GEORGE ORWELL

"Personajes" que han dejado o pretendido dejar huella en la Historia siempre dentro de un contexto militar.

Moderador: Hans Joachim Marseille

Responder
Avatar de Usuario
duqur
Capitán
Capitán
Mensajes: 2567
Registrado: 27 Abr 2005
Ubicación: CORDOBA

Medallas

Parches

GEORGE ORWELL

Mensaje por duqur »

Imagen


Eric Blair, más conocido por su seudónimo literario de George Orwell, murió el 22 de enero de 1950, a los 46 años de edad, víctima de una tuberculosis crónica. Era conocido como el autor de tres obras impactantes y muy controvertidas en su momento. En 1937 había escrito Homenaje a Cataluña, un elocuente testimonio sobre la revolución española y un alegato en defensa del POUM sometido a la represión republicana y a las calumnias y crímenes estalinistas. Su obra más famosa, publicada en 1946 fue Animal Farm (en España, Rebelión en la granja), una brillante y sutil fábula sobre la degeneración y el destino de la revolución rusa. La última obra que escribió Orwell, cuando estaba ya muy enfermo, 1984, supuso un virulento alegato contra el totalitarismo y una obra fundamental de la literatura disutópica.

Nacido en Bengala, donde su padre era un funcionario responsable del comercio británico del opio, se trasladó a muy corta edad con su madre y sus hermanas a Inglaterra. Fuera del ámbito familiar la primera experiencia que marco la trayectoria de Eric fue el colegio de St Cyprian´s, vívidamente evocado en su espléndida crónica "Así fueron aquellas alegrías". Consiguió una beca como "estudiante real" y realizó sin demasiada brillantez estudios en Eton. Al terminar su etapa en Eton diversas razones familiares y personales hicieron que no fuera a la Universidad sino que se presentara a unas pruebas selectivas y adquiriera la condición de policía colonial. Entre 1922 y 1927 Eric fue policía en Birmania, una dura experiencia formativa que reflejo en su novela Burmese Days (en España: La marca) y que marcó su crítica al imperialismo británico. Después de la experiencia birmana, Eric dio un brusco giro a su trayectoria vital. Su radicalismo político emergente, su vocación literaria, junto a una inequívoca mala conciencia hacen que entre 1928 y 1931 dedique la mayor parte del tiempo a vivir en condiciones paupérrimas tanto en Paris como en Londres, experiencia que reflejará en su primera obra literaria (Sin blanca en Paris y en Londres). En la primera mitad de los años treinta dará sus primeros pasos como escritor combinados con diversos trabajos (profesor, librero, pequeño comerciante rural, etc.).

En 1935 su visita a una zona minera en declive, que reflejará en El camino de Wigan Pier es determinante de su radicalización política y su profesión de fe socialista. En 1936, tras la rebelión militar contra la República española decide marchar a España. La intención inicial de Orwell fue incorporarse a las Brigadas Internacionales, controlados por el Partido Comunista. Pero el PCB no debió considerarle de fiar, al fin y al cabo su heterodoxia era evidente (como demuestra El camino de Wigar Pier) como debía serlo su proximidad a Independent Labour Party, ILP, un partido socialista de izquierdas. La negativa del PCB a apoyar su intento de ingreso en las Brigadas Internacionales hace que finalmente se una a los militantes del ILP que se incorporaron a la División Lenin del POUM. Llega a finales de 1936, se incorpora al frente en enero de 1937, permanece allí ininterrumpidamente durante varios meses.

Su primer permiso coincidió con las jornadas de mayo en Barcelona, provocadas por el intento republicano, promovido por los estalinistas del PSUC, de controlar el edificio de la Telefónica que estaba en poder de la CNT. Después de esas jornadas vuelve al frente y sufre una grave herida de bala en la garganta. Regresa a Barcelona en junio, después de la convalecencia, donde descubre el secuestro de Andrés Nin,, la muerte de su compañero Bob Smilie y la persecución contra el POUM, consiguiendo con dificultades salir del país y salvar así su vida. La represión y las calumnias estalinistas en España le marcaron profundamente, como lo hizo el descubrir las mentirosas versiones pro-comunistas que la prensa británica había dado de todos los acontecimientos que él había vivido. Su respuesta fue Homenaje a Cataluña, un rotundo canto a la revolución española y una de las cumbres de la literatura política del siglo veinte.

A mediados de la década de los años treinta Orwell se sitúa políticamente muy cerca del ILP, un partido socialista de izquierda que formó parte del Buró de Londres junto al POUM y al Partido Obrero y Campesino de Marceau Pivert. Esa aproximación se acentuó en su estancia en España en las milicias del POUM, donde mantuvo relaciones muy próximas a los militantes ingleses que allí se encontraban. El impacto que le produjeron los Hechos de Mayo, el asesinato de Andreu Nin y la persecución del POUM, junto al silencio de los intelectuales y la prensa británica sobre lo que ocurría en España fue determinante de su afiliación al ILP en 1938.

La relación de Orwell con el socialismo revolucionario requiere algunas precisiones. Orwell nunca se consideró marxista y mantuvo un rechazo visceral al doctrinarismo de la izquierda radical. En 1935 expresó sencillamente su concepción: "El movimiento socialista no tiene tiempo de ser una academia de materialistas dialécticos, tiene que ser una coalición de los oprimidos contra los opresores".

Su socialismo es revolucionario por estar marcado por el deseo de una transformación radical de la sociedad inglesa, pero siempre pensando desde la perspectiva de la gente común, que para Orwell no es sólo la clase trabajadora sino, también, dos grupos humanos a los que, por diferentes motivos, se siente muy próximo: los marginados (pobres, parados, vagabundos) y la pequeña burguesía (tenderos, agricultores, funcionarios de bajos ingresos). El individualismo, el socialismo y la democracia son principios estrechamente unidos para quien siempre desconfió de las ortodoxias. Su socialismo es intensamente heterodoxo, pues, para él, como luego pondría en la boca de un personaje de 1984 "La ortodoxia significa no pensar, no necesitar el pensamiento".

En 1938-1939 comparte con el ILP el pacifismo revolucionario de ese partido, como la mayoría de los grupos internacionalistas trotskistas y de la izquierda socialista, que asimilaban la guerra que se preparaba con la de 1914-1918. Pero el comienzo de la Segunda Guerra Mundial provoca en Orwell un giro inmediato hacia posiciones favorables al combate militar contra el fascismo, intentando alistarse y apoyando plenamente al gobierno inglés en su lucha contra el nazismo. Explicará su nueva posición crítica de las posiciones pacifistas del ILP de la siguiente manera: "La alternativa a la que se enfrentan los seres humanos no es, por regla general, entre el bien y el mal, sino entre dos males. Podemos dejar que los nazis dominen el mundo: eso es malo; o podemos derrotarlos en una guerra, que también es malo. No hay otra alternativa, y sea cual sea la que uno elija, no saldrá con las manos limpias" ("No, Not One", Octubre 1941). Para Orwell es evidente que en la guerra se juega el futuro de la civilización democrática.

Pero la nueva posición de Orwell no supone un cambio en sus posiciones democrático-socialistas y revolucionarias. En 1941 escribe su ensayo El león y el unicornio, que es una apuesta inequívoca por un socialismo democrático e inglés, que cree posible implantar de forma inmediata, aprovechando la situación revolucionaria que podía crear la guerra contra Alemania. Orwell se pronuncia por un programa socialista que sea a la vez revolucionario y factible y cuya iniciativa debe venir desde abajo.

En 1943 inicia la redacción de una obra, Animal farm, que supondrá su consagración literaria. En Animal farm el punto de vista del autor es evidente, se sitúa junto con la gente común (los animales corrientes de la granja) y su derecho a una vida mejor y a ser rebeldes, rechazando cualquier dictadura, ya sea totalitaria o benévola. La interpretación orwelliana del comunismo estalinista muestra con gran eficacia de recursos su convicción de la esencia anti-igualitaria de ese sistema.

Su propia interpretación del relato está impregnada de la defensa de un socialismo distinto del ruso y del elogio de la rebeldía. En una significativa carta a Dwight Macdonald expresa el sentido de esa obra "Por supuesto, mi intención inicial fue hacer una sátira de la revolución rusa. Pero quise que tuviera una aplicación más amplia por cuanto que pienso que esa clase de revolución (conspiración violenta dirigida por gente inconscientemente hambrienta de poder) sólo puede llevar a un cambio de amos. La moraleja es que las revoluciones sólo realizan una mejora radical cuando las masas están alerta y saben como desembarazarse de sus dirigentes en cuanto éstos han hecho su trabajo. El punto de inflexión de la historia se supone que es cuando los cerdos se guardan la leche y las manzanas para sí (Kronstadt). Si los demás animales hubieran tenido la inteligencia de detenerlos entonces, todo habría ido bien. Si la gente piensa que estoy defendiendo el status quo, ello es, según creo, porque se ha vuelto pesimista y cree que no hay alternativa más allá de la dictadura y el capitalismo de laissez-faire...Lo que yo trataba de decir era: No se puede tener una revolución si no la hace uno mismo; no existen las dictaduras benévolas" (1946).

Gravemente enfermo y aislado en la isla de Jura, Orwell emprende en 1947 la redacción de su última obra: la novela 1984. Es la obra maestra de la literatura antitotalitaria y un texto frecuentemente desvirtuado al haber sido interpretada una y otra vez como una predicción, lo más alejado de sus intenciones, que siempre fueron alertar sobre los peligros de la época en que vivía y los que, en cualquier época, representan los totalitarios. Orwell no es un apocalíptico sino un socialista democrático lúcido, consciente de que vivía en el siglo de los totalitarismos y consciente de la inmensa capacidad de los seres humanos para dominar y ser dominados. Es un texto intensamente disutópico, imbuido de la convicción de que las peores posibilidades son mucho más didácticas que las mejores para la lucha por un mundo mejor. Es una protesta contra el poder de las oligarquías en nombres de valores liberales e igualitarios. Es también una compleja obra literaria, especialmente en la desoladora tercera parte de la novela, donde aborda la relación entre el poder y la crueldad de una forma original e irrepetible.

Para muchos intelectuales de izquierdas 1984 fue una obra propia de la guerra fría. Con ello se quiere decir que es un narración libre, virulentamente antiestalinista y entusiasta de la libertad y de la igualdad. Quienes sentían la atracción de las dictaduras progresistas reaccionaron airadamente ante esta novela que es una brutal reducción al absurdo del proyecto del totalitarismo. Orwell ,como socialista, no quiere hacer distinciones entre Hitler y Stalin, que para él representan lo mismo, gobiernos que no tienen nada que ver con la izquierda. Para su autor, la novela es una advertencia contra el totalitarismo. Como indicó en una carta a Francis A. Henson, del Sindicato de Obreros del Automóvil de Estados Unidos "El escenario del libro es Gran Bretaña para destacar que las razas angloparlantes no son mejores por nacimiento que cualquier otra y que el totalitarismo, si no se combate, podría triunfar en cualquier parte. Asimismo, previniendo las interpretaciones torcidas de las que habría de ser objeto su obra, a diestra y a siniestra, indicaba "Mi última novela no es un ataque al socialismo ni al Partido Laborista Inglés (del que soy simpatizante), sino un muestrario de las distorsiones que puede sufrir una economía centralizada y que en parte se han hecho realidad en el comunismo y en fascismo".

Orwell se ha convertido en el paradigma del escritor antitotalitario y, por tanto, en uno de los escritores más significativos del siglo veinte. Ello hace que se haya ganada las antipatías de todos aquellos que son sensibles a los cantos de sirena de la ignominia fascista o estalinista. Obras como Homenaje a Cataluña, Animal Farm o 1984 sólo pueden ser comprendidas y apreciadas por quienes amen la búsqueda de la verdad por encima de cualquier certeza, es decir por personas de mentalidad democrática que han renunciado a las anteojeras ideológicas y prefieren ver con sus propios ojos.

La personalidad literaria y vital de Eric Blair-George Orwell es una curiosa mezcla de excentricidad personal y apego a las tradiciones de la gente común, de espíritu crítico y radical con una gran mesura, de ideales atrevidos y de pragmatismo, de capacidad para la generalización y de amor al detalle, de reflexión y de emoción.

Orwell permanecerá como una de las más lúcidas conciencias del siglo veinte. Junto a figuras como Albert Camus o a Víctor Serge, forma parte de las más brillantes expresiones intelectuales de que la lucha contra la ignominia y la dominación, cualquiera que sea su forma, no pueden detenerse y de que la rebeldía y la crítica siempre son necesarias. Lecciones del siglo pasado que son imprescindibles para abordar el que comienza.


Séneca
A los que corren en un laberinto, su misma velocidad los confunde
Avatar de Usuario
Verdoy
Comandante
Comandante
Mensajes: 3286
Registrado: 27 Abr 2004
Ubicación: Málaga, España
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por Verdoy »

Todos los animales son iguales, pero unos más que otros :dpm:

Monumental Animal Farm y monumental 1984

Nadie mejor que los desencantados del sistema para describir la cruda realidad totalitaria de la URSS; realidad que terminó conociendo a la perfección y que ya empezó a vislumbrar en sus últimos tiempos de la guerra en España.

Saludos
Alexandros el Argéada
Graecia capta ferum victorem cepit....
Avatar de Usuario
Comandante Cobra
Brigada
Brigada
Mensajes: 775
Registrado: 17 Sep 2006
Ubicación: En El Hades

Parches

Mensaje por Comandante Cobra »

"Homenaje a Cataluña"es un libro que engancha de principio a fin.En el Orwell nos muestra el "otro frente" que tuvo la república que fue en la retaguardia con las tretas estalinistas para acabar con la Revolución anarquista.Aqui us dejo la portada

[img]http://www.laidea.net/homenaje-cataluña-pi-1122.html[/img]


Cuando en julio de 1936 se produce el levantamiento armado fascista contra la República española, George Orwell decide viajar a España para trabajar inicialmente como periodista; pero las circunstancias le llevaron a enrolarse en las milicias del POUM. Como miliciano luchará en el frente de Aragón y será gravemente herido en la garganta, toma parte en los sucesos de Mayo del 37 en Barcelona; y, como sus compañeros del POUM, sufrirá persecución por parte de los estalinistas del PSUC y se verá obligado a huir de España, atravesando la frontera como simple turista. En 1938, cuando aun no había llegado a su fin la guerra civil, escribe Homenaje a Cataluña, donde relata sus experiencias en la revolución española.

"De hecho lo que había ocurrido en España no era una mera guerra civil, sino el comienzo de una revolución. Esta es la situación que la prensa antifascista fuera de España ha tratado de ocultar. Toda la lucha fue reducida a una cuestión de "fascismo fentre a democracia", y el aspecto revolucionario se silenció hasta donde fue posible."
"Las milicias de trabajadores, basados en los sindicatos y compuestas de hombres de opiniones políticas más o menos iguales, originaban la concentración del sentimiento más revolucionario del país y la canalizaban en un sentido determinado. Ya estaba integrando, más o menos por azar, la única comunidad de Europa occidental donde la conciencia revolucionario y el rechazo del capitalismo eran más normales que su contrario. En Aragón se estababa entre decenas de miles de personas de origen proletario en su mayoría, todas las cuales vivían y se trataban en términos de igualdad. En teoría, era una igualdad perfecta, y en la práctica no estaba muy lejos de serlo. En algunos aspectos se experimentaba un pregusto de socialismo. (...) Desde luego, semejante estado de cosas no podía durar. Era sólo una fase temporal y local en un juego gigantesco que se desarrollaba en toda la superficie de la tierra. Sin embargo, duró lo bastante como para influir sobre todo aquel que lo experimentara."

Y si alguien esta interesado tambien les recomiendo el libro "Revolucion y Contrarrevolucion en Cataluña"de Carlos Semprún-Maura, que trata sobre los sucesos de mayo del 37.Muy bueno
Avatar de Usuario
totemkopf
Capitán
Capitán
Mensajes: 2004
Registrado: 29 Abr 2004

Medallas

Parches

Mensaje por totemkopf »

Excelente rebelión en la granja, y pará mí realista a mas y no poder, no ya con respecto al comunismo sino con el ser humano en sí.

1984 también la recomiendo.
Las fronteras de los paises son las cicatrices de la Historia
Avatar de Usuario
Pablorojo
Comandante
Comandante
Mensajes: 3420
Registrado: 30 Mar 2006
Agradecido : 47 veces
Agradecimiento recibido: 47 veces

Medallas

Parches

Mensaje por Pablorojo »

Bueno, la trilogía de por sí es genial a mi modesto parecer: Rebelíón en la Granja, 1984 y Homenaje a Cataluña.
Por una cuestión afectiva me quedo con este último, más allá de ciertas discrepancias políticas que el lector pueda tener, una lúcida descripción de la vida en las trincheras del frente de Aragón y las disensiones internas que tanto minaron la causa leal durante la guerra civil.
Se lee de un tirón, lo cual no le quita veracidad histórica. Lo que vivió y pensaba Orwell en esa época. Imperdible.

Saludos.
"Cuando Stalin dice " bailen!! ", un hombre sensato baila."
Nikita S. Krushchev.

"Nadie respeta a un país con un mal ejército, pero todos respetan a un país con un buen ejército. Brindo a la salud del Ejército Finlandés !"
Josef Stalin. 1948.
Avatar de Usuario
Lyudmila
Sargento
Sargento
Mensajes: 248
Registrado: 23 Ago 2006
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Lyudmila »

totemkopf escribió:Excelente rebelión en la granja, y pará mí realista a mas y no poder, no ya con respecto al comunismo sino con el ser humano en sí.
Si, yo tambien lo creo asi, totemk. Y es por eso que muchas veces se ha comparado a Orwell con Swift, sobre todo en el ambito anglosajon donde el segundo tiene gran predicamento. Son valores universales los que transporta "rebelion en la granja".

En segun que ediciones de "rebelion" , se añade un prologo sobre la libertad de prensa que es una pasada, un lucidisimo ensayito donde no se puede hablar mas claro.

Y bueno, no os quedeis solo con el homenaje, sus otras novelas de corte mas clasico estan bastante bien, aunque creo que son menores a su calidad como fabulador o ensayista. Subir a por aire esta la mar de bien y Venciste Rosemary tambien. Y un libro que reseñe en el foro de la GCE os hara conmover, "el camino de Wigan Pier" donde se halla la clave de porque el socialismo fue la ideologia del siglo XX. un libro excelente que fue el que empezo a extender la fama de Orwell. Casi inmediatamente despues de publicarlo se fue a España. Y precisamente si os fijais en el homage, cita a "el camino".

En cuanto a 1984 ... bueno que se puede decir de ese libro? mas bien poco ya, pero os recomendaria una novela que a los que no la hayais leido y os guste el Orwelll tanto como a mi os sorprendera mucho mucho pero mucho, se trata de "Us" (nosotros) de Eugeni Zamiatin. No digo nada mas de ella haced el ejercicio! :wink: se que esta disponible en español por Alianza. Solo decir que se la suele citar mucho como fuente para 1984. Zamiatin fue un tipo con suerte. Critico con Stalin, le dirigio una carta protestando por su regimen y este no le envio a Siberia! Se le concedio el exilio, y se fue a Paris. Que suerte tuvo!
Tambien, como inspiracion de 1984 esta "the managerial revolution" de james burnham, pero este no lo he leido pq es muy dificil de encontrar, incluso en ingles. En la wiki se puede buscar mas informacion.

Tambien mantuvo gran amistad con Arthur Koestler y ellos dos se influyeron mutuamente. De Koestler es esa gran novela, impresionante, "del cero al infinito", no solo en cuanto a los metodos del stalinismo, sino del clima mental que reinaba en esos años tan grises.

Ah! y tambien no os perdais su faceta de articulista, donde el genio de este hombre vuelve a brillar. Articulos costumbristas, criticas de libros, analisis politicos ... hay algunas ediciones donde se recogen, pero ahora mismo no se su disponibilidad.

Tambien lei su "diario de guerra", en los primeros años de la IIWW, donde anota impresiones tan curiosas como " ... me da la impresion que estamos ya en un peridodo revolucionario ...", refiriendose a la situacion que se creo en UK, en el momento de Dunkerque.

Es de seguro que estas impresiones estan marcadas un poco por sus vivencias en el caos de la Barcelona del espiritu revolucionario de 1936.

saluditos ;-)
Avatar de Usuario
Ditirambo
Capitán
Capitán
Mensajes: 2715
Registrado: 07 Jun 2008
Ubicación: Patagonia occidental
Agradecido : 47 veces
Agradecimiento recibido: 172 veces

Medallas

Parches

Re: GEORGE ORWELL

Mensaje por Ditirambo »

«Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro.»
George Orwell

Encontré este viejo hilo, sin movimiento desde hace 16 años, pero que traigo a colación debido a que el pensamiento y las desgracias del totalitarismo, que desnudó con su obra Orwell, han mostrado tener plena vigencia...

Si Orwell hubiere vivido en este tiempo y sabido de la autocracia criminal de Putin, y su "cruzada desnazificadora" en Ucrania, creo que le habría dedicado un libro especial.

Tal vez le hubiere robado a Aldous Huxley el título de "Un mundo feliz", en donde los rusos hubieran sido los hombres épsilon, pero con pretensiones de ser hombres alfas.
Normalmente la explicación más simple es la mejor. No hay que postular la existencia de entidades innecesarias para la explicación. Siempre tenemos que intentar explicar lo desconocido en términos de lo conocido.
Principios derivados de Guillermo de Ockham
Responder

Volver a “Personajes de la Historia de España y Países Hispanohablantes”