OPERACION U-GO

EE.UU., Gran Bretaña y la Commonwealth, Japón, China, resto de Africa..etc

Moderador: Fonsado

Responder
Avatar de Usuario
julio64
Coronel
Coronel
Mensajes: 6492
Registrado: 31 Ene 2006
Ubicación: Korah
Agradecido : 23 veces
Agradecimiento recibido: 84 veces
Contactar:

Medallas

Parches

OPERACION U-GO

Mensaje por julio64 »

Operación U-GO

A principios de 1944, Japón se encontraba en una situación delicada en el frente del Pacifico, donde la presión de las tropas aliadas estaba haciendo retroceder a las tropas japonesas.

Sin embargo en Birmania la situación era más estable. Aunque el Gobierno de Londres no podía renunciar a la reconquista de Birmania para no ver disminuido su prestigio colonial, Birmania se había convertido en un frente segundario. En este marco los aliados, posicionados en sus bases de la India, estaban organizando un ejército bajo las ordenes de Lord Mountbatten, cuyo objetivo inicial era realizar una ofensiva para recuperar el control del norte de Birmania y así reabrir la carretera que unía la India con China (Burna Road) por la cual los norteamericanos estaban suministrando material a las tropas chinas de Chang Kai-Chenck hasta que los japoneses la ocuparon.

El alto mando japonés comandado por el Mariscal Masamachi Terauchi, puesto en conocimiento del aumento de actividad en el frente por parte de las unidades anglo-indias y de sus posibles planes, presumiblemente informados por miembros del Ejército Nacional Indio, planearon una ofensiva sobre la provincia India de Assan que denominaron U-GO, con la intención de :

- Aliviar la presión el sur del Pacifico.
- Echar abajo los planes de reconquista de las tropas anglo-indias de Lord Mountbatten.
- Promover un posible levantamiento de los independentistas indios que veían en las tropas japonesas a unos libertadores.

La ofensiva comenzó a principios de febrero en la línea costera de la provincia de Arakan, donde los japoneses fueron frenados por las tropas anglo-indias. A principios de marzo comenzó una segunda fase de la ofensiva que corrió a cargo del XV Ejército al mando del General Matagachi, compuesto por tres divisiones. Su objetivo era ocupar la llanura de Imphal y sus aeródromos y después avanzar hacia el centro de la provincia de Assan.

Las Divisiones XXXIII y XV se dirigieron hacia Imphal cercando al IV cuerpo del Teniente General Scoone, que aunque en un principio fueron cogidos por sorpresa ya que a su vez también estaban organizando una ofensiva, se reagruparon en puntos fortificados que fueron suministrados por aire y conteniendo el avance de las tropas japonesas.

Mientras la XXXI División del General Kotoku Sato se dirigió hacía Kohima, población al norte de Imphal, desde la que se controlaba la única carretera que unía a ésta con al India, y así cortar los posibles refuerzos y suministros hacia la zona.

Los aliados que no veían posible que los japoneses enviaran un contingente superior a un regimiento, debido a lo intrincado de la jungla que rodeaba la zona, ordenaron la defensa al Coronel Hugh Richards que disponía de unos 1.500 soldados anglo-indios para la defensa de la población.

Los ataques comenzaron el 5 de abril prolongándose hasta el día 18 del mismo mes aguantando la guarnición de Kohima los constantes ataques del XXXI División. Ésta resistencia se convirtió a su vez en el comienzo de la derrota de las tropas japonesas.

La heroica defensa de Kohima fue el comienzo de la contraofensiva aliada que se vio apoyada por una ofensiva efectuada por las tropas chino-norteamericanas bajo las órdenes del General Stilwell en China, esto hizo que las mal pertrechadas tropas japonesas comenzaran una retirada que no finalizo hasta que llegaron al río Chindwin y la llegada de los monzones.

Los japoneses no volvieron a tomar la iniciativa en el Sudeste Asiático y durante el resto de la guerra se limitaron a retrasar el mayor tiempo posible el avance de las tropas aliadas.

El número de bajas en ambos bandos fueron elevadas siendo por parte japonesas de unas 50.000 bajas y por parte de las tropas aliadas de unas 40.000 bajas.


Fuentes:

- La Segunda Guerra Mundial – Editorial Sarpe, 1982.
- La II Guerra Mundial – Editado por ABC, 1989.
- Grandes Batallas – Editorial Rombo, 1994.




[img][img]http://img83.imageshack.us/img83/4331/imphal9hn.th.jpg[/img][/img]


Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 21224
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 823 veces
Agradecimiento recibido: 969 veces

Medallas

Parches

Mensaje por Bruno Stachel »

Es curioso que las batallas de Imphal y Kohima, tan decisivas para el curso de la guerra en el Sudeste asiático, reciban tan poca atención, siendo el comienzo de la reconquista aliada de Birmania.

Por cierto, ¿se puede considerar la acción de Sato como una "traición", como opina el teniente general Iwaichi Fujiwara?
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Vonderheydte
Alferez
Alferez
Mensajes: 1649
Registrado: 13 May 2005

Parches

Mensaje por Vonderheydte »

Hola julio.
Enhorabuena por el post.
Con tu permiso me gustaría destacar la participación de unidades hindúes de Chandra Bose dentro del Ejército Imperial Japones. Su misión: el inicio (para ellos) de la liberación de su patria del yugo británico.

Imagen
Chandra Bose.

Kohima fue ocupado el 6 de abril e Imfal se encontraba rodeado. Bose comenzó inmediatamente a realizar conversaciones con el gobierno japonés sobre la administración de los territorios hindúes liberados y Tojo declaró que todos los territorios hindúes ya ocupados serían puestos bajo la administración del Gobierno Provisional que dirigía Chandra Bose. Entusiasmado Bose nombro al Ministro de Finazas Mayor-General A.C. Chatterjee, como Gobernador de la Zonas Liberadas. La bandera de India Libre ondeaba en Kohima y los primeros héroes eran condecorados. La caída de Imfal estaba cerca.

Las fuerzas de Bose pisan tierra hindú

Las fuerzas de Bose se dirigieron a Coxrown en la frontera con India. Una emotiva escena sucedió cuando las tropas hindúes ingresaron al primer territorio hindú libre. Muchos soldados besaron la tierra, gritando "Dehli Chalo" (Vamos a Dehli) algunos pusieron tierra en sus cabezas y otros lloraban de felicidad. Estaban dispuestos a desalojar a los británicos de la India, pero primero debían conquistar Imfal. Mientras tanto el Regimiento Assan, al mando del Coronel Hugh Richards, tomó posiciones al este de Kohima y fue reabastecido por aire para detener el ataque japonés de la 31 División del General Sato. Los hindúes de Richards desertaron, pero fueron reemplazados por reservas británicas lanzadas en paracaídas y resistieron casi hasta la inanición. Muchas veces los aprovisionamientos que les lanzaban por aire, caían detrás de la líneas japonesas,colera,malaria,disenteria,beri-beri


http://www.exordio.com/1939-1945/milita ... mphal.html

http://www.exordio.com/1939-1945/personajes/bose.html

Imagen


Saludos.
Avatar de Usuario
julio64
Coronel
Coronel
Mensajes: 6492
Registrado: 31 Ene 2006
Ubicación: Korah
Agradecido : 23 veces
Agradecimiento recibido: 84 veces
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por julio64 »

Bruno Stachel escribió:Es curioso que las batallas de Imphal y Kohima, tan decisivas para el curso de la guerra en el Sudeste asiático, reciban tan poca atención, siendo el comienzo de la reconquista aliada de Birmania.

Por cierto, ¿se puede considerar la acción de Sato como una "traición", como opina el teniente general Iwaichi Fujiwara?
Probablemente desde la visión de un militar japonés la retirada de las tropas ordenadas por Sato, sin ordenes superiores, se puede considerar una traición pero hay que tomar en cuenta que esas tropas fueron posteriormente utilizadas para el entorpecimiento del avance aliado.
Avatar de Usuario
malarky
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1296
Registrado: 02 Feb 2006

Medallas

Parches

Mensaje por malarky »

Excelente post :dpm:

Tienes toda la razón, pero nuestra mentalidad occidental no es aplicable a la de los mandos japoneses de la época. Incapaces de ver las ventajas de una retirada estratégica.
“El hecho de ser japonés no es un crimen, sin embargo, mi mayor crimen es ser japonés”
KAJI, La condición humana.
Avatar de Usuario
buzrak
Soldado
Soldado
Mensajes: 43
Registrado: 08 Jul 2007

Mensaje por buzrak »

Los japoneses tenian una forma característica de ver las cosas en cuanto a los movimientos tacticos se refieren.

La retirada como tal , no existia en los manuales tacticos, pues ello conllevaba el deshonor. Normalmente le daban otras acepciones a un movimiento "de retirada", para evitar mencionarlo como tal.

NO obstante prueba de la mentalidad japonesa es la aniquilacion de unidades enteras, así como los ataques banzai cuando la resistencia era desesperada antes que retirarse o rendirse.

La resistencia en algunos frentes e islas hubiera podido hacer mas daño a los aliados de haber seguido una resistencia mas duradera.
Avatar de Usuario
Tigre
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 12787
Registrado: 23 Dic 2007
Ubicación: Argentina
Agradecido : 92 veces
Agradecimiento recibido: 258 veces

Medallas

Parches

Re: OPERACION U-GO

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; un complemento a este antiguo hilo........................

Invasión japonesa de la India.

Probablemente no hay más de seis carreteras transitables en las 25.000 millas cuadradas del Frente Central en Birmania, y sólo dos vías férreas (con trochas variables). Una sube desde Calcuta, en la Bahía de Bengala, y termina en Ledo, mientras que la otra sube desde Mandalay y sirve a las antiguas bases japonesas de Mogaung y Myitkyina (ver croquis). La primera estaba en territorio aliado; la segunda en territorio dominado por los japoneses.

La evaluación del 14º Ejército sobre el próximo movimiento del enemigo resultó ser precisa. Los japoneses habían planeado un golpe sorpresa. Fue nada menos que una invasión de la India a través de Imphal y Dimapur.

El propósito japonés era triple: (1) Escalar la pared de las montañas más allá del Chindwin y caer sobre la principal base avanzada aliada en Imphal, rompiendo nuestro control sobre toda la frontera. (2 ) Asegurar la línea de la carretera de abastecimiento Imphal-Kohima, para adentrarse en la llanura de Assam y montarse a horcajadas sobre el ferrocarril Bengal-Assam. De esta manera cortarían la línea de vida del avance del general Joe Stilwell hacia Myitkyina a lo largo del valle de Mogaung y lo obligarían a regresar a Ledo. (3 ) Invadir los aeródromos de Assam e interrumpir el tráfico aéreo desde ellos sobre la "joroba" hacia China. De este modo, los japoneses secarían el flujo de petróleo que mantenía a la 14º Fuerza Aérea del General Chennault bombardeando la China ocupada y el Japón, y detendrían todo suministro de municiones a los ejércitos de Chiang Kai-shek. Con estos pocos golpes audaces, los japoneses podrían cortar todas las comunicaciones con China y obligarla a salir de la guerra.

La orden del día del General Mutaguchi (Comandante del 15º Ejército japonés) a las fuerzas de invasión japonesas al inicio de la campaña decía: "Esta operación atraerá la atención de todo el mundo y es esperada con impaciencia por cien millones de nuestros compatriotas. Su éxito tendrá un profundo efecto en "El curso de la guerra, e incluso puede conducir a su conclusión. Por lo tanto, debemos gastar cada gramo de energía y talento para lograr nuestro propósito." En consecuencia, se asignaron 100.000 tropas imperiales de primera para la tarea.

Fue en la víspera del 17 de marzo de 1944 cuando la primera columna japonesa vadeó el Chindwin por Homalin. Una segunda columna cruzó en Thaungdut, treinta millas al sur.

Por delante de las fuerzas de asalto principales, desde hacía varios días, pantallas de patrullas operaban al otro lado del río. Durante un tiempo nos engañaron en cuanto a su dirección. Mientras las columnas japonesas avanzaban a través de las montañas hacia la llanura de Imphal, sus aviones bombardearon la zona de combate.

Cinco días después de pasar el Chindwin, el ejército japonés se encontraba en la frontera de la India, contemplando Assam desde las colinas de Somra (22 de marzo). Fueron atacados por tropas británicas e indias y tuvieron que luchar para avanzar. Pero la bandera del Sol Naciente había sido izada en suelo indio por primera vez. Por segunda vez desde el Año Nuevo, Tokio se iluminó con la victoria. Esta vez la marcha sobre Delhi había comenzado realmente. Esta manifestación no dejó de tener efecto en la India.

La ofensiva japonesa se estaba desarrollando no sólo como se esperaba sino sustancialmente como se deseaba. El enemigo confiaba en una decisión rápida. Al afirmar que Imphal caería el 27 de marzo, es probable que la radio de Tokio no se adelantara al calendario del Alto Mando.

Imagen
Ofensiva japonesa, columnas de avance.........................

Fuente: Military Review. January 1946.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 12787
Registrado: 23 Dic 2007
Ubicación: Argentina
Agradecido : 92 veces
Agradecimiento recibido: 258 veces

Medallas

Parches

Re: OPERACION U-GO

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más........................

Invasión japonesa de la India.

Incluso antes de que el primer pelotón japonés cruzara el río, el General Slim tenía planes para afrontar la situación. Estos planes implicaban una retirada de ciertas áreas para concentrar nuestras fuerzas y dejar las desventajas de las comunicaciones largas y vulnerables a los japoneses en lugar de a nosotros mismos. Dispusieron la posesión de la llanura de Imphal y la negación de esa área y los alimentos que contenía a los japoneses. Uno de los requisitos era que la 17º División ejecutara una retirada.

Los retrasos causados por los ataques enemigos en la retirada de la 17º División permitieron a los japoneses penetrar profundamente por los flancos de la misma. Para hacer frente a esto, el Comandante del 4º Cuerpo ordenó a la 23º División India que ayudara en la retirada de la 17º División a lo largo de su ruta de marcha de 160 millas. Esto supuso una presión considerable para la 23º División, que ya tenía compromisos en la zona de Ukhrul, y no dejó reservas en la llanura de Imphal, pero la tarea se llevó a cabo con éxito y el riesgo que implicaba estaba justificado. Apoyada por tanques ligeros del 7º de Caballería, la 23º División atacó vigorosamente y después de intensos combates expulsó al enemigo, ayudando así materialmente a la continua marcha de la 17º División hacia Imphal.

Ahora también convergía en Imphal desde Tamu la 20º División India del Mayor General Douglas Gracey. Los Frontier Force Rifles (Fuerza de Tiradores de Frontera) cubrieron el flanco derecho de la división mientras retrocedía hacia Palel. Los japoneses los siguieron de cerca.

Uno de los principales objetivos del enemigo en este sector era el aeródromo de Palel. Lucharon duro por ello y, cuando los ataques regulares fallaron, intentaron trucos. Un dispositivo extraordinario, aparentemente diseñado por su naturaleza para crear pánico, fue marchar firmemente hacia adelante en columnas de tres. Cuando estuvieron dentro del alcance de las ametralladoras de la 20º División, fueron cortados en filas de tres.

De modo que la marcha ordenada de las divisiones de avanzada continuó hacia Imphal. Al oeste de Tamu, un rápido avance enemigo, apoyado por blindados, fue bruscamente frenado cuando los tanques del 3º de Carabineros tendieron una emboscada y golpearon al enemigo en el primer choque blindado en la frontera de Birmania. Mientras tanto, otras unidades japonesas habían llegado a la periferia de la llanura de Imphal y se encontraban a menos de ocho millas al sur de la ciudad. El asedio de Imphal había comenzado.

La ofensiva se estaba desarrollando ahora a lo largo de toda la frontera. Otro puñetazo japonés, más al norte, en dirección a Kohima, estaba siendo repelido con extraordinaria violencia.

Sería absolutamente erróneo suponer que en el curso general de la campaña el Comandante del 14º Ejército se conformó con la idea del invasor. Al contrario, él tenía la suya. Había decidido luchar contra los japoneses, no al final de una larga línea de comunicaciones británica, sino al final de una larga línea de comunicaciones japonesa. No invitó al asalto enemigo, sino que ejecutó todos los preparativos para recibirlo y romperlo.

Cuando los invasores se acercaron a Imphal, no era tanto una base fortificada en "estado de defensa" sino un poderoso trampolín ofensivo. Así resultó ser.

Los japoneses se acercaron bastante. Llegaron a posiciones tanto en las colinas sobre el aeródromo de Imphal como al noreste de la ciudad. Pero la rápida acción de la recién llegada 5º División, reforzada con tanques, los desalojó e impidió que sus armas causaran daños materiales.

La guarnición de Imphal había gastado no menos energía y talento para frustrar este propósito. Se habían reunido fuerzas de infantería, artillería, blindados y aéreas con la fuerza adecuada para hacer frente a cualquier posible amenaza. Los asaltos japoneses chocaron como olas en un mar embravecido contra las murallas de la fortaleza de Imphal; pero fueron las olas las que rompieron.

Fuente: Military Review. January 1946.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 12787
Registrado: 23 Dic 2007
Ubicación: Argentina
Agradecido : 92 veces
Agradecimiento recibido: 258 veces

Medallas

Parches

Re: OPERACION U-GO

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más........................

Invasión japonesa de la India.

Cuando los invasores avanzaron hacia la llanura, fueron recibidos por el cañoneo de cientos de artillería, tanques, ametralladoras, fusiles y granadas de la inflexible infantería. Al igual que en Arakan, los tanques infligieron daños muy graves, trepando hasta los búnkeres más altos de las laderas japonesas para destruirlos a quemarropa. Las salvas de la artillería retumbaron como truenos por los valles.

La guerra en el aire no fue menos devastadora. En la batalla de Imphal, los japoneses organizaron formaciones de cazas por primera vez en muchas semanas. Duraron un lapso bastante más corto que en Arakan. La Tercera Fuerza Aérea Táctica los arrasó de los cielos de Birmania y luego se volvió completamente para apoyar objetivos cercanos y remotos para el Decimocuarto Ejército. Dispararon y bombardearon concentraciones enemigas, depósitos, transportes, puentes, embarcaciones fluviales y locomotoras. El monzón no disminuyó en absoluto su actividad.

Por toda la Birmania controlada por el enemigo volaron los bombarderos medianos del Comando Aéreo del Este. Los "pesados" llegaron hasta Bangkok. En tres días, las operaciones aéreas estadounidenses sobre las bases aéreas japonesas inutilizaron sesenta y tres aviones enemigos en tierra. Ya en la época de Arakan habían cerrado Rangún al suministro transoceánico. Ahora nuestros aviones barrieron el Irrawaddy y el Chindwin para negar al enemigo su vital tráfico fluvial. Nunca permitieron que el ferrocarril permaneciera en pleno funcionamiento. Los resultados finales de este colapso de su logística se mostraron más tarde cuando la triunfante persecución aliada descubrió el atroz estado del ejército japonés en retirada.

Apareciendo repentinamente de las colinas de Somra, los japoneses avanzaron sobre la cresta de Kohima, cortaron todos los caminos y aislaron completamente la ciudad, ya que no había pista de aterrizaje. La guarnición de Kohima, junto con unos cientos de soldados y civiles convalecientes, un total de 3.500 hombres, resistió toda la furia de la 31º División japonesa.

Durante catorce días y catorce noches, los defensores de Kohima mantuvieron la cabeza de puente hacia la India. Sabían que llegaría ayuda, porque brigadas de veteranos de Arakan tanto de la 5º División como de la 7º División, también de la 2º División británica, habían sido trasladadas en avión a Assam y avanzaban hacia Kohima. Los Royal West Kent, después de haber aterrizado en Dimapur, pudieron abrirse paso a la fuerza antes de que los japoneses que los rodeaban cerraran la última entrada. Pero aunque se dieron cuenta del papel que se esperaba que cumplieran, muchos miembros de este devoto grupo no sobrevivieron para conocer la gloria que iban a recibir.

Al entrar en la ciudad, los japoneses pensaron que por fin habían superado a la guarnición, sólo para experimentar una vez más el espíritu obstinado e insaciable de las tropas británicas e indias que disputaban cada centímetro de terreno. Tan costoso fue el asalto diurno de los defensores que los japoneses abandonaron todas las horas de sol a los cañones y sólo enviaron a su infantería bajo el manto de la noche.

Pero la defensa de Kohima fue el preludio de una lucha aún más sangrienta: su liberación. El Teniente General Sir Montague Stopford estaba trayendo su 33º Cuerpo Indio desde el otro lado de la India hacia la batalla. Las órdenes de Stopford eran (1) levantar el asedio de Kohima y (2) avanzar hacia el sur por la carretera de Imphal para establecer contacto con el 4º Cuerpo.

Fuente: Military Review. January 1946.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 12787
Registrado: 23 Dic 2007
Ubicación: Argentina
Agradecido : 92 veces
Agradecimiento recibido: 258 veces

Medallas

Parches

Re: OPERACION U-GO

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más........................

Invasión japonesa de la India.

No se han librado batallas más feroces en ningún frente que las que siguieron. La terrible experiencia de Kohima había entrado en su tercera semana antes de que pudieran llegar los primeros refuerzos, arrastrándose por el único nullah [barranco] que daba acceso a la guarnición. Más tarde, las fuerzas de socorro abrieron una brecha entre el enemigo lo suficientemente amplia como para evacuar a los heridos más graves.

La batalla estaba lejos de terminar. Los japoneses todavía tenían fuerzas suficientes para lanzar un último y furioso esfuerzo total para capturar la ciudad. Mientras esta costosa batalla se libraba alrededor de Kohima, en los flancos se desarrollaban acciones igualmente enérgicas. Para protegerse contra un movimiento envolvente desde las colinas de Naga y amenazar las propias líneas de comunicación de los japoneses, se había enviado a la 23ª Brigada de Infantería británica a peinar las tierras circundantes, que desde entonces han sido descritas como las más salvajes y sin caminos del Himalaya.

La brigada fue abastecida por el infalible aire. Recogían sus raciones en los claros de la jungla, y a veces luchaban con el enemigo por la posesión. Escalaron acantilados, abrieron corredores a lo largo de precipicios, salvaron abismos con troncos individuales, arrastraron a sus animales de carga hasta el vientre a través del barro y se sumergieron en ríos inundados para recuperar preciosas provisiones arrastradas por las cargas de las mulas. Con emboscadas, marchas nocturnas y la versión chindit del truco indio con la cuerda, engañaron a los japoneses y les cobraron un precio de diez a uno en bajas.

Todos los esfuerzos del enemigo por recuperar Kohima habían sido destrozados, aunque los caminos que conducían hacia el sur permanecieron bajo su fuego durante varios días más. Con la excepción de los puntos fuertes enemigos que aún resistían en la villa Naga, a la izquierda de la carretera, y en Aradura Hill, a la derecha, el último japonés salió de la elaborada red de búnkeres en Kohima Ridge el 14 de mayo, poniendo así fin a un combate ininterrumpido de cuarenta días y noches que costó al enemigo 4.000 muertos. Fueron necesarias otras seis semanas de intensos combates por parte de las tropas punjabíes y gurkhas para eliminar por completo al enemigo. Nuestras propias pérdidas no fueron leves e incluyeron una alta proporción de oficiales.

En la llanura de Imphal, el 4º Cuerpo también había completado su tarea. La avalancha de fuego que habían arrojado sobre los invasores una vez que abandonaron la protección de las colinas había sido tan demoledora que rápidamente retrocedieron y se atrincheraron en refugios en las laderas de las colinas. Los bombarderos en picado, con artillería y tanques aliados batieron incesantemente estas posiciones hasta que la infantería se acercó para destruirlas. La palabra es cierta, porque a finales de mayo no quedaba ni un solo soldado japonés sobre la superficie en las 700 millas cuadradas de la llanura. Para nosotros la crisis de la Batalla del Frente Central ya había pasado. Para el enemigo estaba comenzando.

Fuente: Military Review. January 1946.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 12787
Registrado: 23 Dic 2007
Ubicación: Argentina
Agradecido : 92 veces
Agradecimiento recibido: 258 veces

Medallas

Parches

Re: OPERACION U-GO

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más........................

Invasión japonesa de la India.

La ruptura de Kohima fue impresionante. Los blindados y la infantería avanzaron bajo la cortina de humo y fuego de cañones y morteros,
bombarderos en picado y cazas. El enemigo estaba ahora a la defensiva en todas partes. Su ejército, muy reducido, estaba esparcido a lo largo de la ruta de Imphal, aunque su control en ambos extremos se estaba rompiendo.

La situación del enemigo se deterioró en todas partes. Nuestros aviones y columnas de asalto habían perturbado tanto sus líneas de comunicación que el suministro de regimientos enteros simplemente cesó. El japonés, ese soldado legendario que debía vivir de un puñado de arroz que llevaba colgado al cuello de una bolsita de raciones, empezó en realidad a no tener otra ración. Se arrastraron, moribundos, hasta los pies de los gigantescos ídolos de mármol y láminas de oro de los templos budistas para acabar con la vida. E, irónicamente, muchos murieron de hambre con bolsas llenas de arroz alrededor de sus demacrados cuellos, arroz que no podían comer.

El último de los invasores salió tambaleándose de la India el 25 de agosto. Las columnas avanzadas del Decimocuarto Ejército llegaron al río Chindwin en un amplio frente unos días después. Sittaung y Thaungdut fueron ocupadas el 04 de septiembre.

Durante toda la campaña de Birmania de 1944, el Decimocuarto Ejército y el Comando Aéreo del Este habían aniquilado cinco divisiones japonesas e infligido terribles pérdidas a otras, además de tomar más prisioneros que en cualquier campaña anterior. La India estaba a salvo y el poder del enemigo en Birmania estaba destrozado. Desde el aire había sido desterrado por completo, y en el mar la Flota Oriental navegó por el Océano Índico sin oposición.

Fuente: Military Review. January 1946.

Es todo. Saludos. Raúl M :carapoker:.
Responder

Volver a “Frente del Pacífico y resto de frentes”