La batalla de Lwow, 1939

La Unión Soviética y aliados vs Alemania y sus aliados

Moderador: Tirador

Responder
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 15169
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 203 veces
Agradecimiento recibido: 81 veces

La batalla de Lwow, 1939

Mensaje por Bruno Stachel »

La batalla de Lwów -12-22 de septiembre de 1939- (a veces llamada el Asedio de Lwów) tuvo lugar durante la invasión soviética de Polonia, cuando el Ejército Rojo y la Wehrmacht intentaron tomar la ciudad polaca de Lwów (ahora Lviv, Ucrania). La ciudad era considerada como la clave de la llamada cabeza de puente rumana y fue defendida a toda costa por el ejército polaco.

Inicialmente, la ciudad no debía ser defendida, ya que se consideraba que estaba demasiado detrás de las líneas polacas. Sin embargo, la velocidad de la invasión nazi y la desintegración casi completa del ejercito polaco tras la batalla de Łódź hicieron que la ciudad estuviera en peligro ante un asalto alemán. El 7 de septiembre el general Władysław Langner comenzó a organizar su defensa. Al comienzo las fuerzas polacas debían defender la línea Bełżec - Rawa Ruska - Magierów contra el avance alemán. El general Rudolf Prich recibió el mando de las fuerzas polacas en el área y el 11 de septiembre preparó un plan de defensa. Se debía defender la línea del río San, con nidos de resistencia a lo largo de la línea Żółkiew - Rawa Ruska - Janów (también llamada Yaniv o Ivano-Frankove) al oeste de la línea del río Wereszycą - Gródek Jagielloński.

Al día siguiente llegaron a la zona las primeras unidades motorizadas alemanas al mando del coronel Ferdinand Schörner, la 1ª División de Montaña. Después de capturar Sambor (a 66 kilómetros de Lwów), Schörner ordenó a sus unidades romper las débiles defensas polacas y capturar la ciudad lo antes posible. El grupo de asalto estaba compuesto por dos compañías de infantería motorizada y una batería de cañones de 150 mm. El grupo flanqueó a los defensores polacos y llegó a las afueras de la ciudad, pero fue repelido sangrientamente por los defensores polacos, numéricamente inferiores. El comandante polaco del sector tenía solo tres pelotones de infantería y dos cañones de 75 mm, pero sus fuerzas pronto se reforzaron y mantuvieron sus posiciones hasta el amanecer. El mismo día, el mando de la defensa de la ciudad pasó a a manos del general Franciszek Sikorski, un veterano de la Primera Guerra Mundial y de la Guerra Polaco-Soviética.

Imagen
Cañón Bofors AA de 40 mm polaco en Lwow
https://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of ... B3w_(1939)


Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 15169
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 203 veces
Agradecimiento recibido: 81 veces

Re: La batalla de Lwow, 1939

Mensaje por Bruno Stachel »

Al día siguiente, llegaron las fuerzas de Schörner y, a las 14:00, los alemanes irrumpieron en el centro de la ciudad, pero nuevamente fueron rechazados después de intensos combates con las unidades de infantería formadas por voluntarios y refugiados locales. Para fortalecer las defensas polacas, el general Kazimierz Sosnkowski dejó Lwów hacia Przemyśl el 13 de septiembre y asumió el mando de un grupo de unidades polacas que intentaban romper las líneas alemanas y reforzar la ciudad.

Schörner decidió retroceder y cercar la ciudad mientras esperaba refuerzos. Sus fuerzas lograron un éxito limitado y capturaron el importante suburbio de Zboiska, junto con las colinas circundantes. Sin embargo, las fuerzas polacas ahora estaban reforzadas con unidades que se habían retirado del centro de Polonia y se formaron nuevas unidades de voluntarios en la ciudad. Además, la 10a Brigada Motorizada, al mando del coronel Stanisław Maczek, llegó y comenzó la dura lucha para recuperar el suburbio de Zboiska. La ciudad fue reconquistada, pero las colinas circundantes permanecieron en manos alemanas, ofreciendo buenas vistas del centro de la ciudad. Schörner colocó allí su artillería para bombardear la ciudad, que fue atacada casi constantemente por la Luftwaffe. Entre los principales objetivos de la fuerza aérea y la artillería alemanas se encontraban edificios destacados, como iglesias, hospitales, plantas de agua y de energía.

El 17 de septiembre de 1939 la URSS declaró nulos todos los pactos con Polonia ya que el estado polaco había dejado de existir, y los soviéticos se unieron a la Alemania nazi en la ocupación de Polonia. Las fuerzas del 6º Ejército Rojo del Frente Ucraniano, al mando de Filipp Golikov, cruzaron la frontera justo al este de Lwów y comenzó una rápida marcha hacia la ciudad. La invasión soviética hizo obsoletos todos los planes para defender la cabeza de puente rumana, y el comandante polaco decidió retirar todas sus unidades al perímetro cerrado y defender sólo la ciudad en lugar de toda el área, lo que fortaleció las defensas polacas. El 18 de septiembre, la Luftwaffe arrojó miles de folletos sobre la ciudad para instar a los polacos a que se rindieran, pero fue ignorada. Se inició un asalto general a la ciudad, que nuevamente fue rechazado.

La intervención del Ejército Rojo el 17 de septiembre también hizo necesarios algunos cambios en el plan de operaciones de los alemanes.

Imagen
https://www.wikiwand.com/en/Battle_of_Lw%C3%B3w_(1939)
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 15169
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 203 veces
Agradecimiento recibido: 81 veces

Re: La batalla de Lwow, 1939

Mensaje por Bruno Stachel »

En la madrugada del 19 de septiembre, las primeras unidades blindadas soviéticas llegaron a las afueras orientales de la ciudad y al suburbio de Łyczaków. Después de una corta lucha las unidades soviéticas fueron rechazadas. Sin embargo, las fuerzas soviéticas completaron el cerco de la ciudad durante la noche y enlazaron con el ejército alemán que asediaba Lwów desde el oeste.

Las defensas polacas estaban compuestas principalmente por fortificaciones de campaña y barricadas construidas por los residentes locales bajo la supervisión de ingenieros militares. Sikorski ordenó una defensa organizada del borde exterior de la ciudad, con defensas preparadas en profundidad. En la mañana del 19 llegaron los primeros enviados soviéticos y comenzaron las negociaciones con los oficiales polacos. El coronel Ivanov, el comandante de una brigada de tanques, le dijo al coronel Bronisław Rakowski que el Ejército Rojo entró en Polonia para ayudarlo a luchar contra los alemanes y que la máxima prioridad para sus unidades era entrar en la ciudad.

El mismo día, un enviado de Schörner exigió que la ciudad se rindiera. Cuando el enviado polaco respondió que no tenía intención de firmar tal documento, se le informó que se había ordenado un asalto general para el 21 de septiembre y que seguramente la ciudad sería tomada. La orden de Hitler del 20 instruyó a Gerd von Rundstedt a dejar la captura de Lwow a los soviéticos. El ataque planeado por el XVIII Cuerpo para el 21 fue cancelado y el cuerpo alemán se preparó para moverse hacia el oeste de la línea del río Vístula-San. Al día siguiente, Sikorski decidió que la situación de sus fuerzas era desesperada. Las defensas polacas carecían de organización y consistían sólo en fuerzas simbólicas. Sikorski tenía aproximadamente 11 batallones de infantería, 5 baterías de artillería (principalmente cañones de 75 mm), un regimiento de caballería y otro de infantería montada, un pelotón de ingenieros y un pequeño número de soldados que se habían retirado a la ciudad. El 18 de septiembre, dos trenes blindados (Nº 53 y Nº 55, con dos obuses de 100 mm y cuatro cañones de 75 mm en total) irrumpieron en la ciudad desde Kovel y participaron en la lucha. Las reservas, los recursos humanos y el material eran abundantes, pero una defensa de la ciudad sería infructuosa y sólo provocaría más bajas civiles. Decidió iniciar conversaciones de rendición con el Ejército Rojo.
.
El 22 de septiembre de 1939, se firmó el acta de rendición en el suburbio de Winniki por la mañana. El Ejército Rojo aceptó todas las condiciones propuestas por el general Władysław Langner. Los soldados rasos y suboficiales debían abandonar la ciudad, registrarse ante las autoridades soviéticas y volvería a sus casas. A los oficiales se les permitiría quedarse con sus pertenencias y salir de Polonia hacia cualquier país que las aceptara. Las fuerzas soviéticas entraron en la ciudad y comenzó la ocupación. Los soviéticos rompieron los términos de la rendición poco después del mediodía cuando la NKVD comenzó a arrestar a todos los oficiales polacos. Fueron escoltados a Tarnopol, donde fueron enviados a varios gulags en Rusia, principalmente al infame campamento de Starobielsk. La mayoría de ellos, incluido el propio general Franciszek Sikorski, serían asesinados en Katyn.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Responder

Volver a “Frente del Este y Centroeuropeo”