Los Sherman de Idi Amín

Armamento terrestre pesado.
Responder
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

1. Génesis de una guerra.

Olvidada ya, la guerra entre Tanzania y Uganda (1978-1979) en su día llevó a la caída del dictador Idí Amín, que llevaba en el poder desde 1971. Pero no os hablaré de cómo Amín se labró su destino (eso lo dejo para los expertos en el tema) ni en toda la guerra en concreto, sino en un detalle que encuentro fascinante: una de las últimas apariciones del M4 Sherman en el campo de batalla.

En resumen, el conflicto estalló a causa de la provincia de Kagera, resultado de la frontera trazada en el siglo XIX entre la colonia alemana de Tanzania y la Uganda británica. Idi Amin, que odiaba el colonialismo europeo con pasión, repitió hasta la saciedad que la fronterea estaba mal hecha y que Kagerae era una "parte natural de Uganda". Que desde Kagera operara un grupo de disidentes ugandeses (que habían formado el Ejército de Liberación Nacional de Uganda) que querían deponer a Amín y lanzaban incursiones contra Uganda también tendría su parte de peso. Añádase a ello que el presidente de Tanzania, Julius Nyerere, estuvo unido por una estrecha amistado con Milton Obote, al que Amín depuso; que Nyerere intentara invadir Uganda en 1972 tampoco contribuyó a que brotara el cariño a ambos lados de la frontera. Kagera parecía la solución a todos sus problemas.

Pero, ante todo... ¿Cómo llegaron los Sherman a Uganda?

El M4 Sherman fue el primer tanque del arsenal ugandés. Desde su independencia, en 1962, Uganda había mantenido buenas relaciones con Israel, que, en 1969, le vendió una docena de tanques M4A1 armados con el cañón M1A1C de 76mm. No todos eran idénticos, pues habían sufrido, en diferentes formas, diversas modificaciones cuando habían estado al servicio del ejército israelí.

Algunos tenían la suspensión original y otros tenían el sistema de suspensión HVSS posterior. Algunos tenían lanzadores de granadas de humo de fabricación francesa en la torreta, y algunos también tenían soportes laterales de la torreta para transportar eslabones de riel de repuesto. Unos cuantos de los Sherman tenían ambas modificaciones de torreta, mientras que otros tenían una u otra. Algunos tenían un tercer soporte de riel de repuesto en el frente del casco. Todos habían sido equipados con antenas de radio por los israelíes. A la mayoría les quitaron la ametralladora del casco. Además, existían otras diferencias en el modelo de la escotilla, los accesorios del casco, las orugas, etc. de un Sherman ugandés a otro. Todos tenían un soporte de reflector, sin embargo, ninguna foto sobreviviente de los M4 de Uganda los muestra con uno, por lo que cabe deducir que los israelíes se los quitaron antes de la venta o se rompieron rápidamente y fueron retirados antes de la guerra.

Los M4A1 Sherman de Uganda se repintaron en un color "verde bronce" intenso y tenían una marca de identificación rectangular verde/roja. Los números de serie estaban en blanco en la parte trasera, pero como solo había una docena de Sherman, tampoco es que fuera algo realmente importante.

Los ugandeses estaban considerando hacer un segundo pedido de Sherman a Israel cuando Amin asumió el poder en 1971, pero Amín no era nada amigo de los israelíes y su retórica era cada vez más desagradable para Jerusalén. Luego llegó la operación Thunderbolt, cuando los comandos del Sayeret Matkal al mando del teniente coronel Yonatan Netanyahu rescataron a 248 rehenes de un Airbus A300 de Air France retenido por miembros de la OLP en el aeropuerto de Entebbe el 4 de julio de 1976. Aunque fue un completo éxito, la operación acabó con las relaciones entre ambos países (que durante el raid se destruyera gran parte de la fuerza aérea de Amin tampoco facilitó una posible reconciliación). por lo tanto, Israél dejó de enviar piezas de repuesto para los tanques. A paritr de entonces, el coronel Muammar Quadaffi, se convirtió en el principal (y finalmente, el único) aliado de Uganda.

Imagen
Sherman ugandeses durante un desfile.
http://arqueohistoriacritica.blogspot.c ... andes.html


Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Pablorojo
Comandante
Comandante
Mensajes: 3084
Registrado: 30 Mar 2006 21:09
Agradecido : 10 veces
Agradecimiento recibido: 19 veces

Medallas

Parches

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Pablorojo »

:dpm: :dpm: Muy interesante...desconocia la historia de estos Sherman ugandeses.

Pero sabes si llegaron a combatir contra carros de Tanzania ????

Saludos.
"Cuando Stalin dice " bailen!! ", un hombre sensato baila."
Nikita S. Krushchev.

"Nadie respeta a un país con un mal ejército, pero todos respetan a un país con un buen ejército. Brindo a la salud del Ejército Finlandés !"
Josef Stalin. 1948.

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

Pablorojo escribió:
22 Oct 2020 14:20
Pero sabes si llegaron a combatir contra carros de Tanzania ????
No desenfundes tan deprisa, forastero... :-|>- :-))



2. De cómo Uganda se convirtió en un matadero con Idi Amín

La guerra entre Tanzania y Uganda parece surgir de improviso y de haber sido planeada de forma harto apresurada. Todo comienza en 1978, y aquí conviene hacer un pequeño inciso.

Tras las invasiones de los lealistas de Obote de 1972 desde Tanzania y Sudán, derrotadas con ayuda libia, a Amín se le desata una furia impresionante y se lanza a una represión que desborda todo lo visto hasta el momento. Refuerza el ejército y lo expande, además de dar carta blanca a los soldados para "impartir justicia". Debido a esta violencia y a que cada vez hay más soldados en el ejército procedentes de la zona del Nilo Occidental, cuya lengua era el suajili, la población ugandesa comenzaron a ver al ejército de su país como una fuerza "extranjera". Peor todavía, la paranoia de Amín iba a más, en proporción completamente inversa a la lealtad de las tropas, que no podía comprar con tanta facilidad como antes por la crisis galopante que iba a peor. La caída en desgracia de los Alur, el primer grupo procedente del Nilo Occidental en perder el favor de Amín, marca una nueva etapa en la crueldad de Amín, que desconfía de los Alur porque son muy numerosos y los considera un peligro, con el resultado obvio: una violenta purga que deja a Stalin como una persona mesurada y sensata.

El oficial Alur de más alto rango, el teniente coronel Valentine Ochima, fue destituido de su cargo en el Consejo de Defensa y encarcelado en julio de 1971. Tras la invasión de Obote, Ochima fue fusilado y todos los demás oficiales Alur apartados de todo puesto importante. A continuación, le llegó el turno a los Madi porque se oponían a la creciente influencia de los musulmanes en el régimen. Los soldados madi también fueron acusados ​​de ser indisciplinados y de ayudar a los insurgentes anti-Amin, así que tocó prugarles; los siguientes fueron los Lugbara, pues eran la tribu más grande del Nilo Occidental. Para reemplazar a las tropas purgadas, Amin comenzó a reclutar a un número creciente de sudaneses, aprovechando que habia terminado la primera guerra civil sudanesa y que muchos rebeldes habían cruzado la frontera con Uganda.

Antes semejante caos, algunos oficiales Lugbara, Madi y Alur quisieron ponerle fin derrocando a Amin (salvar el gaznate seguro que tuvo mucho que ver en su intento), pero su conspiración fue aplastada en julio de 1973. A finales de 1973, los Alur, Lugbara y Madi fueron marginados y varios comandantes de alto rango pertenecientes a estas tribus habían sido expulsados ​​del ejército de Uganda o asesinados. El ejército también demostró ser incapaz de contener las incursiones de los saqueadores de ganado Turkana de Kenia, aunque en varias ocasiones cruzaron la frontera en persecución y tomaron represalias contra los kenianos tanto allí como en Uganda.

El creciente número de extranjeros en el ejército llevó a muchos oficiales ugandeses a sentirse marginados, y, liderados por el brigadier Charles Arube (un Kakwa) y el teniente coronel Elly Aseni, conspiraron para derrocar a Amin. En respuesta al asesinato de un ministro de los Lugbara, el resto de la tribu se sumó al complot, que estalló en marzo de 1974, cuando las tropas de Lugbara iniciaron un levantamiento en el cuartel de Malire, una unidad de élite acampada en Kampala. Arube dirigió una fuerza de ataque para arrestar o matar a Amin, pero el plan no salió exactamente como él se esperaba: Amín mató a tiros a Arube, provocando el caos en los golpistas, y la revuelta fue aplastada. Aún estallaria otro motín, en noviembre de ese año, en el cuartel de Mbuya, que terminó con la derrota de los rebeldes y con los Lugbara sin poder alguno, dejando de ser el contrapeso del régimen de Amin, si es que alguna vez lo fueron. Desde 1975, el "núcleo Kakwa-Nubi-Anyanya" fue dominante en el ejército, aunque la mayoría de Madi, Lugbara y Alur se mantuvieron al menos nominalmente leales, ya que todavía se beneficiaban del régimen de Amin. También se mantuvo en el ejército un número "sustancial" de Madi, Lugbara y Alur.

En 1976 llegó la operación Entebbe, ya citada, que provocó la ruptura de relaciones con Israel y otra purga, en agosto, mientras unidades del ejército, fuera de control, se lanzaba a asesinar y a masacrar todos los keniatas que encontraron a su paso por Jinja y Makerere. También se lanzó una violenta campaña contra los contrabandistas que operaban en el lago Victoria. Que el ejército no pudiera acabar con ellos podría ser indicativo del estado de las fuerzas armadas ugandesas. Para no poder las costumbres, en 1977, el ejército de Uganda fue sometido a más purgas étnicas, que a veces se encontraron con resistencia y aumentó la insubordinación armada flagrante en el ejército. En un caso, un empresario contrató soldados para rescatar a su hermano, lo que resultó en un exitoso ataque a la prisión de Iganga y la liberación de 600 prisioneros. En otro caso, mientras que que un teniente coronel de la guarnición de Bondo supervisó personalmente la ejecución de sus oficiales acholi, otro optó por dar a sus subordinados acholi y langi un permiso para que pudieran huir. Las purgas también provocaron deserciones adicionales, ya que más personal Acholi y Langi huyó del país para unirse al grupo rebelde de Obote. Tras el derramamiento de sangre de 1977, Amin declaró que 1978 sería un "año de paz".

Ese, como se suele decir, era el plan.

Por si tenía pocos problemas, Amín tuvo que verselas, a partir de 1977, con su vicepresidente, el general Mustafa Adrisi, que debió cogerle el gusto a lo de purgar y la tomó con los extranjeros que servían en el ejército, en particular a los sudaneses, ya que sentía que los extranjeros no dependían lo suficiente del régimen y que por ello desertarían a la primera de cambio. Por eso era mejor eliminarlos y reemplazarlos por ugandeses del norte, más faibles. No le faltaba razón, pero, para entonces, el manicomio que era Uganda se encontraba en un estado de crisis aguda, ya que su economía e infraestructura se colapsaron, y las diferentes facciones del ejército competían entre ellos por los recursos restantes. Posiblemente Adrisi aspiró a más de lo que podía abarcar y fue relevado de sus carteras ministeriales por Amín después de tener un accidente automovilístico a principios de 1978. En consecuencia, y siguiendo con sus costumbres, Amin purgó a los leales de Adrisi del ejército, incluido el jefe de personal Isaac Lumago y otros oficiales de alto rango. Al final, Amin retiró de varias maneras a casi 3.000 soldados. Estas purgas reforzaron las sospechas de que el "accidente automovilístico" de Adrisi había sido un intento de asesinato. Adrisi, por su parte, se fue a El Cairo a que atendieran sus heridas y tardó cerca de un mes en volver, pero eso sí, sólo una vez recuperó su puesto. Visto los antecedentes de Amín, sólo puedo pensar que o bien Adrisi era un optimista incurable o que los tenía muy bien puestos (1).

Así, con semejante panorama, podemos concluir que, para estas alturas, Amín había perdido el poco juicio que le quedaba. Su ejército no estaba en la mejor de las formas. Un número significativo de los nuevos reclutas eran en realidad ugandeses, muchos de ellos niños, que habían sido reclutados por la fuerza; no faltaban, tampoco los mercenarios sudaneses y de Zaire. Con esta camisa y estas varas, Amín ordena, que se planee una invasión inmediata de la provincia de Kagera en Tanzania, con los medios estatales lanzando una campaña para justificar las reclamaciones ugandesas sobre el territorio. La invasión recibió el nombre en código de Operación Liberación.

La preparación apresurada duró sólo alrededor de una semana. El 10 de octubre de 1978, sin declaración de guerra, los MiG-17 y MiG-21 de las fuerzas aéreas de Uganda bombardearon Bukoba, la principal guarnición del ejército de Tanzania en la provincia de Kagera. Al mismo tiempo, el ejército cruzó la frontera.

(1) Aunque parezca increíble, Adrisi sobrevivió a Amín y vivió hasta 2013, cuando una diabetes se lo llevó por delante.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

3. La invasión de Kagera

Imagen
https://wwiiafterwwii.wordpress.com/201 ... -shermans/

Ya fuera por que Amín dio la orden de invadir Kagera o por una acción unilateral del teniente coronel Juma Butabika (como le acusaron varios miembros de las fuerzas armadas ugandesas, entre ellos el coronel Abdu Kisuule, que acusó a Butabika de provocar un incidente que justificó la invasión), el 9 de octubre comenzó la guerra cuando un destacamento motorizado ugandés avanzó hasta Kakunyu y quemó dos casas. La artillería tanzana abrió fuego, destryendo un APC y un camión ugandeses, y matando a dos soldados; la artillería ugandesa replicó al fuego pero sin causar daño alguno. Radio Uganda afirmaría ese día que se había rechazado un ataque tanzano. Al día siguiente, MiGs ugandese bombardearon varios bosques tanzanos mientras la artillería ungandesa bombardeaba el territorio enemigo, lo que provocó que el 14 los morteros tanzanos abrieron fuego contra el enemigo. Súbitamente, los cañones ugandeses cesaron su fuego. Durante los días siguientes, el duelo artillero se extendió por toda la frontera mientras los líderes tanzanos sospechaban que Amín estaban buscando una excusa para invadirles.

La invasión no llegó hasta el 25. Mientras tanto, el gobierno ugandese no estaba pasando un buen momento. Entre sus problemas se incluyó la ejecución de varias docenas de soldados de la guarnición de Masaka consideros desleales y tiroteos entre agentes gubernamentales de diferentes facciones, además de varios agentes muertos intentando detener a un antiguo ministro.

Los ugandeses se encontraron con una resistencia inesperadamente feroz del pequeño contingente de tropas fronterizas tanzanas pero con el uso de la estrategia de armas combinadas pudieron superarla. La punta de lanza de Uganda incluía los doce Sherman M4A1, más diez tanques T-34 donados por Libia en 1976. Los tanques (más varios vehículos blindados Ferret) estaban respaldados por infantería mecanizada transportada en vehículos soviéticos BTR-40 y en OT-64 de fabricación checoslovaca, así como con vehículos blindados Alvis Saladin y jeeps M38 de época de la Segunda Guerra Mundial que se habían comprado a Israel junto con los Sherman. Finalmente, le siguieron elementos de infantería y logística.

En total eran unos 2.000 soldados bajo el mando del teniente coronel Marajani, el teniente coronel Juma Butabika y el coronel Abdu Kisuule, y atacaron Kagera. Las fuerzas ugandesas avanzaron en dos columnas bajo el mando directo de Butabika y Kisuule respectivamente. A pesar de no encontrar resistencia o solo una leve oposición, el avance de Uganda se vio frenado por el terreno, ya que la columna de Butabika se atascó en el barro cerca de Kabwebwe y tuvo que esperar horas antes de poder avanzar.

Imagen
Un Sherman M4A1 ugandés se prepara para combatir. Este tanque en particular tiene la suspensión HVSS y orugas T80E5 de 23 ″ de ancho.
https://wwiiafterwwii.wordpress.com/201 ... -shermans/

Para el 27 de octubre de 1978, los ugandeses habían avanzado unas 20 millas en Tanzania y tenían el control de la importante ciudad de Kyaka, en el cruce de la carretera B8 norte-sur de Tanzania y una carretera que conduce al oeste hasta la guarnición de Bukoba. En total, solo tenían alrededor de 700 millas² de territorio ocupado. Incluso con esta penetración superficial, la planificación logística apresurada de Uganda parece que llegó al límites, pues el avance se estancó. Marajani informó de una fuerte resistencia enemiga a pesar de que el ejército tanzano se había retirado de la zona fronteriza. Los tanzanos instalaron su artillería a 10 kilómetros de los ugandeses y dispararon varios obuses, lo que los obligó a retirarse a través de la frontera. Durante el resto del día, los MiG ugandeses cruzaron el espacio aéreo de Tanzania, donde fueron hostigados por un fuego antiaéreo intrascendente. Habiendo sido derrotados, los ugandeses prepararon un nuevo ataque.

Basado en los relatos de supervivientes de la guerra, Idi Amin aparentemente quería asestar un golpe demoledora los tanzanos, aturdiéndolos tanto que aceptarían una pequeña pérdida territorial en lugar de movilizarse para una guerra larga. Pero esto no es lo que pasó. Los tanzanos se reagruparon en el extremo sur del lago Victoria y, al mismo tiempo, comenzaron una movilización nacional bien planificada y bien ejecutada para poner al país en pie de guerra. El 30 de octubre, aproximadamente 3.000 soldados ugandeses invadieron Tanzania a lo largo de cuatro rutas a través de Kukunga, Masanya, Mutukula y Minziro. Mandados por el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Uganda, Yusuf Gowon, aunque apenas recibieron algunos disparos parte de varias docenas de miembros de la Milicia Popular de Tanzania, las tropas de Uganda avanzaron con cautela. Lentamente ocuparon el saliente de Kagera, disparando contra soldados y civiles por igual, antes de llegar al río Kagera y al puente Kyaka por la noche. Aunque la tierra entre el río y Bukoba quedó prácticamente indefensa por la retirada tanzana, las tropas ugandesas detuvieron su avance en el extremo norte del puente. Con el saliente de Kagera ocupado, los indisciplinados soldados ugandeses comenzaron a saquear la zona. Aproximadamente 1.500 civiles fueron asesinados a tiros, mientras que otros 5.000 se escondieron en el monte . El 1 de noviembre, Radio Uganda anunció la "liberación" del saliente de Kagera y declaró que el río Kagera marcaba la nueva frontera entre Uganda y Tanzania. Amin recorrió la zona y posó para fotografías con material de guerra tanzano abandonado. Sin embargo, los comandantes ugandeses temían que el puente de Kyaka pudiera utilizarse en un contraataque, por lo que el 3 de noviembre un experto en demoliciones colocó cargas explosivas en el cruce y lo destruyó.

No les faltaban motivos. Tanzania contaba con un buen número de T-59A (la versión china del T-55 soviético), que, no sólo superaban por completo a los Sherman, sino que, además, los tanzanos tenían más T-59A que los M4A1 y T-34 de Uganda combinados.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

Imagen
https://wwiiafterwwii.wordpress.com/201 ... -shermans/

Esta foto propagandística de Amín nos muestra unos cuantos detalles interesantes de uno de sus Sherman.

Este M4A1 está dotado de lanzadores de granadas de humo de fabricación francesa y una nueva antena de radio instalada por los israelíes. La oruga es la estándar T54E1 del ejército de los EEUU, posiblemente de las originales de la Segunda Guerra Mundial, ya que el modelo de posguerra era la T74 de 16 9/16 ″ de ancho. Además de estar a manos para reparaciones rápidas, los eslabones de la oruga montados proporcionaron un poco de protección adicional para la tripulación en la torreta. La ametralladora AA es una Browning M2HB de 12.7 mm. La cubierta de tela de color arena es la típica de las DIF.

El tripulante de la escotilla del cargador (la original, por cierto) lleva un casco M38 estadounidense de la Segunda Guerra Mundial, fabricado por Rawlings y vendido junto con los Sherman por Israel, mientras que el tripulante que está fuera de la torreta luce un casco E-117 soviético, también de la Segunda Guerra Mundial, donado por Libia.

Imagen

Posiblemente el mismo tanque, en otro momento. Amín es plenamente visible.

https://wwiiafterwwii.wordpress.com/201 ... -shermans/
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

4. El contraataque tanzano.

Como contrapunto a la chapucera planificación ugandesa, Nyerere ordenó a Tanzania que se movilizara por completo para la guerra. En ese momento, el ejército tanzano estaba formado por cuatro brigadas de las que sólo una, la Brigada Sur, estaba lista para ser trasladada al frente. Sin embargo, tenía su sede en Songea, por lo que estaba más lejos de Kagera que las otras brigadas. Después de una larga marcha por ferrocarril y carretera, la unidad llegó a la zona de Bukoba-Kyaka y estableció un campamento. En unas pocas semanas, el ejército de Tanzania se amplió de menos de 40.000 soldados a más de 150.000, incluidos unos 40.000 milicianos, así como miembros de la policía, los servicios penitenciarios y el servicio nacional. La mayoría de los milicianos fueron desplegados en la frontera sur de Tanzania o enviados a vigilar instalaciones estratégicas dentro del país. Mozambique ofreció a Nyerere la asistencia de un batallón como gesto de apoyo, que fue trasladado rápidamente a Kagera.

A pesar de estar informado de los preparativos de Tanzania para una contraofensiva, el ejército de Uganda no preparó defensa alguna. La mayoría de los comandantes en la línea del frente y el alto mando ignoraron los informes de inteligencia y, en cambio, se concentraron en saquear el Saliente de Kagera. Tanzania inicialmente pretendía que su contraofensiva, denominada Operación Chakaza, comenzara el 6 de noviembre, pero se tuvo que retrasar. Sin embargo, para la segunda semana de noviembre, había reunido una fuerza sustancial en la orilla sur del río Kagera. El Jefe de Estado Mayor del TPDF, el Mayor General Tumainie Kiwelu, tomó el mando de las tropas, e inició un bombardeo de artillería pesada en la orilla norte, provocando la huida de muchos soldados ugandeses. El 14 de noviembre, Amin, sintiendo que otros estados africanos no apoyaban su posición y temiendo irracionalmente que la URSS estuviera a punto de entregar nuevas armas a Tanzania, declaró la retirada de todas las tropas ugandesas de Kagera e invitó a observadores de la OUA a presenciarlo. El gobierno de Tanzania denunció la declaración como una "completa mentira", mientras que los observadores extranjeros no pudieron llegar a un consenso sobre la veracidad de la supuesta retirada. La OUA reaccionó alegando que su mediación había tenido éxito.

El fracaso de la ofensiva se había visto coronado por la incapacidad de la fuerza aérea de Uganda de conquisar los cielos de Kagera, perdiendo en el proceso varios aviones (incluidos los caros cazas MiG-21 y MiG-17, y un transporte C-47 Dakota). En pleno caos, el 23 de noviembre comenzó la ofensiva tanzana, que había liberado Kagera para comienzos de enero. La moral y disciplina del ejército de Uganda se deterioró cuando los tanzanos tomaron Kagera y atacaron a lo largo de la frontera. El mando tanzano consideró que mientras Uganda controlara el terreno elevado en Mutukula, amenazarían el saliente. Al poder ver a las tropas ugandesas acampadas en las tierras altas a través de binoculares durante su recorrido por Kagera, Nyerere estuvo de acuerdo con sus oficiales y les ordenó capturar la ciudad. Mientras se preparaba para esta operación, el ejército tanzano se preocupó por entrenar y organizar sus fuerzas enormemente expandidas. Como resultado, los combates en diciembre de 1978 se limitaron a unos pocos enfrentamientos esporádicos e incursiones aéreas. En este punto, militantes pertenecientes a la Organización de Liberación de Palestina (OLP) estaban sirviendo junto a los ugandeses en la línea del frente, pues la OLP había sido aliada del gobierno de Amin durante años, y alrededor de 400 palestinos estaban recibiendo entrenamiento en Uganda. La revista Africa declaró que "fuentes informadas" afirmaron que "técnicos y personal de la fuerza aérea paquistaníes" apoyaban a las fuerzas de Amin durante la guerra. Aproximadamente 200–350 expertos paquistaníes estaban estacionados en Uganda desde principios de 1978. Al mismo tiempo, el Ejército de Uganda no pudo utilizar todo su potencial de combate contra el enemigo. Había alistado a 10.000 nuevos efectivos en septiembre de 1978, pero estos nuevos reclutas se utilizaban para mantener bajo control a la población civil. Además el ejército estaba sufriendo numerosas deserciones durante y después de la invasión de Kagera.

Ningún Sherman ugandés se perdió durante la invasión de octubre; sin embargo, se cree que uno o dos fueron destruidos durante la contraofensiva de Tanzania. Todos habían estado en servicio sin recibir mantenimiento.

La calma en la frontera llevó al alto mando ugandés a creer falsamente que ninguna ofensiva tanzana era inminente, a pesar de los informes en sentido contrario que llegaban desde el frente. En consecuencia, se vio sorprendido cuando los tanzanos inciaron un bombardeo de artillería a gran escala a lo largo de la frontera utilizando lanzacohetes BM-21 Grad el 25 de diciembre. Los ugandeses eran incapaces de de contrarestar la artillería de Tanzania y estaban aterrorizados por las capacidades destructivas de los BM-21 Grads, a los que apodaron "Saba-Saba". Los temores de los ugandeses aumentaron por su incapacidad inicial para identificar el arma, hasta que se recuperó un cohete sin detonar de la pista de aterrizaje de Lukoma. Los intentos de la Fuerza Aérea ugandesa de destruir los lanzacohetes tanzanosa fracasaron debido al fuego antiaéreo. Entonces, Amin envió un equipo de oficiales a España para investigar la compra de aviones y bombas de napalm para contrarrestar los cohetes, pero finalmente no se adquirió nada. Las tropas de Tanzania ocuparon algunos asentamientos fronterizos menores cerca de Kikagati el 20 de enero de 1979, lo que llevó a Amin a programar una contraofensiva. La Brigada Sur tanzana, rebautizada como 208ª Brigada, finalmente cruzó la frontera la noche del 21 de enero y atacó Mutukula al día siguiente. La guarnición ugandesa fue fácilmente derrotada y huyó, lo que permitió a los tanzanos asegurar Mutukula y capturar gran parte de las armas abandonadas. Los soldados tanzanosF procedieron a destruir toda la ciudad y mataron a varios civiles para vengar el pillaje en Kagera. Nyerere se horrorizó al ser informado de ello y ordenó a la TPDF que se abstuviera de dañar a civiles y propiedades a partir de ese momento. Gadaffi, que ya tenía unos 3.000 soldados en Uganda, intentó reforzar a Amin amenazandoe a Tanzania con declararles la guerra si no retrocedía. Los tanzanos no solo se negaron a ceder a su demanda, sino que buscaron activamente el combate con los libios dondequiera que pudieran encontrarlos. Gadaffi nunca cumplió su amenaza.

A finales de enero, los tanzanos sufrieron una derrota cerca de Rakai (a unas 16 millas al norte de la frontera), pero en lugar de aprovechar la oportunidad para contraatacar, los ugandeses se retiraron más al norte. Un soldado libio dijo más tarde que los suboficiales ugandeses parecían más preocupados por utilizar camiones de suministros para mover hacia el norte el botín que habían saqueado en 1978, en lugar de llevar refuerzos hacia el sur a la línea del frente.

Imagen
Un oxidado M4A1 Sherman de Uganda perdido en la contrainvasión de Tanzania de 1979, fotografiado en la década de 1980. El arma está sujeta por su abrazadera de viaje, por lo que el tanque pudo haber sido abandonado debido a una avería o al quedarse sin combustible.
https://wwiiafterwwii.wordpress.com/201 ... -shermans/
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

5. La invasión de Uganda.

Poco después de la invasión de Kagera, Nyerere indicó que su gobierno financiaría y armaría a los ugandeses que estuvieran dispuestos a luchar contra Amin. Un grupo diverso de exiliados respondió, así como miembros de la oposición en Uganda. Los movimientos rebeldes armados incluían a Kikosi Maalum, una milicia leal a Obote y comandada por Tito Okello y David Oyite Ojok; el Frente de Salvación Nacional (FRONASA) liderado por Yoweri Museveni; y el Movimiento Save Uganda (SUM), liderado por Akena p'Ojok, William Omaria y Ateker Ejalu. Estos grupos eran muy débiles al comienzo del conflicto, pero se expandieron rápidamente más adelante. Aunque nominalmente aliados, los rebeldes de Uganda eran en realidad rivales políticos y operaban independientemente unos de otros. Mientras que Maalum y FRONASA contribuyeron con tropas de primera línea y guerrillas que actuaron como auxiliares y exploradores del ejército tanzano, el SUM realizó bombardeos e incursiones para desestabilizar el régimen de Amin desde adentro. Otros grupos de oposición ugandeses, como el Uganda Liberation Group, con sede en Zambia, alentaron a sus miembros a donar dinero para apoyar el esfuerzo bélico de Tanzania. Los exiliados ugandeses intentaron organizar grupos de resistencia en Kenia, pero las autoridades locales lo impidieron, arrestaron a algunos guerrilleros y en algunos casos los entregaron al gobierno de Uganda. En enero, Obote rompió su silencio público e hizo un llamamiento abierto para que los ugandeses se rebelaran, lo que supuestamente provocó gran consternación en el gobierno de Amin.

Inicialmente, el gobierno tanzano no tenía la intención de expandir la guerra más allá de la defensa de su territorio, pero dspués de que y la OUA no condenara la invasión de Uganda, decidió que Tanzania ocuparía el sur de Uganda, específicamente sus dos principales ciudades: Masaka y Mbarara, como venganza por la devastación provocada por las tropas ugandesas y para incitar a la rebelión. Obote aseguró a Nyerere que si se tomaban esas ciudades se produciría un levantamiento masivo contra Amin, que caería en unas pocas semanas. Obote también estaba seguro (y Nyerere estaba parcialmente convencido) de que el ejército de Uganda se desintegraría si Masaka era capturada. Los tanzanos comenzaron a planificar cuidadosamente una ofensiva contra las dos ciudades. El general David Musuguri fue designado comandante de la 20ª División y se le asignó la tarea de supervisar el avance hacia Uganda. Originalmente se esperaba que los rebeldes ugandeses pudieran encabezar el ataque, pero solo había alrededor de 1.000 de ellos, por lo que los tanzanos tuvieron que liderar la operación. Entre las posiciones tanzanas y Masaka había una serie de puntos fuertes ocupados por tropas ugandesas que debían despejarse, incluida la pista de aterrizaje de Lukoma y varias baterías de artillería.

La ofensiva comenzó a mediados de febrero. El avance fue constante y decenas de soldados ugandeses murieron en los combates. Lukoma cayó el 13 de febrero. Mientras tanto, Amin afirmó que las fuerzas y los mercenarios de Tanzania se habían apoderado de una gran parte del territorio de Uganda. Frente a las preguntas de la comunidad internacional, Tanzania insistió en que sus tropas solo habían ocupado tierras justo al otro lado de la frontera con Uganda, pero sus diplomáticos eludieron preguntas más específicas sobre los movimientos de sus tropas. Mientras que las fuerzas tanzanas que avanzaban sobre Masaka progersaban rápidamente, la 206ª Brigada tanzana encontró una resistencia más dura en su camino hacia Mbarara. El ejército de Uganda tendió una emboscada con éxito a un batallón de la brigada cerca del lago Nakivale, matando a 24 tanzanos. A partir de entonces, el ejército tanzano ralentizó su ofensiva. A lo largo del eje de avance de Masaka, se desalojó a la guarnición de Kalisizo, una ciudad a 28 kilómetros al sur de Masaka, lo que provocó numerosas bajas. Los ugandeses que se retiraron a Masaka estaban en un estado de pánico y desmoralizaron a las tropas estacionadas allí. Mientras los tanzanos avanzaban por el sur de Uganda, los grupos de civiles con los que se cruzaban los animaban.

El ejército tazano rodeó Masaka por tres lados, pero se ordenó no entrar en la ciudad, ya que se convocó una reunión de la OUA en Nairobi en un intento de proporcionar mediación entre los beligerantes. El brigadier ugandés Isaac Maliyamungu vio una oportunidad para un contraataque, por lo que sus tropas atacaron repetidas veces las lineas enemigas el 23 de febrero, pero fueron repelidos con facilidad. Esa noche se inició un gran bombardeo de Masaka, enfocando su fuego en el cuartel del Batallón Suicida. La mayor parte de la guarnición huyó posteriormente y, por la mañana, los tanzanos ocuparon la ciudad. Para vengar la destrucción causada en Kagera, las tropas tanzanas procedieron a arrasar la mayoría de las estructuras supervivientes con explosivos. El 25 de febrero, el ejército tazano y varias decenas de rebeldes ugandeses dirigidos por Museveni bombardearon Mbarara y, tras apoderarse de ella, destruyeron con dinamita los edificios que quedaban.

Para consternación de Obote, no se materializó ningún levantamiento contra Amin. Tras la captura de las dos ciudades, las fuerzas tanzanas se detuvieron para reorganizarse. Silas Mayunga fue ascendido a general de división y se le puso a cargo de una "Task Force" recién formada y compuesta por la 206ª Brigada y la Brigada Minziro, que debía operar de forma semiautónoma. Mientras que la 20.ª División se trasladó fuera del sureste de Uganda y atacó lugares importantes en el país, la Fuerza Mayunga avanzó hacia el noroeste de Uganda en los meses siguientes haciendo frente a tropas ugandeses en combates en su retaguardia. Mientras tanto, la Fuerza Aérea ugandesa había sufrido pérdidas tan importantes durante las operaciones de febrero que practicamente quedó fuera de combate.

En estas circunstancias, los Sherman, que no habían realizado ninguna gesta hasta la fecha, iban a participar, en la fase final de la guerra, en la operación más ambiciosa de Uganda de todo el conflicto.

Imagen
Un Sherman camino del frente en un transporte pesado, posiblemente un Diamond TM-20.
https://wwiiafterwwii.wordpress.com/201 ... -shermans/
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Beltranejo
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8237
Registrado: 25 Abr 2010 19:12
Agradecido : 37 veces
Agradecimiento recibido: 150 veces
Contactar:

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Beltranejo »

Fascinante narración de una guerra desconocida, Bruno.
Gracias por traerla :dpm:
Lo mejor del Call Of Duty, es que ni te duelen los tiros ni pagas la munición.
El Maestro Zebra.
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

6. La gran apuesta de Amin

Que el líder libio, Muamar el Gadafi, aliado de Amín, sintiera que Uganda -desde su punto de vista, un país musulman- estuviera amenazada por un ejército cristiano daría pie a una de las intervenciones más rocambolescas de la historia. También, de paos, consideraba que ayudar a Amín frenaba las aspiraciones de Egipto y Sudán en el noreste de África. Así pues, a mediados de febrero, tropas libias llegaron a Entebbe para apoyar a Uganda. Yaser Arafat, el líder de la OLP, y sus ayudantes Khalil al-Wazir y Saad Sayel discutían sus opciones y, al final, optaron por apoyar aún más a Amín enviando refuerzos, entre ellos al coronel Mutlaq Hamdan, alias "Abu Fawaz", junto con otros comandantes para ayudar al ejército ugandés a reorganizarse. El 18 de marzo, Arafat confirmaba la presencia de guerrilleros palesteinos ayudando a Amín.

Mientras, la 20a División tanzana se preparaba para avanzar desde Masaka hasta Kampala. La única carretera que corría de una a otra ciudad pasaba por Lukaya, una ciudad a 30 kilómetros al norte de la última. De ahí, la carretera proseguía por otros 25 kilómetros a través de un pantano hasta llegar a Nabusanke. El pantano era imposible de cruzar por los vehículos, que dependían de una carreterea elevada para cruzarlo, aunque a coste de ser vulnerables durente el cruce. Por ello, Musugiri ordenó a sus tropas que la aseguraran, y la 207a Brigada fue enviada a través del pantano hacia el este, la 209o hacia el oeste para realizar una amplia maniobra que le llevaría al extremo norte del pantano y la 201a, reforzada por un batallón de rebeldes ugandeses, avanzaría directamente hacia la ciudad. Dentro de este plan para tomar Kampala, la 205a Brigada avanzaría hacia Mpigi a comienzos de marzo y luego a Mityana, desde donde atacaría la capital.

Amín, en ese momento, se dirigió por radio a la nación, presumiendo que sus tropas estaban a punto de rodear al enemigo. Preguntándose la veracidad de esa afirmación, los comandantes tanzanos se pusieron a aalizar la situación descubrieron que el Regimiento Tigre de Mubende estaba ilocalizable. Creyendo que marchaba hacia el sur, enviaron a la 205o Brigada hacia el norte para interceptarlo. Para su sorpresa, la brigada se encontró con las tropas enemigas atrincheradas en Sembabule, dando paso a una batalla que duraría tres semanas.

Por su parte, Obote puso en marcha sus propios planes: unos 200 guerrilleros disfrazados con viejos uniformes del ejército de Uganda partieron desde Kenia y se preapraron para atacar la localidad de Tororo . Parte de la guarnición se amotinó y atacó sus compañeros a eso de las 6 de la mañana del 2 de marzo de 1979. Al escuchar el sonido de los disparos, la guerrilla irrumpió en el cuartel. A pesar de contar con el apoyo de la escasa Fuerza Aérea ugandesa, los leales a Amin fueron derrotados después de una batalla que duró horas y que dejó unos 50 muertos, en su mayoría civiles. Muchos lugareños respondieron al estallido de violencia huyendo de Tororo a la cercana Mbale. Tras asegurar el pueblo y su arsenal, la guerrilla intentó evacuar las armas y municiones capturadas, pero no pudieron hacerlo por no contar con suficientes vehículos. Habían planeado utilizar los del cuartel para trasladar el material al monte, pero no se encontró ninguno, pues se los llevaron los oficiales ugandeses que huían. Amin respondió al ataque movilizando sus aproximadamente 2.000 soldados al oeste de Kampala para frenar los avances rebeldes en Uganda. Por la tarde del 2 de marzo, el batallón libio al mando del teniente coronel Hussein Mohammed lanzó un contraataque desde su base en Jinja. Habiendo confiscado una gran cantidad de vehículos civiles, el batallón de Gaddafi voló como una exhalación hacia Tororo, y pronto se enfrentó con las tropas amotinadas que habían avanzado hacia Kampala por la carretera. Ambos bandos levantaron barricadas, y se produjeron intensos combates entre los amotinados y el Batallón libio que fue reforzado por la Brigada Oriental del teniente coronel Abdulatif Tiyua de Mubende. El 3 de marzo, un grupo apareció en Nairobi, Kenia, afirmando representar al Batallón Aéreo y Marítimo y convocando a un levantamiento. por el ejército y el pueblo de Uganda contra Amin, y la restauración de Obote a la presidencia.

El 4 de marzo, el batallón libio había logrado rodear a muchos de los rebeldes en el cuartel de Tororo, infligiéndoles numerosas bajas. La derrota de los insurgentes se aseguró cuando los MiG ugandesesiniciaron un bombardeo masivo de la zona por orden de Amin. El bombardeo de los MiG "arrasó" el cuartel sin hacer entre rebeldes, leales y civiles, sino que atacaron a todos; así, la batalla se convirtió en un caos total, ya que un gran número de guerrilleros, fuerzas del ejército y lugareños huyeron a Kenia para escapar de los ataques aéreos. La policía fronteriza de Kenia y los soldados atendieron la frontera, esperando interceptarlos. Los pocos rebeldes que se quedaron en Uganda fueron capturados o asesinados por las fuerzas de seguridad de Uganda. Entre 30 y 50 guerrilleros murieron en el ataque, mientras que 10 de ellos fueron arrestados por la policía de Kenia y expulsados ​​del país. Los soldados ugandeses internados fueron devuevueltos a su país.

Esta derrota debilitó a Obote y provocó una pelea interna entre los opositores a Amín, que, animado por el resultado, se preparó para lanzar una contraofensiva contra los tanzanos. Convencido de que con el apoyo de Libia el enemigo pronto sería derrotado, el 9 de marzo, más de mil soldados libios y alrededor de 40 guerrilleros de la OLP fueron trasladados a Uganda. La fuerza libia incluía unidades regulares, secciones de la Milicia Popular y miembros de la Legión Panafricana. Iban acompañados de 15 tanques T-55, más de una docena de vehículos blindados de transporte de personal, varios Land Rover equipados con cañones sin retroceso de 106 mm, una docena de lanzacohetes BM-21 Grad, y otras piezas de artillería de gran tamaño, como morteros de 122 mm y dos baterías de obuses D-30. Durante el transcurso de la guerra, se desplegaron en Uganda un total de 4.500 soldados libios. Amin ordenó a los libios, junto con algunas tropas ugandesas y guerrilleros de la OLP que recuperaran Masaka. A este ataque ses sumarían los tres Sherman supervivientes y un jeep M38.

Imagen
Batallas de la guerra entre Tanza y Uganda.
https://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Lukaya
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4758
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 16 veces
Agradecimiento recibido: 7 veces
Contactar:

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Japa »

eso que ois soy yo aplaudiendo muy fuerte este hilo
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

7. La batalla de Lukaya y sus consecuencias

En la mañana del 10 de marzo, el ejército tanzano lanzó un bombardeo ligero sobre Lukaya, que había sido abandonada por la población. Luego, la 201ª Brigada ocupó el pueblo para esperar cruzar la calzada elevada al día siguiente, y comenzaron a cavar trincheras como medida de precaución. Los tanzanos, los ugandeses y los libios desconocían las posiciones de los demás, por cierto.

A última hora de la tarde, alrededor de las tres, la fuerza combinada de Uganda, Libia y Palestina inició su avance hacia Lukaya, con órdenes de tomar Masaka en tres horas. Al encontrarse con los tanzanos al anochecer, lanazaroan un bombardeo con los Katyusha. Los misiles pasaron de largo, pero los soldados tanzanos, en su mayoría inexpertos, se asustaron y muchos de ellos huyeron. Aunque otros permanecieron en sus posiciones defensivas, el ataque enemigo les pilló por sorpresa y rápidamente se vieron obligados a retirarse al pantano, a lo largo de la carretera de Masaka después de ver a los T-55 libios y los tres Sherman M4A1 ugandeses. no hubieron víctimas mortales en la acción. A pesar de sus órdenes de recapturar Masaka, la fuerza ugandesa-libia se detuvo en Lukaya, temiendo que los tanzanos estuvieran tratando de tenderles una emboscada. Los libios establecieron posiciones defensivas pero no cavaron trincheras. En cambio, se permitió a las tropas descansar, mientras los comandantes se preparaban para la siguiente fase de la batalla. Sólo tres tanques tanzanos protegían la carretera. Kombe y sus subordinados intentaron reunir su brigada para que pudiera seguir luchando, pero los soldados tanzanos estaban conmocionados y no pudieron organizarse.

Los comandantes tanzanos decidieron modificar sus planes para evitar que la pérdida de Lukaya se convirtiera en una debacle. Se ordenó a la 208ª Brigada, al mando del brigadier Mwita Marwa, que estaba a 60 kilómetros al noroeste de la ciudad, que cambiara de rumbo y lo más rápido posible aislara a los ugandeses y libios de Kampala. Los tanques en la carretera de Masaka recibieron instrucciones de avanzar y abrir fuego contra las posiciones enemigas. Sus conductores dudaron, pues significaba avanzar sin el apoyo de la infantería, por lo que Musuguri envió a uno de sus oficiales al área para asegurarse de que se cumpliera la orden. Se reclutaron voluntarios de la 201ª Brigada para infiltrarse en Lukaya a través del pantano y reunir información. De repente, la situación estuvo dominada por la confusión; la fuerza de Uganda, Libia y Palestina y la 201ª Brigada tanzana estaban desorganizadas y las tropas de ambos bandos se movían en la oscuridad (no había luz de luna) a lo largo de la carretera y en la ciudad, incapaces de diferenciarse entre sí. En un incidente, el rebeldes ugandés Oyite-Ojok lideraba una banda de combatientes de Kikosi Maalum (KM) en el camino cuando escucharon a otras personas hablar en suajili. Oyite-Ojok y su grupo asumieron que eran aliados, pero luego uno de ellos dijo en luo, un idioma que no se habla en Tanzania, "Espera hasta la mañana y aplastaremos a estos estúpidos acholi". Oyite-Ojok ordenó abrir fuego pero en la oscuridad no pudieron verificar si habían alcanzando a alguien. Las patrullas tanzanas no tuvieron éxito al identificar las posiciones enemigas, por lo que el fuego de sus tanques fue ineficaz. En el transcurso de la noche, ocho soldados tanzanos y un combatiente del KM murieron.

La 208ª Brigada alcanzó su posición de flanqueo en la carretera de Kampala al amanecer del 11 de marzo y comenzó el contraataque. La 201ª Brigada, reagrupada, atacó frontalmente y la 208ª desde atrás, ejerciendo una gran presión sobre la fuerza enemiga. Los rebeldes ugandeses al mando de Oyite-Ojok ayudaron en el ataque. La artillería tanzana, dirigida con precisión, devastó las filas de la fuerza ugandés-libia, en particular los propios cohetes Katyusha tanzanos. Los ugandeses y libios fueron sorprendidos por el ataque y no lograron oponer una resistencia efectiva. La mayoría de los libios comenzaron a retirarse. Los militantes de la OLP y los ugandeses reaccionaron mejor e intentaron organizar la defensa. Un grupo utilizó un cañón antitanque de 75 mm para defenderse del tanque que encabezaba el avance, dañándolo levemente y deteniéndolo por un corto tiempo. La mayoría de los comandantes de la OLP, incluido el coronel Hamdan, el mayor Erekat y el capitán Ibrahim Awad, resultaron heridos durante los combates En su cuartel general más al norte, el teniente coronel ugandés Abdu Kisuule, comandante del Regimiento de Artillería y Señales, fue despertado por los libios en retirada. Ordenó al mayor Aloysius Ndibowa que bloqueara la carretera de Kampala para bloquear la retirada. Luego marchó hacia el frente desde Kayabwe, mientras Sule asumió el mando de varios tanques y se dirigía hacia la batalla. Cerca del puente Katonga, las fuerzas tanzanas tomaron posiciones en un bosque de eucaliptos en el lado occidental de la carretera. Emboscaron a los ugandeses y libios, causando numerosas bajas en una lucha encarnizada, y varios tanques y vehículos blindados fueron destruidos en las arboledas y plantaciones de la zona. Decenas de jeeps evacuaron a los heridos a Kampala.

En un intento por fortalecer la moral, el general ugandés Isaac Maliyamungu y el general de división Yusuf Gowon se unieron a sus tropas en la línea del frente. Las posiciones que tomaron se vieron sujetas a intensos ataques con cohetes. Los oficiales subalternos ugandeses intentaron convencer a sus hombres de que los tanzanos probablemente estaban al tanto de la presencia de los generales y los estaban apuntando con bombardeos precisos. No obstante, las tropas de Uganda sintieron que Maliyamungu y Gowon eran presagios de la desgracia y los apodaron bisirani (gafes). Sule pronto se dio cuenta de que los generales no estaban teniendo un efecto positivo y les pidió que abandonaran el frente. Sule moriría más tarde después de ser atropellado accidentalmente por uno de sus tanques mientras le ordenaba cambiar de rumbo para maniobrar alrededor de un cráter creado por un proyectil de artillería tanzano. Kisuule había perdido contacto con él y no se dio cuenta de su destino hasta el día siguiente. Su muerte provocó el colapso de la estructura de mando de Uganda, y las tropas ugandesas restantes abandonaron sus posiciones y huyeron.

Después de la batalla, las fuerzas ugandesas contabilizaron más de 400 soldados muertos en el área, incluidos unos 200 libios. La batalla de Lukaya fue el mayor enfrentamiento de la guerra entre Uganda y Tanzania.

Después de esta batalla, el ejército de Uganda comenzó a colapsarse por completo. Poco después, Tanzania lanzó la Operación Dada Idi, y en los días siguientes las Brigadas 207 y 208 despejaron la carretera de Kampala y capturaron a Mpigi. Las tropas ugandesas y libias huyeron de la línea del frente hacia la capital. Amin destituyó a Gowon y, ante la hostilidad de las tropas, Gowon huyó a Zaire. Fue reemplazado por Ali Fadhul. A principios de abril, las tropas tanzans capturó Sembabule, marcando el final de la batalla más larga de la guerra. La logística de gran parte del ejército de Uganda se colapsó, lo que provocó la falta de municiones, combustible y provisiones. Muchos soldados ugandeses se volvieron anárquicos o se pasaron a los rebeldes, saqueando, asesinando y violando mientras huían a Zaire y Sudán. Según la investigadora Alicia C. Decker, el comportamiento de las tropas abandonadas no solo fue motivado por el colapso de la disciplina, sino también deliberado: al sembrar el caos y hacer que los civiles huyeran, cubrieron así su propia retirada. Los soldados que permanecían en sus puestos a menudo comenzaron a vengarse de los sospechosos de simpatizar con los rebeldes, aterrorizando, abusando y ejecutando a personas sin el debido proceso. Al darse cuenta de que la guerra estaba perdida, otros miembros del ejército de Uganda conspiraron para derrocar a Amin. Circulaban rumores sobre la participación de miembros del círculo íntimo del presidente en estos planes golpistas. En este punto, la mayoría de los civiles ugandeses se oponían al gobierno de Amin y esperaban un rápido final de la guerra. Comenzaron a llamar a los tanzanos bakombozi ("libertadores").
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

8. El final de la guerra

Mientras los grupos anti-Amín formaban un frente unido tras la conferencia de Moshi (26 de marzo de 1979), Gaddaffi amenazó con una intervención militar libia si Tanzania no se retiraba de Uganda en 24 horas. Nyerere se quedó perplejo, pues le constaba la intervención militar libia, así que rechazó la amenaza. Cuatro días después, en un intento de intimidar al presidente tanzano, Gadaffi ordenó que un Tupolev Tu-22 atacara un depósito de combustible en Mwanza. El bombardero falló su objetivo, alcanzando una reserva. Este ataque fue contestando con incursiones tanzanas contra depósitos de combustible en Kampala, Jinja y Tororo.

Imagen
Un Tupolev Tu 22 libio en 1977.

Los comandantes tanzanos creían que Amin colocaría la mayor parte de sus fuerzas restantes en la capital, y sus planes iniciales requerían un ataque directo a la ciudad. Pero desde los altos de Mpigi pudieron ver Entebbe, donde había un gran volumen de tráfico aéreo libio y un gran contingente de soldados ugandeses y libios. Si el ejército tanzano se apoderaba de Kampala antes de asegurar Entebbe, sus posiciones en Kampala serían vulnerables a un ataque de flanqueo ugandés. Tomar Entebbe cortaría los refuerzos libios de Uganda y permitiría un asalto a la capital desde el sur. Así, Musuguri ordenó a la 208ª Brigada tomarla península. Los tanzanos instalaron sus cañoens y sometieron la ciudad a un bombardeo ligero de tres días. Amin se encontraba en la Casa Estatal de Entebbe en ese momento, pero huyó en helicóptero a Kampala. Su partida, como es de suponer, instigó la huida de muchas tropas ugandesas, pero los libios permanecieron. El 6 de abril se intensificó el bombardeo, con varios cientos de disparos de artillería. La 208ª Brigada avanzó sobre Entebbe a la mañana siguiente. Un convoy libio intentó escapar por la carretera de Kampala pero fue emboscado y destruido. Por la tarde, la ciudad estaba asegurada y sus conquistadores incautaron grandes arsenales de armas libias. A la mañana siguiente, cientos de miembros de la Fuerza Aérea ugandesa se rindieron..

Esta batalla marcó el final de facto de la Fuerza Aérea ugandesa. La mayoría de sus aviones fueron destruidos o capturados, y los que lograron escapar a las bases Jinja y Nakasongola sembraron allí el pánico, causando deserciones masivas. Como las fuerzas libias habían sufrido mucho durante la batalla, Nyerere decidió permitirles huir de Kampala y dejar la guerra sin más humillaciones. Envió un mensaje a Gaddafi explicando su decisión, diciendo que las tropas libias podrían ser transportadas en helicóptero fuera de Uganda sin oposición desde la pista de aterrizaje en Jinja. Muchos libios que huían fueron atacados por civiles ugandeses que los entregaron a sus enemigos directamente los asesinaron. La mayoría de los superviventes se retiraron a Kenia y Etiopía, donde fueron repatriados. La derrota de las tropas libias en Uganda supuso un serio revés para la política exterior de Gadafi y provocó un conflicto dentro del gobierno libio.

El ejército tazano avanzó hacia Kampala el 10 de abril. Pocas unidades ugandesas o libias opusieron resistencia; el mayor problema para las tropas tanzanas fue la falta de mapas de la ciudad. Al día siguiente, mientras las tropas tanzanas y de la UNLF estaban limpiando los restos de resistencia s en Kampala, Oyite-Ojok fue a Radio Uganda para declarar la captura de la ciudad. Afirmó en una transmisión que el gobierno de Amin había sido depuesto y que Kampala estaba bajo el control del UNLF (frente de liberación u8gandés), y pidió a los residentes que mantuvieran la calma y que los soldados ugandeses se rindieran. Los civiles salieron de sus hogares para celebrar y participaron en saqueos destructivos. El 13 de abril, Lule fue trasladado en avión a la ciudad e nombrado nuevo presidente de Uganda. El nuevo gobierno fue rápidamente reconocido por otros estados. Su establecimiento se vio muy obstaculizado por la falta de una fuerza policial o un servicio civil eficaces y el saqueo. El gobierno no jugó un papel significativo en las operaciones militares posteriores contra las fuerzas de Amin.

Amin huyó, primero a Libia y luego a Arabia Saudí. A pesar de ello, restos dispersos e inconexos del ejército ugandés continuaron ofreciendo resistencia con el apoyo de Libia y se retiraron hacia el norte, saqueando mientras lo hacían, acompañados por militantes de la OLP bajo el mando de Mahmoud Da'as que, finalmente, se fueron a Sudán. Después de la captura de Kampala, los combates causaron pocos daños adicionales. El 22 de abril, el ejército tanzano se apoderó de Jinja y de la presa de Owen Falls intacta (la presa proporcionaba toda la electricidad del país). La mayoría de las unidades ugendesas se amotinaron o se dispersaron, lo que permitió a Tanzania y al UNLF ocupar la mayor parte del este y norte de Uganda sin oposición. Algunas unidades ofrecieron una firme resistencia a lo largo de la frontera occidental, pero también fueron derrotadas. Los intentos de los leales de Amin de bloquear el avance hacia el norte de Tanzania fueron aplastados durante las Batallas de Bombo, de Lira y la de Karuma Falls. En Mbale, un grupo de 250 soldados ugandeses desertó y eligió defender la ciudad de los leales en retirada y esperar la llegada de los tanzanos. Un gran número de civiles se armaron y atacaron a los rezagados lealistas y a todos los pertenecientes a grupos étnicos o religiosos asociados con el régimen de Amin. Las turbas destruyeron comunidades enteras. Las peores masacres fueron perpetradas por rebeldes ugandeses pertenecientes a FRONASA y Kikosi Maalum. En muchos casos, los soldados de Tanzania pernitieron e incluso ayudaron en los linchamientos de soldados ugandeses a manos de civiles vengativos. Independientemente, la mayoría de las fuentes coinciden en que los tanzanos se comportaron relativamente bien, especialmente en comparación con los rebeldes y militantes tribales ugandeses.

La última batalla ocurrió el 27 de mayo cuando una banda de tropas ugandesas disparó contra elementos de una fuerza tanza cerca de Bondo antes de huir. Poco después, esta fuerza se apoderó de Arua sin encontrar resistencia. Varios oficiales de alto rango del ejército de Uganda y funcionarios del gobierno de Amin que se rindieron en Arua dijeron a los tanzanos que después de la caída de Kampala miles de soldados ugandeses habían huido a Sudán y Zaire con el objetivo declarado de lanzar una insurgencia y retomar Uganda. Al entrar en la región del Nilo Occidental, el FRONASA lanzó un "exterminio sistemático" de la población local, asistido por las tribus anti-Amin. En consecuencia, una parte significativa de la población civil del Nilo Occidental huyó al exilio junto con los restos del ejército. Desde Arua, una brigada de Tanzania avanzó hasta la frontera occidental de Uganda con Sudán y Zaire y la aseguró el 3 de junio de 1979, poniendo así fin a la guerra. En ese momento, un total de entre 30.000 y 45.000 soldados tazanos estaban desplegados en Uganda.

Durante la guerra murieron 373 soldados tanzanos (de estos sólo 96 murieron en los combates), junto con 150 rebeldes ugandeses, la mayoría cuando uno de sus barcos volcó accidentalmente en el lago Victoria. Aproximadamente 1.000 soldados del ejército de Amín fallecieron y unos 3.000 fueron hechos prisioneros. Al menos 600 soldados libios murieron durante la guerra y unos 1.800 resultaron heridos. Los tanzanos tomaron 59 prisioneros libios y los liberaron varios meses después del final de la guerra. Varios combatientes de la OLP murieron durante el conflicto, aunque su número sigue siendo controvertido. La OLP admitió haber perdido doce combatientes en Uganda, contando los muertos y los desaparecidos. Por el contrario, Tanzania afirmó que 200 palestinos habían fallecido durante el conflicto. Un ciudadano paquistaní también fue capturado por el ejército tanzano cuando luchaba con las fuerzas libias y liberado después de la guerra. Unos 1.500 civiles tanzanos fueron asesinados por el ejército de Uganda en Kagera. Según Avirgan y Honey, unos 500 civiles ugandeses fueron asesinados por todos los beligerantes. Otros han informado de un número mucho mayor de víctimas civiles. Según el diplomático indio Madanjeet Singh, los soldados ugandeses comenzaron a matar a civiles y expatriados al azar después de que comenzara la guerra, y en febrero de 1979 más de 500 personas fueron asesinadas. A.B.K. Kasozi declaró que las tropas de Amín en retirara asesinaron a mles entre marzo y abril de 1979, mientras que Ogenga Otunnu argumentó que los insurgentes anti-Amin también mataron a miles en la región del Nilo Occidental durante las últimas etapas del conflicto.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13199
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 109 veces
Agradecimiento recibido: 56 veces

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Bruno Stachel »

9. Epílogo: el destino de los Shermans de Idi Amín.

Los tanzanos nunca publicaron una lista de vehículos ugandeses destruidos. Se cree que seis o siete M4A1 Sherman fueron destruido durante la guerra. El destino de los restantes se desconoce, pues, aunque el ejército ugandés fue reorganizado en 1980, no se hace ninguna mención a ellos.

Imagen
Un consejero militar australiano del nuevo ejército ugandés posa con un M4A1 abandona en Kampala en 1983. Se desconoce si fue destruido en 1979 o después. (Australian War Memorial)
https://wwiiafterwwii.wordpress.com/201 ... -shermans/

Al menos, un M4A1 estaba operativo en 1985 cuando el general Tito Okello se hizo con el control de Uganda (el Sherman fue peusto fuera de combate durante el golpe). Un visitante occidental que estuvo en Uganda en 1999 afirmó que tres Sherman estaban todavía en activo con el ejército ugandés, más o menos operativos (Copley, Gregory. Defense & Foreign Affairs Handbook 1999. p. 821). Esto no fue confirmado y, para 2015, ya no estaban en uso.

Fuentes: https://wwiiafterwwii.wordpress.com/201 ... -shermans/
https://en.wikipedia.org/wiki/Uganda%E2 ... nzania_War
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16376
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Agradecido : 76 veces
Contactar:

Re: Los Sherman de Idi Amín

Mensaje por Urogallo »

Es curioso el efecto que producen estos Sherman lejos del entorno al que estamos acostumbrados. La sensación de altura es imponente.
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

Responder

Volver a “Armamento / Tecnología Armamento Pesado Terrestre”