La batalla del Cabo Passero, 1940

Alemania, EE.UU, Gran Bretaña, Italia, Balcanes, Africa del Norte..etc
Responder
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16530
Registrado: 13 Ago 2005
Agradecido : 242 veces
Agradecimiento recibido: 108 veces

Medallas

Parches

La batalla del Cabo Passero, 1940

Mensaje por Bruno Stachel »

Fuente https://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of ... ero_(1940) y https://it.wikipedia.org/wiki/Battaglia ... ero_(1940)

La batalla del Cabo Passero tuvo lugar al sureste de Sicilia, en la madrugada del 12 de octubre de 1940, después de una operación de suministro británica a Malta.

En octubre de 1940, la Flota del Mediterráneo británica montó una operación de reabastecimiento a Malta desde Alejandría, denominada MB6. El convoy tenía cuatro cargueros escoltados por dos cruceros antiaéreos y cuatro destructores. La escolta estuvo dirigida por el buque insignia del vicealmirante Sir Andrew Cunningham, el HMS Warspite, e incluía otros tres acorazados, dos portaaviones, seis cruceros y 16 destructores. El único incidente destacable durante el convoy fueron algunos daños al destructor HMS Imperial cuando se topó con un campo minado. Los mercantes llegaron a su destino el 11 de octubre. Hasta entonces, el mal tiempo había impedido la intervención de la flota italiana. Un avión vio a los barcos que regresaban poco después de que salieran de Malta.

El comandante italiano, el almirante Inigo Campioni, envió a una fuerza de destructores en el cabo Bon, en caso de que los buques de guerra británicos se dirigieran a Gibraltar. En opinión de Campioni, era demasiado tarde para que los acorazados y cruceros italianos operaran contra el convoy. Se envió al XI Escuadrón de Destructores, bajo el mando del capitán de navío Carlo Margottini, con los destructores Artigliere, Aviere , Geniere y Camicia Nera, con el apoyo de la 1a escuadra de torpederos, formada por las lanchas torpederas Airone, Alcione y Ariel; el VII Escuadrón de Destructores formado por unidades de la clase Dardola partieron para realizar un rastreo en el cabo Bon y la 2ª flotilla MAS a realizar emboscadas en la isla de Gozo y La Valeta.

Esa noche el grueso de la Flota del Mediterráneo regresaba a Alejandría, protegida al noreste por los cruceros Ajax, Orion, Sydney y York escoltados por los destructores Nubian y Mohawk en línea de rumbo, con el Ajax en la posición más septentrional.

Acción de los torpederos

Las unidades del XI Escuadrón de Destructores y del I Escuadrón de Torpederos iniciaron el rastreo a las 01:00 horas del 12 de octubre con un intervalo medio de unas 4 millas entre las unidades, mientras que el intervalo entre el escuadrón de torpederos y el de destructores fue en cambio unas 8 millas con una velocidad de patrulla de 12 nudos .

A las 01:37, el Ajax fue avistado por el Alcione, navegando hacia el este, a 17 900 m de distancia por el lado de babor. A las 01:48, los tres torpederos se acercaban al crucero británico a toda velocidad. El crucero desconocía por completo la aproximación del enemigo. A las 01:57, el Alcione disparó dos torpedos desde una distancia de 1.700 m. En 4 minutos se lanzaron 7 torpederos contra el enemigo, ninguno de los cuales impactó. El capitán Banfi, comandante de la formación italiana, ordenó al buque insignia Airone que abriera fuego contra el enemigo con sus cañones de 100 mm, seguido de los otros barcos. Tres proyectiles dieron en el blanco, dos en el puente y el tercero a 1,8 m por debajo de la línea de flotación, causando 12 muertos y 22 heridos. El Ajax redujo la velocidad a 25 nudos y cambiando constantemente de dirección para evitar torpedos y cañonazos, abrió fuego contra los tres torpederos al mismo tiempo con todo el armamento.

El Ariel fue alcanzado inmediatamente después por numerosos disparos que alcanzaron primero la cubierta y luego el casco, provocando un violento incendio y una explosión, se hundió en 20 minutos, llevándose con su comandante Mario Ruta, el segundo al mando y gran parte de la tripulación. El Airone fue el siguiente barco italiano en ser atacado. Se las arregló para lanzar dos torpedos antes de ser inutilizado, incendiándose casi de inmediato, su puente y la cubierta superior ametrallados por el Ajax a corta distancia. Se hundió unas horas más tarde. Entre los supervivientes, el comandante de la escuadra, el Capitán de Fragata Banfi.D espués de haber disparado 15 salvas sin resultado, el Alcione consiguió romper el contacto con el enemigo a las 02:03, permaneciendo en la zona para socorrer a los náufragos.


Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16530
Registrado: 13 Ago 2005
Agradecido : 242 veces
Agradecimiento recibido: 108 veces

Medallas

Parches

Re: La batalla del Cabo Passero, 1940

Mensaje por Bruno Stachel »

Acción de los destructores
Mientras tanto, después de maniobrar durante los combates, el Ajax reanudó su rumbo hacia el este. A las 02:15, su radar de control de tiro detectó dos destructores italianos, cuyo comandante, el capitán Carlo Margottini, había visto el fuego desde el sur. Un mal funcionamiento de la radio había impedido que Margottini atacara con toda su fuerza, cuando tres de sus destructores se dirigieron hacia el noroeste, en lugar del norte como se les había ordenado. El Aviere fue alcanzado por una repentina andanada del crucero británico cuando preparaba un ataque con torpedos, y se vio obligado a retirarse hacia el sur, gravemente dañado .El Artigliere logró disparar un torpedo y cuatro salvas de cañón de 120 mm a 2.600 m antes de ser alcanzado y paralizado. El torpedo falló, pero cuatro proyectiles alcanzaron dos de las torretas secundarias del Ajax, destruyeron su bote de babor y dejaron fuera de servicio su radar. Después de disparar sin éxito al Camicia Nera, el Ajax interrumpió la acción. Había disparado 490 proyectiles de diferentes calibres y cuatro torpedos. Trece miembros de la tripulación habían muerto y 22 resultaron heridos, mientras que el crucero requirió un mes de reparaciones antes de regresar al servicio activo.

El Artigliere estaba fuera de combate, con su comandante y la mayoría de los oficiales de estado mayor muertos, fue remolcado por el Camicia Nera. Fueron sorprendidos con las primeras luces por el crucero HMS York, que puso en fuga al Camicia Nera antes de hundir el Artigliere a la deriva con un torpedo. Los supervivientes fueron rescatados al día siguiente por la Armada italiana.

Imagen
El Artigliere es rematado por un torpedo del HMS York a las 9.05 del 12 de octubre.
https://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of ... ero_(1940)
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16530
Registrado: 13 Ago 2005
Agradecido : 242 veces
Agradecimiento recibido: 108 veces

Medallas

Parches

Re: La batalla del Cabo Passero, 1940

Mensaje por Bruno Stachel »

fuente adicional: https://web.archive.org/web/20080318211 ... s.htm#prof

Esta acción fue la primera experiencia de la Regia Marina del equipo y de las habilidades superiores de la Royal Navy en acciones nocturnas. El uso de bengalas, reflectores y proyectiles incendiarios por parte de la Royal Navy tuvo que ser contrarrestado, antes de que los italianos pudieran cerrar la brecha técnica. También sospechaban del uso del radar por parte del enemigo, pero en ese momento era solo especulación. Llegaron a la conclusión de que la mala vigilancia aérea italiana había impedido una reacción rápida de las unidades pesadas italianas, dando la ventaja táctica a los británicos de evitar el contacto en condiciones desfavorables.

Los historiadores ingleses describen casi universalmente cómo la Armada británica estableció una superioridad moral sobre la italiana como resultado de esta batalla. Esta acción, sin embargo, la primera acción nocturna librada entre las armadas italiana y británica, fue más importante para definir la relación entre las dos armadas. Después de Calabria, la Marina italiana nunca dudó en desplegar su flota (si el combustible y la oportunidad lo permitían) o en buscar batalla con los británicos en condiciones favorables. De hecho, una de las razones por las que Cunningham tenía cuatro acorazados en el mar en el momento de esta acción fue porque: "como cuatro acorazados italianos habían sido avistados en el mar en la ocasión anterior, esta vez toda nuestra flota salió a cubrir la operación". Mientras que Supermarina podía considerar la batalla como un empate, la acción del 12 de octubre no permitió llegar a esta conclusión.

De hecho, Supermarina debió de quedar muy deprimida por los resultados. Se suponía que los destructores y torpederos italianos eran unidades casi de élite altamente entrenadas. En su ataque al Ajax disfrutó de todas las ventajas posibles. Lograron sorprender y presionaron agresivamente sus ataques a corta distancia, pero no lograron nada con su arma principal, el torpedo. El análisis de Marc' Bragadin suena a la verdad de las conclusiones que Supermarina debe haber sacado en ese momento y vale la pena citarlo extensamente: "Los informes sobre la batalla dieron motivo para mucha reflexión. El enemigo había escapado con solo unos pocos impactos recibidos de los cañones del Airone y del Ariel, daños casi iguales en total a los sufridos por el Aviere solo. Los italianos, por otro lado, habían perdido un destructor y dos destructores de escolta; sin embargo, los barcos italianos se encontraban entre los más eficientes de la Armada, y sus comandantes fueron sobresalientes

Cada barco que había entrado en contacto con el enemigo se había comportado con gran valor hasta el punto de ganarse la admiración del enemigo. Pero había que admitir que los italianos eran técnicamente inferiores a los británicos, al menos en lo que se refiere a los encuentros nocturnos en el mar." (Sin conocimiento de las capacidades del radar) "el resultado del encuentro con el Ajax fue de lo más desconcertante. " Bragadin, en retrospectiva de la posguerra, concluye que el radar de búsqueda aérea Tipo 279 que poseía Ajax al comienzo de la batalla fue el responsable del resultado final. "En realidad, esta inferioridad probablemente se explica únicamente por el hecho de que el Ajax estaba equipado con un radar". Sin embargo, el impacto del radar en esta acción ha sido minimizado por la mayoría de los historiadores. James Sadkovich: "El Ajax disparó visualmente porque su radar Tipo 279 no podía apuntar armas, pero los italianos estaban recortados contra la luna, y el radar parece haber advertido inicialmente al crucero de su presencia". Bernard Ireland afirma rotundamente: "El Ajax no se había beneficiado de su radar, que fue diseñado para detectar aeronaves y que, en cualquier caso, tenido sido dañado por el impacto de los disparos". En ese momento, los hechos de la batalla eran similares para ambos bandos. Desde el punto de vista italiano, dos flotillas, una tras otra, habían atacado agresivamente y a quemarropa a un solitario crucero británico, y habían sido rotundamente derrotadas, infligiendo a cambio pocos daños. Desde el punto de vista británico, habían repelido los ataques de cuatro destructores y dos cruceros con "resolución y habilidad", infligiendo graves daños al enemigo.

Cada lado sacó la conclusión opuesta. Para los italianos debían evitarse las acciones nocturnas. Para la noche británica, las acciones debían ser buscadas. En cierto modo, tanto Supermarina como el Almirantazgo utilizaron los resultados de esta acción para respaldar y confirmar las decisiones que habían tomado antes de la guerra con respecto a las operaciones nocturnas. Aunque la Armada italiana realizó prácticas nocturnas durante los años veinte, en la década siguiente "se tomó la decisión de que la flota de batalla rechazara los enfrentamientos nocturnos". La Royal Navy, por otro lado, se entrenaban para luchar de noche y su doctrina respaldaba la búsqueda y el enfrentamiento del enemigo por la noche. Estas fueron las lecciones extraídas de la Acción del 12 de octubre. Pero, ¿fueron las lecciones correctas?

Jack Greene y Alessandro Massignani hacen la pregunta adecuada y proponen al menos una respuesta parcial. "Tanto los relatos británicos como los italianos hablan de la 'gran valentía' de las tripulaciones de los destructores. Pero, ¿cómo pudieron fallar al menos siete torpedos, disparados desde varias direcciones diferentes? Parte de la razón fue seguramente la brillante conducta de McCarthy. El vicealmirante Pridham Wippell diría más tarde que manejó su barco con prontitud, habilidad y gran determinación". McCarthy, sin duda, peleó muy bien, pero las tácticas empleadas por las fuerzas italianas seguramente tuvieron algo que ver con su éxito. En resumen, los italianos desperdiciaron la ventaja de la sorpresa, atacaron poco a poco y ayudaron en gran medida a los tiros del Ajax al librar la batalla a una distancia demasiado corta.

En términos de las muchas otras acciones nocturnas con torpedos que se llevaron a cabo durante la Segunda Guerra Mundial, particularmente las exitosas, el siguiente análisis es relevante: "Al comentar sobre este incidente después de la guerra, el almirante alemán Eberhard Weichold, quien fue oficial de enlace con el cuartel general italiano en Roma en 1941 y, posteriormente, el C-in-C alemán en el Mediterráneo... "atribuyeron las pérdidas italianas a la claridad de la noche y al número insuficiente de barcos empleados en el ataque". La 1ª Flotilla de lanchas torpederas no hizo ningún esfuerzo por concentrarse y atacar como una unidad. Además, cada una de las tres lanchas torpederas italianas tenía cuatro tubos montados en la línea central y, por lo tanto, eran capaces de disparar salvas completas de cuatro torpedos cada una. En cambio, cuando cada lancha atacada, disparó media salva. Doce torpedos lanzados simultáneamente siempre fueron más letales que salvas de dos lanzadas de forma independiente.

Todos los impactos logrados por el Ajax se hicieron a distancias muy cortas, 4.000 yardas y menos. De hecho, gran parte del daño sufrido por el crucero ligero fue autoinfligido al disparar sus cañones en una depresión baja durante largos períodos de tiempo. Aunque el Ajax fue alcanzado siete veces a cambio, el daño que un proyectil de un cañón de 3,9" o 4,7" podía infligir a una nave con blindaje ligero era mucho menor, en igualdad de condiciones, que el daño que el proyectil de un cañón de 6" podía infligir a un buque sin blindaje. Cuando los destructores atacaron, simplemente repitieron los errores de los torpederos sin disfrutar de los beneficios de lanzar un ataque sorpresa con torpedos.

Además, con la excepción del desafortunado Artigliere, su ataque no fue lanzado con mucha fuerza. En retrospectiva, los resultados de esta acción, al menos desde el punto de vista italiano, indicaron la necesidad de una mayor formación y un replanteamiento de su doctrina. La gallardía no era la principal cualidad requerida por la situación. El control y la coordinación habrían servido mucho mejor a los italianos. Tal como estaban las cosas, el Ajax se encontró como el tirador en una galería de tiro derribando a los patos a medida que aparecían en orden, uno tras otro. Una táctica mucho mejor habría sido atacar en mas. Los resultados podrían haber y deberían haber sido muy diferentes. La tragedia para la Marina italiana fue que sacaron una conclusión equivocada de los resultados de esta acción y, en efecto, concedieron la noche a los británicos.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 12542
Registrado: 03 Sep 2005
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 273 veces

Medallas

Parches

Re: La batalla del Cabo Passero, 1940

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

A mi entender, el problema era doble. Uno, fácilmente solucionable: haber lanzado toda la salva de torpedos y no de uno en uno o de dos en dos. Si arriesgas el buque hasta llegar a posición de tiro, no es el momento de ponerse a ahorrar en artefactos.

El otro, de difícil solución. Ya lo hemos visto en el hilo de los torpederos y destructores italianos: sistemáticamente se calculaba mal la velocidad o distancia de los barcos enemigos. Eso tiene que ver con la formación del personal o los instrumentos de visión e iba a ser más difícil corregirlo.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"
Responder

Volver a “Frente del Mediterráneo”