo en el hombro. Me dijo que al principio pensó que se había roto el brazo, ya que lo sentía entumecido e inútil. Mientras tanto, un gran amigo suyo en el regimiento, al enterarse de que había salido, saltó sobre el parapeto y fue a buscarlo, apareciendo justo cuando lo hieren. El segundo hombre reprendió al primero por ser un tonto, cargó su rifle por él y a él, y lo trajo de vuelta. Todo esto se hace bastante en el trabajo del día y en secreto, ya que serían castigados por abandonar la trinchera de esa manera durante el día... El coraje de estos hombres es perfectamente extraordinario, y...el riesgo de ser francotirados o bombardeados en cualquier momento es, hasta que uno se acostumbra a verlo, una creencia bastante pasada. Debo decir que los oficiales han dado a los hombres un magnífico ejemplo...".

En Hazebrouck, en el distrito de Dunkerque, cerca de la frontera francesa con Bélgica, el rey Jorge V de Gran Bretaña y el rey Alberto de Bélgica asisten a desfile de tropas belgas.

El Gobierno británico avala que Japón ocupe todas las islas alemanas al norte del Ecuador. Este aval indigna al Gobierno australiano

La Rolls Royce Motor Cars entrega en Gran Bretaña los primeros tres vehículos blindados.

El Gobierno británico revisa y publica una nueva lista de contrabando.

El Saturday Evening Post de Filadelfia, publica una entrevista a Lord Kitchener: "La guerra no terminará hasta que Alemania sea totalmente derrotada por tierra y mar...cuando un ejército de invasión (Alemania) deja de invadir es que ha perdido su objeto principal…".

El irlandés Roger Casement, con la compañía del príncipe alemán Emich von Leiningen, visita un campo de prisioneros de guerra alemán para alentar a los prisioneros irlandeses a unirse al lado alemán. Se encuentra con una fuerte resistencia y burla.

La fábrica de Kurpp en Essen, Alemania, es sobrevolada por aviones aliados.

Potiorek ordena una parada militar en Belgrado e inmediatamente después comienza a mover las tropas hacia el este con la idea de flanquear a los serbios.

Las fuerzas serbias reciben armas y municiones desde Francia y Grecia.

El Primer Ejército serbio, comandado por el general Radomir Putnik, se reagrupa y lanza un contraataque -“ para restaurar las moral de nuestros soldados”- sorprendiendo al Sexto Ejército de Potoriek.

Comienza en Serbia la batalla de Kolubara.

A las 7 de la mañana se lanza la contraofensiva serbia, atacan a los ejércitos austro-húngaros en un momento particularmente oportuno. La ocupación de Belgrado los ha extendido hacia el noreste, dejando al VI Ejército con un frente muy largo para cubrir. La situación del suministro austro-húngaro es grave, porque tanto la comida como las municiones son escasas, y la infantería está cansada por el constante avance del mes pasado. La destrucción de puentes y caminos por parte de los serbios en retirada también ha retenido a la artillería pesada y, por lo tanto, la mayor parte de la línea no puede contar con fuego de artillería como apoyo.

Los serbios rompen las líneas austríacas de inmediato. Al caer la noche, los tres cuerpos del VI Ejército austro-húngaro están en retirada. La respuesta del general Potiorek es lenta, porque la información es escasa y cree que solo un cuerpo del VI Ejército se ha comprometido seriamente.

Desde Viena se informa oficialmente del teatro de guerra del sur:"...El avance victorioso de nuestras tropas a través del Kolubara ha obligado al enemigo a rendir a Belgrado, cuyas defensas estaban orientadas hacia el norte... Nuestras tropas entraron en Belgrado a través del Sava y desde el sudoeste y ocuparon las alturas al sur de la ciudad. Los edificios públicos, incluidos los palacios de la embajada de Alemania y Austria-Hungría, fueron inmediatamente asegurados militarmente. Ayer, en las partes restantes del frente de batalla, dado que el enemigo se retiró, las columnas propias avanzaron lentamente en los caminos...solo ocurrieron pequeñas peleas con la retaguardia enemiga, de las cuales aproximadamente doscientos soldados fueron capturados…".

Desde Viena se informa la mediodía:"...Nuestra situación en el teatro del noreste no cambió ayer…".

Se reanudan conversaciones austro-italiana

El conde Esteban Tisza, primer minsitro de Hungría, realiza declaraciones:"..."Ahora puede declararse que la guerra actual fue premeditada, porque eran varias las naciones que envidiaban el desenvolvimiento económico alcanzado por Alemania, y nuestro amor a la paz era interpretado como debilidad…".

Un bombardeo alemán sobre Varsovia provoca la muerte a tres civiles.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...No pasó nada especial en ninguno de los teatros de guerra….".

El Gran Cuartel alemán informa:"...Su Majestad el Emperador tuvo una reunión ayer en Wroclaw con el Comandante Supremo del Ejército austro-húngaro, Su Alteza Imperial y Real el archiduque Friedrich, a quien acompañaron su Alteza Imperial y Real el archiduque heredero del trono Karl Franz Josef y el jefe del Estado Mayor, general de Infantería baron Conrad von Hoetzendorf. Más tarde, el emperador visitó a los heridos en los hospitales militares de la ciudad.

El káiser vuelve a Berlín.

El diario socialista alemán "Vorwärts" informa que:"...La junta del grupo socialdemócrata del Reichstag señala que, contrariamente a la anterior postura del partido, que fue renovada por una decisión expresa para el presente caso, el camarada Karl Liebknecht votó en contra de la ley de préstamo de guerra. La Junta Ejecutiva lamenta profundamente esta violación de la disciplina, aunque el nombrado seguirá perteneciendo al grupo parlamentario…".

En el suroeste del frente oriental, el III Ejército austro-húngaro de Conrad obliga a los rusos a retroceder de nuevo al oeste del río Dunajec. (Polonia).

En el centro de Polonia, el 3º Cuerpo ruso del Cáucaso comienza a moverse hacia el norte hacia Belchatow, ocupado por la caballería austro-húngara, para atacar el flanco sur del avance del ala derecha del IX Ejército alemán y el ala izquierda del II Ejército austro-húngaro. Sin embargo, los mensajes de radio que se refieren al contraataque planeado son interceptados, lo que permite que el II Ejército austro-húngaro planifique un ataque propio para evitar la operación rusa. A medida que el frente norte de Cracovia se ha establecido en la guerra de trincheras, el I Ejército austro-húngaro puede ordenar el redespliegue de su División XXVII hacia el norte para ayudar al IV Ejército.

Al sur de Cracovia, el ala derecha del IV Ejército austro-húngaro, bajo el mando del general Joseph Roth avanza hacia el este. Aunque el flanco sur del 3º Ejército ruso ha cedido, su centro obstaculiza hoy aún más los ataques austro-húngaros.

Sin embargo, en estas feroces batallas alrededor de las ciudades de Łapanów y Limanowa, el 3º Ejército ruso es duramente golpeado y finalmente obligado a retirarse hacia el este, poniendo fin a su oportunidad de llegar a Cracovia. Por su parte, y con el fin de evitar ser rodeado, el 8º Ejército ruso también tiene que retirarse, por lo que su avance hacia las llanuras húngaras se detiene.

Przemysl está en una situación desesperada.

Monseñor Joseph Sebastian Felczar, arzobispo de Przemysl declara:"...Nuestra guarnición ha resistido con obstinado heroísmo, pero los rusos los superan en número de dos en uno. ...los moscovitas ya habían capturado varios de los anillos exteriores de las fortalezas, además de otro terreno estratégico importante, y habían rodeado toda la fortaleza en un círculo de acero. Cuando salí de Przemysl, allí reinaba una desolación indescriptible. Las casas, los palacios y los edificios públicos se redujeron a montones de polvo. A pesar de las severas medidas tomadas por las autoridades, las bandas de bandidos merodearon entre las ruinas y saquearon a la población civil que aún permanecía. Una interminable procesión de caravanas atravesó las calles, llenas de heridos y moribundos. Los hospitales estaban abarrotados y los heridos estaban dispuestos en filas en las iglesias... ".

Alemania acepta liberar al almirante británico retirado Reginald Rundell Neeld, que había sido internado dentro del país cuando se declaró la guerra.

El zar deja el Stavka para visitar hospitales en Smolensk. (Rusia).

El inspector de Ittihad, de Balikesir, envía un mensaje al Dr. Nazim del comité central de la Organización Especial a través de Midhat Shukri, Secretario Central de Ittihad, informando que el Ministerio del Interior y el Comité de Ittihad, de acuerdo con las órdenes emitidas, están ocupados organizando las bandas chete.

En la Mesopotamia comienza la batalla de Qurna entre turcos y británicos. Las tropas británicas son apoyadas por tres cañoneras, un yate armado y un par de lanchas también armadas.

Tropas australianas y neozelandesas comienzan un entrenamiento de cuatro meses y medio en el campamento de Mena, situado a diez millas de El Cairo a la sombra de las pirámides. Los campos de entrenamiento británicos no se encuentran en condiciones de uso.

Según la información oficial, en las líneas de las tiendas de las tropas australianas recién llegadas a Mena, algunos soldados tienen que cavarse refugios, que cubren con sábanas impermeables. El desorden de los oficiales se origina en las grandes y desaliñadas tiendas árabes adquiridas a contratistas locales. El campamento es decorado con bordes de piedra encalados al lado de las carreteras o con bordes de avena verde sembrados alrededor de las carpas. Se construyen espaciosos comedores para los hombres. Se abren tiendas de todo tipo a lo largo de ciertos caminos: tabaquerías, peluquerías, tintorerías, quioscos de prensa, sastrería y fotografía.

El general de brigada canadiense Charles Macpherson Dobell comienza su avance para capturar todo el ferrocarril del norte y la región a la que sirve en Camerún. Su columna principal sigue el ferrocarril con columnas más pequeñas en cada flanco para ir despejando la zona de fuerzas hostiles.

El general Botha, después de una noche de lluvia torrencial, lleva a cabo el avance sobre Reitz. Reitz es ocupado durante la mañana, siendo las fuerzas del coronel Botha y Fouche las primeras en entrar al lugar, que es evacuado por los rebeldes sin ningún tipo de resistencia.

El gobierno turco publica la siguiente información: "...Según las comunicaciones oficiales rusas con fecha del 29 de noviembre, nuestras tropas habrían abandonado por completo la península del Sinaí. Además, se dice que dos de nuestras divisiones que operan en la frontera del Cáucaso se han reducido a la mitad y algunos de nuestros batallones han sido completamente destruidos. Se alega que el comandante de división fue asesinado y un segundo abandonado. La lucha victoriosa cerca del Canal de Suez entre nuestras tropas y los ingleses, que terminó en el hecho de que dos oficiales y numerosos soldados fueron muertos en el lado inglés y una gran cantidad de prisioneros cayeron en nuestras manos, es suficiente para demostrar que la península del Sinaí está en nuestra posesión. En cuanto a los informes de enormes pérdidas de nuestras unidades que luchan en la frontera del Cáucaso y la muerte de un comandante de división, están completamente equivocados. El anuncio de la deserción de un comandante de división ni siquiera merece ser negado. La noticia, anunciada en Tbilisi por una fuente rusa, de que un general alemán, otros 14 oficiales alemanes y tres oficiales austrohúngaros, que estarían entre los prisioneros tomados en los combates en la frontera del Cáucaso el 24 de noviembre, llegaron a Tbilisi también es pura invención…".

El gobernador de Tsingtao informa que cuando la ciudad fue capturada se tomaron 2.500 fusiles, 100 ametralladoras, 15.000 toneladas de carbón y 40 automóviles. Todos los barcos fueron destruidos. Los suministros habrían sido suficientes para alimentar a 5000 hombres durante tres meses.

Desde Tokio se informa que el puerto de Tsingtao ha sido declarado puerto de guerra japonés de primera clase, no permitiéndose la entrada de buques mercantes.

El Gobierno japonés envía una comisión de ocho miembros a los países en guerra con Alemania y los países neutrales para sondear la posibilidad de que Japón reemplace a Alemania como proveedor de bienes.

En el África Oriental alemana el SS Kinfauns Castle regresa a Niororo con un nuevo hidroavión de origen civil.

Dennis Cutler despega con el comandante Raymond Fitzmaurice como observador, y descubren que Königsberg se ha movido nuevamente.

La Marina Imperial alemana crea su primera unidad de hidroaviones.

En la isla Picton, los hombres del escuadrón de Graf Spee comienzan a decorar sus barcos para Navidad. Algunos de los oficiales intentan cazar patos, aunque sin éxito. Spee pasa sus tardes a bordo de Gneisenau, jugando bridge con el capitán Maerker y visitando a su hijo Heinrich.

En Port Stanley, Islas Malvinas, la tripulación del Canopus pasa el día enviando provisiones a las diversas baterías que han instalado en las colinas con vista al mar y colocando una línea telefónica en la estación de observación en la colina más alta. A las 17.50 hs. horas se levantan las anclas y el barco retrocede lentamente a una mejor posición.

El submarino francés Archimède, bajo el mando del teniente de navío Emile Francois Marc Deville, deja Dover en dirección a Harwich, acompañado por el destructor francés Sagaie.

El ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Antonio Salandra, pronuncia un discurso ante la Cámara de ese país. En cierta forma cuestiona el incumplimiento por parte de Austria-Hungría del artículo 7 del tratado de la Triple Alianza -falta de acuerdo previo y de una compensación territorial a favor de Italia en el caso de una intervención militar en los Balcanes-. Afirma entonces:”…La neutralidad, libremente proclamada y fielmente observada, no es suficiente para garantizarnos las consecuencias del inmenso trastorno, se amplía cada día y cuyo plazo nadie puede predecir…”.

El destructor británico Garry enfrenta a un submarino alemán en la entrada de Holm Sound en Scapa Flow en medio de una tormenta; ambas naves se disparan torpedos pero fallan.

El periódico de Dublín Irish Freedom es allanado por la policía británica.

La prensa escandinava aprueba la iniciativa lanzada por algunos periódicos noruegos para otorgar este año el Premio Nobel de la Paz a los refugiados belgas.

Charles W. Eliot, presidente emérito de Harvard, le escribe una carta al banquero y filántropo americano, nacido en Alemania, Jacob Schiff:”… Le agradezco su carta del 1 de diciembre y su interesante presentación. Aunque toda persona reflexiva debe desear fervientemente que se detenga la pérdida y la destrucción de esta gran guerra lo antes posible, existe la abrumadora sensación de que la guerra debe continuar hasta que todos los combatientes, incluida Alemania, se hayan dado cuenta de que el régimen gubernamental y el estado de la mente pública en Alemania que han hecho posible esta guerra no son consistentes con la seguridad y el bienestar de Europa en el futuro. Personalmente, creo firmemente que la guerra debería continuar mientras Alemania persista en sus políticas de imperio mundial, gobierno dinástico, burocracia autocrática y el uso de la fuerza en los negocios internacionales. Si la guerra se detiene antes de que Alemania vea que esas políticas no pueden prevalecer en la Europa del siglo XX, los horribles males y perversidades que estamos presenciando volverán a ocurrir; y todas las naciones tendrán que continuar el proceso destructivo de armamentos competitivos. Si se hiciera la paz ahora, antes de que los Aliados hayan llegado a atacar a Alemania en su propio suelo, solo se produciría una tregua de duración moderada, y luego una renovación de los horrores actuales. No puedo dejar de pensar que Europa ahora tiene la oportunidad de elegir entre el ideal alemán del Estado y el ideal angloamericano. Estos dos ideales son muy diferentes; y el conflicto actual muestra que no pueden coexistir por más tiempo en la Europa moderna. Con respecto a la sugerencia que le hizo su corresponsal de que ahora se debería convocar a una conferencia de personas privadas con la esperanza de llegar a un llamamiento acordado con los combatientes para que desistan de luchar y consideren los términos del acuerdo, no puedo sino sentir ( 1) que dicha conferencia no tendría un estado asegurado; (2) que los combatientes no escucharán; y (3) que el esfuerzo, por lo tanto, sería inoportuno ahora, aunque quizás útil más adelante. Una idea podría provocar la paz, si fructificara en la mente del emperador alemán: la idea, a saber, que la posibilidad de que Alemania obtenga el poder dominante en Europa o en el mundo ya se ha ido, lo mejor para él es salvar a Alemania Unida dentro de sus límites naturales para un desarrollo seguro como una nación fuerte y altamente civilizada en el corazón de Europa. La población excedente siempre puede emigrar felizmente en el futuro como en el pasado. Sin embargo, la seguridad de Alemania dependería de un acuerdo internacional que debe mantener una fuerza internacional; considerando que el ejemplo que Alemania acaba de dar de la imprudente violación de los acuerdos internacionales es extremadamente desalentador con respecto a la posibilidad de asegurar la paz de Europa en el futuro. Aunque esta guerra ya ha hecho imposible el dominio de Alemania en Europa o en el mundo, los líderes de Alemania aún no ven ni comprenden esa imposibilidad. Por lo tanto, muchos buscadores de paz sinceros tienen que confesar que no ven ningún medio disponible para promover la paz en Europa ahora, o incluso conseguir una tregua corta. Desearía poder creer con usted que los gobiernos de Inglaterra, Francia, Alemania y Rusia escucharían la voz del pueblo estadounidense. Todos parecen desear la opinión y el apoyo moral de América; pero no veo signos de que acepten el consejo estadounidense o imiten el ejemplo estadounidense. El presidente Wilson parece pensar que este país será aceptado como una especie de árbitro en este contienda formidable; pero seguramente no tenemos derecho a tal posición. Nuestro ejemplo al evitar la agresión contra otras naciones y al negarnos a participar en la competencia por el poder mundial, debería tener algún efecto en abatir las ambiciones europeas en esa dirección; pero nuestras exhortaciones a la paz y la buena voluntad, me temo, tienen poca influencia. Todavía hay una verdadera competencia entre la democracia y los métodos oligárquicos. Usted ve, mi querido Sr. Schiff, que considero esta guerra como el resultado de causas de larga data que han estado cobrando fuerza durante más de cincuenta años. En Alemania, todas las fuerzas de la educación, las finanzas, el desarrollo comercial, una filosofía pagana y el Gobierno han estado preparando esta guerra desde 1860. Detenerla ahora, antes de que estas fuerzas hayan sido abrumadoramente derrotadas, y antes de que todo el pueblo alemán esté convencido de que son derrotados, sería dejar a la humanidad expuesta a la cierta recurrencia de las terribles convulsiones que ahora estamos presenciando. Si alguien puede mostrarme alguna señal de que los líderes de Alemania están convencidos de que no habrá un imperio mundial para Alemania o cualquier otra nación, y ningún gobierno despótico en Europa, estaré listo para participar en cualquier defensa efectiva de la paz…”.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

4 de diciembre de 1.914.

Julien Davignon, ministro de Relaciones Exteriores de Bélgica, envía un telegrama a todas las embajadas belgas: "...Alemania, al descubrir una nota sobre la entrevista que tuvo lugar en 1912 entre el general Jungbluth y el coronel Bridges, vuelve al supuesto secreto de Barnardiston y se esfuerza por demostrar que la agresión de Alemania contra Bélgica estaba justificada porque esta última había fallado en sus deberes, negociando su neutralidad con un acuerdo militar con Inglaterra. He pensado que es mi deber oponer una nueva desmentida a esta afirmación. Se adjunta una comunicación sobre este tema: En su número del 26 de noviembre, el Kolnische Zeitung escribe: Nos vimos obligados a violar la neutralidad belga porque Bélgica no había observado sus deberes de neutralidad. La verdad de esto aparece por la fuerza de dos documentos incontestables. Existe el publicado por la Norddeutsche Allgemeine Zeitung, que demuestra que existió entre Bélgica e Inglaterra un acuerdo secreto para la cooperación de las fuerzas militares de estos dos países en la lucha contra Alemania. Por otro lado, agrega el Kolnische Zeitung, se deduce del informe de la conversación confidencial entre los Sres. Jungbluth y Bridges, que los ingleses tenían la intención de desembarcar en Bélgica, en cualquier caso, incluso si su ayuda no hubiera sido solicitada por la propia Bélgica. La tesis presentada por la prensa alemana consiste, pues, en justificar la violación por parte de Alemania de la neutralidad de Bélgica, alegando que la propia Bélgica, al negociar con Inglaterra un acuerdo militar contra Alemania, había incumplido sus deberes de neutralidad. Esta es una tesis falsa, contradicha por los hechos y por los mismos documentos que cita la prensa alemana. Cuando el 13 de octubre, el Norddeutsche Allgemeine Zeitung publicó por primera vez el documento secreto de Barnardiston, lo desafiamos a probar la existencia de un acuerdo militar entre Bélgica e Inglaterra. Este desafío no ha sido aceptado, y los documentos fotográficos que publica no tienen ningún valor en este punto. Uno buscaría en vano inferir de ellos que Bélgica no había observado la obligación de la más estricta neutralidad. ¿Qué sucedió, de hecho, en 1906? El coronel Barnardiston, agregado militar de la Legación Británica, fue a fines de enero a ver al jefe del primer departamento en la Oficina de Guerra, y tuvo una entrevista con él. El coronel Barnardiston le preguntó al general Ducame si Bélgica estaba lista para defender su neutralidad. La respuesta fue afirmativa. Luego preguntó el número de días necesarios para la movilización de nuestro ejército."Tiene lugar en cuatro días", dijo el general. "¿Cuántos hombres puede reclutar?" continuó el agregado militar. El general confirmó que movilizaríamos 100.000 hombres. Después de haber recibido esta información el coronel Barnardiston declaró que en caso de violación de nuestra neutralidad por parte de Alemania, Inglaterra enviaría a Bélgica 100,000 hombres para defendernos. Además insistió con la pregunta de que debería saber si estábamos listos para resistir una invasión alemana. El general respondió que estábamos listos para defendernos en Lieja contra Alemania, en Namur contra Francia y en Amberes contra Inglaterra. Luego siguieron varias conversaciones entre el Jefe del Estado Mayor y el agregado militar sobre las medidas que Inglaterra tomaría con el fin de dar cumplimiento efectivo a su garantía. Al dedicarse a este estudio, el Jefe del Estado Mayor solo realizó su deber más elemental, que era precisamente estudiar las disposiciones calculadas para permitir que Bélgica repela, ya sea sola o con la ayuda de sus garantes, una violación de su neutralidad. El 10 de mayo de 1906, el general Ducame dirigió al Ministro de Guerra un informe sobre sus entrevistas con el agregado militar británico. En este informe se observa en dos ocasiones que el envío de ayuda inglesa a Bélgica estaría condicionado a la violación de su territorio. Además, una nota marginal del Ministro, que, por exceso de perfidia, el Norddeutsche Allgemeine Zeitung no traduce para poder burlar a la mayoría de los lectores alemanes, establece incontestablemente que la entrada de los ingleses en Bélgica no se llevaría a cabo hasta después de la violación de nuestra neutralidad por parte de Alemania. El curso de los acontecimientos ha demostrado suficientemente que estas precauciones estaban justificadas. Estas conversaciones muy naturales entre el Jefe del Estado Mayor y el agregado militar británico simplemente demuestran las serias aprensiones tenidas en cuenta por Inglaterra sobre el tema de la violación por parte de Alemania de la neutralidad de Bélgica. ¿Eran legítimos estos temores? Para convencerse de este punto, es suficiente leer las obras de los grandes escritores militares alemanes de la época: von Bernhardi, von Schlieffen y von der Goltz. ¿Fueron las conversaciones del general Ducame y el coronel Barnardiston seguidas de una convención o una entente? Alemania nos dará una respuesta de un documento que ha publicado en el Norddeutsche Allgemeine Zeitung del 25 de noviembre. Este documento, que se refiere a una entrevista entre el general Jungbluth y el coronel Bridges, proporciona un testimonio sorprendente de que la conversación sobre el cumplimiento de la garantía por parte de Inglaterra que se había llevado a cabo en 1906, seis años antes, no había tenido resultados en 1912. Ningún documento podría justificar de manera más clara la lealtad con la que el Gobierno del Rey cumplió con sus obligaciones internacionales. Según los informes, el coronel Bridges dijo que, con ocasión de los últimos acontecimientos, en razón de que no estábamos (los belgas) en condiciones de defender nuestra neutralidad, el gobierno británico habría desembarcado de inmediato, incluso si no hubieran pedido la asistencia. A lo que se dice que el general Jungbluth respondió de inmediato: "Pero no podrían desembarcar en nuestro país sin nuestro consentimiento". ¿Hay alguna razón para conceder tanta importancia a las opiniones de un agregado militar que, como podríamos probar, nunca han sido compartidas por el Ministerio de Asuntos Exteriores? ¿Admitió la tesis, falsa en nuestra opinión aunque apoyada por algunos autores, de que en caso de violación de la neutralidad, la intervención de un garante es justificable, incluso en ausencia de una apelación a la garantía? No sabemos. Una cosa es cierta, que el agregado militar, cuando se enfrentó a la objeción del general, no insistió. ¿Estaba Bélgica obligada a comunicar estas conversaciones a sus garantes? En cuanto a la primera. El coronel Barnardiston no estaba autorizado a establecer un compromiso, como tampoco lo estaba el general Ducarne para tomar nota de una promesa de asistencia. Las conversaciones incriminadas tenían, además, un carácter puramente militar, no podían tener influencia política, nunca formaron tema de deliberación del Gobierno, y el Departamento de Asuntos Exteriores no las conoció hasta una fecha muy posterior. En lo que respecta a la entrevista entre el general Jungbluth y el coronel Bridges, fue necesario informar a las potencias que este último había expresado una opinión que el gobierno belga no admitiría, y contra la cual el general Jungbluth protestó de inmediato, sin que su entrevistador pensara que era necesario insistir en ello. La supuesta justificación de Alemania se vuelve contra ella. En su discurso del 4 de agosto, en su entrevista por la mañana con el embajador inglés, el canciller imperial declaró que la agresión contra Bélgica debía atribuirse solo a la necesidad estratégica. La causa se sobreentiende…".

Los franceses fortalecen el control sobre Vermelles (Francia) y capturan Langemarck en Bélgica.

La Oficina de Operaciones del Cuartel General del Ejército francés presenta otra evaluación a Joffre, esta vez enfatizando la importancia de los ferrocarriles y las líneas de comunicación. Desde su perspectiva, el territorio que ocupa Alemania tiene una densa red ferroviaria, tanto lateral como cruzando el Rin, lo que permite a los alemanes llevar refuerzos al frente rápidamente y mover reservas entre diferentes sectores de la línea. La evaluación enfatiza la importancia de que las principales operaciones ofensivas sean dirigidas a conexiones ferroviarias importantes para obstaculizar esta ventaja alemana.

Un soldado francés escribe en su diario:"...Día triste, a las 12 del mediodía salimos de Rudlin. Nos dicen que vamos al norte. Allá está la carnicería. Hacemos 35 km de una vez y nos embarcamos en Chapel…".

El 27 de noviembre, un sorpresivo ataque alemán provoca la momentánea retirada de sus trincheras del frente de los soldados del Regimiento francés 298º. Recuperados de la sorpresa, los franceses retoman -casi inmediatamente- sus posiciones originales. A raíz de la retirada francesa, los comandantes de la zona eligen a seis soldados de la uniddad y los fusilan, por haber realizado un retiro no ordenado por sus superiores y a modo de sanción ejemplificadora. Los asesinados son Henri Floch, Jean Quinault, Jean Blanchard, Francisque Durantet, Pierre Guy y Claude Pettelet.

El cabo Henri Floch le escribe a su mujer antes de ser fusilado:"...Mi querida Lucie: Para cuando recibas esta carta, estaré muerto por un pelotón de fusilamiento. Esta es la razón: el 27 de noviembre, alrededor de las 5 p.m., después de 2 horas de bombardeo pesado en una trinchera en la línea del frente, justo cuando estábamos terminando nuestra cena, los alemanes entraron en la trinchera. Me capturaron a mí y a otros dos. En la confusión pude escapar de los alemanes. Seguí a mis camaradas y luego fui acusado de incumplimiento del deber frente al enemigo. Veinticuatro de nosotros fuimos al Consejo de Guerra anoche. Seis fueron condenados a muerte y uno de ellos fui yo. No soy más culpable que los demás, pero quieren dar un ejemplo. Mi billetera será enviada a casa junto con su contenido. A toda prisa te digo mi última despedida, con lágrimas en los ojos y un corazón pesado. Te ruego humildemente que me perdones por todo el dolor que te causaré y las dificultades que tendrás que enfrentar por mí. Mi querida Lucie, nuevamente, por favor perdóname. Voy a confesarme ahora y espero verte de nuevo en un lugar mejor. Muero inocente del crimen de deserción del que estoy acusado. Si en lugar de escapar de los alemanes, hubiera permanecido prisionero, mi vida se habría salvado. Debe ser el destino. Mis últimos pensamientos son para ti…".

El soldado Jean Quinault le escribe a sus esposa antes de ser fusilado:"...Te escribo mis últimas noticias. Se acabó para mí. No tengo el coraje. Tuvimos una historia en la compañía. Fuimos a la corte marcial. Somos 6 condenados a muerte. Estoy en los seis y no soy más culpable que los camaradas, pero nuestra vida se sacrifica por los demás. Última despedida, querida mujercita. Se acabó para mí. Última carta mía, fallecido por un motivo del cual no conozco bien la razón. Todos los oficiales están equivocados y estamos condenados a pagar por ellos. Nunca debería haber pensado en terminar mis días en Vingré, y especialmente en que me dispararan por tan poco y no fuera culpable. Nunca sucedió un caso como este. Estoy enterrado en Vingré…".

El soldado Jean Blanchard le escribe a su mujer antes de ser fusilado:"...Mi querida amada, es con una una gran angustia que empiezo a escribirte y si Dios y la Santísima Virgen no vienen en mi ayuda, es por última vez ...Trataré en pocas palabras de contarte mi situación, pero no sé si puedo, no siento el coraje. El 27 de noviembre, por la noche, cuando ocupamos una trinchera frente al enemigo, los alemanes nos sorprendieron y, aterrados en nuestra trinchera, nos retiramos a una trinchera detrás, y volvimos a retomar nuestros lugares casi de inmediato, con este resultado: una docena de prisioneros en compañía de los cuales uno era en mi escuadrón... nuestro escuadrón (veinticuatro hombres) pasó hoy ante el consejo de guerra y ¡ay! somos seis para pagar por todo, no puedo explicártelo más, mi querida amiga, sufro demasiado…tengo la conciencia tranquila y me someto por completo a la voluntad de Dios si así lo desea... El 1 de diciembre por la mañana nos informaron sobre lo que había sucedido, y cuando vi el cargo que se nos presentó y del que nadie podía sospechar, lloré una parte del día y no tuve fuerzas para escribirte ...Oh! ¡Benditos sean mis padres! Mis pobres padres, mi pobre madre, mi pobre padre, ¿qué será de ellos cuando sepan en qué me he convertido? Oh, mi amada, mi querida Michelle, cuida a mis pobres padres siempre que estén este mundo, consuélalos y apóyalos en su dolor, los dejo a tu cuidado, diles que no merezco este duro castigo. Todos nos encontraremos en el otro mundo... les pido perdón a tus buenos padres por el castigo que experimentarán por mí, diles que los amé mucho y que no se olviden de mí en sus oraciones, que estaba feliz de haberme convertido en su hijo y poder apoyarlos y cuidarlos en sus tiempos de viejos, pero como Dios ha juzgado lo contrario, que Su voluntad se haga y no la mía. Adiós hasta allá arriba, mi querida esposa…".

El diario del regimiento francés 298º dice:"...“La ejecución de los 6 condenados a muerte tiene lugar a las 7:30 a.m., 200 m. al oeste del Calvario de Vingré, ubicado en el cruce de las dos carreteras que van a Nouvion. Asiste al desfile de la ejecución, la cuarta compañía de reserva del 298, la segunda compañía del 216 y una compañía del 238. Las tropas están al mando del teniente coronel Pinoteau. Los prisioneros que pasaron la noche en la prisión de la estación de policía fueron llevados a las 7:30 a.m. por un piquete de 50 hombres y fusilados. Después de la ejecución que se lleva a cabo sin incidentes, las tropas desfilan frente a los cadáveres y regresan a sus acuartelamientos…".

En Fescamps, Somme, se fusila a Hildevèrt Eugène Mercadet, soldado francés del 21º Regimiento de Infantería, acusado de abandono del puesto de servicio en presencia del enemigo.

Bombarderos franceses Voisin, bombardean el aeropuerto de Friburgo. (Alemania). Es la primera misión de este grupo francés.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a la tarde:”…En Bélgica, el cañoneo intermitente ha sido bastante vivo entre la vía férrea de Ypres a Roulers y la carretera de Becclaeré y Paschendaele, donde la infantería enemiga ha intentado, sin éxito, ganar terreno. En Vermelles continuamos organizando las posiciones conquistadas. Desde el Somme al Argonne, calma en todo ese frente. En Argonne, algunos ataques de infantería alemana han sido rechazados por nuestras tropas, y muy especialmente en Corne, al noroeste del bosque de Lagrurie. Algunos cañonazos en Woevre y en Lorena. En Alsacia, nada de particular…".

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las 11 noche:”…En conjunto, la situación en el frente no acusa ningún incidente notable. En el ala derecha hemos progresado en dirección y cerca de Altkirch. En la jornada del día 2 hicimos 391 prisioneros sólo en la región Norte…".

El rey Jorge V, de Gran Bretaña, otorga al rey Alberto de Bégica “The Most Noble Order of the Garter” (La Nobilísima Orden de Garter/La Nobilísima Orden de la Jarretera).

Sir John French escribe a Kitchener "... Krupp es nuestro enemigo más formidable...".

El embajador británco en san Petersburgo escribe a Kitchener, avisándole que los rusos esperan ayuda desde el frente occidental.

El Gobierno británico le presta a Rusia 20.000.000 de libras.

De acuerdo con lo indicado por el primer ministro Asquith, lord James Bryce comienza investigación sobre las supuestas atrocidades alemanas en Bélgica.

El secretario de Relaciones Exteriores británico, sir Edward Grey, le envía una nota al ex-embajador inglés en Constantinopla, sir Louis du Pan Mallet:"...He recibido el envío de su Excelencia del 20 ultimo, en el que resume los eventos desde que regresó a su puesto el 16 de agosto pasado hasta su partida el 1 de noviembre. He leído con gran aprecio y placer la inestimable ayuda prestada a Su Excelencia, en las difíciles circunstancias de su partida, por parte el embajador de los Estados Unidos y todos los miembros de la Embajada de los Estados Unidos, y ya he solicitado al Gobierno de los Estados Unidos que se le comunique al Sr. Morgenthau, el más sincero agradecimiento del Gobierno de Su Majestad por los valiosos servicios prestados a su Excelencia en esa ocasión y, posteriormente, por ayudar a la comunidad británica a abandonar Constantinopla. También me ha complacido mucho recibir el testimonio de Su Excelencia del animado coraje de la comunidad británica en Turquía bajo circunstancias excepcionalmente difíciles, y he notado con gran satisfacción la valoración de Su Excelencia de los valiosos servicios del personal de la embajada y el consulado, y de los miembros del servicio consular de Su Majestad en todo el Imperio Otomano. También deseo transmitir a Su Excelencia...la notable habilidad, paciencia y discreción mostrada por Su Excelencia al llevar a cabo, ante las grandes dificultades, la política del Gobierno de Su Majestad. La guerra fue eventualmente forzada por hostilidades, sin sentido y sin provocación, de la flota turca bajo la inspiración y las órdenes alemanas, pero era el deseo del Gobierno de Su Majestad evitar una ruptura con Turquía; y su Excelencia dirigió correctamente todos sus esfuerzos para alentar esas influencias en Constantinopla de manera moderada y razonable. Por su esfuerzo, de alguna manera la catástrofe inevitable no ocurrió antes…".

El diario inglés El eco de Rushden (condado de Northamptonshire) publica:"...Noticias del largo silencio del soldado de Rushden George Wrighton...A través... del "Rushden Echo" es posible que se reciban noticias del soldado George Wrighton de Rushden. Al ver un informe en "Rushden Echo" de la semana pasada de que sus padres no habían recibido nada sobre el bienestar del soldado Wrighton, otro soldado de Rushden, C. Magee, escribe para decir que la compañía a la que pertenecía el soldado Wrighton ha sufrido pérdidas. El soldado Magee da el nombre y la dirección de alguien que puede ayudar al Sr. y la Sra. Wrighton sobre el bienestar de su hijo. El escritor afirma además que se ha sometido a una operación en su brazo…". El soldado George Wrighton murió el 31 de octubre de 1914.

El diario británico The Guardian publica el siguiente artículo:"...Una reunión de representantes de las cuatro Asociaciones Nacionales de Fútbol tuvo lugar ayer en las oficinas de la Asociación de Fútbol de Londres. Las resoluciones fueron las siguientes: 1. Se decidió recomendar a cada Asociación Nacional que se abandonen los partidos internacionales para esta temporada. 2. Esta reunión recomienda que, excepto en lo que respecta a los partidos internacionales, no sería correcto que el fútbol deba detenerse o suspenderse. Con la excepción de los partidos internacionales, que se abandonarán, el fútbol en el Reino Unido aún debe continuar. Al menos, la reunión de las cuatro Asociaciones de Fútbol en Londres ayer no vio ninguna razón por la que no debería, y si a la gente le importa asistir en cantidad suficiente, irán a la Liga y, suponemos, a las competiciones de la Copa. Hay dos puntos en el caso de las Asociaciones que es justo reconocer. Sostienen que no hay evidencia de que jugar al fútbol haya obstaculizado o esté obstaculizando el reclutamiento, y algunos observadores independientes de renombre dicen lo mismo. Además, sostienen que privar a los trabajadores del país de su recreación el sábado por la tarde sería injusto y dañoso...Más allá de esto, puede permitirse que si la gente quiere ver fútbol no se trate de disuadirlos por la fuerza, especialmente mientras los hipódromos se dejan abiertos. Y, sin embargo, hay un contraste bastante trágico entre el grito de los hombres en las trincheras para que cada soldado salga y haga su parte y los gritos de las multitudes que los jugadores profesionales entretienen en casa. Creemos que ninguna de las otras naciones involucradas en la guerra se siente igualmente libre para divertirse. Y el espectáculo de una gran parte de la masculinidad apta de Inglaterra que se divierte mirando carreras y fútbol mientras nuestros hombres en Francia participan en una lucha de vida o muerte es algo que trae cuestiones de conciencia, a pesar de los argumentos comerciales de las Asociaciones de Fútbol para continuar con su programa…".

Los soldados canadienses acampados en la llanura de Salisbury continúan soportando condiciones miserables. Hay fuertes lluvias y frío casi todos los días, y heladas con frecuencia durante las noches. Hoy ocurre un agravamiento particular: a medida que los soldados hacen fila para recibir su paga, una tormenta repentina empapa los billetes del tesoro.

Mary Alsop King Waddington, americana casada con el francés William Henry Waddington ―primer ministro de Francia en 1879 y embajador en Gran Bretaña entre 1883 y 1893― escribe en su diario: Todos almorzamos...y luego fuimos a la casa donde se hacen costuras para los soldados, donde tuvimos la visita del cardenal Amette, arzobispo de París... Dos o tres sacerdotes vinieron con él, miró nuestras cosas y fue tan simple e interesado en todo; dijo, como todos, que los soldados necesitaban cosas cálidas. Habló muy bien con las mujeres, todas las esposas de refugiados y de los soldados, que trabajaban en una de las habitaciones. Fue amable de su parte venir, ya que tiene mucho que hacer. Me alegré mucho de volver a ver las túnicas rojas. Siempre me recuerdan a Roma y los días felices allí, hace mucho tiempo, cuando creo que todos vimos a Pio Nono…".

El irlandés Roger Casement vuelve a los campos de prisioneros irlandeses en Alemania para alentarlos a que se unan a Alemania en este guerra, sin ningún resultado positivo.

Mientras la contraofensiva serbia continúa, se ve favorecida por el clima. En contraste con las condiciones húmedas y lodosas de finales de noviembre, hoy comienza un período cálido que seca el suelo y facilita su avance. Los serbios continúan golpeando al VI Ejército austro-húngaro.

Las fuerzas austriacas abandonan Lipe.

En la medida en que los serbios revisan a los austro-húngaros prisioneros, los médicos advierten un creciente número de ellos con tifus.

Desde Viena se inforna oficialmente:"...La toma de Belgrado tuvo lugar ayer de manera solemne y el avance de nuestras fuerzas en la parte norte del frente procede sin luchar, con 300 hombres hechos prisioneros ayer. Al oeste y sudoeste de Arandjelowatsch, nuestras tropas avanzaron contra fuerzas enemigas fuertes, que intentaron cubrir la retirada de los ejércitos serbios mediante ataques violentos, que fueron rechazados en su conjunto…".

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...Los ataques franceses contra nuestras tropas en Flandes fueron rechazados repetidamente en el teatro de guerra occidental, al igual que en el área al noroeste de Altkirch, donde los franceses tuvieron pérdidas significativas. En el teatro oriental de la guerra, los ataques enemigos al este del distrito de los lagos de Masuria fueron derrotados con grandes pérdidas para los rusos. Nuestra ofensiva en Polonia avanza normalmente…"-

Los mandos del 3º Ejército ruso advierten que su flanco sur está en peligro y mueven reservas para contrarrestar el avance austro-húngaro. Cuando las divisiones de infantería de Roth cambian su línea de avance hacia el norte para envolver al 3º Ejército ruso, se encuentran con una resistencia significativa. Esto convence al comandante del IV Ejército austro-húngaro de que sus fuerzas deberían concentrarse en el norte, mientras que solo se necesita una pequeña fuerza de caballería para sostenerse en el este, en Neusandez.

El general ruso Nikolai Ivanov, en el cuartel general del frente sudoeste, se da cuenta de que los austro-húngaros están emprendiendo una importante contraofensiva al sur de Cracovia contra el 3º Ejército. El general Nikolai Ruszkii, en el frente noroeste, insiste en que Ivanov debe enviar refuerzos hacia el norte para ayudar a la defensa de Polonia.

Bajo estas condiciones Ivanov ordena al general Brusilov, a cargo del 8º Ejército, que vuelva a desplegar los Cuerpos VIII y XXIV hacia Neusandez y Gorlice, mientras el resto de las tropas deberán pasar a la defensiva.

En el suroeste del frente oriental los rusos capturan Vieliczka.

El zar viaja desde Smolensk para visitar el hospital de Tula. También va a Orel, Kursk, Kharkov para inspeccionar las instalaciones médicas.

El gobierno turco informa desde Constantinopla:"...Nuestras tropas tienen nuevos éxitos cada día en el área alrededor de Chorok y Adschara. Avanzando hacia el norte, entraron en Adjara y avanzaron al sureste de Batum. En dirección este, llegaron al área de Ardakhan. En una pelea al oeste de Ardakhan, capturaron una ametralladora y otras armas. Los rusos volvieron a Ardakhan…".

En las operaciones arededor de Reitz, el general Botha captura unos 900 rebeldes.

El teniente general Sir Richard Wapshare sucede al general Aitken en el mando de las fuerzas británicas en el este de África.

En la batalla de Qurna, mientras los buques de apoyo silencian dos piezas de artillería otomana, los soldados desembarcan en Cisjordania y comienzan su avance hacia el norte. Su marcha se frena por la falta de caballería, lo que obliga a la infantería a realizar el reconocimiento del terreno. La infantería india percibe por primera vez grandes defensas enemigas, solo para descubrir que eran un espejismo y que los soldados otomanos solo están débilmente atrincherados. Los turcos que se retiran pueden cruzar a Qurna en la orilla este.

En Qurna, los oficiales británicos no tienen mapas precisos de la región, los sorprende el ancho del Tigris (entre 180 y 270 m.). El comandante británico concluye rápidamente que su pequeña fuerza es insuficiente para forzar un cruce. Ordena a su destacamento que baje hacia el sur, donde habían desembarcado por la mañana, a la espera de la llegada refuerzos desde el campamento principal de FEI D en Basora.

En Sudáfrica, los rebeldes son derrotados cerca de Reitz por Botha.

Fuerzas franco-belgas son rechazadas en Molundu, en el suroeste de Camerún.

La Fuerza Expedicionaria Portuguesa parte de Lisboa con destino a Angola.

Dragaminas de la Gran Flota dejan Scapa Flow y se dirigen a Sheerness (en el condado de Kent, Inglaterra) para entrar en servicio en la costa belga..

El buque de carga británico Bellevue es capturado y hundido en el Océano Atlántico por el acorazado alemán Kronprinz Wilhelm.

El buque de carga australiano Endeavour zarpa de la isla de Macquarie, donde funciona una estación meteorológica, y desaparece junto con sus 21 tripulantes sin dejar rastro.

El diario socialista italiano Avanti! escribe sobre el discurso de Antonio Salandra, primer ministro italiano:"...El discurso del primer ministro Salandra fue jesuítico. Contiene patrioterismo con ciertas frases dudosas, mientras descontenta a los neutrales clericales y conservadores…".

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
Schweijk
General de División
General de División
Mensajes: 5802
Registrado: 07 Ago 2010 19:09
Ubicación: A orillas del Moldava.
Agradecimiento recibido: 7 veces

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por Schweijk »

estebanj escribió:
04 Abr 2020 03:16
los comandantes de la zona eligen a seis soldados de la unidad y los fusilan, por haber realizado un retiro no ordenado por sus superiores y a modo de sanción ejemplificadora
Una acción repugnante. Pobres muchachos.
"No sé lo que hay que hacer, esto no es una guerra".

Lord Kitchener

-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

Hola

Si, ciertamente impresionante, una falta absoluta de todo. Me resultó angustiante transcribir las cartas por la maldad de la decisión, la resignación de las víctimas y el sufrimiento que me imaginé habrán pasado sus familias. Por lo menos fueron rehabilitados en enero de 1921. Hoy se los conoce con el nombre de Mártires de Vingré.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

5 de diciembre de 1.914.

El británico sir Gilbert Parker, a pedido del Comité Americano para el Socorro de Bélgica, visita ciudades fronterizas y los campamentos de refugiados belgas en Holanda con el propósito de hacer una investigación personal sobre sus condiciones y la de los refugiados. Hace un llamamiento al pueblo estadounidense:”…Desde el comienzo de la guerra, los corazones de todas las personas han sido torturados por los sufrimientos de Bélgica. Para mí, el martirio de Bélgica había sido una pesadilla desde la caída de Lieja. Cualquiera que sea el país responsable de esta guerra, Bélgica es inocente. Sus manos están libres de manchas. Ella ha mantenido la fe. Ella lo vio con los ojos del deber y el honor. Su gobierno trabaja en otra tierra. Su rey está en las trincheras. Su ejército está diezmado, pero…siguen luchando. Su gente vaga por tierras extranjeras…buscando trabajo y pan; no pueden buscar casas. Los que quedan atrás se apiñan cerca de las ruinas de sus aldeas destrozadas o se refugian en ciudades que no pueden alimentar a sus propios ciudadanos. Abismo de la necesidad y la desgracia. Muchas ciudades y pueblos han sido completamente destruidos; otros, reducidos o destrozados, luchan en vano por alimentar a sus poblaciones pobres y rotas. Piedras y cenizas marcan los lugares donde las pequeñas comunidades vivieron sus vidas pacíficas antes de la invasión. El pueblo belga vive ahora en el abismo de la miseria y la necesidad. Todo esto lo sabía en Inglaterra, pero lo sabía por los informes de otros. No sabía, no podía saber cuál era la miseria, la desolación de Bélgica, cuáles eran las necesidades imperativas de este pueblo, hasta que llegué a Holanda y a las fronteras del territorio belga. Dentro de ese territorio no podía pasar porque era británico, pero allí podía ver a los soldados alemanes, los Landwehr, vigilando lo que ellos llaman su nueva provincia alemana. ¡Bélgica una provincia alemana! Allí, en Maastricht, vi a fugitivos que cruzaban la frontera hacia Holanda con todos sus bienes mundanos en sus hombros o en sus manos, o sin nada en absoluto, buscando la hospitalidad de una pequeña tierra que siente, aunque es neutral, el precio y el doloroso estrés de la guerra. Allí, en la frontera, estaba parado entre soldados holandeses y soldados alemanes, tan cerca de los alemanes que casi podría haberlos tocado, tan cerca de tres oficiales alemanes que su conversación cuando me saludaron llegó a mis oídos. Empiezo a comprender cuáles son los sufrimientos y las necesidades de Bélgica. Son tales que su horror casi paraliza la expresión. Me reuní con los belgas de Maastricht, representantes de los municipios, dijeron que solo tenían una quincena más de comida. ¿Y cuál era la comida que tenían? Sin carne, sin verduras, solo un tercio de las raciones de pan de un soldado por persona por día. En Lieja, mientras escribo, solo hay comida para tres días. ¿Qué es lo que pide la gente de Bélgica? Piden pan y sal, no más, y no llega. No piden carne, no pueden conseguirla. No tienen fuego para cocinar, y no piden gasolina. El dinero es de poca utilidad para ellos, porque no hay comida para comprar con dinero. Bélgica, en circunstancias normales, importa cinco sextos de los alimentos que come. Los canales ordinarios de compra y venta están cerrados. No pueden comprar y vender si los produjeran. Representantes de comunidades belgas me dijeron ayer en Maastricht que los cultivos fueron sacados de sus campos, el trigo y las papas, y fueron enviados a Alemania. No hay trabajo. Las fábricas están cerradas porque no tienen materia prima, carbón o gasolina, porque no tienen mercados. Y sin embargo, los impuestos de guerra están cayendo con una presión horrible sobre un pueblo cuyas manos están vacías, cuyos talleres están cerrados, cuyos campos están inactivos, cuyo ganado ha sido tomado o comprado obligatoriamente sin recibir el valor. En la propia Bélgica, la miseria de la población es mayor que la miseria de los fugitivos belgas en otros países, como Holanda, donde han llegado desde la caída de Lieja un millón y medio de fugitivos. Para evaluar cuál es esa miseria en Bélgica, piense en lo que sufren incluso los fugitivos. He visto en una habitación sin fuego, las paredes húmedas, el piso sin cubrir, ni siquiera paja, una familia de nueve mujeres y ocho niños, uno en una litera improvisada gravemente enfermo. Su casa en Bélgica fue arrasada, el padre murió en la batalla. Su comida es café y pan para el desayuno, papas para el almuerzo, con sal, y al tener la sal tuvieron suerte, y pan y café para la cena. Insuficientemente vestidos, allí, junto al Mar del Norte, vieron pasar las sombrías horas, sin nada que hacer excepto aferrarse juntos en un vano intento de mantenerse calientes. Multiplique este caso por cientos de miles y tendrá alguna pista de los sufrimientos de la gente. En una barcaza en el río Maas en Rotterdam, sin ventanas, sin puertas, con solo una escotilla abierta desde la que desciende una escalera, varios cientos de fugitivos pasan sus noches y las mejores partes de sus días en una bodega de hierro, siempre cubiertos de humedad, gotea cuando llega la lluvia, con el piso nunca seco, y con un olor penetrante perpetuo, como el olor de una cueva que nunca recibe la luz del día. Aquí, hombres, mujeres y niños se acurrucaron juntos en una promiscua comunión de miseria, se hicieron infinitamente más patéticos y desgarradores porque ninguno se quejó. En Rosendaal, en Scheveningen, Eysden y Flushing, en una docena de otros lugares, estas cosas horribles se repiten de una forma u otra. Holanda ha albergado a cientos de miles, pero en un momento no pudo organizar ni siquiera un refugio adecuado, y mucho menos comodidades. En Bergen-op-Zoom, donde escribo estas palabras, desde la caída de Amberes llegaron 300.000 personas hambrientas, sin recursos, excepto lo que llevan con ellas. Este pequeño pueblo de 15.000 personas hizo todo lo posible para enfrentar la terrible presión, y sus ciudadanos se quedaron sin pan para alimentar a los refugiados. ¿Cómo puede un pequeño municipio lidiar repentinamente con una catástrofe tan vasta? Sin embargo, lentamente, se organizó una especie de orden a partir del caos, y cuando el Gobierno pudo establecer campamentos de refugiados a través del ejército, las peores condiciones se moderaron, y ahora, en tiendas de campaña y furgonetas en un terreno bien situado, más de 3.000 personas viven, en lo que respecta a las comodidades, como Kaffirs en Karoo o aborígenes en un campamento en las cuadras traseras de Australia. Las carpas están repletas de personas, y la vida se reduce a sus elementos más simples. Paja, tablas y algunas mantas y platos para raciones, eso constituye el ménage. En los niños en estas condiciones nace el asaltante, pero los buenos ciudadanos holandeses ven que los niños sean atendidos y que los bebés tengan leche. Los sacerdotes devotos enseñan a los niños, y el valor de la organización militar ilumina toda la panoplia de la miseria. Sin embargo, lo mejor de los campos de refugiados les parecería a los ciudadanos estadounidenses como la vida oscura y terrible de un inframundo, en el que no hay trabajo, propósito u oportunidad. Es un espectáculo repugnante para la civilización. La cosa más triste y desgarradora que he visto en mi vida ha sido la paciencia de cada belga que he conocido, sea cual sea su estado. Entre los miles de refugiados que he visto en Holanda, en la larga corriente que cruzó la frontera en Maastricht y asedió las puertas del Cónsul belga mientras estuve allí, ningún hombre, ninguna mujer arremetieron o declamaron contra el horror de su situación. El patetismo de la resistencia solitaria, fija y apática es trágico más allá de las palabras. Tan agradecidos, tan simplemente agradecidos, están ellos, cada uno, por lo que sea que se haga por ellos… De todas las grandes potencias del mundo, Estados Unidos es el único que no está en guerra o en peligro de guerra. De todas las naciones más importantes del mundo, Estados Unidos es el único que puede salvar a Bélgica del hambre, si lo desea. Ella es la única nación en la que Alemania permitiría un punto de apoyo para la humanidad y por el bien de Cristo en Bélgica. Tal oportunidad, tal responsabilidad, ninguna nación había tenido antes en la historia del mundo. España e Italia se unen a ella, pero la iniciativa, los recursos y la organización son suyos. Alrededor de Bélgica hay un anillo de acero. Dentro de ese anillo de acero hay una población que desaparece y desaparece para siempre. Ciudades como Dendermonde, que eran de 10.000 personas, ahora tienen 4.000, y en Dendermonde 1.200 casas han caído bajo el hierro y el fuego de la guerra. En ese vasto cementerio y campamento de los desolados, solo los Estados Unidos entran con una organización adecuada y responsable en la misión de la humanidad… Soy un creyente profundo en el gran corazón de los Estados Unidos, y no hay un estadounidense de origen alemán que no deba dar alegre y libremente el alivio de las personas que, a menos que el mundo las alimente, deben ser el remanente de un nación; y el mundo en este caso es Estados Unidos. Ella puede dar más. El precio de una buena comida a la semana para una familia en un hogar estadounidense mantendrá vivo a un belga durante quince días. Probablemente Estados Unidos tenga 18.000.000 de hogares. ¿Cuántos de ellos negarán una comida para la martirizada Bélgica? La masa del pueblo estadounidense no necesita negarse nada para dar a Bélgica. Todo el nivel de vida en el continente americano, en los Estados Unidos y Canadá, es mucho más alto que el estándar europeo, que si bajaran la escala en una décima parte durante solo seis meses, el problema de Bélgica se resolvería…Sus sufrimientos son majestuosos en simple heroísmo y resistencia sin quejas. Tan majestuoso en proporción debería ser el alivio. El pueblo belga es el barrio del mundo. En estas circunstancias, el pueblo belga es un barrio especial del único gran país que está seguro en su paz y que, por sus instintos naturales de simpatía humana y amor a la libertad, es el más adecuado para hacer el trabajo que se debe hacer por Bélgica…”

Reims es bombardeada una vez más.

Cyril Brown, corresponsal de The New York Times, escribe:"Con el Ejército alemán...Comer un sandwich de jamón mientras miraba con un telescopio de artillería la catedral de Reims y escuchaba al hombre que disparó los famosos disparos contra ella contarlo, fue la combinación única que experimenté hoy...El sandwich de jamón se destaca como la característica más importante, ya que simboliza la moral de los hombres antes de Reims. El puesto de observación se encontraba en un fuerte francés... ahora acribillado por bomas francesas, en la cima de una colina que ofrece una hermosa vista panorámica de la ciudad...Se decía que la catedral de Reims estaba a unas cuatro millas de distancia, pero a través del poderoso telescopio de aumento...apareció...claramente... La parte superior de una de las dos torres tenía una apariencia decididamente carcomida: parecía como si una de las esquinas hubiera sido disparada, y el techo evidentemente había desaparecido, pero por lo demás el exterior de la catedral lucía, a través del telescopio, en buen estado de conservación y es probable que disfrute de una vejez madura. Ningún observador francés fue visto en las torres de la catedral, me informó Wengler, de la artillería pesada, no había visto nada desde que sus proyectiles habían llevado su advertencia. Un oficial de personal de la División me lo había presentado como "el amigo de la Catedral de Rheims", explicando que probablemente no estaría en pie hoy sino por él. "¿Entonces eres el vándalo?" Le pregunté al "amigo de la catedral de Reims". "Sí, soy el 'bárbaro'", se rió con modestia. Lleva la Cruz de Hierro de primera y segunda clase y, aunque todavía es solo un teniente, tiene a cargo dos baterías. El "bárbaro" más pintoresco pero paradójico, con un suave ceceo, suaves ojos azules, rostro juvenil a pesar de una larga barba rojiza de varios días y piernas ligeramente arqueadas, requería una inquisición periodística muy rigurosa como se practicaba en millonarios y políticos en casa para extraer estos detalles del modesto "amigo de la Catedral de Reims": "El observador francés en la catedral fue notado por primera vez el 13 de septiembre. Después de eso, el fuego de artillería francesa se volvió incómodamente preciso. Ochenta proyectiles cayeron aquí en un solo día, matando a una sola vaca", agregó, con una lastimera nota de recuerdo. Señaló tres grandes agujeros en el suelo cerca y todos dentro de un círculo de radio de diez yardas, donde tres proyectiles franceses habían caído en rápida sucesión, como una prueba más de lo bien que habían alcanzado el objetivo. "El tipo continuó 'en el trabajo' descaradamente hasta el 18", continuó, "cuando apunté dos disparos a la catedral, y solo dos. No se necesitaron más para desalojarlo. Uno de un obús de 15 centímetros golpeó la parte superior de la "torre de observación", la otra, desde un mortero de 21 centímetros, golpeó el techo y le prendió fuego. Utilicé obuses y morteros para que los franceses supieran que podíamos disparar bien con ambos tipos. Quería desalojar al observador con el menor daño posible a la antigua catedral, y el resultado muestra que es posible disparar con la misma precisión con artillería pesada que con artillería de campo. Los franceses también tenían una batería plantada a unos 100 metros del catedral. Ya no está allí ", agregó lacónicamente. Unas pocas vueltas del tornillo trajeron una hilera de árboles que marcaban un bulevar en el campo de visión. "Hay una batería francesa allí en este momento", dijo. "¿Cómo lo sabes?" Porque vi árboles pero no pistolas. "Aviones", "el amigo de la Catedral" explicó. Otra vuelta de tuerca trajo un campanario de la iglesia a la vista."Los franceses ahora están utilizando este campanario de la iglesia con fines de observación", dijo el comandante de la batería. "Le informan al observador todas las mañanas. Se está volviendo demasiado desvergonzado. Probablemente dispararé a ese campanario esta tarde. Y supongo que volverán a llamarnos bárbaros. Lo vi esta mañana. Él se sienta en esa pequeña ventana arqueada allí". Vi la ventana con mucha claridad, y solo lamento que el culpable haya bajado para el intermedio del almuerzo, que es religioso tanto por la artillería francesa como por la alemana...Hasta ahora, la guerra como se vivía desde el terreno ventajoso de una colina alta con vistas a Reims parecía un agradable picnic, ya que el arsenal alemán estaba bien abastecido con buena comida, mientras que el Jefe del Estado Mayor de la División, con la típica hospitalidad alemana, había enviado a su ayudante armado con dos canastas de sándwiches teutones, que se sumaron a la ilusión del picnic y reclamaron mucha más atención que la Catedral de Reims...Cuando terminó el almuerzo, las baterías francesas se despertaron y comenzaron a disparar proyectiles con prodigalidad gala, los alemanes respondieron con moderación y, como invitación, para mi beneficio, apareció un avión francés no más grande que un mosquito y dio vueltas sobre las posiciones alemanas tratando de localizar las baterías pesadas, ingeniosamente ocultas, mientras que...de la parte posterior de las colinas, el arma de un avión a motor alemán apareció...tratando de conectarse con el visitante curioso. Pequeñas nubes de humo blanco como bolas de algodón, como fuegos artificiales a la luz del día, colgaban en el aire donde había estado el aviador francés, también "ollas de humo" negras para ayudar a los artilleros a alcanzar el objetivo, pero el francés logró esquivar toda la metralla...y escapó. A pedido, "el amigo de la catedral" abrió el camino (uno largo y extenuante) a su batería de obús de 15 centímetros, oculta con asombrosa inteligencia incluso contra la observación de aviadores, y señaló el arma que había disparado "el disparo escuchado en todo el mundo ". Con mucho gusto habría disparado un tiro de muestra, pero los cañones de la batería ya estaban listos para la noche (¡aunque era solo mediodía!) Es decir, apuntaban a ciertas partes del paisaje que las tropas francesas tendrían que cruzar si intentaban atacar de noche ciertas trincheras alemanas, para que no se pierda el tiempo apuntando con las armas; todo lo que tenían que hacer era disparar en el momento en que el teléfono sonaba...Media milla más allá había algo aún más curioso: un pueblo subterráneo construido en el bosque por los alemanes, y que consta de muchas pequeñas casas de bloques de troncos de abeto, hundidos tres cuartos del camino en el suelo, el resto cubierto con montículos de tierra y puesta con césped. La idea, se explicó, era tener un lugar acogedor y seguro de retiro...Un general... dijo:"Podría tomar a Reims con mi cuerpo en veinticuatro horas". Pero no había ninguna ventaja actual en asaltarlo en este momento, y se explicaron ciertas desventajas, ya que además de ciertas razones estratégicas, los alemanes tendrían que asumir con la carga de tener que administrar y alimentar a la gran ciudad. La "batalla de Reims" me parecía un trabajo de retoque, un juego de tratar de silenciar las baterías de los demás y nada más. Un duelo de artillería pesada es esencialmente una competencia entre observadores entrenados que intentan obtener una línea sobre el paradero de los cañones del enemigo, y mirando hacia Reims desde las colinas alemanas, incluso un corresponsal civil podría sentir la necesidad militar que obligaría a los franceses a tomar medidas, como el uso de los únicos lugares altos de la ciudad desde los cuales se podía ver cualquier cosa con fines de observación, y la igualmente sombría necesidad de que los alemanes los desalojen. Salí con la impresión de que el mundo tiene una verdadera deuda de gratitud con "el amigo de la Catedral de Reims"…".

El periodista guatemalteco Enrique Gómez Carrillo, escribe para el diario español El Liberal:"…Todos nos preguntamos si aún llegaremos a tiempo para verla…No hay en el mundo una basílica que como la de Reims, impresione con su majestad armoniosa…A medida que avanzamos por la carretera, la bruma se hace más espesa…Según nuestros cáculos debemos estar en las puertas de la ciudad…A veinte pasos de nuestro hotel, una bomba acaba de caer. La pólvora nos recuerda que estamos en Reims. Las sonrisas se apagan en los labios…Otra bomba que estalla bajo nuestra ventana interrumpe el brindis…La dueña del hotel, una dama enlutada, acude, pálida, para rogarnos que nos refugiemos en una sala inerior. Sims, el periodista americano, propone,al contrario, que salgamos a la calle para visitar la ciudad bajo el fuego de los cañones enemigos. Uno solo protesta: el sueco. Los demás dejamos las copas a medio vaciar y emprendemos nuestra trágica peregrinación hacia la catedral...La bruma se ha disipado…¡Ah, impresión inolvidable! A doscientos metros, la maravillosa masa arquitectónica alzase ante nosotros, intacta en su conjunto. Sus torres están siempre ahí, coronando el triple pórtico de la fachada. Nada falta: ni los nichos poblados de santos, ni las cresterías de encaje, ni las cruces de los ángulos. Siempre bella, más bella aún que antes, como las mujeres hermosas que han sufrido, parece absolutamente desdeñosa de las injurias del fuego…yo siento…una alegría inmensa al contemplar la grandiosa silueta de piedra…Leyendo los primeros telegramas relativos a incendio, llegamos a creer que era el templo mismo el que ya no existía…En realidad, toda la formidabble joya está aquí, alta, más alta que nunca, más firme y más aérea que nunca, más sagrada que nunca. Las llamas han ennegrecido sus torres y sus ojivas…Mientras nosotros contemplamos la catedral, las bombas siguen llevando a cabo su obra cruel y absurda…De minuto a minuto, el lúgubre silbido rasga el aire y la explosión interrumpe el silencio…Viviendo casi por milagro, los habitantes esperan el día supremo…Es una admirable locura la de toda esta gente que sigue viviendo bajo la tempestad de hierro. Los mismos alemanes, según sus declaraciones no se explican tal obstinación, tal amor del terruñño, tal resistencia a la perpetua amenaza…Al marcharnos, el capitán que nos guía hace detener nuestros automóviles en las alturas del oeste para ofrecernos el espectáculo del combate lejano. La tarde comienza a caer. Una niebla ligera, que no oculta, como la de esta mañana, los edificios, pero que vela los contornos y les da forma misteriosa, envuelve el vasto panorama. Es allá entre aquellas colinas…En esta guerra de trincheras no se ve nada, ni aun a cien pasos de distancia…Lo único que se percibe claramente son las llamas de los obuses que estallan y las columnas de humo que suben…¡Dios mío!¡Dios mío! ¡Y pensar que los hombres de esta ciudad emplearon tres siglos en levantar, para glorificar tu misericordia, el más maravilloso de tus santuarios!…".

Aviones franceses bombardean algunas zonas cercanas a Breisgau.

El Gobierno francés informa a las cinco de la tarde desde Burdeos:”…Al norte de Lys hemos realizado sensibles progresos. Nuestra infantería, al amanecer, se ha apoderado, por un ataque repentino, de dos líneas de trincheras alemanas. El avance ha sido de 500 metros. Una parte de la aldea de Weindenreft (a un kilómetro al nordeste de Langemark) ha quedado en nuestro poder. Más allá de Poesele (a mitad de camino de Dixmude a Ypres) hemos tomado en la orilla derecha del canal la casa del barquero, vivamente disputada hace un mes. El enemigo ha intentado, sin éxito, obligarnos, con un violento ataque de artillería pesada, a evacuar el terreno conquistado. En la región de Arras y en Champagne, duelo intermitente de artillería. Reims ha sido bombardeada con gran intensidad. De nuestro lado, hemos destruido con nuestra artillería pesada algunos fortines de tierra. En el Argonne, la lucha continúa con calor. Hemos tomado alguna trincheras y rechazado todos los contraataques. En Lorena y Alsacia, nada que señalar…”.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las once de la noche:”…En Bélgica, la misma actividad que la víspera. Hemos consolidado nuestra situación al norte de la casa del barquero, tomada el día 4. En el resto del frente, nada importante que señalar…”.

Un soldado francés escribe en su diario:"...Imposible dormir en el piso del vagón de ganado. ¡Qué noche! Llegamos a Toul, y todavía hacemos un viaje de 20 km. para ir a Ansauville. Hice un gran esfuerzo para llegar allí con el bulto. Ansauville está en ruinas. ¡Qué tristeza se exhala de todas sus pobres y pequeñas casas rotas!...una corneta está en el campanario y a su señal debemos entrar a la primera casa. Tengo mucha alegría por la protección del coronel Mochot, con quien me ecuentro. Creo que me convertiré en un ciclista de la batería…".

Es fusilado en Recicourt, Mosa, el soldado francés del Regimiento de infatería 111 Alexandre Foquino. Se lo acusó de haber abandonado las armas y el puesto en territorio en estado de guerra y en presencia del enemigo.

El ministro de justicia francés, Aristide Briand, vuelve a desempeñar sus funciones a París.

El Gobierno francés convoca a 300.000 jóvenes de 18 años para el servicio militar obligatorio.

El presidente francés Poincare recibe al nuevo embajador estadounidense William Graves Sharp.

La Academia de Bellas Artes francesa decide excluir a sus asociados y corresponsales germanos que firmaron el Manifiesto de los 93, del 4 de octubre de 1914.

En un memorando el comandante general del II Cuerpo, Horace Lockwood Smith-Dorrien instruye a sus comandantes de división a evitar que este período de relativa calma se convierta en una caída de la moral hacia la fraternización. Aunque el Comandante del Cuerpo opina que la reanudación de la ofensiva siempre debe estar presente "...debe tenerse en cuenta que puede haber un período prolongado de espera... Es durante este período que existe el mayor peligro para la moral de las tropas. La experiencia de esto y de cualquier otra guerra demuestra sin lugar a dudas que las tropas en trincheras cercanas al enemigo se deslizan muy fácilmente, si se les permite hacerlo, a la teoría de la vida "vive y deja vivir". Los entendimientos, que equivalen casi a armisticios no oficiales, crecen entre nuestras tropas y el enemigo, con el fin de hacer la vida más fácil, hasta que el único objeto de la guerra se oscurece, y los oficiales y los hombres se hunden en un letargo militar del cual es difícil despertar cuando vuelve a surgir el momento de los grandes sacrificios…". El comandante del Cuerpo, por lo tanto, ordena a los comandantes de División que impriman en todos los jefes subordinados la necesidad absoluta de alentar el espíritu ofensivo de las tropas, mientras están a la defensiva, por todos los medios en su poder. "...Las relaciones amistosas con el enemigo, los armisticios no oficiales (por ejemplo, "no dispararemos si no lo hace, etc.") y el intercambio de tabaco y otras comodidades, por tentadores y ocasionalmente divertidos que sean, están absolutamente prohibidos…".

El Almirantazgo británico informa:"...El SS Berlín, de la empresa naviera alemana Norddeutscher Lloyd ha estado navegando recientemente en Trondjhem, casi vacío de carbón y con su velocidad considerablemente reducida, debido, presumiblemente, a la colocación de minas. El buque ha sido especialmente adaptado para la colocación de minas. Hasta donde se sabe, ahora no tiene minas a bordo, por la probabilidad de que las haya sembrado en alta mar, al amparo de la oscuridad...Las minas flotantes alemanas son constantemente avistadas y, en muchas ocasiones han demostrado ser aún peligrosas. Por lo tanto, se debe advertir a los buques mercantes del grave peligro al que están expuestos, y deben tener en cuenta que las aguas...ahora deben navegarse con precaución...".

El rey Jorge V de Gran Bretaña inspecciona al Royal Flying Corps y regresa a las islas desde Francia.

Doce médicas y enfermeras escocesas llegan a Calais para combatir la fiebre tifoidea en el ejército belga hasta febrero 1915.

1.000 prisioneros de guerra alemanes llegan a Southend, Essex, Inglaterra.

Gran Bretaña informa a los EE. UU. que toda la carga comercial de ese país será sometida a inspección después de haber descubierto un envío de cobre no declarado.

El primer ministro británico, Herbert Henry Asquith, escribe a Violet Bonham, su hija:"...El volátil pensamiento (de Churchill) está concentrado hoy en Turquía y Bulgaria, quiere organizar una aventura heroica contra Galípoli y los Dardanelos, yo me opongo totalmente...".

La Entente hace gestiones en Atenas, Sofía, y Bucarest para asegurar ayuda para Serbia.

Renuncian todos los ministros del Gobierno serbio.

El Gobierno de Serbia declara que nunca hará la paz sin el consentimiento de los aliados.

El general austro-húngaro Oskar Potoriek ordena al V Ejército austríaco atacar el sur de Belgrado.

El Primer Ejército serbio toma el monte Suvobor, la principal posición defensiva del VI Ejército autro-húngaro. Los austriacos se retiran hacia el río Kolubara.

Desde el inicio de esta batalla de Kolubara los serbios han tomado 15.000 prisioneros austro-húngaros.

El primer ministro de Hungría, conde Esteban Tisza, regresa de su viaje a Alemania, donde presionó sin éxito para obtener más apoyo militar.

El Estado Mayor General austríaco informa:"...Lo siguiente se informa oficialmente del teatro de guerra del sur: La lucha al oeste y suroeste de Arandjelowatz es extremadamente persistente. Aún no se ha definido. Ayer más de 600 hombres fueron hechos prisioneros. Nada significativo sucedió ayer en los Cárpatos. En el oeste de Galicia, se desarrollaron con éxito pequeñas peleas por nuestras armas en Tymbark. La situación en el sur de Polonia no ha cambiado. La batalla en el norte de Polonia continúa...".

El Gobierno Austro-Húngaro informa oficialmente:”…En el norte, los combates progresan favorablemente. Todos los ataques rusos a la plaza de Przemysl han sido rechazados con grandes pérdidas para el enemigo, y han resultado completamente infructuosos. Las noticias tendenciosas sobre un pretendido éxito importante de los rusos en los Cárpatos pertenecen al dominio de aquellas invenciones contra las cuales el mismo Estado Mayor ruso ha prevenido expresamente al público. Conviene hacer constar que cerca de Omugnna los rusos fueron derrotados, perdiendo 1.500 hombres, que fueron hechos prisioneros, sin hablar de algunos miles de muertos y heridos. Es natural que los combates en los Cárpatos se estén desarrollando en parte del territorio de Galitzia y en parte del territorio de Hungría, porque el factor determinante no es en este caso el límite de la provincia, sino el terreno más favorable a las exigencias de la táctica…”.

El Gobierno Austro-Húngaro informa oficialmente:”…Nuestra ofensiva victoriosa ha llegado ya hasta el centro de Servia. Como la situación general en este teatro de la guerra exigía la ocupación de Belgrado, esta medida militar se llevó a cabo sin ninguna dificultad el día 2 de diciembre. Todo el material de guerra existente allí cayó en nuestras manos. Hasta el momento de nuestra ofensiva en Servia habíamos hecho 19.000 prisioneros, y tomado 46 cañones y 47 ametralladoras. Otros nuevos ataques que intentaron los montenegrinos han fracasado completamente. El mismo resultado a sufrido el asedio de Cattaro, que dura ya cinco meses, y todas las demás empresas de la flota aliada en el Adrático. Nuestros aviadores han bombardeado alguna veces Cetiña, la capital de Montenegro...".

El Gran Cuartel General alemán, informa durante la mañana:"...Los ataques franceses fueron rechazados ayer en Flandes y al sur de Metz. En La Bassée, en el bosque de Argonne y en la zona suroeste de Altkirch, nuestras tropas avanzaron. La situación es favorable durante la lucha al este de los lagos de Masuria; en pequeñas acciones se tomaron allí 1200 prisioneros. Se continúan ejecutando nuestras operaciones en Polonia…".

El dirigible alemán L.3 es transferido a la base de Nordholz.

Después de un día de intensos combates, el contraataque ruso en el centro de Polonia del 3º Cuerpo del Cáucaso se ha estancado, y la llegada de los primeros elementos de la División XXVII da al comandante del IV Ejército austro-húngaro la confianza de que el enemigo no podrá atravesarlo. Sin embargo, la demora impuesta al avance austro-húngaro ha dado a los rusos tiempo para trasladar refuerzos adicionales a la zona. Más al norte, los esfuerzos realizados por el centro y la izquierda del IX Ejército alemán, aunque infligieron pérdidas y avanzaron, no han podido atravesar los Ejércitos rusos Primero y Segundo en y al norte de Lodz.

Al sur de Cracovia, los ataques adicionales del IV Ejército austro-húngaro no logran ganar terreno, siendo el único éxito significativo el logrado por la XLVII División de Reserva alemana, que había comenzado a entrar en la línea junto al XIV Cuerpo ayer.

No ha habido ataques rusos significativos en los Cárpatos durante los últimos tres días, y la razón de la repentina pasividad se revela hoy al III Ejército austro-húngaro a través de interceptaciones inalámbricas, que indican que el cuartel general del 8º Cuerpo ruso está en Neusandez. Se recibe la confirmación cuando la caballería que se mueve hacia el este, hacia Neusandez, se encuentra con la infantería rusa y es obligada a retroceder. Esto indica claramente que los elementos del 8º Ejército ruso se están moviendo para reforzar ea 3º Ejército al sur del río Vístula. Estas fuerzas, si logran continuar hacia el oeste pasando Neusandez, pueden atacar al IV Ejército austro-húngaro desde el sur, de manera tal, que el grupo que intenta flanquear al 4º Ejército ruso, puede a su vez ser flanqueado por los rusos.

Los servicios alemanes de interceptación inalámbrica transmiten una noticia muy bienvenida para Hindenburg y Ludendorff: los rusos se preparan para evacuar Łódź.

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe en su diario:"…Entre Lodz y Lovicz la lucha continúa tenazmente: los rusos flaquean. El gran duque Nicolás me hace saber que no está menos resuelto a proseguir su marcha hacia Silesia; pero su jefe de estado mayor, el general Yanukevich, le objeta la dificultad de los transportes y el desfallecimiento de los efectivos. En el curso de estas cinco últimas semanas los rusos han perdido 530.000 hombres, de los cuales 280.000 contra los alemanes…".

Percival Gibbon del diario británico The London Daily Chronicle, escribe: "La primera batalla en Lodz... Te he telegrafiado previamente de la fuerza alemana que avanzó alrededor de Lodz y fue cortada al sur y al este de la ciudad. Consistía en dos cuerpos del ejército: el Cuerpo Veinticinco y el Cuerpo de la Tercera Guardia. La fuerza aislada, giró hacia el norte y se esforzó por abrirse paso a través del pequeño pueblo de Breziziny. Fue en Breziziny que el desastre final los alcanzó. La ciudad y la carretera se encuentran en un hueco en medio de un país boscoso, donde los alemanes fueron expulsados ​​del Vístula y presionados hacia atrás. Habían librado una batalla durante el lento retiro de cinco días y mostraban signos de falta de municiones. Al quinto día hicieron su último intento de pasar por Breziziny. Ahí fue donde ese buen estratega y luchador que mantuvo a Ivangorod en el Vístula provocó el gran golpe, dramático, por el que había estado maniobrando. Los alemanes estaban reteniendo la ciudad y entrando cuando comenzó su ataque general. Breziziny sufrió nueve horas de bombardeos furiosos y ahora solo queda la mitad de la ciudad. La infantería rusa demostró nuevamente su excelente calidad y, respaldada por el tremendo fuego de sus propias armas, fue casa por casa, carga tras carga, aplastando por completo la resistencia alemana. Al caer la noche de dos cuerpos del ejército, con un número de 80.000 hombres, solo quedaba un remanente. El número de prisioneros alcanza aproximadamente el total de 20.000 hombres, y del resto, el 80 por ciento, fueron muertos o heridos. Esta es la estimación que me han proporcionado. Debido a la pequeña área en la que se concentró la lucha, los muertos yacen en grandes montículos... Por millas, el campo está salpicado de muertos. En los terrenos más dispersos, un número desconocido de fugitivos, la mayoría de los cuales están heridos, acechan en el bosque. Desde Rawa, al sur de Skierniwice, a medio camino entre Lodz y Varsovia, hasta Lodz en la línea del antiguo retiro alemán y el avance actual, no queda un solo pueblo. Todo el distrito está completamente quemado y desolado. El 1, 2 y 3 de diciembre, la fuerza que conducía la defensa de la ciudad de Lodz estuvo prácticamente rodeada. Las posiciones alemanas estaban en Royicie en la carretera sur, a cuatro millas de la calle larga y rezagada que comprende la mayor parte de la ciudad de Lodz, mientras que en Zgierz, a siete millas al norte, tenían una batería de armas pesadas con las que bombardearon la ciudad misma, matando a varios cientos de civiles. El fuego se dirigió principalmente al ferrocarril y la estación y las armas rusas no pudieron localizar la batería durante algún tiempo. Fue descubierto y reconocido por fin por un avión. Luego siguió un acto de heroísmo y emprendimiento que ahora es el tema de conversación de todo el ejército. El jueves por la noche, un coronel de artillería salió y, con un pequeño grupo de asistentes, logró arrastrar un cable telefónico de campo a menos de media milla de la batería alemana. Mientras un reflector se balanceaba sobre la faz del campo, yacía en el suelo, y desde allí dirigió las armas rusas, que con su ayuda lograron silenciar la batería. Las armas rusas fueron colocadas en este momento en las calles de Lodz. El jueves por la noche, cuando culminó el ataque, hubo 700 armas en acción a la vez en ambos lados, y durante toda la noche todo se encendió con destellos de armas y estallidos. El tronar de las armas fue levemente audible en las afueras de Varsovia, a sesenta millas de distancia. Luego siguió un asalto general de los alemanes, a cargo de enormes masas de hombres, que siguieron el resplandor de los reflectores bajo un infierno de disparos. Aquí nuevamente los siberianos demostraron las cualidades que los han hecho famosos durante toda la guerra. Se encontraron los alemanes con disparos desde las trincheras que no solo los detuvieron sino que los destrozaron. Nuevamente jugaron el viejo truco de permitir que el enemigo se acercara a menos de cincuenta pies, mientras sostenían su fuego, y luego los derribaban con fuego de rifle y su uso de la ametralladora. El ataque fracasó por completo y, por su propia forma, las pérdidas rusas no podían ser de otra manera que ligeras, mientras que las pérdidas alemanas en el conjunto de las operaciones contra Lodz y las posiciones vecinas superaron los cien mil muertos. No se puede adivinar el número de heridos, pero sabemos que... decenas de trenes llenos de ellos han ido al oeste a lo largo de la línea Kalisz, y aún continúan yendo…".

Informes que llegan a Constantinopla siguen informando sobre los ataques de los chete en las aldeas armenias de la provincia de Erzerum.

El cónsul alemán en Erzurum, Max Erwin von Scheubner-Richter, informa al embajador alemán en Turquía Hans von Wangenheim:"…La población armenia del vilayeto Erzerum, especialmente la población rural, está inquieta por algunos acontecimientos, que son considerados como anticipos previos de nuevas masacres. En el pueblo de Osni, en los altos de Erzerum, el 1º de este mes, tres insurrectos turcos visitaron a un cura armenio muy estimado, durmieron y comieron en su casa y al día siguiente lo acompañaron hasta el confín del pueblo donde lo acribillaron a balazos de escopeta. En la aldea Tevnik, también en las alturas de Erzerum, un grupo de doce insurrectos, secuestró a los hombres del pueblo, los maniató y exigió un rescate de 100 libras turcas. Esta suma no pudo ser recaudada por el pueblo, y los hombres permanecieron presos. Algunas mujeres del pueblo recurrieron llorando al Obispo armenio de Erzerum para pedirle ayuda. También se informa de hechos similares en otros pueblos. El Obispo armenio de Erzerum se dirigió al valí, quien había prometido limpiar la zona de Erzerum de insurrectos. Estas informaciones provienen de una reconocida fuente armenia. La población armenia afirma que se trata de un movimiento instigado por el partido turco "Ittihad". La realidad es que los oficiales turcos no están a favor de los armenios ya que les reprochan ser prorusos y haber facilitado el ingreso de las tropas rusas en el territorio turco. También entre la población turca, en función de algunos síntomas, pareciera que renace el viejo odio a los armenios…".

Deja Constantinopla con destino a Afganistán una misión alemana.

Las últimas unidades indias para la defensa del Canal de Suez llegan a Egipto.

En Sudáfrica los rebeldes ofrecen negociar; Botha exige la rendición incondicional.

El teniente coronel G. S. Frazer, del regimiento británico 110a infantería ligera Mahratta, Comandante de una columna columna en la batalla de Qurna, informa sobre las operaciones del 4 de diciembre:"...Tengo el honor de informar lo siguiente sobre las operaciones de ayer: 1: Mi oficial de Estado Mayor, el capitán Branson, que resultó herido, ya le ha brindado la mayoría de los detalles y anoche le envié un cable inalámbrico. 2. El desembarco de ayer por la mañana se realizó rápidamente y sin confusión. Dos pequeños arroyos retrasaron el avance de la columna hasta que pudieron hacerse transitables. Mi guarnición avanzada fue, en primera instancia, dirigida a pasar bien al este de Muzaira’ah. Como todo el reconocimiento tenía que hacerse con infantería, el avance no fue muy rápido. Primero se informó que no había enemigos en Muzaira’ah y luego cambié la dirección de la guarnición avanzada para que su derecha pasara al este de Muzaira’ah. Luego se descubrió sin lugar a dudas que el enemigo estaba en posición a lo largo del borde de las palmeras entre Muzaira'ah y Qurnah. Le ordené a la guarnición avanzada que despejara la aldea y traje a la otra mitad del Batallón del 110 a su izquierda y ataqué al enemigo en su flanco izquierdo. Entonces se supo que Muzaira'ah estaba ocupada por el enemigo. Envié a los Norfolks, para apoyar al medio Batallón del 110 atacando la aldea. Finalmente, los zapadores y mineros también se unieron al ataque. El pueblo fue despejado y también las trincheras frente a los árboles de dátiles, donde el 110 capturó a 69 prisioneros y 2 armas abandonadas. Mientras tanto, los barcos habían estado bombardeando Qurnah y los bosques de dátiles, y la artillería real de campo Muzaira'ah. Los tiros de todas las armas parecía ser excelente. Las tropas después de esto no fueron objeto de fuego de artillería, pero el fuego del rifle opuesto a ellos fue considerable. Cuando las tropas entraron en el bosque de dátiles reforcé la mitad izquierda del 110 con el Batallón del 104, y el enemigo retrocedió hacia el río Tigris, donde rápidamente efectuaron un cruce por medio de botes dispuestos como puentes flotantes. A las 2.10 p.m. ordené que me retiraran al lugar cercano donde desembarcamos y allí formamos el campamento. Después de que mi infantería entró en el bosque de dátiles, mi artillería de campo no pudo prestar más ayuda. El Tigris al este de Qurnah tiene de 200 a 300 yardas de ancho y las armas de campo no pueden operar contra Qurnah debido a los árboles de dátiles. Mi retiro al campamento fue bueno y constante. Soy de la opinión de que hasta que se puedan tener armas para demoler las casas de Qurnah, la única forma de lograr un desembarco sería hacerlo con barcos del norte de Qurnah. Todas las tropas bajo mi mando cumplieron su deber exhaustivamente. El capitán Branson, del 110 de infantería ligera de Mahratta, mi oficial de Estado Mayor, me brindó la mayor asistencia y fue herido poco después de que decidiera retirarme, mientras daba las órdenes. Adjunto un informe del oficial al mando 104. El oficial al mando del 110 informa lo siguiente: "De los oficiales que estuvieron bajo mi observación, me gustaría mencionar en particular al comandante Hill y al teniente Hind en la línea de tiro de la compañía, y al teniente Ball que manejó las ametralladoras de manera más eficiente". El lancero Nº 959 Naik Apa Bagive mostró gran valentía durante el ataque a la posición del enemigo en los bosques de dátiles y en el avance posterior hacia Qurnah. Llevaba la bandera a la izquierda de la línea para indicar la posición a los buques de guerra. La bandera era una marca muy llamativa, y atrajo un fuerte fuego del enemigo. Naik Apa Bagive llevaba la bandera absolutamente a la vista. Si se hubiera puesto a cubierto, la bandera podría no haber sido visible. Estoy enviando a todos los prisioneros a Blosse Lynch, Malomir y Medijieh bajo el mando del capitán de artillería Bayley"...".

Tropas nigerianas y británicas descubren que los alemanes destruyeron el puente ferroviario de Nlohe sobre el río Dibombe. (Camerún).

El hidroavión de Herbert Dennis Cutler -mientras realiza tareas de observación del Konigsberg- sufre un desperfecto que lo obliga a aterrizar. Es tomado prisionero por los alemanes.

El carguero británico Charcas es capturado y hundido en el Océano Pacífico a 130 km al sur por el oeste deValparaíso, Chile, por el crucero auxiliar alemán Prinz Eitel Friedrich.

El ex primer ministro de Italia, Giovanni Giolitti, pronuncia un discurso ante el Parlamento italiano, destinado a justificar la neutralidad de Italia:"...Durante la guerra de los Balcanes, el 9 de agosto, aproximadamente un año antes de que estallara la guerra actual, durante mi ausencia de Roma, recibí de Antonio di San Giuliano -ministro de Relaciones Exteriores de Italia- el siguiente telegrama:"... Austria nos ha comunicado a nosotros y a Alemania su intención de tomar medidas contra Serbia, y define tales acciones como defensivas, con la esperanza de poner en funcionamiento el casus foederis de la Triple Alianza, que, por el contrario, creo que no es aplicable. Estoy tratando de organizar un esfuerzo combinado con Alemania para evitar tal acción por parte de Austria, pero puede ser necesario declarar claramente que no consideramos tal acción, si debe tomarse, como defensiva, y que, por lo tanto, no consideramos que surja el casus foederis. Por favor llámame a Roma si lo apruebas...". Respondí: "...Si Austria interviene contra Serbia, está claro que no se puede establecer un casus foederis. Es un paso que ella está tomando por cuenta propia, ya que no se trata de defensa, porque nadie está pensando en atacarla. Es necesario que se haga una declaración en este sentido a Austria de la manera más formal, y debemos esperar acciones por parte de Alemania para disuadir a Austria de este hecho tan peligroso...". Se tomó este curso, y nuestra interpretación fue confirmada y reconocida como apropiada, ya que nuestra acción de ninguna manera perturbó nuestras relaciones con las dos Potencias Aliadas. La declaración de neutralidad hecha por el actual Gobierno se ajusta, por lo tanto, en todos los aspectos a los procedimientos de la política italiana, y también a una interpretación del Tratado de Alianza que ya ha sido aceptada por los Aliados. Deseo recordar esto, porque creo que es correcto que, a los ojos de toda Europa, aparezca que Italia se ha mantenido completamente leal a la observancia de sus promesas...".

El parlamento italiano vota 413 a 49 por la confianza en el gobierno actual.

Nicaragua declara su neutralidad.

El New York Tribune publica un informe que indica que la Marina de los EE. UU. no está preparada para la guerra, toda vez que solo tiene un submarino apto para el servicio.

Jacob Schiff, banquero y filántropo americano nacido en Alemania, le escribe una carta a Charles W. Eliot, presidente emérito de Harvard:”…Su carta del 3 de diciembre me llegó esta mañana y me ha dado mucho que pensar. Desearía poder seguirle en la posición que ha tomado, porque nada me gusta más que sentarme a los pies de un maestro como Ud. y recibir instrucciones. Pero, por mucho que lo haya intentado, incluso antes de que comenzara nuestra correspondencia reciente, llegar a su punto de vista ya que de vez en cuando se publica, no he podido convencerme de que usted ocupa una posición correcta. Acepte esto expresado con modestia, porque sé que si no estuviera completamente convencido de la justicia de la posición que ha tomado desde el principio, no estaría tan decidido a mantenerla. Soy completamente franco al decir que estoy asombrado y mortificado cuando dice que siente firmemente que la guerra debería continuar hasta que los Aliados hayan llegado a atacar a Alemania en su propio territorio, lo cual, de ser probable que ocurra, puede llevar muchos meses todavía, y significará el más terrible sacrificio de la vida humana en ambos lados como nunca hayamos visto desde que comenzó la guerra. Entonces, está dispuesto a que, con toda la vida humana que ya ha perecido, que prácticamente toda la flor de las naciones en guerra se extermine antes de que se haga un esfuerzo para ver si estas naciones no pueden ser razonables, no puedan detenerse y considerar si, con la experiencia de los últimos cuatro meses ante ellos, no sería mejor incluso ahora hacer un esfuerzo por encontrar una manera de erradicar de una vez y para siempre las causas que han llevado a este deplorable conflicto. Creo que será posible encontrar en este momento cualquier método o base a través de cuya adopción el mundo se volvería completamente inmune a la guerra, no creo, incluso por el establecimiento de una fuerza policial internacional como usted y otros parecen tener en mente. El cese perpetuo de toda guerra entre las naciones civilizadas del mundo, como lo veo, solo puede realizarse de dos maneras, utópica y probablemente impracticable, durante muchos años. La guerra solo podría cesar por completo si todas las naciones de Europa pudieran organizarse en Estados Unidos de Europa y si se estableciera el libre comercio en todo el mundo. En primera instancia, el nacionalismo extremo, que se ha vuelto tan desenfrenado durante los últimos cincuenta años y que ha estado más o menos en el fondo de cada guerra, dejaría de existir y prevalecer, y en el segundo evento, a saber, si el libre comercio se estableció en todo el mundo, la necesidad de expansión territorial y agresión ya no sería necesaria, ya que, con todo el mundo abierto en igualdad de condiciones al comercio y la industria de cada nación, la posesión territorial no sería una gran consideración para nadie. Continuamente enfatiza el peligro del dominio de Alemania en Europa y en el mundo. Creo que ya he dejado bastante claro en mi reciente entrevista del New York Times, que ha provocado esta correspondencia entre nosotros, que tampoco desearía que Alemania llegara a una posición en la que pudiera dominar Europa y más o menos el mundo , ni creo que la nación alemana, excepto quizás un puñado de extremistas, tenga tales deseos. Creo que también he dejado bastante claro en la entrevista a la que me he referido, que mis sentimientos no son anti-ingleses, porque nunca olvidaré que el gobierno liberal y todas las formas de liberalismo han tenido su origen, desde la Carta Magna, en esa gran nación a quien a menudo amamos llamar nuestros primos. Pero, con todo esto, ¿puede ignorar el hecho de que Inglaterra, incluso hoy, sin el mayor poder y prestigio que la victoria en el conflicto actual le daría, prácticamente domina el alta mar, que trata el océano como propio y hace cumplir sus dictados sobre las aguas hasta nuestras mismas costas? Que esto es cierto los últimos cuatro meses han demostrado ampliamente. No soy de los que temen que Estados Unidos, por lo que se puede prever, entrará en conflicto armado con Gran Bretaña o con Japón, su aliado permanente, pero puedo entender que muchos en nuestro país son de una opinión diferente, y no hace falta ser profeta para prever que, con Inglaterra y su poder saliendo victoriosa de esta guerra y el de Japón creciendo en alta mar, la demanda de una gran parte de nuestro pueblo para la adquisición y posesión de los Estados Unidos de una armada poderosa y para la construcción de vastas defensas costeras, tanto en las costas atlánticas como pacíficas, se volverá tan insistente que no se podrá resistir. Lo que esto significará para el pueblo estadounidense en gastos y en una mayor tributación no necesito profundizar aquí. Sí, mi querido y venerado amigo, no puedo ver nada más que oscuridad si no se puede encontrar pronto un camino para salir de la lamentable situación actual tal como existe en Europa. Pero incluso si los Aliados son victoriosos, significará, como estoy convencido, el comienzo del descenso de Inglaterra como el líder mundial y el ascenso acelerado de Rusia, quien, no hoy ni mañana, sino en los tiempos por venir, seguramente desplazará a Inglaterra del liderazgo mundial. Una Rusia que se habrá vuelto democrática en su gobierno, ya sea como república o bajo una monarquía verdaderamente constitucional; una Rusia en la que la educación será tan gratuita como lo es en nuestro propio país; una Rusia en la que la gente pueda moverse y construir hogares en el vasto territorio que posee donde sea que encuentre la mayor felicidad y prosperidad; una Rusia con sus vastos recursos naturales de todo tipo completamente desarrollados, está destinada a ser la nación más grande y poderosa de la tierra. Pero voy demasiado lejos en el futuro y debo volver al presente triste y deplorable. Solo quería mostrar cómo la alianza de Inglaterra con esta Rusia actual y su gobierno despótico, autocrático e inhumano puede, si los Aliados son victoriosos, probar posiblemente en el futuro más cercano, pero ciertamente a largo plazo, el Némesis de Inglaterra. Antes de cerrar, quiero corregir la impresión que parece haber recibido de que tengo la intención de sugerir una conferencia de personas privadas con el propósito de acordar una apelación de ellos a las naciones de Europa para que desistan de luchar y consideren los términos del acuerdo. Sé que eso sería completamente impracticable e inútil, pero lo que quise transmitirles fue mi convicción de que si usted y los hombres como usted, de quienes confieso que hay muy pocos, se esforzaran por despertar la opinión pública en el Estados Unidos hasta el punto de exigir insistentemente que cese esta terrible carnicería de sangre y destrucción, no pasaría mucho tiempo antes de que estos gobiernos en guerra se dieran cuenta de tales sentimientos por parte del pueblo estadounidense; y lo que debe hacerse de inmediato es detener el suministro de municiones de guerra a cualquiera de los beligerantes, como lamentablemente se hace en gran medida en este momento desde este país. Damos libre y abundantemente a la Cruz Roja y a muchas otras sociedades de socorro, pero lo hacemos, aunque sea indirectamente, a partir de los beneficios que obtenemos del material de guerra que vendemos a los beligerantes…”.

Se estrena en EE.UU Getting Acquainted -posteriormente retitulada A Fair Exchange- una película muda, realizada por Keystone Studios, escrita, dirigida y protagonizada por Charlie Chaplin. También actúa Mabel Normand.

Sir Ernest Shackleton y su equipo de 27 exploradores zarpan hacia el mar de Weddell, en la Antártida.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

6 de diciembre de 1.914.

Hugh S. Gibson, secretario del consulado estadounidense en Bruselas, escribe en su diario:"...Salimos a las ocho en punto de la mañana del jueves, en tres autos desde el Hotel Palace. Éramos cuatro autos cuando comenzamos, pero a cincuenta pies de la puerta el auto principal se descompuso y no se pudo arrancar, así que nos reorganizamos y dejamos atrás los restos. La partida estuvo compuesta por los tres representantes de Rockefeller, el Dr. Rose, el Sr. Bicknell y Henry James Jr., Monsieur Francqui, Josse Allard, Jack y yo. Llovía y hacía frío, pero llegamos a Lovaina y nos detuvimos en el Hôtel de Ville. El profesor Neerincxs, de la Universidad, asumió los deberes de burgomaestre cuando los alemanes enviaron al verdadero. Habla un inglés perfecto y condujo a la grupo por la ciudad con la prisa y la energía del agente turístico de Cook. Primero nos llevó a través de la Catedral, y nos mostró en detalle cosas que no podríamos haber visto si hubiéramos ido solos. Luego alrededor de la biblioteca y algunos de los otros lugares de interés particular, y finalmente para dar una vuelta por la ciudad, para ver los daños en el distrito de residencia. Este fue un comienzo muy interesante, y causó una gran impresión en nuestra gente. Hicieron preguntas sobre el trabajo realizado por la gente para limpiar las ruinas de la ciudad y tratar de organizar refugios improvisados ​​para vivir durante el invierno. El alcalde es un hombre de verdadera fuerza de carácter y ha logrado maravillas bajo las mayores dificultades. Desde Lovaina nos fuimos hacia el noreste hasta Aerschot, donde echamos un vistazo rápido al riachuelo de ruinas y nos dirigimos hacia el oeste a través de Diest y Haelen, que vi en mi primer viaje con Frederick Palmer antes de que se les hiciera algo. Llegamos a Lieja alrededor de la una y almorzamos en un restaurante del centro, donde nos acompañó Jackson, nuestro delegado, enviado allí para supervisar la distribución de alimentos para la Comisión. Nos contó mucho sobre las dificultades e incidentes de su trabajo, y algunos detalles en los que tuvimos que pensar. Él es el primer delegado que hemos enviado a ciudades periféricas, y está atento con interés. Ya han viajado muchos más desde Nueva York, y pronto estarán aquí. Deben extenderse por todo el país en los centros principales, algunos para permanecer en las grandes ciudades y observar las condiciones locales, y otros para viajar por sus distritos y realizar un seguimiento de las necesidades de las diferentes aldeas. Todo está funcionando mucho mejor de lo que esperábamos, y tenemos buenas razones para estar contentos. Nuestra principal molestia es que cada vez que las cosas se ponen cómodas, algún idiota comienza la historia, ya sea en Inglaterra o en Estados Unidos, de que los alemanes han comenzado a incautar alimentos que nos han sido enviados. Luego tenemos que emitir declaraciones y telegramas, y obtener renovadas garantías de las autoridades alemanas con una molestia general para todos los interesados. Si podemos ahogar a esos idiotas, nuestro trabajo será mucho más fácil. El burgomaestre entró en el restaurante para encontrarnos, y se ofreció a seguir con nosotros a Visé, para mostrarnos la ciudad, nos alegramos de tenerlo, ya que conoce el lugar como la palma de su mano. Había pasado por Visé dos veces y me había maravillado de la integridad de la destrucción, pero realmente no tenía idea de lo que ella había sido. Era una ciudad de unas cuatrocientas o quinientas almas, construida en la ladera de una bonita colina que dominaba el Mosa. Solo quedan dos o tres casas. Vimos a un anciano, dos niños y un gato en el lugar. Dónde están los demás, nadie lo sabe. El viejo tenía más de sesenta años y esa tarde lo habían bajado de un tren desde Alemania, donde había estado prisionero de guerra desde mediados de agosto. Tenía Kriegsgefangener Munster estampado en su abrigo, en la parte delantera y trasera, para que no hubiera duda de quién era. Estaba parado en la calle con las lágrimas rodando por sus mejillas y no sabía a dónde ir; Había pasado el día deambulando por las aldeas vecinas tratando de encontrar noticias de su esposa, y acababa de enterarse de que ella había muerto hace un mes o más. Estaba oscureciendo, y ver a este pobre viejo parado en medio de este montón de ruinas sin un lugar para recostar su cabeza... Atrapó a nuestros compañeros con fuerza, y cargaron al viejo con billetes de banco, que era todo lo que cualquiera podía hacer por él y luego seguimos nuestro camino. Recorrimos calle tras calle de casas en ruinas, a veces cuadras enteras juntas donde no quedaban suficientes paredes para construir refugios temporales. Cerca de la estación nos mostraron una tumba poco profunda excavada justo en frente de una casa. Nos dijeron quién llenó la tumba: un viejo de más de sesenta años. Lo obligaron a cavar su propia tumba, y luego lo ataron a un árbol y le dispararon. Las balas cortaron el árbol en dos, un poco por encima de la altura de su cintura, y la pared baja estaba llena de agujeros de bala. Por lo que podemos saber, los alemanes parecen haber pasado por la ciudad en su camino hacia Lieja. No se suponía que sucediera nada entonces, pero los días 15, 16 y 17, las tropas regresaron de Lieja y sistemáticamente redujeron el lugar a ruinas y dispersaron a la población...nos dirigimos al sureste a Dalhem, donde pasamos la noche en el castillo de Dalhem, en una colina con vistas al pintoresco pueblecito acurrucado en el fondo del río. Estaba fuera de la línea principal de marcha, y no había sufrido. El castillo pertenece al general Thyss, que era un gran amigo del difunto rey Leopoldo. Él no estaba allí, pero el lugar estaba protegido por un espléndido dragón viejo con la forma de una institutriz alemana que había estado con la familia durante más de treinta años, y se negó a ir cuando estalló la guerra. Se había visto obligada a alojar a una multitud de oficiales alemanes y algunos de sus hombres, pero los sujetó con mano de hierro, evitó que hicieran daño y les hizo pagar por cada huevo y cada botella de vino que tomaron...Las bodegas del general Thyss son famosas, y con nuestra cena de sopa, tocino y huevos, tuvimos algunos de los mejores vinos de Borgoña que he probado en mi vida. Temprano a la cama para que podamos levantarnos al amanecer. El viernes por la mañana estuvimos fuera al alba y nos dirigimos a Herve, donde nunca había estado antes. Es una ruina...Hablamos con algunos campesinos y con un viejo sacerdote que nos dio algo en qué pensar con sus historias de los acontecimientos allí durante y después de la ocupación de sus hogares. De allí a Lieja, a través de muchos pueblos pequeños cuyos nombres no recuerdo, pero cuya condición era bastante mala, más allá del fuerte de Fléron y las obras defensivas que se están poniendo allí...En Andenne y Seilles (un pequeño pueblo al otro lado del Mosa) los alemanes hicieron un trabajo minucioso. Mataron a unas trescientas personas y quemaron aproximadamente el mismo número de casas. La mayoría de las casas habían sido saqueadas sistemáticamente. Según las historias de los habitantes que quedan, hubo un reinado de terror durante aproximadamente una semana, durante el cual los alemanes se hicieron culpables de todo tipo de atrocidades y barbaridades. Todos están muy seguros de que la población civil no disparó contra las tropas alemanas. En general, se cree que la masacre se debió a la resistencia de las tropas belgas en retirada y la destrucción de puentes y túneles para cubrirla. Cualquiera que sea la provocación, el comportamiento de los alemanes fue el de los salvajes. Nos exhibieron fotografías que mostraban los cadáveres de algunos de los asesinados. Debía inferirse que habían sido mutilados sin motivo...después de un almuerzo apresurado nos dirigimos a Dinant, aún siguiendo al Mosa. La delgada línea de casas en el curso del río era más delgada que hace unos meses, y había signos de sufrimiento y angustia en todas partes. Nunca antes había estado en Dinant, pero había visto fotos y pensé que tenía una idea de lo que íbamos a ver. Pero las imágenes no daban una idea del horror del lugar. El pequeño pueblo, que debe haber sido una joya, ubicado al pie de un enorme acantilado gris, coronado con el fuerte obsoleto que no fue utilizado ni atacado. El pueblo se ha ido. Parte de la iglesia está en pie, y las paredes de varios edificios, pero en su mayoría, no hay nada más que un desastre de ladrillos dispersos para mostrar dónde estaban las casas. Y por qué se hizo, no pudimos saber, ya que todos dicen que no hubo combates en la ciudad. También escuchamos historias, y tales historias, que difícilmente se pueden poner en papel...Según lo que nos dijeron, los alemanes entraron a la ciudad desde la dirección de Ciney, en la noche del 21 de agosto, y comenzaron a disparar contra las ventanas de las casas. Los alemanes lo admiten, pero dicen que había tropas francesas en la ciudad y que esa era la única forma en que podían sacarlas. Algunas personas fueron asesinadas, pero esa noche no hubo una masacre general. Aunque el día siguiente fue relativamente tranquilo, una buena parte de la población se refugió en las colinas circundantes. El domingo por la mañana, el 23, las tropas alemanas se dispusieron a saquear y disparar. Condujeron a la gente a la calle y prendieron fuego a sus casas. Los que intentaron huir fueron derribados en seco. La congregación fue sacada de la iglesia, y cincuenta de los hombres fueron fusilados. Todos los civiles que podían ser detenidos fueron conducidos a la gran plaza y permanecieron allí hasta la noche. Alrededor de las seis en punto, las mujeres estaban alineadas a un lado de la plaza y mantenidas en fila por los soldados. Por otro lado, los hombres estaban alineados a lo largo de una pared, en dos filas, la primera arrodillada. Luego, bajo el mando de un oficial, les dispararon dos vueltas. Los muertos y los heridos se quedaron juntos hasta que los alemanes llegaron a enterrarlos, cuando prácticamente todos estaban muertos. Esta fue solo una de varias ejecuciones al por mayor. Los alemanes no parecen contradecir los hechos esenciales, sino que simplemente alegan que la mayor parte del daño fue incidental a los combates que tuvieron lugar entre las fuerzas armadas. En total, más de ochocientas personas fueron asesinadas. Seiscientos doce han sido identificados y enterrados. Otros no eran reconocibles. Tengo una de las listas que todavía se tienen, aunque los alemanes han ordenado que se les devuelvan todas las copias. Los fallecidos tenían edades comprendidas entre Félix Fivet, de tres semanas de edad, hasta una anciana llamada Jadot, de ochenta años. Pero entonces Félix probablemente disparó contra las tropas alemanas.?...Las historias de atrocidades individuales no tienen fin. Una es que Monsieur Wasseige, director de uno de los bancos, fue capturado por los alemanes, quienes le exigieron que abriera las cajas fuertes. Se negó rotundamente a hacer esto, incluso bajo amenaza de muerte. Finalmente lo llevaron con sus dos hijos mayores a la Place d'Armes y lo colocaron con más de cien personas, que luego fueron asesinadas con ametralladoras. Los tres hijos más pequeños de Monsieur Wasseige fueron llevados al lugar por soldados alemanes y obligados a presenciar el asesinato de su padre y sus dos hermanos...".

El general Joffré envía una respuesta hoy al telegrama del gran duque Nicolás, asegurándole que los franceses reanudarán en breve las operaciones ofensivas, una vez que se ensamblen las armas apropiadas para las nuevas condiciones, semejantes a la guerra de asedio.

El general Joffré recibe otro informe de la Oficina de Operaciones que recomienda ataques en Artois y Champagne o cerca de Verdun. Esto se engloba dentro del marco básico de la operación que Joffre y su personal comienzan a planear: una unidad del 10º Ejército francés desde las cercanías de Arras hacia Cambrai, y un avance en Champagne al este de Rheims por el 4º Ejército francés desde Suippes a Rethel.

El general Foch se traslada al cuartel general en Chantilly, para entrevistarse con Joffré.

Del diario de la marcha del Regimiento francés de infantería 36º:"...Nuestras patrullas descubrieron un puesto de escucha enemigo. Intentaremos eliminarlo mañana a la noche...".

El escritor Guillaume Apollinaire se alista en el 38º regimiento de Nîmes.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las cinco de la tarde:” … En Bélgica, y cerca de la casa del barquero, cuya toma ha sido señalada ayer, nuestra artillería pesada ha derribado un fortín alemán. En vano ha intentado el enemigo recuperar Weidendreft. Sobre el resto del frente Norte, calma absoluta, y lo mismo en el Aisne. En Champagne, nuestra artillería pesada, muy activa, ha contestado con éxito a las baterías de los adversarios. En la Argonne, la guerra continúa, y avanzamos lentamente, rechazando todos los ataques del enemigo. Una ligera progresión podemos registrar en la región al sudeste de Varennes, donde la artillería alemana ha sido reducida al silencio. Nada que señalar en el resto del frente…”.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las once de la noche:"…Nada hay que señalar…".

Los alemanes bombardean Dunkerque de larga distancia, aproximadamente 35 km. con cañones navales de 15 pulgadas.

Una flecha de metal lanzada desde un avión francés hiere mortalmente al general alemán Meyers mientras estaba montado en su caballo.

Es fusilado en Broussey, Mosa, el soldado francés del regimiento de infantería 157, Alphonse Fortuné Fortoul.

Es fusilado en Pommier, Pass de Calais, el soldado francés del grupo 8 de ciclistas, Charles Xavier Richter, por abandonar el puesto frente al enemigo.

Se entrega el Boletín Oficial del Ejército Francés para los soldados en el frente. Cuatro meses de guerra: Cuatro meses de guerra, desde el estallido de las hostilidades:”…Nuestra concentración tenía que ser lo suficientemente flexible como para permitirnos llevar a cabo nuestro mayor esfuerzo en el lugar donde el enemigo demostrara ser más activo. La violación de Bélgica nos hizo conocer las intenciones del personal alemán: el gran conflicto tendría lugar en el norte. Como nos vimos obligados, antes de participar, a esperar la llegada del ejército inglés, que tendría lugar solo el 20 de agosto, tomamos medidas de inmediato para retener el mayor número posible de tropas alemanas en Alsacia y en Lorena. En Alsacia, nuestro primer ataque, mal realizado, nos llevó a Mülhausen, pero no pudimos retener la ciudad (7 de agosto). Un segundo ataque, dirigido por el general Pau, nos llevó de vuelta allí. El 20 de agosto mantuvimos el camino a Colmar a través de los Vosgos y la llanura. El enemigo había sufrido grandes pérdidas. Pero a partir de ese momento, los desafortunados eventos en Lorena y Bélgica nos obligaron a limitar el campo de operaciones en Alsacia, así como la intensidad de nuestros esfuerzos (20 de agosto). En Lorena, nuestra ofensiva había tenido un éxito brillante. El 19 de agosto habíamos llegado a Sarrebourg, Les Etangs, Dieuze, Morhange, Delme y Château-Salins. Pero el 20, el enemigo, fuertemente atrincherado en territorio completamente fortificado, reanudó la ofensiva. Los días 22, 23 y 24 nos vimos obligados a recurrir a Grand-Courenne de Nancy y al sur de Lunéville. El día 25 contraataques simultáneos de los ejércitos de los generales Dubail y Castelnau fortalecieron enormemente nuestras posiciones. Pero siete u ocho cuerpos del ejército alemán y cuatro divisiones de caballería habían superado la magnífica resistencia de Lieja. Todos saben de las condiciones bajo las cuales los franceses tomaron la ofensiva en Bélgica con los ejércitos de los generales Ruffey y Langle de Cary. Tan pronto como el ejército inglés estuvo listo en la región de Mons, tomamos la ofensiva en el Luxemburgo belga con los ejércitos de los generales Ruffey y Langle de Cary. Esta ofensiva fue controlada de inmediato, con grandes pérdidas de nuestro lado. Aquí nuevamente el terreno había sido fuertemente fortificado por el enemigo. También hubo, en algunos de nuestros cuerpos del ejército, una falla en la transmisión y ejecución de las órdenes (21-23 de agosto). A la izquierda de estos dos ejércitos y junto con el ejército inglés, el ejército del general Lanrezac, ansioso por su ala derecha, retrocedió (24 de agosto) en la línea que se extiende entre Beaumont y Givet. Los días 25 y 26, el ejército inglés, controlado en Landrecies y Le Cateau, se retiró hacia el Marne. Estos días estuvieron marcados por sangrientos combates. El enemigo perdió mucho, pero constantemente ganó terreno. En ese momento, tuvimos que mantener el terreno bajo las peligrosas condiciones resultantes de la retirada de nuestro ala izquierda o bien retroceder a lo largo de todo el frente hasta que fuera posible reanudar la ofensiva en condiciones favorables. El comandante en jefe decidió la última alternativa. El primer objetivo a alcanzar fue retirarse en buen orden mientras se debilitaba y retrasaba al enemigo mediante ataques constantes. Varios de estos ataques se llevaron a cabo de manera brillante, especialmente los del ejército de Lanrezac en Saint-Quentin y Guise, del ejército de Langle en el Mosa y del ejército de Ruffey más al este. Fueron apoyados desde Nancy hasta los Vosgos por los ejércitos de Castelnau y Dubail. Para prepararse para la ofensiva se había formado un nuevo ejército, el del general Maunoury. Debía concentrarse en los últimos días de agosto en las cercanías de Amiens. Pero el avance del enemigo, por etapas de cuarenta y cinco kilómetros al día, fue tan rápido que el general Joffre, para realizar su plan para la ofensiva, tuvo que ordenar la continuación de la retirada. El ejército debería retirarse al Aube, y hasta el Sena si fuera necesario; todo debería estar subordinado a preparar una ofensiva exitosa. El 5 de septiembre se cumplieron las condiciones que el general en jefe buscaba cumplir: nuestra ala izquierda (el ejército de Maunoury, el ejército inglés, el ejército de Lanrezac, que ahora era el ejército de d'Espéray) ya no estaba en peligro de ser cortada. Por el contrario, la derecha alemana (general von Kluck) marchando hacia el sur hacia Meaux y Coulommiers, estaba exponiendo su ala derecha al ejército de Maunoury. En la tarde del 5, el General en Jefe ordenó un avance general, y agregó: "Ha llegado la hora de avanzar a toda costa y morir en lugar de retroceder". VICTORIA DEL MARNE. Ya el 8 de septiembre, la amenaza dirigida por el general Maunoury contra la derecha alemana comenzaba a tomar forma. El enemigo trajo desde el sur hacia el norte dos cuerpos del ejército y giró hacia el oeste. Por lo tanto, presentó un punto débil para el ejército inglés, que, después de avanzar desde la línea que se extiende desde Rozoy hasta Lagny, (el día 6) enderezó su línea hacia el norte, cruzó el Marne el día 9, flanqueando así al ejército alemán, luchando con el general Maunoury. A la derecha del ejército británico d'Espéray también cruzó el Marne, obligando al enemigo a retirarse y, al mismo tiempo, apoyando la acción de sus vecinos, es decir, el ejército inglés a la izquierda y el ejército de Foch a la derecha. Porque era en nuestro centro, formado por el ejército de Foch, constituido el 20 de agosto, los alemanes iban a buscar venganza por el control de su ala derecha; si hubieran logrado separarnos entre Sézanne y Mailly, la situación se habría revertido con la ventaja de su lado. Del 6 al 9 de septiembre, el ejército de Foch se enfrentó a repetidos asaltos, pero en la tarde del 9 la izquierda de su ejército, que se desplazó de oeste a este hacia Fère-Champenoise, flanqueó a la Guardia Prusiana y a los sajones que avanzaban al sudeste de esta ciudad. Esta audaz maniobra aseguró el éxito. Los alemanes se retiraron a toda prisa, y el 11 de la mañana el general Foch entró en Châlons-sur-Marne. A su derecha, el ejército de Langle de Gary también había avanzado, y el día 12, después de encuentros enérgicos, se unió y se sumó a la línea del ejército del general Foch. Mientras tanto, el ejército de Ruffey (ahora el de Darrail) había logrado extender sus líneas hacia el norte y, aunque se encontró con una resistencia obstinada, apuró la retirada alemana, que se aceleró por la ofensiva llevada por los ejércitos de Castelnau y Dubail de Nancy a los Vosgos. Gracias a esta ofensiva estratégica, la campaña se volvió a nuestro favor. Hemos mantenido esta ventaja sobre el enemigo desde entonces. LA CARRERA A LA COSTA. Después del 13 de septiembre, la resistencia alemana, fortalecida por fuertes trabajos defensivos preparados de antemano, frenó la persecución francesa e inglesa; entonces comenzó la "carrera por el mar". Durante esta larga batalla, el personal alemán nunca perdió la esperanza de girar el ala izquierda aliada, mientras nosotros esperábamos poder flanquear a su ala derecha. El resultado fue una carrera que a finales de octubre extendió los frentes de los ejércitos enemigos hasta el Mar del Norte. En esta carrera, los alemanes tenían una ventaja sobre nosotros, a saber, la forma concéntrica de su frente que simplificaba el problema de transportar tropas y suministros. A pesar de esta ventaja, el movimiento de giro intentado por su derecha con doce cuerpos de ejército, seis cuerpos de reserva y cuatro cuerpos de caballería, fracasó por completo. Este fracaso confirmó la victoria del Marne. Ya el 11 de septiembre, el general Joffre había dirigido el esfuerzo del ejército de Maunoury contra el ala derecha alemana. Pero este ejército no era lo suficientemente grande como para hacer frente a la situación. Entonces, alrededor del 20 de septiembre, se formó un nuevo ejército a la izquierda del ejército de Maunoury y se le confió al general de Castelnau. Este ejército se afianzó fuertemente en el distrito que se extiende sobre Lassigny, Roye y Péronne. Fue apoyado a su izquierda por las divisiones territoriales del general Brugère. (21-26 de septiembre). Pero aún así fue inadecuado para lograr nuestro fin, y el 30 de septiembre más al norte que el ejército de Castelnau, el ejército de Maudhuy llegó al frente y ocupó la región de Arras y Lens, extendiéndose hacia el norte para cooperar con las divisiones viniendo de Dunkerque. Sin embargo, todas estas tropas, en presencia de los extenuantes esfuerzos del enemigo, formaron una línea demasiado delgada. En ese momento y a petición del mariscal de campo francés, se decidió el transporte del ejército inglés desde Aisne a la región de Lys. El valiente ejército belga que había salido de Amberes el 9 de octubre gracias a la protección de los infantes de marina británicos y franceses también se dirigía a la región de Yser para reforzar la barrera que había que crear y mantener. Estos movimientos tomaron tiempo. El ejército inglés solo entraría en acción el 20 de octubre. Por otro lado, el ejército belga, que había estado luchando durante tres meses, carecía momentáneamente de municiones. El general Joffre ordenó un nuevo esfuerzo. El 4 de octubre le había confiado al general Foch la misión de coordinar las operaciones de los ejércitos del norte. El día 18 puso a su disposición refuerzos que, aumentando continuamente hasta el 12 de noviembre, formarían el ejército francés de Bélgica bajo el mando del general d'Urbal. Este ejército, en conjunto con los belgas y un cuerpo inglés, debía luchar en adelante entre el mar y el río Lys. El Journal de Genève, al juzgar esta fase de la guerra, ha escrito que el Estado Mayor francés, al mover tan rápidamente tan enormes cuerpos de tropas, dio pruebas de que tenía la situación en sus manos y espléndidamente. El resultado de este esfuerzo fue un fracaso total del ataque alemán en Flandes. OFENSIVA ALEMANA COMPROBADA. Este ataque fue especialmente violento; doce cuerpos del ejército y cuatro cuerpos de caballería se concentraron entre el Lys y el mar. El emperador estaba a la cabeza de sus ejércitos. Se dirigió a sus hombres, afirmando que se iba a dar un "golpe decisivo". Durante tres semanas, el personal alemán lanzó furiosos asaltos en formación masiva. Pero ya el 12 de noviembre estábamos en condiciones de afirmar que el resultado de estos asaltos había sido una victoria para los aliados. Desde el mar hasta Dixmude, el ejército belga, el general Grossetti y el almirante Ronarch sostuvieron primero el ferrocarril de Nieuport a Dixmude, luego la orilla izquierda del Yser. Un cuerpo hostil del ejército, que había logrado llegar a la orilla izquierda, se vio obligado a retirarse. Nunca ha podido ir más allá de Dixmude. Más al sur, desde Dixmude al norte de Ypres, una situación similar. Los alemanes, que el 12 de noviembre habían cruzado el río en dos puntos, fueron empujados hacia la otra orilla, lo que le dio al general Humbert el mando de los puentes. Al este de Ypres, los generales Dubois, Balfourrier y Douglas Haig no habían cedido ni una pulgada de terreno. Más al sur, el ataque alemán, dirigido a nuestras líneas de comunicación, había sido particularmente violento, pero los ingleses y los franceses recuperaron todo el terreno que se había perdido momentáneamente y lo hicieron inexpugnable. Durante la segunda quincena de noviembre los ataques alemanes destrozados se debilitaron. La infantería nos atacó con menos frecuencia y la artillería mostró menos actividad. El enemigo, solo en la batalla de Ypres, había perdido al menos 120.000 hombres. Nunca una ofensiva tan bien preparada y enérgica había sufrido un fracaso tan completo. Mientras tanto, desde las orillas del Lys hasta las crestas de los Vosgos, una guerra de asedio seguía sin cesar. No es necesario enfatizar el comportamiento meritorio de nuestras tropas al librar esta guerra centímetro a centímetro, nunca ceder, progresando a menudo a pesar de la dificultad adicional de transportar importantes contingentes franceses e ingleses al norte. En estrecha colaboración con los ejércitos del norte, los ejércitos del general Maudhuy y el general de Castelnau mantuvieron en lo más mínimo la línea sin titubear entre el Lys y Noyon, desde mediados de octubre hasta finales de noviembre. Su progreso ha sido continuo desde finales de octubre; nuestras posiciones en Arras y La Bassée se han fortalecido, Quesnoy-en-Santerre ha sido capturado, y en todos los encuentros con el enemigo, nuestra artillería e infantería han ganado constantemente. Entre Oise y Argonne, los ejércitos de Maunoury, d'Espéray y Langle de Cary se enfrentaron a posiciones muy fuertes, a saber, las alturas de Aisne, de Berru, Nogent-l'Abbesse, Moronvilliers y las colinas boscosas de Argonne occidental. En septiembre tuvieron que resistir un ataque general muy violento. Este ataque fue un fracaso, especialmente al este de Rheims (26 de septiembre). El Emperador había sido testigo de este control de sus tropas justo cuando una semana después iba a presenciar el fracaso en Ypres. Nuestros ejércitos, es decir, los de Sarrail y Dubail, cumplieron con método y éxito la tarea que les fue encomendada, a saber, proteger nuestro flanco derecho contra ataques en la línea de Metz a Thionville; retener frente a ellos el mayor número posible de cuerpos de ejército alemanes; liberar en la medida de lo posible el territorio nacional que había sido invadido, especialmente en la región de Woevre y alrededor de Verdun. En un primer período (13-29 de septiembre), el enemigo tomó la delantera, se fortificó en St. Mihiel, llegó a Hauts-de-Meuse y amenazó a Verdun. En el segundo período (del 1 de octubre al 30 de noviembre) recuperamos la ventaja. Despejamos la vecindad de Verdun. Avanzamos al este de Nancy, que ahora está bastante a salvo de las bombas alemanas, al norte de Lunéville y al noreste y este de Saint-Dié. En noviembre recuperamos casi en su integridad el territorio invadido entre Belfort y el Mosela. En resumen, la situación del 1 de diciembre fue la siguiente: En número de hombres, el ejército francés es igual a lo que era el 2 de agosto, ya que todas las brechas se han llenado. La calidad de las tropas es infinitamente mejor. Nuestros hombres ahora luchan como veteranos. Todos están profundamente convencidos de su superioridad y tienen fe absoluta en la victoria final. Se hicieron varios cambios necesarios entre los oficiales al mando, y en los últimos tres meses no se cometió ninguno de esos errores que se habían observado y castigado en agosto. Nuestro suministro de municiones de artillería se ha incrementado en gran medida. La artillería pesada que nos faltaba ha sido provista y vista en el trabajo en el campo de batalla. El ejército inglés ha sido muy reforzado en noviembre. Es numéricamente más fuerte que al comienzo de la campaña. Las tropas indias han completado su aprendizaje en la guerra europea. El ejército belga se ha reorganizado en seis divisiones. Está listo y ansioso por reconquistar el territorio nacional. UNA SERIE DE INVERSIONES ALEMANAS. El enemigo ha fallado en su abrupto ataque contra Nancy. Fracasaron en su rápida marcha sobre París. No pudieron envolver nuestro ala izquierda en agosto. Fracasaron en el mismo intento en noviembre. No pudieron perforar nuestro centro en septiembre. Fracasaron en su ataque por la costa de Dunkerque y Calais. Fracasaron en su ataque a Ypres. Alemania ha agotado sus reservas en este esfuerzo infructuoso. Su tropas recién formadas son débiles…. Rusia afirma cada vez más su superioridad contra Alemania, así como contra Austria. Los ejércitos alemanes después de esta verificación están fatalmente condenados a retirarse. Todo esto se ha logrado durante los últimos cuatro meses. Había llegado el momento de resumir estas operaciones; la prensa ahora es libre de comentar sobre ellos...".

El Sr. Allsebrook, del Comité Parroquial de Malvern Link (Worcestershire, Inglaterra) presenta una solicitud para que en Navidad, se entreguen algunos de los regalos a los hijos de soldados y marineros que viven en el distrito. Los niños serían divididos en dos clases: aquellos cuyos padres fueron muertos o están desaparecidos, y aquellos cuyos padres están al frente. Los hijos de los territoriales, cuyos padres todavía están en Inglaterra no recibirían nada.

Sir Henry Howard es nombrado ministro plenipotenciario británico ante el Vaticano. Con esta medida los británicos vuelven a tener relaciones diplomáticas estables con la Santa Sede por primera vez desde 1558. Howard debía hacerle saber al Papa que las autoridades de Gran Bretaña querían ponerse en contacto con él para poder demostrarle cuáles habían sido los motivos de sus acciones desde el primer momento en que las relaciones entre las grandes potencias europeas se interrumpieron, y de qué manera habían usado cada acto como un esfuerzo para mantener la paz.

Mientras la guerra de trincheras se afirma en el frente occidental, el oriental todavía es fluido en todos los sectores.

Después de tres días de batalla, los austriacos siguen retirándose hacia el río Kolubara y más allá. Los serbios capturan cuarenta mil prisioneros y grandes cantidades de armas y municiones.

El general austriaco Alfred Krauss y el VIII Cuerpo atacan desde el sur de Belgrado, pero el Segundo Ejército serbio se mantiene firme.

Desde Viena se informa oficialmente:"...Nuestras tropas ganan espacio al sur de Belgrado. Al oeste de Arandjelovatz y Gornij Milanovatz, el oponente llevó nuevos refuerzos y continuó sus violentos ataques. Los residentes refugiados están comenzando a regresar a los territorios serbios ocupados por nuestras tropas, que los han encontrado casi completamente desiertos. Unos 15.000 residentes permanecieron en Belgrado. La nueva administración municipal ya está realizando sus funciones...".

Desde Viena se informa oficialmente:"...En la Galitzia occidental ha habido algunos ligeros combates, que resultaron favorables para los austríacos. No hay cambio de posiciones ni combates que señalar en la Polonia meridional. Continúa la lucha en la Polonia del Norte...".

Desde Viena se informa oficialmente:"...La batalla en Polonia avanza favorablemente para las armas de los aliados. Las tropas rusas que habían avanzado al oeste de Galicia fueron atacadas ayer por nuestras tropas... Los aliados capturaron a 2200 rusos y varios trenes enemigos. Batallas parciales tuvieron lugar en los Cárpatos. El enemigo que irrumpió en la posición Beskid fue arrojado hacia atrás y dejó 500 prisioneros...".

El Gobierno de Austria-Hungría envía una nota a todas sus embajadas:"...En los combates que tuvieron lugar recientemente al sur de Przemysl una patrulla de Cazadores de doce hombres fué hecha prisionera por un destacamento ruso tres veces superior en número. Después de haber sido desarmados los doce hombres, fueron conducidos delante del muro de una casa y fusilados sin piedad. El jefe supremo del Ejército austro-húngaro, archiduque Federico, ha ordenado la publicación de este hecho, que constituye una violación del derecho marcial y de los sentimientos humanitarios...".

El Segundo Ejército ruso evacua Lodz y se retira hacia la línea Bzura-Ravka donde se atrinchera.

En los combates en torno Lodz los alemanes toman 100.000 prisioneros rusos.

Al abandonar Lodz, los rusos están en una mejor posición para defender al resto de Polonia.

La artillería rusa bombardea fuertes en el lado norte de Cracovia.

Al sudeste de Cracovia, los ataques austrohúngaros por parte de las fuerzas del general austriaco Josef Roth contra las defensas rusas no logran un gran avance ni giran el flanco sur del enemigo. Sin embargo, la presión continua convence al comandante del 3º Ejército ruso para que retire a los dos cuerpos que aún miraban hacia el oeste entre Wisniowa y Wieliczka.

Mientras tanto, los informes de reconocimiento de elementos de la X División de caballería reportan la existencia de significativas fuerzas rusas en Neusandez, pero el enfoque del general Josef Roth sigue siendo el ataque hacia el norte.

Más hacia el sureste, el comandante del III Ejército austrohúngaro está planeando una operación destinada a recuperar Bartfeld. Aunque su ejército está agotado, la aparente redistribución de elementos del 8º Ejército ruso hacia el oeste ha abierto una brecha para ir al ataque. Sin embargo, Conrad ordena que el ala izquierda del III Ejército avance sobre Neusandez para apoyar la ofensiva del IV Ejército. El comandante del III Ejército sabe que su fuerza no es capaz de atacar a Bartfeld y mudarse a Neusandez simultáneamente, por lo que le pregunta a Conrad qué operación debe emprender primero. Conrad responde que la elección es a discreción del comandante del III Ejército.

Los refuerzos rusos que llegan descubren que el puente sobre el Dunajec, cerca de Kourove, ha sido destruido y que las alturas en la orilla izquierda del río están ocupadas por el enemigo. Bajo un fuego sostenido por alemanes, uno de los regimientos rusos cruza el Dunajec en un vado. Se abren paso a través del agua helada hasta el cuello, y saliendo del otro lado, capturan las alturas con un vigoroso asalto. Esto asegura el paso del río por otras tropas rusas.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...Anoche dejamos el pueblo de Vermelles (sureste de Bethune), cuya ubicación continua bajo el constante fuego de artillería francesa y hubiera producido bajas innecesarias. Las estructuras existentes fueron voladas previamente, nuestras tropas ocuparon posiciones extendidas al este de la aldea. El enemigo hasta ahora no ha podido seguir. Al oeste y sudoeste de Altkirch, los franceses renovaron sus ataques con considerable fuerza sin éxito, sufrieron grandes pérdidas. Por el contrario, no hay eventos notables en Occidente. El enemigo estaba tranquilo en el teatro de guerra al este del distrito de los lagos de Masuria. En el curso de las batallas por Lodz se continúan cumpliendo nuestras expectativas. No hay cambios en el sur de Polonia....".

El Gobierno alemán informa desde Berlín:”…El gran Cuartel alemán comuniqa que Vermelles (al Sudeste de Bethune) ha sido evacuado deliberadamente por los alemanes para evitar innecesarias bajas que hubiera podido causar el continuo fuego de la artillería francesa, dirigido sobre dicho pueblo. Antes de retirarse, los alemanes destruyeron los restantes edificios y ocuparon después posiciones fortificadas al Este. Los franceses no han podido seguir. Al Oeste y Sudoeste de Altkirch fueron rechazados los ataques de fuertes fuerzas francesas con muchas bajas…".

El Gran Cuartel alemán informa durante la tarde:"...Lodz ha sido tomado de nuestras tropas esta tarde. Los rusos se retiran de allí después de sufrir grandes bajas...".

El ministro de relaciones exteriores austríaco, conde Leopold Berchtold, le envía un telegrama al canciller alemán, Theobald von Bethmann-Hollweg:"... Me gustaría extender mis más cálidas felicitaciones...por el importante discurso de Su Excelencia en la sesión del Reichstag. El valiente espíritu de determinación por las víctimas y la confianza en Dios, las multitudes heroicas y gloriosas de nuestros ejércitos y flotas aliadas conducen a éxitos siempre nuevos y que todo el pueblo alemán comparte con sus hijos y hermanos que luchan en admirable unanimidad, encontró su poderosa expresión en el voto de aguantar hasta el último aliento para que esta guerra rica en víctimas no sea en vano. Esta memorable manifestación llega a a todos los pueblos de Austria-Hungría, que están llenos de la misma voluntad inquebrantable de ganar y que confían en el éxito de nuestra justa causa...".

El canciller alemán, Theobald von Bethmann-Hollweg, le envía un telegrama en respuesta al conde Leopold Berchtold:"...Muchas gracias, Excelencia, por expresar su cálido interés en la sesión del Reichstag, que fue apoyada por un edificante patriotismo. Las palabras amistosas dedicadas a mí me dieron un gran gusto y al mismo tiempo me dieron la prueba de que nuestros esfuerzos comunes se están llevando a cabo. Para asegurar el éxito de las fieles monarquías aliadas, dignas de grandeza y poder, la valiente determinación de los líderes, el heroísmo de nuestras magníficas tropas y la disposición al sacrificio y la cooperación de los pueblos seguramente vencerán toda resistencia y llevarán nuestras banderas a la victoria final...".

El Gobierno alemán envía un telegrama al embajador de Alemania en Los Estados Unidos de América:”…El gran Cuartel alemán ha dado orden de que sea permitida la salida de Alemania al almirante inglés Neeld, accediendo a la petición del presidente Wilson, que ha intervenido personalmente en su favor, por mediación del embajador norteamericano en Berlín. Sírvase dar cuenta de ello al presidente, señalando que especialmente el almirante von Tirpitz apoyó esta decisión...".

Bernhard von Bulow -ex canciller alemán- es nombrado embajador temporal en Roma, en reemplazo de Ludwig Flotow, quien estaría enfermo.

Cyril Brown, corresponsal de The New York Times, escribe:"...Los aviadores alemanes...Los duelos sensacionales entre aviones hostiles son acontecimientos regulares ahora, y no pocas veces se producen batallas aéreas entre escuadrones enteros. Escuché esto del jefe de un escuadrón de aviones, que regresaba de un vuelo de reconocimiento alrededor de Rheims. Cuando lo conocí, viajaba en su lujosa limusina privada que había traído consigo al campo desde Berlín…"Todos estamos esperando ansiosamente las órdenes de una redada en Inglaterra", dijo el capitán. "Sí, he volado sobre París. Ir a París es un simple trabajo de chofer. Las seis máquinas de mi escuadrón han cubierto 15.000 millas desde que comenzó la guerra. Las máquinas francesas son aproximadamente veinte millas por hora más rápidas que las nuestras; pero no hay ninguna ventaja yendo tan rápido, ya que no puedes hacer buenas observaciones. A una altura de 6,000 pies, estás bastante seguro contra el fuego desde abajo. También encontramos que lo más seguro es hacer un círculo sobre una batería. No pueden llegar a ti entonces. Las peleas en el aire son algo habitual ahora. Atacamos cada oportunidad que tenemos a pesar del hecho de que solo usamos nuestros revólveres contra las ametralladoras que han montado en sus aviones. Encontramos la mejor defensa contra el fuego de sus ametralladoras: es acercarse al aeroplano francés y luego esquivar y girar en saltos y curvas agudas, estropeando el objetivo de su ametralladora montada y dándonos una ventaja con nuestros revólveres. Uno de los enfrentamientos más interesantes fue entre un escuadrón de cuatro de nuestros aviones armados con revólveres y un gran y pequeño 'Bauerschreck' [el apodo alemán para los aviones franceses blindados armados con ametralladoras]. La lucha duró casi un hora a una altitud que variaba de 5,000 a 6,000 pies, el gran 'Bauerschreck' finalmente se vio obligado a aterrizar... Uno de nuestros aviadores hizo un buen trabajo recientemente, aterrizando detrás de las líneas francesas, destruyendo el ferrocarril en ese punto y volando de nuevo. Los franceses son magníficos voladores, y también los ingleses, pero nosotros los alemanes tenemos nuestro entrenamiento. Especialmente en observadores entrenados tenemos una gran ventaja ". Vi a uno de los héroes voladores alemanes en un hospital base. En la tabla de la enfermera sobre su catre estaban clavados la Cruz de Hierro de segunda y primera clase y un ramo de flores, y el Cirujano General lo persuadió para que le diera los detalles de la obtención de sus decoraciones. El sargento Luchs y su observador regresaban de un reconocimiento aéreo cuando fueron alcanzados y atacados por un rápido avión francés. La efectividad del fuego de ametralladora francés se demostró más tarde con setenta agujeros en las alas del avión alemán. La batalla en el aire -6.000 pies arriba- duró cuarenta y cinco minutos, revólver contra ametralladora, terminando solo cuando Luchs recibió un disparo a través de los pulmones y el hígado. Pudo guiar su máquina con seguridad al suelo dentro de las líneas alemanas antes de perder el conocimiento. Pero una de sus balas de revólver había hecho volver a casa al francés, probablemente perforando el tanque de gasolina, ya que el avión también fue visto haciendo un aterrizaje forzoso. El general von Heeringen, comandante en jefe del VII ejército, me contó una historia similar sobre dos oficiales que lucharon con revólver contra ametralladoras hasta que su motor y tanque se hicieron pedazos, obligándolos a deslizarse a la tierra. El general dijo que había sabido de su valentía solo por accidente, ya que solo habían informado los resultados de su reconocimiento. El general von Heeringen admitió libremente que los aviadores alemanes están en desventaja en la lucha contra los aviones de los aliados armados con ametralladoras, dijo significativamente que eso sería atendido en el futuro cercano. "Los aviones franceses me han hecho varias visitas", dijo el general con una sonrisa, "Nuestro campamento de aviación parece ser una atracción para ellos. Hemos derribado a seis de ellos en las últimas semanas. Nuestros artilleros están empezando a lograrlo, con la práctica. El problema en tiempos de paz siempre fue encontrar algún tipo de objetivo para entrenar a nuestros artilleros en el uso de la nueva arma de los aviones. No podíamos preguntar a nuestros propios aviadores si querían subir y dejarse disparar. Pero ahora los franceses nos están dando el objetivo en movimiento que hemos estado buscando, y nuestros disparos están mejorando espléndidamente ". El general von Haenisch, el brillante jefe de gabinete de von Heeringen, quien como ex inspector general del arma de aviación tenía más que hacer que cualquier otro individuo para llevar a la aeronáutica militar alemana a su alto nivel actual de eficiencia, complementó los comentarios de su jefe diciendo: "Recientemente derribamos un avión francés desde una altitud de 8.100 pies. Nuestra nueva arma puede disparar a cuatro millas de altura". Tuve la interesante experiencia de visitar un campo de aviación, inspeccionar una línea completa de muestras de aerobombas y ver lo último en aviones militares alemanes, un gran biplano Aviatik nuevo. Para beneficio de los lectores de The New York Times, que se han acostumbrado a los titulares sobre "Taubes alemanes sobre París", debe explicarse que, así como toda la caballería alemana no es Uhlans, todos los aviones alemanes no son Taubes. "Taube" es el nombre del monoplano militar alemán, del cual hay relativamente pocos en uso; y me informan que casi ningún Taube ha volado sobre París, ya que los visitantes que arrojan bombas han sido los Aviatiks de dos pisos más prácticos. El nuevo modelo que inspeccioné tenía un cuerpo monoplano, un observador y un piloto sentados en tándem, con el motor Mercedes (varios cilindros) al frente. Fue diseñado, no para la velocidad sino para el levantamiento de pesos, como lo indica su formidable arsenal de bombas. La belleza de la mano de obra y el acabado de estas máquinas infernales es interesante. Las bombas de cuarenta libras y de veinte libras parecían torpedos en miniatura, con cuerpos ligeramente en forma de bulbo y narices redondeadas que se estrechaban, con una pequeña hélice de tres palas y una cola y un anillo de acero para servir como agarre manual. Cuando el aviador está listo para lanzar una bomba, todo lo que tiene que hacer es un ajuste simple, que no tome más de un segundo, soltar la hélice y luego lanzar la bomba por la borda. A medida que cae, la hélice se pone en movimiento rápido y acciona el mecanismo de relojería dentro de la bomba. Después de una caída de cien yardas, todo está listo para explotar cuando golpea. También hay bombas redondas con forma de bola de cañón y bombas incendiarias. Siguiendo el ejemplo de los franceses, los alemanes también adoptaron la "muerte silenciosa", y me dieron media docena de dardos aéreos alemanes como recuerdo. Son de acero, de aproximadamente tres pulgadas de largo, con un extremo puntiagudo y el otro con bridas, para dar un movimiento giratorio a medida que avanzan por el aire. Parecen más asesinos de lo que realmente son, porque uno de los oficiales de aviadores me dijo que no eran muy efectivos. Los alemanes, metódicos en todo, querían dejar sin duda en la mente de todos que la "muerte silenciosa" fue introducida por los franceses y solo copiada por ellos en defensa propia; así que cada uno de los dardos de acero, un toque de humor sombrío, lleva a un lado del punto, en francés, la leyenda "invención francesa" y en el otro lado "fabricación alemana"...".

Sir Roger Casement vuelve por tercera vez al campamento de prisioneros irlandeses en Limburg, con el fin de convencerlos para que combatan del lado alemán. No obtiene ningún resultado. Afirma:"...No volveré a Limburg para que me insulten un puñado de irlandeses cobardes...".

Desde San Petersburgo el gobierno ruso informa sobre operaciones en el Cáucaso:"...En el camino de Dalman-Khoi, los rusos ocuparon Sari y Kahkal. Los turcos, que defendieron desesperadamente suposiciones en las afueras de dichos pueblos, huyeron por fin en la dirección de Van, perdiendo muchos prisioneros y heridos. En Kahkal, almacenes y municionea cayeron en manos de los rusos…”.

El zar deja Kharkov para ir a Ekaterinodar. (Rusia).

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe en su diario:"...Los rusos evacuaron Lodz; los alemanes entraron enseguida. La pérdida es sensible para nuestros aliados. Lodz cuenta con 300.000 habitantes...es el centro de la industria textil, el Manchester de Polonia. Al sudeste de Cracovia los austro-húngaros retroceden. El papa Benedicto XV ha hecho preguntar al gobierno ruso si consentiría una suspensión de las armas durante el día de Navidad. Dando las gracias al Santo Padre por este pensamiento misericordioso, el gobierno imperial ha contestado bueno podría acceder a un armisticio; primero, porque la Navidad ortodoxa no coincide con la Navidad católica; después porque no podría merecer confianza compromiso que suscribiera Alemania...deploro vivamente (la respuesta) ―La idea de una tregua De Dios era excelente; había que aceptarla. La objeción que saca de los dos calendarios no tiene valor alguno; hubieran podido exigir una segunda suspensión de hostilidades en ocasión de su Navidad, trece días más tarde. En cuanto a Alemania, si hubiese violado el armisticio, habría levantado en contra suya la conciencia universal y se hubiera enajenado todo lo que el papado representa todavía como fuerza moral en el mundo. Sazonov me replica...―Pero no; era imposible...imposible...Adivino en su intransigencia la vieja hostilidad que antaño separó la Iglesia oriental De la Iglesia romana. Además el Santo Sínodo ha debido alzarse, con todo su rigorismo rutinario, contra la iniciativa del Papa. Prosigo:―La Santa Sede podría hacer mucho en la vía que nos pide que abramos. Si de tiempo en tiempo pronunciara una palabra de piedad o de reprobación, tal vez haría que la guerra fuera menos inhumana...".

El Ejército turco informa:"...Hemos ocupado Keda, un punto bastante importante al este de Batum. Con un golpe audaz, nuestras tropas cerraron las centrales eléctricas de Batum y tomaron algunos prisioneros. Trescientos rusos que habían sido enviados desde Batum para recuperar un puente que habíamos ocupado, fueron emboscados y completamente aniquilados...".

El general turco Enver Pasha informa al general alemán Liman von Sanders su plan para navegar de inmediato para Trabzond con un cuerpo de ejército adicional para reforzar los tres ya desplegados allí. Von Sandres se opone. Enver Pasha, quien es apoyado por el jefe del Estado Mayor alemán, el general Friedrich von Bronsart Schellendorf, sigue adelante con sus planes.

Enver Pasha espera provocar un levantamiento pan-islámico /pan-turco en el Cáucaso y en otros lugares.

El general Liman von Sanders escribe:"...Con el mapa en la mano, Enver me explicó de forma esquemática las grandes líneas de las operaciones que pensaba llevar a cabo con el III Ejército. Con uno de los cuerpos de tropa, el XI, planeaba contener a los rusos en la carretera principal. Mientras tanto, otros dos cuerpos de batalla, el IX y el X, avanzando por su izquierda, debían atravesar las montañas realizando varias marchas para embestir finamente sobre el flanco y la retaguardia rusos en las inmediaciones de Sarikamisch. Una vez logrado esto, el III Ejército acometería la empresa de tomar Kars...".

Cemal Pasha llega a Damasco y comienza a trabajar en la movilización de hombres y pertrechos para marchar hacia el Sinaí.

Una pequeña fuerza otomana de veinticuatro soldados de caballería de habla rusa intentan una incursión cerca de Odessa en la costa del Mar Negro. Desembarcando en Akkerman y vestidos con uniformes rusos, su objetivo es cortar un ferrocarril clave antes de escapar a la neutral Rumania. El intento es un completo fracaso ya que todos los soldados otomanos son detenidos poco después de tocar tierra.

Se comienza a usar a los armenios como cargadores de suministros del ejército en las provincias de Erzerum, Trebisonda y Sivas, en las peores condiciones -sobre todo por el frío invernal- con el fin de dejarlos morir de exceso de trabajo y enfermedades.

Los británicos recuperan dos puestos en la frontera con Uganda.

A la mañana temprano los refuerzos llegan al destacamento de la Fuerza Expedicionaria India D acampada justo al sur de Qurna.

En Qurna, un vapor fluvial con sirenas y todas las luces encendidas se acerca a los británicos. Viajan en él los tres comandantes turcos con intenciones de negociar la rendición.

Los británicos informan sobre acciones en Egipto:"...“…El capitán Chope, del Cuerpo de Dromedarios de Bikamirs, y el teniente Mohamed Effendi Anif, con 20 bikamirs del Cuerpo de Dromedarios y 20 montados en camellos, patrullaban entre Bir-el-Nisr y Gafia a las siete de la mañana del 5. El capitán Chope se adelantó con los bikamirs para atacar a los guardas costeños turcos, que habían acampado a una media milla de su posición. Llegó al campamento y no encontró más que señales de que allí había habido fuerzas. Se dirigió al Este, y luego de una hora de marcha avistó a un destacamento de 20 hombres sobre camellos. Permitió a éstos que se aproximaran, comprobó que eran enemigos y ordenó romper el fuego. Casi todos cayeron, y la misma suerte sufrió otro destacamento que quiso mas tarde tomar la ofensiva. El capitán Chope lo creyó todo terminado, y se adelantó a Gafia; pero vio súbitamente que 150 jinetes enemigos querían envolverle por su izquierda. Entabló combate, y cayó herido el teniente Mohamed. Un bikamir le subió a su camello; pero ambos fueron otra vez alcanzados por las balas enemigas. El capitán Chope rechazó al enemigo, y luego regresó a su puesto. Había tenido quince bajas, catorce muertos y tres heridos.Entre los primeros figuran el teniente Mohamed y el subadar Abdukalian. No se ha vuelto a tener noticias del enemigo...".

Reuter informa desde El Cairo, que las autoridades militares británicas han inundado el desierto al este de Port Said para aislar la ciudad.

El premier rumano Ion Bratianu rechaza una petición aliada para que garantice la integridad de Grecia contra una posible agresión búlgara.

El minador auxiliar Deutschland coloca 420 minas entre Raumo y Björneborg. Entre Finlandia y Suecia.

El almirante von Spee celebra una reunión con sus oficiales superiores a bordo de Scharnhorst. Los capitanes Schultz de Scharnhorst, Maerker de Gneisenau, Haun de Leipzig, Lüdecke de Dresden y la mayoría del personal de Spee, recomiendan evitar las Malvinas. Quieren ir directamente a Buenos Aires, donde les esperan 25.000 toneladas de carbón, luego a Nueva York y luego a Alemania, o directamente a través del Atlántico a Cabo Verde o las Islas Canarias y luego a casa. Spee, en cambio, quiere atacar a los británicos destruyendo su principal estación del Atlántico Sur Occidental. Su jefe de personal, el capitán Fielitz y el capitán Schönberg de Nünberg, están entusiasmados con la idea de Spee. Además, han recibido un mensaje del agente alemán en Punta Arenas, que señala que no hay buques de guerra aliados en Port Stanley. Durante la tarde se ponen en marcha.

El escuadrón de Sturdee está a 276 millas náuticas de Puerto Stanley.

El submarino alemán U.16, dañado, entra en Esbjerg Harbour (Dinamarca).

El HMS Hampshire llega a Grand Harbour, Malta. Los prisioneros alemanes, parte de la tripulación del Emden, son desembarcados.

La revista dominical del New York Times publica un entrevista con el escritor, pintor e ingeniero americano Francis Hopkinson Smith:”…F. Hopkinson Smith estaba en Francia cuando estalló la guerra, pasó septiembre en Londres y ahora está de regreso en Nueva York…”¡El mundo está dividido, te digo! No es una Alianza Doble y una Entente Triple; no es una Alemania y una Rusia y Estados Unidos y una Italia e Inglaterra. Esa no es la división del mundo en este momento". . Hay dos lados, y solo dos lados. Hay barbarie por un lado, civilización por el otro; hay brutalidad y hay humanidad. Y la humanidad va a ganar, pero los sacrificios son horribles ... ¡horribles!...¿Qué tal el sentimiento en Francia, Sr. Smith?..."No puedo decirte cuán abrumadoramente patético es: la vista de estos valientes franceses. Todos lo han comentado. De una vez por todas la tradición de que los franceses son personas excitables y emocionales sin control sobre sus pasiones y rienda suelta siguiendo sus impulsos, esa ficción está muerta para siempre. Vi todo el primer acto del drama de Francia. Vi a los franceses quedarse quietos ese primer día y respirar. Luego vi a Francia ponerse a trabajar. No estaba preparada, pero estaba lista en espíritu. No había emoción, no hubo manifestaciones. Los hombres subieron a sus trenes sin ninguna exhibición de patriotismo, sin ningún estallido. Había muchas mujeres llorando en silencio, con los niños acurrucados en sus faldas. El espíritu de Inglaterra es diferente, pero hay la misma falta de emoción. Alquilé un autobús cuando estalló la guerra y llegué a París, y luego volví a Londres, donde dibujé durante un mes, vi a mis amigos, y hablamos de guerra…Mucha vida humana y una arquitectura muy hermosa y una buena parte de los negocios del mundo, todo se concentró aquí. Y pensé para mí qué pasaría si los alemanes cultos llegaran a Londres, y si los defensores de la civilización mundial dejan caer una bomba en el corazón de las cosas aquí. Me imaginé qué estragos podría causar…Quiero que los estadounidenses vean qué puede suceder si Su bajeza imperial en el continente lo considera apropiado y envía sus zepelines a Inglaterra. No es lo suficientemente grande ni lo suficientemente fuerte como para dañar a Inglaterra de manera vital, puede tomar este método de lesión, puede herir a mujeres y niños y mutilar caballos, destruir negocios y obras de arte y volar los distritos congestionados. Hemos visto lo que el Salvador de la Cultura del Mundo hizo en Francia y Bélgica; no es de extrañar que toda Inglaterra tiene en la parte posterior de su cabeza conjeturas sobre lo que podría lograr si alguna de sus naves aéreas cruzara el Canal,con lo cual no quiero decir que los ingleses estén aprensivos. No están nerviosos. He pasado más de un mes con ellos, entre mis propios amigos, aprendiendo el genio general del país. No hay manifestaciones, no hay jactancia, no hay exhibición. Londres es casi lo mismo de siempre. Por la noche, Londres se oscurece, de acuerdo con la orden del 9 de octubre, pero eso es casi la diferencia. Es tan oscuro que difícilmente puede levantarse Piccadilly, pero Londres se divierte como de costumbre. Los teatros no están abarrotados, pero tampoco están vacíos. Para almuerzos y cenas, Prince's está lleno, el Carlton está lleno. Estos ingleses tienen los dientes apretados. Saben perfectamente que están luchando por su existencia…Inglaterra no tiene una agencia de publicidad organizada como Alemania, y en contraste ella puede haber parecido callada hasta el punto de la apatía. Pero no se imaginen que los ingleses son apáticos. Son lentos y seguros. Están comenzando a darse cuenta de que tienen a estos tipos detrás de los cuellos. Antes de irme de Londres ... Vi todos los días en los Jardines del Templo, junto al terraplén, ese ejercicio constante de miles de hombres jóvenes con sombreros de paja, zapatos amarillos y trajes de negocios. Sentí su espíritu. Hay una gran diferencia entre el espíritu de Alemania y el espíritu de los Aliados, y el mundo entero lo ha reconocido. Con los Aliados no ha habido jactancia, incluso ahora cuando se dan cuenta de que se ha alcanzado la cima... Hay determinación, pero no hay certeza de gallos, ni paso de gallina. No hay insolencia. ¿Por qué, en última instancia, el mundo entero está en contra de Alemania? Debido a su insolencia insoportable. Es una insolencia que se ha criado bastante en los huesos de cada soldado alemán. Puedo darte una pequeña instancia concreta. Mi hija ... su suegro había estado sirviendo en uno de los hospitales de París desde que estalló la guerra. Finalmente fue asignada a un comité que se reuniría con las cargas de trenes de soldados heridos cuando llegaron por primera vez. En uno de los autos, un día había un oficial herido, un alemán. No hablaba francés, y un joven teniente francés, muy cortés, estaba tratando de hacerle entender algo. Mi hija tampoco tuvo éxito. Finalmente, un joven alemán, un soldado común que estaba en el mismo auto, le dijo a este oficial alemán: "Soy un alsaciano; puedo interpretarlo por usted. '¡Cómo te atreves!' Y el oficial alemán se volvió hacia él con furia perfecta: "¿Cómo te atreves a hablar conmigo, un oficial?" Y con eso golpeó al Alsaciano en la cara con la poca fuerza que le quedaba…En otra ocasión, cuando un oficial francés, después de una de las batallas, se acercó cortesmente al comandante alemán de la división y le dijo:" Señor, usted es mi prisionero ", el alemán le escupió. Eso es muy dramático, y puedes decir que mostró mucho espíritu, pero difícilmente podrías llamarlo un espíritu deportivo, seguramente no un espíritu civilizado. Es este espíritu dominante el que todo el mundo está resentido. Nada de lo que Alemania pueda hacer a través de sus agentes de prensa bien organizados puede ocultar esa insolencia que ha sido una política continua durante muchos años. La opinión estadounidense es casi unánime en su oposición a Alemania y esta es una razón…El mundo nunca ha sido testigo de algo tan trascendental como esta política de insolencia. Hombres que en la vida cotidiana son cultos y finos, cuyos ideales son altos y nobles, que se han ganado nombres en la literatura, el arte y la ciencia: todos tienen muchos amigos entre ellos, se han teñido inconscientemente con esta política. Son hombres inteligentes, pero, por los dioses, cuando abordan este tema del lugar de Alemania en el sol, ¡se vuelven paranoicos! Esta idea de su preeminencia se convirtió en una enfermedad con Alemania. Alemania está realmente enferma con ella, y la medicina que la curará será bastante amarga. Veo que George Bernard Shaw presume anunciar que esta política de insolencia, este militarismo extremo, ha sido tan prominente en Inglaterra como en Francia. El Sr. Shaw es muy divertido y muy sabio acerca de muchas cosas; además, tiene vivido en Inglaterra mucho más tiempo que yo, pero de todos modos él está completamente equivocado cuando hace tal declaración. Tengo muchos viejos amigos en el ejército y la marina, muchos en política, y algunos de ellos son muy soldados, del tipo militarista. Ninguno de ellos se atrevería a escribir un libro como el que escribió Bernhardi, y no creo que haya uno de ellos que haga un balance de un hombre como Nietzsche. El Sr. Shaw está completamente equivocado aquí; peor que eso, él está escribiendo tonterías. Vivimos día a día con la esperanza de que el fin sea la aniquilación absoluta del principio militarista, esta actitud salir de la tierra…".

Karl Abraham le escribe una carta a Sigmund Freud:"...Querido Profesor. Su última carta contenía mucho que me agradó y me interesó. En general, se escucha nada más que trincheras, número de prisioneros, etc., y luego, para variar, llega una señal de que nuestra ciencia aún está viva. Tengo mucha curiosidad por saber qué nuevas ideas han madurado en el corto tiempo desde que nos conocimos y espero fervientemente poder ir a Viena entre Navidad y Año Nuevo; esto es, sin embargo, bastante dudoso. Ni siquiera sé si permaneceré en mi puesto actual en el hospital...".

Pancho Villa y Emiliano Zapata ingresaron a la Ciudad de México al frente de un ejército de 60.000 hombres, obligando a Venustiano Carranza y sus partidarios a retirarse a Veracruz.

El ex presidente Roosvelt, escribe en el New York Times:” …Al permitir (Woodrow) Wilson el paso de armas a través de la frontera, significa que no solamente ayudaba activamente a la insurrección, sino que era él quien, sin duda alguna, proporcionaba los medios para que triunfara, impidiendo al mismo tiempo que (Victoriano) Huerta organizara una resistencia efectiva. Los defensores de Wilson alegan que no hubiera podido impedir el paso de las armas por la frontera. Nuestra réplica es la siguiente: Wilson, a veces, impidió tal contrabando de armas. De esa manera demostró que estaba vivamente interesado en armar a los revolucionarios, y que, cuando quería, daba su permiso; y cuando quería otra cosa, lo negaba; por consiguiente, es responsable en absoluto de ello. Los Estados Unidos no hubieran incurrido en responsabilidad alguna por cuanto se ha hecho contra la Iglesia, si el bando que cometió tales desmanes no hubiera sido ayudado por los Estados Unidos para alcanzar el triunfo. Pero desde el momento en que Estados Unidos tomó parte en la guerra civil de México en la forma en que Wilson y Bryan obligaron al país a tomas parte en ella, este país, por este solo hecho, es responsable de las horribles injusticias, de los terribles ultrajes cometidos por los revolucionarios victoriosos contra centenares de creyentes de ambos sexos. No hace mucho tiempo, el presidente Wilson, en un discurso pronunciado en Swathmore, Pennsylvania, declaraba que “en ninguna parte de nuestro continente puede subsistir un gobierno que esté manchado de sangre”; y en Mobile, decía: “Nosotros jamás seremos indulgentes con la iniquidad, por el mero hecho de que el hacerlo pueda ser conveniente para nosotros”. Y en el. Mismo instante en que estaba pronunciando esas sonoras frases, los cabecillas de la facción que él activamente favorecía estaban fusilando por cientos a sangre fría; estaban torturando gentes por el supuesto de que eran ricas; estaban arrojando de sus propios hogares centenares de familias pacíficas; estaban saqueando iglesias; maltratando sacerdotes y religiosos de la manera más infame desde el asesinato a la mutilación y el ultraje. En otras palabras: que al mismo tiempo en que el presidente nos aseguraba que “en ninguna parte de nuestro hemisferio podía durar un gobierno que estuviese manchado de sangre”, estaba él ayudando a elevarse al poder a un gobierno que no solo estaba manchado de sangre, sino que estaba manchado con manchas peores que las de la sangre. Al mismo tiempo que anunciaba que “no podía continuar manteniendo relaciones con la iniquidad aun cuando ello le fuera más provechoso”, no solo estaba desposado con la iniquidad, sino que abiertamente la sostenía y elevaba al poder a hombres cuyas acciones eran propias de bárbaros feroces…”

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

7 de diciembre de 1.914.

El Papa Benedicto XV intenta lograr una tregua de Navidad. Afirma que "...las armas pueden caer en silencio por lo menos en la noche en que los ángeles cantaron...".

En EE.UU., la revista New Republic -en su segundo número- escribe:"... “El hedor de la batalla debería elevarse por encima de las iglesias donde predican la buena voluntad a los hombres. Unos villancicos, un poco de incienso y algo de oropel no sanarán las heridas…".

En Holanda, en el campo de Zeist,de soldados belgas internados, se informa la existencia de disturbios.

Los franceses recuperan Vermelles, Le Rutoire y las trincheras de Carency.

Louis Barthas escribe en su diario:"…al alba, constatamos una disminución fuera de lo común en los tiroteos enemigos, a la que sobrevino un silencio absoluto…Unas patrullas se aproximaron con prudencia a los puestos alemanes y vieron que estaban vacíos, sin ocupantes. A lo largo de la noche, nuestros vecinos y adversarios nos habían dejado plantados, pues habían evacuado Vermelles y las trincheras a su alrededor. No se habían marchado para darnos el gusto, sino porque se encontraban en una zona vulnerable, entre nuestro fuegos cruzados. Aquello era un simple modo de corregir su posición, pero nuestro altos mandos, entusiasmados con un éxito tan fácil, creyeron ver el inicio de la gran retirada enemiga…".

Diario de la marcha del regimiento francés de infantería 36:"...Nuestro mortero de 15 cm envía 30 bombas a las trincheras enemigas...Este disparo fue apoyado por los de 120 de Saint-Thierry...Muy buen tiro. Un día pacífico en términos de bombardeo. Durante la noche se envían patrullas a los dos sectores a la derecha. Una patrulla llegó a la parte norte de nuestras trincheras. Ella se encontró con una puesto alemán. Silbatos alemanes, bengalas, unos cuarenta disparos enemigos. Dos heridos traídos de vuelta en nuestras líneas. El líder de la patrulla notó que no había cables delante de Courcy (cresta oeste). Reconoció las trincheras desde las que se disparó. A la izquierda. La patrulla enviada a la llanura notó la presencia de profundos agujeros de fusileros que servían como puestos de escucha, desocupados esa noche. Alambre en frente de las trincheras, cuya profundidad aún no se ha determinado. El trabajo de las patrullas se dificulta por el mal tiempo. Los hombres a menudo se ven obligados a gatear en los charcos…".

El general de división francés, al mando del sector de Reims, recomienda a los soldados de todos los rangos que eviten en su conversación, ya sea entre ellos o con individuos, hablar sobre cosas militares que los oídos maliciosos podrían recoger. También recuerda que todas las comidas deben tomarse juntos y que nadie puede aceptar una invitación especial sin la autorización de los jefes de cuerpo o servicio.

Joffre instruye Foch para empezar - en colaboración con los británicos - ofensivas limitadas en el sector de Yser, en la saliente de Ypres.

El oficial francés Charles de Gaulle escribe a su madre:"…Este guerra ¿qué es sino una guerra de exterminio? Una lucha de esta especie, que en su alcance, importancia y furia va más allá de cualquier cosa que Europa haya conocido nunca, no se puede librar sin enormes sacrificios. Hay que ganarla. El vencedor será el bando que lo desee de la manera más ardiente…".

Un soldado francés escribe en su diario:"...estos países, que son terriblemente planos, están adornados por la tarde y la mañana con el crepúsculo y las magníficas auroras, es oro y sangre el que colorea el cielo, con las pequeñas y delgadas torres que perforan a lo lejos y los charcos de agua que reflejan los colores violentos de los cielos, el paisaje forma pinturas que me gustaría pintar cada vez. Es menos emocionante que los amaneceres que he visto en la tierra de Alsacia, pero de todos modos es hermoso…".

Reabre la bolsa francesa. (Parquet).

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las tres de la tarde:”…"En la región del Yser continuamos atacando las pocas trincheras que el enemigo ha conservado sobre la orilla izquierda del canal. En la región de Armentiéres, Arras, el Oise y el Aisne, en Narbona, nada que señalar, sino de un modo general la superioridad de nuestra ofensiva en la Champangne. Nuestra artillería pesada ha tomado algunas veces ventajas muy apreciables sobre la artillería enemiga. Nada nuevo sobre el frente del Este, donde conservamos todas las posiciones tomadas en los días anteriores…".

El Gobiernos francés informa desde Burdeos a las 10 de la noche:”… En Bélgica los alemanes bombardean a Vost Dunkerque, a cuatro kilómetros de Nieuport. Entre Bethune y Lens hemos terminado de tomar el pueblo de Vermelles y la posición de Rotoire, al este de la cual bombardeamos la vía férrea. Hemos avanzado sensiblemente en la región de Rouvroye, Parvillers y Le Quesnoy, en Santerre. Nada más que señalar…”.

Los buques de guerra aliados responden al bombardeo alemán realizado desde Dunkerque, bombardeando posiciones germanas en Bélgica.

Segunda visita de Churchill a sir J. French en Francia. French escribe:"...Discutimos la situación y estuvimos completamente de acuerdo en cuanto a la conveniencia de mi proyectado avance costero en estrecha cooperación con la Flota. Le dije que había temor al desacuerdo con los franceses, y que sin duda surgirían dificultades políticas. Dijo que no creía que fueran insuperables. Poco después de nuestra conversación se fue a Inglaterra, prometiendo organizar todo con el Primer ministro y Kitchener…".

Infructuosos intentos de Alemania del cruzar el Yser cerca de Pervyser. (Bélgica).

Contraataques alemanes contra Tracy-le-Val (Rio Aisne) fracasan.

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"…Debíamos estar aislados hasta 14 días después del último brote y el lunes 7 de diciembre se nos informó que, si ningún otro hombre estaba enfermo, iríamos a las trincheras el 9 de diciembre. Para hacer algo de ejercicio antes de entrar en las trincheras, fuimos a una marcha de ruta hoy y comenzó a llover, de modo que pudimos empaparnos bien. Durante la tarde se aclaró, y como me sentía bastante miserable, mojado y frío, encontré una excusa para un paseo en bicicleta a Armentieres, y eché un buen vistazo a otra parte de la ciudad que antes no había visto. Al regresar escuché que había una oportunidad de un baño tibio (que no había podido tener desde que salí de Inglaterra) y tres de nosotros salimos de los pozos para encontrar una cervecería que se había convertido en un establecimiento de baño...Caminamos cuatro o cinco millas y llegó el anochecer, pero no pudimos descubrir la casa de baños. Al final, tuvimos que renunciar, y 'volteamos' para encontrarnos con lluvia, golpeando fuertemente contra nuestras caras, una tormenta tan fuerte que hacía imposible escuchar la voz de otro. Sumado a esto, estaba completamente oscuro. Nunca antes había experimentado una noche así. No conocíamos nuestro camino y nos llevó unas cuatro horas volver a nuestro pozo. Cuando lo hicimos tuvimos que dormir toda la noche con nuestra ropa mojada…".

Se estropea el Henri Farman 669, del 6º escuadrón del RFC.

En Gran Bretaña se presenta un informe sobre las condiciones en el campamento de Salisbury Plain, por la existencia de problemas médicos debido malas condiciones en el alojamiento.

En Gran Bretaña se establece el registro obligatorio de los refugiados belgas.

En Gran Bretaña se prohibe la exportación de carnes, conservas y hojas de estaño con destino a Suecia, Noruega y Países Bajos.

En la Circular de la Corte, se relata el viaje del rey Jorge V al frente:"...Durante la visita del rey a su ejército en el campo, Su Majestad pudo ver prácticamente todas las tropas, excepto las que estaban en las trincheras. El Rey visitó el Cuartel General de todos los Cuerpos del Ejército y Comandantes de División, e inspeccionó los diferentes Departamentos en el Cuartel General. Su Majestad visitó muchos de los hospitales de base, hospitales de recepción y hospitales de campaña. El Rey fue visitado por el Presidente de la República Francesa y Monsieur Viviani, el Primer Ministro de Francia, y también por el General Joffre, Generalísimo de las Fuerzas Aliadas. Su Majestad recibió al general Foch y otros generales franceses, cuyos comandos están especialmente asociados con el ejército británico. El rey visitó al rey y la reina de los belgas, y confirió a su majestad la orden de la Liga (Garter). Su Majestad confirió la Orden del Mérito al mariscal de campo Sir John French. El coronel Maharaja de Bikaner y el mayor general Maharaja Sir Pertab Singh, regente de Jodhpur, ayudantes de campo del rey, asistieron a Su Majestad durante la semana. Mientras estuvo en Francia, el Rey otorgó la Cruz Victoria, las Órdenes de Servicio Distinguido y las Medallas de Conducta Distinguida a varios oficiales, suboficiales y hombres…".

El Tercer Ejército serbio flanquea Kremenika, de tal manera que ayuda al Segundo ejército y juntos toman 6.501 prisioneros de guerra y 28 cañones. Ademas capturan 1 cañón de montaña, 56 vagones cargados con municiones de artillería y entre 500 y 600 vagones de transporte ordinarios.

Envalentonado, el parlamento serbio emite una declaración sobre sus objetivos de guerra: liberar a todos los serbios, croatas y eslovenos (los eslavos del sur) dentro de Austria-Hungría y unirlos en un solo reino bajo el liderazgo serbio. (Declaración de Nis).

Nikola Paschitsch forma en Serbia un gabinete de coalición.

El Gobierno serbio informa desde Nish:”…La evacuación de Belgrado por el 1º Ejército serbio no fue más que un episodio del movimiento de conjunción efectuado durante los días 29 y 30 de noviembre, dictado por la situación general. Belgrado, como ya es sabido, fue evacuada por nuestras tropas, y el enemigo penetró en la plaza, treinta y seis horas después de haber sido efectuada la evacuación. El movimiento de conjunción de las tropas serbias se hizo con perfecto orden, y sin que fuesen molestadas en lo más mínimo por las fuerzas austrohúngaras…”.

Se informa oficialmente desde Viena (teatro del sur):"...Las operaciones relacionadas con la captura de Belgrado ahora requieren un reagrupamiento de nuestras fuerzas, cuyos detalles están, por supuesto, más allá del anuncio general…".

Los autrohúngaros eliminan campos de minas esféricas rusas en el río Save, en Umka, Ostruznica y Belgrado y en el Danubio hasta Pancsova. En consecuencia, todas las unidades de la Flotilla del Danubio se reúnen en Belgrado.

Se informa oficialmente desde Viena:"...La lucha por la definición en el teatro de guerra ruso continúa. Las tropas austrohúngaras y alemanas en el ataque en el área al suroeste de Piotrkow rechazaron las fuerzas rusas que luchaban hacia el norte a través de Novoradomsk, mientras que tropas alemanas obligaron al enemigo a ceder. También se libran intensos combates en el oeste de Galicia. Su resultado aún está pendiente. Aquí, nuestras tropas y las alemanas capturaron recientemente a 1.500 rusos. La lucha continúa en los Cárpatos. En algunos lugares, el enemigo ha retirado fuerzas fuertes detrás de la cima de las montañas…".

A principios de diciembre, a petición de la cancillería alemana, el rey Christian de Dinamarca envía una nota a los contactos en Petrogrado, en la que sugiere una mediación entre Alemania y Gran Bretaña y Rusia. Los alemanes tienen la esperanza de sacar a Rusia de la guerra.

Alemania llama a la segunda línea del Landstrum para que se presente en el servicio activo antes del 20 de diciembre.

Cable para el New York Times:"...Cómo la baronesa escondió a su esposo en un barco...La historia de cómo la baronesa Hans Heinrich von Wolf, que era la señorita Humphreys, bien conocida en la sociedad de Nueva York, introdujo de contrabando a su esposo en Alemania después del comienzo de la guerra...para que él pueda luchar por la Patria, se revelan en las noticias recibidas aquí que dan detalles sobre el otorgamiento al barón de la Cruz de Hierro de la Primera Clase. El barón von Wolf y su esposa, hija de un rico fabricante de medicamentos patentados y cuyo padrastro es el cónsul general John Gaffney, en Munich, estaban en su plantación en el sudoeste alemán de África, cuando el Kaiser ordenó la movilización. Siendo un oficial de reserva, el barón comenzó a regresar a casa a bordo de un barco de vapor alemán el 29 de julio y, afortunadamente para él, la baronesa lo acompañó. Al recibir la información inalámbrica de que la guerra había sido declarada, su barco rápidamente ingresó a Río Janeiro a mediados de agosto. Pasaron dos semanas después de que los Wolf encontraran un barco neutral que se dirigía a Holanda. En aguas sudamericanas fueron detenidos por un crucero británico, pero aunque había muchos reservistas alemanes entre los pasajeros...se les permitió continuar. El barón von Wolf abandonó el barco "oficialmente" en Vigo, España, y su esposa se despidió de su figura imaginaria en la embarcación auxiliar. Estaba realmente escondido, a través de la connivencia de un mayordomo generosamente sobornado, en un pequeño armario, donde permaneció durante veinticuatro horas. Finalmente fue llevado al camarote de su esposa, y durante el resto del viaje pasó la mayor parte de su tiempo acostado bajo su litera. Todas las comidas, bebidas y cigarrillos fueron traídos por el mayordomo, que estaba en la trama, y, como la baronesa comentó risueñamente a sus amigos después: "Gané una reputación espantosa como una gran bebedora y fumadora, y una señora Grundy incluso difundió el escandaloso informe de que tenía un hombre en mi habitación ". Los buques de guerra británicos obligaron a la embarcación holandesa a ingresar a Falmouth, donde las autoridades la registraron en busca de contrabando y reservistas. Sabiendo que la baronesa era la esposa de un oficial alemán, los oficiales navales la llamaron varias veces en el transcurso de las dos semanas durante las cuales el barco se vio obligado a permanecer en Falmouth, pero cada vez la encontraron recogiéndose el pelo, y se retiraron apresuradamente con disculpas por la intrusión, o acostada en su litera fingiendo enfermedad. El manifiesto de la nave, por supuesto, mostró que el Capitán von Wolf había desembarcado en Vigo, y el Capitán de la nave, ignorante de la verdad, juró que había visto al Capitán von Wolf a bordo de la embarcación auxiliar saludando a su esposa en la cubierta. Hubo una nueva búsqueda en Dover, pero el escondite de von Wolf nunca fue descubierto. El Kaiser otorgó la Cruz de Hierro a von Wolf por capturar a siete soldados ingleses de una vez cerca de Ypres y por llevar despachos en un automóvil bajo un fuego tan caliente que su chofer y dos oficiales en un auto que los seguía murieron…".

El príncipe Heredero de Baviera emite un comunicado:"...Durante muchas semanas, el I Cuerpo del Ejército Bávaro ha estado avanzando lentamente, pero en un movimiento de ataque ininterrumpido, contra las fuertes posiciones del enemigo al este y noreste de Arras. Trinchera tras trinchera han sido tomadas, y todos los contraataques del enemigo han sido rechazados con grandes pérdidas para ellos. Cientos de prisioneros han sido tomados. Todo esto ha tenido lugar bajo el fuego más pesado de la artillería del enemigo. Hasta el momento no ha sido posible traer contra ellos una fuerza igual. Según las noticias recibidas por mí, la conducta del cuerpo ha causado una profunda impresión en el enemigo. Por lo tanto, agradezco a este Cuerpo de Ejército y expreso mi elogio por los actos de sacrificio realizados por él, presentándolo como un ejemplo para todas las secciones del Ejército en el futuro…".

El Gran Cuartel alemán informa a la mañana:"...No hay noticias particulares del teatro de guerra occidental y del este del distrito de los lagos de Masuria. En el norte de Polonia, hemos logrado un gran éxito en una larga lucha por Lodz al rechazar a las fuertes fuerzas rusas que se encuentran al norte, oeste y suroeste de esta ciudad. Somos dueños de Lodz. Los resultados de la batalla aún no pueden pasarse en razón de la extensión del campo de batalla. Las pérdidas rusas son, sin duda, muy grandes. Los intentos de los rusos de ayudar a su atribulado ejército en el norte de Polonia desde el sur de Polonia se vieron frustrados por la intervención de las fuerzas austrohúngaras y alemanas en el área al suroeste de Piotrkow…".

Desde Berlín se informa:”… "El Estado Mayor de la Marina en Berlín comunica oficialmente que las noticias publicadas hace algunos días desde Rusia, diciendo que el acorazado alemán Kahcr Wiihelm der Grosse y el crucero Hcríha se habían ido a pique son pura invención…".

El general alemán de infantería Albano von Jacobi lee una proclama a sus tropas en el frente oriental:"...Camaradas! Su Majestad el Kaiser y Rey ha tenido la gracia de pasar algún tiempo hoy entre nosotros y saludar a los oficiales y hombres de la división distinguidos con la Cruz de Hierro. Su Majestad me ha encargado que les informe que lamentaba mucho no poder verlos a todos, ya que su deber los detuvo en las trincheras. Tu Kaiser y Rey afirma que vino a agradecerte por lo que has logrado en meses pasados contra un enemigo que te supera en número, y para traerte saludos de tus camaradas del teatro de guerra occidental, que te agradecen por defender nuestro hogar aquí mientras ellos llevan victoriosamente los colores alemanes hasta países hostiles. Tu Kaiser te lo agradece. Nuestro Kaiser sabe que continuaremos cumpliendo con nuestro deber. No se equivocará con nosotros…".

Da inicio la segunda batalla de Varsovia. Empieza el segundo asalto a Varsovia del IX Ejército alemán. Con la ocupación de Lodz, el general Mackensen desea una pausa en las operaciones de su IX Ejército, dado que ha estado en constante combate durante un mes con mal tiempo y pocos suministros, y también reconoce que los rusos se han retirado a una fuerte posición de defensa a lo largo de los ríos Bzura y Rawka. Ludendorff, sin embargo, insiste en que el avance continúe, con el objetivo de apoderarse de Varsovia a fin de año. Por lo tanto, el IX Ejército continúa atacando a los ejércitos rusos 1º, 2º y 5º, intentando forzar los cruces de ríos y lograr el avance que Ludendorff todavía cree que es posible.

Los rusos bombardean las fortificaciones de Cracovia.

Los austroalemanes hacen un esfuerzo para contrarrestar el avance de los rusos hacia Wieliczka, al sureste de Cracovia. En una carrera hacia Neu Sandek, en la cabecera del río Dunajec, los austriacos intentan flanquear a los rusos y obligarlos a retirarse de su posición de avance.

Las fuerzas austroalemanas ocuparon el valle del arroyo Lososzyna, y el frente de combate se extiende desde cerca de Wieliczka hacia el sudeste hasta el Dunejac, por unas cincuenta millas de longitud. Los rusos atacan con éxito; las pérdidas infligidas sobre el enemigo, especialmente el XXIV Cuerpo alemán, son muy graves. Varios cañones pesados alemanes son eliminados, cinco baterías de campaña silenciadas, se toman armas y prisioneros.

El 3º Ejército ruso avanza con dos de sus cuerpos hacia el este sobre el río Stradomka, una maniobra que elimina la posibilidad de que el ala sur del IV Ejército austrohúngaro envuelva y aniquile a estos cuerpos. Aunque Conrad está canalizando refuerzos al grupo de Roth, el general ruso Ivanov del Frente Suroeste está haciendo lo mismo: además de los dos cuerpos extraídos del 8º Ejército, suma dos cuerpos adicionales que provienen del 9º Ejército. Además, el 8º Cuerpo ruso en Neusandez ya está atacando hacia el oeste hacia Limanowa contra el flanco expuesto del grupo de Roth, que permanece orientado hacia el norte.

En el Noroeste del frente oriental el Décimo Ejército ruso inicia ataques en Prusia Oriental.

El 8º Ejército ruso en los Cárpatos se compone de poco más que el 12º Cuerpo, ya que el general Brusilov ha enviado el resto hacia el oeste para apoyar al asediado 3º Ejército.

El mal tiempo y los desafíos logísticos han retrasado el ataque austrohúngaro planeado contra Bartfeld, mientras que aún no se han enviado fuerzas hacia Neusandez.

Desde San Petersburgo el Gobierno ruso informa:”… Los comunicados alemanes entienden por la Prensa extranjera rumores absurdos anunciando enormes pérdidas de los rusos en hombres, cañones y ametralladoras durante los combates librados en el mes de noviembre. La imaginación alemana juega con las cifras, y no habla de ninguna pérdida suya de cañones, cuando los rusos tomaron, sólo en la región de Bcheziny, 23 bocas de fuego y mucho botín de guerra. No son apuntadas tampoco las pérdidas de los prusianos, cuando sólo en un punto ascendieron a 10.000 los soldados capturados por los rusos…”.

El gran duque Nikolai Nikolayevich emite una orden de responsabilidad personal para los gerentes de los trenes, debido al desorden cada vez mayor en los ferrocarriles y suministros. Les da un máximo de quince días para rectificar la situación.

El Mensajero del Ejército, editado en San Petersburgo informa:”…que desde el 1 al 6 de Diciembre los alemanes retrocedieron hasta Gumbinen, Augenburgo y la línea fortificada de los lagos Masurianos, donde ocuparon posiciones muy importantes, desde las cuales bombardearon con gran intensidad a las tropas rusas, molestando su ofensiva. Estas, para disminuir sus probabilidades de bajas, tuvieron que recurrir a trabajos de aproximación por atrincheramientos. En el frente de Usorn a Biala, las tropas rusas y alemanas continúan la concentración de todos sus esfuerzos ofensivos. En el frente Thorn a Cracovia, la batalla sigue muy encarnizada. Las considerables fuerzas alemanas que han sido traídas del frente Oeste atacan con energía por tres direcciones: Iloff, Lovitch y Perikau. En el frente Tchenstokoff-Cracovia, el violento duelo de artillería continúa. Los rusos han rechazado la ofensiva enemiga. En el frente de Galitzia terminamos de desalojar a los austríacos de sus posiciones fortificadas y proseguimos enérgicamente nuestra marcha sobre Cracovia, a pesar de la resistencia desesperada de los austríacos, que operan constantemente contraataques, temiendo la invasión de las llanuras de Hungría…”.

El zar deja Ekaterinodar en tren con destino a Petrovsk y Bakú con paradas en Derbent y Baladzhary.

Los turcos son obligados por los rusos a retroceder al sur de Batoum (Transcaucasia).

Mesopotamia: éxito británico en Mezera.

Desde Constantinopla el Gobierno turco informa:"...Las tropas inglesas intentaron ayer atacar una posición ocupada por las fuerzas turcas entre el río Tigris y el canal de Subeihah. Las tropas inglesas fueron batidas, sufriendo grandes pérdidas. Apresamos gran cantidad de municiones y una ametralladora…".

En Sudáfrica el general rebelde Beyers es derrotado en Bothaville y se ahoga en el río Vaal, mientras trataba de escapar junto con 25 de sus seguidores.

El virrey de la India envía un telegrama a Londres, respaldando una proclamación en Basora en el sentido de que la ocupación británica de la región será permanente y será regida como una provincia de la India.

Las tropas británicas comienzan la marcha de Fao a Basora.

En Camerún, los alemanes lanzan un camión cargado de explosivos por la línea del ferrocarril Nlohe hacia los británicos y nigerianos, pero los rieles habían sido retirados ante el avance británico. El camión descarrila y explota sin causar daño.

En Gran Bretaña comienza a construirse el submarino E35.

Los mercantes británicos SS Michigan y City of Oxford llegan con apariencia de acorazados a Scapa Flow.

Se crea en Sapa Flow un nuevo primer escuadrón de cruceros compuesto por el Leviathan, el Duke of Edinburgh, el Warrior y el Black Prince.

El capitán Heathcoat Grant, sigue las órdenes del Almirantazgo y por propia iniciativa, coloca el buque Canopus en el barro en un lugar oculto en el puerto de Port Stanley, transformando sus cañones de doce libras en baterías de costa, pone minas a través de la entrada del puerto, y establece
estaciones de observación.

El crucero auxiliar Macedonia está asignado para patrullar fuera Puerto Stanley, mientras que el crucero Kent tiene previsto relevar a Macedonia a las 8 de la mañana de mañana.

La flotilla, incluyendo los cruceros de batalla Invincible e Inflexible, cuatro cruceros acorazados y dos cruceros ligeros, acompañados por el Glasgow, llega a Port Stanley bajo el mando del vice almirante sir Frederick Doveton Sturdee.

El almirante Sturdee convoca a sus capitanes al Invincible, donde les informa que el escuadrón zarpará en cuarenta y ocho horas; los informes que tienen señalan que los carboneros alemanes están reunidos cerca de Tierra del Fuego, y Sturdee quiere moverse antes que el Escuadrón Asiático Oriental alemán se acerque a esa zona.

El transatlántico español León XIII, provenientes de Buenos Aires y del Brasil, con destino a Lisboa, Vigo y Bilbao -llevando 1200 pasajeros- es detenido por un crucero inglés y obligado a entrar en el puerto de Gibraltar.

En Washington, el Secretario de Estado interino Robert Lansing se reúne con el embajador ruso Boris Bakhmatiev. Las conversaciones giran sobre el tema de la construcción de vínculos económicos y financieros más estrechos con los Estados Unidos. Lansing señala que los judios americanos son influyentes en los círculos financieros y de prensa, y explica que están muy preocupados por el trato que reciben los judíos en Rusia.

El parlamento japonés inicia su sesiones. En su discurso el emperador afirma que "…La alianza con Gran Bretaña y los entendimientos con Francia y Rusia se han fortificado...La cordial alianza con Inglaterra, Francia y Rusia fue cimentada en las circunstancias críticas actuales con los más fuertes lazos de amistad. La paz se restableció gradualmente en Oriente; pero la gran guerra no está aún terminada, y contamos con la valentía y la lealtad de nuestros súbditos para alcanzar el objetivo final lo más pronto posible…".

EL Gobierno japonés prohibe fumar opio en Corea.

En la República Argentina, el Comité de damas francesas de la provincia de Mendoza, informa que ha recaudado 11.000 libras para enviar a la Cruz Roja de Francia.

En México, Villa y Zapata explican sus planes de campaña al presidente interino Eulalio Gutiérrez.

En Estados Unidos se presentan proyectos de embargo de armas privadas en el Congreso.

Se estrena en EE.UU. His Prehistoric Past, un cortometraje mudo, comedia, escrito y dirigido por Charlie Chaplin.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

8 de diciembre de 1.914.

El papa Benedicto XV le envía una carta al cardenal Mercier:"…experimentamos un vivo dolor viendo a la nación belga, por la que sentimos tan gran afecto, reducida…a una situación absolutamente deplorable…".

Bombardeo de larga distancia alemán sobre Fumes. (Bélgica).

Los franceses penetran en Bois-le-Petre cerca de Pont-a-Mousson. (Francia).

El general Joffré instruye a los comandantes de cuatro ejércitos para que realicen operaciones sobre las comunicaciones alemanas, también comienza a planificar ataques en Artois y Champagne para tratar de retener la mayor cantidad de tropas alemanas en el frente occidental

Se producen sangrientos encuentros en el camino de Lille al norte de Roclincourt alrededor de una barricada, que finalmente queda en manos francesas.

El general francés Gabriel Putz es puesto a cargo del 7º Ejército de los Vosgos.

Diario de la marcha del regimiento francés de infantería 36:"…Alrededor de las 11 a.m., algunos schrapnels cayeron en las trincheras del subsector izquierdo, sin daños. De 9 a.m. a 12 p.m., los dos morteros de 15 cm enviaron cincuenta bombas a intervalos regulares, que variaron de 15 a 30 minutos. Disparos muy molestos para el enemigo. Un caballo muerto. Durante el día, un hombre resultó herido levemente. El 120 hizo un muy buen tiro en las trincheras del oeste…".

El gobierno francés informa durante la tarde desde Burdeos:”…Durante todo el día de ayer los alemanes han desplegado más actividad que durante los días anteriores. En la reglón del Yser y en los alrededores de Ypres, nuestra artillería ha contestado con éxitos a la enemiga. En la región de Arras, el brillante ataque que ya hemos anunciado nos ha hecho dueños de Vermelles y de Rutoir-Vermelles, que eran desde hace más de dos meses teatro de luchas encarnizadas. El día 16 de octubre el enemigo empezó el ataque de aquella posición, y del 21 al 25 de octubre consiguió echarnos fuera de esa localidad, que fortificó y atrincheró de un modo formidable. Desde el 25 de Octubre, nuestras operaciones de zapa y de minas nos han llevado paso a paso hasta las puertas de la villa, que el 1 de diciembre cayó en nuestro poder, mediante un violento asalto a la bayoneta, protegido por la artillería. En la región del Aisne y en Champagne, se han librado algunos combates de artillería, con intermitencias. Nuestra, artillería pesada ha dispersado varios núcleos enemigos. En Argonne (Bosque de la Grurie) y al noroeste de Pont-á-Mousson (Bosque de Le Pre-tre), hemos ganado un poco de terreno. Sobre el resto del frente, nada que señalar…”.

El gobierno francés informa desde Burdeos a las diez de la noche:”…En Bélgica un violento ataque alemán en Saint Eloi, al sur de Ypres, ha sido rechazado. La lucha sigue muy viva en los bosques y en el este del Argonne. No hay ningún otro incidente notable…”.

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"…El martes 8 de diciembre nos dijeron definitivamente que ese día íbamos a acercarnos a la línea de tiro y, en poco tiempo, a las trincheras, y nuestro corazón latía con fuerza. A las 3.30 de la tarde partimos y marchamos hacia L'Armee, donde nos encontramos con el resto del Batallón. L'Armee, un pueblo, era demasiado pequeño e inseguro para quedarse, así que encontramos una granja cercana para pasar la noche, y a ella nos dirigimos. Después del té, la compañía...tuvo que ir a las trincheras durante cuatro horas cavando bajo fuego, y lamento decir que dos hombres no regresaron, ya que habían terminado su experiencia de guerra bastante rápida y trágicamente. Nos acostamos en un pequeño loft capaz de albergar a unos 20 hombres, y a las 2.00 de la madrugada unos 40 más volvieron de cavar y tuvieron que dormir con nosotros. Sin embargo, nos metimos y, aunque era una noche muy fría y llovía mucho, no creo que haya tenido tanto calor antes en mi vida, pero tenía la ventaja de evitar el frío. Se sirvió ron y junto con el calor del lugar hizo que algunos de los hombres estuvieran bastante atontados, y cuando tuvieron que levantarse durante la noche para Guardia, u otras razones, se ocasionaron muchos saltos en las piernas, lo que por supuesto despertó a todos…".

El comandante francés del sector de Reims, hace saber a sus soldados:"...1° que los cuerpos deben llevar a cabo sobre el terreno, tantas reparaciones como sea posible a los zapatos - 2 ° que los zapatos que no se pueden reparar deben enviarse al depósito. En consecuencia, aquellos que no pueden reparar sus zapatos y que aún pueden usarse deberán pagar el taller de zapatería en Verzenay. La oficina del coronel también tiene una lista de casas en Epernay que repararían los zapatos…".

Por negarse a obedecer órdenes frente al enemigo es fusilado el soldado francés Marcel Henri Mulot, del regimiento de infantería colonial 43. Es ejecutado en Saint Amand, Pas-de-Calais.

En Elverdinge, Bélgica, es fusilado el soldado francés del regimiento de infantería 153, Michel Seguin. es acusado de abandono del puesto en presencia del enemigo y de mutilación voluntaria.

Un soldado francés escribe en su diario:"...En Hamonville me encuentro con el sargento de Maret fourrier del 5º Colonial. El pobre hombre estuvo terriblemente aburrido durante los 2 meses que lleva en las trincheras. Me enseña algunas anécdotas. La guerra se hace con menos odio. Un teniente francés y un oficial boche intercambiaron cigarros frente a las trincheras. El teniente va al consejo de guerra...Los soldados a veces intercambian periódicos. En un lugar hay una fuente entre las trincheras enemigas, por un acuerdo tácito, boches y franceses van desarmados para sacar agua cada uno a su turno…".

El gobierno francés va regresando a París.

La Unidad de comunicaciones inalámbricas del cuartel central del RFC pasa a llamarse 9º Escuadrón del RFC. Continúan suministrando máquinas inalámbricas a los otros escuadrones.

El 3º Escuadrón del RFC pierde 3 aviones por accidentes: un Henri Farman (1817), un Morane (1829) y un Bleriot (1837).

El primer Ministro belga, el barón de Broqueville, se reúne en Londres con lord Kitchener, secretario de Guerra británico.

Churchill le escribe a Foch:"...Kitchener está totalmente de acuerdo con su punto de vista. Celebramos una conferencia inmediata con el primer Ministro y sir Edward Gray, y, como resultado, se está redactando el telegrama más fuerte posible. El Almirantazgo otorga la mayor importancia a la operación y dará ayuda en todos los sentidos. Ya estamos haciendo los preparativos necesarios a gran escala. Más tarde le dejaré tener detalles muy completos y claros. La combinación debe ser perfecta…".

En Gran Bretaña sir George Gibb es designado para supervisar los contratos del ejército.

Comienza el juicio contra Adolf Ahlers, por alta traición, por haber incitado y ayudado a los reservistas alemanes a regresar a Alemania.

El Primer ministro canadiense Robert Borden pronuncia un discurso en el Empire and Canadian Club. Afirma: "...Envié un telegrama secreto al gobierno británico el 1 de agosto, en el que expresé el deseo de Canadá de enviar una fuerza expedicionaria si estallaba la guerra. Las ofertas no fueron aceptadas hasta el 16 de agosto. El reclutamiento había comenzado y 35.000 hombres estaban listos para embarcarse en seis semanas. Se hicieron arreglos para establecer otros 35.000, que recientemente aumentaron a 50.000. La prensa ha dado el número de 100.000 el de canadienses bajo las armas, pero prefiero no darles ningún número, y si preservar al Imperio, si requiere el doble o el triple, se los encontrará…".

Mary Alsop King Waddington, americana casada con el francés William Henry Waddington ―primer ministro de Francia en 1879 y embajador en Gran Bretaña entre 1883 y 1893― escribe en su diario:"…Tuvimos dos horas con Francis hoy. C. y yo tomamos el tren de las 4 en punto, parando en una pastelería en el camino para comprar dos tartas grandes... Los soldados son como niños. Siempre quieren bombones y pasteles, cigarrillos o fotografías. Estábamos en un tren muy largo, teníamos prisioneros alemanes a bordo, los primeros que he visto. Bajaron en Le Bourget. Toda una multitud se reunió en la plataforma para verlos pasar mientras caminaban custodiados por unos pocos soldados de infantería franceses. Los hombres parecían cansados, pero sus uniformes estaban limpios, no parecía que hubieran estado peleando últimamente. Nadie dijo nada ni hizo una demostración hostil de ningún tipo. Se hizo un silencio absoluto. Francis nos recibió en la estación ya que estaba oscuro. Era la primera vez que lo veía en uniforme. Se veía muy bien, muy sombrío; ya no usa el culotte rojo. Todos los hombres en el frente visten de azul oscuro, incluso los botones de su abrigo eran oscuros. Nos llevó a su habitación en el único hotel cerca de la estación, donde se había puesto muy cómodo, y estaba en las mejores condiciones con su dueña. Nos dio té y chocolate. La dueña nos hizo muy buenas tostadas y sonrió cuando la felicitó por su té. Teníamos un bonito mantel blanco. Solo había dos sillas en la habitación, así que Francis se sentó en la cama. Estaba muy alegre, dijo que no había posibilidad de llegar a París. Esperamos que vaya para Navidad. No creía que se iban a quedar mucho tiempo en Aulnay. No tenía idea de a dónde irían. Está muy contento de llegar al frente y ver algo de la lucha. Fue agradable volver a verlo. Se veía bien, pero mayor y más grave. Nos fuimos por ahí. Las calles del pequeño lugar estaban llenas de soldados que habían logrado salir al regimiento y sus esposas…".

El cuartel general alemán es retirado de Roulers.

Los austriacos son completamente derrotados al sur de Belgrado. El VI Ejército austro-húngaro retrocede a través del río Kolubara, después de haber sido destrozado en los combates de los últimos cinco días. Muchos de sus batallones se han reducido a doscientos hombres, las columnas de suministros han sido destruidas por unidades serbias que se han abierto paso, y algunas unidades ahora se han quedado completamente sin municiones.

El general Potiorek al advertir que el VI Ejército ya no es efectivo para el combate, se convence de que no podrá mantener la línea Kolubara.

La Flotilla austríaca del Danubio se traslada a Pancsova para apoyar desde allí el avance de las tropas a lo largo del Danubio. Previamente realiza una serie de combates favorables en Grocka.

El rey de Montenegro, Nicolás I, hace saber que ha perdido la mitad de su ejército.

Nikola Pasik se reserva el cargo de ministro de Guerra.

Nikola Pasic pronuncia un discurso ante la Cámara de Diputados de Serbia (Skuptschina):"…El Gobierno que tiene el honor de comparecer ante ustedes ha sido constituido con el propósito de manifestar al final de esta gran crisis la unión de las voluntades, las fuerzas y las intenciones de todos los partidos políticos de nuestro país. Este Gobierno está convencido de la confianza de la Skuptschina, ya que pone todas sus fuerzas al servicio de la gran causa de la nación servia y de la familia serbocroata-eslovena. El Gobierno considera que su primer deber es postrarse ante los heroicos sacrificios realizados voluntariamente en el altar de la patria. El Gobierno envía a todo el ejército y a todos los militares, desde comandantes hasta simples soldados, la expresión de su confianza, su admiración y su gratitud por sus esfuerzos y sus sacrificios a la patria común. Nuestro pequeño y joven ejército, conservando la buena reputación que había adquirido en los últimos años, se ha puesto dignamente del lado de los ejércitos gloriosos y veteranos de nuestros grandes aliados, que luchan junto con nosotros por la causa de la justicia y la libertad. No hay duda de que al final de estos dolorosos días de guerra, nuestra histórica nación será reconocida y apreciada. El Gobierno está convencido de que todo el pueblo servio estará unido hasta el final de esta guerra sagrada, para defender sus hogares y su libertad; que su único deber es asegurar un ejército proporcionado a esta gran guerra, que desde el principio ha sido una lucha por la emancipación y la unión de todos nuestros hermanos serbo-croato-eslovacos, que ahora sufren bajo el dominio extranjero. El brillante éxito que coronará esta guerra compensará en gran medida los grandes sacrificios de la generación servia actual. En esta lucha, el pueblo servio no tiene que elegir, porque en una cuestión de vida o muerte no hay elección. Este pueblo se ve obligado a luchar y cumplirá su deber con la misma energía inquebrantable de hace un siglo para la redención de la tumba de Kossovo. El Gobierno intentará representar fielmente esta decisión nacional y, fiel a sus poderosos y heroicos aliados, esperará con confianza la hora de la victoria. El Gobierno, consciente de los dolores y las dificultades sufridas por el ejército y en gran parte por la nación, hará todo lo que la fuerza humana pueda hacer para mejorar la situación actual e intentará enérgicamente todas las medidas para restablecer el ejército y mejorar las instalaciones sanitarias...En concierto con ustedes, caballeros, el Gobierno tomará todas las medidas necesarias para ayudar a la población a recuperarse después de la guerra. Ahora, mientras el enemigo aún está a las puertas de nuestro país, el Gobierno grita: ¡Adelante, con la ayuda de Dios, contra el enemigo! ¡Adelante en la lucha contra el enemigo!…".

Varios ataques del IV Ejército austrohúngaro contra el 3º Ejército ruso no logran ninguna ganancia significativa, mientras que la situación en el flanco sur del grupo de Roth alrededor de Limanowa empeora. Además del avance del 8º Cuerpo ruso, el 14 Cuerpo ruso está a solo dos días de marcha.

Conrad insta al comandante del III Ejército austro-húngaro a acelerar sus ataques, y este último decide que, dado que no tiene la fuerza suficiente para atacar Bartfeld y avanzar hacia Neusandez, la última operación debería tener prioridad. Dos batallones de división y otras fuerzas que se habían reunido para atacar Bartfeld se colocan bajo el mando del general Vitéz barón Sándor Szurmay de Uzsok y se le ordena moverse hacia el noroeste contra Neusandez.

En el norte de Hungía los austríacos toman Bartfa.

Contraataque austriaco en Cracovia, en la periferia de la ciudad. Los rusos retroceden hacia el río Niditza y el río Donayetz.

Desde Viena se informa oficialmente:"...La lucha en el oeste de Galicia se está intensificando. Atacando ahora también desde el oeste, nuestras tropas persiguieron al enemigo fuera de su posición de Dobezyce-Wieliczka. El ataque propio continúa. El número de prisioneros aún no puede informarse por alto; hasta ahora, más de 5,000, incluidos 27 oficiales, han sido deportados. En Polonia, los ataques renovados de los rusos en la zona suroeste de Piotrkow fueron rechazados por nuestras tropas en todas partes. Nada significativo ha sucedido en los Cárpatos…".

El gobierno austro-húngaro informa:"..."La información rusa de que hemos utilizado las torres de las iglesias de Cracovia para fines militares es completamente falsa. Lo absurdo de esta información se desprende del solo hecho de que en las inmediaciones de Cracovia existen algunos puntos muchísimo más a propósito para tal objeto. El mismo valor de veracidad hay que conceder a las pretendidas declaraciones del arzobispo de Przemysl relativas a la inminente rendición de la plaza. Aparte de que a nadie le sería posible recibir a corresponsales enemigos dentro de la plaza sitiada, conviene advertir que en Przemysl nunca hubo arzobispo…".

En el Noroeste del frente oriental, el VIII Ejército alemán participa en intensos combates cerca Augustovo.

El Gran Cuartel alemán informa:"...En el frente de Flandes, las condiciones del suelo, que se habían deteriorado debido a los últimos aguaceros, están causando grandes dificultades para los movimientos de tropas. Hicimos algunos progresos menores al norte de Arras. El hospital de guerra en Lille se incendió ayer. Probablemente haya sido incendio provocado. No hay pérdidas en vidas humanas. La afirmación francesa de que se están haciendo progresos en el bosque de Argonne no es cierta. No ha habido ningún ataque francés allí durante mucho tiempo. En contraste, estamos ganando terreno lentamente. En Malancourt, al este de Varennes, se tomó una base francesa anteayer. La mayoría de la tropa murió. El resto, algunos oficiales y unos 150 hombres, fueron capturados. Un ataque francés contra nuestras posiciones al norte de Nancy fue rechazado ayer. En el este no hay noticias especiales de la frontera de Prusia Oriental. En el norte de Polonia, las tropas alemanas siguieron inmediatamente a los enemigos, que retrocedieron rápidamente al este y sureste de Lodz. Además de las pérdidas sangrientas inusualmente pesadas reportadas ayer, los rusos han perdido alrededor de 5.000 prisioneros, 16 armas y vagones de municiones. No pasó nada especial en el sur de Polonia…".

Desde Berlín se informa:"...S. M. el Emperador tuvo que posponer por unos días su partida prevista al frente debido a una enfermedad febril de catarro bronquial. Pero ayer y hoy pudo recibir en conferencia al jefe del Estado Mayor del Ejército para tratar la situación de la guerra…".

El industrial y político alemán Gustav Stresemann, en representación de la industria alemana, se reúne con el canciller germano para conversar sobre las necesidades provocadas por la guerra.

El comandante del Frente del Noroeste, el general Ruzskiy, informa al Stavka que su comando padece alguna falta de suministros.

Desde San Petersburgo se informa oficialmente:”…Los alemanes ocupan una parte de la provincia de Kielce…”.

Desde San Petersburgo se informa oficialmente:”…Dos trenes que transportaban piroxilina y municiones chocaron. Algunos trenes militares que allí se encontraban fueron literalmente pulverizados, no quedando un solo superviviente…”.

Los viajes del zar no tienen otro objetivo que el de mostrarse, inspeccionar las tropas e instalaciones y entregar medallas.

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe en su diario:"…Se me informa por diversos conductos que los proyectiles y fusiles comienzan a faltar en el Ejército ruso. Voy a ver al general Sukhomlinov, ministro de Guerra, para obtener de él algunas precisiones al respecto. Me recibe de la manera más amable. Entre sus párpados pesados se insinúa un guiño sonriente que crispa las pequeñas arrugas de sus sienes…Toda su persona revela el cansacio físico y el disimulo. Lo interrogo minuciosamente. No cesa de repetirme:"No tenga inquietud alguna; lo he previsto todo". Y expone ante mí, las cifras más tranquilizadoras…Mientras me despido, me envuelve en una mirada solapada, que jamás olvidaré…".

Enver Pasha llega a Trabzon y se dirige junto con el coronel Bronsart von Schellendorf y el comandante Feldmann al cuartel del III Ejército en Erzurum.

En Sudáfrica, los jefes rebeldes Wessel Wessels, Serfontein y Van Coller se rinden incondicionalmente al general Botha con unos 1.200 hombres en Tiger River. Esto más la muerte de Beyers, es considerado el final de la rebelión.

El teniente general William Birdwood asume el mando de las unidades de Australia y Nueva Zelanda en Egipto. Birdwood adopta el término "ANZAC" primero, como una dirección de código telegráfico para su cuerpo del Ejército; luego, aquellos que sirven en el cuerpo se llaman ANZAC por primera vez.

En la Mesopotamia termina la batalla de Qurna. Victoria británica sobre los turcos.

En Tripolitania el representante del sultán en Trípoli declara la guerra santa.

El general de brigada Gorges, después de una dura lucha, captura material rodante en Camerún, que los alemanes habían trasladado con ellos en su retirada.

Batalla de las Malvinas. La escuadra del almirante von Spee es destruida. Los buques alemanes Scharnhorst, Gneisenau, Leipzig y Nuremberg son hundidos. El almirante von Spee se hunde con el navío insignia –Scharnhorst-. Escapa el Dresden.

A las 7.30 de la mañana, un observador ve el acercamiento de la escuadra del conde von Spee. Va a atacar Port Stanley. Spee cree que asaltando Port Stanley va a desmoralizar a los británicos. A medida que avanzan el Gneisenau y Nüremberg avistan los barcos británicos en el puerto. El Canopus –oculto- abre fuego, alcanzando a una chimenea del Gneisenau. Spee ordena a los dos barcos retirarse a toda velocidad. Mientras tanto el Invencible y otros barcos en la flotilla del Sturdee están cargando carbón, sin embargo Spee no toma ventaja de esta vulnerabilidad. Al acercarse los barcos británicos a Spee, el conde divide su escuadrón en dos y maniobra durante un tiempo con éxito. Los disparos alemanes son exactos pero poco consiguen sobre los cruceros británicos. Ahora, desde una distancia más cercana, el bombardeo británico encuentra su objetivo: el buque insignia de Spee –Scharnhorst-. El almirante Spee envía un mensaje final al capitán Maerker, que se había opuesto a la incursión en las Islas Malvinas, a bordo de Gneisenau ”tenía Ud. razón después de todo”. El Scharnhost se hunde con toda su tripulación. El Invincible y el Inflexible vuelven sus armas contra el Gneisenau. Después de tremendos golpes, se va a pique alrededor de las 6:00 pm. Algunos barcos británicos rescatan doscientos sobrevivientes, incluyendo al comandante Hans Pochhammer . En otros lugares, el Kent destruye al Nüremberg, mientras que el Glasgow y el Cornwall hunden el Leipzig; el Dresde escapa. La Batalla de las Malvinas, con un costo de cuatro naves y dos mil doscientos muertos, es un desastre para Alemania y un golpe al orgullo y moral nacional. También significa que los océanos son liberados para el libre comercio y el transporte de la tropa aliada, y que los buques de Sturdee pueden reincorporarse a la Gran Flota.

Se empieza a construir Gran Bretaña el submarino G9.

Italia refuerza su colonia de Libia enviando ocho batallones de infantería.

En el discurso anual al Congreso de los Estados Unidos, el presidente Woodrow Wilson afirma:"...Una armada poderosa que siempre hemos considerado como nuestro medio de defensa adecuado y natural; y siempre ha sido sobre la defensa en lo que hemos pensado, nunca de agresión o conquista. Pero, ¿quién nos dirá ahora qué tipo de armada construir? Tomaremos el ser fuertes en los mares, en el futuro como en el pasado; y no se pensará que esto es una ofensa o provocación. Nuestros barcos son nuestros baluartes naturales. ¿Cuándo nos dirán los expertos qué tipo de barcos debemos construir? ¿Cuándo tendrán razón durante diez años seguidos si la eficiencia relativa de las embarcaciones de diferentes tipos y usos continúa cambiando, como lo hemos visto cambiar bajo nuestros propios ojos los últimos meses ?.

Charles W. Eliot, presidente emérito de Harvard, le escribe una carta al banquero y filántropo americano, nacido en Alemania, Jacob Schiff:"…En su carta del 5 de diciembre me dice cuál es la diferencia entre usted y yo con respecto al resultado de la guerra: estoy mucho más esperanzado de que el mundo está saliendo bien de ella que Ud..Ya que usted no espera obtener ningún bien de ella, quiere detenerla tan pronto como sea posible. Usted espera con ansias una guerra futura, de vez en cuando, entre las naciones de Europa y el mantenimiento de armamentos competitivos. Usted piensa que la lujuria del dominio debe seguir siendo sentida y gratificada, ahora por una nación y después por otra; que Gran Bretaña puede satisfacerla ahora, pero que Rusia la dominará poco a poco. No estoy dispuesto a aceptar estas condiciones para Europa o para el mundo, sin instar a las naciones más libres a hacer esfuerzos extraordinarios para alcanzar una mejor solución del problema internacional europeo que, sin resolver, ha llevado a este horrible abismo de guerra general. Acabo de terminar otra carta a The New York Times, que probablemente estará impresa para cuando regrese a Nueva York, por lo que no le molestaré con ninguna exposición de los motivos de mi esperanza. Es porque tengo la esperanza de que quiero ver esta guerra librada hasta que Alemania esté persuadida de que no puede dominar Europa o, de hecho, prevalecer en cualquier lugar por la fuerza de las armas. Cuando se haya efectuado ese cambio de opinión, espero que Alemania se convierta en miembro de una federación lo suficientemente fuerte y poderosa como para evitar que una sola nación apunte al imperio mundial, o incluso se abalance sobre un vecino más pequeño. Hay otro punto en el que parezco diferir de usted: no creo que ninguna nación tenga ahora, o pueda tener en el futuro, el liderazgo del mundo. Mientras que espera la existencia de dicho liderazgo o dominación en el manos de un solo gran poder. ¿No hay muchas señales, tanto en Oriente como en Occidente, de que ha pasado el tiempo del imperio mundial?…".

Charles W. Eliot, presidente emérito de Harvard, envía una carta al The New York Times:"...Un camino esperanzador hacia una paz duradera...La gran guerra ya ha durado lo suficiente como para permitir que la humanidad forme puntos de vista aproximadamente correctos sobre su vasta extensión y escala de operaciones, su repentina interferencia con el comercio y todas las demás relaciones internacionales útiles, su destrucción sin precedentes de la felicidad y la continuidad familiar, su eliminación a medida que avanza, de los ahorros acumulados de muchas generaciones anteriores en estructuras, objetos de arte y capital industrial, y las enormes cargas que probablemente impondrá en la Europa del siglo XX. Desde todos estos puntos de vista, es evidentemente la calamidad más horrible que jamás haya sucedido a la raza humana y la prueba más crucial a la que la civilización ha estado expuesta. Es, y debe ser, la gigantesca lucha de estos tiempos entre las fuerzas que hacen la libertad y la justicia y las que hacen la sujeción del hombre individual, la exaltación del Estado y la entronización de la fuerza física dirigida por un despiadada voluntad colectiva. Amenaza con una traición radical de las mejores esperanzas de la humanidad. Cada una de las naciones involucradas, horrorizadas por la inmensidad del desastre, sostiene que no es responsable de la guerra; y cada gobierno ha emitido una declaración para demostrar que algún otro gobierno es responsable del brote. Esta discusión, sin embargo, se relaciona casi por completo con acciones de monarcas y gabinetes entre el 23 de julio y el 4 de agosto, un breve período de mensajes apresurados entre las Cancillerías de Europa, acciones que solo prueban que los monarcas y ministros de Asuntos Exteriores no pudieron, o al menos no impidieron que estallara la guerra general preparada durante mucho tiempo. El asesinato del archiduque y la duquesa de Hohenberg el 28 de junio no fue, en ningún sentido, una causa de la guerra, excepto porque fue una de las consecuencias de las persistentes agresiones de Austria-Hungría contra sus vecinos del sudeste. Tampoco fue la movilización rusa en cuatro distritos militares el 29 de julio una causa de la guerra; porque eso fue solo una manifestación externa del estado de ánimo ruso hacia los pueblos de los Balcanes, un estado de ánimo bien conocido por todos...desde el Tratado de Berlín en 1878. La invasión de Bélgica por parte del ejército alemán en agosto ya no era más una verdadera causa de la guerra, o incluso la causa, a diferencia de la ocasión de que Gran Bretaña se involucre en ella. Con esa acción, Alemania solo estaba dando el primer paso para llevar a cabo un propósito largamente deseado y ejecutar un plan juicioso de campaña preparado con muchos años de anticipación. El pánico artificial en Alemania sobre su posición expuesta entre dos enemigos poderosos, Francia y Rusia, no fue una causa genuina de la guerra; porque el Estado Mayor sabía que habían aplastado a Francia una vez, y confiaban en poder hacerlo nuevamente en un mes. En cuanto a Rusia, era, en su opinión, una gran nación, pero muy torpe y aburrida en la guerra. Las causas reales de la guerra tienen muchos años de existencia; y todas las naciones ahora involucradas en la terrible catástrofe han contribuido al desarrollo de una o más de estas causas efectivas. Las causas fundamentales son: (1) El mantenimiento de gobiernos monárquicos, cada uno sancionado y respaldado por la religión nacional, y cada uno provisto de un gabinete seleccionado por el monarca, gobiernos que pueden hacer la guerra sin ninguna consulta previa de los pueblos a través de sus representantes electos; (2) el mantenimiento constante de los ejércitos reclutas, a través del cual toda la población masculina sin discapacidad se capacita en la juventud para el servicio en el ejército o la marina, y permanece sujeta a la llamada instantánea del Gobierno hasta el final de la vida, el oficio de estos ejércitos permanentes que implican la creación de una gran clase militar que probablemente se haga poderosa en la administración política, industrial y social; (3) la creación de una burocracia fuerte y permanente dentro de cada nación para la gestión de los asuntos exteriores e internos, gran parte de cuyo trabajo se mantiene en secreto del público en general; y, finalmente, (4) el uso habitual de las fuerzas militares y navales para adquirir nuevos territorios, contiguos o separados, sin tener en cuenta los deseos de las personas anexadas o controladas. Esta última causa de la guerra es la más potente de las cuatro, ya que es fuerte en sí misma y puede incluir una o más de las otras tres. Es la satisfacción del deseo desordenado por el imperio mundial. De todas las naciones que participan en la guerra actual, Gran Bretaña es la única que no mantiene un ejército de reclutas; pero, por otro lado, Gran Bretaña es el primer demandante moderno del imperio mundial por la fuerza, con la única excepción de España, que hace mucho tiempo abandonó esa búsqueda. Cada una de estas naciones, excepto la pequeña Servia, ha cedido a la codicia por el imperio. Todos han permitido que su monarca o su gabinete lleven a cabo negociaciones secretas que pueden en cualquier momento comprometer a la nación en la guerra o no mantener la paz de Europa o del Cercano Oriente. En los atestados eventos diplomáticos del pasado julio, ningún fenómeno es más llamativo que la exhibición del poder que el pueblo británico confía a las manos de su Secretario de Relaciones Exteriores. En interés de la libertad pública y el bienestar público, ningún funcionario debería poseer los poderes que sir Edward Gray usó admirablemente, aunque en vano, en julio pasado. En los tres imperios involucrados en la guerra, ha existido durante mucho tiempo una gran casta militar que ejerce una fuerte influencia en el Gobierno y sus políticas, y en la vida cotidiana de la gente. Siendo estas las verdaderas causas de la terrible convulsión que está ocurriendo en Europa, no se puede cuestionar que la nación en la que estas causas complejas han tenido un efecto más fuerte y completo durante los últimos cincuenta años es Alemania. Su forma de gobierno ha sido imperialista y autocrática en el más alto grado. Ha desarrollado con gran inteligencia y perseverancia el ejército de reclutas más formidable del mundo y la casta militar más influyente e insolente. Tres veces desde 1864 ha emprendido la guerra en Europa, y cada vez ha sumado a su territorio sin tener en cuenta los deseos de la población anexa. Durante veinticinco años ha mostrado un gran deseo de obtener posesiones coloniales; y desde 1896 ha sido agresiva en este campo. En sus escuelas y universidades, a los niños y jóvenes se les ha enseñado durante generaciones que Alemania está rodeada de pueblos hostiles, que su expansión en Europa y en otros continentes es resistida por poderes celosos que comenzaron antes en la carrera por las posesiones extranjeras, y que la salvación de Alemania ha dependido desde el principio, y dependerá hasta el final, de la eficacia de su ejército y armada y del espíritu guerrero de su pueblo. Esta instrucción, impartida año tras año por maestros, publicistas y gobernantes, fue generalmente aceptada por primera vez en Prusia, pero ahora parece ser aceptada por todo el imperio desde 1871. La atención del mundo civilizado fue llamada por primera vez por este estado de la mente y voluntad alemanas con las políticas triunfantes de Bismarck; pero durante el reinado del actual Emperador, la agresividad externa de Alemania y su pasión por el imperio mundial han crecido en proporciones mucho más formidables. Aunque el emperador alemán a veces ha desempeñado el papel de pacificador, habitualmente ha actuado como el señor de la guerra tanto en el discurso como en la conducta, y ha apoyado a la casta militar cada vez que ha sido atacada. Es por herencia, convicción y práctica un soberano de derecho divino cuyo trono descansa en un ejército "invencible", un ejército amalgamado con la nación. En la tremenda lucha actual, lleva a sus súbditos con él en un torrente apresurado de sacrificado patriotismo. El fanatismo de masas y el entusiasmo infeccioso parecen haber privado a la clase líder en Alemania, por el momento, de todo poder para ver, razonar y juzgar correctamente, no es un fenómeno nuevo en el mundo, pero es instructivo en este caso porque señala un defecto grave en la educación alemana: la falta de libertad y, por lo tanto, de la práctica del autocontrol. Sin embargo, el alemán educado del siglo XX no se entrega por completo al engrandecimiento material y físico y al culto al poder. Él aprecia una concepción en parte nueva del Estado como una entidad colectiva cuya función es desarrollar y multiplicar, no el hombre y la mujer individuales libres, sanos y felices, sino tipos de humanidad más elevados y más efectivos, hechos superiores por una disciplina extenuante que tiene mucho en cuenta a los fuertes y ambiciosos, y poco a los débiles o mansos. Rechaza la ética de las Bienaventuranzas como poco sólida, pero acepta la religión del valor, que exalta la fuerza, el coraje, la resistencia y el sacrificio del individuo de la libertad, la felicidad y la vida misma por el honor y la grandeza de Alemania. Una nación de 60.000.000 que sostiene estos puntos de vista filosóficos y religiosos, y propone actuar sobre ellos para ganar por la fuerza el imperio del mundo, amenaza a la civilización con irrupciones más formidables de un anfitrión destructor que cualquiera que haya registrado la historia. La avalancha del ejército alemán en Bélgica, Francia y Rusia y sus consecuencias en esas tierras han enseñado al resto de Europa a temer el dominio alemán y, es de esperar, hacerlo imposible. La verdadera causa de la convulsión actual es, entonces, el estado mental o el genio de Alemania, incluida su concepción de la grandeza nacional, su teoría del Estado y su uso inteligente y hábil de todas las fuerzas de la ciencia aplicada del siglo XIX para propósitos destructivos de la guerra. Es, por lo tanto, evidente que Europa puede escapar de la dominación de Alemania solo derrotándola en sus compromisos actuales; y que esta derrota solo se puede lograr usando contra ella las mismas agencias efectivas de destrucción y el mismo espíritu marcial en el que se basa Alemania. Horribles como son los efectos asesinos y devastadores de esta guerra, no puede haber paz duradera hasta que Europa en su conjunto esté lista para tomar algunas decisiones serias y de gran alcance con respecto a las estructuras y poderes gubernamentales. Con toda probabilidad, los sufrimientos y las pérdidas de esta guerra generalizada irán más allá pero podrán reducirse aún antes de que Europa pueda tomar decisiones que por sí solas puedan dar valores para una paz duradera contra Alemania por un lado y Rusia por el otro, o para cualquiera de estos naciones, o puede dar seguridad para el futuro a cualquiera de las naciones más pequeñas de Europa continental. De hecho, no puede haber seguridad para la paz futura en Europa hasta que todas las naciones europeas reconozcan el hecho de que no habrá tal cosa en el mundo como una nación dominante, ni el imperio mundial para una sola nación: Gran Bretaña, Alemania, Rusia, Japón o China. No puede haber sensación de seguridad contra una invasión repentina en Europa, siempre y cuando todos los hombres aptos estén capacitados para ser soldados y los mejores ejércitos posibles estén constantemente listos para su uso inmediato. No puede haber paz segura en Europa hasta que se establezca una federación de los Estados europeos, capaz de hacer contratos públicos destinados a ser mantenidos, y respaldada por una fuerza internacional abrumadora sujeta a las órdenes de un tribunal internacional. La convulsión actual demuestra la impotencia hacia la paz permanente de negociaciones secretas, de acuerdos inéditos, de tratados y convenios que pueden romperse por razones militares, de derecho internacional si no hay sanciones, de deseos piadosos, de predicciones económicas y biológicas, y de opinión pública, a menos que se exprese a través de un acuerdo internacional firme, detrás del cual se encuentra una fuerza internacional. Cuando esa fuerza internacional se haya establecido firmemente, será hora de considerar qué reducciones proporcionales en los armamentos nacionales se pueden recomendar con prudencia. Hasta que amanezca ese glorioso día, ningún patriota y ningún amante de su clase pueden defender sabiamente la paz en Europa o cualquier reducción de armamentos. Es un hecho alentador que cada uno de los cambios políticos o gubernamentales necesarios ya esté ilustrado en la práctica de una o más de las naciones civilizadas. Exagerar los cambios necesarios es posponer o evitar un resultado satisfactorio contra las destrucciones y errores actuales y el caos moral y religioso que lo acompaña…El deber inmediato de los Estados Unidos es, presumiblemente, prepararse sobre la base de su actual ejército y armada, para proporcionar una cuota efectiva a la fuerza internacional, sirviente de un tribunal internacional, que hará que la cuestión final de esta guerra sea, no una tregua abominable, sino una paz duradera. Mientras tanto, los pueblos estadounidenses lloran con una sola voz al pueblo alemán, como Ezequiel a la Casa de Israel: "Volveos, apartaos de tus malos caminos, porque ¿por qué morirás?"…".

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51079
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 97 veces
Agradecimiento recibido: 54 veces

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por Lutzow »

estebanj escribió:
07 May 2020 04:19
Mientras tanto el Invencible y otros barcos en la flotilla del Sturdee están cargando carbón, sin embargo Spee no toma ventaja de esta vulnerabilidad
Aquí se nota que estás utilizando fuentes británicas antiguas, que venden la moto de Spee huyendo al saber que había cruceros de batalla en Port Stanley, seguramente aún escocidos por lo ocurrido en Coronel... Como narro en mi libro sobre ambas batallas, en realidad Spee no fue consciente de qué clase de buques eran sus perseguidores hasta que comprobó a la velocidad con que se le echaban encima, el propio Pochhammer lo deja claro; de haberlo sabido, seguramente hubiese actuado de otro modo...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

Hola Lutzow.

Jajajaja. Implacable. Prometo hacer las revisiones pertinentes, y muchas gracias por tu atención a mi humilde trabajo!!

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51079
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 97 veces
Agradecimiento recibido: 54 veces

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por Lutzow »

De humilde nada Esteban, siguiendo el juego de palabras, un trabajo impecable.., :dpm:

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

Muchas gracias!!

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

9 de diciembre de 1.914.

Los alemanes avanzan ligeramente en la zona de Ypres.

En Amberes los alemanes prohíben que se saquen fotos de la ruinas de la guerra. Deberá solicitarse un permiso especial.

El gobierno francés informa desde Burdeos a las tres de la tarde:”…"Desde el mar hasta el Lys, combates de artillería todo el día 8. En la región de Arras, y más al sur, nada que señalar. Todas las posiciones tomadas por nosotros en estas últimas jornadas han sido organizadas y fortificadas. En la región del Aisne se han librado combates de artillería, en los que hemos logrado algunas ventajas. En Argonne, la actividad de nuestra artillería y de nuestra Infantería nos han valido ventajas muy apreciables. Algunas trincheras alemanas han sido tomadas, y hemos progresado en todo el frente, salvo en un punto único, en el que el enemigo ha hecho saltar con una mina una de nuestras trincheras. Sobre los altos del Mosa, nuestra artillería ha llegado a dominar completamente la del enemigo en aquella región, lo mismo que en Argonne, donde también hemos progresado en todo el frente, tomando algunas trincheras al enemigo. También hemos adelantado en el bosque de Le Pretre. En Los Vosgos hemos rechazado algunos ataques al noroeste de Senovus. En el resto del sector de los Vosgos, el enemigo no ha realizado ningún intento de ataque serio contra las posiciones que les hemos quitado la semana pasada…”.

El gobierno francés informa desde Burdeos a las 11 de la noche:”…No hay más incidentes que señalar que un avance de nuestras tropas ante Parvillers y un ataque alemán sobre Tracy-le-Val, rechazado…”.

Sir Edward Grey, secretario de estado de Asuntos Exteriores británico, le envía un telegrama a sir Francis Bertie, en Burdeos, para que informe al Gobierno francés:"... La situación militar apunta a la conveniencia de tomar medidas en breve para evitar que los alemanes retiren a sus mejores tropas de la primera línea del teatro occidental para su empleo contra Rusia y las reemplacen por tropas de segunda clase. Dado que se puede decidir algún movimiento hacia adelante para lograr este objetivo, deseo señalar a la seria atención del Gobierno francés la muy firme opinión sostenida por el Gobierno de Su Majestad de que las tropas británicas deberían colocarse en la línea para avanzar a lo largo de la costa en cooperación inmediata con nuestra flota, y eso nos permite, si fuera necesario, desembarcar más fuerzas en cualquier momento crítico durante la operación. Para obtener este resultado, sería necesario un ligero cambio en la posición actual de las fuerzas de sir John French en la línea. Las tropas británicas tendrían que ser movidas a la izquierda de la línea aliada, siendo reemplazadas en su posición actual por las tropas francesas que ahora están a la izquierda. De este modo, volverían a tomar la posición en la línea que tenían después de mudarse de Soissons. Quisiera señalar al Gobierno francés que el pueblo de este país se da cuenta de que Alemania ocupa actualmente las posiciones costeras belgas como una amenaza para Gran Bretaña. Por lo tanto, considerarían cualquier pérdida ocasionada por una ofensiva activa tomada por nuestras tropas contra estas posiciones costeras como totalmente justificadas, la opinión pública británica incluso exigirá que se elimine la amenaza, ya que los fuertes en la costa de Bélgica se están preparando como una base de operaciones por mar y aire especialmente contra Gran Bretaña, y esto puede, con el tiempo, obstaculizar el transporte seguro de nuevas tropas de Inglaterra a Francia. Además, estamos seguros de que nuestra cooperación con cualquier esfuerzo francés previsto para expulsar a los alemanes de sus posiciones actuales se volvería mucho más eficaz y conduciría a resultados más decisivos y de mayor alcance, si este paso preliminar en la redistribución de las tropas ahora fuera tomado y nuestras tropas posteriormente utilizadas de la manera indicada. El Gobierno de Su Majestad considera que es urgente e importante que se dé este paso, y debe pedirle al Gobierno francés que lo acepte y que acuerde con el General Joffre para llevarlo a cabo...".

Joffré considera la maniobra propuesta por los británicos como un "movimiento excéntrico".

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"...Nos levantamos a la mañana siguiente más tarde de lo habitual, y esto predijo que íbamos a las trincheras esa noche. Todo el Batallón fue a los baños, y para usar la expresión de un soldado: "Eso hizo". Permítanme explicar, y al mismo tiempo disculparme por mencionar un asunto que es muy desagradable, pero sin embargo bastante cierto, y una característica importante de las molestias que uno tiene que padecer en el frente...Después de la cena, los señalizadores tenían mucho que hacer, ya que nos dirigíamos a las trincheras esa noche, y cuando terminé mi deber de ciclismo, el Batallón se había ido... hice preguntas sobre la dirección tomada y logré, en mi bicicleta, alcanzar a mi Compañía a media milla detrás de la línea de fuego. Me dijeron que tenía que regresar, encontrar la estación de preparación (puesto de primeros auxilios), dejar mi bicicleta allí y volver a las trincheras con los camilleros, que conocían el camino. Al llegar a la estación de preparación, se me indicó dónde colocar mi bicicleta, pero los camilleros se habían ido y me quedé varado. Por cable me informaron que, debido...a la escasez de hombres, debía bajar esa noche. Mis instrucciones fueron las siguientes:"Siga recto hasta llegar a una barrera de dos carros, y 50 yardas más allá de la barrera hay una abertura en el seto que conduce a un campo. Al ir en ángulo recto con la carretera, ubicará una granja, y luego pregunta de nuevo ". Eran alrededor de las 8 p.m., y partí con el equipo completo, 250 rondas de municiones (que pesan mucho), rifle, manta (envuelta en mi sábana impermeable) colgada de mi espalda y abrigo, porque estaba lloviendo...Había una ligera neblina y estaba completamente oscuro, excepto que de vez en cuando una bengala brillaba tenuemente a través de la niebla, desaparecía y hacía que la oscuridad fuera aún más intensa. Seguí por el camino pasando Chappelle d'Armentieres, y tropecé con la barrera, por lo que sabía que estaba en el camino correcto. Las balas volaban y, estando solo, no me sentía muy cómodo. Tenía mucho calor, así que me detuve detrás de los carros para descansar, tiempo durante el cual la infantería ligera de Durham, a la que relevamos, vino de las trincheras, y uno o dos rezagados me dijeron que habían disparado a uno de nuestros oficiales...unos segundos después llegó en camilla. Esto no me hizo sentir más cómodo, y comencé a desear tener un compañero. Me recuperé y seguí adelante hasta que encontré la abertura que me habían dicho y entré. Mis primeros pasos me llevaron hasta a tener el lodo hasta las rodillas... No me atreví a salir de los caminos trillados...Después de una distancia que parecía terriblemente larga y dura (por cada vez que escuché un disparo de rifle, "me agaché", lo que hizo que mi mochila y mi manta cambiaran a la posición más incómoda) a través de la niebla, vi la granja. Me refugié detrás de una pared que tenía una buena cantidad de agujeros de bomba, y luego escuché unos ruidos muy extraños procedentes del otro lado. Después de unos segundos se detuvo: ¿fue alguien que sufría el dolor de estar herido?. Y nuevamente comenzó, así que di la vuelta para investigar y, con alegría, encontré a un soldado que llenaba una jarra de ron con agua de una bomba muy vieja y oxidada. Pregunté el camino a la parte de las trincheras que estaban siendo ocupadas por los Westminsters de la Reina. Su respuesta al efecto fue que nunca había oído hablar de ellos...Le dije que estábamos relevando a la infantería ligera de Durham, y él me indicó que siguiera al lado de una trinchera de comunicación, que estaba llena de agua y no permitía que nadie la usara, durante quinientos metros; y luego llegaría a mi destino. Debí haber recorrido casi un kilómetro antes de llegar a la conclusión de que algo andaba mal, y me desesperé. El "zumbido" de las balas me indicó que iba en paralelo con las trincheras, así que me puse en ángulo recto a través de un campo, esperando encontrarme con alguien. No había recorrido más de 50 yardas cuando vi una luz. Mi corazón latía rápidamente, ¿dónde estaba? ¿Eran estas las trincheras británicas o alemanas? Me acosté en el barro y escuché, y escuché un lenguaje que tal vez en momentos normales podría hacerme sonrojar, pero ahora era como el sonido de una dulce música. Me acerqué a hacer comentarios...en voz muy baja porque no sabía dónde estaban los germanos y estaba "algo ventoso". No oyeron mi comentario, porque estaba fuera de la trinchera y sin duda hablé en voz baja para ser escuchado. Me acerqué y puse un pie dentro de la trinchera cuando una voz áspera gritó "¿quién demonios eres?" Le expliqué que estaba en los Rifles de Westminster de la Reina, pero eso no pareció satisfacerlo, ya que nunca había escuchado el nombre de nuestro regimiento. Después de explicaciones y una conversación con un oficial que me dio un poco de ron, me informaron que tendría que caminar un kilómetro a la izquierda, y, como las trincheras en algunas partes estaban llenas de agua, mejor salir y caminar por la cima. Una vez dentro de las trincheras, no me gustó la idea de volver a subir...Me dijeron que los alemanes estaban a unas cuatrocientas o quinientas yardas por delante. Salí y crucé algunos campos...varias veces pregunté si iba en la dirección correcta, cuando por fin me encontré con mi Batallón alrededor de las 10.30 p.m...soltando un suspiro de alivio. Me quedaba la ultima parte de la trinchera, y estaba muy mal construida, el fondo estaba por debajo del nivel del resto, el resultado fue aproximadamente tres pulgadas de lodo y agua. En ese momento no conocía la manera de construir un buen "dug-out", de lo contrario podría haber construido otra, aunque el suelo estaba muy húmedo y no había madera disponible entonces, como lo hay ahora para tales propósitos, podría no haber tenido un gran éxito. Sin embargo, puse mi capa impermeable en el suelo y agradecí quitarme la mochila, las mantas y el equipo. Tan pronto como hice esto, me dijeron que... tenía que salir de las trincheras dos veces más a la granja y traer un saco de carbón y una lata de té. En ese momento estaba mojado hasta la piel y era cerca de la medianoche, y pensé que podría descansar un poco, pero me engañaron porque, a mi regreso, tenía dos horas de guardia que hacer. A la 1.30 de la mañana, me eligieron para formar una cuadrilla para relevar a otros que estaban excavando trincheras en el frente. Se estaba haciendo una nueva zanja ya que la nuestra en algunos lugares tenía 6 pies de agua. Entonces, tan pronto como terminé mi guardia, alrededor de las 2.00 a.m. caminé aproximadamente 50 yardas frente a nuestra línea bajo la lluvia y la niebla para ayudar a hacer una nueva zanja. Había cavado un poco en Inglaterra, lo que permitió un descanso ocasional, pero cavar bajo fuego es una historia completamente diferente. En la cuadrilla anterior, dos hombres habían sido heridos, y tuvimos que cavar lo suficientemente profundo como para cubrirnos en el agujero. Cavamos con un ritmo febril...dispararon al hombre que estaba a mi lado (que resultó ser el compañero con el que había dormido al lado en las escuelas de Erquinghem), y murió antes de que los camilleros lo llevaran al hospital de campaña. Pero esto naturalmente hizo que la excavación fuera más difícil que nunca, hasta que pensé que mis brazos se caerían de sus cuencas. Teníamos que llegar a cierta profundidad antes del amanecer para que la trinchera pudiera ser mejorada. Cuando los alemanes descubrieran por la mañana que habíamos estado trabajando, harían un gran esfuerzo disparando toda la noche siguiente con la esperanza de atrapar al grupo trabajando. Por lo tanto, continuamos hasta las 4.30 de la mañana, cuando volvimos a nuestras viejas trincheras...Me dormí muy bien (a pesar de la humedad)...a las 5.15 de la mañana nos despertaron para el alerta que se lleva a cabo antes del amanecer y el atardecer cada día, ya que es el momento más probable para que se realice un ataque...".

Edward Grey, secretario de estado de Asuntos Exteriores británico, hace saber que recibió un telegrama del embajador inglés en Tokio donde se informa lo siguiente:"...Los sujetos británicos que poseen intereses en cargas que pueden haber sido desembarcadas de barcos alemanes en Tsingtau, deben abordar sus reclamos al Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón a través de la embajada de Su Majestad en Tokio, enviando una descripción detallada de la carga y evidencia documental en apoyo de ella. La entrega de dicha carga solo puede realizarse en Tsingtau. El permiso para ingresar a ese lugar, sujeto al consentimiento de las autoridades militares, se ha otorgado a los extranjeros que tienen propiedades allí desde el 20 de noviembre pasado...".

En Gran Bretaña, Nicholas Ahlers es condenado a muerte por traición, por ayudar a alemanes a volver a Alemania. Alher es alemán pero naturalizado británico, cónsul germano en Sunderland. Su defensa apela la sentencia.

El matrimonio de Worcestershire, el señor y la señora Cosnett, reciben una carta del rey británico, en la que les expresa su aprecio por el hecho de que tener siete hijos sirviendo en el Ejército. En la carta, el rey manifiesta la esperanza de que puedan regresar con vida de la guerra actual.

En Australia, el senador y ministro de Defensa, George Pearce, ordena reducciones en el pago de los capellanes de las Fuerzas Expedicionarias. En el futuro tendrán el rango y la paga de los capitanes.

Los embajadores de Francia, Gran Bretaña y Rusia en Grecia, se reunen en Atenas con Venizelos.

El ministro de Relaciones Exteriores italiano, Sidney Sonino, le envía un telegrama a su embajador en Austria, Giussepe Avarna:"...Solicito a su Excelencia que transmita la siguiente comunicación verbal al conde Berchtold: El avance militar actual de Austria-Hungría hacia Serbia constituye un hecho que no puede evitar ser objeto de examen por parte de los gobiernos italiano y austrohúngaro sobre la base de las estipulaciones contenidas en el artículo VII de la Triple Alianza. Algunos artículos colocan al gobierno austrohúngaro, incluso en el caso de ocupaciones temporales, bajo la obligación de llegar primero a un acuerdo con Italia y también de otorgar una compensación. Por lo tanto, el Imperial y Real Gobierno debería hacer que su ejército cruzara la frontera serbia. Para que nuestra actitud sea efectivamente clara, debemos recordar al Imperial y Real Gobierno que, basando sus acciones precisamente en lo que se establece en el Artículo VII, nos impidió durante nuestra propia guerra contra Turquía llevar a cabo varias operaciones militares que ciertamente habrían acortado el duración de esa guerra. Las operaciones navales en los Dardanelos también dieron lugar a reservas formales por parte del Imperial y Real Gobierno. Italia tiene un interés de primera importancia en la preservación de la integridad plena y la independencia política y económica de Serbia. El Gobierno austrohúngaro ciertamente ha declarado en varias ocasiones que no tiene intención de hacer adquisiciones de territorio en perjuicio de Serbia, pero una declaración así formulada no constituye un compromiso vinculante, y las garantías del mismo carácter general que nos brinda el Imperial y Real Gobierno en la ocasión en que Turquía se embarcó en la guerra, nos permite prever la posibilidad de ciertas modificaciones políticas en la Península Balcánica. Además, la invasión de Serbia, aunque al final no debería ser más que temporal, ya ha bastado seriamente para perturbar el equilibrio que prevaleció en la Península de los Balcanes y para proporcionarnos la compensación adecuada... El gobierno italiano considera que es necesario proceder sin demora a un intercambio de puntos de vista y de allí a un tratado específico con el Imperial y Real Gobierno sobre esta intrincada situación que afecta de cerca los intereses políticos y económicos más vitales de Italia. Hay signos inequívocos si se observan las inquietudes en el Parlamento italiano y en la opinión pública italiana, que manifiestan claramente la tendencia de las aspiraciones nacionales de Italia. El Real Gobierno italiano se ve obligado a tomar en serio esta inquietud y estas aspiraciones. El entendimiento que invito fervientemente sobre estos fundamentos entre los dos gobiernos tendría el resultado de eliminar en el futuro todo peligro de esos incidentes deplorables que surgen de la fricción y la incertidumbre que hoy son tan dolorosamente frecuentes, y en cambio, sería posible y natural entre las dos naciones aquellas relaciones constantes de amistad cordial que son el deseo común de ambas y sin las cuales todo acuerdo oficial necesariamente permanece incompleto y estéril. Por lo tanto, al dejar claro al conde Berchtold el espíritu amistoso de estas declaraciones, le ruego a Su Excelencia que lo invite a informarnos, con la diligencia exigida por el caso, el punto de vista del Imperial y Real Gobierno…".

El ministro de Asuntos Exteriores italiano, Sidney Sonino, le envía un telegrama al embajador de Italia en Berlín, Ricardo Bollati:"...Solicito a Su Excelencia que informe al Sr. von Jagow del texto completo de mi telegrama al embajador de Italia en Viena. También dejará en claro a ese ministro de Asuntos Exteriores el estado de la opinión pública italiana y la conexión establecida en Italia entre cuestiones de política exterior y de política interna. La tendencia a favor de la neutralidad manifestada por un sector de la opinión pública no implica la renuncia de los intereses italianos en los Balcanes y el Adriático o de las aspiraciones nacionales, sino más bien la persuasión de que estos intereses y estas aspiraciones se salvaguardarán efectivamente si se mantiene la neutralidad. Y en caso de que se manifieste lo contrario, la reacción en la opinión pública sería extremadamente grave y tendría consecuencias que es obligación del Real Gobierno italiano prever y, si es posible, prevenir…".

Los serbios reocupan Valyevo, Lazarevac y Uzice.

Durante la tarde, el general Potiorek admite ante Viena y el Alto Mando del Ejército que el VI Ejército debe retirarse de Serbia, dos de sus cuerpos están lo suficientemente destrozados como para requerir dos o tres semanas de descanso para recuperarse. Sin embargo, aún espera que el V Ejército, que todavía no ha sido blanco de grandes ataques serbios, pueda mantener Belgrado y una cabeza de puente al sur del Danubio y el Sava.

El gobierno austríaco realiza gestiones con los musulmanes balcánicos para que el príncipe de Wied vuelva a ocupar el trono en Albania, y se ponga al frente de los albaneses contra Serbia.

No hay ganancias significativas de rusos o austrohúngaros al norte de Limanowa.

El general Szurmay del III Ejército austrohúngaro, se encuentra a veinte kilómetros de Neusandez.

Desde Viena se informa oficialmente:"...Nuestro ataque está en marcha en el oeste de Galicia. En Polonia, la calma en la sección del frente sur continúa y los constantes ataques del enemigo en el área de Piotrkow continúan fallando debido a la dureza de los aliados. Nuestras tropas capturaron a 2.800 rusos aquí la semana pasada. Los alemanes continúan sus operaciones más al norte…".

Aviones austríacos lanzan bombas sobre barcos franceses amarrados en el puerto de Antivari, sin consecuencias.

Los alemanes continúan avanzando sobre Varsovia, que es bombardeada por su aviación. Entre las construcciones dañadas se encuentra el consulado EE.UU. Hay fuertes enfrentamientos en Mlava en el norte dePolonia, y en el área de Petrokov al sur de Lodz.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...Al oeste de Reims, nuestras tropas tuvieron que bombardear la Pêcherie Ferme aunque ondeaba la bandera de la Cruz Roja, porque las fotografías aéreas determinaron perfectamente que una pesada batería francesa estaba allí oculta. Los ataques franceses en el area de Souain y contra las ciudades de Varennes y Vauquois en el borde oriental del Argonne fueron rechazados con pérdidas para el enemigo. Hicimos varios prisioneros. Los franceses sufrieron grandes pérdidas en los combates de ayer al norte de Nancy. Nuestras pérdidas son relativamente pequeñas. No hay noticias recientes de Prusia Oriental. En el norte de Polonia, nuestras tropas están en estrecho contacto con los rusos, que se detuvieron en una posición fortificada al oeste de Miazga. La lucha continúa por Lowicz. En el sur de Polonia, los austrohúngaros y nuestras tropas atacaron nuevamente hombro con hombro...".

Richard Harding envía un artículo al editor del New York Times:“Los generales alemanes hablan de la guerra”…Acabo de comer en el frente alemán en Francia, para una segunda visita al Gran Cuartel General alemán. La "bolsa" de almuerzo y cena de esta semana incluyó al general von Heeringen, "el vencedor de Saarburg"; general von Emmich, "el conquistador de Lieja"; general von Zwehl, "el héroe de Maubeuge"; el general von Wild, el nuevo intendente general, quien antes de su nombramiento peleó un empate de veinte asaltos con los ingleses en Ypres, aunque cree que ganó por puntos…Es literalmente necesario que un corresponsal estadounidense en este lado de la cerca “coma” su camino hacia la línea de fuego y vuelva, porque el campo alemán es tan hospitalario como el árabe y, gracias a su maravilloso servicio telefónico de campo. El A.O.K. (Armee Ober Kommando) telefonea al Corps Kommando y avisa que usted está en camino, el Corps Kommando le transmite las noticias al Estado Mayor de la División, el Estado Mayor de la División llama al Comandante Regimental, que llama al Batallón o Jefe de Batería. Para llegar a la línea de tiro tiene que correr el guante de entre tres y seis comidas, y si es uno de esos "increíbles estadounidenses" e insiste en que lo lleven a un buen lugar en la primera trinchera, estará seguro de encontrar una especie de mesa extendida a la sombra de la muerte, porque su hábito de hospitalidad es a prueba de fuego. Pero mientras le roba a la guerra todo su romance de antaño, la forma gastronómica alemana tiene la gran ventaja de brindarle la máxima información en el mínimo de tiempo y de permitirle conocer a los maestros de la guerra moderna, los hombres que han hecho grandes cosas, y tomar un café y un cigarro después de la cena, y puede hacer, si es estadounidense, las preguntas más imprudentes con la certeza de obtener una respuesta amable y cortés. Von Emmich…De baja estatura y fornido, luciendo como un luchador, le da la impresión de poseer una tremenda vitalidad casi rooseveltiana, con un sentido del humor salvador. Von Emmich es el general con una sonrisa ganadora. Podría haber sido un político exitoso si hubiera emigrado a Estados Unidos en lugar de permanecer en Alemania y convertirse en el general más popular en el ejército alemán…porque tiene el raro don de inspirar a sus seguidores con un personal sentido de lealtad. Sus tropas lo idolatran. Estallan en hurras abundantes ante la menor provocación cuando lo ven. Te dicen con orgullo que cabalgó a la cabeza cuando la ciudad de Lieja fue tomada. Después de verlo nunca podías imaginar a von Emmich en la parte trasera de un automóvil, de la manera que usan los generales más prudentes. Tiene el cabello gris como el hierro y un bigote erizado y muy corto…y una tez muy rojiza, y se ve absolutamente diferente al individuo elegante cuya fotografía fue publicada con su obituario en la prensa de Londres mientras los fuertes de Lieja aún estaban "aguantando " en el papel. Cuando se le preguntó a quemarropa, el general von Emmich, con firmeza y buen humor, negó haber cometido suicidio o incluso haber contemplado dar ese paso. El general von Emmich hablará con bastante libertad sobre cualquier cosa que no sea sobre él y asuntos militares…Fue interesante saber que estuvo en Lieja solo un día y medio, luego siguió adelante en dirección a Namur con la mayor parte de su cuerpo, dejando solo su artillería pesada para terminar con los fuertes restantes. Ni siquiera sabía que los dirigibles habían participado en el bombardeo de estos fuertes hasta que se enteró después. Más tarde se presentó en Mons y participó en vencer a los británicos o acelerar su retirada estratégica, según el punto de vista. Sus movimientos posteriores y su paradero actual son interesantes, pero nunca pasarían la censura alemana. "¿Se sintió orgulloso de haber sido seleccionado para liderar el camino a Bélgica, Excelencia?" le pregunté."Sí, por supuesto que sí", respondió. "¿Le gustaría llevar a su cuerpo a Inglaterra?" Por un instante, lo que se parecía mucho a la luz de la batalla, estaba en su mirada."Iré a cualquier lugar al que me ordenen ir, a cualquier parte", respondió con un énfasis sonriente. Confirmó el hecho de que Maubeuge había caído en el tiempo programado de diez días y que había tomado más de 40.000 prisioneros franceses, que le había dado al comandante francés hasta las 7 p.m…. para rendirse, y que la cita se mantuvo con gran rapidez. También que los franceses se sintieron un poco disgustados cuando supieron que habían sido tomados por un solo cuerpo. También supe que él y su cuerpo habían llegado a tiempo para detener al primer cuerpo inglés que había cruzado el Aisne y marchaba hacia X. El general von Zwehl elogió a las tropas inglesas contra las que había luchado con éxito, y que ahora están en el norte, diciendo: "El soldado inglés es un luchador espléndido, especialmente a la defensiva". Cuando se le preguntó si el comentario de su personal de que "los ingleses no pueden atacar" era un hecho, von Zwehl dijo: "Solo puedo hablar en lo que respecta a mi propia experiencia, y es que los ingleses nunca pudieron llevar con éxito una carga de bayoneta contra mis tropas. Se enfrentaron con valentía, pero cuando nuestras tropas abrieron fuego contra ellos a 50 yardas y los siguieron con un contraataque, los ingleses invariablemente salieron a la defensiva, en donde están en su mejor lugar. Tienen especial experiencia en “guerra de arbustos” y muestran la mayor habilidad para aprovechar al máximo cada parte de la cobertura ". El general al mando confirmó la siguiente historia espantosa que me contó uno de sus oficiales: "Los ingleses aparentemente no se molestan en enterrar a sus muertos, sino que les dejan tirados. Todavía estamos enterrando a los ingleses que cayeron el 14 de septiembre y más tarde. Encontramos y enterramos a dos ayer. El abandono de sus muertos es deliberado y se indica por el hecho de que hayamos encontrado los cuerpos de soldados ingleses muertos en las esquinas y rincones de los accesos a las trincheras inglesas, donde los heridos evidentemente se habían arrastrado para morir, y donde sus camaradas debían pasar constantemente y verlos ". Se reunieron más generales durante la visita al "edificio de oficinas" del Gran Estado Mayor en la Gran Sede. Aquí, también, se me permitió examinar la sala histórica donde, alrededor de una gran mesa de caoba, los jefes de personal celebran sus conferencias diarias, en las que el propio Kaiser suele estar presente. Un enorme mapa de Francia y una porción de Bélgica cubrían la mesa y colgaban al suelo a ambos lados. Observé con interés que era un mapa del Estado Mayor francés. En una pared colgaba otro mapa que mostraba la ubicación exacta de todos los ejércitos en el oeste…El general von Wild dijo que "Los ingleses son excelentes luchadores". He caminado por muchos de los campos de batalla en el norte, con vistas horripilantes, sin palabras para describir. Por lo que vi, estoy convencido de que las pérdidas inglesas han sido mucho más pesadas que las nuestras". El general von Wild dijo que una característica desconcertante e inexplicable de estos campos de batalla es que muchos de los muertos fueron encontrados acostados de espaldas con los brazos rígidos estirados hacia el cielo, un espectáculo espantoso. Aquí, también, había un general alemán que sabía sobre el ejército estadounidense más que la mayoría de los estadounidenses, el general bávaro Zoellner, el gran especialista del Estado Mayor en América. Fue interesante observar que, a pesar de sus propios y apremientes problemas, el general todavía estaba interesado en los estadounidenses…"He estado particularmente interesado en los problemas mexicanos", dijo el general Zoellner. "En mi opinión, la lección para Estados Unidos es la necesidad de un ejército permanente más grande. Estaba particularmente impresionado por la velocidad de su movilización y el envío a desembarcar su fuerza expedicionaria en Vera Cruz…"…hay un sabor muy estadounidense en nuestro cuerpo de automóviles voluntarios: su potencia y velocidad, lo han aprendido de ustedes los estadounidenses", concluyó. Mi sospecha de que los alemanes estaban haciendo la guerra como un plan estadounidense, administrando sus ejércitos como si fueran compañías subsidiarias de gran confianza, fue completamente confirmada por mi segunda visita a la oficina del Gran Estado Mayor. En lugar de un grupo pintoresco de generales que pasaban días ansiosos y noches de insomnio en sus mapas con asistentes fieles que intentaban convencerlos de que dejaran de escribir el despacho como para comer un sándwich, encontré a muchos oficiales del ejército, que mantenían horarios regulares de oficina y se tomaban el tiempo suficiente para las comidas. El personal estaba acuartelado en un hermoso y antiguo edificio municipal; la planta baja…como un club exclusivo; las oficinas de negocios de arriba. El general von Haenisch me llevó arriba y me explicó cómo se hacían los negocios. Explicó que un buen operador telefónico era casi tan importante como un general competente: el teléfono "central" era el lugar más vital de un ejército. Aquí había tres grandes centrales con soldados jugando a las telefonistas, mientras que otros soldados, con los receptores sujetos sobre sus cabezas, se sentaban en escritorios tomando mensajes en formularios impresos... En la habitación de al lado estaban sentados los oficiales de servicio, esperando que sonara el timbre del teléfono con los últimos informes del frente…El general von Haenisch hizo que su jefe de teléfono de campo y telégrafo mostrara lo que parecía un gran árbol genealógico, pero resultó ser el gráfico más minucioso de todo el sistema telefónico del Ejército. Mostraba la posición de cada regimiento, batallón y compañía, el estado mayor de cada división y cuerpo, y todas las líneas telefónicas que los conectaban, incluso a las trincheras y las baterías…”.

El coronel general Helmut Johannes Ludwig von Moltke termina su cura en Homburg y vuelve a Berlín. Su estado ha mejorado considerablemente, pero no se le permite volver a trabajar al campo de batalla.

Alemania presenta una protesta oficial en los Estados Unidos, acusando a las tropas británicas de usar balas ilegales expansivas.

Hasta el día de la fecha han muerto 9.702 oficiales rusos, 19.511 están heridos y 3678 han desaparecido.

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe en su diario:"…La incertidumbre que reina en las operaciones militares de Polonia; el presentimiento, harto justificado, de las pérdidas enormes que acaba de sufrir el ejército ruso; en fin, la evacuación de Lodz, mantienen en el público una recóndita tristeza. No encuentro por todos lados sino gente deprimida, downhearted. Esta depresión no solo se manifiesta en los salones y en los clubs, sino en las administraciones, en las tiendas, en las calles…".

Desde Constantinopla se informa que tropas turcas tomaron las minas de cobre Morgul, cerca de Artwin, propiedad y explotadas por una compañía inglesa.

Se recupera el cuerpo del general Christian Frederick Beyers, quien se había ahogado en el río Vaal.

El coronel Newcombe, T.E. Lawrence, L. Woolley y G Lloyd navegan por Egipto -viajan desde Marsella- para unirse en El Cairo al Cuartel General de Inteligencia.

En el sudeste de Camerún 610 soldados franceses obligan a los alemanes a evacuar Baturi.

A las 13.30 hs. se celebra una ceremonia formal de rendición en Qurna, con 45 oficiales y 989 soldados otomanos marchando al cautiverio. La conquista no es una gran ciudad y está rodeada de pantanos. Los turcos defensores de Qurna, se retiraron ayer hacia el norte a lo largo del Tigris a Amara, mientras que los restos de la División XXXVIII que habían huido de Basora ahora están en Nasiriya en el Éufrates. Los campos petroleros persas se encuentran a salvo.

Los británicos ahora tienen un control firme sobre la región de Shatt al-Arab, que cierra la primera fase de la guerra en Mesopotamia.

En Gran Bretaña es terminado el submarino E13.

El 1º Escuadrón de Batalla de la flota inglesa se dirige hacia el mar para navegar en dirección al noroeste de las Islas Shetland y llevar a cabo prácticas de artillería.

El Almirantazgo británico publica un comunicado:”…Una escuadra británica comandada por el vicealmirante Federico Sturdee vio el día 8 del corriente, a las siete y media de la mañana, cerca de las Islas Falkland a los cruceros alemanes Scharnhost, Gnesenau y Leipzig, entablando combate, durante el cual el Scharnhost, que arbolaba el pabellón del almirante von Spee; el Gneisenau y el Liepzig, fueron echados a pique por los buques ingleses. El Dresden y el Nüremberg huyeron, siendo perseguidos por nuestra escuadra. Los buques ingleses capturaron también los vapores carboneros. Las pérdidas británicas son poco importantes. Los ingleses recogieron a los supervivientes de los cruceros Leipzig y Gneienau…”.

Los monitores HMS Humber, Mersey y Severn están anclados en Hunstanton, Norfolk, Inglaterra, debido al temor de una posible invasión.

El HMS Kent, desaparecido durante veinticuatro horas, aparece en Puerto Stanley (Islas Malvinas). Su conexión inalámbrica fue destruida en la batalla de las Malvinas y había estado avanzando lentamente para preservar el carbón.

El Dresde por su parte, navega hacia el Canal Cockburn, uno de los canales fueguinos.

El trasbordador francés Newhaven, llega a Harwich para actuar como buque cuartel francés.

El submarino alemán U11 –bajo el mando del capitán de corbeta Ferdinand von Suchodoletz- choca contra una mina en el Mar del Norte cerca de la costa de Bélgica y se hunde con toda su tripulación.

Es comisionado el primer portador de hidroaviones construido especialmente para ese fin. El HMS Ark Royal. Los hidroaviones se suben y bajan con una grúa. Tiene hangares abajo de la cubierta.

En Roma la Iglesia católica informa que el zar no accede a parar la hostilidades en Navidad.

El gobierno británico ordena la liberación del buque español León XIII.

La South Australian Railways abre la línea ferroviaria Robertstown desde Eudunda a Robertstown, Australia del Sur, Australia.

En EE.UU mueren trece hombres en el interior de una mina en Scranton, Pensilvania, al descarrilarse el vagón jaula en el que eran transportados.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

10 de diciembre de 1.914.

El secretario del consulado americano en Bruselas, Hugh Gibson, escribe en su diario:"...Ayer por la tarde recibimos la visita del general Freiherr von Bissing, gobernador general en Bélgica, y del general Freiherr von Kraewel, gobernador militar de Bruselas. Estaban acompañados por sus comitivas con todas su insignias. Los militares fueron muy amables, pero no fuimos más allá del té y los cigarrillos. Hablaron tristemente de la guerra y dijeron que deseaban que todo hubiera terminado. Fue un gran contraste con la charla segura al comienzo de la guerra. Von Bissing dijo que había hospitales en cada pueblo de Alemania y que todos estaban llenos de heridos. Cada día es más claro que los alemanes, al igual que otros, se enferman y se cansan de toda esta cuestión y darían mucho para terminarla…".

El periodista guatemalteco Enrique Gómez Carrillo, escribe para el diario español El Liberal:"…−Aquí, sin embargo−nos explica el capitán Vallotte, al llegar a Auve−, no hubo guerra…No…No se disparó un solo tiro en este pueblo…De Auve no queda nada: ni una casa…ni una calle. Las ruinas negras forman un vasto campo de escombros. Las huellas de las llamas dibujan siniestras espirales en las tapias que no se han derrumbado. De los muebles, solo cenizas se ven. Para admirar la obra maestra de los incendiarios dejamos nuestros automóviles en la ruta y nos internamos en la ciudad…¿Qué era Auve antes de que las hordas germánicas lo visitaran? Por su extensión, parece más que una aldea. Detrás de las verjas descúbrense aún espacios que fueron, sin duda, jardines…No se ve un alma…La iglesia, una iglesia de pueblo, está desventrada, y en su altar solo queda de pie…una Juana de Arco de mármol…nos encontramos con el guardián de la iglesia, que nos refiere la eterna historia…Los alemanes llegaron un día, a principios de septiembre, y ocuparon las casas y pillaron las bodegas. No fusilaron a nadie, no. Muy seguros de sí mismos, hablaron de París y del triunfo. Al cabo de poco tiempo, un jinete trajo la noticia de la derrota del Marne. Entonces, rabiosos, se prepararon para partir precipitadamente; pero antes incendiaron…en el hotel que nos detenemos para comer -en Saint-Menehould- el fondista nos cuenta, lleno de regocijo, las "buenas bromas" que dio a los alemanes en septiembre. Porque los alemanes, naturalmente, demostraron un apetito y una sed insaciables. −A mis más añejas botellas−nos dice−les puse etiquetas de vinagre, y así no se las bebieron…".

Los franceses comienzan una serie de ataques a lo largo del frente occidental contra los alemanes en la región de Artois, al norte de Francia y en Champagne en el sur. Se complican por la falta de artillería pesada y el barro de invierno.

Las tropas francesas dominan la zona de Perthes.

Ypres es atacada una vez más por los alemanes, pero sin resultado.

La Colina 60, en el frente occidental en Flandes, es capturada por las fuerzas alemanas. La Colina 60 es una cresta baja de unos 150 metros de altura y 230 metros de punta a punta, formada artificialmente cuando se excavó un corte ferroviario.

El artillero alemán Herbert Sulzbach, escribe en su diario:"…a las 7 a.m. fuimos a Lomme, donde se reúne todo nuestro destacamento...nos abrimos paso a través de Lille y Marcq-en-Baroeuil y nos mudamos a cuartos en una cervecería, donde nos organizan personas agradables. Los otros rangos obtienen alojamientos privados…".

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las tres de la tarde:”…El día 9 ha sido de calma en Bélgica, así como en la región de Arras, donde el enemigo no ha intentado ningún ataque ofensivo. Más al sur, en la región de Quesnoy y Andechy, hemos realizado progresos variando de 200 a 600 metros. Los avances han sido conservados, y hemos fortificado el terreno. En la región del Aisne y en Champagne, ningún cambio. La artillería alemana, sobre la cual hemos tomado ventajas en los días anteriores, se ha mostrado ayer más activa, pero ha sido de nuevo dominada por nuestra artillería pesadaa. Esta, en los alrededores de Reims, ha obligado a los alemanes a evacuar varias trincheras, y esa evacuación se ha realizado bajo el nutrido fuego de nuestra Infantería. En la región de Perthes, el enemigo, por dos contraataques, ha intentado recuperar las trincheras que perdió el día 8; pero ha sido rechazado, porque el terreno conquistado ha sido ya fuertemente protegido. En todo el Argonne nuestros progresos continúan. Hemos tomado nuevas trincheras, y rechazado con brillante éxito seis contraataques, al mismo tiempo que se ha fortificado el terreno ganado. En los altos del Mosa hemos conservado gran ventaja en el duelo de artillería que se ha librado, a pesar de la gran actividad que manifiesta la artillería enemiga. En el bosque de Le Prétre hemos tomado nuevas trincheras. Nada que señalar en el resto del frente hasta Suiza…”.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las 11 de la noche:”…La situación general, sin modificaciones…”.

400.000 jóvenes franceses de entre 19 y 20 años, que forman parte de la clase de 1915, comienzan el entrenamiento militar.

Sir John French visita las trincheras en el frente y afirma:"…no era más que un lodazal…".

Sir Henry Wilson, subjefe del estado mayor de French, escribe sobre John French en su diario después de una disputa por el uso de la caballería::"…Ese pequeño idiota carece por completo de juicio…Es realmente un caso perdido…".

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"…tuvimos que limpiar nuestros rifles y bayonetas que en todos los casos estaban cubiertos de barro y óxido. Este no es un trabajo fácil cuando el suministro de un trapo de fusil es escaso y lodoso. Eran las 8.00 de la mañana y comenzamos con carne en conserva, galletas, mermelada y agua (no teníamos leña para encender un fuego para hervir té) que consumíamos junto con una buena cantidad de lodo. Después del desayuno y la inspección de los rifles, la trinchera tuvo que limpiarse y rescatar el agua tanto como fue posible, de la que había caído durante la noche y había sido almacenada...A modo de cambio, el menú se modificó a galletas, carne en conserva, agua y mermelada... Durante la noche hice dos horas de excavación, y cuatro horas de guardia, por lo que teniendo en cuenta que la "noche" comenzó a las 4.00 p.m, tuve más descanso...comencé a sentir que el frío era muy severo. De hecho, estas trincheras fueron las peores en las que he estado, ya sea en invierno o en verano, por lo que tal vez haya alguna excusa cuando digo que para este momento estaba muy triste y tan ansioso por salir de las trincheras como lo había estado antes de entrar…".

Muere el aviador mecánico del 6º Escuadrón del RFC Maurice Lyle, mientras su avión atacaba a la artillería alemana.

En Inglaterra, unos mil cuatrocientos Boys Scouts, desde que comenzó la guerra, patrullan las costas vigilando, señalando barcos y, en general, reemplazando a los guardacostas que ahora están en servicio activo.

La invasión esperada en Gran Bretaña no ocurre, los monitores Humber, Mersey y Severn son enviados de regreso a Harwich.

El emperador Francisco José nombra mariscal de campo al archiduque Friedrich.

Las tropas austro-húngaras continúan retrocediendo en Serbia. Tratan de cruzar el río Drina, buscando una mediana seguridad en Bosnia.

Los monitores austro-húngaros de la Flotilla del Danubio, cubren el flanco del ejército imperial hasta Visnica, donde las tropas deben franquear el Danubio en dirección a Pancsova. Bombardean a los serbios que presionan desde Grocka e impiden la colocación de minas en las aguas anteriormente barridas.

Desde Viena se informa oficialmente al mediodía:"...En Polonia ayer fue un día tranquilo en nuestro frente. Se rechazó un ataque nocturno aislado de los rusos en la zona suroeste de Novo-Radomsk. En el oeste de Galicia, ambos oponentes trajeron fuertes fuerzas a la lucha. Hasta ahora, más de 10.000 rusos han sido capturados aquí. La batalla continúa hoy. Nuestras operaciones en los Cárpatos ya han llevado a la recuperación de grandes partes de nuestro propio territorio…".

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...En el área de Souain, los franceses se limitaron ayer a un violento fuego de artillería. Otro ataque de los franceses en el extremo oriental del Argonne en Vauquois y Boureuilles no avanzó y murió en el fuego de nuestra artillería. El enemigo aparentemente sufrió grandes pérdidas. Ayer tres aviones enemigos arrojaron 10 bombas en la ciudad "abierta" de Friburgo. No se hizo daño. El asunto se menciona aquí solo para establecer el hecho de que una vez más, como suele ser el caso desde el comienzo de la guerra, nuestros oponentes bombardean una ciudad abierta fuera del área de operaciones. Solo combate de artillería al este de los lagos de Masuria. En el norte de Polonia, en la orilla derecha del Vístula, una de nuestras columnas que avanzó allí tomó a Przasnysz por asalto. Se capturaron 600 prisioneros y algunas ametralladoras. El ataque continúa a la izquierda del Vístula. Los ataques rusos fueron rechazados en el sur de Polonia…".

Los rusos, al sureste de Cracovia contraatacan. Con refuerzos de los Cuerpos 10 y 21, el 3° Ejército ruso ataca el centro del IV Ejército austro-húngaro y logra empujar las líneas enemigas hacia atrás varios kilómetros. Toman 4.000 prisioneros austro-húngaros.

El 8º Cuerpo ruso no puede trasladarse de Neusandez a Limanowa, y con más refuerzos llegando a la línea de su grupo, el general Roth cree que su fuerza aún puede ser capaz de flanquear al 3° ejército ruso.

El avance de la fuerza del general Szurmay hacia Neusandez está liderado por la División 38 Honvéd, que consta de solo ocho batallones. Están detenidos a siete kilómetros de Neusandez por tropas de dos divisiones rusas y una brigada.

Desde San Petersburgo se informa oficialmente:”…Los combates continúan con suma violencia en la región de Mlava en todo el frente desde Hoft a Glevna, habiéndose rechazado varios intentos de los alemanes para romper nuestra línea, retirándose el enemigo a sus posiciones con grandes pérdidas. La situación en la línea de Petrokoff continúa sin ningún cambio. En Cracovia las fuerzas germanas muestran actividad, continuando la lucha en aquél frente y habiéndose rechazado cuantos ataques han realizado los alemanes contra nuestro frente…”.

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe en su diario:"…Los servios han inflingido una derrota a los austro-húngaros cerca de Valievo. El enemigo ha dejado en manos del vencedor 20.000 prisioneros y una cincuentena de cañones…".

El general ruso M.V. Shidlovskiy -ex comandante de la Armada Imperial rusa- es designado comandante del Upravlenie Eskadra Vozdushnykh Korablei, el Comando del Escuadrón de Embarcaciones Aéreas (UEVK) -ubicado en Yablonna, cerca de Varsovia- formado por los gigantes bombarderos pesados Il'ya Muromets. El UEVK reporta directamente al Stavka. Esta separación de la aviación ligera y pesada genera quejas porque podría causar problemas entre el Gran Duque Aleksandr Mikhailovich y el general Shidlovkiy.

El diario ruso Russkia Vedomosti publica un artículo en relación con el comercio y las patentes alemanas:"...La conferencia de representantes de la industria en el Ministerio de Comercio e Industria decidió que es conveniente que el Gobierno confisque las patentes otorgadas a los sujetos austriacos y alemanes por invenciones que pueden ser de especial interés para el Estado, siempre que, sin embargo, los titulares de patentes sean reembolsados ​​después del final de la guerra. La conferencia consideró imposible abolir las marcas de los sujetos alemanes y austriacos, ya que esto perjudicaría al consumidor ruso, que podría ser fácilmente engañado por etiquetas falsas. Dos opiniones contradictorias prevalecieron en la conferencia. La primera sostuvo que los tratados comerciales entre Rusia y Alemania (y Austria) han dejado la cuestión de las patentes fuera de consideración, mientras que la otra señaló que los tratados comerciales habían otorgado a los sujetos alemanes los mismos derechos y privilegios con respecto a las patentes rusas. La decisión parece ser un compromiso entre las dos. Una delegación de la Asociación de Comerciantes de Moscú, compuesta por los Sres. N.N. Shustov, I.G. Volkov y A.D. Liamin, pronto irán a Petrogrado para solicitar a los Ministros de Finanzas, Comercio e Industria y del Interior medidas contra la "opresión" alemana. La delegación tiene la intención de solicitar la revocación de todos los privilegios (franquicias) y patentes otorgadas a sujetos austriacos, alemanes y turcos, y otorgar a los comerciantes de Moscú el derecho de admitir extranjeros en la Asociación de Comerciantes solo a su propia discreción. Finalmente, la delegación tiene la intención de discutir con los Ministros el fondo especial creado recientemente en el Banco del Estado para la liquidación de pagos a comerciantes extranjeros pertenecientes a las naciones en guerra. Con este fondo, los comerciantes rusos están depositando dinero para sus pagarés vencidos. Por lo tanto, el pago de bienes extranjeros ahora está mejor garantizado que antes. Los comerciantes alemanes se están aprovechando de este acuerdo, ofreciendo sus productos a los consumidores rusos a través de sus agentes y sucursales y agentes comerciales ubicados en países neutrales. Por lo tanto, el nuevo acuerdo ayuda más que perjudica el comercio alemán en Rusia….".

El mariscal de campo von der Goltz en viaje para tomar el control del ejército turco.

Batum (Georgia) es bombardeada por el Goeben y el Breslau.

En Camerún, la cabeza del ferrocarril en Nkongsamba, y todo el campo circundante hasta Bare que está en manos de los alemanes se se rinde a los británicos.

En Sudáfrica, alguna de las fuerzas de Maritz capturan una patrulla de tropas del gobierno bajo el mando del comandante Du Plessis cerca de Schuidrift.

En el Mar Negro, los buques de guerra turcos escoltan un transporte de tropas que tiene que desembarcar en la costa de Anatolia en Rize, ya que el puerto en Trabizond está bloqueado por las minas rusas.

Durante la mañana la espesa niebla y la escasez de carbón, hacen que el escuadrón de Sturdee -navegando a cincuenta millas al este de Tierra del Fuego- abandone la búsqueda del Dresden. Los británicos regresan a la Isla Malvinas. Mientras tanto, su presa ya ha entrado en el Pacífico y fondea en la Bahía Scholl.

El cañonero chileno Condell le advierte al Dresden que no consentirá que permanezca allí más de las 24 horas que preven las leyes internacionales.

Submarinos alemanes atacan Dover. (Inglaterra). Esta noticia no puede ser confirmada.

El buque de pasajeros británico Ambrose, es comisionado como crucero auxilar.

El barco alemán de pasajeros y de carga, Bethania, es capturado por el crucero acorazado británico Essex, a 480 km. del cabo Hatteras, Carolina del Norte, EE.UU., y llevado a Kingston, Jamaica.

En el Océano Pacífico, el crucero auxiliar alemán Prinz Eitel Friedrich, captura a la barca francesa Jean, de 2.207 toneladas, que trasladaba una importante carga de carbón.

Los nuevos acorazados británicos Benbow y Emperor of India se unen al 4º escuadrón de batalla en Scapa Flow.

Los nuevos buques -Benbow y Emperor of India- terminados de manera apresurada, exigen una gran cantidad de trabajo de adaptación antes de que estén en condiciones adecuadas, lo que retrasa sus prácticas.

Rumania prohíbe la exportación de metales y material textil.

El general Botha, luego de vencer la rebelión declara: “Ahora más que nunca el pueblo de Sudáfrica debe practicar la política racional de perdonar y olvidar.”

En Amsterdam se establece un cronograma de emergencia con los tranvías para permitir que la Cruz Roja practique el traslado de heridos.

EE.UU. propone un plan para el intercambio de prisioneros de guerra discapacitados.

Se anuncia que no habrá nominados para el premio Nobel de la paz.

Alrededor de las 5:30 de la tarde, una explosión masiva estalla en West Orange, Nueva Jersey. Diez edificios en la planta del legendario inventor Thomas Edison, que constituyen más de la mitad del sitio, están envueltos en llamas. Entre seis y ocho departamentos de bomberos se apresuran a la escena, pero el infierno alimentado por químicos es demasiado poderoso para apagarlo rápidamente. Edison le comenta a su hijo Charles de 24 años: "Ve por tu madre y todos sus amigos. Nunca volverán a ver un fuego como este".

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

11 de diciembre de 1.914.

Hugh S. Gibson, secretario del consulado estadounidense en Bruselas, escribe en su diario:"...Esta tarde, B—— trajo a un tío a verme para hablar sobre las condiciones en Francia entre la frontera belga y las líneas alemanas. Esas pobres personas no pueden, por supuesto, obtener nada del corazón de Francia, y como la frontera belga está cerrada por los alemanes, ya se están muriendo de hambre. Parece que deberíamos tener que ampliar el alcance de nuestro trabajo, para cuidar de ellos también. Escuchamos muy pocas noticias de esa parte del país, pero por lo que escuchamos, las condiciones deben ser espantosas. En una pequeña ciudad, entró el Sr. K., solo se dice que veinte de quinientas casas están en pie. Él dice que las personas no pueden abandonar el lugar y viven en las bodegas y ruinas en gran miseria y prácticamente sin comida. De un cielo despejado surge un nuevo problema para el país. El gobierno alemán ha aterrizado con una demanda de dinero en una escala que los deja sin palabras. A los belgas se les ordena hacer un pago forzado cada mes de cuarenta millones de francos, durante doce meses. Los dos primeros pagos se realizarán antes del día 15 del próximo mes y las cuotas posteriores el día 10 de los meses siguientes. Es un total asombroso, pero las autoridades alemanas están sordas a las apelaciones, y las provincias tendrán que reunirse y recaudar el dinero de alguna manera. Los belgas están obteniendo un gran placer en estos días con un periódico clandestino llamado La Libre Belgique, que se publica casi a la sombra del Kommandantur. Es un pequeño documento de cuatro páginas que se publica "de vez en cuando" y dice todo lo que le gusta del "Ocupante". También publica noticias y textos que están excluidos de la prensa censurada. Se distribuye de una manera misteriosa que todavía tienen que averiguar los alemanes, aunque han designado a sus sabios detectives más inteligentes para la tarea de buscar el periódico y los responsables de su publicación. Cada número se entrega a todos los funcionarios alemanes más importantes en Bruselas y, aún más notable, aparece sin falta en el escritorio del Gobernador General, en ese santuario custodiado como las bóvedas del Banco de Inglaterra. A veces aparece en el buzón en forma de una carta de Alemania; a veces se tira por la ventana; a veces es entregado por un ordenado paquete de despachos oficiales; a veces simplemente aparece de la nada. Pero nunca deja de llegar al Gobernador General. Nunca deja de leerlo y de enfurecerse por su contenido. Se han ofrecido grandes recompensas por información sobre las personas que escriben e imprimen el documento. Los alemanes se enfurecen públicamente, lo que solo aumenta el placer que los belgas obtienen de su pequeña empresa. Mi copia me llega regularmente y siempre de alguna manera extraña como en el caso de los alemanes. No sé quién es mi amigo que me envía el periódico. Quienquiera que sea, estoy muy agradecido…".

Un observador militar en el Cuartel General francés escribe:"...El día 11, al este de la carretera de Lille, explotamos una mina alemana. Zuavos y zapadores fueron rápidamente al agujero hecho por la explosión, y arrojaron bombas de melinita en las trincheras del enemigo. La actividad del enemigo solo se ha manifestado por sus ataques realizados en la región de Fouquescourt y por un ataque cerca de Ovillers. Ambos fueron rechazados fácilmente. Nuestras baterías mantienen su superioridad. A pesar de los rigores de diciembre y las lluvias que hacen que las trincheras sean un atolladero, la moral y la salud de nuestras tropas siguen siendo perfectas. Nuestras tropas, bien alimentadas y vestidas cálidamente, están llenas de confianza…".

El Gobierno francés informa desde Burdeos a la tres de la tarde:”…El enemigo ha dado ayer muestras de alguna actividad en la región de Ypres. Ha dirigido contra nuestras líneas algunos ataques, de los que tres han sido totalmente rechazadas. Sobre un punto único del frente los alemanes han conseguido alcanzar una de nuestras trincheras de primera línea. Por nuestra parte, hemos continuado progresando en dirección a las líneas enemigas. En la región de Arras y en la de Juvincourí ha habido algunos combates de artillería. En el Argonne hemos llevado más adelante algunas de nuestras trincheras, y rechazado dos ataques alemanes. En la región de Varennes hemos asegurado las posiciones tomadas en los días anteriores. La artillería alemana nos ha bombardeado con mucha insistencia, sin causarnos perdidas. Lo mismo ha pasado en los altos del Mosa y en el bosque de Le Pretre, donde seguimos progresando, especialmente al sur de Thann. Aquí hemos tomado la estación de Aspach. Sobre el resto del frente de los Vosgos sólo hay que señalar duelos de artillería, sin consecuencias…".

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las diez de la noche:”…En la región de Ypres un ataque alemán muy violento ha sido rechazado. En la misma región aquella de nuestras trincheras que había sido señalada en el comunicado de las tres, como tomada por los alemanes, ha sido recuperada por nosotros. El resto del frente nada que señalar…”.

El Gobierno francés informa desde Burdeos:”…Ayer nuestro aviadores han arrojado de nuevo, con éxito, 16 bombas sobre la estación y los cobertizos de Friburg, en Brisgau. A pesar del vivo cañoneo, volvieron sin sufrir incidentes…".

El general británico sir Henry Wilson escribe en su diario sobre la negativa francesa para que los ingleses se ubiquen más cerca de la costa:"... La reacción de Joffré y Foch es negativa. Primero, las operaciones a lo largo de la costa no harán nada para apoyar las ofensivas que Joffre está planeando en Artois y Champagne. En segundo lugar, los franceses temen que cuanto más lejos esté la BEF de los ejércitos franceses, más difícil será asegurar su cooperación en futuras operaciones. Finalmente, el temor casi tácito es que al colocar la BEF en Bélgica al estar en la costa, los británicos pueden estar buscando una influencia desmesurada sobre la Bélgica de la posguerra: Gran Bretaña y Francia pueden ser aliados, pero Francia quiere asegurar una mano fuerte en la formación e influir en la Europa de la posguerra...".

La ofensiva que prepara el Ejército francés en Champagne, será llevada a cabo por el 4º Ejército, bajo el mando del general de Langle. Su planificación difiere con le hecho hasta ahora. No se lanzará contra todo un sector en general, sino que se planea concentrar sus esfuerzos ofensivos contra secciones pequeñas y vulnerables de la línea alemana, con el objetivo de romperla en varios zonas, en lugar de hacerlos retroceder a todos. Los pelotones en la primera línea de ataque llevarán equipo de demolición y estarán acompañados por zapadores provistos de granadas de mano. Los últimos elementos de las tropas atacantes contarán con herramientas de excavación, materiales de defensa y bengalas, para que puedan proceder sin demora a la organización de las trincheras capturadas y repeler los contraataques. La artillería llevará adelante el típico plan: preceder a los ataques con un bombardeo de una hora. Sin embargo, habrá dos suspensiones cortas del bombardeo durante este tiempo. Se busca que el enemigo salga de sus refugios cuando se interrumpa el bombardeo a la espera del pertinente ataque, quedando expuesto para cuando el bombardeo continúe.

La otra ofensiva francesa se planea para llevarla a cabo en Artois, con el 10º Ejército, bajo el mando del general Maud’huy.

Un soldado francés escribe en su diario:"...Desde Hamonville veo 3 aviones franceses que reconocerán las líneas para el gran ataque que se está preparando. Cruzan las líneas de los boches y son atacados. Los pajaritos se mantienen firmes y vuelven sanos y salvos. Recibo órdenes especiales y debo encontrar al coronel Mochot en Bernécourt en el castillo: mañana es el gran golpe...".

El diario de guerra del 2º Regimiento de Essex registra que alrededor de las 10 de la mañana:"...Oficiales...se encuentran con alemanes a medio camino entre las trincheras. Los alemanes dijeron que estaban hartos, son del Regimiento CLXXXI y del XIX Cuerpo de Sajonia. Las trincheras parecían estar sostenidas como las nuestras y en el mismo estado …".

El ministro de Guerra británico, Herbert Kitchener, es nombrado coronel jefe de la Guardia irlandesa, cargo vacante por la muerte del generalísimo Roberts.

Sir Charles Trevelyan, miembro del Parlamento británico le comunica a Romain Rolland la fundación de la Union of Democrratic Control:"…En mi opinión, la gente que no ha perdido la esperanza entre tantos horrores y crímenes, sea cual fuere el país, debe tratar de entrar en relaciones con la de los demás países que es del mismo parecer, para formar el partido internacional que en porvenir dominará a los diplomáticos y a los monarcas…".

Sobre el final del día las líneas que intentaba sostener el V Ejército austro-húngaro en Serbia son quebradas. Los austro-húngaros continúan retirándose, cada vez con mayor dificultad.

Los monitores de la flotilla austríaca del Danubio Szamos, Maros y la lancha "h" son enviados al río Save, para proteger al XV Cuerpo de Ejército que debe embarcarse en Sabac.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...Avanzamos en Flandes. Las posiciones de artillería hostil se combatieron con éxito al oeste y al este de Argonne. Los ataques franceses en el Bois de Prêtre, al oeste de Pont à Mousson, fueron rechazados. Ningún cambio al este de la línea del lago Masuria. Nuestro ataque avanza en el norte de Polonia. Nada nuevo en el sur de Polonia...".

El soldado del Ejército alemán, Kresten Andersen, entra en la abandonada ciudad francesa de Lassigny, en la Picardía. Allí ve, en la fachada de una iglesia, un crucifijo que pende partido en dos, escribe:"...¡Qué cruel y brutal es la guerra! Se pisotean los más altos valores: el cristianismo, la moral, el hogar y la patria. A a la vez vivimos en un tiempo en el que no se hace más que hablar de la cultura. Me vienen ganas de perder la fe en la cultura y en valores si este es todo el respeto que merecen...".

El Real Servicio Aéreo Naval (RNAS) dispone que sus aviones deben dejar de usar sus insignias basadas en la bandera de Gran Bretaña, y reemplazarlas por un redondel con anillos azules y blancos con un centro rojo. Con frecuencia las tropas aliadas confunden la bandera británica con la cruz de hierro.

La alcaldesa de Worcester (Sra. Hubert Leicester) pide un esfuerzo especial para proporcionar a 3000 soldados ahora en Worcester, mitones y bufandas de lana, muy necesarios.

Muere en la zona de Lodz, a raíz de una herida recibida en el frente, el general alemán Adolf von Martin, comandante del regimiento de infantería CXXV.

En Polonia, al norte de Lovich, son rechazados ataques del IX Ejército alemán.

Los fuertes ataques del 8º Cuerpo ruso no logran desalojar a los defensores austro-húngaros ubicados al este de Limanowa.

Desde San Petersburgo se informa:”…La ofensiva alemana en dirección de Klava, ha sido rechazada. Nuestras tropas han vuelto a tomar la ofensiva persiguiendo a las columnas enemigas, que en diversos puntos se retiraron en desorden. En la región norte de Lovicz, el enemigo ha librado ataques encarnizados que rechazamos, infligiéndoles enormes pérdidas. En la región sur de Cracovia continuamos el día 10 del corriente nuestra afortunada ofensiva, a pesar de la tenaz resistencia de los alemanes. Tomamos varias ametralladoras y cañones, e hicimos 2.000 prisioneros…”.

Terminan las reuniones del zar con las autoridades militares y civiles de Tiflis.

Desde Constantinopla se informa oficialmente:"...Ayer, bajo la protección de buques de guerra, los rusos intentaron desembarcar cerca de Gonia, al sur de Batum, para atacar a nuestras tropas en el flanco. Los rusos desembarcados se vieron obligados a retirarse y sufrieron grandes pérdidas. Les quitamos dos cañones durante la pelea. En el Wilajet Wan, nuestra caballería rechazó un ataque de la caballería rusa. En la frontera persa al este de Wan, cerca de Deir, rechazamos un ataque ruso e infligimos pérdidas al enemigo…".

Un intenso vendaval en la zona de Scapa Flow obliga a varios barcos de la flota británica a buscar refugio en la costa.

Informe del cirujano del HMS Kent, a raíz del combate en Malvinas:"...Lamento informar sobre la muerte de los siguientes hombres, mencionados a continuación, que pertenecen a esta nave. Ocurrieron durante y después de una acción frente a las Islas Malvinas con el crucero ligero alemán Nürnberg el día 8. Diciembre de 1914: 1. soldado Walter Wood R.M.L.I. fue uno de los 6 tripulantes ...en la casamata A.3 cuando ocurrió una explosión. Parece haber muerto instantáneamente, el cuerpo estaba rígido con las manos y los brazos en la posición en la que habría estado al sostener un cartucho. Estaba muy quemado en la cara, el tronco y las extremidades. 2. Soldado Samuel Kelley, ...fue herido por un proyectil que le quitó las dos piernas por debajo de las rodillas. También tenía una herida en el cuero cabelludo y una fractura del occipucio. Fue atendido durante la acción y luego trasladado a la enfermería. Estaba in extremis cuando lo vieron y murió aproximadamente 2 horas después de que la acción cesó a las 9 p.m. 3. Soldado Walter James Kind, fue uno de los 6 tripulantes en la casamata A.3. Le quemaron muy seriamente la cabeza, la cara, el tronco y las extremidades. Lo acostaron en la enfermería. Se aplicaron apósitos de ácido pícrico y se administró morfina, pero murió de shock a las 3 p.m. el 9 de diciembre. 4. Soldado Arthur Charles Titheridge, fue el artillero... en la casamata A.3. Fue muy quemado en la cabeza, la cara, el tronco y las extremidades. Fue llevado a la enfermería donde se aplicaron apósitos de ácido pícrico y se administró morfina, pero murió de shock. 11.40 p.m. el 8 de diciembre. 5. Walter Young Seaman, fue herido por una astilla. Recibió una herida perforante en el pecho, la astilla entró por debajo del ángulo de la escápula izquierda detrás, perforando la pleura pulmonar y las costillas detrás y delante y se alojó debajo del lado externo del pezón izquierdo justo debajo de la piel. Fue atendido durante la acción y luego fue retirado de la enfermería. Estaba en extremis y murió a las 9.30 p.m. el 8 de diciembre. 6. George Alfred Duckett, comisario de oficiales, primera clase, fue uno de los integrantes de.. la casamata A.3. Estaba muy quemado en la cabeza, la cara, el tronco y las extremidades. Fue llevado a la enfermería. Se aplicaron apósitos de ácido pícrico y se administró morfina. Murió de shock a las 9.55 p.m. el 9 de diciembre. Además de lo anterior, lamento informar que los siguientes hombres resultaron heridos al mismo tiempo: 1. Soldado George Snow...fue uno de los...tripulantes...en la casamata A.3. Está muy quemado por la cara, el tronco y las extremidades. Está alojado en la enfermería. Su condición es muy grave y no se puede esperar la recuperación. 2. Sargento Tom Spence, fue uno de los 6 tripulantes...en la casamata A.3. Está muy quemado por la cabeza, el tronco y las extremidades. Está en el Hospital de las Islas Malvinas en Port Stanley. Su condición es de naturaleza grave...La recuperación es dudosa. 3. Edward Joy, uno de los 6 tripulantes...en la casamata A.3. Está severamente quemado por la cabeza, la cara, las manos y los brazos. Está en el Hospital de las Islas Malvinas. Su condición es grave pero le está yendo bien. 4. Soldado Francis Thomas Day, tripulante ...en la casamata A.3... está severamente quemado en las manos, la cabeza, la cara y los brazos. Está en el Hospital de las Islas Malvinas. Aunque su condición es grave, hay muchas esperanzas de su recuperación final. 5. Soldado William Arnold...fue uno de los tripulantes...en la casamata A.3... está muy quemado por la cabeza, la cara, las manos, los brazos y la espalda. Su condición es grave y su recuperación final es dudosa. 6. Soldado Alfred Brindsley Sheridan...uno de los tripulantes...en la casamata A.3. Está muy quemado en la cabeza, la cara, las manos, los brazos y la espalda. Está en el Hospital de las Islas Malvinas...la condición es grave y su recuperación final es dudosa. 7. Fogonero Herbert Lindsey...sufre una herida penetrante del muslo izquierdo y una herida superficial de la parte inferior del abdomen causada por una astilla. Está en el Hospital de las Islas Malvinas y le está yendo bien. 8. Fogonero George Silvester Brewer...se quemó al intentar apagar el fuego en la casamata A.3. Está severamente quemado en la cabeza, cara, manos y muñecas. Le está yendo bien y, debido a la pequeña extensión de sus quemaduras, debería estar en condiciones de trabajar nuevamente en dos o tres semanas. 9. Fogonero Joseph Pear, fue alcanzado por una astilla que infligió una pequeña herida superficial en el brazo derecho y dos pequeños pinchazos en el pecho de los cuales se extrajeron fragmentos. Puede continuar con sus deberes y no ha sido incluido en la lista de enfermos. 10. Fogonero John Restall, fue alcanzado por una astilla que infligió una pequeña herida superficial en el pecho. Se retiró un fragmento de metal y se cubrió la herida. Está bien y no ha sido incluido en la lista de enfermos...".

El corresponsal de la flota británica del Times escribe:"...Con respecto a la batalla naval en las Islas Malvinas, se puede suponer que las condiciones de la batalla fueron las opuestas a las de la costa chilena. Los barcos más grandes y los mejores disparos han marcado la diferencia. También podemos estar seguros de que el almirante von Spee y la tripulación de sus naves lucharon con la mayor valentía e hicieron su deber hasta el final y murieron con honor…".

Desde Petrogrado se informa oficialmente:"...Ayer a eso de las dos de la tarde, el Goeben, acompañado por el crucero Berk-i-Salvel, se acercó a Batum e intentó bombardear la ciudad y la fortaleza, pero los fuertes abrieron fuego, disparando cinco disparos que causaron daños significativos. los barcos se alejaron rápidamente…".

Desde Constantinopla se informa que:"...La flota turca bombardeó ayer los alrededores de Batum, refutando la afirmación rusa de que los buques de guerra turcos fueron expulsados del Mar Negro y que el sultán Javus Selim (Goeben) y el Midilli (Breslau) estaban fuera de combate. En la exitosa acción de ayer, los rusos perdieron 100 muertos y una cantidad de heridos…".

En el Mar Báltico, los buques de guerra rusos -protegidos por los submarinos británicos E.1 y E.9- comenzaron las operaciones de minado, tratando de complicar las entradas a la bahía de Danzig.

El pesquero británico Earl Howard choca contra una mina y se hunde en el Mar del Norte, a 170 km. al noreste por el norte del faro Spurn. (Inglaterra).

En el puerto peruano del Callao, las autoridades detienen al vapor alemán Luxor.

El cónsul general de los Estados Unidos en El Cairo, envía un telegrama al secretario de Estado americano, William Jennings Bryan:"...Se rumorea que los británicos proclamarán all príncipe Hussein, tío de Khedive, sultán de Egipto. Si ocurre algo y si se invita a agentes diplomáticos a estar presentes en la ceremonia, envíe instrucciones telegráficas en vista de la actitud de Turquía hacia Egipto...".

El zar de Bulgaria, Fernando I, recibe a un grupo de parlamentarios búlgaros. Les dirige algunas palabras:"...Siempre ha sido agradable para mí reunirme con miembros de la Asamblea Nacional e intercambiar ideas con ellos sobre la situación y la administración del país... Deseo, caballeros, que escuchen cuáles son las preocupaciones de la gente hoy y que participen de los pensamientos que mi alma aprecia, y en la fe que tengo en que el estado, gracias a la firmeza y la sabiduría de los búlgaros, surgirá de las nuevas pruebas ileso y sin amenazas en el futuro. Verdaderamente, estoy orgulloso de ...las virtudes de la nación búlgara, cuando en 1912 con unidad y entusiasmo, con valentía que nunca ha sido superada, quebró a un enemigo poderoso, el mundo reconoció las extraordinarias cualidades militares. Las virtudes búlgaras, que mostró cuando soportó los golpes del destino cuando estaba necesitada y ansiosa por alcanzar sus objetivos, le ganaron un mayor respeto en el extranjero... y los corazones de todos los hijos dedicados a la patria se encendieron de nuevo. Hoy, cuando el mundo está en llamas, cuando la conflagración se está extendiendo y se acerca a nosotros, hoy, cuando los pueblos vecinos están inquietos y sus tropas están listas para la guerra, nuestra nación ha formado un juicio sobre la situación...los ojos del rey y la gente están puestos en Uds., en los consejos que están dando y en la opinión que están expresando. Noto aquí su preocupación por la patria y su decisión de sacrificar todo en el altar de los intereses patrióticos. Esto me da seguridad y me da la certeza de que seguirá habiendo un acuerdo total entre la nación y el trono en el futuro y que sacaremos fuerza de este acuerdo para asegurar el futuro de Bulgaria. Que Dios vigile el destino de la Patria y corone nuestros esfuerzos colectivos con éxito…".

Los Fasci d'Azione Internazionalista se unieron a los Fasci Autonomi d'Azione Internazionalista de Mussolini. Mussolini reprocha a los socialistas italianos el haberse vuelto dogmáticos y hace una lista de socialistas memorables, con Giuseppe Mazzini en primer lugar y Marx en el lugar más bajo. Afirma que los socialistas italianos tenían que repudiar a Marx y regresar a Mazzini, porque Marx había declarado que las ideas de Mazzini no eran más que la vieja idea de una república de clase media, y también se había referido a él como "ese idiota recalcitrante".

El Dr. Bernardino Luis Machado Guimarães, primer ministro portugués, dimite.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

12 de diciembre de 1.914.

En Artois se pospone una ofensiva del 10º Ejército francés en dirección a Vimy y Arras. Se calcula llevarla a cabo el 17 de diciembre.

El teniente coronel del regimiento francés de infantería 118 a cargo de la guarnición en Verzenay, es informado de que el agua en el lugar es escasa; por lo tanto, dispone que no se desperdicie y que se usen solo las cantidades absolutamente esenciales para el consumo y, antes algunos casos de tifoidea, se beba solo agua hervida y bebidas calientes, especialmente té.

Hoy es el día en que muere el mayor número de soldados franceses en los combates que tuvieron lugar alrededor de la ciudad de Seicheprey en Meurthe-et-Moselle, no lejos de Toul, desde el inicio de la guerra.

Pequeña ofensiva francesa en Remières y el bosque Mort-Mare en Woëvre (Lorena).

En Port-Fontenoy, Francia, es fusilado el soldado francés Léonard Leymarie de la compañía 19 del Regimiento de infantería 305, por mutilación voluntaria. En su última carta escribe:"...Yo, Leymarie Léonard, soldado de segunda clase, nacido en Seillac (Corrèze). El Consejo de Guerra me condena a la pena de muerte por mutilación voluntaria y declaro formalmente que soy inocente. Soy herido por la ametralladora enemiga o por mí fusil, como lo requiere la nota del doctor mayor, pudo ser accidental, no voluntario, y juro que soy inocente, y repito que soy inocente. Demostraré que he cumplido con mi deber y que he servido con amor y fidelidad, y que nunca he sido tímido con respecto a mi deber. Y juro que soy inocente…".

Un soldado francés escribe en su diario:"...llego al castillo, es un día triste, está lloviendo, es una granja enorme mal mantenida como nunca antes había visto en nuestras regiones. Los corredores unen los ángulos. Al sur está la oficina central. Tablones de lona, ​​eso es todo, docenas de líneas telefónicas terminan allí, impresiona que de esta pequeña choza es de donde provienen órdenes tan importantes. A las 2.25 hs. la artillería comienza el baile, hay 170 cañones de 65 a 220, todo se sacude. El coronel me dice que es una ofensiva general. A las 2 p.m. me especifica, la infantería cargará...Estoy orgulloso de ser un espectador de tal acción. A las 8 llegan las noticias: tomamos 3 trincheras…".

Louis Barthas escribe en su diario:"…nos sacaron de aquella cloaca y nos alojaron en una granja próxima a Annequin. Al entrar allí en plena noche cerrada, nos olvidamos de la inevitable charca que suele constituir el adorno obligado de todas las granjas del norte, una charca cuya agua contaminada estaba oculta, en este caso, por unos restos de paja y estiércol. Consecuencia de nuestro olvido: la mayoría de nosotros bañó sus pies, sus piernas y hasta sus cinturas. Aunque, pensándolo bien, ¿qué diferencia había en mojarse un poco más o un poco menos? Pronto encontramos paja en la que tumbarnos y con la que secarnos…".

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las 5 de la tarde:”…El enemigo ha evacuado totalmente la orilla oeste del canal del Yser, al norte de la casa del barquero, y ocupamos dicha orilla. En la región de Arras solo se han librado combates de artillería. En la región de Nampeel, nuestras baterías han inutilizado las del enemigo. En la región del Aisne, nuestra artillería pesada ha hecho callar las baterías de campaña alemanas. Una de las baterías de obuses del enemigo ha sido completamente destruida al norte de Vailly. En la región de Perthes y en la del bosque de La Grueie ha habido combates de artillería y algunos encuentros de infantería que han terminado ventajosamente para nosotros. En los altos del Mosa, la artillería enemiga manifiesta poca actividad, mientras que la nuestra ha destruido en Doux-Nouds, al oeste de Vigneulles-Battonchatel, dos baterías alemanas; una de grueso calibre, y otra destinada al tiro contra los aeroplanos. En esta misma región hemos hecho saltar un blocao y destruido algunas trincheras. Entre el Mosa y el Mosela, nada que señalar. En los Vosgos, solo hubo combates de artillería. En la región de Somones hemos reforzado las posiciones tomadas ayer…”.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las once de la noche:"...No hay ningún incidente nuevo que señalar…".

Se publica el Boletín de los Ejércitos franceses para los soldados en el frente:"...En el periodo de la campaña que media entre el 27 de noviembre y el 5 de diciembre no se han realizado operaciones de gran amplitud; pero las hechas han permitido asegurar el ascendiente alcanzado sobre el enemigo, tanto por nuestra Infantería como por nuestra artillería. La artillería, sin sufrir gravemente las consecuencias del fuego de la artillería alemana, ha hecho callar en muchos puntos a los cañones enemigos y deshecho algunas de sus baterías. La Infantería, con sostenido espíritu ofensivo, ha logrado avanzar por todas partes, sin que a su avance haya seguido en ningún caso un retroceso. Del mar al Oise. El Iº de diciembre, en Bisxchoote y Merken, nuestra artillería de gran calibre ha causado graves daños en tres baterías alemanas; algunos cañones han sido desmontados. El mismo día, en Wudendreft, hemos destruido enteramente una sección de ametralladoras al enemigo. El 4, nuestra artillería pesada ha impuesto silencio a la artillería pesada alemana. El 28 de noviembre nuestro cañones habían demolido, en la región de Knocke, las pasarelas del enemigo y su parque de aprovisionamiento. Lo mismo ocurrió e! 2 de diciembre en Bixschoote. Hemos bombardeado con eficacia, cerca de Lens, el 27 de noviembre, los trenes de aprovisionamiento alemanes. El 5 hemos destruido las trabajos del enemigo en la región de Roclincourt. El número de los ataques rechazados por nuestra infantería no puede fijarse. He aquí una nota de los principales, con expresión del lugar y la fecha : Paschendaalle, 27 de noviembre. Bixchoote, 30 de noviembre. Paschendaalle el día 3 de diciembre. Wydendreft, 3 de diciembre. Brodselnde, al este de Ypres, 29 noviembre. En este último ataque, los alemanes mostraron un gran ardor ofensivo; algunos de ellos fueron muertos en el mismo parapeto. Ciento cincuenta cadáveres se encontraron delante de una sola trinchera. De un lado a otro del sector norte nuestra infantería ha ganado terreno. En la región de Streenstraete, el 29 de noviembre, diez metros; 150 metros en Valdhock y 60 metros en Gwartlen el mismo día; 150 metros cerca de La Posada de Korteker al día siguiente; más de 500 en la región de Agny el 5 de diciembre; 100 en la de Mametze el 1º de diciembre; el avance en las regiones de Andechw, Ovillers y Fricourt, el día 4 de diciembre, ha sido de 200 metros aproximadamente. Algunos hechos de armas de la infantería merecen mención especial. El combate que tuvo por resultado la posesión de la casa del barquero ha sido singularmente brillantísimo, y en él fueron ocupadas por nuestras tropas muchas trincheras alemanas. La acción librada es uno de los mejores episodios que ha llevado a cabo nuestro ejército. Se intentaba despejar la ribera izquierda del Yser, ocupada por los alemanes, que habían logrado establecerse en una longitud de 1.800 metros. La dificultad estaba principalmente en que el canal está bordeado de un pantano infranqueable; así es que el ataque no podía ser progresivo más que marchando al borde de un ribazo y sobre un frente, muy estrecho. Por otra parte, la ribera derecha, en donde el enemigo estaba instalado a 150 metros de distancia, dominaba la izquierda con fuego de ametralladora. El asalto de la casa del barquero fue encomendado a un destacamento de cien voluntarios de los batallones de África, que cumplieron su misión. Nuestros soldados se metieron en agua hasta la rodilla y bajo una lluvia violenta y copiosa. Los alemanes dieron pruebas de gran valor; un oficial y 10 hombres, que se negaron a rendir, cayeron muertos. Dentro de la casa del barquero, sólidamente organizada como fortín, se encontraron 53 cadáveres, dos de ellos de oficiales, despedazados por nuestros obuses de 220. Todos estos bravos habían muerto en su sitio, al lado de los restos de sus proyectiles y de sus ametralladoras. El ataque del parque y del castillo de Vermelles no es menos digno de mención. Dos pelotones de spahis a pie con fusil y bayonetas y tres compañías de infantería habían sido los encargados de ello. El 1º de diciembre por la mañana, los alemanes, acometidos por todas partes, huían intentando en vano atrincherarse en los muros del castillo. Al día siguiente y en los sucesivos, todos los contraataques el enemigo fueron rechazados. Uno de nuestros cañones, valerosamente colocado en vanguardia, demolía sucesivamente algunos grupos de casas que servían de puntos de apoyo a los alemanes. Nuestra infantería se apoderó en estas jornadas de muchas cureñas, soportes de ametralladoras, fusiles y otros materiales de todas clases. Más hacia el sur, un ataque contra Fay ha dado igualmente la medida del ardor ofensivo de nuestros soldados. El 28 de noviembre lograron tomar el primer tendido de alambrada del enemigo, cortándola con tijeras, y atrincherándose en el terreno conquistado. Durante toda la noche el enemigo no cesó de dirigir sus fuegos contra nuestras fuerzas. Nuestros artilleros y zapadores no dejaron por eso de proseguir con sus tijeras y con petardos de melinita !a destrucción de la alambrada del enemigo. El 30, detrás de la alambrada que habían destruido, se encontraron una segunda. El fuego de fusil, el de ametralladoras y las granadas de mano les causaron pérdidas sensibles durante toda la jornada. Acabaron, a pesar de ello, la organización del terreno conquistado, que representaba un avance de 400 metros. Se podrían contar otros muchos episodios gloriosos como los citados y los que se produjeron del 28 al 30 de noviembre al norte de Ecurie. En la toma de algunas trincheras, nuestra Infantería se portó de modo admirable. Del Oise a Argonne. La parte oeste de este sector ha sido bastante tranquila durante le semana última. El 30 de noviembre la artillería ha dispersado columnas de infantería alemana al norte del fuerte de Condé. La artillería enemiga se mostró poco activa, y nuestras tropas han podido organizar perfectamente su defensa. En Champagne, nuestra artillería ha obtenido apreciables resultados. El 27 de noviembre una de nuestras baterías de 75 ha destruido al oeste de Presies, una pieza alemana de 105 mientras nuestros cañones de grueso calibre apagaban los fuegos del enemigo en la región de Bougemaison. Es interesante observar que la acción cada vez más intensa de nuestra artillería en esta parte del frente, ha reducido nuestras pérdidas diarias de infantería de 100 hombres a 20. El 28 de noviembre hemos destruido al enemigo un camión, seis ametralladoras y una batería de 21. El 29 hemos hecho callar su artillería en Blanc-Chateau. Del mismo modo el 30, nuestro fuego ha apagado al del enemigo en Taissy. El 1° de diciembre hemos destruido una batería de 88 en la meseta de Craonne. El día 2 hemos destrozado un emplazamiento de ametralladoras cerca de Vanclarc. En este día y en el siguiente hemos hecho estallar algunos depósitos de municiones. El 4 y 5 hemos obligado al silencio total a los cañones que tiraban contra Reims. Es igualmente digno de notar el bombardeo de trenes alemanes cerca de Amifontaines y Guignicourt. El enemigo ha contestado débilmente a estos ataques. El día 2 de diciembre, los alemanes intentaron hacer saltar el puente de Berry-au-Bac con una lancha cargada de explosivos; el artificio fue observado y evitado a tiempo. Los únicos éxitos de la artillería alemana en esta región han consistido en dos o tres bombardeos de Reims, uno de ellos esencialmente muy violento, el día en que los periodistas de los países neutrales visitaron esta ciudad. De la Argonne a los altos del Mosa. En este sector ha sido donde el enemigo mostró mayor actividad. He aquí la lista de sus ataques: 27 de noviembre.—Tres ataques al norte de Tour-de-París. 28 de noviembre.—Cuatro ataques al mismo punto. 1º de diciembre.—Un ataque sobre Fontaine-Madame. 2 de diciembre.—Dos ataques al bosque de La Grurie. 4 de diciembre—Dos ataques al mismo punto, como sobre Fontaine-Madame, dos sobre el bosque de Bollante. 5 de diciembre.—Un ataque sobre Fontaine-Madame. Tres ataques con tambores y pífanos, al norte de Tour-de-París. Todos estos ataques fueron rechazados con un vigor extraordinario; en los tres últimos, los alemanes dejaron sobre el campo de batalla cerca de 1.000 muertos o heridos. Nuestra infantería no limitó tampoco su acción a estos combates defensivos. En la región del bosque de La Grurie, del bosque de Bollante y de Fontaine-Madame, todos los días atacaba y avanzaba. El 1º de octubre, cerca de Saint-Hubert, hizo volar y ocupó una obra que estaban haciendo los alemanes. El 4 de diciembre tomó por asalto varias trincheras, hizo numerosos prisioneros y avanzó 150 metros. El Estado Mayor alemán se ha jactado de haber obtenido el 1º de diciembre un gran éxito en el bosque de La Grurie. Este éxito consistió en haber hecho explotar una trinchera francesa, que el enemigo había minado. La compañía que allí se encontraba quedó casi destruida por completo. Pero las compañías vecinas se mantuvieron en sus trincheras, gracias a una furiosa lucha cuerpo a cuerpo, y nuestra línea quedó restablecida en una trinchera nueva, a 26 metros exactamente por detrás de la que había destruido el enemigo. Del Mosa a la frontera suiza. Sobre los altos del Mosa, una espesa niebla y copiosas lluvias impidieron, durante varios días, la acción de nuestras tropas. Sin embargo, los demás días nuestra artillería hizo callar más de una vez a la artillería enemiga. El 3 de diciembre fue destruida por nuestros cañones una sección de ametralladoras alemanas. El 4, bombardeó los trenes del enemigo. El 5, redujo al silencio una batería. Los raros ataques de la infantería enemiga fueron todos rechazados, y en diversos puntos hicieron nuestras tropas progresos apreciables: el 28, al este de Vanquois; el 29, en la región de Saint-Mihiel; el 5 de diciembre, en la región de Varennes Vanquois, se ganaron 325 metros. El 4 de diciembre avanzamos también por la orilla izquierda del Mosela y el 55 en Bois Le Prétre. La artillería enemiga cargó, especialmente , sobre Saint-Remy y los Eparges. En los Vosgos y en la Alta Alsacia, nuestra actividad ofensiva nos ha hecho dueños de posiciones importantes. La toma de Aspach-le-Haut y Burn-Hanot, en la Alta Alsacia, ya queda mencionada. El 5 de diciembre rechazamos todos los ataques en los bosques de Hirtzbach. El 2 de diciembre nos apoderamos de la Téte-de-Yaux, al sur del Col du Bonhomme. En dicho punto tenía establecido el enemigo un observatorio para su artillería. Nuestros cazadores tomaron aquel pico en dos horas, sufriendo pérdidas bastante sensibles. Estaban llenos de ardor. Los clarines tocaban la Marsellesa. Un soldado Se había apoderado de la bandera de la Alcaldía de Plainfaing y la plantó en lo alto del pico. Al sur de la isla de Yaux, avanzamos por el lado de Grimaude. Al noroeste de Sehong, todos los contraataques alemanes fueron rechazados. Conservamos también allí un blocao, distante menos de 10 metros de las trincheras enemigas…".

Cable desde Bélgica para el New York Times:"Quince minutos en el Yser...Durante la última parte de la semana se ha estado peleando de manera desesperada a lo largo de la línea que se extiende entre el Yser y el Lys. El éxito ha asistido a los esfuerzos de alemanes y franceses a la vez; pero las pérdidas del enemigo han sido por mucho mayores, y los franceses en algunos lugares han obtenido una ligera ventaja. Esto es particularmente notable cuando se considera que los alemanes, el jueves especialmente, atacaron con una fuerza abrumadora una y otra vez. Su movimiento se concentró en una línea en zigzag de trincheras no lejos de la aldea de Dichebusch, que...no eran sostenidas de manera particularmente fuerte por los franceses. La artillería alemana hizo un excelente preludio al ataque, que concentró un furioso fuego de schrapnel en la posición francesa. En este punto, las trincheras de los alemanes estaban a solo setenta yardas de las francesas, y por temor a golpear a sus propios hombres, los cañones alemanes apuntaban bastante alto, por lo que los franceses en las trincheras traseras sufrieron más. En la trinchera delantera las tropas se acurrucaron contra sus costados mientras la tormenta de disparos y proyectiles se desataba sobre ellos. No tenían nada más que hacer por el momento, y, como se demostró, fue extremadamente afortunado para los Aliados que las armas alemanas pasaran por alto a estos hombres. Los setenta y cinco de los franceses barrieron las baterías alemanas en respuesta, y las cosas se pusieron calientes y fuertes cuando los soldados de infantería alemanes de repente se pusieron activos. Desde sus trincheras, a setenta yardas de distancia, una lluvia de granadas de mano llegó a la primera trinchera francesa. Muchas de ellas se quedaron cortas y otras no hicieron daño; pero apenas había llegado a su fin esta segunda plaga cuando, desde las trincheras, subió un enjambre de alemanes que corrían furiosamente hacia los franceses. Por fin los hombres en esa primera trinchera tenían algo que hacer. Saltaron a sus apilleras y abrieron fuego contra este violento y lanzado ataque. Cada bala parecía encontrar su blanco; difícilmente podría haberlo hecho de otra manera a tal distancia. La línea de ataque vaciló, tropezó con sus propias víctimas y luego avanzó nuevamente. No había tiempo para que los franceses volvieran a cargar sus fusiles; además, no querían hacerlo. Simplemente salieron de las trincheras con las bayonetas y se encontraron con los alemanes. Los cañones alemanes seguían rugiendo para evitar la llegada de refuerzos franceses; pero los refuerzos llegaron rápidamente, sufriendo mucho en ese momento. Los pocos franceses aún luchaban fuertemente con sus enemigos, que los superaban en número de tres a uno. Finalmente los alemanes que sobrevivieron al ataque giraron y salieron corriendo a sus trincheras, con los franceses detrás de ellos. Fueron quince minutos tan furiosos como no se podía concebir. La tierra de nadie entre las trincheras estaba llena de hombres enredados y retorcidos de muerte o retorciéndose con heridas que los dejaban vivir sin piedad. Ninguna de las partes se atrevió a aventurarse para ayudar a estas víctimas, por lo que fueron dejados en su agonía. Pero esta desesperada carga no terminó con el día de trabajo. Los morteros franceses golpearon sin cesar, y se intercambiaron lluvias de granadas de mano. Los alemanes hicieron otro ataque a la luz del día, con un resultado similar. En algunos lugares, el suelo estaba con cuerpos apilados. Luego, cuando había anochecido, se realizó otro ataque. Una gran masa de alemanes llegó cargando a través de un estrecho espacio. Por el peso de los números, abrumaron a los franceses y tomaron la trinchera por la que habían pagado un precio tan horrible. La sostuvieron solo por unas horas. Al converger en ella desde tres puntos a la vez, los franceses la retomaron poco después de la medianoche. El viernes por la mañana, una maravillosa carga de bayoneta francesa finalmente expulsó a los alemanes, que habían luchado con la mayor gallardía y obstinación durante todo el día, la noche, y la terrible mañana que siguió. Los trabajadores de la Cruz Roja estaban ocupados sin cesar; muchos hombres habían muerto desangrados, sin ayuda médica, en esa franja de tierra entre las trincheras. Este es el tipo de guerra que se librará en esta batalla aparentemente inevitable entre los dos ríos. Puede durar tanto como la batalla del Yser o el Aisne, y podemos esperar día tras día nuevamente el veredicto. Si los Aliados pueden avanzar solo tres o cuatro millas antes de que termine el año, lo habrán hecho extraordinariamente bien. Por acá, la artillería alemana tiene más fuerza que en cualquier otro lugar a lo largo de toda la línea de batalla. Este es el tipo de guerra que se librará en esta batalla aparentemente inevitable entre los dos ríos. Puede durar tanto como la batalla del Yser o el Aisne, y podemos esperar día tras día nuevamente el veredicto. Si los Aliados pueden avanzar solo tres o cuatro millas antes de que termine el año, lo habrán hecho extraordinariamente bien. Alrededor de la artillería alemana tiene más fuerza que en cualquier otro lugar a lo largo de toda la línea de batalla. El progreso, sin duda, será lento porque los alemanes se han esforzado tremendamente en pavimentar (en un sentido literal) con trincheras de hormigón el camino de la retirada. Los aviadores británicos informan línea tras línea de atrincheramientos donde los alemanes han surcado defensivamente la tierra detrás de ellos por millas. A medida que los Aliados avancen, y que indudablemente avanzarán, estas trincheras serán defendidas obstinadamente. Va a ser, me temo, un negocio largo, cansador y sangriento. Aquellos en Inglaterra que a veces se quejan de la ausencia de victorias decisivas pueden tener que esperar mucho tiempo antes de que se pueda decir que los alemanes están en retirada total; es precisamente contra una retirada completa para lo que se han protegido con más cuidado. En el semicírculo de matanza alrededor de Ypres, las trincheras de los aliados y los alemanes están en casi todos los puntos extraordinariamente cerca. Esto significa una inmensa presión sobre los hombres. Permanecen juntos durante horas en posiciones estrechas y antinaturales, sabiendo por experiencia que un movimiento imprudente traerá una bala de los francotiradores, a quienes se les dijo que les dispararan. Esta proximidad de las fuerzas rivales confunde todas las teorías de los escritores militares del pasado. Según los libros de texto del ejército, esta guerra se está llevando a cabo de una manera muy poco profesional. Por supuesto, en tales circunstancias, el abuso y el maltrato se ven continuamente en los espacios intermedios entre las trincheras, y los franceses ingeniosos generalmente lo hacen mejor en la guerra de las palabras. Uno de ellos, que regresó del barrio de Ypres hace unos días, me contó una historia encantadora de una broma que se jugó a los alemanes, que estaban atrincherados a unos treinta o cuarenta metros de su pelotón..."Hola, boches , gritó, "su Kaiser es muy valiente, ¿no? Lleva la Cruz de Hierro, pero no entra en sus trincheras. Mañana, M. Poincaré, nuestro Presidente, nos visitará. no lleva una Cruz de Hierro, pero no tiene miedo ". Al día siguiente, los alemanes vieron un sombrero de copa que se balanceaba y se inclinaba a lo largo de la trinchera francesa y escucharon fuertes gritos de "¡Vive le President!" Una y otra vez acribillaron ese sombrero de copa con balas, y aún así se balanceó hasta que los franceses lo quitaron del mango de la pala, lo arrojaron al aire y aullaron con burla…".

Un RE5 (380) de 2º Escuadrón del RFC se quema totalmente después de un aterrizaje forzoso.

Edward Grey, secretario de Asuntos Exteriores británico, envía un telegrama a todas las embajadas inglesas:"...Comunican que todas las minas en las regiones industriales de Alemania se están cerrando, siendo enviados sus obreros al Ejército de Flandes , y que ya se siente hasta en Berlín la escasez de carbón. En esta capital no se enciende parte del alumbrado de gas, y se ha prohibido la venta a particulares de cubiertas de automóviles, sin permiso especial del Gobierno, demostrándose que aumenta la escasez de caucho en Alemania. Según telegramas del África oriental, el hecho de que algún sheij combata contra Inglaterra no influye en la actitud del pueblo, el que se ha hecho cargo de que Turquía es ahora un instrumento de Alemania. Los musulmanes reconocen los beneficios de la Administración británica, que asegura la libertad religiosa. El Sultán de Zanzíbar ha dirigido a los musulmanes de la costa un manifiesto favorable a los ingleses. La antigua embajada británica en Constantinopla tiene pruebas muy importantes de las intrigas alemanas para que Turquía se haya lanzado a la guerra. Todas las poblaciones de la Siria están llenas de oficiales alemanes. Los beduinos de la frontera egipcia han sido sobornados. Se ha ordenado a los fabricantes de uniformes militares en Alepo den a los uniformes la apariencia de los usados por las tropas anglo indias. Aunque la mayoría del Gobierno turco era opuesta a la guerra contra los aliados, nada hicieron para contrarrestar los trabajos de Alemania. La prensa, totalmente entregada a Alemania, publicó furiosos ataques contra Inglaterra. Resulta que el partido de la paz fue forzado por el partido de la guerra, a las órdenes de Enver Bajá. Por fin, la invasión del territorio egipcio por los beduinos, y los inesperados ataques de la flota turca a los puertos rusos del Mar Negro, resultan claramente producidos por intrigas de Alemania…".

El general británico retirado Robert Baden-Powell -fundador de los Scouts- advierte que Alemania podría invadir Gran Bretaña con 90.000 soldados.

Se crea el Batallón de Fútbol para proporcionar juegos de fútbol a las tropas británicas.

El New York Times publica un artículo de H. G. Wells:"Europa está en guerra...La monstruosa vanidad que fue engendrada por las fáciles victorias de los años 70 y 71 ha desafiado al mundo, y Alemania se prepara para cosechar lo que Bismarck sembró. Ese pisoteo y perforación del corazón de Europa con boberías, ha arrestado a la civilización y oscurecido las esperanzas de la humanidad durante cuarenta años. El imperialismo alemán, el militarismo alemán, ha dado su inevitable golpe. La victoria de Alemania significará la entronización permanente del Dios de la Guerra sobre todos los asuntos humanos. La derrota de Alemania puede abrir el camino al desarme y la paz en toda la tierra. Para aquellos que aman la paz, no puede haber otra esperanza en el conflicto actual que la derrota, la desacreditación total de la leyenda alemana, el fin, por el bien, de toda la superstición de sangre y hierro, de Krupp, el kiplingismo teutónico que agita banderas y toda esa eficiencia criminal y falsa que se centra en Berlín. Nunca fue la guerra tan justa como la guerra contra Alemania ahora. Nunca ningún estado en el mundo clamó por castigo. Pero recuerde que la disputa de Europa es con el Estado alemán, no con el pueblo alemán; con un sistema y ​​no con una raza. La tradición más antigua de Alemania es una tradición pacífica y civilizadora. El temperamento de la masa del pueblo alemán es amable, sano y cordial. Un desastre para el ejército alemán...significará la restauración de la gente más grande de Europa a la comunidad de las naciones occidentales. El papel de Inglaterra en esta gran lucha es evidente como la luz del día. Tenemos que pelear. Aunque solo sea por el atropello de Luxemburgo, tenemos que luchar. Si no luchamos, Inglaterra dejará de ser un país del que enorgullecerse; será un baño sucio para escapar. Pero es inconcebible que no peleemos. Y después de haber luchado, entonces, en la hora de la victoria, deberemos salvar a los alemanes del tratamiento vengativo, para asegurarle a este gran pueblo su derecho, como un Estado unido de habla alemana, un lugar bajo el sol. Primero tenemos que salvarnos a nosotros mismos y a Europa, y luego tenemos que estar entre el alemán por un lado y el cosaco y la venganza por el otro. Por mi parte, no dudo que Alemania y Austria estén condenados a la derrota en esta guerra. Puede que no sea una derrota catastrófica, aunque incluso eso es posible, pero es una derrota. Han provocado una abrumadora combinación de enemigos. Han subestimado a Francia. Están obstaculizados por una mala tradición social y militar. El alemán no es naturalmente un buen soldado; es ordenado y obediente, pero no es ágil ni ingenioso; desde su único logro militar considerable, su marcha no muy larga a París en los años 70 y 71, las condiciones de la guerra moderna se han revolucionado casi por completo y en una dirección que subordina la lucha masiva de hombres no inteligentes a la rápida iniciativa de soldados individualizados. Por otro lado, desde aquellos años de desastre, el francés ha aprendido la lección de la humildad; ahora está preparado sombríamente para una lucha sombría; esta es la gravedad que precede a las asombrosas victorias. En el aire, en campo abierto, con pistolas y máquinas, es dudoso que alguien se dé cuenta de la superioridad de su calidad sobre el alemán. Este ataque repentino puede sorprenderlo durante una semana más o menos, aunque lo dudo, pero al final creo que se mantendrá firme; incluso sin nosotros se mantendrá firme, y con nosotros me aventuraré a profetizar que dentro de tres meses su tricolor estará sobre el Rin. E incluso supongamos que su línea se rompe... incluso entonces, no veo cómo van a llegar los alemanes a París ni a ninguna parte cerca de París... Un ejército alemán en retirada, por otro lado, será mucho menos formidable que un ejército francés en retirada...porque está formado por hombres a los que se les enseña a obedecer en masa, porque su inteligencia se concentra en sus oficiales aristocráticos, porque está consternado cuando rompe filas. El ejército alemán es todo lo que los reclutadores soñaban con hacer de nuestro pueblo; es, de hecho, un ejército unos veinte años detrás de los requisitos y de las condiciones contemporáneas. En la frontera oriental, el tema es más dudoso debido a la incertidumbre de las cosas rusas. La peculiar fuerza militar de Rusia, una fuerza que no pudo mostrar en Manchuria, reside en sus vastos recursos de hombres montados. Una invasión de Prusia puede ser cuestión de muchas semanas, pero las posibilidades de ataque en el este de Alemania son enormes. Es difícil adivinar hasta qué punto el ataque ruso será guiado por la inteligencia y hasta qué punto Rusia se equivocará, pero Rusia tendrá que hacerlo de manera muy desastrosa antes de que deba ponerse a la defensiva. Una incursión rusa es mucho más probable que amenace a Berlín que un alemán en llegar a París. Mientras tanto está la lucha en el mar. En eso estoy preparado para algunos golpes rudos. Los alemanes han dedicado una gran cantidad de energía a la creación de una armada agresiva que podría haber gastado más sabiamente en consolidar su posición europea. Probablemente sea una armada completamente buena y nave por nave igual a la nuestra. Pero la misma falta de invención, la misma falta de creatividad que ha mantenido al alemán detrás del francés en cosas aéreas, lo ha hecho, independientemente de sus mares poco profundos, seguir nuestro liderazgo en asuntos navales, y si nos hemos equivocado, y creo que hemos errado al sobrevalorar la importancia del gran acorazado, el alemán ha caído muy complacientemente en nuestro error. El lugar más seguro y efectivo para la flota alemana en este momento es el Mar Báltico. En este lado del Canal de Kiel, a menos que exagere los poderes del hidroavión, no hay un puerto seguro para ellos, si llega al puerto en cualquier lugar, ese puerto puede arruinarse, y las naves embotelladas pueden destruirse a su antojo mediante bombas aéreas. De modo que si están en este lado del Canal de Kiel deben conservar el mar y luchar, si se lo permitimos, antes de que se agote su carbón. La batalla en mar abierto en este caso es su única oportunidad. Lucharán contra viento y marea, y con todas las posibilidades de un gran éxito, aunque sin duda tendremos que pagar por esa victoria en barcos y hombres. No podremos llegar a ellos en el Báltico sin la participación de Dinamarca, y pueden ahí actuar contra Rusia. Pero al final, incluso allí, la mina, el avión y el destructor deberían hacer su trabajo. Así que calculo que Alemania se mantendrá al este y al oeste, y que hará que su flota sea prácticamente destruida. También deberíamos poder barrer sus barcos de los mares y bajar su bandera para siempre en África, Asia y el Pacífico. Todas las probabilidades, me parece, apuntan a eso. No hay ninguna razón por la que Italia no deba apegarse a su neutralidad actual, y hay un incentivo considerable para que Dinamarca y Japón se unan, están directamente convencidos del fracaso del primer gran ataque de Alemania. Todos estos problemas se decidirán más o menos definitivamente dentro de los próximos dos o tres meses. Para entonces creo que el imperialismo alemán se hará añicos, y es posible anticipar el final de la fase de armamentismo de la historia europea. Francia, Italia, Inglaterra y todas las potencias más pequeñas de Europa son ahora países pacíficos; Rusia, después de esta gran guerra, estará demasiado agotada para una nueva aventura; una Alemania destrozada será una Alemania revolucionaria, tan harta de los uniformes y de la idea imperialista como lo fue Francia en 1871... Finalmente se abrirá el camino para que todas estas potencias occidentales organicen la paz. Es por eso que yo, con mi horror declarado a la guerra, no he firmado ninguno de estos llamamientos y declaraciones de "detener la guerra" que han aparecido en los últimos días. Cada espada que se desenfunda contra Alemania ahora es una espada desenvainada por la paz…".

En Serbia los austriacos son derrotados completamente y vuelven a cruzar el río Drina.

Lo que queda del sexto ejército austro-húngaro llega a Sabac en el río Sava y cruza a un lugar seguro en la orilla norte.

Al sur de Belgrado, los Ejércitos serbios segundo y tercero avanzan contra las líneas del V Ejército austro-húngaro. Durante el día, las unidades serbias logran abrirse paso en varios lugares, y esta noche, el comandante del V Ejército ordena una retirada hacia una línea defensiva más corta.

El colapso de la posición austro-húngara en Serbia ha sido un gran shock para el gobierno, ya que llegó rápidamente a la euforia por la captura de Belgrado. El barón Arthur Bolfras, ayudante general del emperador, escribe a Potiorek que "...Su Majestad no está contento...", en el lenguaje refinado de la corte de los Habsburgo, la más dura condena posible.

Vishegrad es tomada por los montenegrinos. (Bosnia).

La contraofensiva austroalemana en Galitzia bajo el mando del general Boroevic recupera los pasos de montaña que conducen a Hungría y obligan a una retirada rusa.

Fracasados los contraataques y bajo la presión austro-húngara, el general Ivanov del rente Sudoeste reconoce que las actuales posiciones rusas al sur del Vístula no son sostenibles y plantea una retirada. El 8º Cuerpo ruso es arrastrado hacia el noroeste a través del río Lasosina, abandonando a Neusandez a las fuerzas del general Szurmay. Mientras las fuerzas rusas al sur del Vístula mantienen su línea, el comandante del IV Ejército austro-húngaro ordena a su izquierda y centro que mantengan sus posiciones mientras el grupo de Roth persigue a los rusos. El III Ejército austro-húngaro continúa avanzando hacia el norte contra el agotado 8º Ejército ruso. Victoria austro-húngara.

Desde Viena se informa oficialmente:"...Los fuertes movimientos de las fuerzas enemigas hacia el sur han hecho necesario reagrupar a nuestro Ejército de los Balcanes y recuperar nuestra derecha. Este simple hecho es presentado por los últimos informes de Nisch como un éxito decisivo del ejército serbio. Los informes serbios de nuestras pérdidas son exagerados…".

Desde Viena se informa oficialmente:"...Ayer los rusos intentaron otra vez franquear los Cárpatos; fueron rechazados, con grandes pérdidas. En la Polonia. el día de ayer ha transcurrido sin novedad. Przemysl sólo está cercado por el enemigo, sin que haya habido ataques sobre la plaza por parte de los rusos. La guarnición austríaca de Przemysl no ha perdido sus bríos, y sigue muy animada…".

El Ejército austro-húngaro informa oficialmente desde Viena:"...A pesar de todas las dificultades en el terreno montañoso invernal, nuestras tropas continuaron su avance en las montañas de los Cárpatos bajo constantes batallas victoriosas en las que ayer fueron capturados más de 2.000 rusos. Los pasos al oeste del Paso Lupkower están de vuelta en nuestra posesión. Grandes batallas comenzaron en el área al sur de Gorlice, Grybow y Neu-Sandec. La batalla en el oeste de Galicia, cuyo frente se extiende en el área al este de Tymbark al área al este de Cracovia, continúa. Ayer varios ataques de los rusos colapsaron por nuestro fuego de artillería. La situación en Polonia no ha cambiado. Una patrulla de Przemysl trajo de vuelta a 700 rusos capturados y 18 ametralladoras tomadas con muchas municiones…".

El embajador italiano en Viena, duque Giusseppe de Avarna de Gualtieri, le envía un telegrama al ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Sidney Sonnino:"...He transmitido al conde Berchtold la comunicación verbal como su Excelencia me encargó. Aquí se afirmaba que las operaciones militares de Austria-Hungría aún no habían dado lugar a una ocupación real, ni siquiera temporal, del territorio serbio. Que tales ocupaciones, de acuerdo a como siguieron las operaciones fueron abandonadas al día siguiente o en el curso de los días siguientes. De hecho, la ciudad de Valjevo, ocupada hace unos quince días, había sido evacuada poco después como consecuencia de las operaciones militares posteriores, y que, en vista de tal ocupación momentánea, ciertamente no era admisible citar el Artículo VII. y exigir compensación. Cuando le señalé que la ocupación de Belgrado ya había tenido lugar hace unos días, y que las tropas austrohúngaras todavía estaban presentes en esa ciudad, el conde Berchtold respondió que tal vez las tropas estarían obligadas a evacuarla en breve. Considero aconsejable llamar la atención del conde Berchtold sobre el hecho de que el artículo VII. fue claro y explícito, ya que se refería en términos precisos a la ocupación temporal y no hacía distinción con respecto al carácter del límite de tiempo contemplado. Por lo tanto, cualquiera que sea su carácter, la ocupación hasta el momento efectuada por las tropas austrohúngaras desde el primer día de su penetración en territorio serbio evidentemente quedó sujeta a las disposiciones de ese artículo, que imponía al Gobierno imperial y real la obligación de un previo acuerdo con nosotros mismos. Además, como ya le había señalado, la invasión misma de Serbia, aunque no más que temporal, nos dio derecho a una indemnización, ya que en sí misma era suficiente para perturbar el equilibrio establecido en la península de los Balcanes por el tratado. Cuando más tarde le recordé la oposición del Gobierno imperial y real a nuestras operaciones militares y navales durante la guerra ítalo-turca con motivo de que ese Gobierno había invocado el artículo VII., el conde Berchtold observó que se había opuesto a esos operaciones basadas en el principio del status quo en el que se basa el tratado. Y señaló que no era posible comparar tales operaciones con aquellas en las que el Gobierno imperial y el real estaban ahora comprometidos en Serbia. Las primeras eran, de hecho, contrarias al espíritu del tratado, ya que si se hubiesen puesto en práctica habrían puesto en peligro la existencia misma del Imperio otomano; mientras que esta última tenía como único propósito la defensa de la integridad de la Monarquía amenazada por Serbia, cuyo objetivo era privarla de Bosnia-Herzegovina. Por lo tanto, la guerra contra Serbia no fue agresiva sino defensiva, y el Gobierno imperial y real ahora luchaba por mantener el status quo. Respondí que ciertamente no podía admitir que la ocupación temporal de territorio llevada a cabo hasta ahora por Austria-Hungría en Serbia no era opuesta tanto al espíritu como a la letra del tratado. De hecho, era evidente que tal ocupación amenazaba el equilibrio de la península de los Balcanes y además destruiría el equilibrio de poder que el propio tratado debía mantener. Y a este respecto, le recordé que en varias ocasiones y en el mismo momento en que estalló la guerra, el real Gobierno italiano había declarado al Gobierno imperial y real que nunca podría consentir ninguna medida en detrimento de la integridad y la independencia política y económica de Serbia, ya que se oponía a nuestros intereses y también a las disposiciones del tratado. El conde Berchtold respondió que el Gobierno imperial y el real no tenía intención alguna de aniquilar a Serbia. Comenté que ya el 25 de julio pasado, en ausencia del conde, había declarado al barón Macchio que si Austria-Hungría debía proceder incluso a la ocupación temporal del territorio sin obtener previamente nuestro consentimiento, estaría actuando en violación del artículo VII. de la Triple Alianza, y que por lo tanto hicimos todas las reservas para salvaguardar nuestra eventual libertad de acción, así como nuestros derechos e intereses. El real Gobierno italiano consideró que había llegado el momento de referirse a esa declaración, siendo ciertamente incapaz de admitir la propuesta presentada por el Gobierno imperial y real en el sentido de que Austria-Hungría no había llevado a cabo hasta el momento ninguna ocupación, ni siquiera de carácter temporal del territorio serbio. A esto el conde Berchtold respondió que no entendía cómo el artículo VII. podría citarse en relación con la ocupación temporal, que podría abandonarse de un día para otro según la suerte de la guerra, y que, por lo tanto, no podría ser objeto de un acuerdo previo basado en el principio de indemnización. Pero si hubiera tenido lugar una ocupación real del territorio serbio, aunque fuera de carácter temporal, el Gobierno imperial y real estaba dispuesto a conformar con nosotros a las estipulaciones del acuerdo de paz. Con mi insistencia reiterada y urgente para convencer al conde Berchtold de que el avance de las tropas austrohúngaras en Serbia y la ocupación temporal del territorio efectuada por ellos impusieron al Gobierno imperial y real la obligación de un acuerdo previo con nosotros basado en el principio de compensación, persistió en la opinión manifestada anteriormente, y concluyó diciendo que no creía que este fuera un caso que requiera un intercambio de puntos de vista con el Gobierno real de Italia…".

El conde Leopold Berchtold, ministro de Relaciones Exteriores del Imperio austro-húngaro, le envía un telegrama al barón Karl von Macchio, subsecretario de estado en el ministerio de Relaciones Exteriores austro-húngaro:"... El embajador italiano me llamó ayer y me dio la siguiente información verbal bajo instrucciones: La invasión militar de Servia por parte de Austria-Hungría ha creado una nueva situación que exige una conversación entre nosotros e Italia dentro del espíritu del Artículo VII del acuerdo de la Triple Alianza. Según los términos de ese artículo, nos vimos obligados a llegar a un acuerdo con Italia antes de nuestra ocupación del territorio servio, si fuera solo temporal. Por lo tanto, deberíamos haber notificado al Gabinete italiano y haber llegado a un acuerdo antes de cruzar la frontera Servia. El barón Sonnino no deseaba detenerse en este retraso ni obstaculizar nuestras medidas militares; este hecho, señaló, debe ser apreciado como una prueba de la disposición conciliadora de Italia. El embajador luego insinuó objeciones de nuestra parte a varias operaciones que Italia propuso emprender durante la guerra Italo-Turca, y especialmente a nuestras reservas contra cualquier acción en los Dardanelos. Además declaró que Italia tenía un interés vital en la preservación de la integridad total de Servia y en su independencia política y económica. Nuestras reiteradas declaraciones en el sentido de que no aspiramos a ninguna adquisición territorial a expensas de Servia, no constituían una obligación formal y permanente. Además, una invasión del territorio servio, incluso temporal, es suficiente en sí misma para perturbar el equilibrio en los Balcanes y otorgar a Italia el derecho a una indemnización. Incluso en el caso de que Austria-Hungría obtenga ventajas de naturaleza no territorial, Italia tendría ese derecho en virtud de los términos del artículo VII. En opinión del Gobierno italiano, es necesario proceder sin demora a negociaciones concretas, debido a la nueva situación que afecta estrechamente a los intereses políticos y económicos más vitales. El duque de Avarna se refirió luego a la inquietud que prevalecía en el Parlamento italiano y en la opinión pública italiana, que indicaba claramente la dirección de las aspiraciones nacionales italianas y que el Gobierno italiano tendría que tener muy en cuenta. Un entendimiento entre los dos gobiernos sobre la base de lo que el barón Sonnino tiene en mente, eliminaría las viejas causas de fricción y pondría fin a los incidentes frecuentes y deplorables; por lo tanto, se establecería una condición de amistad cordial y permanente sin la cual todos los acuerdos oficiales son nulos y estériles. En conclusión, el embajador enfatizó el sentimiento amistoso que inspiró sus presentaciones…".

El conde Leopold von Berchtold le envía un nuevo telegrama al barón Karl Macchio:"...En respuesta a la comunicación del duque de Avarna que le transmití hoy, he expresado mi sorpresa por sus declaraciones; el punto de partida, a saber, la suposición de que deberíamos haber buscado un acuerdo con Italia antes de cruzar la frontera servia, parece infundado en vista de la situación real. Recordé que le había informado entonces de nuestra intención de enfrentar todas las consecuencias que podrían resultar de la actitud de Servia y que el marqués di San Giuliano, en ese momento, nos dio su garantía formal de que Italia no impediría nuestras operaciones militares; lo único que deseaba era que reconociéramos la aplicabilidad del artículo VII a la situación actual. Entonces notamos la primera promesa mencionada; en cuanto a la última demanda, el punto de vista italiano fue aceptado después de algunas discusiones de nuestra parte. En una carta a von Merey a principios de agosto, el marqués di San Giuliano se refirió a las circunstancias que requerían una aclaración para poner las relaciones de los aliados sobre una base sólida. Aunque respondimos a eso de manera amistosa, el Gobierno italiano no volvió al tema. En cuanto a nuestras reservas durante la guerra de Libia, debo señalar que las objeciones del conde Aehrenthal a las operaciones en la costa albanesa se basaron principalmente en nuestro acuerdo albanés; que la toma de las islas en el Mar Egeo prácticamente constituía una ocupación, ya que esta no era una operación militar en el teatro de guerra y se hizo únicamente porque Italia deseaba tener una garantía; finalmente, que la acción en los Dardanelos puso en peligro el status quo del Imperio turco y, por lo tanto, estaba en conflicto con los términos del acuerdo de la Triple Alianza, que se había efectuado para la preservación de las posesiones turcas en los Balcanes. Además, en lo que respecta a la última acción mencionada, nosotros tuvimos que limitamos a llamar la atención de Italia sobre el peligro que conlleva negarse a compartir la responsabilidad por sus posibles consecuencias. El embajador también recordó nuestra anterior objeción a la extensión de la guerra de Libia a la parte continental de Asia Menor; le señalé las diferencias fundamentales entre la situación en aquellos días, cuando Italia contemplaba la creación de un nuevo teatro de guerra, y la instancia actual, cuando estamos luchando en el solo campo de batalla disponible. Además le expliqué al duque de Avarna que no podía tratarse de una ocupación temporal en el presente caso. La expresión "ocupación temporal" se había utilizado en el acuerdo de la Triple Alianza en referencia a la ocupación de Bosnia y Herzegovina. Difícilmente se puede afirmar que nuestras operaciones militares actuales puedan interpretarse como una ocupación de cierto territorio. Además, podría posiblemente no estar en condiciones de afirmar con certeza en este momento que una u otra localidad en particular estaba actualmente en nuestro poder, ya que se están produciendo cambios continuos a este respecto. En cuanto a la integridad de Servia, el embajador debe ser consciente de que nunca tuvimos la intención de interferir con él; pero, al contrario, fue la codicia de Servia por nuestro territorio lo que provocó la guerra. En la actualidad, todavía mantenemos el mismo punto de vista y no deseamos más que el mantenimiento y la protección de nuestras posesiones. Si consideramos seriamente la ocupación de un territorio definido, informaríamos al Gobierno italiano de una manera leal, nuestra intención de hacerlo, y luego abordaríamos el tema de la compensación. Hoy es imposible prever el giro que tomarán los acontecimientos y, por lo tanto, no podría aceptar la opinión de que el mero hecho de nuestro avance hacia Servia ya ha perturbado el equilibrio en los Balcanes. Cualquier acuerdo presupone una base bien definida; pero un acuerdo alcanzado en este momento no podría prever todas las eventualidades, y estaría sujeto a modificaciones diarias. Por mucho que quisiera ayudar a aclarar el asunto, realmente no podría encontrar ninguna base para negociaciones específicas hoy; menos aún, ya que nuestro acuerdo estipula claramente que la compensación debe ser proporcional a las ventajas obtenidas por la otra parte. Al concluir la conversación, solicité al embajador que señalara a su Gobierno la inconsistencia de adoptar el punto de vista de Servia, como parece, el punto de vista de un Estado cuya política exterior está dirigida principalmente a la adquisición de nuestras posesiones en Bosnia, Herzegovina y Dalmacia. Cualquier juez imparcial de la situación actual debe darse cuenta los graves peligros en los que incurriría Italia al adoptar dicha política…".

Muere tel teniente general prusiano Johann Streck, una semana después de haber relevado del mando de la VI División de la reserva bávara. Había sido convocado a pesar de estar retirado.

Los católicos irlandeses son removidos del campo de prisioneros de Döberitz, con la intención de llevarlos a Limburg para tratarlos mejor. La idea es que se unan a la Brigada Irlandesa del ejército alemán.

El Gran Cuartel alemán informa:"...En la dirección este de Langemarck fueron rechazados los ataques de los aliados, que tuvieron unos 200 muertos y 340 prisioneros. Para entorpecer el movimiento de las tropas aliadas, la artillería alemana bombardeó la estación del ferrocarril en Ypres. Cerca de Arras, los alemanes hicieron progresos. Resultaron infructuosos nuevos ataques de los franceses en la región de Souain Perfthes. Después de unas semanas de pasividad en Argonne, los franceses emprendieron ataques que fueron rechazados. En cambio, las tropas alemanas ocuparon un nuevo e importante punto de apoyo, haciéndolo volar por medio de minas y sufriendo los franceses considerables pérdidas entre muertos y enterrados por la explosión También fueron hechos prisioneros 200 hombres. Cerca de Apremont y al sudeste de Saint- Mihiel fueron rechazados fuertes ataques de los franceses. Lo mismo ocurrió en los altos de los Vosgos, en la región oeste de Markirch. En la frontera de Prusia Oriental, nuestra caballería arrojó a la caballería rusa y tomó 350 prisioneros. Al sur de Vístula, en el norte de Polonia, nuestras operaciones continúan desarrollándose; en el sur de Polonia los ataques rusos fueron repelidos por austrohúngaros y nuestras tropas…".

El Gran Cuartel alemán hace saber durante el día:"...Los rusos despejaron a Lodz en secreto por la noche, por lo tanto, sin pelear y sin ser notados. Pero fue solo el resultado de la lucha anterior de tres días. En estas, los rusos tuvieron enormes pérdidas, especialmente de nuestra artillería pesada. Las trincheras rusas abandonadas estaban literalmente llenas de personas muertas. Nunca en todas las batallas del ejército oriental, ni siquiera en Tannenberg, nuestras tropas avanzaron sobre tantos cadáveres rusos como en las batallas por Lodz, Lowicz y, en general, entre Pabianice y el Vístula. Aunque éramos los atacantes, nuestras pérdidas estaban muy por detrás de las de los rusos. En particular, a diferencia de ellos, hemos tenido muy pocos muertos. En el conocido avance de nuestro cuerpo de reserva, solo 120 hombres cayeron de esta parte del ejército; es un número sorprendentemente bajo. En contraste, es significativo para las circunstancias que no menos de 887 rusos muertos hayan sido encontrados y enterrados en una altura al sur de Lutomiersk (al oeste de Lodz). Como en batallas anteriores, podemos estimar las pérdidas rusas totales de manera bastante confiable. En luchas anteriores en Polonia, incluidos los 80.000 prisioneros capturados por nosotros, que desde entonces han sido transportados a Alemania por ferrocarril, fueron al menos 150.000 hombres. La ciudad de Lodz ha sufrido muy poco por las recientes luchas por su propiedad. Algunos suburbios y fábricas fuera del distrito han sido dañados, pero el interior de la ciudad está casi completamente intacto. El Grand Hotel, donde el tráfico es tranquilo, no está dañado. El tranvía eléctrico pasa sin problemas como en tiempos de paz…".

El dramaturgo, novelista y poeta alemán, publica un escrito en el New York Times:"Nosotros somos bárbaros?...La idea del cosmopolitismo nunca ha echado raíces más profundas que en Alemania. Deje que cualquier persona reflexione sobre nuestras traducciones literarias y luego nombre una nación que haya tratado de hacer justicia tan honestamente como nosotros al espíritu y los sentimientos de otras razas, para comprender su alma más íntima con toda buena voluntad. Debo decir: detestamos y no detestamos a Francia: hemos idolatrado las bellas artes, la escultura, la pintura y la literatura de ese país. La apreciación mundial de Rodin tuvo su origen en Alemania, estimamos a Anatole France, Maupassant, Flaubert, Balzac, como si fueran autores alemanes. Tenemos un profundo afecto por la gente del sur de Francia. Encontramos admiradores apasionados de Mistral en pequeñas ciudades alemanas, en callejones, en áticos. Lamentaba profundamente que Alemania y Francia no pudieran ser amigos políticamente. Deberían haberlo sido, porque eran fideicomisarios conjuntos de los tesoros intelectuales del continente, porque son dos de las grandes naciones cultas de Europa. Pero el destino lo ha querido de otra manera. En el año 1870 las razas alemanas lucharon por la unión de los alemanes y el Imperio alemán. Debido al éxito de esta lucha, Alemania ha disfrutado de una era de paz durante más de cuarenta años. Una época en ciernes, crecimiento, fortaleza, floración y fructificación, sin paralelo en la historia. De una población cada vez más numerosa, se ha formado un número cada vez mayor de individuos. La energía individual y una tendencia general a expandirse llevaron a los grandes logros de nuestra industria, nuestro comercio y nuestros negocios. No creo que ningún estadounidense, inglés, francés o italiano que esté en una familia alemana, en ciudades alemanas, en hoteles alemanes, en barcos alemanes, en conciertos alemanes, en teatros alemanes, en Baireuth, en bibliotecas alemanas o en museos alemanes, alguna vez se haya sentido como si estuviera entre los "bárbaros". Visitamos otros países y mantuvimos una puerta abierta para cada extraño. Relaciones inglesas: Con dolor y amargura digo la palabra Inglaterra. Soy uno de esos bárbaros a quienes la Universidad de Oxford de Inglaterra le otorgó el título de Doctor Honoris Causa. Tengo amigos en Inglaterra que se paran con un pie en el suelo intelectual de Alemania. Haldane, ex ministro de guerra inglés, y con él otros innumerables ingleses, peregrinaban regularmente a la pequeña ciudad bárbara de Weimar, donde los bárbaros Goethe, Schiller, Herder, Wieland y otros, han creado otro mundo para la humanidad. Tenemos un poeta, cuyas obras, más que las de cualquier otro poeta alemán, se han convertido en propiedad nacional; Se llama Shakespeare. Este Shakespeare es, al mismo tiempo, el príncipe de los poetas ingleses. La madre de nuestro emperador es una mujer inglesa, la esposa del rey de Inglaterra es alemana y, sin embargo, esta nación, tan estrechamente relacionada por la sangre y la elección, nos ha declarado la guerra. ¿Por qué? Sólo el cielo lo sabe...Si el cielo quiere que salgamos regenerados de esta terrible prueba, tendremos el deber sagrado de mostrarnos dignos de nuestra regeneración. Con la victoria completa de las armas alemanas se garantizaría la independencia de Europa. Sería necesario dejar claro a las diferentes naciones de Europa que esta guerra debe ser la última entre ellas. Deben ver al fin que sus duelos sanguinarios solo traen una ventaja vergonzosa a quien, sin tomar parte en ellos, es su creador. Luego deben dedicarse mutuamente al trabajo de la civilización y la paz, lo que hará que los malentendidos sean imposibles. En esta dirección, ya se había hecho mucho antes de que comenzara la guerra. Las diferentes naciones ya se habían reunido en pacífica emulación y se encontrarían nuevamente en Berlín para los juegos olímpicos. Solo es necesario recordar las carreras aeronáuticas, las carreras de botes, las carreras de caballos y la influencia internacional beneficiosa de las artes y las ciencias, y los grandes premios Nobel supernacionales. La bárbara Alemania, como es bien sabido, lideró el camino entre las otras naciones con sus grandes instituciones para la reforma social. Una victoria nos obligaría a avanzar en este camino y hacer que las bendiciones de tales instituciones sean generales. Nuestra victoria, además, aseguraría la existencia futura de la raza teutónica para el bienestar del mundo. Durante la última década, por ejemplo, cuán fructífera ha sido la literatura escandinava para el alemán y viceversa, el alemán para el escandinavo. ¿Cuántos suecos, noruegos y daneses se han estrechado últimamente, sin sentirse conscientes de una gota de sangre extranjera, con hermanos alemanes en Estocolmo, Christiania, Copenhague, Múnich, Viena y Berlín? Cuánta amistad hogareña ha surgido en torno a los nobles nombres de Ibsen, Björnsen y Strindberg. Fausto y fusiles. Escuché que en el extranjero se está fabricando una enorme cantidad de cuentos mentirosos en detrimento de nuestro honor, nuestra cultura y nuestra fuerza. Bueno, aquellos que crean estos cuentos ociosos deberían reflejar que la hora trascendental no es favorable para la ficción. En tres fronteras, nuestra propia sangre es testigo. Yo mismo he enviado a dos de mis hijos. Todos nuestros intrépidos soldados alemanes saben por qué van a la guerra. No hay analfabetos entre ellos; más aún, de aquellos que, además de su rifle, tienen su "Fausto" de Goethe, su "Zaratustra", una obra de Schopenhauer, la Biblia o su Homero en sus mochilas. E incluso aquellos que no tienen un libro en la mochila saben que están luchando por un hogar en el que todos los invitados sean bienvenidos. En la frontera se encuentra nuestro testimonio de sangre; el socialista al lado de la burguesía, el campesino al lado del hombre de estudios, el príncipe al lado del trabajador; y todos luchan por la libertad alemana, por la vida doméstica alemana, por el arte alemán, la ciencia alemana, el progreso alemán; luchan con la conciencia plena y clara de una posesión nacional noble y rica, por bienes internos y externos, todos los cuales sirven para el progreso general y el desarrollo de la humanidad…".

Rumores de Petrogrado señalan que los ciudadanos rusos deben abandonar Varsovia, y que esa retirada será considerada un movimiento estratégico y no una victoria alemana.

Termina la segunda invasión rusa a Hungría.

Los ejércitos rusos en todos los frentes están sufriendo una escasez aguda de proyectiles de artillería, fusiles, municiones, aviones, ropa, alimentos y otros suministros.

La gendarmería de Yaroslavl (Rusia) informa la existencia de propaganda bolchevique en las fábricas.

La zarina le escribe una carta al zar:"...Mi amado ángel. Una vez más nos separamos, pero Dios nos reunirá nuevamente en 5 días. Quiero recordarte que hables a Nikolasha sobre el permiso de los oficiales, que lo continuen su tratamiento en sus casas y no en las ciudades...se recuperarán mucho más rápido si pueden estar cerca de sus familia. Otros deben terminar sus curas en el sur para recuperar su fuerza, sobre todo los heridos en el pecho. Me alegra que descanses un día en el tren y estar en el "Stavka" te refrescará después de estas horribles fatigas y recepciones interminables. Un consuelo, has hecho 1000 heridos infinitamente felices…¿por qué no nominas a Groten para tus húsares? Necesitan un verdadero comandante. Adiós mi tesoro y duerme bien, te extrañaré horriblemente de nuevo. Dios te bendiga y te guarde. ..".

Maurice Paleologue, embajador francés en Rusia, escribe en su diario:"…El general de Laguiche me escribe desde el Gran Cuartel General: Los asuntos toman un giro favorable del lado de Cracovia. Al norte el stato quo se mantiene en toda la línea Ilno-Lowicz-Pietrokov, y creo que han alcanzado allí las posiciones que se tenían en vista. Evidentemente, las operaciones serán menos activas que de el lado de Silesia…".

Lenin escribe en el Sostial-Demokrat:"…Sobre el orgullo nacional de los grandes rusos...¡Cuánto se habla, se discute y se grita sobre la nacionalidad y la patria en estos días! Ministros liberales y radicales en Inglaterra, una gran cantidad de periodistas "progresistas" en Francia... y una gran cantidad de escritores oficiales, cadetes y progresistas en Rusia (incluidos varios narodniks y "marxistas") Todos cantan en mil claves la alabanza de la libertad y la independencia de sus respectivos países y la grandeza del principio de independencia nacional. Aquí es imposible decir dónde terminan los elogios corruptos del verdugo Nikolai Romanov o los brutales opresores de los negros e indios, y dónde acaba la pequeña burguesía ordinaria, que se deja llevar por la corriente, por estupidez o falta de carácter. Y esa diferencia tampoco es tan importante. Vemos un movimiento ideológico muy amplio y profundo, cuyo origen está estrechamente entrelazado con los intereses de los terratenientes y los capitalistas de los grandes países. Cada año, decenas y cientos de millones se gastan en propaganda de ideas que benefician a estas clases: un gran molino de viento que obtiene su agua de todas partes, desde Mensjikov, un chovinista de convicción, hasta chovinistas por conveniencia y falta de personalidad como Plejánov, Maslov, Rubanovich, Smirnov, Kropotkin y Burchev. Permítannos, grandes socialdemócratas rusos, tratar de definir nuestra actitud hacia este movimiento ideológico. No sería apropiado para nosotros, como representantes de una gran nación en el Lejano Oriente de Europa y en gran parte de Asia, perder de vista la tremenda importancia de la cuestión nacional, especialmente en un país que con razón ha sido llamado "prisión de los pueblos" y especialmente en un momento en que el capitalismo está cobrando vida en Europa del Este y Asia, junto con la autoconciencia de una serie de "nuevas" naciones, grandes y pequeñas, en un momento en que la monarquía zarista ha hecho un llamamiento a millones de rusos y no rusos mayores para que "resuelvan" una serie de cuestiones nacionales de acuerdo con los intereses del Consejo de la Nobleza Unida y los de los Gushkovs, los Krestnikov, los Dolgorukovs, los Kutlers y los Rodichevs. ¿Es extraño para nosotros un sentido de orgullo nacional como grandes proletarios rusos? ¡Ciertamente no! Amamos nuestro idioma y nuestro país, y hacemos todo lo posible para elevar a sus masas trabajadoras (es decir, nueve décimas partes de su población) al nivel de una conciencia democrática y socialista. Es extremadamente doloroso para nosotros observar los tormentos, la opresión y la humillación que nuestro hermoso país debe sufrir a manos de los verdugos del zar, los nobles y los capitalistas. Estamos orgullosos de la resistencia contra estas infamias entre nosotros, de los Grandes Rusos, y estamos orgullosos...del hecho de que la gran clase obrera rusa creó un poderoso partido revolucionario de las masas en 1905 y del hecho de que los grandes campesinos rusos están comenzando a recurrir a la democracia...Recordamos cómo hace medio siglo Chernyshevsky, el Gran Demócrata ruso, que dedicó su vida a la causa de la revolución, dijo: "una nación triste, una nación de esclavos, de arriba abajo: todos esclavos. A los grandes esclavos públicos rusos y ocultos (esclavos relacionados con la monarquía zarista) no les gusta recordar estas palabras. Sin embargo, en nuestra opinión, estas palabras fueron palabras de amor genuino hacia nuestra patria, un amor que fue infeliz debido a la ausencia de un espíritu revolucionario en las masas del gran pueblo ruso. No había rastro de ese espíritu en ese momento. Ahora hay muy poco, pero ya existe. Estamos llenos de orgullo nacional porque la Gran nación rusa también ha creado una clase revolucionaria, porque también ha sido capaz de proporcionar a la humanidad grandes ejemplos de la batalla por la paz y el socialismo y no solo por grandes pogromos, horcas, mazmorras, grandes hambrunas y un gran servicio a los sacerdotes, zares, terratenientes y capitalistas. Estamos llenos de un sentimiento de orgullo nacional, y es precisamente por esta razón que odiamos particularmente nuestro pasado servil (cuando la nobleza terrateniente llevó a los campesinos a una guerra para sofocar la libertad en Hungría, Polonia, Persia y China) y nuestro presente servil ya que esta misma nobleza terrateniente, con el apoyo de los capitalistas, nos lleva a la guerra para sofocar a Polonia y Ucrania, aplastar el movimiento democrático en Persia y China y la pandilla de Romanov, Bobrinskis y Purishkevichs, que son una mancha en nuestro camino para fortalecer la gran dignidad nacional rusa. Nadie puede ser culpado por haber nacido esclavo, sino un esclavo que evita la búsqueda de la libertad y justifica y aplaude su esclavitud... tal esclavo es un arado viscoso que evoca un sentido justificado de indignación, desprecio y aversión."Ninguna persona que oprima a otras naciones puede ser libre", dijeron Marx y Engels, los más grandes representantes de la democracia… del siglo XIX, que se han convertido en maestros del proletariado revolucionario. Y, llenos de orgullo nacional, nosotros, los grandes trabajadores rusos, deseamos a toda costa una Gran Rusia libre, independiente, democrática, republicana y orgullosa, un país que basará sus relaciones con sus vecinos en el principio humanitario de igualdad y no en el principio feudal de privilegio, que es tan humillante para una gran nación. Y precisamente porque lo deseamos, decimos: es imposible "defender la patria" en la Europa del siglo XX (incluso en el Lejano Oriente de Europa) que no sea utilizando todos los medios revolucionarios para luchar contra la monarquía, los terratenientes y los capitalistas, es decir, los peores enemigos de nuestro propio país. Decimos que los grandes rusos no pueden "defender" su "patria" más que exigiendo la derrota del zarismo en cualquier guerra como el menor mal para las nueve décimas partes de los habitantes de la Gran Rusia. Porque el zarismo no solo oprime a estas nueve décimas económica y políticamente, sino que también las desmoraliza, humilla, deshonra y prostituye al enseñarles a oprimir a otras naciones y cubrir esta vergüenza con frases hipócritas y casi patrióticas. Es posible que nos arrojen a nuestros pies que, además del zarismo y bajo sus alas, ha surgido y se ha fortalecido otra fuerza histórica, a saber, el gran capitalismo ruso, que trabaja progresivamente a través de la centralización económica y la convergencia de grandes áreas. Pero esta objeción no es excusa, sino una condena para nuestros socialchovinistas, que en realidad deberían llamarse socialistas zaristas-purishkevich...Supongamos incluso que la historia decidiera a favor del capitalismo el gran poder de la Gran Rusia y en contra de las cien naciones pequeñas. Eso no es imposible, porque toda la historia del capital ha sido de violencia y saqueo, derramamiento de sangre y corrupción. No abogamos por la preservación de las naciones pequeñas a toda costa; si las otras circunstancias siguen siendo las mismas, estamos claramente a favor de la centralización y en contra del ideal pequeño burgués de las relaciones federales. Pero incluso si nuestra suposición es correcta, no es principalmente nuestro trabajo, y tampoco el de los demócratas (y mucho menos los socialistas) ayudar a Romanov-Bobrinski-Purishkevich a sofocar a Ucrania, etc….Si la historia decidiera a favor del capitalismo el gran poder de la Gran Rusia, se deduce que el papel socialista del gran proletariado ruso, como la principal fuerza impulsora detrás de la revolución comunista provocada por el capitalismo, será más grande. La revolución proletaria necesita una educación a largo plazo de los trabajadores en el espíritu de la más completa igualdad y hermandad nacional. Y así, los intereses del gran proletariado ruso exigen que las masas sean educadas sistemáticamente para luchar, de la manera más resuelta, consistente, audaz y revolucionaria, la igualdad plena, con el derecho de autodeterminación para todas las naciones reconocidas...Los rusos están oprimidos. Los intereses del gran orgullo nacional ruso (no tomado en el sentido servil) coinciden con los intereses socialistas de los grandes proletarios rusos (y todos los demás). Nuestro ejemplo siempre seguirá siendo Marx, quien después de vivir en Inglaterra durante décadas y convertirse en mitad inglés, exigió libertad e independencia nacional para Irlanda en aras del movimiento socialista entre los trabajadores ingleses…".

El mariscal de campo Colmar von der Goltz llega a Constantinopla, asumiendo el cargo de ayudante general del Sultán.

El Gobierno británico informa sobre los progresos realizados en el Golfo Pérsico por la expedición india:”…El 5 de diciembre una patrulla obligó al enemigo a atravesar el Tigris, frente a Kunrah, y le infligió grandes pérdidas, a más de arrebatarle dos cañones. Fueron hechos prisioneros 66 soldados y tres oficiales turcos. El día 6 fueron atacados los refuerzos procedentes de Bassorah. La acción se desarrolló también frente a Kunrah, en la orilla izquierda del Tigris, los agresores fueron rechazados, causándoseles pérdidas. Los anglo-indios se apoderaron de Masera el 7. Hicieron un centenar de prisioneros, entre ellos tres oficiales turcos y arrebataron tres cañones al enemigo. El 8, las fuerzas anglo-indias atravesaron el Tigris y ocuparon las posiciones situadas al norte de Kunrah. Al siguiente día el comandante militar de Kunrah, antiguo gobernador turco de Bassorah, se rindió a discreción con todas las fuerzas a sus órdenes. Las pérdidas sufridas por los ingleses han consistido en un oficial muerto y tres heridos, 40 indios muertos y 120 heridos. Los ingleses son, en la actualidad, dueños del país que se extiende entre las confluencia del Eufrates y el Tigris y el mar, es decir, en la parte más rica del Delta…”.

Sir Henry Mac Mahon, Secretario de Estado de Asuntos Exteriores de la India, es enviado temporalmente a Egipto con el título de Alto Comisionado.

El general británico Nathaniel Bernardiston, jefe de la fuerzas británicas en Tsingtao, llega a Tokio.

El HMS King George V, regresa a la Gran Flota, después de estar ausente desde finales de noviembre para reparar defectos del condensador; aunque el trabajo no se ha terminado, debido al pequeño margen entre la Gran Flota y la Flota de Alta mar alemana, se lo incorpora igual.

El crucero ligero, Liverpool debe disminuir su velocidad a 17 nudos por serios desperfectos en sus calderas.

En el Mar Báltico, cerca de Estonia, los destructores rusos Ispolnitelni y Letuchi se hunden durante una fuerte tormenta de viento y nieve después de que minas que transportaban explotan a bordo.

El Dresden llega a Punta Arenas. El carbonero estadounidense Minnesota se niega a venderle carbón. Se conforma entonces con el carbón de baja calidad del barco alemán SS Turpin.

El capitán del Dresden, Emil Fritz Lüdeke, ordena salir a mar abierto lo más rápido posible.

El velero británico Kildalton es hundido en el Océano Pacífico a 1.610 kilómetros al sur oeste de Valparaíso, Chile, por el crucero auxiliar alemán Prinz Eitel Friedrich.

El gobierno chileno protesta por la violación de sus aguas neutrales por parte del crucero auxiliar alemán Prinz Eitel Friedrich.

Victor Hugo de Azevedo Coutinho, es nombrado primer ministro de Portugal.

Reabre la bolsa de New York. El Down Jones tiene una caída del 24,39 %.

El afroamericano Lewis Watkins, muere linchado en Shrevport, Louisiana.

En Buenos Aires se estrena el primer largometraje argentino: Amalia.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

13 de diciembre de 1.914.

El primer ministro de Francia, René Viviani, visita Reims. Entre otras cosas, deja 5.000 francos para los pobres.

Paul Hess, director del Crédito Municipal de Reims, escribe en su diario:"...El público debe saber que la censura militar es un imperativo durante la guerra. Desde un punto de vista militar, la mayor precaución debe ser la regla y es mejor ser paciente con ciertos abusos que exponerse a peligros que están lejos de ser imaginarios. ¿Quieres un ejemplo? Un día, una cierta cantidad de proyectiles cayeron en un lugar que no designaré. Era obvio para mí que el enemigo apuntaba a algo que le importaba. El disparo, en este caso, habría sido muy preciso en la dirección, pero hubo algún error...en el rango. Si se hubiera hecho saber...la información hubiera sido muy útil para los alemanes, para regular su fuego, que sin duda habría sido más preciso. Sé que tienen suficientes espías para saber muchas cosas en nuestra pobre ciudad, pero al menos no nos corresponde favorecer su trabajo…".

Un soldado francés escribe en su diario:"...El baile comienza nuevamente a las 7:30 a.m. Nos despertaron a los 155. Hasta las 10 a.m. continúa. Las bombas caen a nuestro alrededor. A las 11 de la mañana llega un convoy de 15 prisioneros boches. Pobres, están absolutamente del color de la tierra. Fueron hechos prisioneros en las trincheras. Son polacos. No saben nada sobre la guerra. Les hicimos creer las fábulas más estúpidas: así temblaron cuando llegaron creyendo que les cortaríamos las manos (se habían quitado los anillos de bodas). Les tranquilizamos lo mejor que pudimos y les contamos nuestros éxitos y que los británicos y belgas estaban con nosotros, no lo sabían…Sabemos de ellos...que nuestro ataque fue exitoso…".

En el Regimiento francés de infantería 118, se dispone que :"... Los comandantes de Cuerpo deben acelerar las reparaciones de zapatos, arreglos, etc.; están autorizados, en las trincheras o en Verzenay, a organizar talleres buscando en su unidad a todos los sastres o zapateros de profesión que puedan encontrar allí. Para los zapatos, se recomienda hacer solo re-suelas, reparaciones del talón y clavado para obtener una excelente producción diaria. Los zapatos que deben volver a armarse se enviarán a la tienda de ropa de Verzenay…".

El Regimiento francés de infantería 339, en Lorena, recibe ordenes de asaltar las trinchera alemaneas. El soldado francés Louis Lamothe, escribe en su diario:"...A las 7:30 a.m. nuestra artillería preparó el ataque al cañonear las trincheras alemanas correspondientes al frente de ataque. A las 8 a.m. se lanzó el ataque de infantería. Los hombres salen de las trincheras y corren hacia las líneas alemanas; pero el suelo está fuertemente mojado por la lluvia. El movimiento hacia adelante continúa en saltos de amplitud variable dependiendo de la ubicación de las secciones, de 20 a 30 metros en promedio. [...] La sección 18 logra establecerse en una trinchera alemana y aferrarse a él. Permaneció allí hasta la noche, pero diezmada por incendios en el flanco y habiendo perdido la mitad de su fuerza, se vio obligada a regresar a su lugar de partida al anochecer...las otras unidades ya se habían retirado de la violencia del fuego del enemigo y regresado a sus trincheras. Hasta el anochecer, fuimos sometidos a intensos disparos y cañonazos…". El Regimiento 339 finaliza el día el con 34 muertos, 84 heridos y 15 desaparecidos.

El escritor francés Pierre Bourdreaux muere en Bois de Mortmare (Lorena).

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las 3 de la tarde:”…El día 12 ha sido particularmente calmoso. La actividad que el enemigo ha manifestado ha consistido únicamente en bombardeo intermitente de algunos puntos del frente. Sin embargo, en la región sudeste de Ypres ha realizado tres violentos ataques de infantería, que han sido todos rechazados. En el bosque de La Pretre hemos progresado bastante. En los Vosgos, el enemigo ha atacado algunas veces la Signal de la Mère Henri, al noroeste de Sonnones; pero ha sido rechazado…”.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las 11 de la noche:"...En los dos extremos del frente se señala el fracaso de dos ataques alemanes: uno al nordeste de Ypres y otro dirigido contra la estación de Aspach…".

Los Aliados logran rechazar a los alemanes en el río Lys, donde durante tres días los germanos habían intentado una ofensiva muy fuerte.

El artillero alemán Herbert Sulzbach, escribe en su diario:"…Nos retiramos a las 6.30. Está tan negro como la noche, tenemos que ensillar y frenar a los caballos en la oscuridad; luego nos detenemos en una carretera principal, estábamos entre Reims y Verdun. Entramos...en Pont-Faverger, un pueblo pequeño y bonito; los caballos tienen buenos establos, y tenemos paja para dormir al lado de ellos. Apenas habíamos desempacado cuando una espléndida música militar nos llevó al mercado, donde nos sorprendió ver a varios oficiales de alto rango paseando, escuchando la música: nos dieron una muy buena selección, La Bohème, luego folk, canciones y valses. Luego, un nuevo regimiento de infantería pasó con su banda tocando. Estamos a pocos kilómetros del frente aquí, y aparentemente en el frente mismo las tropas se mueven mucho. Pertenecemos al 6º Cuerpo del Ejército de Silesia. Vemos a nuestros caballos y los acicalamos, y vemos a nuestros aviadores volar hacia el frente para hacer reconocimientos. Pont-Faverger está en una posición encantadora, rodeado de bosques y campos ondulados, y un pequeño río fluye por el centro del pueblo. La primera noche la paso con Kurt Reinhardt. Nos acostamos al lado de los caballos de tiro número 1, y antes de irnos a dormir nos contamos todas las cosas en las que hemos estado pensando. El padre de Kurt recibió la Cruz de Hierro de primera clase. Kurt está tan complacido como si hubiera tenido la medalla él mismo. Antes de ir a dormir, tomamos otra cerveza bávara en la cantina de los Uhlanos….".

Los alemanes se retiran del canal del Yser.

Churchill le escribe una carta la general French a raíz del rechazo francés al pedido británico de trasladarse más hacia la costa:"...Por supuesto, estamos decepcionados con el giro que han tomado los acontecimientos, pero nosotros haremos todo lo posible para ayudar a los franceses...".

El almirante sir Horace Lambert Alexander Hood visita a sir J. French en St Omer.

En Worcester, Inglaterra, se informa que se abrirá un club para las esposas y madres de soldados y marineros en 59, Broad Street, la próxima semana. Habrá instalaciones para la lectura, una sala de escritura, y los miembros tendrán que pagar solo medio centavo por semana.

El conde Leopold Berchtold, ministro de Relaciones Exteriores del Imperio austro-húngaro, le envía un telegrama al barón Karl von Macchio, subsecretario de Estado en el ministerio de Relaciones Exteriores austro-húngaro:"…En cumplimiento de mis telegramas de ayer, le envío lo siguiente para su orientación: El acuerdo de la Triple Alianza prevé los eventos de ocupaciones temporales y permanentes. Nuestro avance en Servia ni siquiera participa del carácter de uno temporal. En el transcurso de los últimos meses, el teatro de guerra ha estado frecuentemente en suelo servio, pero a veces también en Bosnia, Herzegovina y Hungría. En la naturaleza de las cosas, es necesario que nos esforcemos por llevar la guerra tanto como sea posible más allá de nuestra frontera. Pero incluso cuando eso se haya logrado, no puede haber una ocupación. Una ocupación temporal existiría solo si, después de la terminación de la guerra, parte del territorio del enemigo se mantuviera como prenda o si por alguna razón más allá de los propósitos de la guerra, dicho territorio se mantuviera bajo ocupación militar. Si el Gobierno italiano se refiere a una alteración del equilibrio en los Balcanes en relación con las disposiciones del tratado de la Triple Alianza, usted señalará que el conde Aehrenthal había llamado la atención de Italia al comienzo de la guerra de Libia sobre los peligros de una reacción sobre la península de los Balcanes, por las posibles consecuencias de las cuales Italia tendría que asumir la responsabilidad. Del mismo modo advertí a Italia de los peligros que implicaría una extensión de la esfera de esa guerra. Los acontecimientos que han tenido lugar desde entonces en rápida sucesión han provocado una perturbación del equilibrio de los Balcanes, y especialmente un fortalecimiento de Servia, que considera que ha llegado el momento en que puede extender sus aspiraciones a los territorios de la Monarquía austro-húngara. Si el Gobierno italiano desea en esta etapa temprana de los eventos abrir negociaciones con nosotros sobre una posible compensación, no tengo ninguna objeción material a tal curso, pero me encuentro con la dificultad práctica de encontrar un punto de partida concreto para tales negociaciones en la presente hora. Está naturalmente fuera de discusión involucrar en cualquier territorio que pertenezca a la Monarquía Dual si dicho territorio es el objeto de las insinuaciones del duque de Avarna sobre las aspiraciones nacionales. Preferiría tener que abordar la cuestión de las islas en el mar Egeo, todavía ocupadas por Italia, y cuya evacuación se había prometido expresamente; también con la toma de posesión de la isla de Saseno…".

El conde Leopold Berchtold, ministro de Relaciones Exteriores del Imperio austro-húngaro, le envía un nuevo telegrama al barón Karl von Macchio, subsecretario de Estado en el ministerio de Relaciones Exteriores austro-húngaro:"…Bajo instrucciones de su gobierno, von Tschirschky comunicó hoy lo siguiente: El Ministerio de Asuntos Exteriores alemán ha sido informado de que el duque de Avarna recibió instrucciones de abrir negociaciones sobre la cuestión de la compensación en el espíritu del artículo VII del acuerdo de la Triple Alianza. El Gabinete de Roma ha agregado a esta información la solicitud de que el Gobierno alemán respalde sus procedimientos en Viena. Von Jagow respondió que aún no había llegado el momento de una división del botín, por lo que Bollati explicó que se trataba solo de un intercambio de puntos de vista. El hecho de que su Gobierno deseara comunicar sus deseos a Viena en este momento, demostró su intención de adherirse a su acuerdo y mantener su neutralidad. El embajador italiano rechazó decididamente la objeción del secretario de Estado de que tal representación por parte de Italia podría fácilmente ser tomada como una amenaza. En el curso posterior de la conversación entre von Jagow y el Sr. Bollati hizo referencia a la incertidumbre de los verdaderos deseos de Italia; el secretario de Estado dio al embajador italiano confidencialmente su opinión privada de que la palabra "Trentino" no debería mencionarse. Las instrucciones a von Tschirschky expresan las opiniones del Gobierno alemán en forma concisa de que, por desagradable que sea la cuestión de la compensación, parece más aconsejable dadas las circunstancias acceder al intercambio de opiniones deseado por el Gobierno italiano. El secretario de Estado supone que Italia tiene en mente el Trentino, pero difícilmente puede creer que el Gabinete de Roma se atreva a pronunciar la palabra. Sin embargo, si esto sucediera en contra de sus expectativas, consideraría aconsejable evitar una negativa severa, pero explicar las razones que hacen imposible esa cesión por parte de Austria-Hungría…".

El embajador italiano en Viena, duque Giusseppe de Avarna de Gualtieri, le envía un telegrama al ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Sidney Sonnino:"...El argumento principal aducido por el conde Berchtold para evitar una conferencia con el real Gobierno italiano sobre el tema de la aplicación de las estipulaciones del artículo VII. del Tratado de Alianza, relativo a la ocupación de una parte del territorio serbio por las tropas austrohúngaras, era que la ocupación en sí no era de carácter temporal ni permanente, sino meramente momentánea, ya que no era más que la inevitable e inmediata consecuencia de las operaciones militares, y entonces podría terminar de un momento a otro como resultado de los cambios que podrían tener lugar en la situación militar serbia. En vista de esto, considero aconsejable, en apoyo de nuestro argumento, informar a su Excelencia que el número 342 de la Gaceta del Ejército Austrohúngaro contiene el nombramiento del Mayor General Oskar Potiorek para el puesto de Comandante de la ciudad de Belgrado…".

La derrota de los austriacos en Serbia es completa.

El grupo de monitores austríacos enviado al río Save, presiona al enemigo para cubrir la evacuación en Sabac.

Desde Viena e informa oficialmente:”…En la batalla que ha tenido lugar en la Galitzia occidental el 12 de diciembre ha sido batida el ala izquierda rusa en Limanowa. El enemigo se ha visto obligado a batirse en retirada, y se le está persiguiendo. Todos los demás ataques que han dirigido los rusos contra el resto de nuestro frente de batalla han fracasado, como ha sucedido en días anteriores. Las tropas austro-húngaras han continuado anteayer también la persecución de los rusos en los Cárpatos. En la tarde del 12 de diciembre hemos ocupado Neu-Sandec. También han vuelto las tropas austro-húngaras a apoderarse de Zmigrod y de Gorlice. Toda la provincia de Zempjen ha que dado libre de enemigos. Las fuerzas austro-húngaras guardan casi todas las avanzadas de los Cárpatos y de los morntes de la Bukovina. En la Polonia meridional no ha habido combates. Al norte de Lowicz, las tropas alemanas han seguido atacando las posiciones, fuertemente fortificadas, de los rusos. En vista de que el enemigo ha llevado hacia el sur fuertes contingentes de tropas, el Estado Mayor austro-húngaro se ha visto igualmente obligado a alterar la formación estratégica del Ejército de los Balcanes, retirando el ala derecha. Esta maniobra sencillísima la conceptúan los servios, según los últimos partes recibidos de Nisk como un éxito definitivo por parte de Servia. Las noticias de origen servio exageran enormemente el número de nuestras bajas…"

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...Después de que la ofensiva francesa sobre Apremont (sureste de St. Mihiel) fallara el 11 de diciembre, el enemigo atacó ampliamente ayer por la tarde sobre Flirey (a medio camino de St. Mihiel - Pont-à-Mousson). Para los franceses, el ataque terminó con la pérdida de 600 prisioneros y una gran cantidad de muertos y heridos. Nuestras pérdidas fueron alrededor de 70 heridos. Por lo demás, en el teatro de guerra occidental el día fue esencialmente tranquilo. Tomamos varias posiciones enemigas en el norte de Polonia. Hicimos 11.000 prisioneros y capturamos 43 ametralladoras…".

El rey de Baviera, Luis III (Luis Leopoldo José María Eloisio Alfredo) pronuncia un discurso en el Palacio Wittelsbach."..."La idea que llevó al establecimiento del equipo de gimnasia Landsturm se basa en la firme determinación de todo el pueblo alemán, por la difícil lucha que nuestros enemigos nos obligaron a llevar a cabo por todos los medios, hasta un feliz éxito. El momento es difícil y grave, pero también es un momento glorioso, porque donde sea que los alemanes lucharon en el este y el oeste y en el océano, se cubrieron con honor y gloria... Es una difícil lucha que estamos librando. Casi...contra el mundo entero. Pero todos los príncipes alemanes y Su Majestad el Emperador a la cabeza y todo el pueblo alemán, independientemente de su estatus, religión, partidos, pobres y ricos, se han levantado y están luchando por la patria. Las víctimas sangrientas que la poderosa lucha ya ha impuesto al pueblo alemán son pesadas. Pero no deberían ofrecerse por nada. Ellos solidifican nuestra voluntad de perseverar hasta que logremos una meta que valga tales sacrificios. Este objetivo solo puede ser la paz, lo que nos da una garantía permanente de que el pueblo alemán puede continuar trabajando sin ser molestado por el resentimiento extranjero en su preservación económica y en el cuidado de los bienes culturales. ¡Así lo ordenó Dios!…".

El Gran Duque Nicolás habla hoy con los generales Ruszkii e Ivanov en Brest-Litovsk sobre la situación estratégica en el frente oriental. Desde la evacuación de Lodz los Ejércitos alemanes VI y el IX han golpeando las líneas del 1º y 2º Ejércitos rusos al oeste del río Bzura inferior, mientras que los 8º y 4º ejércitos rusos se están enfrentando los austrohúngaros en Limanowa-Lapanow. El Gran Duque ordena a sus comandantes que retiren sus ejércitos en Polonia: los ejércitos 1º, 2º y 5º del frente noroeste deben retirarse a las posiciones defensivas a lo largo de los ríos Bzura y Rawka inferiores que protegen Varsovia, mientras que el los Ejércitos 9º y 4º del frente sudoeste deben retirarse a una línea que corre de norte a sur a lo largo del río Nida. Con la línea en el centro de Polonia más corta, el Gran Duque busca liberar unidades para que puedan desplegarse en los flancos: al 10º Ejército frente a Prusia Oriental y al 8º Ejército en los Cárpatos.

La batalla por Varsovia se encuentra en un punto de gran violencia.

El ejército ruso repele los ataques alemanes al norte de Lovich.

La batalla de Limanowa termina. Frena avance ruso.

En el Cáucaso, el zar visita Kars. Inspecciona la fortaleza y la guarnición, entrega medallas y recibe los aplausos de sus tropas.

Enver Pasha llega a Koprukoy para presentar su plan a los comandantes del ejército. Quiere capturar a Sarikamis, terminal de un importante ferrocarril. Sin embargo, la ciudad está fuertemente defendida por los rusos. Solo hay una carretera principal desde Koprukoy a Sarikamis, y la derecha rusa está anclada en las alturas del Cakir Baba.

El Almirantazgo envía un mensaje al almirante Sturdee ordenándole que regrese a Gibraltar, dejando al apitán Stoddart para buscar SMS Dresden con su escuadrón.

El acorazado turco Messoudieh -anclado en la bahía de Sari Sigla- es hundido por el submarino británico B 11 que había entrado en los Dardanelos. El submarino B 11 es comandado por el teniente Norman Douglas Holbrook quien por el ingreso a los Dardanelos sorteando zonas minadas, el hundimiento del crucero y el posterior egreso de los Dardanelos, obtiene la Victoria Cross.

Benito Musolini pronuncia un discurso en la Scuole Mazza, Parma: “…Ciudadanos: —Es de su interés escucharme en silencio y con tolerancia. Seré breve, preciso y sincero hasta el punto de ser grosero. La última gran guerra continental fue de 1870 a 1871. Prusia, guiada por Bismarck y Moltke, derrotó a Francia y le robó dos provincias florecientes y populosas. El Tratado de Frankfurt marcó el triunfo de la política de Bismarck, que apuntaba a la incontestable hegemonía de Prusia en Europa Central y la eslavisación gradual de las zonas de los Balcanes de Austria-Hungría. Uno recuerda estas características de la política de Bismarck al tratar de comprender las diferentes crisis internacionales que tuvieron lugar en Europa desde el '70 hasta la desconcertante y extremadamente dolorosa situación de hoy. A partir del '70 en adelante, solo hubo guerras más remotas entre los pueblos de Europa del este, como las que se produjeron entre Rusia y Turquía, Serbia y Bulgaria, Grecia y Turquía, o guerras en las colonias. Había, en consecuencia, una convicción generalizada de que una guerra europea o mundial ya no era posible. Se presentaron las razones más diversas para mantener este argumento. Ilusiones y sofismas. Se sugirió, por ejemplo, que el perfeccionamiento de los instrumentos para hacer la guerra debe destruir su posibilidad. ¡Ridículo! La guerra siempre ha sido mortal. El perfeccionamiento de las armas es relativo al progreso técnico, mecánico y militar de la raza humana. A este respecto, las máquinas bélicas de los antiguos romanos son el equivalente de los morteros de calibre 420. Están hechos con el objeto de matar, y matan. El perfeccionamiento de los instrumentos de guerra no es obstáculo para los instintos bélicos. Puede tener el efecto contrario. La confianza también se puso en la "bondad humana" y otros sentimientos de humanidad, de hermandad y amor, que deberían unir todas las diferentes ramas de la especie "hombre", juntos independientemente de las barreras de tierra o mar. Otra ilusión! Es muy cierto que estos sentimientos de simpatía y hermandad existen; nuestro siglo tiene, en verdad, vista la rápida multiplicación de obras filantrópicas para el alivio de las dificultades tanto de hombres como de animales; pero junto con estos impulsos existen otros, fundadores, superiores y más vitales. No debemos explicar el fenómeno universal de la guerra al atribuirlo a los caprichos de los monarcas, el odio racial o la rivalidad económica; debemos tener en cuenta otros sentimientos que cada uno de nosotros lleva en su corazón, y que hicieron que Proudhon exclamara, con esa verdad permanente que se esconde bajo la máscara de la paradoja, que la guerra era de "origen divino". También se sostuvo que el fomento de relaciones internacionales más estrechas (económicas, artísticas, intelectuales, políticas y deportivas) al hacer que los pueblos se conozcan mejor, evitaría el estallido de la guerra entre las naciones civilizadas. Norman Angell había fundado su libro sobre la imposibilidad de la guerra, demostrando que todas las naciones involucradas -victoriosas y vencidas por igual- tendrían su vida económica convulsionada por completo y arruinada en consecuencia. ¡Otra ilusión puesta al descubierto! Falta de observación. El hombre puramente económico no existe. La historia del mundo no es simplemente una página de contabilidad e intereses materiales, por suerte, no son las únicas fuentes principales de las acciones humanas. Es cierto que las relaciones internacionales se han multiplicado; que hay, o hubo, un intercambio más libre, político y económico, entre los pueblos de los diferentes países que hace un siglo. Pero paralelo a este fenómeno hay otro, que es que las personas, con la difusión de la cultura y la formación de un sistema económico de tipo nacional, tienden a aislarse psicológica y moralmente. Internacionalismo. Junto con el movimiento pacífico de la clase media, que no merece la pena examinarse, floreció otro de carácter internacional, el de las clases trabajadoras. Al estallar la guerra, esta clase también dio pruebas de su ineficiencia. Los alemanes, que deberían haber dado el ejemplo, acudieron en masa al estandarte del Kaiser. La traición de los alemanes obligó a los socialistas de los otros países a recurrir a la nacionalidad y la necesidad de la defensa nacional. La unidad alemana determinó automáticamente la unidad de los otros países. Se dice, y justamente, que las relaciones internacionales son como el amor, se necesitan dos para llevarlas adelante. El internacionalismo ha terminado; lo que existió ayer está muerto, y es imposible prever qué forma tomará mañana. La realidad no puede ser eliminada y no puede ser ignorada, y la realidad es que millones y millones de hombres, en su mayor parte de las clases trabajadoras, se encuentran hoy uno frente al otro en los campos de batalla empapados de sangre europea. Los neutrales, que gritan roncos "¡Abajo la guerra!" no se dan cuenta de la grotesca cobardía contenida hoy en ese grito. Es la ironía de lo más atroz, como gritar "¡Abajo la guerra!" mientras los hombres luchan y mueren en las trincheras. La situación real. Entre los dos grupos, la Triple Entente y la Alianza Austro-Alemana, Italia se ha mantenido neutral. En la Triple Entente está la heroica Serbia, que se liberó del yugo austríaco; está la mártir Bélgica, que se negó venderse; hay una Francia republicana que ha sido atacada; hay una Inglaterra democrática; hay una Rusia autocrática, aunque sus cimientos se ven socavados por la revolución. Del otro lado está Austria, clerical y feudal, y Alemania, militarista y agresiva. Al estallar la guerra, Italia se proclamó neutral. ¿Se contempla la excepción en los tratados? Parece como si fuera así, especialmente en vista de las recientes revelaciones hechas por Giolitti. Si la neutralidad del gobierno significaba indiferencia, la neutralidad de los socialistas y las organizaciones económicas tenía un carácter y un significado completamente diferentes. La neutralidad socialista pretendía una huelga general en caso de una alianza con Austria; no hay oposición práctica en el caso de una guerra contra ella. Se hizo una distinción, por lo tanto, entre una guerra y otra. Además, se permitió que se convocaran las clases. Si el Gobierno se hubiera movilizado, todos los socialistas lo habrían encontrado un procedimiento natural y lógico. Admitieron, por lo tanto, que una nación tiene el derecho y el deber de defenderse recurriendo a las armas, en caso de ataque desde el exterior. La neutralidad entendida de esta manera tenía que conducir necesariamente —con el progreso de los acontecimientos, especialmente en Bélgica— a la idea de intervención. La burguesía es neutral. Es controvertido si Italia tiene una burguesía en el sentido generalmente aceptado de la palabra. En lugar de la burguesía y las clases bajas, hay ricos y pobres. En cualquier caso, no es cierto que las clases medias italianas sean, por el momento, jingoistas. Por el contrario, son neutrales y desesperadamente pacifistas. El mundo bancario es neutral, las clases industriales han reorganizado sus negocios, y la población agraria, pequeña y grande, es pacifista por tradición y temperamento; las clases medias políticas y académicas son neutrales. Mire el Senado! Tal vez hay excepciones, hombres jóvenes que no desean estar en el estanque muerto de neutralidad; pero las clases medias, en su conjunto, son hostiles a la guerra y neutrales. Como prueba concluyente, compare el tono de los documentos de la clase media de hoy con el que se mostró en el momento de la campaña libia, y observe la diferencia. La llamada de trompeta que luego sonó para la guerra ahora está aplacada. El lenguaje de la prensa de la clase media es incierto, vacilante y misterioso, neutral en palabras pero, en efecto, a favor de los aliados. ¿Dónde están las trompetas que nos convocaron en septiembre de 1911? El secreto está fuera, y debería hacer que los socialistas, que no son estúpidos, se detengan y piensen. Por un lado están todos los elementos conservadores, y por el otro las fuerzas revolucionarias y vivas del país. Es necesario elegir. ¡Queremos la guerra! Pero queremos la guerra y la queremos de inmediato. No es cierto que falta preparación militar. ¿Qué significa esperando que llegue la primavera? El socialismo no debe, y no puede, estar en contra de todas las guerras, porque en ese caso tendría que negar cincuenta años de historia. ¿Quiere juzgar y condenar al mismo tiempo la guerra en Trípoli y el resultado de la Revolución Francesa de 1793? ¿Y Garibaldi? ¿Es él también un jingoísta? Se debe distinguir entre una guerra y otra, como entre un crimen y otro, entre un caso de derramamiento de sangre y otro. Bovio dijo: "Toda el agua del mar no sería suficiente para quitar la mancha de las manos de Lady Macbeth, pero un cuenco lavará la sangre de las manos de Garibaldi". Guesde, en un congreso de socialistas franceses celebrado unas semanas antes del estallido de la guerra, declaró que, en caso de una conflagración, la nación más socialista sería la víctima de la nación que menos lo fue. Míren el comportamiento de los socialistas italianos en el Parlamento. Treves perdió el tiempo discutiendo. En un momento exclamó: "No negaremos al país". De hecho, el país no se puede negar. Uno no niega a la madre, incluso si ella no le ofrece todos sus dones, incluso si ella lo obliga a ganarse la vida en las atractivas calles del mundo. Treves dijo más: "No nos opondremos a una guerra de defensa". Si esto es admitido, la necesidad de armanos será admitida. Todavía no abrirán las puertas de Italia al ejército austríaco, ¡porque vendrán a saquer las casas y violar a las mujeres! Lo sé bien. Hay miserables que culpan a Bélgica por defenderse, si embolsaban el dinero de los alemanes, dicen, y les permitían un paso libre; mientras que la resistencia significaba abrirse a la destrucción científica y sistemática de sus pueblos. Pero Bélgica vive, y vivirá, porque se negó a venderse ignorantemente. Si lo hubiera hecho, estaría muerta para siempre…”.

En Estados Unidos se prohibe la construcción de submarinos para las potencias beligerantes.

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Avatar de Usuario
estebanj
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1130
Registrado: 05 Ago 2015 04:06
Agradecimiento recibido: 4 veces

Parches

Re: La Gran Guerra día a día

Mensaje por estebanj »

14 de diciembre de 1.914.

Ypres es atacado de nuevo por los alemanes.

Se producen severos enfrentamientos que se extienden a lo largo de todo el frente en Flandes desde Nieuport hasta debajo de Ypres. En el norte, los alemanes realizan ataques contra los belgas, franceses e ingleses. La lucha fue más intensa cerca de Nieuport, donde los Aliados logran algunas pequeñas ganancias temporales. Además de los tres ejércitos que participan en el conflicto, la flota británica también forma parte con el bombardeo de las posiciones de la costa alemana. Tres barcazas británicas equipadas con ametralladoras navales entran al río Yser para cooperar en la lucha. Estos barcos tomaron los pueblos de Lombaertzyde y St. Georges.

Diario de marcha del Regimiento de infantería francesa 36:"...Las cocinas del subsector número 2 recibieron algunas ráfagas de schrapnels. Uno herido de gravedad. Un hombre herido levemente en las trincheras. Noche tranquila,...a nuestra izquierda, un regimiento vecino dispara continuamente….".

El francés Louis Barthas escribe en su diario:"...por la tarde nos convocaron para darnos el nuevo informe. Una vez dichas las banalidades e intrascendencias habituales, el sargento mayor nos anunció con un tono indiferente, como el de quien propone una simple actividad:—Mañana, a las cinco de la mañana, las compañías 21ª y 24ª deberán atacar. La partida es hoy a las seis. Eso fue todo. El sargento mayor ya se había retirado, pero nosotros continuábamos allí, mirándonos muy pasmados, pues unos no entendían nada y otros entendían de sobra que aquello equivalía a una sentencia de muerte para los elegidos por el destino. Los oficiales, debido a sus funciones, estaban obligados a darnos alguna explicación o, por lo menos, a soltar unas palabras de consuelo, pero no se tomaron ninguna molestia. Después de la sopa nocturna, que bebimos sin apetito, nos convocaron para la partida y nos dieron, generosa y parsimoniosamente, doscientos cincuenta cartuchos y víveres para dos días. El capitán pidió cuarenta voluntarios para encabezar el ataque; mejor habría sido preguntar si alguien deseaba suicidarse, pues no hubo un solo voluntario...Se efectuó entonces, un sorteo y la suerte ―por no decir la mala suerte― quiso que fuese elegida una sección que no era la mía. Por la noche nos marchamos de Annequin...Al cabo de andar dos horas, jadeantes, sudorosos, despellejados, cubiertos de golpes y rasguños, nos detuvimos y nos instalaron en una antigua trinchera alemana para que allí aguardásemos el nuevo día...Yo no pude, pues llegué con los rezagados...Molido de cansancio, me acurruqué en mi impermeable cuya tela estaba húmeda, me cobijé con mi manta y me senté contra un árbol cuyas ramas se hallaban despedazadas...Mi mente pronto voló hacia mi lejano hogar, a revivir los días felices de antaño, hasta que de golpe una mano se posó rudamente sobre mi hombro. Desperté sobresaltado, con la convicción de que me había sorprendido un alemán. Pero no, era mi amigo Gabriel Gils que me buscaba para anunciar, muy contento, que se había impartido la dichosa contraorden de volver a la ciudad...".

Los ingleses atacan en Wytschaete. (Bélgica). Este es el primero de varios ataques británicos menores dispuestos en el frente occidental.

El sargento Bernard Joseph Brookes del Queens Westminster Rifles, escribe en su diario:"...a la 1.15 de la mañana los germanos iniciaron un pesado cañoneo y fuego de rifle a nuestra derecha, lo que exigió que estuviéramos en guardia durante la noche. . Además, la artillería alemana prendió fuego a dos granjas en nuestra área inmediata, lo que dio tal resplandor que impidió que los hombres trajeran las raciones para el día siguiente, ya que tenían que venir por tierra, las trincheras de comunicaciones se inundaron. De hecho, durante el invierno, las trincheras de comunicación rara vez se usan, ya que viajar es muy difícil, e incluso en verano los hombres prefieren caminar por los campos hasta la línea del frente en lugar de usar las trincheras de comunicación, ya que hay muchos giros en una trinchera de comunicación que muy a menudo duplica la distancia. Los giros...son para evitar que una bomba, si estalla en la zanja, vaya a lo largo de la línea. Estos recorridos están a unos 10 pies uno del otro, el daño del proyectil se limitaría a este espacio. Durante la noche tuve un roce más bien estrecho. Mi rifle, con bayoneta fija, apuntaba a través de mi aspillera y cuando me alejé un par de metros para alcanzar la taza de ron que estaba compartiendo con el hombre que estaba a mi lado, una bala golpeó mi rifle y destrozó la bayoneta y el cañón. Si hubiera estado detrás, no me gustaría decir dónde habría estado el destino de la bala…".

Cerca de Kemmel, Flandes, Bélgica, durante un ataque contra una posición alemana, el soldado Robson deja su trinchera bajo un fuerte fuego y rescata a un suboficial herido. Posteriormente, durante otro ataque, trata de poner a cubierto a un segundo hombre herido, mientras estaba expuesto al fuego pesado. En esta oportunidad es herido, pero continúa con sus esfuerzos hasta ser herido por segunda vez. A raíz de todo ello, Henry Howey Robson, de los Royal Scots, recibe la Victoria Cross.

Un Avro 504 del Real Servicio Aéreo Naval, del Escuadrón Eastchurch, lanza cuatro bombas de 16 libras (7.25 kg) en el ferrocarril Ostende-Brujas en Bélgica.

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las tres de la tarde:"...Nada importante que señalar entre el mar y el Oise. En la región del Aisne, al noroeste de Soupir, el enemigo bombardeó violentamente nuestras trincheras; le contestamos estropeando sus baterías. No hubo ataques de infantería. Nuestra artillería ha destruido una posición importante cerca de Ailles. En el Argonne, en el bosque de La Gruerie, hemos progresado ligeramente. En la Mina no hubo ataques de los enemigos. En los altos del Mosa, después de un violento cañoneo, parece que las baterías enemigas se han mudado más al norte. En Woevre, después de haber tomado una línea de trincheras sobre un frente de 500 metros (en el bosque de Mortmare), nuestras tropas han rechazado dos violentísimos contraataques. En la Alsacia, nuestro avance ha llevado nuestro frente hasta una línea a 425 metros al norte de Steinbach, del puente de Aspach y del de Brininghoffen (a 1.500 metros al este de Eglingen)…" .

El Gobierno francés informa desde Burdeos a las diez de la noche:”…En Bélgica algunos ataques franceses han podido progresar a lo largo del canal de Ypres y al oeste de Hollebecke. Varios violentos contraataques han sido todos ellos rechazados por nuestras tropas. La estación de Commerey fue bombardeada ayer por baterías que tiraban a una gran distancia, los daños son insignificantes. En Alsacia, una nueva ofensiva del enemigo en el noroeste de Cernay, ha sido rechazada. En el resto del frente, nada que señalar…”.

Carta de un soldado francés a sus padres:"..." Queridos padres. Hay hechos que suceden en la guerra que no creerías; yo mismo no lo habría creído si no lo hubiera visto. La guerra parece otra cosa, ...Anteayer, y esto duró dos días en las trincheras que ocupa el 90 en este momento, franceses y alemanes se dieron la mano; increíble, te digo! Yo no, me habría arrepentido. Así sucedió: en la mañana del día 12, los boches levantaron una bandera blanca y gritaron: "Kamarades, Kamarades" Nos piden que vayamos.. A nosotros, de nuestro lado, se nos dice lo mismo; nadie acepta. Luego dejan sus trincheras, desarmados, nada en absoluto, oficiales a la cabeza; nosotros hacemos lo mismo y fue una visita de una trinchera a otra, intercambiando cigarros, cigarrillos, y a cien metros de distancia se disparaban los unos a los otros; les aseguro que no estamos limpios, ellos están groseramente sucios, repugnantes y creo que también están hartos. Pero desde entonces, eso ha cambiado, ya no nos comunicamos; te estoy contando este pequeño hecho, pero no le digas a nadie, ni siquiera deberíamos contarle a otros soldados…".

El artillero alemán Herbert Sulzbach, escribe en su diario:"…Tareas. Luego tenemos tiempo para dar un paseo por el pueblo. Ha salido el sol, realmente como en la primavera, y me siento con Kurt Reinhardt en un jardín con el pequeño río que fluye y junto a nosotros dos tumbas bellamente cuidadas, pertenecientes a hombres muertos en acción en el momento en que Pont-Faverger todavía estaba en el línea de lucha en lugar de estar detrás del frente como lo es hoy. Los próximos días pasan a un ritmo parejo, casi pacíficamente, y podemos descansar después de la tensión de nuestros esfuerzos en Flandes en octubre y noviembre…".

El general Foch se reúne con el general Maud'huy para discutir la ofensiva de Artois, que será emprendida por el 10º Ejército. Foch enfatiza a Maud'huy que la batalla debe abordarse como si estuviera emprendiendo un asedio, lo que significa una preparación minuciosa y meticulosa combinada con un avance metódico, asegurando que la infantería sea apoyada por una potencia de fuego abrumadora en cada etapa del combate. Maud'huy, por lo tanto, ralentiza el ritmo planificado de la operación, extendiendo el ataque en múltiples fases para garantizar que cada ataque tenga un fuerte apoyo. A pesar del enfoque en la preparación, las unidades francesas dedicadas al ataque no están suficientemente equipadas: la 77º División, que liderará el ataque principal, requiere más de cien cortadores de alambre para perforar las defensas alemanas, pero informa hoy que solo tiene quince.

Además de los dos ataques principales, Joffre está coordinando una serie de ataques de distracción, diseñados para desviar la atención de los alemanes sobre los preparativos franceses y obligar al enemigo a comprometer sus reservas en otro lugar. Una de estas operaciones secundarias es iniciada esta mañana por unidades del Cuerpo francés 16 y 21 y el 2º Cuerpo británico en la línea al sur de Ypres. El avance se frena por el barro profundo y las defensas intactas de alambre de púas. Solo un pequeño número de soldados británicos puede llegar a la primera línea de la trinchera alemana en el borde occidental del bosque de Petit Bois, pero sin crear riesgo para la posición general de Alemania.

Se publica la carta del Bonar Law a Asquith el 2 de agosto de 1914, en la que se compromete en representación de su partido, a evitar las oposiciones y críticas en la Cámara de los Comunes y posponer las cuestiones polémicas mientras dure la situación de guerra.

La empresa McNaught and Co., de Tything, Worcester, convierten un automóvil privado Austin de 18 hp en una ambulancia de cuatro camillas para la Cruz Roja Británica. La ambulancia está construida según el modelo estándar diseñado por un experto de la RAMC.

En Alemania se aprueba otra incursión en la costa británica: bombardearán Scarborough y Hartlepool.

Gracias a la inteligencia británica (Room 40), el Almirantazgo puede advertir a Jellicoe una inminente salida de la flota de alta mar alemana.

Winston Churchill escribe:"...El silencio en el mar del Norte subsistió hasta la tarde del 14 de diciembre. Hacia las siete...sir Arthur Wilson entró en mi despacho y pidió que se convocara inmediatamente una reunión con el Primer Lord y el Jefe de Estado Mayor. Empleé pocos minutos para reunirlos...sir Arthur Wilson expuso que su estudio de los informes...sobre el enemigo indicaba la probabilidad de un movimiento enemigo inminente que podía comprender a sus cruceros de batalla y quizá, aun cuando no era positiva la evidencia, pudiera tener un carácter ofensivo contra nuestras costas. La flota de alta mar alemana, confirmó finalmente, parecía que no intervendría. Las indicaciones eran oscuras e inciertas; había lagunas en lo expuesto. Pero después de oírle, se llegó a la conclusión de que debíamos proceder como si todas nuestras suposiciones fueran ciertas. Se decidió no movilizar toda la Gran Flota...Los peligros de accidentes, submarinos y minas que se arrostraban cada vez que aquella inmensa organización era enviada al mar, imponían cierta reserva en su empleo...En consecuencia, se cursaron inmediatamente las órdenes a los cruceros de batalla y a la segunda escuadra, así como a una división de cruceros ligeros y a una flotilla de destructores, para elevar la presión y salir al mar a la hora y velocidad precisas para estar en condiciones de ocupar una posición de interceptación al alba del próximo día...".

El Almirantazgo envía un telegrama al comandante en jefe de la Gran Flota:"...Buena información, acabada de recibir, indica que la primera escuadra de cruceros alemana con sus destructores a dejado su rada el martes por la mañana y regresará el miércoles noche. Parece deducirse de la información que los acorazados no saldrán probablemente. Las fuerzas enemigas tendrán tiempo de llegar a nuestras costas. Envíe Ud. inmediatamente, saliendo esta noche, la escuadra de cruceros de batalla y la de cruceros ligeros apoyados por una escuadra de batalla, preferentemente la segunda. Al alba del miércoles deben encontrarse en tal posición que puedan interceptar con seguridad al enemigo a su regreso. Tyrwhitt con sus cruceros ligeros y destructores intentará entrar en contacto con el enemigo a lo largo de la costa inglesa y de hostigarlo, teniendo al corriente al almirante. Según nuestra información, la primera escuadra de cruceros alemana se compone de cuatro cruceros de batalla y cinco cruceros ligeros y habrá, probablemente, tres flotillas de destructores…".

El Gobierno serbio informa:”… En los días 10, 12 y 13 de diciembre el enemigo ha continuado su retirada sobre todo en el frente ante las guardias servias, que alcanzaron Veliki-Bosniak en la dirección de Chabatz, lo mismo que en Vavlake, en la dirección de Loznika. Durante su retirada, los austriacos han abandonado numerosos trofeos. Desde la reorganización de la ofensiva servia hasta el 11 de diciembre, incluido, los prisioneros hechos por los servios suman unos veintiocho mil. Además se han apoderado de 70 cañones y 44 ametralladoras…”.

El embajador italiano en Viena, duque Giusseppe de Avarna de Gualtieri, le envía un telegrama al ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Sidney Sonnino:"…He sabido indirectamente que von Tschirscky, en cumplimiento de las instrucciones que le comunicó von Jagow, tuvo éxito ayer al convencer al conde Berchtold de entablar un intercambio de puntos de vista con el Real Gobierno italiano sobre el tema del artículo VII y para resolver el asunto de la compensación que nos corresponde en caso de ocupación militar o permanente del territorio de los Balcanes por parte de Austria-Hungría…".

Las últimas tropas austro-húngaras abandonan Belgrado.

El monitor Szamos, de la flotilla austro-húngara del Danubio es enviado de Sabac a Belgrado. En el trayecto destruye todos los elementos empleados en el cruce del río. Además protege la retirada de las tropas de Belgrado. Mientras tanto el monitor Maros y la lancha "h" bombardean en Sabac todo el material que no pudo ser salvado, con el fin de inutilizarlo. Después, se retiran al Danubio.

Desde Viena se informa oficialmente:"...La persecución de los rusos en el oeste de Galicia continuó, ganando espacio al norte en todas partes entre batallas cada vez más grandes. Ahora Dukla está en nuestra posesión otra vez. Nuestras columnas avanzaron sobre los Cárpatos tomaron 9.000 prisioneros ayer y anteayer y capturaron diez ametralladoras. La situación en nuestro frente desde Rajbrot al este de Cracovia y en el sur de Polonia no ha cambiado. Al norte de Lowicz, nuestros aliados continuaron avanzando contra el bajo Bzura…".

En Polonia, intensos combates alrededor de Sokhachev.

El Gran Cuartel alemán informa durante la mañana:"...Los ataques franceses, más débiles, contra partes de nuestras posiciones entre el Mosa y los Vosgos fueron fácilmente rechazados. Por lo demás, no hay nada significativo que informar del teatro de guerra de Prusia Oriental y del sur de Polonia. Nuestras operaciones continúan en el norte de Polonia. Debe tenerse en cuenta lo siguiente con respecto a las noticias oficiales rusas y francesas. El 11 de diciembre, Petersburgo informó oficialmente: "Continuamos nuestra ofensiva al sureste de Cracovia, conquistando varias armas y ametralladoras alemanas y alrededor de 2.000 prisioneros". De hecho, ni un hombre, una pistola o una ametralladora de nuestras tropas que luchan en el "sureste de Cracovia" cayeron en manos rusas. La comunicación oficial de París del 12 de diciembre afirma: "Al noreste de Vailly, una batería alemana fue completamente destruida. En Deuxnouds, al oeste de Vigneulles - Hattonchâtel, dos baterías alemanas fueron destruidas, una de gran calibre y otra destinada a aviones. En la misma área, los franceses hicieron explotar una casa de troncos, varias trincheras fueron destruidas ". Todos estos mensajes están inventados…".

Con motivo de la derrota del escuadrón del almirante von Spee, el presidente del Reichstag, Dr. Johannes Kaempf, envía un telegrama al emperador:"...Con dolor y pena, pero con un valor inquebrantable, el pueblo alemán escucha la noticia de la gloriosa desaparición de los cruceros Scharnhorst, Gneisenau, Leipzig y Nuremberg. Nuestro heroicos marinos con su valiente líder a la cabeza, rodeados por una abrumadora cantidad de barcos enemigos y con una muerte segura ante sus ojos, lucharon hasta el último aliento y murieron por el honor del Imperio Alemán. El pueblo alemán, con Su Majestad Imperial, sabe una cosa que le causa dolor y pena: la pérdida de tantas vidas esperanzadoras, pero también admiración y orgullo por el glorioso acto heroico. Una nación que produce tales héroes debe ser capaz de enfrentar las víctimas más duras con un coraje inquebrantable y estar segura de la victoria…".

El emperador alemán responde al presidente del Reichstag:"...El duro destino que afecta a nuestro escuadrón de Asia Oriental lo ha llevado, en nombre del Reichstag, a expresar el profundo dolor del pueblo alemán por la gran pérdida de tantos y buenos héroes, pero también al mismo tiempo, el orgullo por sus acciones y una confianza inquebrantable en ellos. Muchas gracias por la manifestación. Que los pesados ​​sacrificios que la lucha por la existencia nos impone en su conjunto sean soportados en la confianza en Dios el Señor, de cuya mano amable, tenemos felicidad y desgracia. La alegría y el dolor recibidos con humildad transformarán incluso las heridas más graves en una bendición para la gente y la patria…".

Los ejércitos rusos entre las dos curvas del río Vístula comienzan hoy la retirada hacia el este ordenada ayer por el gran duque Nicolás.

El zar visita una unidad de tropas en Sarikamis. Cáucaso. Condecora a 1.200 combatientes.

Los rusos cambian sus alfabetos cifrados.

Desde San Petersburgo se informa:"...En la región de Mlawa hemos terminado con éxito nuestra ofensiva en todo el frente. El día 12, en la región de Prasnicz a Cichanoz, tomamos una posición al enemigo, al que perseguimos en su retirada a su frontera. Nuestra caballería le infligió grandes pérdidas. En el frente de Lowicz a Iloff, los alemanes sufren pérdidas importantísimas. En los demás frentes no hay cambio…".

Desde San Petersburgo se informa:"…Cáucaso. En el frente que abarcan los pueblos de Pyrusk, Esnier y Dutak se ha trabado un combate. Fue rechazado el enemigo en todas partes y arrojado al otro lado del Éufrates, con grandes pérdidas. Hay combate entablado en el frente del Assulí a Daschkaola…".

Maurice Paleologue, embajador francés en Ruia, escribe en su diario:"…La ofensiva de los rusos hacia Silesia ¿estaría ya contenida? Han sufrido ayer, al sur del Vístula, cerca de Limanova, un serio descalabro que, al librar a Cracovia, parece deber repercutir sobre todo el frente de la Polonia meridional. Se guarda silencio sobre este fracaso. El emperador visita ahora el frente del Cáucaso y las operaciones se desenvuelven satisfactoriamente…".

El general alemán Otto Liman von Sanders escribe:"... Durante la tarde del 14 de diciembre llegamos a Constantinopla. En la estación de ferrocarril de Sirkedji fuimos recibidos por un estruendo de música militar y por una compañía del regimiento de bomberos como guardia de honor...Numerosos altos oficiales turcos encabezados por el excelente ministro de Guerra, Izzet Pasha, estaban allí, al igual que los oficiales alemanes que habían sido llamados a Turquía en ocasiones anteriores. Conocía muy bien a Izzet Pasha; lo había visto en un largo servicio como oficial con los húsares en Kassel y luego me habían asignado personalmente para que me instruyera sobre los deberes del estado mayor general...Para nuestra sorpresa, la embajada de Alemania no estuvo representada en esta recepción de la misión militar... la embajada ya comenzaba a mantenerse alejada de la misión militar, aunque el origen de esa misión debe atribuirse por completo a la iniciativa de ella. La embajada creía que su posición en Constantinopla se volvería más difícil por la asociación pública con la misión militar que había causado tanta excitación en el extranjero... Como se nos exigió ingresar a nuestro servicio el día 14, el primero del mes en Turquía, acompañamos a Izzet Pasha al Ministerio de Guerra. Sin embargo, el servicio comenzó con un café a la turca muy tranquilo servido en la gran sala de recepción…".

En Turquía el Sultán abre el Parlamento, se encuentra presente el ex Jedive de Egipto.

En su discurso de apertura, Halil Bey le recordó al parlamento cómo Turquía se vio obligada a la guerra. Hizo hincapié en que la diferencia con la guerra anterior era que razones muy fuertes respaldaban la creencia de los otomanos de que saldrían victoriosos. Los Balcanes habrían encontrado a Turquía en medio de la revolución y en una transformación de todas las condiciones políticas...Esta vez la movilización fue ordenada en el momento correcto y completada en orden. "Nuestros ejércitos", continuó, "que expulsan al enemigo de posiciones terriblemente fuertes con la bayoneta, ven revivir hoy las tradiciones más gloriosas de la historia, e incluso nuestros enemigos se ven obligados a reconocerlas. La guerra de hoy no es la solución" de una sola pregunta, no es la restauración del honor nacional atacado, no es una guerra temporal para defender una provincia, sino una lucha por la existencia, por lo que debemos reunirnos con lealtad y patriotismo por nuestro gobernante...hasta que hayamos asegurado una paz duradera que todavía permita a nuestros nietos llevar a cabo sus deberes civilizadores sin ser molestados...en el futuro defenderemos la civilización y la libertad de Occidente y Oriente con los alemanes, no solo en el campo de batalla, sino también en las áreas económicas y administrativas. Han demostrado la superioridad de su espíritu, y con ellos los grandes y victoriosos aliados, los austriacos y nuestros hermanos, los magiares. Estoy seguro de que después de la guerra, los franceses y los ingleses, que reconocerán amargamente que el progreso de los alemanes no pueden ser destruidos por la fuerza, buscarán un acuerdo con nosotros ...".

El gabinete turco encarga a Enver tomar el mando de la ofensiva en el frente del Cáucaso y le asigna a Talaat el cargo de ministro de guerra interino mientras conserva su cargo de ministro del Interior.

El general turco Hasan İzzet Pashá declara que está en contra de tomar una acción ofensiva a gran escala al comienzo de la severa temporada de invierno del Cáucaso. Según el general Izzet, es más sabio esperar hasta el final del invierno en posiciones defensivas y atraer a los rusos cerca de la fortaleza de Erzurum, para luego contraatacar en el momento adecuado, en condiciones de una ventaja segura.

En Camerún, mientras el coronel Rose avanzaron hacia Ekona, es atacado varias veces por un pequeño grupo de uno o dos alemanes y 30 soldados. La patrulla enemiga usa el conocimiento local para retirarse de forma segura a posiciones preparadas. Las tropas alemanas no son el único peligro: una patrulla británica se ve obligada a huir después de molestar a un elefante.

El dirigible alemán LZ26 realiza su primer vuelo.

Los rusos colocan 424 minas en la entrada al Golfo de Danzig.

El secretario del Almirantazgo británico informa:"...Ayer, el submarino B11, del teniente comandante Norman D. Holbrook, R.N., ingresó a los Dardanelos y, a pesar de la difícil corriente, se sumergió bajo cinco filas de minas y torpedeó el acorazado turco Messudiyeh, que estaba protegiendo el campo minado. Aunque fue perseguido por disparos y torpederos, el B11 regresó a salvo después de estar sumergido en una ocasión durante nueve horas. Cuando se vio por última vez, el Messudiyeh se estaba hundiendo en la popa…".

El submarino británico B9 entra en los Dardanelos pero es obligado a salir.

El crucero protegido británico Doris, bombardea Alexandretta.

El buque mercante armado alemán "Cormoran" (ex-mercante ruso "Ryasan") se detiene en el puerto de Apra en el territorio estadounidense de Guam, con la intención de reponer los suministros de carbón. Debido a las relaciones diplomáticas tensas entre los EE.UU. y Alemania y la limitada cantidad de carbón disponible, las autoridades estadounidenses se niegan a suministrar más que una cantidad simbólica. El gobernador William John Maxwell ordena al buque que abandone el lugar en un plazo de 24 horas o de lo contrario será internado. En definitiva, queda internado.

Nicolae Filidor pronuncia un discurso ante el rey griego Constantino, al presentar sus credenciales de ministro plenipotenciario y enviado especial de Rumania:"...¡Su Majestad! Tengo el honor de entregarle a Su Majestad las cartas que su Majestad, mi augusto soberano, se ha dignado enviar para confirmar mi calidad como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario, una misión que ya tuve el honor de cumplir bajo el glorioso reinado del gran rey Carol I, el fundador de la dinastía rumana. Fui testigo del período más brillante de la historia de la nueva Grecia, durante el cual su Majestad al frente de su Gobierno ha logrado, por sus talentos militares, llevar a la práctica los grandes logros de la antigua Grecia, cuyas majestuosas reliquias siguen sirviendo como un ejemplo inimitable para toda la humanidad. El esfuerzo militar de Su Majestad ha sido coronado por el Tratado de Bucarest, que fue un trabajo pacificador común de Grecia y Rumania, y que fue tan instrumental en el fortalecimiento de los lazos de amistad e intereses que tan felizmente unen a los dos pueblos. Profundamente impresionado por la convicción de que mi misión consiste en trabajar para este último fin, me atrevo a pedirle a Su Majestad que me otorgue su augusto favor, como en el pasado, y le aseguro que emplearé toda mi energía para el cumplimiento de este esfuerzo, tan necesario para las futuras venturas de ambos países…".

El presidente de los EE.UU. tiene un encuentro con el editor del New York Times, Herbert Bruce Brougham, y le comenta:"...Si las fuerzas de la razón y la justicia no llegan a decidir por completo que se juzgue inútil el juicio de armas, si la decisión por las armas debe ser a favor de las naciones que son partes de la Triple Entente, no puedo considerar esto como una solución ideal. Al mismo tiempo, no puedo ver ahora que perjudique enormemente los intereses de Estados Unidos si Francia, Rusia o Gran Bretaña finalmente dictaran el acuerdo. Inglaterra ya ha extendido su imperio hasta donde quiere, de hecho, tiene más de lo que quiere, y ahora desea que la dejen en paz para poder concentrar todas sus energías en la tarea de consolidar los puertos de su imperio. Las ambiciones de Rusia son legítimas, y cuando obtenga los puntos de venta que necesita, su desarrollo continuará y el mundo se verá beneficiado…".

Jacob Schiff, banquero y filántropo americano, nacido en Alemania, le escribe una carta a Charles W. Eliot, presidente emérito de Harvard:"...He retrasado la respuesta a su valiosa carta del ocho pasado...Si nuestra correspondencia reciente no se hubiera extendido más de lo que probablemente pretendía que fuera cuando me escribió por primera vez sobre el tema de mi entrevista de Times de hace algunas semanas, debería profundizar en sus últimos argumentos. Tal como están las cosas, solo reiteraré que soy incapaz de seguirle en su creencia y esperanza, que el imperio mundial y el liderazgo mundial, tal como existe ahora, es probable que cesen como consecuencia de la guerra actual, por mucho que todos pueden desear esto. Inglaterra ha tomado las armas para retener su dominio y liderazgo mundial; y para ganarlo, Alemania está luchando. ¿Cómo puede, entonces, esperar que Inglaterra, si es victoriosa, estaría dispuesta a renunciar a su control de los océanos y el dominio sobre el comercio del mundo que posee en consecuencia, y dónde hay, entonces, espacio para la esperanza que expresa? que el liderazgo mundial puede convertirse en una cosa del pasado con la terminación del conflicto actual? Por lo tanto, "con malicia hacia ninguno" y con el más alto respeto por sus opiniones, sigo opinando que no se puede prestar un mayor servicio a la humanidad que hacer el esfuerzo, ya sea a través de la fuerza de la opinión pública de las dos Américas, o de lo contrario, para reunir a estos gobiernos en guerra en un momento temprano, incluso si esto solo se puede hacer sin detener su conflicto, para que puedan hacer el esfuerzo, ya sea con su costosa experiencia de los últimos cinco meses, con la probabilidad de que ahora sepan mejor qué se debe hacer para que los armamentos extremos en tierra y mar sean tan innecesarios como indeseables en el futuro: no se puede encontrar una base sobre la cual se pueda lograr el desarme de manera efectiva y permanente? Esto, en algún momento, habrá llegado, y en cualquier caso, ¿deben sacrificarse más vidas humanas por cientos y cientos de miles, y causar aún más estragos, antes de que las pasiones puedan cesar...? Si, como parece pensar, la guerra necesita continuar hasta que un país sea derrotado en una condición en la que deba aceptar los términos que el vencedor elija imponer, porque ya no puede evitarlo, la paz así obtenida solo será el precursor de otra guerra en el futuro cercano o lejano, probablemente más sangriento que el actual conflicto sanguinario...Hace veinte siglos, el cristianismo llegó al mundo con su elevado mensaje de "paz en la tierra y buena voluntad para los hombres", y ahora, después de dos mil años, y cerca de la temporada en que el cristianismo celebra el nacimiento de su fundador, se insiste en que la matanza despiadada de hombre por hombre que hemos presenciado en estos últimos meses debe continuar hacia el infinito…".

Saludos
estebanj
«...las luces se están apagando ahora en toda Europa, y puede que no las veamos de nuevo encendidas en toda nuestra vida...» Edward Grey.

Responder

Volver a “Historia Militar General”