TENIENTE GENERAL DIEGO DE LOS RÍOS RUBIO

"Personajes" que han dejado o pretendido dejar huella en la Historia siempre dentro de un contexto militar.

Moderador: Hans Joachim Marseille

Responder
Avatar de Usuario
laguno
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 4274
Registrado: 20 Jun 2010
Ubicación: En la Ciudad del Paraíso
Agradecido : 63 veces
Agradecimiento recibido: 386 veces
Contactar:

Medallas

Parches

TENIENTE GENERAL DIEGO DE LOS RÍOS RUBIO

Mensaje por laguno »

Nació en la ciudad de Antequera el veinticinco de febrero de 1817 y bautizado al siguiente día veintisiete en la iglesia colegial de esa ciudad. Fueron sus padres Diego Díez de los Ríos Moscoso y María del Carmen Rubio Reina. Fue bautizado con el nombre de Diego José María del Socorro Sebastián Cesáreo de la Santísima Trinidad.

Estudió en la Universidad de Granada, donde consiguió el título de bachiller en Filosofía, continuando con los estudios de Leyes hasta 1835, que hallándose cursando el cuarto curso cambió de planes y decidió hacerse militar, ingresando en el regimiento de Málaga, veinte de línea, donde el treinta de noviembre obtuvo el empleo de subteniente por elección, pasando a Cataluña antes de acabarse el año.

He estado buscando en el archivo de la Universidad de Granada y tan solo he encontrado una referencia a José Díez de los Ríos, natural de Antequera, y se trata de una prueba de curso para bachiller del año de 1828, aunque no puedo asegurar que se trate de él.

No puedo empezar más activamente su carrera militar, pues a partir de 1836 comenzó a participar en la guerra civil, la Primera Guerra Carlista, escoltando convoyes entre Esparraguera e Igualada y hallándose en las acciones de Villamayor del veintiséis de marzo y de San Hilario del dieciséis de julio.

El cinco de febrero de 1837 es nombrado auxiliar de Estado Mayor de la División de Vanguardia, hallándose en ese año en las siguientes acciones:

- en Peracamps el primero de mayo,

- en Solsona el siguiente día 12, donde por su buen comportamiento fue premiado co la cruz de primera clase de San Fernando,

- en el levantamiento del sitio de Villanueva de Meyá el veintinueve de mayo,

- en la batalla de Gra del doce de julio, donde nuevamente por los méritos contraídos fue premiado con la cruz de Isabel la Católica,

- en la de San Miguel de Ferradell del quince del mismo julio, donde fue ascendido al empleo de teniente en el mismo campo de batalla,

- en las de San Feliú de Saserra en día veintiocho y en la de Capsacosta del día treinta,

- en las de Fondendosca el veintiocho de agosto y de San Juan de las Abadesas dos días después,

- el dos de octubre en la del Manlén, por cuyas acciones fue declarado Benemérito de la Patria,

- en las alturas de Bentosa el veintisiete de noviembre y en el levantamiento del sitio de Puigcerdá día siguiente.

El año de 1838, aparte de las operaciones militares de combate, en febrero realizó la comisión de auxiliar del cuerpo de estado mayor general, en la primera división del ejército y con ese destino y por orden del general en jefe, fortificó la plaza de Maullén y reconstruyó las murallas de Roda y Vallafogona.

- le podemos ver en la toma de Ripoll en marzo,

- en las de Bascaró del siete de abril, a la de San Quirce de Rasga y bloqueo de la misma población del nueve al dieciséis del propio mes, habiendo obtenido el día anterior el ascenso a capitán. Era ayudante de su batallón desde el anterior nueve de febrero,

- entre el entre el veintisiete y treinta de abril en el sitio de Urés,

- en la sorpresa de Rupit la noche del treinta de mayo,

- en la acción del Puente de Malamaguina y Coll de Aquinen el treinta y uno de agosto,

- en la de los camps de Roda y en el levantamiento del sitio de Camprodón el veinticinco de septiembre,

- en las quebradas de Villadrán el veintiocho de octubre,

- en Solsona y Torregrosa el cinco de noviembre y al día siguiente en el Campo del Milagro y Bergús.

Desempeñó también en este año funciones de secretario de campaña del tercer cuerpo de operaciones del ejército de Cataluña.


"...como jueces de la competición están los dioses, que, naturalmente, se pondrán de nuestra parte, ya que nuestros enemigos han jurado en falso sobre ellos, mientras que nosotros, teniendo ante nuestros ojos tanta abundancia de posesiones, nos hemos mantenido firmemente apartados de ellas en virtud de nuestro juramento a los dioses" Jenofonte - Anábasis.
Avatar de Usuario
laguno
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 4274
Registrado: 20 Jun 2010
Ubicación: En la Ciudad del Paraíso
Agradecido : 63 veces
Agradecimiento recibido: 386 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: TENIENTE GENERAL DIEGO DE LOS RÍOS RUBIO

Mensaje por laguno »

No vuelvo a tener noticias de él hasta el año de 1840, que

- se halló en la acción de Timbar del veinte de enero, donde por su comportamiento se le otorgó el grado de comandante del arma,

- se alló en la sorpresa de la noche del diez al once de mayo y en las acciones habidas en Bescano y Sierra de Llinester del siguiente día veintisiete,

- junto a la frontera francesa el seis de julio, donde con una parte de la caballería sorprendió a los carlistas, derrotándolos y haciéndose sus hombres con un importante número de caballos, armas y bagajes.

Una vez acabada la guerra, el primero de diciembre de ese año fue destinado al regimiento de América Nº 14, hallándose en enero de 1842 al mando de una columna persiguiendo en el distrito de Santa Colama de Farnés a bandidos absolutistas que se dedicaban al robo, permaneciendo en ese empeño hasta la liquidación de esas bandas, pasando casi sin solución de continuidad al bloque sitio y bombardeo de la plaza de Barcelona hasta el cuatro de febrero, que entraron las tropas liberales y pusieron orden en la plaza.

Este año puso de manera oficial sus conocimientos sobre la legislación militar al ser la defensa del teniente del regimiento de Saboya Joaquín Gómez, quien se enfrentaba a un consejo de guerra.

Hallándose desde el primero de abril de 1843 disfrutando de una licencia temporal, se produjo el levantamiento contra el general Baldomero Espartero y tomando parte en dicho levantamiento, se trasladó a Málaga, donde fue nombrado jefe de estado mayor y con este nombramiento salió al frente de una columna de operaciones por la Serranía de Ronda y el campo de Jimena, tras las cuales, el veintiuno de agosto obtiene el empleo de segundo comandante y el grado de teniente coronel y desde el día siete de julio reúne en su persona los empleos de secretario de la capitanía general de Granada y de jefe de estado mayor de ese distrito militar.

Habiéndose producido el veintinueve de septiembre de ese año un pronunciamiento contra el gobierno en la ciudad de Almería, fue Diego de los Ríos enviado al mando de una columna a restablecer el orden legal con una escasa fuerza de noventa y tres infantes y cuarenta y dos caballos, logrando en su avance por los pueblos de la provincia que colaborasen proporcionando material y víveres, con el objeto de poner sitio a la capital, a la vez que ordenó propagar la noticia de que venía al frente de un impresionante ejército compuesto por seis mil soldados.

La plaza de Almería, que había logrado reunir a dos mil quinientos milicianos, diecinueve piezas de artillería y cuatro guardacostas, ante las "alarmantes" noticias que recibía, decidió deponer las armas, pudiendo entrar las tropas al mando de Diego de los Ríos el siguiente día cinco de octubre. Una de sus primeras providencias fue nombrar al abogado y ex diputado por Almería Bernabé Morcillo de la Cuesta como regidor del Ayuntamiento de Almería.

Por estos hechos obtuvo el empleo de primer comandante y por petición del alcalde, regidores, diputados, abogados, comerciantes, escribanos y otras personas de posición el cargo de comandante general de la provincia almeriense, petición que quedó recogida por carta fechad el siete de octubre de 1843:

»Excmo. señor Secretario de Estado y del despacho de la Guerra.

» Los dias de gloria que está dando á Almeria el valiente y entendido militar D. Diego de los Rios, ni se apartarán de nuestra memoria mientras existamos, ni dejará de marcarlos la historia con caracteres halagüeños.

» La situacion de esta capital era la mas violenta y angustiosa por los acontecimientos desgraciados que todos lamentamos; y cuando se perdia toda esperanza de tranquilidad y consuelo, cuando los buenos abandonaban los hogares; Rios, con un puñado de soldados que imitaban su ejemplo, vuela en nuestro socorro, sin ser obstáculo las muchas leguas que en poco tiempo atravesaba; entra en Almeria y con un acierto y tino increible en una edad temprana, nos provee de Autoridades, pone á salvo los caudales públicos, aleja los elementos de todo trastorno y nos dice que reposemos tranquilos, porque nuestra custodia le está encomendada. Tocábamos estos hechos y apenas los creíamos. Ejército que cuenta con oficiales como D. Diego de los Rios, se dá á conocer en el mundo entero por los actos que hoy todos admiramos.

» Almeria , cuyo pueblo anhela seguir disfrutando el estado lisonjero de quietud que hoy disfruta; no está en el caso de exigir ni acaso lo haria aunque pudiese; le incumbe solo pedir y suplicar; y partiendo de este principio, se atreve rogar á V. E. se digne inclinar el ánimo del Gobierno de la Nacion á que se sirva disponer que D. Diego de los Rios continúe en el mando militar de esta provincia.- Almeria 7 de Octubre de 1843.-Excmo. Sr.»
"...como jueces de la competición están los dioses, que, naturalmente, se pondrán de nuestra parte, ya que nuestros enemigos han jurado en falso sobre ellos, mientras que nosotros, teniendo ante nuestros ojos tanta abundancia de posesiones, nos hemos mantenido firmemente apartados de ellas en virtud de nuestro juramento a los dioses" Jenofonte - Anábasis.
Avatar de Usuario
laguno
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 4274
Registrado: 20 Jun 2010
Ubicación: En la Ciudad del Paraíso
Agradecido : 63 veces
Agradecimiento recibido: 386 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: TENIENTE GENERAL DIEGO DE LOS RÍOS RUBIO

Mensaje por laguno »

Imagen

Permaneciendo con dicho cargo hasta febrero de 1844, que pasó a continuar sus servicios como teniente coronel en el regimiento de Córdoba Nº 10, permaneciendo tranquilamente en su nuevo destino hasta el siguiente doce de julio, que habiéndose trasladado con tropas a su mando a la provincia de Tarragona, mandando una columna el día dieciséis, con la cual tomó la plaza de Tallés, permaneciendo de operaciones hasta el diecisiete de agosto. Por su actuación, obtuvo el grado de coronel el siguiente trece de octubre.

Desde el cuatro de abril al treinta y uno de julio de 1846 estuvo al frente del gobierno de la plaza de Cardona y en el mes de octubre volvió a salir al campo de operaciones contra los facciosos.

El año de 1847 continuó de operaciones y en primero de mayo de ese año y a frente de una columna se las vio con los carlistas en la provincia de Gerona, teniendo varios encuentros con ellos:

- en San Pedro de Torelló y La Bota el veinticinco de julio,

- en el Coll de Frerá el veintiuno de agosto y en las de Colisa y Coll de Relú del siguiente día veintidós,

- en la de Sierra Ginestara del cinco de septiembre.

El veintiocho de agosto obtiene el empleo de coronel y es nombrado comandante general de las columnas del distrito de Olot, con las que siguió hostigando a los facciosos carlistas y a los bandidos si se les ponían por delante, y así finó el año.

El cinco de febrero de 1848 y como premio a su excelente labor en Cataluña, fue premiado con la cruz de comendador de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III.

Ese mismo año, se le confiere el mando del regimiento de Astorga, y en esta nueva situación se halló en los siguientes hechos de armas:

- en la acción de Moyó del cinco de mayo,

- en las del Coll de San Ciscle del diecinueve de agosto y la de la casa-posada de Albaña el veintitrés del mismo mes,

- en las de Single de Santa Magdalena del tres de septiembre y Masanet de Cabreris del veintitrés siguiente,

- en la del la Cruz de Vallafogona del seis de octubre y desde el siguiente día quince mandando la tercera brigada de la cuarta división.

Una vez al mando de esta brigada, comenzó 1849 de manera infatigable de la misma manera que acabó el año anterior, esto es, persiguiendo y combatiendo a los reaccionarios, a los carlistas, batiéndose ese año en los siguientes puntos y acciones:

- en las acciones en las cercanías de Amer entre el once y el diecisiete de enero, donde fue herido el gran general Cabrera, distinguiéndose nuestro hombre en esas acciones, tanto que la reina, al tener conocimiento de ello, ordeno que se le tuviera en cuenta para ser recompensado,

- en la acción de Castell de Asit, donde el faccioso Marsal fue sorprendido y batido, cogiéndosele treinta y nueve prisioneros y diez caballos,

Continuó de operaciones hasta el fin de la guerra en el Principado, siendo promovido al empleo de brigadier de junio.

Entre el veintitrés de junio y hasta fin de Agosto del año 1849, continuó con el mando de la brigada y desde treinta y uno de agosto del mismo mes hasta el doce de Setiembre desempeñó los cargos de comandante general de la provincia de Gerona y el de gobernador interino de la misma. Desde el siete de Octubre hasta el veintitrés del mismo volvió á desempeñar la misma comisión. Así mismo, también se le encargó la comisión de inspector de las fábricas de tres distritos del principado de Cataluña.

El cinco de septiembre empieza a mandar el regimiento de la Princesa Nº 4 y en dicho regimiento pasó los siguientes años de guarnición, rotando por diferentes plazas.

Los años de 1850 y 1854 carecen de actividad bélica para nuestro hombre, siendo sus actividades las que a continuación se expresan:

- el tres de febrero del 50 fue nombrado presidente de una junta que se creó con el objeto de examinar á los jefes y oficiales de reemplazo,

- el dieciocho de maarzo siguiente, se le encargó la comisión de pasar revista de inspección a varios batallones de la reserva,

- el veinte de diciembre del mismo año se le concedió un año de abono el natalicio de la Princesa de Asturias,

- por real orden de veinticuatro de abril de 1853 y con antigüedad de diecisiete de enero anterior, se le concede la cruz de San Hermenegildo.
"...como jueces de la competición están los dioses, que, naturalmente, se pondrán de nuestra parte, ya que nuestros enemigos han jurado en falso sobre ellos, mientras que nosotros, teniendo ante nuestros ojos tanta abundancia de posesiones, nos hemos mantenido firmemente apartados de ellas en virtud de nuestro juramento a los dioses" Jenofonte - Anábasis.
Avatar de Usuario
laguno
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 4274
Registrado: 20 Jun 2010
Ubicación: En la Ciudad del Paraíso
Agradecido : 63 veces
Agradecimiento recibido: 386 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: TENIENTE GENERAL DIEGO DE LOS RÍOS RUBIO

Mensaje por laguno »

En mayo de 1855 fue nombrado vocal secretario de la junta organizada para examinar el proyecto de táctica del marqués del Duero y el treinta de septiembre comandante militar de la plaza y provincia de Lérida, una región donde estaba gestándose una nueva guerra civil, donde la agricultura, el comercio y la industria se hallaban bajo mínimos, donde la seguridad individual y la propiedad se veían gravemente amenazadas un día sí y el otro también.

Ante este panorama, antes que amilanarse, nuestro buen antequerano decidió coger el rábano por las hojas y el día dos de octubre ya se hallaba de operaciones con sus columnas, teniendo en diecisiete días cuatro combates con los facciosos carlistas, a los que hizo bastantes prisioneros, creando el día diecinueve un somatén, apoyado, por cierto, por la población de los pueblos por los que pasó, con el cual fusiló a diecinueve facciosos se indultó a cuarenta y cinco. El resto de los facciosos se internó en Francia.

Estos éxitos fueron celebrados por las autoridades civiles del país y la Diputación de Lérida hizo el siguiente manifiesto el veintinueve de octubre:

"La provincia de Lérida gemia bajo el peso de la guerra civil y sus pacíficos habitantes eran víctimas de la barbarie de las facciones, que se habian arraigado demasiado en su suelo, favorecidas por la escabrosidad del terreno y por la cercania al vecino imperio, último refugio siempre de sus correrias.

" La provincia de Lérida temia con razon que este angustioso estado continuara por mucho tiempo, pues de dia en dia iban perdiendo los pueblos la confianza de que las facciones fuesen dominadas, porque comprendian la dificultad de batirlas con el sistema que se observaba en su persecucion. La diputacion conoció esta calamidad que tenia ya desmayados y sin aliento á sus representados, y acudió al gobierno de S. M. pidiéndole fijara su atencion en ellos y se sirviera dictar las disposiciones que creyera convenientes para estirpar de raiz el mal que los aquejaba.

"El celoso gobierno de la nacion no podia hacerse sordo á estos clamores y fijó la vista en V. S. á cuyo carácter activo y simpático confió la árdua empresa de pacificar esta provincia. El cargo era grave y dificil, pero V. S. á fuer de militar español no retrocedió ante ninguna consideracion; vino y con la llegada renacieron la actividad y la confianza.

"Un mes escaso hace que esta corporacion tuvo el placer de recibir á V. S. á su arribo y de admirar su entusiasmo y su ardor bélico, y un mes escaso ha bastado para que las facciones desaparecieran de nuestro territorio y haya renacido la paz y la tranquilidad que tan lejanas mirábamos antes.

"Loor al caudillo que tan bien ha sabido cumplir la mision que le confiara el gobierno, que tan bien supo escoger la persona que debió pacificar nuestra provincia, y loor al bizarro ejército y decidida milicia nacional que tan bien han secundado las disposiciones de su esclarecido gefe.

"Dígnese V. S. señor brigadier, recibir el mas cordial parabien que junto con la mas sincera protesta del alto aprecio y consideracion que le merece, tiene el honor de dirigirle la diputacion de la provincia de su mando. Dios guarde etc."


Además de esto, en comunicado a los alcaldes gerundenses, la Diputación decidió ofrece al general Ríos una espada de honor como agradecimiento del país.

En el mes de noviembre le llegó el ascenso a mariscal de campo pasando a tomar el mando de las fuerzas que operaban en la provincia de Barcelona y ante la presencia, ¡todavía! de elementos facciosos en la provincia, el día veintinueve de noviembre convocó en Cardona a los principales del país para concertar una acción común contra el enemigo, respondiendo muy positivamente numerosos ayuntamientos, firmando el cuatro de diciembre en Berga un compromiso para liquidar las partidas de facciosos reaccionarios que arruinaban a Cataluña.

Así, con esta retaguardia segura, entre el doce y el veintidós de diciembre consiguió liquidar las bandas reaccionarias, causando bajas importantes entre ellas, como por ejemplo Antonio Tristanys, muerto en la acción de Casa Masana de Pinós, haciendo prisioneros y no pudiendo evitar que muchos pasasen a Francia.

Permaneció al mando de la comandancia general de Lérida, la cual le había sido conferida en propiedad por real orden de siete de noviembre anterior y que mantuvo hasta el primero de mayo que se trasladó á Valencia, para cuya capitanía general había sido nombrado segundo cabo en diecinueve de abril anterior.

Por real decreto de diecisiete de julio, fue nombrado gobernador civil interino de esa provincia y por otro de veintinueve del mismo fue agraciado con la gran cruz de Isabel la Católica. Por una real orden de ocho de agosto, se le confirió el mando de aquel distrito como capitán general interino, interinidad que duró hasta el siguiente siete de enero de 1857, que por real decreto fue confirmado como capitán general de Valencia en propiedad.

Poco después pasó a ser capitán general de Andalucía, y con este rango, en 1859 se le entregó el mando de la División de Reserva del Ejército de Operaciones en África, con la cual pasó a Marruecos, desembarcando en las proximidades de Tetuán el dieciséis de enero de 1860, combatiendo a los moros el siguiente día veintitrés, cuando atacado por un grueso contingente de enemigos "... formó algunos cuadros con los batallones que se encontraban á su lado, y encerrándose en el interior del de Cantabria, rechazó á la caballería enemiga."

El día de la batalla del cuatro de febrero, la batalla de Tetuán, se mantuvo en reserva y en la acción del veintitrés de marzo, la batalla de Wad-Ras, flanqueó por la derecha la cordillera de Sierra Bermeja, impidiendo tanto la retirada de los enemigos como el poder recibir estos fuerzas de apoyo.

Por sus méritos, ganó el empleo de teniente general.

Una vez terminada la campaña marroquí, se quedó guarneciendo la plaza y término de Tetuán, donde quiso la mala suerte que enfermara de cólera, por culpa de la cual falleció el nueve de julio de 1860, siendo su cuerpo embalsamado y trasladado a Ceuta, desde donde vía marítima partió a Barcelona en el vapor militar Edetana, ciudad a la que llegó en la mañana del día dieciséis y donde recibió sepultura.

Imagen
"...como jueces de la competición están los dioses, que, naturalmente, se pondrán de nuestra parte, ya que nuestros enemigos han jurado en falso sobre ellos, mientras que nosotros, teniendo ante nuestros ojos tanta abundancia de posesiones, nos hemos mantenido firmemente apartados de ellas en virtud de nuestro juramento a los dioses" Jenofonte - Anábasis.
Avatar de Usuario
laguno
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 4274
Registrado: 20 Jun 2010
Ubicación: En la Ciudad del Paraíso
Agradecido : 63 veces
Agradecimiento recibido: 386 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: TENIENTE GENERAL DIEGO DE LOS RÍOS RUBIO

Mensaje por laguno »

Según una carta recibida en la redacción de un periódico, esta fue la muestra de honra que se le dispensó al general Ríos en Ceuta:

Anteayer corrió la voz de que habia fallecidoe el general don Diego de los Ríos, dándose ya por cierta la noticia después de la llegada del correo de Tetuan.

Ayer mañana, á las once, llegó el vapor Barcelona, y al ver á media asta la bandera, ya creímos venia á bordo el cadáver del referido general, como así sucedió. Acompañábanle un coronel de Estado mayor, un oficial de Sanidad militar, un ayudante de campo, un oficial y 21 hombres de Infantería de marina y algunos marineros. Como debe quedar depositado en esta hasta nueva resolucion, a las seis de la tarde fué desembarcado del modo siguiente:

El féretro fué colocado en un lanchen en el que venian sobre unos 20 marineros y 4 centinelas de infantería, de marina, á la derecha dos lanchas con los señores Comandantes de marina, capitan del puerto y otros varios oficiales; a la izquierda otro lanchón con la restante fuerza que daba la guardia de honor.

En la escalera principal del muelle aguardaban los Excmos. Sres. Comandantes generales de la division y de la plaza. Colocado el cadáver sobre una mesa que habia preparada inmediata á la escalera, se le cantó un responso por la Rda. Comunidad, y enseguida marcho la comitiva en el órden siguiente: La Rda. Comunidad, los restos del espresado general en un ataud cubierto de paño negro galoneado de oro, conducido en hombros por seis marineros; los Excmos. Sres, D. Manuel Gasset, D. Bamon Gomez Pulido y todos los señores jefes y oficiales francos de servicio de la plaza y division de ocupacion, la guardia de honor de infantería de marina y un cabo y cuatro soldados de caballería, cerrando la comitiva un batallon del regimiento fijo de Ceuta y el escuadren cazadores de Mallorca.

Conducidos aquellos restos mortales á la iglesia de Ntra. Sra. del Carmen, se le cantó otro responso, siendo colocado el ataúd en el centro de la iglesia con cuatro blandones encendidos y cuatro centinelas del regimiento fijo de Ceuta que. quedó liando la guardia de honor.

Hoy se espera saber la contestacion del punto á donde debe ser conducido el cuerpo del general Rios, pues parece que su voluntad fué que no se le enterrase en Tetuan.

El cadaver fue embalsamado por los oficiales de Sanidad militar, señores Nonell y Banas, ambos catalanes"


El tratamiento dado a sus restos mortales fue bastante criticado por el pueblo barcelonés, que protestó por la forma en que habían sido desembarcados y dado sepultura en el Cementerio General de esa ciudad, sin ninguna clase de pompa fúnebre ni militar ni religiosa. Ante estas manifestaciones, las cuales se mitigarían si son devueltos a la capital, donde deberían recibir un tratamiento digno de la memoria de tan digno general.

No sé si se llegó a hacer eso, pero el siguiente día veinticuatro la prensa decía que había rumores de que sus restos iban a ser trasladados a Sevilla y se reclamaba que ya que no había tenido en la ciudad condal el recibimiento que merecía, en el caso de que fuera verdad ese traslado a Andalucía, que al menos la despedida fuera lo más honrosa posible.

Sea como fuere, en la mañana del día once de agosto "...con sencilla pero majestuosa pompa..." se oficiaron en la iglesia de Santa María del Mar las un funeral por su eterno descanso, una misa de requiem. Lo llamativo es que en dicha ceremonia es que sus paredes estaban cubiertas por paños negros y brillaban por su ausencia inscripciones y emblemas que recordasen los heroicos hechos de tan insigne militar.

Numeroso gentío acudió a dicha ceremonia, donde entre el pueblo, destacaban el gobernador civil, el alcalde de Barcelona, el general segundo cabo de la provincia, el obispo, militares de alta graduación.

En 1855, publicó una obra militar titulada El Veterano. Resumen de conocimientos útiles para la administración y gobierno de los cuerpos militares.

Contrajo matrimonio con Adelaida Nicolau y Tovar en Gerona, natural de Reus, el once de mayo de 1849, siendo testigos del enlace los primeros comandantes del regimiento de Astorga Francisco Sánchez Rincón y Eufrosio Bueno. Uno de sus hijos, Diego, ingresó en el arma de caballería en 1860.

Su hoja de servicios se halla en el AGMS, Sección 1ª, Legajo r-1220 y la de matrimonio en el AGMS, Sección 1ª, Legajo R-1222 Expediente matrimonial.

Fuentes documentales

- Partida de bautismo.
- Archivo de la Universidad de Granada, ES AUG J 134 PRINCIPAL CAJA 01365 / 019
- https://dbe.rah.es/biografias/108152/di ... 20a%C3%B1o.
- La corona de laurel, T. II, ps. 197 a 211. Manuel Ibo Alfaro. Madrid, 1861.
- La consolidación del liberalismo en la Almería Isabelina. De la regencia de María Cristina a "La Gloriosa" (1833-1868) ps. 346 y 347. José Luis Sáez Pinel. Almería, 2021.
- Diccionario biográfico de parlamentarios de Andalucía (1810-1869), T. II, p. 243. Diego Caro Cancela. Sevilla, 2010.
- Libro de desposorios de la catedral de Gerona empezado en diciembre de 1846, p. 21v.
- Periódico Almanaque del Diario de Barcelona para el año de 1861, p. 148.
- Periódico Diario de Barcelona, 16-7-1860, p. 1; 18-7-1860. p. 2; 24-7-1860, p. 3; 11-8-1860, p. 1;

- Retrato del General Diego de los Rios: Se trata de una litografía grabado sobre papel- del siglo XIX. En ella, aparte del general, aparecen la inscripción “Villegas, dibujo y litografía” y la firma de Diego de los Ríos y su rúbrica.
Esté en buen estado de conservación, tiene unas dimensiones de: 44,5 x 31,5 cms y lo podemos ver en la sala 24 del Museo de la Ciudad de Antequera (MVCA), donde se conserva a 24º de temperatura y una humedad del 50%.
Fue comprado por Ayuntamiento de Antequera a FRAME, Madrid, por 85,57 €

- La segunda imagen no tengo ni idea de donde la he sacado, pero de algún periódico debe ser.
"...como jueces de la competición están los dioses, que, naturalmente, se pondrán de nuestra parte, ya que nuestros enemigos han jurado en falso sobre ellos, mientras que nosotros, teniendo ante nuestros ojos tanta abundancia de posesiones, nos hemos mantenido firmemente apartados de ellas en virtud de nuestro juramento a los dioses" Jenofonte - Anábasis.
Avatar de Usuario
BAMCIS
Capitán
Capitán
Mensajes: 2927
Registrado: 12 Oct 2022
Agradecido : 2658 veces
Agradecimiento recibido: 2247 veces

Medallas

Parches

Re: TENIENTE GENERAL DIEGO DE LOS RÍOS RUBIO

Mensaje por BAMCIS »

laguno escribió: 29 Mar 2024en la de San Miguel de Ferradell
No se si es la misma localización, pero yo tenía el dato de esa operación en San Miguel de Terradellas no Ferradell (puedo estar equivocado o que sea el mismo lugar)
Saludos.
"Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo"
Avatar de Usuario
BAMCIS
Capitán
Capitán
Mensajes: 2927
Registrado: 12 Oct 2022
Agradecido : 2658 veces
Agradecimiento recibido: 2247 veces

Medallas

Parches

Re: TENIENTE GENERAL DIEGO DE LOS RÍOS RUBIO

Mensaje por BAMCIS »

Dejo este enlace, en el que se hace referencia a la etapa andaluza.
La consolidación del liberalismo en la Almería Isabelina. De la regencia de María Cristina a "la gloriosa" 1833-1868 de José Luis Sáez Pinel
https://books.google.es/books?id=g1ouEA ... IO&f=false
"Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo"
Avatar de Usuario
laguno
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 4274
Registrado: 20 Jun 2010
Ubicación: En la Ciudad del Paraíso
Agradecido : 63 veces
Agradecimiento recibido: 386 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Re: TENIENTE GENERAL DIEGO DE LOS RÍOS RUBIO

Mensaje por laguno »

BAMCIS escribió: 03 Abr 2024
laguno escribió: 29 Mar 2024en la de San Miguel de Ferradell
No se si es la misma localización, pero yo tenía el dato de esa operación en San Miguel de Terradellas no Ferradell (puedo estar equivocado o que sea el mismo lugar)
Saludos.
Es bastante probable que esté equivocado en el documento de donde saqué el dato. Y no me extrañaría porque a habido lugares que he buscado y no los he encontrado o después darle vueltas resultaba que el nombre estaba mal escrito.
En biografías de Prim aparece mencionada la localidad de San Miguel de Serradell.
Un saludo
"...como jueces de la competición están los dioses, que, naturalmente, se pondrán de nuestra parte, ya que nuestros enemigos han jurado en falso sobre ellos, mientras que nosotros, teniendo ante nuestros ojos tanta abundancia de posesiones, nos hemos mantenido firmemente apartados de ellas en virtud de nuestro juramento a los dioses" Jenofonte - Anábasis.
Responder

Volver a “Personajes de la Historia de España y Países Hispanohablantes”