La operación Berlín, 1941

Operaciones navales.

Moderador: pepero

Responder
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22356
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1324 veces

Medallas

Parches

La operación Berlín, 1941

Mensaje por Bruno Stachel »

Fuente https://en.wikipedia.org/wiki/Operation ... (Atlantic)

La Kriegsmarine estudió antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial atacar los mercantes aliados en caso de guerra. Según estos planes, los buques de guerra se utilizarían contra la navegación en alta mar y los submarinos y aviones atacarían cerca de las costas aliadas. Los buques corsarios debían desplazarse ampliamente, realizar ataques sorpresa y luego trasladarse a otras áreas. Debían contar con el apoyo de barcos de suministro que se posicionarían previamente antes del inicio de las operaciones. El gran almirante Erich Raeder, comandante de la Kriegsmarine, estaba decidido a incluir los acorazados en estos ataques. Creía que la decisión de la Armada Imperial alemana de no utilizar sus acorazados de manera agresiva durante la Primera Guerra Mundial fue un error y quería evitar que esto se repitiera. Para conservar el pequeño número de acorazados y otros buques de guerra importantes de la Kriegsmarine durante el mayor tiempo posible, los planes de la marina especificaban que los corsarios atacarían a los buques mercantes y evitarían el combate con los buques de guerra aliados.

La Royal Navy anticipó las intenciones de Alemania y adoptó sus propios planes para instituir convoyes para proteger el transporte marítimo mercante y desplegar cruceros para detectar intentos de buques de guerra alemanes de irrumpir en el océano Atlántico. Estas incluyeron el inicio de patrullas de cruceros en las aguas entre Groenlandia y Escocia a través de las cuales los asaltantes alemanes tendrían que pasar para ingresar al Atlántico después del estallido de la guerra. La Home Fleet, la principal fuerza de batalla británica en el Atlántico Norte, debía localizar e interceptar los buques de guerra alemanes en la zona. Desde el 20 de diciembre de 1940 estuvo al mando del almirante John Tovey.

Los dos acorazados clase Scharnhorst (a veces clasificados como cruceros de batalla), Scharnhorst y Gneisenau, estaban listos para el combate al comienzo de la guerra en 1939. Las funciones previstas para estos acorazados cuando fueron diseñados a principios de la década de 1930 incluían ataques a convoyes. Estaban fuertemente blindados y eran más rápidos que los cruceros de batalla de la Royal Navy. Su armamento principal eran nueve cañones de 280 mm, que eran inferiores a los cañones de 380 mm que armaban a la mayoría de los acorazados británicos. Los acorazados de clase Scharnhorst eran capaces de navegar 14.520 km a 17 nudos (31 km/h). Esto era insuficiente para incursiones prolongadas y significaba que necesitaban repostar periódicamente desde los barcos de suministro.

Los Scharnhorst llevaron a cabo su primera incursión a finales de noviembre de 1939. Durante esta operación hundieron el mercante armado HMS Rawalpindi entre Islandia y las Islas Feroe el 23 de noviembre. Ambos acorazados, acompañados por el crucero pesado Admiral Hipper y dos destructores, partieron para atacar convoyes que viajaban entre las Islas Shetland y Noruega el 18 de febrero de 1940. Esta fuerza fue detectada por los británicos poco después de zarpar y la Home Fleet intentó interceptarla. No se produjo ningún combate y los barcos alemanes regresaron a puerto sin haber encontrado ningún barco británico el 20 de febrero.

Imagen
Una maqueta del HMS Rawalpindi.
https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Rawalpindi

En abril de 1940 los Scharnhorst participaron en la invasión de Noruega. Formaron el elemento más poderoso del grupo de batalla bajo el mando del vicealmirante Günther Lütjens que sirvió como fuerza de cobertura para proteger al resto de la flota de invasión alemana de los contraataques de la Royal Navy. El 9 de abril se encontraron con el crucero de batalla HMS Renown frente a las islas Lofoten. Ambos barcos alemanes resultaron dañados en la batalla, lo que llevó a Lütjens a retirarse y regresar a Alemania. Los acorazados partieron nuevamente el 4 de junio para atacar los barcos aliados cerca de Narvik, en el norte de Noruega. El 8 de junio hundieron el transporte de tropas SS Orama, así como el portaaviones HMS Glorious y los dos destructores que lo escoltaban. Un destructor torpedeó al Scharnhorst durante esta acción, provocando daños que tardaron seis meses en repararse. El 20 de junio, el Gneisenau participó en una salida desde Trondheim. Ese día fue torpedeado por el submarino HMS Clyde. La explosión del torpedo provocó grandes agujeros en su proa que requirieron largas reparaciones en Alemania.

Las reparaciones del Scharnhorst se completaron en gran medida a finales de noviembre de 1940 y el Gneisenau volvió a entrar en servicio a principios de diciembre. Los barcos entrenaron juntos en el Mar Báltico durante el mes de diciembre. Después de que el Scharnhorst completara el último elemento de sus reparaciones, el 23 de diciembre se evaluó que ambos acorazados estaban listos para otra incursión.

En agosto de 1940 Hitler ordenó una intensificación de los ataques contra la navegación aliada en el Atlántico. La Kriegsmarine comenzó a enviar al Atlántico sus principales buques de guerra que habían sobrevivido a la campaña noruega en octubre. El crucero pesado Admiral Scheer zarpó durante ese mes y llevó a cabo una incursión exitosa que duró hasta marzo de 1941. El Admiral Hipper realizó una incursión fallida desde Alemania hacia el Atlántico durante diciembre que terminó en Brest, en la Francia ocupada. Durante esta operación, el Hipper atacó el convoy WS 5A el 25 de diciembre y dañó dos transportes antes de ser forzado a retirarse por cruceros británicos que lo escoltaban. Seis corsarios alemanes también operaron contra el transporte marítimo aliado en los océanos Atlántico Sur, Índico y Pacífico. El ataque al Convoy WS 5A demostró que los corsarios representaban una seria amenaza para el transporte marítimo en el Atlántico Norte y, desde principios de 1941, el Almirantazgo británico asignó acorazados para escoltar los convoyes que se dirigían al Reino Unido siempre que fuera posible. Los convoyes en dirección oeste carecían de esta protección y estaban dispersos en medio del Atlántico.


Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22356
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1324 veces

Medallas

Parches

Re: La operación Berlín, 1941

Mensaje por Bruno Stachel »

Primer intento
Los acorazados de la clase Scharnhorst fueron seleccionados para la siguiente incursión, denominada Operación Berlín. Su objetivo era que los barcos se adentraran en el Atlántico y operaran juntos para atacar el transporte marítimo aliado. Su objetivo principal era interceptar uno de los convoyes HX que navegaban regularmente desde Halifax en Canadá hacia el Reino Unido. Estos convoyes eran un elemento clave de la línea de suministro aliada al Reino Unido, y los alemanes esperaban que los acorazados pudieran abrumar a la escolta del convoy y luego hundir un gran número de mercantes. Raeder ordenó a los acorazados que pusieran fin a su incursión atracando en Brest, que había sido seleccionada como base principal de la Kriegsmarine en octubre de 1940. Las órdenes de la operación prohibían ataques a convoyes escoltados por fuerzas de igual fuerza, como los acorazados británicos. Esto se debió a que sería necesario abandonar la incursión si el Scharnhorst o el Gneisenau sufrían daños importantes. Lütjens, que había sido nombrado comandante de la Kriegsmarine en julio de 1940 y ascendido a almirante en septiembre de ese año, comandaba el grupo de batalla.

Se enviaron siete barcos de suministros al Atlántico antes del comienzo de la Operación Berlín para apoyar a los dos asaltantes. Los planes para la operación también exigían que el almirante Hipper saliera de Brest y atacara las rutas de los convoyes entre Gibraltar, Sierra Leona y el Reino Unido. Además de causar más bajas, se esperaba que el crucero desviara a las fuerzas británicas del área de operaciones de Lütjens.

En ese momento, el servicio de inteligencia B-Dienst proporcionaba a los barcos corsarios información general sobre la posición de los barcos aliados. Sin embargo, en general el servicio no pudo transmitir inteligencia procesable, ya que no pudo descifrar los mensajes de radio interceptados. Cada corsario embarcó un destacamento B-Dienst que seguía las comunicaciones de radio aliadas y utilizaba técnicas de radiogoniometría para localizar convoyes y buques de guerra. Los alemanes tenían poca información sobre las fechas en las que zarpaban los convoyes aliados o las rutas que tomaban. Esto dificultó que los corsarios se posicionaran en el camino de los convoyes.

La Operación Berlín comenzó el 28 de diciembre de 1940. El Scharnhorst y el Gneisenau zarparon de Kiel ese día, con Lütjens al mando de la fuerza desde este último barco. La incursión tuvo que abandonarse antes de que los acorazados entraran en el Atlántico cuando el Gneisenau resultó dañado por una tormenta frente a Noruega el 30 de diciembre. Lütjens inicialmente llevó los barcos a Korsfjord en Noruega y planeó reparar el Gneisenau en Trondheim, pero se le ordenó regresar a Alemania. Ambos barcos llegaron a Gotenhafen el 2 de enero. El Gneisenau fue trasladado a Kiel para su reparación. Durante este período, los acorazados recibieron cañones antiaéreos adicionales de pequeño calibre.

Imagen
El Vicealmirante Günther Lütjens en abril de 1940
https://en.wikipedia.org/wiki/Operation ... (Atlantic)
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22356
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1324 veces

Medallas

Parches

Re: La operación Berlín, 1941

Mensaje por Bruno Stachel »

Entrada en el Atlántico

El Scharnhorst y el Gneisenau zarparon de nuevo desde Kiel a las 4:00 am del 22 de enero de 1941. Esa mañana se dirigieron hacia el norte y atravesaron la cadena de islas del Gran Cinturón en la Dinamarca controlada por los alemanes. Esto expuso a los acorazados a los agentes aliados en la costa, pero fue necesario ya que el canal estaba cubierto de capas de hielo de 300 mm de espesor. El grupo de batalla llegó a Skagen, en el extremo norte de Dinamarca, la tarde del 23 de enero, donde se reuniría con una flotilla de torpederos que lo escoltarían a través de campos minados entre Dinamarca y Noruega. Los torpederos tardaron en abandonar el puerto y la fuerza de Lütjens no reanudó su marcha hasta el amanecer del 25 de enero.

A partir de la información obtenida mediante el análisis del tráfico de las señales de radio alemanas, los británicos habían llegado a la conclusión de que los principales buques de guerra alemanes estaban a punto de hacerse a la mar; La información obtenida al descifrar códigos alemanes no proporcionó ninguna información sobre la operación Berlín ya que los británicos no pudieron descifrar los códigos de la Kriegsmarine en ese momento. El 20 de enero, el Almirantazgo advirtió a la Home Fleet que era probable otra incursión alemana. Tovey envió inmediatamente dos cruceros pesados para reforzar las patrullas entre la Islandia ocupada por los aliados y las Islas Feroe. El 23 de enero, el agregado naval británico en Suecia transmitió un informe de agentes en Dinamarca de que se habían avistado acorazados alemanes pasando por el Gran Belt. Esta información le fue proporcionada a Tovey durante la tarde del 25 de enero.

El cuerpo principal de la Home Fleet partió de su base en Scapa Flow a la medianoche del 25 de enero con destino a una posición a 190 kilómetros al sur de Islandia. Estaba compuesto por los acorazados HMS Nelson (el buque insignia de Tovey) y HMS Rodney, el crucero de batalla HMS Repulse, ocho cruceros y once destructores. También se intensificaron las patrullas aéreas en las aguas entre Islandia y las Islas Feroe. Algunos de los barcos de la Home Fleet fueron separados para repostar combustible el 27 de enero. La Kriegsmarine esperaba este despliegue y estacionó ocho submarinos al sur de Islandia para atacar a la Home Fleet. Sólo uno de estos submarinos avistó buques de guerra británicos y no pudo alcanzar una posición desde la cual pudieran ser atacados.

El grupo de batalla alemán entró en el Mar del Norte el 26 de enero. Lütjens se inclinó por repostar en el petrolero Adria, que estaba estacionado en el Océano Ártico antes de intentar entrar en el Atlántico. Sin embargo, decidió proceder directamente al sur de Islandia después de recibir un pronóstico del tiempo que predecía tormentas de nieve en esa zona; esto ocultaría los acorazados a los británicos. Poco antes del amanecer del 28 de enero, los dos acorazados alemanes detectaron por radar al crucero HMS Naiad y a otro crucero al sur de Islandia. La tripulación del Naiad avistó dos grandes buques seis minutos después. Lütjens carecía de información sobre si el resto de la Home Fleet estaba en el mar y decidió interrumpir este intento de entrar en el Atlántico. El grupo de batalla evadió a los británicos girando hacia el noreste y operando en el Mar de Noruega al norte del círculo polar ártico. Uno de los dos aviones del Gneisenau fue enviado a Trondheim el 28 de enero con un informe sobre los acontecimientos del día y no regresó a su barco. Tovey ordenó a sus cruceros que buscaran a los asaltantes y movió sus acorazados y cruceros de batalla para interceptarlos, pero no se recuperó el contacto. Después de concluir que es posible que Naiad no haya avistado buques de guerra alemanes, Tovey navegó hacia el oeste para proteger un convoy y regresó a Scapa Flow el 30 de enero. El Admiral Hipper partió de Brest el 1 de febrero para comenzar su incursión.

Después de repostar combustible desde Adria en el Océano Ártico, al noreste de la isla Jan Mayen, Lütjens intentó ingresar al Atlántico a través del Estrecho de Dinamarca al norte de Islandia. Los acorazados atravesaron el estrecho sin ser detectados en la noche del 3 al 4 de febrero. Repostaron nuevamente desde el barco de suministros Schlettstadt frente al sur de Groenlandia los días 5 y 6 de febrero.

Imagen
Un mapa que muestra las operaciones de los Admiral Scheer, Admiral Hipper, Scharnhorst y Gneisenau en el Atlántico entre enero y mayo de 1941.
https://en.wikipedia.org/wiki/Operation ... (Atlantic)
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22356
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1324 veces

Medallas

Parches

Re: La operación Berlín, 1941

Mensaje por Bruno Stachel »

Operaciones iniciales en el Atlántico
Desde el 6 de febrero Lütjens buscó a los convoyes HX. Sabía que dos acorazados británicos habían tenido base en Canadá para escoltar a los convoyes en dirección este, pero creía que sólo cubrirían la primera parte del viaje antes de regresar para recoger otro convoy. En consecuencia, la fuerza alemana operó al este de lo que Lütjens creía que era el límite de las escoltas de los acorazados. El convoy HX 106 fue avistado al amanecer del 8 de febrero, aproximadamente a 1.100 km al este de Halifax. Sin que los alemanes lo supieran, la escolta de este convoy incluía el antiguo acorazado HMS Ramillies.

Los acorazados alemanes se separaron para atacar el convoy, con el Scharnhorst acercándose desde el sur y el Gneisenau desde el noroeste. El Scharnhorst avistó al Ramillies a las 9:47 e informó de ello al buque insignia. De acuerdo con sus órdenes de evitar enfrentamientos con poderosas fuerzas enemigas, Lütjens canceló el ataque. Antes de recibir instrucciones de separarse, el oficial al mando del Scharnhorst, el capitán Kurt-Caesar Hoffmann, acercó su barco a 19 kilómetros del convoy en un intento de alejar al Ramillies para que el Gneisenau pudiera realizar atacar los mercantes. Esto violó la orden de no enfrentarse a buques de guerra de igual fuerza, y Lütjens reprendió a Hoffmann por radio cuando los dos acorazados se encontraron esa noche.

La tripulación del acorazado británico avistó uno de los barcos alemanes desde una gran distancia y lo identificó erróneamente como probablemente un crucero clase Admiral Hipper. Tovey juzgó que el barco era el Admiral Hipper o el Admiral Scheer, y navegó con todos los barcos disponibles para interceptarlo si regresaba a Alemania o Francia. Estos barcos se organizaron en tres poderosas fuerzas desde la tarde del 9 de febrero y también se llevaron a cabo patrullas aéreas. La Fuerza H, una poderosa formación con base en Gibraltar que estaba comandada por el vicealmirante James Somerville e incluía al Renown y al portaaviones HMS Ark Royal, también recibió la orden de proteger los convoyes en el Atlántico Norte. Zarpó de Gibraltar para hacerlo el 12 de febrero, y regresó a dicho puerto el día 25 del mismo mes.

En la mañana del 9 de febrero se informó a Lütjens que los mensajes de radio británicos interceptados indicaban que sus barcos habían sido avistados el día anterior. Lütjens consideró que los británicos ahora asignarían fuertes escoltas a todos los convoyes en el área y decidió interrumpir las operaciones durante varios días con la esperanza de que los ataques del Hipper desviaran las fuerzas británicas a otra parte. El grupo de batalla alemán regresó a las aguas del sur de Groenlandia y permaneció allí hasta el 17 de febrero. Soportó una fuerte tormenta el 12 de febrero que dañó muchas de las torretas del Scharnhorst; se necesitaron tres días para volverlas a poner en servicio. Los motores de Gneisenau también se contaminaron con agua de mar y tuvieron que ser reparados. Los acorazados repostaron combustible en Schlettstadt y en el petrolero Esso Hamburg los días 14 y 15 de febrero. Durante este período el Hipper atacó un convoy sin escolta el 12 de febrero y hundió siete barcos. Luego, el crucero regresó a Brest el 15 de febrero. El Hipper tenía previsto realizar otra incursión en apoyo de la operación Berlín después de cargar más municiones. Este ataque fue cancelado después de que dañara una hélice de una barcaza hundida en el puerto de Brest y no pudiera navegar hasta que recibiera un reemplazo de Kiel.

El grupo de batalla regresó a la ruta entre Halifax y el Reino Unido el 17 de febrero. Lütjens decidió operar entre los meridianos 55 y 45 oeste, que estaban al oeste de donde había encontrado el HX 106, con la creencia correcta de que los barcos aliados allí no estaban tan bien escoltados. Esperaba encontrar uno de los convoyes HX regulares o un convoy especial que el agregado naval alemán en Washington, D.C. había informado que se esperaba que partiera de Halifax el 15 de febrero. Un mercante que navegaba de forma independiente fue avistado el 17 de febrero, pero no fue atacado porque Lütjens no quería arriesgarse a alertar a los convoyes cercanos. Poco después del amanecer del 22 de febrero, los acorazados alemanes encontraron varios barcos que navegaban hacia el oeste desde un convoy recientemente disperso a 800 km al este de Terranova. Se hundieron cinco buques por un total de 25.784 toneladas. Un total de 187 supervivientes fueron rescatados. Los acorazados interfirieron las transmisiones de radio de los buques mercantes cuando se acercaron a ellos. Sin embargo, uno de los barcos pudo transmitir un informe de avistamiento después de ser atacado por un avión que había sido lanzado desde los acorazados. El mensaje fue recibido por una estación de radio en Cape Race, en Terranova, y rápidamente la pasó al Almirantazgo. Esta fue la primera vez que supo sobre la presencia de los acorazados en el Atlántico occidental. Lütjens consideró que los aliados ahora desviarían el transporte marítimo de la zona y buscarían sus barcos. En consecuencia, decidió trasladar sus operaciones al Atlántico oriental y atacar los convoyes del SL que viajaban entre Sierra Leona y el Reino Unido.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22356
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1324 veces

Medallas

Parches

Re: La operación Berlín, 1941

Mensaje por Bruno Stachel »

África occidental
A partir del 22 de febrero los barcos alemanes navegaron hacia el sur. Repostaron combustible en los petroleros Ermland y Fredric Breme entre el 26 y el 28 de febrero y luego giraron hacia el sureste. Los barcos buscaron un convoy SL que Lütjens esperaba encontrar el 5 de marzo, pero sin éxito. El almirante esperaba utilizar los aviones de los acorazados en la búsqueda, pero dos de los tres estaban inservibles y sin posibilidad de reparación y el otro no era mecánicamente fiable. Al día siguiente, el grupo de batalla se reunió con el submarino U-124 frente a África occidental. El comandante del submarino, el kapitänleutnant Georg-Wilhelm Schulz, proporcionó a Lütjens información sobre la situación en la zona.

El 7 de marzo un avión del acorazado HMS Malaya, que formaba parte de la escolta del Convoy SL 67, avistó los acorazados alemanes a unos 560 km al norte de las islas de Cabo Verde. Los acorazados avistaron el convoy ese mismo día a 80 kms al noreste de Cabo Verde, pero Lütjens decidió no atacarlo después de que el Malaya fuera identificado. Lütjens alertó a los submarinos cercanos sobre la ubicación del convoy. Se desarrolló un plan que implicaba que los submarinos hundieran el Malaya y los acorazados atacaran luego a los mercantes. Dos submarinos tendieron una emboscada al convoy esa noche y hundieron cinco barcos. Sin embargo, no dañaron al Malaya. Los acorazados alemanes buscaron el convoy el 8 de marzo y lo encontraron a las 13:30 . Lütjens intentó atacar a las 17:30, pero se detuvo a gran velocidad cuando Malaya fue identificada. Los británicos no pudieron perseguir a los barcos alemanes más rápidos. La Fuerza H partió de Gibraltar el 8 de marzo y escoltó al Convoy SL 67 hasta mediados de marzo.

Tras el encuentro con el SL 67, Lütjens decidió regresar a la ruta del convoy entre Halifax y el Reino Unido. Mientras navegaba hacia el noroeste, el Scharnhorst hundió al mercante SS Marathon el 9 de marzo. En ese momento, ambos acorazados sufrían de graves problemas mecánicos. Algunos de los sistemas auxiliares del Gneisenau necesitaban un mantenimiento que se estimaba que tardaría cuatro semanas en completarse. El Scharnhorst estaba en peores condiciones, ya que los sobrecalentadores de su caldera estaban defectuosos y las tuberías que transportaban el vapor alrededor de las máquinas estaban dañadas. Los acorazados repostaron combustible y recibieron provisiones de los buques de suministro Ermland y Uckermark durante los días 11 y 12 de marzo. Lütjens retuvo ambos buques con el grupo de batalla para ampliar el área que podía buscar a medida que avanzaba hacia el norte. Juntos, pudieron buscar envíos a lo largo de un frente de 190 kilómetros).

Los barcos de la Home Fleet fueron de nuevo retirados en respuesta a la presencia de los acorazados alemanes en el Atlántico. Los acorazados HMS King George V y Rodney fueron asignados para escoltar los convoyes que partían de Halifax los días 17 y 21 de marzo. Tovey se hizo a la mar en Nelson que, acompañado por el crucero HMS Nigeria y dos destructores, tomó una posición al sur de Islandia para interceptar a cualquier asaltante que intentara regresar a Alemania.

La fuerza alemana se encontró con buques mercantes aliados al sur de Cape Race los días 15 y 16 de marzo. Durante el 15 de marzo, el Gneisenau hundió tres petroleros del Convoy HX 114. Otros tres, el Bianca, el San Casimiro y el Polykarp, fueron capturados y enviados a la Europa ocupada bajo el control de tripulaciones de presa. Al día siguiente, los dos acorazados hundieron diez mercantes de convoyes recientemente dispersados en dirección oeste. Muchos de los barcos aliados enviaron informes de contacto y el Rodney avistó al Gneisenau mientras rescataba a los supervivientes de uno de los barcos que había hundido la noche del 16 de marzo. Ek Gneisenau logró escapar del acorazado británico, más lento pero mejor armado. La tripulación del Rodney vio al Gneisenau pero no lo identificó. Esa noche se enteraron de la identidad del buque de guerra gracias a los supervivientes de un barco hundido. Mientras tanto, el Hipper partió de Brest el 15 de marzo para regresar a Alemania a través del Atlántico Norte y el Estrecho de Dinamarca.

Los británicos modificaron sus disposiciones tras los ataques del 15 y 16 de marzo. El Almirantazgo no tenía ninguna información sobre las intenciones de Lütjens y consideró que su fuerza probablemente intentaría regresar a Alemania a través de una de las rutas frente a Islandia. El rey Jorge V fue enviado desde Halifax para patrullar la zona donde se habían hundido los barcos mercantes, pero no se encontró con los acorazados alemanes. Tovey reforzó las patrullas de cruceros de la Home Fleet en las posibles rutas de regreso alemanas y permaneció al sur de Islandia con gran parte de su flota. El Almirantazgo también ordenó a la Fuerza H que operara en el Atlántico Norte. El Mando Costero de la RAF llevó a cabo patrullas aéreas intensivas en el Estrecho de Dinamarca y las aguas entre Islandia y las Islas Feroe entre el 17 y el 20 de marzo.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Responder

Volver a “Frente Naval”